PUBLICIDAD
Última actualización web: 07/12/2022

Aplicaciones forenses de la psiquiatría clínica. Presentación de un caso.

Autor/autores: Domingo Pérez Brito
Fecha Publicación: 01/03/2007
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Es en el campo de la Medicina Legal donde la psiquiatría clínica ha encontrado mayor aplicación. Aún así, al profesional de la Medicina, le resulta extraño el término Psiquiatría forense. Tal asociación se explica porque las ciencias forenses necesitan de los conocimientos de psiquiatría y jurisprudencia para ayudar a esclarecer hechos delictivos. Es en lo penal donde con mayor frecuencia acude el legista a los conocimientos de esta disciplina en nuestro medio. Establecer el estado mental de un delincuente en el momento de cometer el acto delictivo, y a su vez, la capacidad para comprender el alcance de su acción y dirigir su conducta en dicho momento, es una de las tareas más difíciles que se le presentan a la psiquiatría Forense.

Los autores brindan a los profesionales de la psiquiatría, a modo de introducción, una panorámica general sobre las múltiples aplicaciones de su especialidad en la Medicina Legal, lo cual introduce un caso de homicidio relacionado con enfermedad mental. Se trata de un sujeto masculino, grupo racial europoide, de 61 años de edad, procedente de una zona rural, que había mantenido una conducta social adecuada, sin enfermedad mental aparente hasta que de forma alarmante, le dá muerte a se ex-esposa con la que aún mantenía vínculos afectivos. La lesión se produce de forma violenta, utilizando un arma blanca y causando lesiones mortales sobre los órganos de la cavidad toráxico. El sujeto es examinado cierto tiempo después constatándose profundas alteraciones sensoperceptuales que disminuyeron sustancialmente se capacidad para el libre albedrío.

Palabras clave: forense, psiquiatría clínica


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-3409

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Aplicaciones forenses de la psiquiatría clínica. Presentación de un caso.

Osdermi León Marrero*; Olga Lidia Llanes Mendoza**; Domingo Pérez Brito**; Norma Hernández Reyes; Jasier E. Barreras*.

Hospital "Dr. Mario Muñoz Monroy". Colón, Matanzas. Cuba.

* Especialistas de Primer grado en Medicina Legal.

** Especialistas de Primer grado en Anestesiología y Reanimación.

Resumen

Es en el campo de la Medicina Legal donde la psiquiatría clínica ha encontrado mayor aplicación. Aún así, al profesional de la Medicina, le resulta extraño el término psiquiatría forense. Tal asociación se explica porque las ciencias forenses necesitan de los conocimientos de psiquiatría y jurisprudencia para ayudar a esclarecer hechos delictivos. Es en lo penal donde con mayor frecuencia acude el legista a los conocimientos de esta disciplina en nuestro medio. Establecer el estado mental de un delincuente en el momento de cometer el acto delictivo, y a su vez, la capacidad para comprender el alcance de su acción y dirigir su conducta en dicho momento, es una de las tareas más difíciles que se le presentan a la psiquiatría Forense. Los autores brindan a los profesionales de la psiquiatría, a modo de introducción, una panorámica general sobre las múltiples aplicaciones de su especialidad en la Medicina Legal, lo cual introduce un caso de homicidio relacionado con enfermedad mental. Se trata de un sujeto masculino, grupo racial europoide, de 61 años de edad, procedente de una zona rural, que había mantenido una conducta social adecuada, sin enfermedad mental aparente hasta que de forma alarmante, le dá muerte a se ex-esposa con la que aún mantenía vínculos afectivos. La lesión se produce de forma violenta, utilizando un arma blanca y causando lesiones mortales sobre los órganos de la cavidad toráxico. El sujeto es examinado cierto tiempo después constatándose profundas alteraciones sensoperceptuales que disminuyeron sustancialmente se capacidad para el libre albedrío.



Introducción

¿Es la psiquiatría forense parte de la Medicina Legal o parte de la Psiquiatría? A esta reflexión le dedica un espacio el doctor Ernesto Pérez en su manual de psiquiatría forense (1), quién posee criterios de obligada consulta en esta materia. Históricamente han existido dos tendencias en nuestro medio que han hecho polemizar sobre el tema. El profesor Lancis la considera una rama de la Medicina Legal que estudia las cuestiones legales que surgen a consecuencia de los diversos estados de anormalidad psíquica (2). Otros la consideran rama exclusiva de la psiquiatría (3). Y aún más, existe una tendencia al uso habitual del término psicopatología forense o psicopatología Médico Legal, unas veces como sinónimo, otras en sustitución de psiquiatría forense, pero que presupone un concepto más abarcador al aplicar los conocimientos de otras ciencias como la psicología.  

Tal nominación tiene sus orígenes ya un tanto alejados en el tiempo y su uso es no solo aceptado, sino generalizado al englobar, además de las enfermedades psiquiátricas, aquellas situaciones que, sin ser enfermedades mentales propiamente dichas, plantean problemas al derecho (4, 5), sin olvidar la simulación como parte de las reacciones defensivas ante determinadas situaciones y . descritas por los peritos como recursos fraudulentos frecuentes en las peritaciones médico legales (6) motivos por los cuales los que hacen administración de justicia acuden a los especialistas con gran frecuencia.

Aún cuando parece ser la primera tendencia la más acertada, queda claro que en cualquier caso existe un campo del conocimiento compartido entre ambas especialidades. Es imprescindible para la peritación mental en el campo médico legal los conocimientos de psiquiatría. En consonancia con Horacio, BA, la forma que tiene una persona de responder a las situaciones estará influida por las cualidades culturales y personales que ésta posea en el momento del enfrentamiento a las mismas. (7) esto deja ver la relación que frecuentemente puede existir entre enfermedad mental y delito. Pero si es necesario dominar los conocimientos clínicos y su relación con el campo jurídico, a la vez no es suficiente. Se necesita dominar el arte de peritar por una parte, y saber ilustrar a aquellos con conocimientos jurídicos que desconocen cuestiones médicas. Por ende, la relación entre ambas especialidades no es de supeditación, sino de complementación mutua.

Los conocimientos de la clínica psiquiátrica le son tan necesarios al legista como los de otra rama cualquiera de las Ciencias Médicas como la traumatología, ginecobstetricia, toxicología, etc. , y sería un error pensar que su aplicación se limita a la relación enfermedad mental y delito, aún cuando es en el campo de lo penal donde con mayor frecuencia se encuentran ambas especialidades. Con menor frecuencia, también hace incursión obligada en lo laboral y en lo civil, tomando en estos últimos una connotación especial por tener los actos civiles mayores complicaciones en su estructura y en sus consecuencias, y además afectar intereses de terceros, motivos por los cuales en todos los países la mayoría de edad civil es mayor que la penal y la laboral. (8)

En las comisiones de peritación psiquiátrico forense confluyen las especialidades de psiquiatría, psicología y Medicina Legal para ocuparse de la investigación, interpretación y ayudar al desenvolvimiento de la justicia social. Se encuentran nombradas a todas las instancias del sistema nacional de salud y sus funciones más importantes se distribuyen en las esferas mencionadas.

En lo penal se ocupan de determinar el estado mental del acusado en el momento de cometer la acción delictiva; Determinación de la competencia mental para cumplimentar las obligaciones de testigo, acusador o acusado en determinada fase del proceso judicial; Establecer la compatibilidad del reo con el régimen penitenciario; Determinación del estado mental de la víctima en el momento de sufrir la acción delictiva; Determinación de la confiabilidad del testimonio de menores y enfermos mentales; Peritación al supuesto en estado peligroso por enfermedad mental, entre otras. Todas estas actuaciones encuentran su basamento legal en los cuerpos legales vigentes en nuestro país. (9, 10)


Desde el punto de vista civil las peritaciones giran alrededor de la aptitud por capacidad mental para el individuo administrar su persona, regir sus bienes y realizar actos jurídicos, teniendo también respaldo legal en nuestro país.

En lo laboral, el establecimiento de invalidez por enfermedad mental no suele ser tarea de la Medicina Legal, sino que se ventilan en comisiones de peritaje médico laboral a las diferentes instancias del sistema nacional de salud en las que se integran médicos de diversas especialidades y otros funcionarios del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social.

Finalmente se comentará un caso ilustrativo de la importante y necesaria aplicación forense de los conocimientos de la clínica psiquiátrica. En el mismo fue necesaria la aplicación de varias modalidades de peritación mental desde el punto de vista penal para esclarecer un caso donde un sujeto con una conducta aparentemente normal hasta ese momento, dio muerte a su esposa de forma violenta y fue procesado por un delito de asesinato.


Presentación de caso

En fecha 8 de Octubre del año 2005, aproximadamente a las 11pm, el ciudadano E. M. L. N. le dio muerte a quién fuera su esposa, de forma brutal, utilizando un arma blanca con la que le provocó varias heridas en el tórax lesionando mortalmente el corazón. Es detenido después de abandonar el lugar quedando en prisión provisional. Transcurridos dos días se solicita por parte de la instrucción penal la actuación de los servicios médicos del MININT ya que desde su detención los oficiales a cargo observaban conductas anormales en el recluso. El médico de asistencia determinó que el sujeto presentaba una descompensación a nivel psicótico sin precisar otros diagnósticos. Se impuso tratamiento y se solicitó un peritaje psiquiátrico para establecer la capacidad mental del individuo por la comisión de peritación mental del territorio. Al realizar la primera vista se solicitan los antecedentes, se orienta realización de la historia social psiquiátrica y se aplican las pruebas psicométricas correspondientes, con los resultados siguientes:

-Antecedentes: Se recogen varios resúmenes de historia clínica de su área de salud con el diagnóstico de trastorno de personalidad con marcados rasgos paranoides, mostrándose desconfiado, celópata, con depresión profunda e ideas suicidas, y la historia de un ingreso en el hospital Militar de Matanzas en el año 1996 con el diagnóstico de síndrome depresivo.

-Historia social psiquiátrica: Se recoge que es un individuo habitualmente sociable pero últimamente ha estado ingiriendo bebidas alcohólicas y lo notan alejado, retraído y los vecinos lo han escuchado hablando solo en el interior de su vivienda.

-Pruebas psicométricas: Se aplicó una batería de test conformado por las pruebas de L. Bender, Machover, Rotter, Weill, interpretándose en ellos un coeficiente de inteligencia inferior al término medio (FIL), depresión, rechazo ambiental, rigidez, agresividad, impulsividad, rasgos esquizoides.

-Entrevista: Se constatan alucinaciones auditivas de contenido acusatorio, así como ideas de autorreproche y suicidas persistentes.

Los peritos actuantes consideran que es portador de un estado depresivo que alcanza el nivel psicótico y sugieren el ingreso para observación y tratamiento psiquiátrico el cual es ordenado posteriormente por el fiscal a cargo.

Después de 15 días de observación psiquiátrica, se concluye que el individuo fue portador de una reacción depresiva psicótica que se instaló en un trastorno de personalidad con rasgos paranoides y en el cual la capacidad para comprender el alcance de su acción y dirigir su conducta en el momento del hecho se encontraba sustancialmente disminuida, a lo cual le correspondería la atenuación de hasta la mitad de la sanción, según el artículo 20. 2 del Código Penal vigente en nuestro país.


Bibliografía

1-Pérez González, E. Manual de psiquiatría Forense. ONBC. 2006:6-9.

2-Lancis F. Lecciones de Medicina Legal. ED Universitaria, La Habana. 1970:114-119.

3-Ordaz, E. B. Cuesta, L. Alonso, A. psiquiatría Forense: Antecedentes, Situación Actual, y Perspectivas de desarrollo. En Revista del hospital Psiquiátrico de La Habana, Vol. XXIX. No. 3, Julio-Septiembre 1988: 5-11.

4-Krafft-Ebing, R. Medicina Legal, t. II, La España Moderna, Madrid:16. En: Perez González, E. Manual de psiquiatría Forense. ONBC. 2006:9.

5-Ponce Zerquera, F. Et all. Medicina Legal. Ciencias Médicas, Pueblo y Educación. 1999:167.

6-pare, A. González, G. Recursos fraudulentos más frecuentes en las peritaciones médico legales estudiadas en la provincia de Guantánamo. Rev. hospital Psiquiátrico de La Habana. 1986. XXVII(3):399-407.  

7-Horacio BA, Romi JC. Importancia de la semiología delictiva en la peritación psiquiátrico-forense penal. Madrid: Gredos; 2000. p. 148-63.  

8-Colectivo de Autores. Medicina Legal. Ciencias Médicas, Pueblo y Educación. 1999:168.

9-Código Penal.

10-Ley de Procedimiento Penal.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar