PUBLICIDAD
Última actualización web: 29/01/2022

Concordancia interobservador del diagnóstico enfermero en salud mental.

Autor/autores: Inés Vallejo Ramal
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El objetivo de este trabajo fue analizar la concordancia de los diagnósticos de enfermería en salud mental a través de la realización del proceso Enfermero, mediante el cálculo de la concordancia diagnóstica interobservador.

Nueve profesionales de enfermería evaluaron individualmente a 17 pacientes ingresados en una unidad psiquiátrica de agudos, identificando independientemente aquellos diagnósticos de enfermería que, a su juicio, presentaban cada uno de ellos. Se obtuvo un porcentaje de acuerdo interobservador con una media de 29, 87 (DT = 14, 94) y un rango entre 11, 11 y 71, 90. En general, el porcentaje de acuerdo puede considerarse bajo y pone en cuestión la validez del diagnóstico de enfermería como instrumento fiable para planificar cuidados eficaces.

Palabras clave: Concordancia interobservador, Diagnósticos, Enfermería, Salud mental

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4105

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Concordancia interobservador del diagnóstico enfermero en salud mental

Autores: Isabel Cabellos García*; Isabel Márquez Romero*; Joaquín Tomás-Sábado**;
Ana Palacios Ramos*; Noelia Muñoz Belver*; Eloy Bueso González. *; Inés Vallejo
Ramal*
* Centres Assistencials Dr. Emili Mira i López. Unitat H-4
**Escola Universitària d'Infermeria Gimbernat. Universitat Autònoma de Barcelona

Resumen
El objetivo de este trabajo fue analizar la concordancia de los diagnósticos de
enfermería en salud mental a través de la realización del proceso Enfermero, mediante
el cálculo de la concordancia diagnóstica interobservador. Nueve profesionales de
enfermería evaluaron individualmente a 17 pacientes ingresados en una unidad
psiquiátrica de agudos, identificando independientemente aquellos diagnósticos de
enfermería que, a su juicio, presentaban cada uno de ellos. Se obtuvo un porcentaje de
acuerdo interobservador con una media de 29, 87 (DT = 14, 94) y un rango entre 11, 11 y
71, 90. En general, el porcentaje de acuerdo puede considerarse bajo y pone en cuestión
la validez del diagnóstico de enfermería como instrumento fiable para planificar
cuidados eficaces.
Palabras clave: Enfermería, Diagnósticos, Salud mental, Concordancia interobservador

Interobserver concordance of nursing diagnosis in mental health
Abstract
The aim of this work was to analyze the concordance of nursing diagnosis in mental
health through the realization of the Nursing Process, by means of the calculation of
interobserver diagnostic concordance. Nine nursing professionals evaluated individually
17 patients affiliated in a psychiatric acute inpatient unit, identifying independently the
nursing diagnosis than, to his judgment, they were introducing each one of them. A
percentage of interobserver accord was obtain with a mean of 29. 87 (SD = 14. 94) and a
range between 11. 11 and 71. 90. In general, the percentage of accord can be considered
low and this raises doubts about the validity of nursing diagnosis as a reliable
instrument in order to plan efficient nursing care.
Key words: Nursing, Diagnosis, Mental health, Interobserver concordance

INTRODUCCIÓN
Durante la segunda mitad del siglo XX, la Enfermería, especialmente en el
ámbito anglosajón, se plantea una profunda renovación que incorpora las teorías de
enfermería como fundamento filosófico de lo que es y lo que hace esta profesión (1). La
disciplina enfermera se basará, desde entonces, en un amplio marco teórico que precisa
de una adecuada metodología para su aplicación en la práctica profesional (2) a la vez
que asegura cuidados de calidad y proporciona la base para el control operativo y la
sistematización e investigación en el campo de la enfermería (3).
Desde el momento en el que la enfermería define y delimita su campo de acción,
el diagnóstico de Enfermería se constituye en uno de los factores con mayor peso
específico para la consecución de una enfermería científica, responsable y holística.
Puede considerarse que el punto de inicio del desarrollo del diagnóstico de enfermería se
sitúa en el momento en el que las enfermeras intentan establecer una denominación a los
problemas objeto de sus cuidados, en el marco del proyecto surgido en Estados Unidos
de estandarizar y procesar sistemáticamente la atención sanitaria en general (4).
Los profesionales de enfermería que desarrollan una labor asistencial manifiestan
a menudo la necesidad de registrar toda aquella información derivada de su trabajo, lo
que permite, no sólo justificar desde criterios mensurables la cantidad de trabajo
generado, sino también reflexionar acerca de la calidad del tiempo invertido y evidenciar
los resultados del producto enfermero (5). En este contexto, es indispensable que las
instituciones tomen conciencia de la necesidad de la incorporación de las tecnologías
adecuadas que faciliten el procesamiento y gestión de la información originada.
Desde esta perspectiva, es evidente que el uso de un lenguaje estandarizado
representa una necesidad para unificar la comunicación en el ámbito de los cuidados de
salud, a la vez que puede actuar como elemento promotor de la autonomía del
profesional de enfermería (6). Los diagnósticos de enfermería suponen una herramienta
universal para todos los Diplomados de Enfermería. Por ello, es imprescindible que a la
hora de utilizarlos exista cierta similitud o concordancia

El objetivo de este trabajo fue analizar la concordancia de los diagnósticos de
enfermería en salud mental a través de la realización del proceso Enfermero, mediante
el cálculo de la concordancia diagnóstica interobservador.

MÉTODO
Un total de nueve profesionales de enfermería, ocho mujeres y un hombre, con una edad
media de 30, 67 (DT = 8, 67) años, pertenecientes al programa de Hospitalización Breve
y Urgencias de los Centres Assistencials Dr. Emili Mira i López, evaluaron
individualmente a 17 pacientes ingresados en una unidad psiquiátrica de agudos,
identificando independientemente aquellos diagnósticos de enfermería que, a su juicio,
presentaban cada uno de ellos, a partir de una relación de 48 diagnósticos
estandarizados para la unidad.

RESULTADOS
De los 48 diagnósticos, seis no fueron identificados en ningún paciente por ninguno de
los profesionales de enfermería. La tabla 1 contiene el enunciado de los restantes 42
diagnósticos identificados, con la relación del número de pacientes en los que se ha
realizado el diagnóstico, número total de veces que se ha realizado el diagnóstico y
porcentaje de acuerdo, obtenido mediante la expresión:
N º total del diagnóstico
100
N º pacientes con el diagnóstico 9

En los 42 diagnósticos identificados, el porcentaje de acuerdo oscila entre el 11, 11 y
71, 90, con una media de 29, 87 y una desviación típica de 14, 94.

Tabla 1. Relación de diagnósticos identificados, número de pacientes con el
diagnóstico, número total del diagnóstico y porcentaje de acuerdo
Diagnóstico
Desequilibrio nutricional por defecto
riesgo de infección
Diarrea
Incontinencia fecal
Incontinencia urinaria funcional
Incontinencia urinaria total
riesgo de lesión
riesgo de síndrome de desuso
deterioro de la integridad cutánea
riesgo de deterioro de la integridad
deterioro de la interacción social
aislamiento social
Interrupción de los procesos
riesgo de cansancio del cuidador
Tendencia a adoptar conductas
Afrontamiento familiar incapacitante
Afrontamiento familiar comprometido
Incumplimiento del tratamiento
Manejo inefectivo del régimen familiar
deterioro de la movilidad física
deterioro de la deambulación
Fatiga
Insomnio
Déficit de actividades recreativas
Mantenimiento inefectivo de la salud
Déficit autocuidados: alimentación
Déficit autocuidados: baño/higiene
Déficit autocuidado: vestido
Déficit autocuidado: uso WC
Baja autoestima crónica
Baja autoestima situacional
trastorno percepción sensorial
Conocimientos deficientes
trastorno procesos pensamiento
deterioro de la memoria
Dolor agudo
Dolor crónico
riesgo de violencia dirigida a otros
riesgo de violencia autodirigida
Ansiedad
riesgo de suicidio
riesgo de caídas

Nº de pacientes
con el
diagnóstico

Nº total de
diagnóstico

Porcentaje de
acuerdo

7
5
1
1
1
1
2
6
3
12
17
11
17
13
16
11
17
16
17
3
3
5
15
6
16
8
10
5
5
7
12
15
15
17
3
2
2
14
11
17
9
1

22
9
3
4
1
5
2
8
5
14
41
21
55
25
47
19
70
62
55
4
4
6
40
13
46
19
41
25
7
10
27
67
28
110
7
2
3
56
48
78
36
2

34, 92
20, 00
33, 33
44, 44
11, 11
55. 55
11, 11
14, 81
18, 52
12, 96
28, 80
21, 21
35, 95
21, 37
32, 64
19, 19
40, 46
43, 06
35, 95
14, 81
14, 81
13, 33
29, 63
24, 07
31, 94
26, 39
45, 56
55, 56
15, 56
15, 87
25, 00
49, 63
20, 74
71, 90
25, 93
11, 11
16, 67
44, 44
48, 48
50, 98
44, 44
22, 22

DISCUSIÓN

Los resultados obtenidos ponen en evidencia que, en general, existe un bajo
porcentaje de acuerdo interobservador en la formulación de los diagnósticos, lo que
puede poner en cuestión la validez del diagnóstico de enfermería como instrumento
fiable para la planificación de los planes de cuidados.
A partir del análisis de los datos contenidos en la tabla 1, puede observarse que,
como cabía esperar, los diagnósticos más formulados y donde existe mayor grado de
acuerdo, son aquellos directamente relacionados con el área de la salud mental. Las
causas podrían deberse a una especial predisposición de los profesionales para la
identificación y utilización prioritarias de este tipo de diagnósticos, dadas las
características del ámbito de trabajo y, más concretamente, de la unidad donde se ha
llevado a cabo este estudio.
Por otra parte, en algunos casos, la definición de la etiqueta diagnóstica es poca
clara y poco precisa, en ocasiones por problemas de traducción, y susceptible de
interpretaciones personales. Además, algunos diagnósticos presentan un elevado
grado de subjetividad y su formulación puede depender del grado de empatía o del
contacto directo que el profesional mantenga con el paciente.
Otra cuestión a considerar es la influencia que puede tener la experiencia de la
enfermera con este tipo de pacientes, en el sentido de que algunos diagnósticos,
como la auto/etero agresividad potencial o el riesgo de suicidio, pueden ser
identificados por los profesionales expertos, mientras que pueden pasar
desapercibidos para los más noveles.
Teniendo en cuenta que la identificación rigurosa de los problemas y/o
necesidades de los enfermos por parte del profesional de enfermería, es un paso
fundamental en la planificación adecuada de los objetivos de salud a alcanzar,
parece evidente la necesidad de mejorar el sistema de diagnóstico enfermero,
mediante una adecuada validación cultural de las etiquetas diagnósticas y de los
factores relacionados y la necesaria formación de los profesionales acerca de las
características y singularidades de los pacientes en el ámbito de la salud mental.

REFERENCIAS
1. Marriner A. Modelos y teorías de enfermería. Barcelona: Ediciones rol; 1989.
2. López P. proceso de Enfermería. Rev Iberoamericana de geriatría y gerontología.
1994; 10:37-8.
3. Iyer P, Tapich B, Bernocchi-Losey D. proceso de enfermería y diagnóstico de
enfermería. México: McGraw-Hill Interamericana; 1993.
4. Sánchez A, Hernández B. Surgimiento del diagnóstico de enfermería. Desarrollo
Científ Enferm. 1998; 6:132-40.
5. Lee TT. Nursing diagnoses: factors affecting their use in charting standarized care
plans. J Clin Nurs. 2005; 14:640-7.
6. Mrayyan MT. The influence of standarized languages on nurse's autonomy. J Nurs
Manag 2005; 13:238-41.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar