PUBLICIDAD
Última actualización web: 26/06/2022

La casa del loco

Autor/autores: Cesar Schwank
Fecha Publicación: 22/12/2015
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Se trata de una monografía, el método utilizado en la interpretación de este grupo que podemos llamar tribu urbana atípica, ubicada en la casa del loco ( locus = lugar ) e interpretada esta sumatoria de relaciones interpersonales como un sistema, desde la teoría sistémica, y tratados con medicación, atención personalizada, seguimiento individual, amparo mediante un proceso de pensiones, y en la descripciíón del problema, trata de ser empleanda una narrativa psiquiátrica más cerca de una sociología urbana de las relaciones que de un praxis psiquiátrica medicamentosa.

Esto se aprecia cen el trabajo total y terminado, y se trata también de mostrar límites dentro de las praxis implementadas.

Palabras clave: psiquiatra

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-5081

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

LA CASA DEL LOCO
Cesar Schwank
hospital Rosario. Santa Fe. Argentina.
cesarernesto02@yahoo. com. ar

RESUMEN:
Se trata de una monografía, el método utilizado en la interpretación de este grupo que
podemos llamar tribu urbana atípica, ubicada en la casa del loco ( locus = lugar ) e interpretada esta
sumatoria de relaciones interpersonales como un sistema, desde la teoría sistémica, y tratados con
medicación, atención personalizada, seguimiento individual, amparo mediante un proceso de
pensiones, y en la descripciíón del problema, trata de ser empleanda una narrativa psiquiátrica más
cerca de una sociología urbana de las relaciones que de un praxis psiquiátrica medicamentosa. Esto
se aprecia cen el trabajo total y terminado, y se trata también de mostrar límites dentro de las
praxis implementadas.

MAISON DE FOUS = MANICOMIO
Atiende el Dr Hobama un paciente que tiene una casa donde viven muchos amigos díscolos,
tanto en conjunto, en grupo en equipo o en forma individual, todos, a los cuales también atiende en
su consultorio, entre ellos la concubina del dueño, que es prostituta y psicótica o viceversa ( sin que
los términos sean ofensivos a la mente de cualquier intelectual aburguesado o redundante en los
términos antipsiquiátricos o folklóricos o eufemístico in toto o in partis),
adicta que es adicto por identificación y el hijo de otra paciente
elección y no por herencia, un ex político honesto que
indudablemente será el único político que deviene un mendigo, y el loco Chaves un recién llegado,
la estrella. Chaves piensa que hay una fuerza-infrahumana que abarca y atrapa el nosocomio local,
el verdadero ex manicomio ahora unidad de salud mental,
y otra fuerza über / Freud que ha
tomado y posee las mentes de los terapeutas en general. Él es el primer y último psicólogo
existente y se esfuerza por salvar la humanidad. Su receta y locus de fuerza es La Biblia y
Nietzsche. Ahí llegó este hombre y se encuentra en un ambiente conformado por el extraño dueño
de atributos psicopatológicos notables, la prostituta que colabora desde su profesión con la
economía del hogar, el adicto ex músico, y el ex político. Chaves, el único no-ex, como el auténtico
apologeta de Nietzsche. El mundo puede salvarse si se logra descifrar su mensaje, pero a la vez la
única persona en el mundo que tiene la facultad de hacerlo, es una mujer, una psicóloga, que
intentando establecer un nexo transferencial logró que este personaje se enamorara de modo radical
y absoluto de ella o de lo que ella representa para él, y se paraliza ante la idea de que ella también
sea absorbida por las fuerzas de Freud. Hay una lucha contrareloj y una estrategia que despliega
diariamente, con un grande e inútil esfuerzo, tratando de agrupar resistencias y bríos imaginarios, al
estilo del Quijote para luchar contra molinos de viento. Siendo a la par un Sancho-Quijote
ensamblado, porque está solo. En realidad, todos y yo mismo, el ayudante del psiquiatra, estamos
solos.
Hobama, es uno más en la lista de esos mediocres y desolados psiquiatras Jungianos que
habitan las paralelas del mundo-Zurich y algo más, dado que paseó en su juventud por las
instalaciones del Instituto C. G. Jung en Küsnacht, Suiza. A esto le suma cuanta filosofía encontrara
a su paso, para afianzar su credo anti Psi, reduciendo de este modo las tensiones que
algunos traumas del pasado le provocan. Partiendo de una hipótesis nueva, traza otra defensa táctica con el
esquema Sloterdijk de las Esferas I, donde está claro que se refuta de modo cuasi salvaje y se burla
irónicamente de la tesis basal del edificio lacaniano: el estadio del espejo, mojón histórico del
simbólico y afrancesado inconsciente. Tomar esta hipótesis significa estar un paso más allá, una
anticipación gestual, tanto de Chávez como de Freud.
Por su parte el amor de Chávez hacia la psicóloga, diosa en el profano cielo de su narrativa
fantástica, constituía la verdad y el lujo de cualquier señor preso en un alcázar y decidido a transitar
los senderos de un bosque pidiendo la añorada mano de su eterna amada y cumpliendo el mandato
allenezco de soportar el sentido absurdo del verdadero amor como no correspondido. Esta psicóloga
creyó en un momento que podía ayudar a Chávez induciendo una transferencia que resultaría
reparadora para el trastorno mental que lo perturbaba. Cuanto automatismo miope persiste en la
idea de reflejar el mandato universitario de creer que hacer transferir afectos y su viceversa es una
regla de tres simple.

Hace unos años, fuimos con la Trabajadora social del hospital hasta la pensión de las
Cariátides, sito en la Ciudad Centro, donde se localiza una de esas
externación de la Maison de fous más grande de la Provincia casas intermedias entre la
y la sociedad, para convencer a Chaves, que debía mejorar su calidad de vida. Ja! Ilusos todos, todos nosotros a pesar de ser por
entonces personas mayores de edad en el sentido Kantiano de la Aufklärung ( La claridad de los
que sí saben)

Luego tuvo una segunda, tercera y novena oportunidad dado que una de sus amigas,
abogada defensora del espectro socio-comunista, la Dra Lagardé, en un sintomático afán de sentir
que debía desplegar su espectro de solidaridad de clase, le pagó la estadía en un Hotel de parejas
por hora, donde pasó más de un año de modo solitario, saliendo a cenar a distinguidos lugares,
durante los primeros días con el propietario del negocio, en su BMW hasta que se hartaron todas las
paciencias y hubo un dueto final entre la encargada y este tardío sabedor, con Obama de testigo
idiota. Lo último acaecido una vez que Chaves se fugara como siempre de todos los lugares,
tambiénmlo hizo de la casa de Evvo, el loco, mpara instalarse frente al hospital donde trabajaba
diariamente Hobama. Yanetell otra psicóloga que lo atendía esporádicamente recibió un tifón de
insultos y un día se aproxima para decirme: para qué vive esta cosa? Yo el secretario del Dr

Hobama, atiné a callar, después de todo ella era una profesional pero del bando enemigo, por ser
loconiana, como los caratulaba mi patrón. Así justifiqué a mi patrón de modo cordial y para siempre.
No en vano los psiquiatras parecen un poco desatinados y será por el constante arte de rumiar con
placer los espectros del dolor psíquico ajenos.
Hobama pensó que ese estado regresivo al cuarto de la pensión cubierto de restos execrables
era un nuevo momento en medio del Olimpo, pleno de dioses falsos, de una extimia innecesaria,
que cohabita en la pasión del error y del olvido. Ahí estaba aquel que supo subir a lo más alto, para
reciclarse apunado y apurado sin meta y sin ton ni son, porque hasta un correveidile se sale con la
suya, pero Chávez es algo más que empecinado a más no poder.
Para salvar el problema clasificatorio que perturba al psiquiatra patrón, los he agrupado bajo
una cómica denominación de vagos unidos, moradores del vacío. Los conocía a todos o al menos eso
suponía, y los recibía uno por uno o de a dos, o a casi todos en el consultorio del hospital. Rafael es
un joven músico-adicto y sólo aparece esporádicamente a exigir ansiolíticos. Evvo viene solo o
acompañado de Dilma que ofrece obligada su dismorfia corporal, un cuerpo distribuido entre tantas
horas y turnos nocturnos para ser usurpado por anhelos perdidos en las fantasías de los
merodeadores. El capitalismo dice Chavez es bien cierto que permite comprar sexo pero no amor y
menos del verdadero y único amor como el mío y el de ella, que debió ocultarse para soportar lo que
me dijo, porque los dos nos amamos, desde siempre y los espíritus de la pesadez se oponen a la
existencia de ese amor libre que vuela sobre el universo de todas las posibilidades.

Cuánta brutalidad reitera Hobama a pesar de que su maestro suizo,
no perdonaba ni a secretarias ni pacientes en la aplicación carnal de sus intenciones. Ella ríe de sus travesuras, pero el alcohol, las
pastillas, y el vivir adormilada ceden paso a la desmemoria que es el gran vencedor de muchos
situaciones intolerables y angustiantes.
Que puedo hacer con ellos me preguntaba Hobama? Apenas si logro disminuir sus penurias, y
aun así eso es poco. Ya les he conseguido los subsidios para que respiren y mejoren sus
biotipografías. La salud se relaciona íntimamente con el lugar donde habitas, si tu casa es de barro
tú serás en parte eso, barro, aunque eso no explica por qué Chaves dejara depósito de excrementos
dentro de su habitación, en una pensión histórica. Pero entre esta realidad defecada y el apocalipsis
de su mente complotada, a merced de La torá y las obras nietzscheanas hay un abismo insalvable y
a la vez constantemente desafiado y puesto en la escena pública. Dado que todo cuanto es real
merece una interpretación que lo supera, y la misma está basada entre palabras del viejo
testamento y versiones del über mench cuestionar una mínima actitud de Chavez significa el
escarnio de soportar una catarsis filo-bíblica de una hora como mínimo, con una imposibilidad de
cortar dicha exposición considerada por él mismo como trascendental para toda la humanidad, por
boca de quien se auto cataloga como el único y último psicólogo. Este es un punto de vista pero
cuando se agotan las posibilidades de permaneces ahí, surge el intento de rescatar el amor, de
aquella persona que creyó que instaurando una trasferencia se podría solucionar el inconveniente de
salud pública provincial instalado por Chávez. Cristine al principio aceptó la catarata de presentes
escritos y regalos ofrecidos por Chávez y cuando quiso manejar la situación para provocar un
mínimo respiro y distanciamiento posicional del caso fue tarde, debiendo entonces cancelar
teléfono, y proteger su casa con la fuerza pública, debido al acoso del bárbaro, dado que de
trasfondo en la ideología burguesa la barbarie y la civilización son las bases necesarias para entablar
y entender la relación vinculante entre la sociedad civil y las masas acríticas. Quizá imaginó el
destino de la ex novia de Kim Jong-un, el joven líder coreano, llamada Hyon Song-wol, acusada de
hacer lo que no hizo sólo por el capricho de un tirano. Porqué Chávez está loco y un tirano es un
líder? Se preguntaba en uno de sus infinitos días de cuestionarios irrelevantes y por lo general
siniestros. Un periódico surcoreano reveló que fueron 12 los artistas ejecutados ante familiares y el
público y todo quizá por los celos de la esposa actual del Líder también cantante que perteneció a la
misma banda musical y a esto se le agrega el rechazo del padre del líder de la cantante ejecutada.
Dos fuerzas diferentes entre dos generaciones masculinas y dos mujeres del mismo palo profesional.
La respuesta siempre proviene del costal nietzscheano: "Hay espíritus que enturbian sus aguas para
hacerlas parecer profundas. " Y por cierto "Sólo comprendemos aquellas preguntas que podemos
responder". Por ende el artilugio de este filósofo le daba tinta para el libreto de todas las preguntas
y respuestas posibles.
Una tarde de domingo mientras veía la vida transcurrir como un lunes o un martes, tuve este
diálogo con mi patrón psiquiatra mientras pintaba una de las paredes de su casa y consultorio.

-Qué buscas Kartes. . . qué es lo que te hace feliz?

-A mí- respondo algo inquieto-

-No si va a ser al perro de la esquina imbécil, -qué modos cortantes y que yo recuerde nunca lo había visto así.
-Bueno por decir algo la felicidad son momentos. . . . y quedo respirando entrecortado a la espera de un sablazo que se va a venir . . . .
- Momentos momentos rumia Hobama. Mamantos, mimentos, mumientos, mamertos. . . -

Y mirándome en un tris se dirije a mi con estas palabras- escucha pedazo de alcornoque. . . es este mi
momento estoy leyendo a la vez unos 15 libros, te repito unos 15 libros importantes. . . . No vas a
entender nada. . . NADA! El libro del desasosiego de Pessoa que realiza sus confesiones como San
Agustin y donde afirma que si nada dice es porque nada tiene para decir. Uno de Francois Jullien
sobre 5 conceptos propuestos al psicoanálisis, pero antes es necesario prevenirse de que este tipo
es sinólogo y busca advertir a los psicoanalistas que quieren abrir mercados en China que el
pensamiento de Confucio lleva otros rumbos, que hay semejanzas fonéticas entre las partes pero
que básicamente lo que el europeo pretende es violar el pensamiento con conceptos que definan la
realidad y ahí no hay trato posible con China. Otro se refiere a la educación en un mundo líquido de
Bauman, para remarcar cómo es posible retener intercambiar si todo fluye, entonces la lógica del
ser deja de tener sentido de ser, para huir para dejar rastros de su fuga a quien los trate de hallar. . .
Uno fuerte es la Lógica de lo peor de Clément Rosset, que muestra el viraje temporal de la filosofía
trágica que perdura en los alrededores del trauma instalado como escena fija. Es muy fuerte esta
idea. No es para vos entiendes Kartes. . .
-Entiendo prosiga que me nutre ( Reverendo brujo hijo de tu perra madre) . . .

-Bue. . . ya que queréis te doy más! Aunque vos te llevarías bien con alguno de Galeano o
de Isabel Allende y hasta te diría dos de Hustvedt Siri. , no precisamente en Todo lo que amé que a
mi me piace, pero a ti te aburrirá mi amigo. . .
-

-( Amigo?. . . es algo lindo y esta bestia no tiene nada de amistad en su entorno).

Pienso nada más.
-Otro es de Pascal Quignard acerca de la Retórica especulativa, donde qué es lo que
no se puede dejar de plantear sino el hombre como esclavo del lenguaje. Somos nada más que
polvo de polvo en el flatus de las palabras. Una brisa que susurra a la ventisca de la playa sobre la
luz de una vela en la luna. . . La barca silenciosa del mismo Quignard. . . un texto raro , donde se dice
que el meditatio morti cotidiano de los romanos señalaba que el fin nunca está al final del camino
sino donde se den las circunstancias. . . Leo Alice Munro que escribe contingencias saltando por sobre
los contenidos y demostrando que la imaginación del lector completa lo que sea menester para cada
relato. . . si fuera psiquiatra trabajaría con la hipnosis. Otro de Rosset sobre el mundo y sus
remedios. . . donde queda claro que toda completud dependerá de la dependencia que cada cual tenga
para con la moral o el romanticismo. Al mismo tiempo repaso fragmentos de La Metáfora un libro de
Carmen Bobes para afirmarme eso de que metaforizar es decir algo diferente de lo que exactamente
corresponde, porque uno se traslada no queda ahí en la cosa en sí. . . . y si sabrá algo de esto Lacán
cuando dice que su práctica es éticamente insostenible, que se trata de una estafa de endulzar los
oídos y hacer pestañar a los ilusos. . . ja! Ese sí sabía el juego del lobo que no está. . .
-Aquí estoy maestro ( exclamo un tanto adormilado)


- Maestro de nadie, me revienta esta palabra las ganas de continuar No hay
aprendizaje posible en este mundo y todo es ensayo error dado que la experiencia es la sumatoria
de todos los errores y la fe su contrapartida que consiste en la negación participativa de los errores
personales.
Colofón: como en los vetustos artículos de Félix Martí Ibáñez de MD, que siempre colocaba
un final aleccionador digo: que la maison du foul somos todos. . . . ni uno más ni uno menos. . . .
Chávez ahora está internado otra vez, el músico sigue consumiendo como y más que
siempre, el viejo y su mujer los más normales en su reiterada pléyade de secuencias cotidianas, el
político se fue a vivir con su madre, y la casa del loco es ahora el hogar de dos vencidos por el dolor
del ayer, que sobreviven a pesar de todo. . . una pareja que trata de encontrar armonía, y no les va
tan mal, como a los demás.
Evvo reposa en un sillón en su patio mientras lee algo de Juan Ramón Jimenez quien escribió
el viaje definitivo. . . .
. . . Y yo me iré. Y se quedarán los pájaros
cantando;
y se quedará mi huerto, con su verde árbol,
y con su pozo blanco.
Todas las tardes, el cielo será azul y plácido;
y tocarán, como esta tarde están tocando,
Las campanas del campanario.
Se morirán aquellos que me amaron;
y el pueblo se hará nuevo cada año;
y en el rincón aquel de mi huerto florido y encalado.
mi espíritu errará, nostálgico. . .
Y yo me iré; y estaré solo, sin hogar, sin árbol
verde, sin pozo blanco,
sin cielo azul y plácido. . .
Y se quedarán los pájaros cantando.
Continuará. . . .

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar