PUBLICIDAD
Última actualización web: 08/08/2022

Escala de Cansancio Emocional (ECE) para estudiantes universitarios: Propiedades psicométricas y asociación.

Autor/autores: Francisco Ramos Campos
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Trastornos de ansiedad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Se ha construido una escala de cansancio emocional (ECE) para ser aplicada a estudiantes universitarios. Con ella se ha medido el cansancio emocional o burnout a causa de los estudios en 402 estudiantes, 130 varones y 272 mujeres. La ECE es una escala unidimensional de 10 ítems, con un nivel aceptable de consistencia interna (un coeficiente alfa de . 83) y una satisfactoria homogeneidad de ítems (correlación media entre ítems = . 33).

Se han medido los cinco factores de la personalidad, el autoconcepto, la autoestima, la salud psicológica y la satisfacción con los estudios. Mediante análisis de regresión múltiple, el neuroticismo y el distrés psicológico han aparecido como fuertes predictores del cansancio emocional de los estudiantes universitarios junto con la baja autoestima. La mayor satisfacción con los estudios estaba asociada con un perfil positivo de personalidad y con inferior cansancio emocional.

Palabras clave: Cansancio Emocional

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2898

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Escala de Cansancio Emocional (ECE) para estudiantes universitarios: Propiedades psicométricas y asociación.

Francisco Ramos Campos; Dionisio Manga Rodriguez; Consuelo Moran Astorga.

Universidad de Salamanca y Universidad de Leon.

 

Resumen

Se ha construido una escala de cansancio emocional (ECE) para ser aplicada a estudiantes universitarios. Con ella se ha medido el cansancio emocional o burnout a causa de los estudios en 402 estudiantes, 130 varones y 272 mujeres. La ECE es una escala unidimensional de 10 ítems, con un nivel aceptable de consistencia interna (un coeficiente alfa de . 83) y una satisfactoria homogeneidad de ítems (correlación media entre ítems = . 33). Se han medido los cinco factores de la personalidad, el autoconcepto, la autoestima, la salud psicológica y la satisfacción con los estudios. Mediante análisis de regresión múltiple, el neuroticismo y el distrés psicológico han aparecido como fuertes predictores del cansancio emocional de los estudiantes universitarios junto con la baja autoestima. La mayor satisfacción con los estudios estaba asociada con un perfil positivo de personalidad y con inferior cansancio emocional.



Introducción

En numerosos trabajos se estudian las tres dimensiones del síndrome de burnout: el cansancio emocional, la despersonalización y la falta de realización personal. Como síntoma y principal componente del burnout, el cansancio emocional es la respuesta más destacada a los estímulos estresantes del ambiente ocupacional y es, por ello, la primera etapa del proceso del burnout (Greenlass, Burke y Konarski, 1998). El cansancio no es algo de lo que simplemente se tiene experiencia, sino que más bien es el que provoca en uno mismo reacciones de distanciamiento emocional y cognitivo respecto al propio trabajo, presumiblemente como un modo de afrontar su sobrecarga (Maslach, Schaufeli y Leiter, 2001).

Según ha dicho recientemente Maslach (2003), la dimensión del cansancio o desgaste emocional representa la respuesta básica al estrés que se estudia en las investigaciones en este campo. muestra la correlación positiva esperada con excesivas demandas del trabajo y con los resultados de salud relacionados con el estrés. El Maslach Burnout Inventory (MBI) fue preparado para medir en las primeras fases exploratorias las tres dimensiones del burnout. El MBI fue diseñado originalmente para uso con gente que trabaja en los servicios humanos y en el cuidado de la salud. Posteriormente, se hizo una versión revisada para los educadores, hasta llegar a la versión general más reciente de Maslach, Jackson y Leiter (1996). “Dado el creciente interés en el burnout en ocupaciones que no están tan claramente orientadas a la gente, hemos preparado una versión general del MBI para uso con cualquier ocupación” (Maslach, 2003, p. 190).

Hace unos pocos años se comenzaba a hablar de “estudiantes quemados”, en alusión al peculiar burnout producido por los estudios universitarios en alumnos de los últimos cursos de carrera, así como en los estudios de postgrado. Al igual que sucede con el burnout profesional también podemos encontrar burnout en los estudiantes universitarios (Ramos, 1999), con la diferencia de que en este ámbito se produce la identificación del cansancio emocional con el burnout, convirtiéndose los otros dos componentes en aspectos inexistentes o en cualquier caso innecesarios. Creemos, por tanto, que es el momento de abordar por sí mismo el cansancio emocional de los estudiantes, su naturaleza, los factores que en él influyen y un instrumento adecuado para su medida.

De acuerdo con Briggs y Cheek (1986), en la construcción de escalas para dominios limitados se supone que una sola escala debe medir un solo constructo, que el análisis factorial debe aplicarse rutinariamente a las nuevas escalas y que los factores de una escala son importantes si puede demostrarse que están diferencialmente relacionados con otras medidas. El análisis factorial, en sentido amplio, es una manera de agrupar variables correlacionadas, una manera de reducir una serie de variables redundantes y una manera de identificar qué es lo que diversas variables tienen en común. Según García. , Gil y Rodríguez (2000), una de las aplicaciones básicas del análisis factorial es la reducción de datos, mientras que otra aplicación es la psicometría, es decir, la que nos permite comprobar las propiedades psicométricas (validez y fiabilidad) de los instrumentos de medida de algún constructo.

En este trabajo también nos interesa la relación del cansancio emocional de los estudiantes universitarios con medidas de su personalidad, salud psicológica y satisfacción con los estudios. Para medidas de personalidad, además del autoconcepto y la autoestima, creemos de especial importancia las dimensiones del modelo de los Cinco Factores. Éstos se estudian en cuanto predictores de salud psicológica, siendo el instrumento más usado para medirlos el NEO-FFI que es la forma abreviada del NEO PI-R (Costa y McCrae, 1999). Los cinco factores son neuroticismo (N), extraversión (E), apertura a la experiencia (O), amabilidad (A) y responsabilidad (C). La autoestima global se predice a partir del NEO PI-R en un porcentaje considerable (Pullman y Allik, 2000), lo que indica un solapamiento a tener en cuenta en el estudio de la asociación de la personalidad y de la autoestima con la salud psicológica.

La salud psicológica de los estudiantes, en cuanto medida con la versión griega del cuestionario de Salud General (GHQ-28) de Goldberg, ha sido abordada recientemente por Karademas y Kalanzi-Azizi (2004). Su estudio, hecho con 291 estudiantes de la Universidad de Atenas, abarca diversos factores que influyen en la salud psicológica de los estudiantes universitarios en época de exámenes. Encontraron que el proceso de estrés y las estrategias para su afrontamiento ejercían un importante papel sobre la salud psicológica de los estudiantes.

El presente trabajo se ha realizado con un triple propósito. Se ha pretendido, por una parte, mediante análisis factorial y la consiguiente selección de elementos, formar una escala que, partiendo de ítems considerados apropiados para medir cansancio emocional como dimensión del burnout y de otros más específicos referidos al estrés causado por los estudios y exámenes en la universidad, pudiera medir el constructo de cansancio emocional en estudiantes universitarios. El análisis de ítems nos ha permitido comprobar su estructura factorial y la consistencia interna de la escala. En segundo lugar, deseábamos saber la relación de esta medida de cansancio con medidas de dimensiones de personalidad, autoconcepto, autoestima y salud psicológica. Por fin, nos interesaba conocer el perfil de los estudiantes universitarios según su satisfacción con los estudios, perfil formado por variables del ámbito de la personalidad, de la salud psicológica y del cansancio emocional.


Método

Muestra

En este estudio han participado 402 estudiantes de la universidad de León, 150 varones y 252 mujeres. Entre los 18 y los 33 años, la media de edad era de 22. 65 años con una desviación típica de 2. 45.

Instrumentos utilizados

Escala de Cansancio Emocional (ECE). escala de 10 ítems (ver Apéndice) que miden cansancio emocional. Los ítems se puntúan de 1 a 5, considerando los 12 últimos meses de vida estudiantil, según ocurra lo que la frase dice: 1 raras veces, 2 pocas veces, 3 algunas veces, 4 con frecuencia, 5 siempre. Los ítems están inspirados en los de la escala de cansancio emocional del Maslach Burnout Inventory (Maslach. y Jackson, 1997), como también en ítems incluidos en el concepto de burnout de Freudenberger (Morán, 2003). A esta base se añaden ítems especialmente diseñados para evaluar el cansancio o desgaste emocional de los estudiantes universitarios, cansancio derivado del nivel de exigencia y de esfuerzo por superar los estudios. La puntuación obtenida en la ECE oscila entre los 10 y los 50 puntos.

Inventario NEO reducido de Cinco Factores (NEO-FFI). Versión abreviada de 60 elementos de la Forma S del NEO PI-R que ofrece una medida de los cinco factores de la personalidad normal (Costa y McCrae, 1999). Consta de cinco escalas de 12 elementos cada una: neuroticismo (N), extraversión (E), Apertura (O), Amabilidad (A) y Responsabilidad (C). Las respuestas se valoran desde 0 hasta 4 puntos, en una escala tipo Likert de 5 puntos que va desde el extremo “en total desacuerdo” al extremo “totalmente de acuerdo”. La puntuación total en cada factor se obtiene sumando los puntos de los 12 ítems, y abarca de 0 a 48 puntos.

Escala de Autoconcepto Positivo (EAP). Es una selección de 10 ítems (17, 23, 31, 34, 38, 42, 48, 57, 61, 62) de entre los enunciados positivos para medir el autoconcepto; eran positivos 34 de 68, porque “fueron considerados por psicólogos clínicos como manifestativos de buen ajuste y de buen concepto de sí mismo” (Fierro, 1982, p. 20). La selección de los 10 ítems de la EAP se hizo mediante análisis factorial a partir de las respuestas según una escala del tipo Likert de 5 puntos: (5 va mucho con mi forma de ser, 4 bastante, 3 a medias, 2 poco, 1 va muy poco con mi forma de ser). Como ejemplos de ítems: el 23 “Vivo contento” y el 34 “Tengo una personalidad interesante y atractiva”. La puntuación total obtenida en Autoconcepto se halla entre los 10 y los 50 puntos. En estudiantes universitarios se ha encontrado un alfa de cronbach de . 87.

Escala de autoestima de Rosenberg (EAR). Esta escala fue diseñada por Rosenberg (1965) para medir en adolescentes el sentimiento global de su propia valía o la aceptación de sí mismos. Es, por tanto, una medida unidimensional de la autoestima global, entendida ésta como una estimación de conjunto que hace la persona sobre su propia valía como ser humano (Rosenberg, 1979). La EAR se compone de 10 ítems formulados la mitad positivamente y negativamente la otra mitad. Se contestan según una escala de cuatro puntos para la formulación positiva: (1) muy en desacuerdo, (2) en desacuerdo, (3) de acuerdo y (4) muy de acuerdo. Se suman los puntos obtenidos en cada uno de los 10 ítems, una vez que se han invertido las puntuaciones de los cinco ítems formulados en negativo, pudiéndose obtener un total que va de 10 (el extremo de baja autoestima) hasta 40 puntos (el extremo de alta autoestima). Los diferentes estudios han encontrado un alfa de cronbach en torno a . 85, entre . 83 y . 87, coeficiente de fiabilidad semejante al informado por el propio Rosenberg (1979).

GHQ-28. Es la versión castellana (Goldberg y Williams, 1996) de 4 escalas del cuestionario de Salud General, o GHQ, de Goldberg y Hillier (1979). El GHQ-28 lo componen 7 ítems por escala, 28 ítems en total. Cada ítem se puntúa de 0 a 3 puntos, puntuando más según sean mayores los problemas de salud. Así, la puntuación de cada escala puede alcanzar un máximo de 21 puntos y la puntuación total, o suma de puntos de las cuatro escalas, un máximo de 84. Las escalas son las siguientes por este orden: Síntomas somáticos, ansiedad e insomnio, disfunción social, depresión. El GHQ-28 se puede utilizar de forma global para cuantificar la salud psicológica de los individuos, o bien se pueden utilizar las medidas de cada escala por separado para estudiar problemas de salud psicológica más específicos. En este trabajo se utiliza la puntuación global del GHQ-28.

Satisfacción con los estudios (SE). Consta de un solo ítem. Se contesta en una escala de 5 puntos (1 raras veces, 2 pocas veces, 3 algunas veces, 4 con frecuencia, 5 siempre) a la afirmación “Disfruto estudiando porque me gusta lo que estudio”. Forman un grupo de menor satisfacción con los estudios quienes han puntuado de 1 a 3, mientras que forman el grupo de mayor satisfacción con los estudios los que puntúan 4 y 5 en esta escala de un solo ítem.


Resultados

- Resultados del análisis factorial El análisis factorial de componentes principales ha arrojado un solo factor con los 10 ítems que conforman la ECE (ver Apéndice), con eigenvalue de 3. 97 (superior a 1) sin que ningún otro factor tuviera un eigenvalue superior a 1, como se puede observar en el scree plot de la Figura 1. La varianza explicada por la escala es del 40%.

 


Figura 1. Scree plot de la escala de Cansancio Emocional (ECE).


- Consistencia interna de la ECE.

La escala de Cansancio Emocional (ECE) es una escala compuesta de 10 elementos o ítems con un coeficiente alfa de cronbach de . 83, lo que indica una buena consistencia interna encontrada en una muestra de 402 estudiantes universitarios. La correlación media entre ítems (cmi) es de . 33, valor que se halla situado dentro de la zona óptima señalada por Briggs y Cheek (1986). Las correlaciones de cada ítem con el total se hallan entre . 43 del ítem 2 y . 61 del ítem 7. Con los 10 ítems, la ECE presenta una media de 27. 45 y una desviación típica de 6. 31. (Véanse la tabla 1 y el Apéndice).

 


Tabla 1. análisis de los 10 ítems de la escala de Cansancio Emocional (ECE), mostrando abajo la fiabilidad de la escala (coeficiente alfa de cronbach y dos mitades) y la correlación media entre ítems

 

- Correlaciones de la ECE con las demás variables.

Las correlaciones más altas de la ECE, como puede verse en la tabla 2, se dan en ambos sexos con neuroticismo, distrés psicológico (o problemas de salud psicológica) y bajo autoconcepto-autoestima. También se pueden ver en la tabla 2 el alfa de cronbach de cada una de las variables utilizadas en este estudio, junto con la longitud o número de ítems de las escalas que las miden.

 


Tabla 2. estadística descriptiva para todas las variables y sus correlaciones parciales con la ECE ª


En un análisis factorial conjunto de la ECE con el resto de variables, se obtuvieron tres factores con eigenvalues superiores a 1 explicando el 64% de la varianza, por el método de componentes principales y rotación varimax. El Factor 1 (con eigenvalue de 3. 28 y 37% de la varianza explicada) era de estabilidad emocional, con un peso factorial en él de . 65 para EAP, . 74 para EAR, -. 84 para N, -. 76 para GHQ-28 y -. 79 para ECE. El Factor 2 (con eigenvalue de 1. 38 y 15% de la varianza explicada) era extraversión-apertura, con un peso factorial en él de . 71 para E y de . 71 para O. El Factor 3 (con eigenvalue de 1. 09 y 12% de la varianza explicada) era de amabilidad-responsabilidad, con un peso factorial en él de . 80 para A y de . 68 para C.

En un análisis de regresión múltiple pasos adelante, con la ECE como variable dependiente y el resto como independientes, se obtuvo una R2 ajustada de . 41 y las variables más fuertemente asociadas con cansancio emocional fueron N (con beta igual a . 37, p < . 001), GHQ-28 (con beta igual a . 26, p < . 001), y EAR en negativo (con beta igual a . 15, p < . 01). A GHQ-28 (distrés psicológico) correspondía un 5% del cambio en R2 y a EAR (baja autoestima) un 1%, asociándose el 35% de la varianza explicada a N (neuroticismo o baja estabilidad emocional).


- Comparación y perfil de grupos de estudiantes diferenciados por satisfacción con los estudios (SE).

Como se ve en la tabla 3, existen diferencias significativas entre los grupos de mayor satisfacción con los estudios y los de menor satisfacción en N, A, C y ECE, pero no existen diferencias en Autoconcepto (EAP), autoestima (EAR) ni en Salud psicológica (GHQ-28). Las puntuaciones altas en Estabilidad Emocional (bajas en N), en Amabilidad (A), en Responsabilidad (C) y bajas en Cansancio Emocional conforman un perfil del estudiante universitario que siente y autoinforma mayor satisfacción con los estudios que está cursando. Los estudiantes universitarios sin ese perfil, o con poca satisfacción en sus estudios, no por ello sienten merma en su autoconcepto o autoestima, ni en su salud psicológica.

 


Tabla 3. Diferencias entre grupos según su mayor o menor satisfacción con los estudios (SE).


Las diferencias de género no existen en cuanto a satisfacción con los estudios (SE). El grupo de poca satisfacción con los estudios se compone de un tercio de los estudiantes, repartiéndose por igual entre varones y mujeres. Sin embargo, son grandes las diferencias de sexo en la ECE, puntuando significativamente más alto las mujeres que los varones en cansancio emocional (M = 25. 59 en varones frente a 28. 67 en mujeres, p < . 001). También existen diferencias por superior puntuación de las mujeres en N y en O del NEO-FFI y en GHQ-28, aunque se muestran inferiores a los varones en EAP y EAR.


Discusión

La estructura factorial de la escala de Cansancio Emocional (ECE) que hemos presentado tiene un carácter unidimensional, es decir, según el análisis factorial por el método de componentes principales todos sus ítems tienen el peso en un solo y único factor. Ese factor explica el 40% de la varianza. ello indica que todos los 10 ítems colaboran adecuadamente a la medición del constructo que es el cansancio de los estudiantes universitarios. Además la correlación media entre ítems (cmi = . 33) se halla entre los valores óptimos de . 20 a . 40 (Briggs y Cheek, 1986), lo que indica un índice de homogeneidad muy satisfactorio.

Además, podemos decir que la consistencia interna de la ECE contribuye a que las propiedades psicométricas de la escala sean las más adecuadas. La consistencia interna nos proporciona un coeficiente alfa de cronbach de . 83 para 10 elementos, muy parecido al que se obtiene con una escala tan acreditada en todo el mundo como es la escala de autoestima de Rosenberg (EAR) también con 10 elementos. En estudios sobre burnout en servicios humanos, la escala de Cansancio Emocional de 9 elementos del Maslach Burnout Inventory obtiene un alfa entre . 81 (Morán, 2003) y . 86 de otros estudios. En nuestros primeros datos, por tanto, tenemos una buena consistencia interna de la escala de Cansancio Emocional.

La ECE mostró que quedaba incluida en el factor neuroticismo, o falta de estabilidad emocional, en el análisis factorial conjunto que hemos realizado con variables de personalidad como son los Cinco Factores, Autoconcepto y autoestima. Este análisis ha puesto de manifiesto la estrecha vinculación del cansancio emocional estudiantil con la personalidad, aunque sólo con inestabilidad emocional, bajo autoconcepto y baja autoestima. Los análisis de regresión han confirmado esta asociación, siendo el neuroticismo un poderoso predictor de cansancio emocional. También se ha constatado que existen diferencias de género, al comprobar que en las mujeres es superior el cansancio emocional estudiantil y el neuroticismo que en los varones. Los varones puntúan menos que las mujeres en neuroticismo, según se ha informado en numerosos estudios con medidas del NEO-FFI (Manga, Ramos y Morán, 2004), de igual modo que también los varones obtienen puntuaciones superiores a las mujeres en Autoconcepto y autoestima.

También es reciente la búsqueda de los correlatos de la personalidad con la salud psicológica en estudiantes universitarios. En esta dirección, los resultados de Aarm (2004) han mostrado una fuerte relación positiva del neuroticismo con síntomas somáticos, ansiedad y depresión, del cuestionario General de Salud de Goldberg (GHQ-28). Nuestros resultados muestran esa asociación del neuroticismo con la puntuación total en el GHQ-28, ya que unidos explican el 40% del cansancio estudiantil, colaborando hasta el 41% la baja autoestima. Igualmente, la medida del GHQ-28 se incluía en el factor del neuroticismo en el análisis factorial conjunto. Si, como dice Maslach (2003), cuando se estudian consecuencias para la salud derivadas del estrés el componente de cansancio emocional del burnout es su mejor predictor, cabe preguntarnos por la dirección de la influencia en los estudiantes: ¿los problemas de salud psicológica originan el cansancio emocional o es éste el que origina el distrés psicológico?

Por último, hay que hacer distinción entre satisfacción con los estudios (SE) y cansancio emocional (CE). Existe una pequeña correlación negativa entre ambos constructos. Los estudiantes altos en SE puntúan menos en neuroticismo y en cansancio emocional, y más en amabilidad y responsabilidad, sin diferencias con los de baja SE en problemas de salud (GHQ-28) ni en autoconcepto ni en autoestima. A la vista de este perfil de los estudiantes más satisfechos con sus estudios, el solapamiento de variables da origen a más preguntas sobre si el CE es el que origina la baja SE, o bien puede ser al revés. Aún se puede suponer que ambos constructos dependan de otro factor. Preguntas como éstas esperan respuestas de futuras investigaciones, de modo similar a las que se hacen Maslach et al. (2001) sobre la dirección en la interinfluencia del burnout profesional y la insatisfacción en el empleo.


Referencias bibliográficas

Aarm, H. (2004). Personality correlates of health outcomes in Sudanese university students. Social Behavior and Personality, 32, 321-328.

Briggs, S. R. y Cheek, J. M. (1986). The role of factor analysis in the development and evaluation of personality scales. Journal of Personality, 54, 106-148.

Costa, P. T. y McCrae, R. R. (1999). NEO-PI-R, inventario de personalidad NEO Revisado. NEO-FFI, inventario NEO reducido de Cinco Factores. Madrid: TEA Ediciones.

Fierro, A. (1982). Técnicas de investigación de la personalidad. ICE de la Universidad de Salamanca.

García, E. , Gil, J. y Rodríguez, G. (2000). análisis factorial. Madrid: La Muralla.

Goldberg, D. y Hillier, V. F. (1979). A scaled version of the General Health Questionnaire. Psychological Medicine, 24, 18-26.

Goldberg, D. y Williams, P. (1996). cuestionario de Salud General GHQ. Barcelona: Masson.

Greenlass, E. R. , Burke, R. J. y Konarski, R. (1998). Components of burnout, resources, and gender-related differences. Journal of Applied Social Psychology, 28, 1088-1106.

Karademas, E. C. y Kalanzi-Azizi, A. (2004). The stress process, self-efficacy expectations, and psychological health. Personality and Individual Differences, 37, 1033-1043.

Manga, D. , Ramos, F. y Morán, C. (2004). The Spanish norms of the NEO Five-Factor Inventory: new data and analyses for its improvement. International Journal of Psychology and Psychological Therapy, 4, 1-10.

Maslach, C. (2003). Job burnout: New directions in research and intervention. Current Directions in Psychological Science, 12, 189-192.

Maslach, C. y Jackson, S. E. (1997). MBI. inventario “Burnout” de Maslach. Madrid: TEA Ediciones.

Maslach, C. , Jackson, S. E. y Leiter, M. P. (1996). The Maslach Burnout Inventory (3ª ed. ). Palo Alto, CA: Consulting Psychologists Press.

Maslach, C. , Schaufeli, W. B. y Leiter, M. P. (2001). Job burnout. Annual Review of Psychology, 52, 397-422.

Morán, C. (2003). Relación entre variables de personalidad y estrategias de afrontamiento del estrés laboral. Tesis doctoral. León: Universidad de León.

Pullman, H. y Allik, J. (2000). The Rosenberg Self-Esteem Scale: its dimensionality, stability and personality correlates in Estonian. Personality and Individual Differences, 28, 701-715.

Ramos, F. (1999). El síndrome de burnout. Madrid: UNED-FUE. Rosenberg, M. (1965). Society and adolescent self-image. Princeton, NJ: Princeton University Press.

Rosenberg, M. (1979). Conceiving the self. Nueva York: Basic Books.


Apéndice

Escala de Cansancio Emocional (ECE)

Instrucciones.  Se te pide que contestes a las cuestiones que siguen referidas a los 12 últimos meses de tu vida de estudiante, poniendo en la casilla correspondiente 1, 2, 3, 4 o 5 según consideres que te ocurre lo que dice: en una escala que va desde 1 (nunca o raras veces) hasta 5 (siempre o casi siempre). Gracias por tu colaboración.






Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar