PUBLICIDAD
Última actualización web: 30/11/2022

El funcionamiento en una unidad de toxicomanías.

Autor/autores: Covadonga Huergo Lora
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Adicciones .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Las Unidades de Toxicomanías se basan en el abordaje del paciente que padece un trastorno mental debido al consumo de sustancias psicoactivas. Dicha unidad, está integrada por un equipo multidisciplinar (psiquiatra, dos enfermeras, dos auxiliares, una administrativa, una trabajadora social a tiempo parcial y 2 enfermeros que recorren de lunes a viernes las zonas más reseñables del área de Salud Mental) que atienden al paciente de forma integral, considerándole como un ser biopsicosocial. El tratamiento de una toxicomanía consta de tres fases: a) Desintoxicación: apoyo farmacológico y psicológico al paciente para el cese del consumo evitando el síndrome de abstinencia agudo. b) Deshabituación: proceso largo y complejo donde se pretende que desaparezca el síndrome de abstinencia tardío mientras el paciente aprende una serie de estrategias terapéuticas para no recaer en el consumo. c) Reinserción: Se suele solapar a la fase de deshabituación, con progresiva integración del individuo en el medio social que le corresponde.

Para lo expuesto anteriormente, se comienza con una entrevista inicial al paciente (datos generales, antecedentes somáticos y psiquiátricos, historia toxicológica, antecedentes de desintoxicación y deshabituación previos, situación laboral, relaciones familiares y sociales, situación legal, grado de motivación, valoración del estado mental, analítica de sangre y orina y valoración de salud pública) y una reunión de equipo posterior para elegir el tratamiento más indicado para el abandono de dicha sustancia: a) Programa de opiáceos: - agonistas opiáceos. - antagonistas opiáceos, b) Programa de alcohol. c) Programa incipiente de cocaína.

Palabras clave: toxicomanía, deshabituación, desintoxicación, opiáceos


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-216

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

EL FUNCIONAMIENTO DE LAS UNIDADES DE TOXICOMANÍAS
Covadonga Huergo Lora.
hospital V. Alvarez-Buylla. Mieres. Asturias. España.
dumpy1981@hotmail. com


RESUMEN:


Las Unidades de Toxicomanías se basan en el abordaje del paciente que padece un trastorno mental debido
al consumo de sustancias psicoactivas. Dicha unidad, está integrada por un equipo multidisciplinar
(psiquiatra, dos enfermeras, dos auxiliares, una administrativa, una trabajadora social a tiempo parcial y 2
enfermeros que recorren de lunes a viernes las zonas más reseñables del área de Salud Mental) que
atienden al paciente de forma integral, considerándole como un ser biopsicosocial. El tratamiento de una
toxicomanía consta de tres fases:
a) Desintoxicación: apoyo farmacológico y psicológico al paciente para el cese del consumo evitando el
síndrome de abstinencia agudo.
b) Deshabituación: proceso largo y complejo donde se pretende que desaparezca el síndrome de abstinencia
tardío mientras el paciente aprende una serie de estrategias terapéuticas para no recaer en el consumo.
c) Reinserción: Se suele solapar a la fase de deshabituación, con progresiva integración del individuo en el
medio social que le corresponde. Para lo expuesto anteriormente, se comienza con una entrevista inicial al
paciente (datos generales, antecedentes somáticos y psiquiátricos, historia toxicológica, antecedentes de
desintoxicación y deshabituación previos, situación laboral, relaciones familiares y sociales, situación legal,
grado de motivación, valoración del estado mental, analítica de sangre y orina y valoración de salud pública)
y una reunión de equipo posterior para elegir el tratamiento más indicado para el abandono de dicha
sustancia :
a) Programa de opiáceos: - agonistas opiáceos. - antagonistas opiáceos,
b) Programa de alcohol.
c) Programa incipiente de cocaína.

Este dispositivo trabaja con aquel paciente que padece un trastorno mental debido al consumo de
drogas entendiendo droga como sustancia que al ser introducida en el organismo produce
alteraciones fisiológicas, cognitivas y comportamentales.
El tratamiento de una toxicomanía se compone de tres fases:
A) Desintoxicación: este proceso tiene una duración entre 10 y 15 días e incluso menos. El
paciente abandona por completo el consumo de la sustancia mientras se le ofrece un
apoyo psicofarmacológico para el síndrome de abstinencia agudo (cortejo de
sintomatología física y psíquica específico para cada sustancia y que puede ser letal en
determinados tóxicos como en el alcohol y barbitúricos no así en los opioides. Además
puede conllevar a la recaída del paciente).

B) Deshabituación: proceso largo y complejo donde se pretende que desaparezca el
síndrome de abstinencia tardío mientras el paciente aprende una serie de estrategias
terapéuticas para no recaer en el consumo.
C) Reinserción: se suele solapar a la fase de deshabituación con progresiva integración del
individuo en el medio social correspondiente.
Para el abordaje de cualquier problema y principalmente en el ámbito de salud Mental, debe hacerse
de forma integral, considerando al paciente como un ser bio-psico-social contando con la familia y el
entorno donde se encuentra inmerso.
Para llevar a cabo lo anteriormente expuesto, se cuenta con un equipo multidisciplinar, donde
profesionales de distinta formación aportan sus conocimientos y experiencias para la atención del
paciente. Dicho equipo se compone por:
-Psiquiatra.
- Dos enfermeras.
- Dos enfermeros dependientes de una organización no gubernamental que recorren de lunes
a viernes las zonas más destacadas del área de Salud Mental.
- Dos auxiliares.
- Una administrativa.
- Una trabajadora social a tiempo parcial.
- Un M. I. R.
También cabe mencionar al personal complementario que aseguran las condiciones del
dispositivo como por ejemplo la seguridad, limpieza, informática, etc.

Primera entrevista:
El paciente que acude por primera vez a la Unidad es derivado principalmente por su médico de
atención primaria o por el servicio de Urgencias. Es frecuente, que los pacientes vayan a los
Servicios de Urgencias pidiendo ayuda para el abandono de una toxicomanía. Allí se le atiende y se
valora si precisa algún tipo de tratamiento y es derivado a la unidad de tratamiento de toxicomanías
de referencia.
A su llegada al dispositivo, la administrativa recoge datos de filiación del paciente y posteriormente
pasa a ser evaluado por la psiquiatra. Esta entrevista se intenta recoger los siguientes puntos de
interés:
- Antecedentes somáticos y psiquiátricos previos.
- Historia toxicológica: se recoge en una tabla, como la siguiente a modo de ejemplo, las
drogas que consumió y consume el paciente anotando la edad con la que comenzó el consumo, la
cantidad y la vía de administración en aquel momento y la cantidad y la vía de consumo en la
actualidad.

SUSTANCIA
Tabaco
Alcohol
Cannabis
L. S. D
Anfetaminas
Extasis
Benzodiacepinas

Colas-Pegamento
Bupremorfina
Metadona
Cocaina
Heroína
Dihidrocodeína

INICIO
13
13
15
15
15
NO
17

VIA
FUMADA
ORAL
FUMADA
ORAL
ORAL
ORAL

NO
19
26
15-16
17-18
25

ORAL
ORAL
Esnifada
Esnifada
ORAL

CONSUMO ACTUAL
20-30 cig/dia
NO
NO
NO
NO
NO
Flunitrazepam 3-4
cp/d
alprazolam 2 mg 4
cp/d
NO
NO
NO
0, 5 -1 gr/d
0, 75 gr/d
8 cp/d

VIA
FUMADA
ORAL
FUMADA

I. V
I. V.
ORAL

-Tratamientos de desintoxicación y/o deshabituación previos.
-Situación laboral: es de notable importancia saber en el momento de iniciar un tratamiento
farmacológico conocer el trabajo que desempeña y si se encuentra en buenas condiciones para
desempeñarlo o si por el contrario, sería aconsejable un periodo de descanso. En segundo lugar,
aquel paciente que se encuentre sin empleo puede ser un factor de riesgo para una recaída, por lo
que es básico conocer la situación e intentar ayudarle con los medios que se dispone.
- Relaciones familiares y sociales: Es vital conocer el grado de relación son sus familiares (si
vive solo o con algún tipo de familiar, cómo son esas relaciones) y si tiene una buena red social sana
o si sus amistades también son consumidores o si se encuentra aislado.
- Situación legal: si existe antecedentes o algún proceso legal abierto en ese momento.
- Valoración del grado de motivación para el abandono de consumo de tóxicos: bien sea por
iniciativa propia, familiar, social, legal, etc.
- Exploración psicopatológica y valoración del estado mental en el momento actual.
- Analítica de sangre y orina.
-Valoración de salud pública: Son pacientes abandónicos en su salud física y también en
relación a la vía utilizada para la administración de la droga y las prácticas sexuales de riesgo es
preciso descartar patología física y estudiar su calendario de vacunas.


SEGUIMIENTO:


Tras la valoración inicial, hay una reunión de equipo donde se plantea la estrategia terapéutica.
Posteriormente, un subequipo formado por una enfermera y una auxiliar tutorizan al paciente y
siguen su evolución en estrecho contacto con la psiquiatra que también les cita periódicamente.
Es básico señalar la importancia de una buena relación entre los integrantes del equipo
multidisciplinar ya que de ahí depende la buena evolución del paciente. También son importantes las
relaciones con el resto de especialidades ya que nuestros pacientes son derivados y también

seguidos por otras ramas de la medicina, principalmente por medicina interna y neurología sin
olvidarnos del médico de primaria.

PRINCIPALES PROGRAMAS DE LA UNIDAD DE TOXICOMANÍAS:


a) Programa de agonistas opiáceos.
b)

Programa de antagonistas opiáceos.

c) Programa de alcohol.
d) Programa incipiente de cocaína.

a) Programa de agonistas opiáceos (metadona):
La metadona es un agonista sintético que es asimilado sin problemas a través del
conducto gastrointestinal, con independencia del tipo de presentación. Tiene una
biodisponibilidad del 80 al 95%. La vida media de eliminación de la metadona se calcula
entre las 24 y las 36 horas existiendo diferencias interpersonales. Es metabolizada en el
hígado por la enzima CYP3A4 (su actividad está influida por factores genéticos,
ambientales y por fármacos (antirretrovirales, antibióticos, determinados antiepilépticos,
antituberculosos).
Es eliminada por orina y heces. Sus efectos secundarios más comunes son aumento de la
transpiración, constipación intestinal, trastornos del sueño, del deseo sexual y de la
concentración.
Los requisitos para poder entrar en tratamiento con metadona difieren ampliamente entre
los programas. Algunos programas llamados de alto umbral, adoptan un criterio estricto
con un mínimo de cinco años de adicción a opiáceos, una edad mínima de 18 años, haber
participado sin éxito en otros tratamientos, gran motivación para participar en el
tratamiento o basado en uno de los requisitos de diagnóstico internacional para la
dependencia a opiáceos. En otros programas, sólo pacientes que sufren otras
enfermedades, como VIH/SIDA o tuberculosis además de la misma adicción a las drogas
son aceptados en tratamiento. En el otro extremo, hay programas que aceptan a
cualquier persona que tenga una adicción a opiáceos probada y que quiera entrar en
programa de tratamiento (programas de bajo umbral).
En nuestro servicio, se acepta a todo paciente dependiente de opiáceos que requiera
tratamiento tras haber pasado por una valoración y que tenga motivación para incluirse
en el programa.
Para la dispensación de la metadona en el área de salud mental, se cuenta con 2
dispositivos: uno fijo instalado en la Unidad de toxicomanías de lunes a domingo en
horario de mañana y otro móvil (autobús) que recorre las zonas más reseñables del área

-4-

de lunes a viernes en horario también matutino. En estos dispositivos trabajan las
enfermeras y auxiliares y que además de dispensar el fármaco, se hace intercambio de
jeringuillas y se ofrecen preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual y
embarazos no deseados. También se mantiene una relación estrecha con el paciente y
donde se puede valorar la evolución del paciente haciendo los ajustes oportunos si es
preciso.
b) Programa con antagonistas opiáceos: principalmente con naltrexona.
c) Programa de alcohol:
Tanto en la fase de desintoxicación como en la fase de deshabituación se lleva el
seguimiento del paciente y también se valora la evolución a nivel somático tras el
abandono del hábito etílico.
d) Programa incipiente de cocaína:
Principalmente se trabaja a nivel de la sintomatología que presenta el paciente. Cabe
mencionar la relación entre la cocaína y la presentación de notable sintomatología
psicótica principalmente ideación delirante de persecución y alteraciones
sensoperceptivas.

Cuando no es posible el abordaje ambulatorio del paciente, se cuenta con una unidad de
desintoxicación en el hospital de referencia de la región para la atención aguda del
paciente en la fase de desintoxicación y también la existencia de comunidades
terapéuticas en la fase de deshabituación donde se trabaja con el paciente tanto
farmacológicamente como en talleres y programas para el abordaje global del problema.
En la fase de reinserción, hay una serie de pisos que se conocen con el nombre de pisos
de reinserción donde se ayuda al paciente a integrarse de nuevo en el ambiente social.
También se dispone de centros de día en la ciudad para que los pacientes acudan a
realizar actividades, deportes, grupos de ayuda, etc.

BIBLIOGRAFÍA:

Sadock, B. y Sadock, V. Kaplan-Sadock, Sinopsis de psiquiatría. 9ª edición. Buenos Aires,
Argentina: Waverly Hispánica; 2004.

Hyman, S. E. y Tesar, G. E. Manual de Urgencias Psiquiátricas. 3ª edición. Barcelona: Masson;
1996.

Hernández, M. y Ocio, S. Manual de la Urgencia Psiquiátrica en atención primaria. 1ª edición.
Madrid: TCC.

Vallejo, J. Introducción a la psicopatología y la psiquiatría. 5ª edición. Barcelona: Masson;
2002.
 
Coppel A. [Substitution practices in Europe and reduction of risks]. Ann Med Interne (Paris)
1994; 145 Suppl 3:73-4.

Clark N, Lintzeris N, Gijsbers A et al. LAAM maintenance vs methadone maintenance for
heroin dependence. Cochrane Database Syst Rev 2002; (2):CD002210.


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar