PUBLICIDAD
Última actualización web: 30/06/2022

Cuidados de la enfermera especialista en salud mental a madres con depresión posparto

Autor/autores: Carmen Pérez García
Fecha Publicación: 22/12/2015
Área temática: Enfermería .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El periodo posparto se considera una etapa de mayor riesgo para la aparición de trastornos del estado de ánimo. Las investigaciones han demostrado que una mujer es significativamente más propensa a ingresar en un hospital psiquiátrico en las primeras 4 semanas después del parto que en cualquier otro momento de su vida y hasta el 12, 5% de todos los ingresos de mujeres en hospitales psiquiátricos se producen durante el posparto. La depresión posparto está reconocida como un trastorno depresivo mayor que ocurre dentro del primer año después del parto. Forma parte de los trastornos afectivos o del estado de ánimo, tanto en el DSM-IV como en la CIE-10. Ha sido relacionada con causas de naturaleza bioquímica, psicológica, psiquiátrica, psicosocial y con aspectos sociodemográficos y de comorbilidad.

Debido a que la depresión posparto es un problema de salud importante para muchas mujeres, pudiendo causar deterioro en la interacción materno-infantil, consideramos que es necesario la actuación de la Enfermera Especialista en Salud Mental para proporcionar cuidados y apoyo emocional a la madre que se encuentra en una etapa de transición con miedos y dudas sobre lo que está sucediendo en esta nueva etapa de su vida, y además explicar a la familia sobre esta situación para lograr que todos comprendan la enfermedad. Los objetivos que se pretenden con este protocolo es dar a conocer las intervenciones de tratamiento eficaces que pueden aplicar las Enfermeras Especialistas en Salud Mental en la práctica clínica para atender a mujeres con depresión postparto.

Palabras clave: cuidados, depresión posparto, enfermería, salud mental

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-5116

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

CUIDADOS DE LA ENFERMERA ESPECIALISTA EN SALUD MENTAL A MADRES CON DEPRESIÓN POSPARTO
AUTORES: Garzón Boch, Clara; Buzón Romero, Margarita ; Barrios Sánchez, Mª José ;
Pérez García, Carmen. Enfermeras Especialistas en Salud Mental.

Palabras claves: depresión
posparto, enfermería, salud mental,
cuidados.

ANTECEDENTES:
El periodo posparto se considera una etapa de mayor riesgo para la aparición de trastornos del estado de
ánimo. Las investigaciones han demostrado que una mujer es significativamente más propensa a ingresar
en un hospital psiquiátrico en las primeras 4 semanas después del parto que en cualquier otro momento
de su vida y hasta el 12, 5% de todos los ingresos de mujeres en hospitales psiquiátricos se producen
durante el posparto. 1
La depresión posparto está reconocida como un trastorno depresivo mayor que ocurre dentro del primer
año después del parto. Forma parte de los trastornos afectivos o del estado de ánimo, tanto en el DSM-IV
como en la CIE-10. 1 Los síntomas incluyen: sentimiento de fracaso como madre, sentimiento de pánico,
pérdida del apetito, miedo a autolesionarse o causar daños al bebé, sentimiento de culpabilidad,
sentimientos de angustia e inseguridad , sentirse desbordada, llorar con frecuencia, dificultad para dormir,
estar enfadada, sentimiento de soledad, incapaz de tomar decisiones, dificultad para concentrarse y
pensamientos de que el bebé estaría mejor sin ella. 2 Ha sido relacionada con causas de naturaleza
bioquímica, psicológica, psiquiátrica, psicosocial y con aspectos sociodemográficos y de comorbilidad. 3
Según los estudios epidemiológicos y los metaanálisis de estudios predictivos, los predictores más fuertes
de la depresión posparto son: la depresión y ansiedad prenatal, la historia personal y antecedentes
familiares de depresión, el estrés y la falta de apoyo social1.
Los objetivos que se pretenden con este protocolo es dar a conocer las intervenciones de tratamiento
eficaces que pueden aplicar las Enfermeras Especialistas en Salud Mental en la práctica clínica para
atender a mujeres con depresión postparto.

INTERVENCIONES:
Para la prevención de la depresión posparto se debe proporcionar una atención individualizada
y flexible durante el posparto, basada en la identificación de los síntomas depresivos y en las
preferencias de la madre.
El profesional de Enfermería Especialista en Salud Mental deberá1:
Proporcionar intervenciones semanales de apoyo y valoraciones continuadas centradas en las
necesidades de salud mental de las madres puérperas que experimentan síntomas depresivos.
Facilitar a las madres puérperas con síntomas depresivos la participación en grupos de
Apoyo,
Apoyo valorándose la idoneidad de la modalidad de grupo para cada paciente.
Facilitar la participación de las parejas y los miembros de la familia en los cuidados posparto
de las madres que experimentan síntomas depresivos, según corresponda. Los familiares
pueden desempeñar un papel importante en la detección de la depresión posparto, siendo el
apoyo de la pareja especialmente importante.
Promover actividades de autocuidado entre las madres para ayudar a aliviar los síntomas de
depresión durante el posparto. Las estrategias de autocuidado son importantes para todas las
mujeres durante el periodo posparto. En las mujeres que experimentan síntomas depresivos, el
autocuidado puede ayudar a aliviar los síntomas depresivos en conjunción con unas
intervenciones médicas y psicológicas adecuadas. La Enfermera Especialista en Salud mental
apoyaran las prácticas de autocuidado mediante la educación y el asesoramiento para hacer
frente a factores como la autoestima, la autoeficacia y la motivación. Se revalora de forma
continua las prácticas de autocuidado como el ejercicio, la higiene del sueño, la nutrición, la
adherencia al tratamiento y la participación en las relaciones de apoyo.

La escala Depresión Postnatal de Edimburgo (Edinburgh Postnatal
Depression Scale) es la herramienta de autoinforme recomendada para confirmar
los síntomas de depresión en las madres puérperas,  pudiéndose administrar en
cualquier momento durante el periodo posparto (desde el nacimiento a los 12 meses)
para confirmar los síntomas depresivos.

CONCLUSIÓN PRINCIPAL: Debido a que la depresión posparto es un problema de salud importante para muchas mujeres,
pudiendo causar deterioro en la interacción materno-infantil, consideramos que es necesario la actuación de la Enfermera
Especialista en Salud Mental para proporcionar cuidados y apoyo emocional a la madre que se encuentra en una etapa de
transición con miedos y dudas sobre lo que está sucediendo en esta nueva etapa de su vida, y además explicar a la familia sobre
esta situación para lograr que todos comprendan la enfermedad.

BIBLIOGRAFÍA

1. Intervenciones para la depresión postparto. Guías de buenas prácticas en enfermería. Asociación profesional de Enfermería de Ontario (RNAO). 2005.
2. Holly P. Kennedy, Cheryl T. Beck, Jeanne W. Driscoll; Una luz en la niebla: cuidados en las mujeres con depresión posparto. Matronas Profesión 2003; vol. 4(13): 418.
3. García del Campo, L. Ensayo clínico controlado sobre el efecto de la psicoprofilaxis obstétrica en la incidencia de la depresión postparto. Nure Investigación. 2003.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar