Última actualización web: 17/06/2021

Políticas europeas. Posibilidades y límites

Autor/autores: Gregor Burkhart
Fecha Publicación: 02/01/2001
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

Congreso psiquiatría

RESUMEN

Políticas europeas. Posibilidades y límites

Gregor Burkhart


European Monitoring Centre for Drugs and Drug Addiction
Demand Reduction
Rua da Cruz de Sta. Apolónia 23-25
P-1149-045 Lisboa - Portugal
Phone direct +351 21 811 3022
Fax + 351 21 813 7943
www. emcdda. org

La situación Europea antes del OEDT

Antes de que el Observatorio Europeo de las drogas y las Toxicomanías (OEDT) fuera fundado en 1995 en Lisboa, las Políticas Europeas sobre drogas y las respectivas representaciones sociales estaban muy determinadas por Percepciones mutuas entre los Estados miembros bastante distorsionadas: Francia por ejemplo entró con bastante violencia frente a la política holandesa, y generalmente el clima estaba dominado por acusaciones e ideas preconcebidas. Los debates políticos se desarrollaron desde una base bastante emocional e ideológica pero sin fundamentos racionales, científicos o siquiera ponderados. Las estrategias de reducción de la demanda en los Estados miembros reflejaban mucho más características puramente nacionales y culturales que consideraciones de salud pública. En general, los responsables políticos y la opinión pública se concentraron e interesaron más en mirar atónitamente el desarrollo del fenómeno drogadicción en vez de asesorar y planear sistemáticamente las medidas de reducción de la demanda. Por otro lado, las tendencias y padrones de consumo comenzaron a globalizarse cada vez más (sobre todo en el campo de las drogas sintéticas), exigiendo cada vez más que las respuestas al fenómeno fuesen coordinadas entre los Estados miembros de la Unión Europea en lugar de invertir en acciones puntuales y aisladas. En esta situación y ante estas exigencias el Consejo de la Unión Europea decidió crear una agencia descentralizada que armonizara todo la información europea relacionada con drogas de una forma racional y neutral:


MANDATO y trabajo del OEDT

El mandato del Observatorio Europeo consiste en obtener información objetiva, fiable y comparable sobre el fenómeno del consumo de drogas ilícitas en Europa y ponerla a disposición de políticos, investigadores, profesionales y ciudadanos europeos. Se trata de información sobre patrones de consumo, sobre número y características de los consumidores, y también sobre todas las actividades y medidas tomadas en los países europeos para combatir el fenómeno desde el lado de los consumidores, o sea tratamiento, reducción de daño y, claro está, prevención. Esto se traduce según su reglamento en tareas concretas: 
Obtención y análisis de datos 
* Mejora de métodos de comparación de datos.  
* Diseminación de datos.  
* cooperación con organismos europeos e internacionales y con países no comunitarios.  

Estas tareas se reflejan en la estructura fundamental del OEDT que se reparte en departamentos científicos, como los de epidemiología y reducción de la demanda, y logísticos como aquel que coordina la Red REITOX, consistiendo en los centros especializados en cada Estado miembro, llamados Puntos Focales Nacionales,  
que nos proporcionan la información necesaria. Allende estas actividades se mantiene un centro de documentación y un departamento responsable para desarrollar las estrategias de información. El OEDT es, como se ve aquí, un centro de investigación y de procesamiento de informaciones. Esto excluye la posibilidad de hacer 
o formular políticas, así como la capacidad para financiar directamente proyectos de intervención.  

El OEDT coordina sus actividades con otras organizaciones internacionales que trabajan en este campo, como el grupo Pompidou de Consejo de Europa,  
EUROPOL (cooperación en el campo de drogas sintéticas), PNUCID, OMS, INTERPOL y la OMA (Organización Mundial de Aduanas).


Epidemiología

Aunque la parte central de esta ponencia se centre en temas de reducción de la demanda, conviene aquí apuntar brevemente las actividades en el ámbito epidemiológico. Su objetivo es facilitar una visión global de la extensión y causas del uso de drogas, la adicción y sus consecuencias. De esta manera, la mayoría de 
los proyectos cubren áreas tales como as siguientes: 

* prevalencia del uso de drogas entre la población general.  
* prevalencia de uso problemático de drogas.  
* Patrones de consumo.  
* Consecuencias en términos de salud del uso de drogas (demanda de tratamiento, mortalidad asociada al consumo de drogas y a enfermedades infecciosas).  
* Factores protectores y de riesgo.  
* Métodos para integrar diferentes indicadores del uso de drogas.  

El método consiste en primer lugar en obtener e integrar los datos ya existentes en los diversos Estados miembros para mejorar la calidad y comparabilidad de los mismos.


Reducción de la demanda

Lógicamente, una ponencia sobre políticas de drogas tiene que concentrarse en el ámbito de reducción de la demanda, simplemente porque hoy en día en Europa, las políticas de drogas son políticas de reducción de la demanda. La atención a medidas represivas tiene en la práctica poca relevancia en la Unión Europea a pesar de que la aplastante mayoría de noticias de prensa todavía suelen ser sobre decomisos de drogas en fronteras y aeropuertos. Pero desde las declaraciones del PNUCID sobre reducción de la demanda y también desde que el OEDT comenzó a concentrar sus actividades en este campo, las varias facetas de reducción de la demanda están hoy más en el foco de la atención pública. Últimamente incluso se demanda una discusión a nivel Europeo sobre la armonización de las políticas o de las legislaciones sobre drogas en Europa. El nuevo Plan de Acción de la Unión Europea destaca incluso la necesidad de evaluar el impacto de la puesta en marcha de las diversas políticas sobre drogas, que debe ser una de las prioridades para el período 2000-2004. Pero aquí llegamos al nudo gordiano de esta discusión: no se puede evaluar nada que previamente no se conozca bien. Antes de poder discutir sobre las distintas políticas de drogas y sobre su impacto, es preciso describir adecuadamente las diferentes intervenciones en el campo de la reducción de la demanda, porque representan las repercusiones prácticas y reales de cada política. Si no, se corre el riesgo de evaluar cosas que solamente existen por escrito. Por eso la idea orientadora de esta ponencia es verificar el valor real de cada estrategia discutida: para hablar de políticas europeas uno tiene que aclarar primero cuál sea realmente la realidad de una política, es decir, cuál es su puesta en marcha concreta a todos los niveles. En las conferencias, y también en ésta, se habla a menudo sobre temas tales como "la lógica de la política de prevención" o asuntos parecidos, siempre asumiendo que sepamos en qué consiste la realidad de una política. Pero lo que se sabe sobre las políticas de (por ejemplo) prevención son apenas los textos de las estrategias nacionales y de su puesta en marcha mediante programas o actividades a nivel nacional. Las prácticas concretas efectuadas a nivel local o regional en los diversos proyectos pueden ser en su filosofía y concepto muy distintas de las líneas oficiales. Con otras palabras: la realización concreta de una política difiere mucho de su programación política y estos dos elementos no deben confundirse. Pero no sabemos casi nada sobre esa parte más relevante de la práctica real en toda aquella mayoría de pequeños pero interesantes proyectos, un hecho que lleva a muchos analistas a tener y a promulgar percepciones algo estereotipadas sobre las políticas y las estrategias nacionales, justamente por falta de la información adecuada. Es esta la razón por la cual me concentraré en este discurso en hablar de las estrategias concretas, sobre la cuales tengo información suficientemente fiable y realista, en vez de presumir que sea capaz de abordar con validez y rigor las "políticas europeas".

Los temas que se siguen adelante constituyen aspectos importantes que se desarrollaron recientemente en el ámbito de la reducción de la demanda y que están consecuentemente más en el foco de la atención pública. Se trata de temas como la despenalización, las actividades de reducción de daños (intercambio de jeringuillas, salas de chute), el tratamiento de substitución, la prevención fuera del ámbito escolar (drogas sintéticas) y su evaluación.


Despenalización

La despenalización es un tema que está en estos días en el centro del debate parlamentario en Portugal. Es uno de los últimos países de la Unión donde se discute actualmente una modificación de la ley de la droga, rumbo a una despenalización que de facto ya existe en la mayoría de los Estados miembros.  

Abordar este tema con diferenciación y profundidad requeriría una distinción minuciosa entre las sanciones previstas para el consumo, la posesión, la adquisición y el tráfico. También necesitaría una lista de definiciones para cada Estado miembro sobre las cantidades de substancias a partir de las cuales la posesión de drogas deja de considerarse como para uso personal para entrar en el ámbito del tráfico. Esto excedería el marco de la visión global prevista en esta ponencia.

Lo que en pocas palabras se puede destacar ahora es que en los últimos años aumentaron mucho las discusiones en Estados miembros sobre este tema. Ejemplos recientes son los de Francia, donde hace poco se introdujo la despenalización del consumo de cánnabis en el debate político, de Luxemburgo y de Portugal. En este contexto conviene aclarar una cosa importante: lo esencial en todo este tema es sobre todo ver cómo se aplican las leyes en sus diversas formas: en Alemania por ejemplo nunca llegó a discutirse una modificación de la propia ley como está ocurriendo en Portugal, sino se modificaron las respectivas directivas y líneas orientadoras para su aplicación hacia una despenalización del consumo. Es mucho más rápido cambiar directivas sobre sanciones que las propias leyes. En otras palabras: nos encontramos aquí con otro campo donde la palabra escrita difiere mucho de la realidad de la aplicación. Un pequeño cuadro comparativo realizado por mi colega Danilo Ballota, que aparecerá entre otras informaciones más profundas en nuestra página Web www. emcdda. org a partir de septiembre, ilustra bien esta relación entre los varios niveles de la aplicación de la ley.

DESCRIMINALIZACION

POR LEY

1º Nivel

sanciones administrativas

2

ESPAÑA
ITALIA

12

2º Nivel

Directivas, Sentencias, Líneas orientadoras

6

ALEMANIA
BELGICA
FRANCIA
HOLANDA
DINAMARCA
AUSTRIA

DE FACTO’

‘principio de las oportunidades’

7

LUXEMBURGO
PORTUGAL
REINO UNIDO
IRLANDA

SUECIA
GRECIA
FINLANDIA

3

 


Como se muestra en el cuadro, solamente los países situados en los primeros dos niveles modificaron las leyes o las directivas para tender hacia una mayor despenalización, mientras que en los restantes países todo depende de la práctica de la aplicación en cada caso concreto. Los tres últimos países que figuran en el cuadro son los que no aplican la ley de una forma descriminalizadora, sino tendencialmente al pie de la letra.

Conviene aclarar un malentendido muy común y que está siendo demasiado aprovechado por determinados demagogos: se trata del hecho de que se discutan instrumentos de despenalización en un país o en un gobierno no supone de ninguna forma que se excluyan también mayores inversiones de cara a más prevención o a aumentar la represión del tráfico, como se ve en el caso de los Países Bajos. Las propuestas para la descriminalización no tienen nada que ver con las posiciones favorables al consumo de drogas o con la dejadez en combatir los problemas relacionadas con el consumo de drogas.


Reducción de daños

Otro término que se discute hoy en día más que nunca es el de la reducción de Daños. Hace pocos años ni siquiera aparecía en los textos oficiales nacionales y ahora se menciona incluso en los documentos de la Comisión. Por lo general, la reducción de daños quiere decir que los servicios disponibles en todos los Estados de la Unión prestan ayuda individual, atención médica, psicológica y social, principalmente a consumidores muy desfavorecidos, especialmente aquellos de más edad, que cuentan con un largo historial de drogodependencia. En todos los países existen programas de intercambio de jeringuillas, aunque en diversos grados. Las jeringuillas son escasas en las comunidades de drogadictos, difíciles de esconder e incluso a veces ilegales, sobre todo para los reclusos toxicómanos internados en los centros penitenciarios (Carl von Ossietzky Universität Oldenburg, 1998 y CEESCAT, 1998). Por eso son muchas veces compartidas, con todos los riesgos asociados. En algunos países, las farmacias proporcionan agujas y jeringuillas gratuitas o muy baratas.  

Un servicio polémico que está disponible en algunos Estados Miembros es el que ofrece espacios especiales en los que inyectarse. Estas iniciativas que en España se llaman algo infelizmente "narcosalas", surgieron hace años en Alemania, los Países Bajos, Italia y recientemente en Madrid. Hay por lo tanto hay muy pocas evaluaciones sistemáticas sobre este tipo de intervenciones. Los informes disponibles son más bien recopilaciones de experiencias (Drogen- und Suchtbericht 1999 der Drogenbeauftragten der Bundesregierung), sobre todo y más concretamente en Suiza (Dolan and Wodak, 1996).

Conviene aclarar que la reducción de daños no es una categoría de intervenciones, sino un objetivo o una filosofía que sirve de base para diversas actividades. En otras palabras, la reducción de daños no es algo opuesto a la prevención o al tratamiento sino un principio que puede estar o no estar presente en la elaboración de intervenciones de carácter muy diverso. Tampoco sirve por ende para categorizar o distinguir las intervenciones en reducción de la demanda y mucho menos para delimitar la reducción de Riesgos de reducción de la Demanda. En Europa, las intervenciones en reducción de la demanda son más diversificadas que por ejemplo en EEUU, abrazando situaciones de consumo y grupos-diana más específicos y, sobretodo, partiendo de principios más heterogéneos, entre la orientación hacia la abstinencia de cualquier substancia y el objetivo de disminuir al menos los daños asociados a modos de consumo muy arriesgados. Para clasificar las intervenciones en el complejo escenario europeo, uno podría por ejemplo orientarse en los diversos grupos-diana, el tipo de intervención dirigido hacia ellos y ver cuál es el objetivo que le subyace. La estructura del cuadro que sigue abajo distingue y correlaciona estos tres conceptos. muestra también que ciertos tipos de actividades pueden igualmente ser atribuidos a prevención como a reducción de daños. Por ejemplo, las intervenciones de trabajo de calle a jóvenes experimentando con drogas para evitar que ellos desarrollen hábitos de consumo problemáticos y adictos, son intervenciones de prevención (de adicción) y también de reducción de daños (aceptando el consumo recreativo como un hecho asumido). Por eso no existe una línea de separación entre reducción de daños y otras intervenciones, y todas las tentativas de describirla en publicaciones recientes como algo radicalmente distinto o nuevo me suenan un poco como discursos propios de la época de las cruzadas.

 

Clasificación de las intervenciones en reducción de la demanda

Pautas generales de actividades de reducción de Daños

Sin duda el concepto de reducción de daño se destaca por varios elementos verdaderamente innovadores, comenzando ya con su propio objetivo de propiciar hábitos de consumo menos arriesgados, sin intervenir sobre el hecho del consumo en primer lugar. En su caracterización ideal, las intervenciones de reducción de daños sacan su fuerza e interés para las salud pública de su proximidad a la clientela (que no es juzgada moralmente), de su presencia en lugares de demanda / consumo o a través de unidades móviles y porque (repito: idealmente) incluyen las iniciativas de los propios consumidores. Lo crucial para todas estas intervenciones es que se garantice la calidad de la asistencia psico-social a la clientela. Este elemento es – en los pocos estudios que existen – repetitivamente el factor de éxito más relevante, muchas veces más importante que la logística y la organización de los servicios en sí, sea mediante la distribución de jeringuillas, salas de venopunción o tratamiento de substitución. Y consta – para volver a la idea de base de esta ponencia – que también en este campo de intervención la realidad de la práctica es más relevante que la situación legal, pues según la situación legal, las salas de venopunción y los análisis de pastillas de éxtasis en algunas ciudades alemanas y los sistemas de distribución de jeringuillas en otros países no deberían haber existido, pero de hecho existen desde hace bastante tiempo, a veces tolerados por cuestiones de pragmatismo a nivel local o regional. Y muchas veces estas iniciativas semi-legales / semi-oficiales dan después de algún tiempo los impulsos para las políticas oficiales y las respectivas modificaciones legales, a veces incluso en otros países. En este aspecto se pone de relieve el papel del OEDT en tanto que promotor de cambios: la difusión de informaciones sobre experiencias e ideas de actuación en unos países Europeos acelera y promueve cambios en otros, dinamizando así el desarrollo de estrategias.


Tratamiento de substitución

El término tratamiento de substitución se refiere a la entrega de una substancia (por lo general la metadona) que substituye típicamente un opiáceo junto con la provisión de la respectiva asistencia a adictos con una historia prolongada. Pero, en la práctica, la asistencia o el tratamiento concomitante son muchas veces bastante escasos y limitados, reduciendo tratamiento de substitución más bien a la simple entrega de la substancia, en vez de cubrir las características de un auténtico tratamiento. A parte de eso, los clientes que reciben tratamiento de substitución tienen perfiles muy diferentes pero no encuentran la misma diversidad en las ofertas de tratamiento: muchas veces tienen apenas la opción entre nada o apenas un tipo de tratamiento substitutivo. Pero la morbilidad psiquiátrica entre las poblaciones en tratamiento de substitución alcanza índices bastante altos que exigiría el tratamiento acompañante (Krausz et al. 1998, Farrell et al. 1998). Así que, sobre todo para el tratamiento de substitución, es una exigencia imprescindible que la asistencia psico-social sea parte integral e importante en la provisión de los servicios. Las experiencias en varios países (Bühringer et al. , 1995) coinciden en este planteamiento.


Las diferencias en la organización de los servicios es grande, no solamente entre los países europeos, sino también entre regiones en un mismo país. En algunos casos se distribuye metadona solamente en centros especializados cuando otros la distribuyen a través de médicos generalistas. La siguiente imagen ilustra – solamente a través de los aspectos más llamativos – la diversidad de los desarrollos recientes y de la organización de los servicios en los países de la UE. En otoño de 2000 se publica un informe detallado del OEDT (Insight Series, en inglés, información en www. emcdda. org/publications/publications_insights. shtml) sobre tratamientos de substitución en la Unión Europea que proporciona información más profunda sobre el tema, incluyendo también más información sobre las substancias mencionadas en este cuadro.


Drogas sintéticas

El fenómeno de los nuevos hábitos de consumo de drogas sintéticas (las substancias en sí no son tan nuevas) llevaron a interesantes innovaciones en las respuestas de reducción de la demanda. Actuaciones predominantes son la producción de material de información – cuya multitud alcanza especialmente entre las Comunidades Autónomas Españolas una dimensión impresionante – y las campañas de medios de comunicación, pero los conceptos más sobresalientes son las actuaciones con grupos de semejantes en eventos de rave, los análisis de pastillas directamente en los lugares de consumo (in loco) y las intervenciones basadas en Internet. Voy a concentrarme más detalladamente en estas últimas estrategias.

El aspecto común en estos desarrollos es que introdujeron un nuevo concepto: él de la reducción de daños en la prevención, que se veía antes siempre como una antítesis, pero que, como se explicó arriba, no se excluyen mútuamente de ninguna manera.


Actuaciones con pares en Raves

La idea básica para estas estrategias es que los ravers, "prevencionistas" y organizadores de fiestas cooperen en el sentido de una "bottom-up strategy" para la prevención de hábitos peligrosos de vivir la fiesta y de consumir drogas. Un concepto frecuente es de ver estos proyectos como unos servicios a los consumidores, a menudo efectuados por personas con más experiencias en la escena. Muchos proyectos holandeses resumieron su filosofía a través del juego de palabras: del "just say no" (di tan sólo que no – el slogan de un famoso programa americano) al "just say know" (di tan sólo que conoces – su ideal del consumo informado). En algunos casos estos proyectos no se limitan sólamente a las fiestas y discotecas sino que incluyen también las perspectivas comunitarias más largas, a través de la cooperación con servicios municipales o iniciativas del barrio. Lo especial de estos conceptos reside en el hecho que no son prescritos y puestos en marcha por expertos para un determinado grupo-diana, sino que son los propios organizadores o grupos de noctámbulos habituales (ravers) quienes pasan la información práctica a los jóvenes sobre las drogas y sus efectos y crean activamente su coligación con centros de asistencia comunitarios y sus campañas con mensajes de uso seguro o de no-uso. Son así las propias asociaciones o escenas juveniles las que demandan apoyo para efectuar medidas de información y prevención según sus requisitos y en sus propios entornos, y es este último elemento el que es el punto fuerte de este tipo de aproximaciones: el grupo-diana está plenamente involucrado en el desarrollo y puesta en marcha del proyecto.  

Evaluación – actuación con Pares

Consecuentemente, las pocas evaluaciones que existen sobre estos métodos confirman en general que son métodos útiles para llegar a consumidores de drogas sintéticas y que hay un interés satisfactorio y una buena aceptación de estas medidas en la propia escena de los raves. Estos son factores de proceso que prometen un gran potencial de impacto para estas intervenciones, siempre y cuando se tenga en cuenta un peligro omnipresente: que se pierda con el tiempo el arraigamiento (que es al inicio más fuerte) en la escena techno/rave. Elemento clave es la motivación y la movilización entre el grupo-diana.

 

Internet

El movimiento de los raves y de la cultura techno se apoyó siempre en las nuevas tecnologías de comunicación, como por ejemplo Internet. Coherentemente, algunas iniciativas de reducción de la demanda usan estas mismas tecnologías para llegar al grupo-diana relacionado con la cultura techno / rave que tiene típicamente una alta afinidad hacia Internet y su estilo de presentación de la información. La primera iniciativa que conocemos es Drugsmart en Suécia (www. drugsmart. com), cuyo objetivo oficial consiste en "reforzar los valores y la resistencia contra drogas entre adolescentes que dicen no a las drogas o que no continúan experimentándolas". La página Web contiene información extensiva sobre drogas y sus alternativas como también un servicio de respuestas a cuestiones vía correo electrónico y un servicio de "chat".  

Actualmente existen también páginas así en Italia, llamada "fatti furbo - non fatti male" (www. fattifurbo. com/) y en España (tardis. imsb. bcn. es).  Estas páginas son menos orientadas a la abstinencia o a los no consumidores, y proporcionan también información o juegos de animación, etc. Todas estas iniciativas emplean una estrategia de usar el medio por antonomasia del movimiento techno – Internet – para la prevención.

Grupos-Diana

En un estudio reciente del OEDT, disponible (en inglés únicamente) en nuestra página Web (www. emcdda. org/multimedia/Project_reports/synthetic_drugs. pdf) se analizaron desarrollos en proyectos contra drogas sintéticas y su evaluación desde la publicación de un primer estudio del OEDT sobre este tema en 1997 (Insight Series n° 1, en inglés, pedir en www. emcdda. org/publications/publications_insights. shtml). Se identificaron en torno de 100 proyectos en la unión Europea y se ve en los cuadros que figuran más adelante a qué grupos-diana se dirigen predominantemente: Jóvenes adultos que ya son consumidores. Los más jóvenes y no consumidores están menos en el foco de la atención. Las personas con hábitos peligrosos y problemas por drogas sintéticas en el otro extremo encuentran todavía menos atención.

Grupos diana, su edad y número de proyectos que los abordan

 

Edad

Frecuencia

Niños

< 12

1

Adolescentes

13 – 18

29

Jóvenes adultos

18 – 25

41

Adultos

> 25

9


Nivel de importancia de los tipos de grupo diana en los proyectos 

1. Consumidores experimentales / ocasionales 

2. Consumidores (regularmente) 
3. No consumidores 
4. Drogadictos 
5. Personas con problemas de salud por drogas 
6. Personas con problemas legales por drogas 
7. Ex-consumidores 

Acciones e intervenciones en los proyectos


En el mismo estudio se analizaron también los tipos de intervenciones efectuadas en los diversos proyectos y resulta que éstos son todavía bastante "clásicos", la provisión de material informativo siendo todavía la estrategia prevaleciente. Por otro lado ya se destaca la importancia de técnicas de trabajo de calle y de asesoramiento / consejo personalizado.  

Otras Conclusiones

El estudio identificó otras pautas características de intervenciones en este campo: un aumento del número de proyectos específicos, que enfocan clara y explícitamente las drogas sintéticas, un aumento de la diversificación de las intervenciones (véase el cuadro anterior) y un progreso en la evaluación de estas medidas, al menos claramente un aumento en la necesidad percibida de hacer evaluaciones de los propios proyectos. Pero los estándares y las guías de evaluación son todavía poco conocidos e desarrollados.  

Muchas actividades todavía se centran en la provisión de información a pesar de la evidencia de que las actividades en la escena techno y de comunicación inter-personal serían más eficaces. También se nota que la mayoría de las intervenciones se dirige a consumidores esporádicos o a abstinentes, dejando de lado los grupos con un consumo de alto riesgo.


Análisis de pastills in situ

En este tipo de intervención se trata del análisis de las substancias en las pastillas vendidas como éxtasis y en la comunicación – idealmente inmediata – de los resultados a los consumidores en las propias fiestas. Estas iniciativas surgieron de la experiencia que una gran parte de las pastillas de éxtasis vendidas en las discotecas europeas no contienen éxtasis (= MDMA) o sólamente en pequeños porcentajes (OFDT 1999), sino simples anfetaminas o incluso substancias más peligrosas. En Europa hay unos pocos proyectos que efectúan estos tests de pastillas in situ. La puesta en marcha de estas intervenciones es relativamente cara, por los gastos de laboratorio, sobre todo cuando se trata de laboratorios móviles que pueden dar inmediatamente primeros resultados, y también por las restricciones legales que bloquearon la continuación de algunos proyectos pilotos alemanes (Techno-Netzwerk-Berlin, 1999). Uno de los primero proyectos y con más acreditación oficial es el DIMS (=Drugs Information Monitoring System) en los Países Bajos. Los resultados de los tests no son disponibles inmediatamente sino que son registrados y enviados posteriormente. Su objetivo es prevenir daños de salud por sobredosis o toxicidad de las substancias y crear una red de información a nivel nacional. El proyecto Check-It en Austria proporciona resultados inmediatos de los análisis y utiliza la situación de los tests para entrar en contacto y discusión con aquellos que traen sus pastillas para analizarlas. Así emplean los tests para múltiples metas que van más allá de saber el contenido de las pastillas, por ejemplo investigación sobre pautas y razones de consumo y sobre todo para charlas de concienciación y prevención. Los proyectos en Francia (Médecins du Monde) y Bélgica utilizan estas intervenciones para obtener más conocimientos sobre las culturas de consumo y también para contactar los consumidores para discusiones. En total ya existen 25 proyectos en la UE que están planeando la puesta en marcha de sistemas de "pill testing", según los resultados intermedios de un estudio del OEDT actualmente en curso. Los objetivos son bastante diversos en los distintos proyectos. Las voces de oposición a estas medidas alegan que estos tests de pastillas, hechos visible y abiertamente en discotecas y clubes envían mensajes de aceptación del consumo de pastillas a los jóvenes y que los traficantes de drogas sintéticas podrían abusar de estos servicios para testar la calidad de su propia mercancía. En este momento no tenemos evidencia científica sobre los beneficios o peligros efectivos de los tests de pastillas que podrían ser generalizables para todos los países europeos. No hay evaluaciones rigurosas todavía y la diversidad de formas de puesta en marcha y de actuación, la diferenciación del mensaje según los diferentes grupos-diana, los distintos intereses de investigación y las consideraciones de coste-beneficio dificultan crear un cuadro conclusivo y homogéneo. Esta es también la razón por la que lanzamos este nuevo estudio del OEDT. No obstante surgen cada vez más nuevas voces proponiendo el desarrollo de intervenciones de "pill testing", como lo hizo por ejemplo en Junio el ministro Jack Lang en Francia.


Iniciativas políticas sobre drogas Sintéticas en Europa

Alertados por las incidencias esporádicas de nuevas substancias o no esperadas en pastillas de (supuestamente) éxtasis, los países de la Unión Europea establecieron un Sistema de Alerta Rápida sobre Nuevas drogas Sintéticas, coordinado por el OEDT en colaboración con EUROPOL. Cuando en decomisos de drogas aparecen nuevas substancias en las pastillas ofrecidas en el mercado de un país, éste da una alerta sobre esta substancia, iniciando un proceso de evaluación común de los riesgos de estas substancias en cooperación con todos los Estados miembros y la Comisión Europea, incluyendo la recopilación de toda la información disponible en cada uno de los Estados miembros. El resultado del ejercicio es un informe de la evaluación de los riesgos de estas substancias. El OEDT ha publicado hasta ahora informes sobre MBDB, 4-MTA, ketamina y GHB. Dependiendo de los resultados de los informes, puede darse o no el aviso y consejo a los Estados miembros para controlar (prohibir) las substancias en cuestión, y para la difusión de la información pertinente. Esto puede tener impacto en los contratos internacionales de control de precursores de tales substancias.

El sistema de alerta rápida hace parcialmente uso del DIMS y de sistemas parecidos para la recogida y para la re-difusión de la información a los grupos-diana. Como en todos los sistemas preponderantemente políticos surge la pregunta de cómo puede transformarse y usarse esta información producida en mensajes contiguos para la prevención o para estrategias de reducción de daños. Posiblemente las intervenciones de "pill testing" podrían servir de eslabón entre estas dos áreas. Las publicaciones salidas del sistema de alerta rápida se pueden pedir en www. emcdda. org/publications/publications_adhoc. shtml,  y el informe sobre MBDB se puede descargar directamente en www. emcdda. org/multimedia/Publications/MBDB. pdf


Drogas legales - ilegales

En la discusión sobre drogadicción surge a menudo, tal vez demasiado a menudo, la cuestión sobre el papel de las propias substancias, frecuentemente en función de su grado de legalidad. Para abordar el fenómeno con suficiente equilibrio para poder desarrollar estrategias consecuentes, la clasificación legal de las drogas no tiene mucha relevancia, con certeza mucho menos que las diversas razones para su uso, los padrones de consumo, los contextos sociales y las relaciones individuales con la substancia. Por eso, en Alemania nunca se hablaba por ejemplo de prevención de drogas sino más bien de prevención de comportamientos adictivos, asumiendo que toda prevención se dirige a y contra cierto comportamientos y no contra las substancias. También en Francia se dio una nueva visión más global al fenómeno de las adicciones, así que el OFDT, el Punto Focal francés del OEDT, recoge ahora información sobre los problemas y medidas relacionados con todas las drogas, inclusive las legales. Estos desarrollos llevaron ya a una discusión sobre una posible extensión del mandato del OEDT que hasta ahora está formalmente restringido únicamente a la recogida de información sobre drogas ilícitas.

Enfoques globales como éstos contribuyen a una mayor credibilidad de los mensajes preventivos y políticos entre la población general y sobre todo de cara a los grupos-diana jóvenes. En materia de prevención, en cualquier caso, no se distinguen las drogas según cuál sea su estatuto legal.


Estrategia Europea 2000-2004

Hablando sobre los potenciales de políticas o estrategias Europeas, no se puede concluir sin hacer mención al papel de la Unión Europea como tal. La Comisión 
Europea presentó este año su nuevo plan de acción que estará en vigor hasta el año 2004. También este plan de acción intenta – completamente en línea con la 
necesidad de hacer políticas e intervenciones más transparentes y racionales – definir su metas en categorías medibles y operativas, como por ejemplo: 

* Reducir significativamente, a lo largo de los próximos 5 años, la prevalencia del uso de las drogas, especialmente por parte de los jóvenes menores de 18 años;  
* Reducir significativamente, a lo largo del mismo período, las consecuencias negativas para la salud (VIH, hepatitis B y C, etc. . );  
* Aumentar significativamente el número de tratamientos que hayan permitido resultados positivos;  
* Reducir substancialmente la disponibilidad de las drogas;  
* Reducir substancialmente la criminalidad relacionada con las drogas;  
* Reducir substancialmente el blanqueo de dinero y el tráfico ilegal de precursores.  

Este plan de acción cubre evidentemente un largo espectro de actividades de reducción de la demanda y refleja una abertura a nuevos conceptos.


Límites

Analizándolo en términos prácticos de puesta en marcha, se ven fácilmente también las limitaciones del plan de acción: es extremamente difícil detectar y medir cambios en fenómenos que prácticamente no conocemos nada bien, como por ejemplo "el blanqueo de dinero y el tráfico ilegal de precursores". La extensión y las características de los dos parámetros son muy poco investigados. Tampoco está definido lo que exactamente quiere decir "reducir substancialmente" o lo que serían "tratamientos con resultados positivos" y "disponibilidad de las drogas". Los indicadores más específicos están preponderantemente orientados hacia resultados en vez de basarse en información de proceso que es empero más adecuada para los sistemas de salud donde el problema primordial es siempre la puesta en marcha correcta y efectiva de un servicio antes de la medición de sus resultados. Para los profesionales del nivel del trabajo práctico en reducción de la demanda el plan de acción es estratégico y más claro en sí, pero no todos sus objetivos 2000-2004 están clara ni operativamente definidos.


Posibilidades de la dimensión europea

A nivel político hay, claro está, varias cooperaciones eficaces y fructíferas como la Acción Común de los estados miembros y la Comisión para hacer funcionar el sistema de alerta rápida sobre drogas sintéticas, también como la apertura al Este y la inclusión de los países PHARE. Las legislaciones nacionales sobre drogas (en todos los aspectos relacionados) tienen impacto sobre otros Estados miembros, y a través de discusiones europeas la armonización deseable de legislaciones se torna más factible.  

Pero también al nivel más práctico, la dimensión europea con la posibilidad de obtener y de reunir la información y las experiencias de varios países y culturas ofrece un fondo común de ideas y estrategias más rico por doquier (medio laboral, tiempo libre, sistema jurídico-penal) y consecuentemente unos conceptos políticos mejor informados, respetando idiosincrasias culturales de opinión y de consumo. Y gracias a un tratamiento fiable, objetivo e independiente de los datos de los Estados miembros y mediante su presentación tanto a los ciudadanos como a los políticos puede conseguirse que las políticas se tornen menos emocionales, menos moralistas, y que se basen cada vez más en información evidenciada y racional. En este engranaje el OEDT puede aportar una contribución importante.


Literatura

Bühringer, G. ; Künzel, J. and Spies, G. (1995) Methadon-Expertise. Nomos. Baden Baden. Germany.  

Carl von Ossietzky Universität Oldenburg: Prison and Drugs 1998: European Recommendations, see www. uni-oldenburg. de/fb3/politik2/infekt/infekt21. html#E

CEESCAT, Syringe Exchange Programmes for HIV prevention in Southern European Countries. Final Report April 1998

Dolan, K. , Wodak, A. (1996): Final Report on injecting rooms in Switzerland. Unpublished manuscript

Drogen- und Suchtbericht 1999 der Drogenbeauftragten der Bundesregierung, Christa Nickels, Parlamentarische Staatssekretärin im Bundesministerium für Gesundheit, Bonn/Berlin, den 9. März 2000, available atwww. bmgesundheit. de/themen/drogen/99sucht/ubersich. htm

Druglink July/August 1993: User to user – Drug user volunteers were the solution to the outreach conundrum in rural Essex.

Farrell M. , Howes S. , Taylor C. , Lewis G. , Jenkins R. , Bebbington P. , Jarvis M. , Brugha T. , Gill B. , Meltzer H. (1998) Substance misuse and psychiatric comorbidity: an overview of the OPCS national psychiatric morbidity survey. Addictive Behaviors, Vol: 23, Issue: 6, November 12, 1998. England.  

Krausz, M. ; Degwitz, P. ; Kuhne, A. ; Verthein, U. (1998). pp. 767-783 , PDF Personality disorders in drug abusers - An overview. Germany.

OFDT -Observatoire français des Drogues et des Toxicomanies: rapport Sintes n°1 (jan-oct 1999).

Rhodes, T. (1993) ‘Time for community change : What has outreach to offer?’, Addiction, 88(10), 1317-20.

Rhodes, T. and Hartnoll, R. : Reaching the hard to reach: models of HIV outreach health education. In: AIDS: responses, interventions and care. Eds. : P. Aggleton, G. Hart, D. Davies. Falkner Press 1991.

Techno-Netzwerk-Berlin: Drug Checking Konzept für die Bundesrepublik Deutschland, 1999

Palabras clave: Políticas europeas. Posibilidades y límites

-----

Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-9590

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar