PUBLICIDAD
Última actualización web: 29/01/2022

Intervenciones de enfermería dirigidas a familiares de pacientes diagnosticados de esquizofrenia.

Autor/autores: Herminia Manteca Bordes
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El modelo de intervención sobre el que hacemos una reflexión es al que hacen referencia Twingg y Atkin ( Open University Press ) y que llaman "Carea as co-worker"; Este considera al cuidador como un "profesional" más, cuyo campo de acción está en el domicilio de paciente, y que en momentos de crisis debe trabajar conjuntamente con el personal de enfermeria ya sea durante el ingreso en una U. A ( Unidad de Agudos ) y posteriormente al alta, con el Centro de Salud Mental de referencia. El abordaje enfermero debe incluir intervenciones necesarias para ayudar a sobrellevar el desempeño de este nuevo rol y la carga emocional que lleva implícita.

Palabras clave: esquizofrenia

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4106

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

INTERVENCIONES DE ENFERMERIA DIRIGIDAS A
FAMILIARES DE PACIENTES DIAGNOSTICADOS DE
ESQUIZOFRENIA

Método : Carea as co-worker
Autores :
José Gonzalez Varea ( DUE )
Sebastian Gonzalo Freire ( DUE/Antropólogo )
Herminia Manteca Bordes ( DUE )
Centro Forum hospital del Mar
Instituto atención Psiquiatrica, Toxicomanias y Salud Mental ( IAPS )
C/ Llull 411 Barcelona 08019

Abstract
En el presente trabajo, presentamos una reflexión crítica sobre las
consecuencias que conlleva el desempeño del "rol de cuidador" que
ejercen los familiares de alguna persona que presenta un brote psicótico o
el posterior desarrollo de un trastorno mental severo (TMS), como es el
caso de la esquizofrenia, y la necesidad de un abordaje enfermero que
proporcione las intervenciones necesarias para ayudar a sobrellevar el
desempeño de este nuevo rol y la carga emocional que lleva implícita.
Nos planteamos también la puesta en marcha de una actuación de
enfermería a la que hacen referencia Twingg y Atkin (Open University
Press ) y que llaman "Carea as co-worker".
Esta considera al cuidador como un "profesional" más, cuyo campo de
acción esta en el domicilio del paciente, y que en momentos de crisis debe
trabajar conjuntamente con el personal de enfermería ya sea en las unidades
de agudos y posteriormente al alta, desde el Centro de Salud Mental de
referencia.
Este modelo centra la atención en la persona enferma, pero prestando una
atención importante al cuidador, proporcionándole información, educación
sobre la enfermedad y habilidades en los cuidados.
No hace falta recordar que la esquizofrenia es una enfermedad crónica que
exige cuidados continuos y variados. Las acciones de salud se aplican en
buena parte desde un sistema informal de cuidados, contribuyendo desde el
entorno inmediato del enfermo, el cual dota de sentido a su vida, a la
estabilización de la patología, ofreciendo una serie de cuidados, como

pueden ser los relacionados con la alimentación, la higiene, el control de la
medicación o el control de síntomas, el seguimiento en los CSM de zona ,
potenciando el "autocuidado" del propio paciente, dejando en muchos
casos en un segundo plano la salud de los propios familiares, la cual en
muchas ocasiones se ve mermada por las difíciles situaciones que suelen
atravesar.
No cabe duda, que se trata de una pesada labor, casi siempre realizada en
silencio y que también se ve afectada por el estigma social de tener un
miembro de la familia diagnosticado como "enfermo/a mental", que aunque
cada vez menos frecuentemente, todavía salpica el imaginario de nuestro
entorno sociocultural e histórico, que hace que no puedan en muchos casos
explicar públicamente sus vivencias y temores.
En nuestra práctica diaria, hemos visto cuidadores principales como el caso
de padres y madres de pacientes, resistiéndose a tramitar pensiones de
incapacidad para sus hijos o hijas, por el hecho de evitar el estigma propio
y ajeno que envuelve a las enfermedades mentales.
Nuestra reflexión surge, de la observación diaria en el entorno de la
práctica asistencial, en la que se evocan diariamente las dudas y los temores
por parte de los familiares. Muchas de esas dudas son fruto de la no
estructurada canalización y/o comprensión sobre las enfermedades
psiquiátricas, que puede derivar en situaciones de inseguridad respecto al
manejo de la enfermedad y en consecuencia de las nuevas situaciones
desbordantes que se les puedan plantear.
El desconocimiento de la familia sobre el manejo de la enfermedad, puede
derivar en situaciones límite, que repercutan negativamente en la salud
física y mental del propio cuidador, y por extensión, que puedan dañar la
red social del propio paciente.
Consideramos por lo tanto que, este "desconocimiento" sobre el manejo de
la enfermedad, es un importante factor de riesgo, que necesita de cuidados
de apoyo.
Hasta hace pocos años se veía a la familia como un "problema", llegando a
creer que incluso eran, en la mayoría de los casos, el principal
desencadenante de las descompensaciones, aunque en determinados
entornos familiares donde hay emoción expresada patológica, esta pueda
influir de forma importante.
Actualmente ocurre todo lo contrario, más que ser un problema, los
integrantes del grupo familiar que tienen a su cargo un componente
diagnosticado de TMS (Trastorno Mental Severo), son los que entre sus
manos el "problema".

No hace falta recordar que la desinstitucionalización a dejado a la mayoria
de las familias bastante desamparadas, aunque por suerte, las instituciones
empiezan a replantearse las necesidades psicosociales del cuidador.
Normalmente se considera a los miembros de la familia, como un grupo
social con unos vínculos estrechos, que en nuestro entorno cultural están
asociados en la mayoría de casos a relaciones de parentesco, pero que
aunque se les identifique como "cuidadores", pocas veces ven reconocida
su labor de manera real, no siendo incluidos sistemáticamente en los
objetivos/cuidados de enfermería. Dichos cuidados se centran
principalmente y en ocasiones casi exclusivamente en el bienestar del
paciente, olvidando en la mayoría de los casos al cuidador. Este enfoque
del cuidado, también es un producto heredado de nuestro entorno cultural,
en el cual, han primado las instituciones sociales, como es el caso de los
hospitales psiquiátricos, como reguladoras del cuidado del enfermo,
olvidando, sino totalmente de manera importante, el entorno social
inmediato del paciente.
Trabajos de diferente procedencia hacen referencia a que un abordaje
educativo/participativo a través de intervenciones con familiares, ya sean
individuales o en grupo, contribuyen a que las familias se sientan mas
"arropadas", mejorando la condición física y anímica de sus miembros;
Esto sumando a las intervenciones psicoeducativas sobre la enfermedad,
dirigidas a los pacientes, a los recursos farmacológicos actuales y a la
mejora de la adherencia a ellos, contribuye a una disminución de la
frecuencia de recaídas.
Consideramos, como ya hemos comentado, que este abordaje, debería
empezar en las mismas unidades de agudos, durante los primeros estadios
de la enfermedad y sobre todo, en aquellos primeros brotes en los que ni el
paciente ni la familia sabe que es lo que está ocurriendo; unos inmersos en
la desestructurización de la personalidad que genera la patología
psiquiátrica y los otros por el desconocimiento de la misma y de sus
manifestaciones.
Una familia bien informada/asesorada por los equipos de Enfermería ayuda a
mantener el equilibrio psicológico a la hora de que la persona enferma se enfrente al
mundo que le rodea, las herramientas que se les ofrecen desde los Centros

Hospitalarios ayudan a evaluar los hechos o comportamientos patológicos guiando
sobre las pautas de comportamient/afrentamiento.

Bibliografía :
ENFERMERÍA PSIQUIÁTRICA : Principios y práctica
La familia como recurso, cuidadores y colaboradores.
Autores: Stuart, G. W. / Laraia, M. T. AÑO: 2006 EDICION: 8 ª

La familia del enfermo mental : la otra cara de la Psiquiatría
Autor : Vicente Gradillas Editorial : Diaz de Santos 1998

La interacción social. Cultura, instituciones y comunicación.
Marc, E. , y Picard, D. 1992 (1989). : Paidós, Barcelona
Goffman, E. 2004 (1961). Internados. Buenos Aires- Madrid. Amorrortu ed.

Webgrafia :
El sistema informal de cuidados en clave de desigualdad
http://scielo. isciii. es/scielo. php?pid=S0213-91112004000400021&script=sci_arttext
Cuidados de salud, genero y desigualdad
escuela Andaluza de Salud Pública
http://www. pacap. net/es/publicaciones/pdf/comunidad/5/editorial. pdf
International News
http://prnwire. com/cgi-bin/stories. pl?ACCT=PRNI2&STORY=/www/story/09-022008/0004876428&EDATE
El estigma social que padece el esquizofrénico alcanza a su familia
http://www. diariomedico. com/entorno/ent160401com. html

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar