PUBLICIDAD
Última actualización web: 06/07/2022

Manejo especializado del espectro de los trastornos obsesivos compulsivos.

Autor/autores: S. Ocio León
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Trastornos de ansiedad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Fundamentos: El E. T. O. C. , concepto dimensional de reciente introducción, engloba síndromes heterogéneos, que hipotéticamente comparten características fenomenológicas con el TOC, núcleo central. Una de esas similitudes se postula en la respuesta a terapias parecidas.

Método: Pacientes con diagnostico CIE 10 de TOC. Total de historias desde 1985 (inicio CSM) hasta el 2000 (12. 223). n1 = 59 (0, 48%). Pacientes que acudieron entre mayo 1997 y junio 1998, con sintomatología incluida en el E. T. O. C (población adscrita 80. 000 habitantes). Dado el infradiagnóstico de algún subtipo se revisaron todas las historias abiertas (938). Se dividió en: tics, trastornos neurológicos (Sydenham, Huntington, epilepsia, autismo, Parkinson), descontrol de impulsos (tricotilomanía, ludopatía, compulsiones sexuales, cleptomanía, conducta auto lesiva, compras compulsivas), trastornos de personalidad impulsivos, trastornos somatomorfos, trastornos disociativos, T. C. A. , trastornos delirantes (esquizoobsesivos, esquizoafectivos). n2 = 91 (9, 7%). Se elaboró un cuestionario para la recogida de información, durante un año.

Resultados: No se hace referencia a tics, trastornos neurológicos, disociativos, ni delirante, por ser poco representativos. La psicoterapia es la más frecuente en el trastorno de impulsos y el TCA. El uso de AD sólo o con BDZ predomina como tratamiento farmacológico de elección. Los más frecuentadores fueron los pacientes con TOC. Destacan los elevados porcentajes de abandono del tratamiento en todos lo grupos.

Conclusiones: El concepto y el planteamiento dimensional, se encuentran en desarrollo, y para los clínicos no está suficientemente sustentado. Esto impide un manejo farmacológico de consenso. No se evidenciaron diferencias significativas en el abordaje desde el CSM. . Es necesario lograr una mayor adherencia de los pacientes.

Palabras clave: TOC

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2795

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Manejo especializado del espectro de los trastornos obsesivos compulsivos.

Hernández González, M. J; Ocio León, S; López Fernández, I; Antolín Suárez, J; Galdeano Mondragón, A.

 

Resumen

Fundamentos: El E. T. O. C. , concepto dimensional de reciente introducción, engloba síndromes heterogéneos, que hipotéticamente comparten características fenomenológicas con el TOC, núcleo central. Una de esas similitudes se postula en la respuesta a terapias parecidas.

Método: Pacientes con diagnostico CIE 10 de TOC. Total de historias desde 1985 (inicio CSM) hasta el 2000 (12. 223). n1 = 59 (0, 48%). Pacientes que acudieron entre mayo 1997 y junio 1998, con sintomatología incluida en el E. T. O. C (población adscrita 80. 000 habitantes). Dado el infradiagnóstico de algún subtipo se revisaron todas las historias abiertas (938). Se dividió en: tics, trastornos neurológicos (Sydenham, Huntington, epilepsia, autismo, Parkinson), descontrol de impulsos (tricotilomanía, ludopatía, compulsiones sexuales, cleptomanía, conducta auto lesiva, compras compulsivas), trastornos de personalidad impulsivos, trastornos somatomorfos, trastornos disociativos, T. C. A. , trastornos delirantes (esquizoobsesivos, esquizoafectivos). n2 = 91 (9, 7%). Se elaboró un cuestionario para la recogida de información, durante un año.

Resultados: No se hace referencia a tics, trastornos neurológicos, disociativos, ni delirante, por ser poco representativos. La psicoterapia es la más frecuente en el trastorno de impulsos y el TCA. El uso de AD sólo o con BDZ predomina como tratamiento farmacológico de elección. Los más frecuentadores fueron los pacientes con TOC. Destacan los elevados porcentajes de abandono del tratamiento en todos lo grupos.

Conclusiones: El concepto y el planteamiento dimensional, se encuentran en desarrollo, y para los clínicos no está suficientemente sustentado. Esto impide un manejo farmacológico de consenso. No se evidenciaron diferencias significativas en el abordaje desde el CSM. . Es necesario lograr una mayor adherencia de los pacientes.



El espectro de los trastornos obsesivo-compulsivos, como concepto, surgió en la década de los noventa y reúne a un grupo heterogéneo de síndromes basados en los pensamientos obsesivos y rituales compulsivos, y cuyo núcleo central sería el TOC ( trastorno Obsesivo-Compulsivo). Estos trastornos han suscitado mucha atención tanto por parte de los clínicos como de los investigadores al observar que comparten ciertas características fenomenológicas. Entre los trastornos propuestos destaca trastornos de tics (síndrome de la Tourette), trastornos neurológicos (corea de Sydenham, corea de huntington, epilepsia, autismo, enfermedad de Parkinson), trastornos del control de los impulsos (tricotilomanía, juego patológico, compulsiones sexuales, cleptomanía, conducta auto lesiva, compra compulsiva), trastornos de personalidad impulsivos (trastorno antisocial de la personalidad, trastorno límite de la personalidad), trastornos somatomorfos (hipocondría, trastorno dismórfico corporal), trastornos disociativos (despersonalización), trastornos de la conducta alimentaria (anorexia nerviosa, trastorno por atracón), trastornos delirantes (trastorno delirante subtipo somático), trastornos esquizo-obsesivos (TOC delirante, TOC esquizotípico).

Para englobar tan dispares categorías se propone un enfoque dimensional, un continuum, entre las que destacan: compulsividad-impulsividad (o evitación de riesgo versus búsqueda de riesgo) dentro de la incapacidad de inhibir o retrasar comportamientos repetitivos; cognitiva-motora; incertidumbre-certidumbre de las ideas.

Esta relación partió en un primer momento de la observación de una respuesta común a tratamientos conductuales antiobsesivos selectivos y líneas farmacológicas similares. Hollander, como impulsor de esta nueva concepción, incluyó otras características que compartían estas patologías:

1. -Perfil de síntomas común.

2. -Características sociodemográficas, historia familiar, comorbilidad y evolución clínica.

3. -Neurobiología, estudios de circuitos cerebrales, valorados mediante estudios de provocación farmacológica, pruebas de imagen, factores inmunológicos.

4. -Respuestas a tratamientos.

5. -Etiología (genética, factores ambientales).

El TOC y los trastornos del espectro obsesivo-compulsivo, tienen una terapéutica específica, ya que responden a los antidepresivos de acción serotoninérgica, a la terapia conductual y a la psicocirugía, mientras que no lo hacen a las benzodiacepinas, los antipsicóticos, los antidepresivos de acción noradrenérgica y la TEC, que son terapéuticas útiles en la ansiedad, las psicosis o las depresiones respectivamente.

Las líneas de investigación actuales, en este campo, se dirigen a confirmar o dar respuesta a cada uno de los 5 puntos antes mencionados.

En esta ponencia se presentan parte de los resultados de un trabajo de investigación sobre el abordaje de estos trastornos, en concreto sobre el abordaje terapéutico a nivel especializado.

Para ello se estudiaron los pacientes que acudieron por primera vez a nuestro centro entre mayo 1997 y junio 1998, con sintomatología incluida en el E. T. O. C (población adscrita 80. 000 habitantes). Dado el infradiagnóstico de algún subtipo se revisaron todas las historias abiertas (938). Se dividió en: tics, trastornos neurológicos (Sydenham, Huntington, epilepsia, autismo, Parkinson), descontrol de impulsos (tricotilomanía, ludopatía, compulsiones sexuales, cleptomanía, conducta autolesiva, compras compulsivas), trastornos de personalidad impulsivos, trastornos somatomorfos, trastornos disociativos, T. C. A. , trastornos delirantes (esquizoobsesivos, esquizoafectivos). El tamaño muestral es n = 91 (9, 7%).

Pacientes con diagnostico CIE 10 de TOC. Total de historias desde 1985 (inicio CSM) hasta el 2000 (12. 223). n = 59 (0, 48%).

Se elaboró un cuestionario para la recogida de información, durante un año.

En los resultados obtenidos no se encontraron: trastornos neurológicos, trastornos disociativos, ni trastorno delirante. No se hace referencia al grupo de Tics dada la baja frecuencia de pacientes. El de mayor frecuencia es el somatomorfo (45% n=40). (FIGURA 1).

 

Fig. 1


El uso de AD sólo o con BDZ predomina como tratamiento farmacológico de elección. (FIGURA 2) y (FIGURA 3).

 


Fig. 2


Fig. 3


La psicoterapia es la más frecuente en el trastorno de impulsos y el TCA. (FIGURA 4).

 


Fig. 4


Tuvieron de media 4. 36 ± 2. 9 consultas en el grupo del ETOC. Los que presentan mayor número de consultas de media fueron los pacientes con TOC. (FIGURA 5).

 


Fig. 5


Destacan los elevados porcentajes de abandono del tratamiento en todos los grupos (FIGURA 6).

 


Fig. 6


Como conclusión podemos observar que el concepto y el planteamiento dimensional, se encuentra en desarrollo, y para los clínicos no está suficientemente sustentado. Esto impide un manejo farmacológico de consenso. Es necesario lograr una mayor adherencia de los pacientes, al existir una alta frecuencia de abandonos.


Referencias

-Hollander E. , Benzaquen S. D. El trastorno de espectro obsesivo-compulsivo. En : Den Boer J. A. , Westenberg H. G. M editores. Trastornos del espectro obsesivo-compulsivo. Ámsterdam, Holanda: Syn-thesis 1997; 35-48.

-McElroy SL, Phillips KA, Keck PE Jr. Department of Psychiatry, University of Cincinnati College of Medicine, Ohio. Obsessive compulsive spectrum disorder. J Clin Psychiatry 1994 Oct; 55 Suppl:33-51; discussion 52-3.

-Stein DJ . Advances in the neurobiology of obsessive-compulsive disorder. Implications for conceptualizing putative obsessive-compulsive and spectrum disorders. Medical Research Council Unit on Anxiety Disorders, University of Stellenbosch, . Psychiatr Clin North Am 2000 Sep; 23(3):545-62.

-Rapoport JL. Recent advances in obsessive-compulsive disorder. National Institute of Mental Health, Child Psychiatry Branch, Bethesda, Maryland 20892. neuropsychopharmacology 1991 Aug; 5(1):1-10.

-Goodman W. K. , Price L. H. , Delgado P. L. et al. (1990). Specificity of serotonergic reuptake inhibitors in the tratment of obsessive-compulsive disorder: comparision of fluvoxamine and desipramine. archives of general psychiatry, 47, 577-585.





Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar