PUBLICIDAD-

Atracción sexual y amor en las relaciones laborales.

Autor/autores: Tomás Rodríguez López
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Después de destacar el amor de la pareja como una especial atracción y las fuentes que lo inspiran, se analizan los cambios que en relaciones laborales se han operado al amparo del desarrollo socioeconómico y cultural de nuestros días. Se realizó una investigación heurística, mediante la entrevista directa, confidencial y anónima a l50 profesionales y técnicos de diferentes perfiles relacionados a la Educación, la Salud, la Economía y la Administración Pública, que respondieron proposiciones sobre experiencias y opiniones sobre las influencias de las relaciones interpersonales en el ambiente laboral y sus efectos en la atracción y establecimiento de relaciones amorosas, muchos de los cuales, la pareja del momento de la entrevista la conocieron en el ambiente laboral.

- Se plantean características fundamentales de la sexualidad humana distinguiendo en ella el amor y se destacan los espacios laborales con el constante contacto entre compañeros de diferente sexo, exponiendo las razones que justifican, surjan entre ellos la atracción de las almas, la razón y el cuerpo que modelan el amor. , como resultado de esas mismas relaciones sociales, por naturaleza ligadas a las relaciones sexuales como sostén del amor, fuente de bienestar y felicidad. Se destacan como conclusiones la importancia del marco laboral en el surgimiento de las relaciones sociales, el amor, la pareja y como resultado de su consolidación el bienestar físico, social, psíquico y espiritual que garantizan la felicidad, objetivo superior de toda vida sana.

Palabras clave: Amor, Atracción, Familia, Pareja, Relación, Sexualidad


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-971

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

RESUMEN:
Después de destacar el amor de la pareja como una especial atracción y las fuentes que lo inspiran,
se analizan los cambios que en relaciones laborales se han operado al amparo del desarrollo
socioeconómico y cultural de nuestros días.

Se realizó una investigación heurística, mediante la entrevista directa, confidencial y anónima a l50
profesionales y técnicos de diferentes perfiles relacionados a la Educación, la Salud, la Economía y
la Administración Pública, que respondieron proposiciones sobre experiencias y opiniones sobre las
influencias de las relaciones interpersonales en el ambiente laboral y sus efectos en la atracción y
establecimiento de relaciones amorosas, muchos de los cuales, la pareja del momento de la
entrevista la conocieron en el ambiente laboral. Se plantean características fundamentales de la sexualidad humana distinguiendo en ella el amor y
se destacan los espacios laborales con el constante contacto entre compañeros de diferente sexo,
exponiendo las razones que justifican, surjan entre ellos la atracción de las almas, la razón y el
cuerpo que modelan el amor. , como resultado de esas mismas relaciones sociales, por naturaleza
ligadas a las relaciones sexuales como sostén del amor, fuente de bienestar y felicidad.
Se destacan como conclusiones la importancia del marco laboral en el surgimiento de las relaciones
sociales, el amor, la pareja y como resultado de su consolidación el bienestar físico, social, psíquico
y espiritual que garantizan la felicidad, objetivo superior de toda vida sana.

2008
Año 50 de la Revolución

-

Existen muchos tipos de amor: sexual, fraternal, filial, parental, narcisista, así como amor
por el grupo, la escuela o la patria (1)

No hay sentimientos que el amor no sea capaz de superar ni esfuerzos que le ponga barreras en
su andar hacia los objetivos que implican para los que aman.
"El elemento tipificador del amor es el deseo de mantenerse próximo al objeto amado. El
desarrollo de la sexualidad y la capacidad de amar tiene efectos recíprocos" (1).
Para Vasilchenco (2), tres fuentes tienen las pasiones del hombre: el alma, la razón y el cuerpo:
La atracción de las almas engendra la amistad.
La atracción de la razón engendra el respeto
La atracción del cuerpo engendra el deseo.
"La unión de las 3 pasiones engendra el amor".
Estos enfoques sobre tan humanos sentimientos provienen de dos latitudes muy diferentes, de
sistemas socioeconómicos divergentes y tienen fundamentos científicos distintos, pero coinciden
en el interés de destacar el valor supremo que los hombres y las mujeres le atribuyen.
El amor ha inspirado las más hermosas pasiones, a forjado las más sólidas uniones entre el
hombre y la mujer y ha sido la sabia que alimento los más nobles sacrificios. Nada humano es
ajeno al amor, él está siempre presente en todo empeño, es el objeto de amor lo que suele
cambiar, pero cuando ese objeto del amor es la sexualidad humana, como fuente de placer,
simiente de la familia, con los hijos que de ella surgen y las relaciones sociales a que da lugar
adquiere una connotación y complejidad que con el tiempo se enriquece sin desprenderse de la
fuerza y pasión que se manifiesta desde sus mas remotos tiempos y orígenes.
Con el desarrollo se ha creado un marco socioeconómico cada vez más complejo pero también
más rico que propicia la aparición y el crecimiento del amor entre las parejas. Basta pasar
revista a los conceptos sobre coeducación, igualdad de genero, igualdad de derecho, relaciones
laborales y promoción científico técnica, política, social, económica y cultural de la mujer para
igualarse a su eterno compañero, ocupando puestos junto a él en el trabajo, cualquiera que sea
la esfera social de desempeño, lo que nos motiva para plantear una serie de observaciones que
reflejan la esencia de los aspectos de la educación sexual entre hombres y mujeres siguiendo
tanto a los que se han pronunciado

por la igualdad sustantiva (3) como los problemas de

género, como lo hacen La Queur (4) y Weeks (5) y también respecto a diversidad sexual con su
perspectiva sociológica, como nos
sexualidad que cobran

plantea Plummer (6), dimensiones del problema de la

actualidad e interés constantemente con el desarrollo de la cultura

general integral que nos hemos propuesto alcanzar para y por las grandes masas. Es nuestro objetivo plantear la importancia de las relaciones sexuales en el amor de la pareja

moderna y la significación de ésta en la formación de la familia como célula fundamental del
tejido social, destacando el papel de las relaciones laborales en las atracciones mutuas y el
conocimiento necesario para consolidar esa relación sentimental entre el hombre y la mujer
contemporáneos. -

El sexo, tanto en el ser humano como en los animales, esta llamado a jugar papal
fundamental en la reproducción, que garantiza el reemplazo necesario para perpetuar las
especies y en la distribución social de roles, funciones, jerarquía, estatus y tareas. - Esto, que
ha resultado así durante miles de años ha conducido a una posición sexista, que ha
favorecido el patriarcado y que pese al reconocimiento cada día mas

generalizado de la

igualdad de los derechos, muy limitados progresos se registran hasta hoy en la paridad de
mujeres y hombres. -

-Esto parece deberse a que el sexo tiene características que trascienden los espacios sociales
en que se debaten los derechos que estas características deben tener siempre presentes al
abordar, desde cualquier ángulo, la sexualidad humana y las relaciones sexuales sanas, es
decir, libres de toda posibilidad de compromiso de grupos o tendencias y éticamente
compatibles con el espíritu creador que les corresponde. Son estas características, las
siguientes:

a) Genérico: Determinado genéticamente, en el momento de la concepción. Define el género de
cada persona y con este las diferencias anatómicas de gónadas y genitales y las fisiológicas de
hormonas y desempeño durante el apareamiento con fines reproductivos. b) Reproductivo: No cabe duda que la sexualidad tiene como función principal garantizar la
reproducción mediante la cual se perpetúa la especie y se unen genes de las parejas para formar
nuevos descendientes de superiores cualidades.
c) Placentero: El sexo proporciona a hombres y mujeres la experiencia más placentera hasta ahora
conocida. El orgasmo, momento culminante de la actividad sexual normal y madura proporciona un
sentimiento de fusión en la pareja incomparable a ningún otro placer.
d) Amor: El amor es el sentimiento humano más puro que puede experimentarse. Cualquier persona
que inicie una relación intima lucha activamente para defender el ser amado y el crecimiento de esa
relación. El amor maduro se caracteriza por la intimidad y con el placer que esta proporciona se
refuerza.
Las relaciones de trabajo constituyen la actividad social que mayor tiempo ocupan en la vida
cotidiana de hombres y mujeres. En el ambiente laboral se producen y cobran forma la cooperación,
la ayuda reciproca, la subordinación, la solidaridad, el contacto físico, la relación social y el
conocimiento reciproco de las características psicológicas que permiten saber cuanto se comprenden
y complementan las personas de diferentes sexos. Es por eso que siempre que hombres y mujeres
trabajen juntos puede surgir la atracción sexual.
Esa atracción sexual del ambiente laboral aparece no solo en ocupaciones caracterizadas por las

emociones fuertes, sino también en lugares tan apacibles como el laboratorio o la biblioteca. "En el
lugar de trabajo es donde el hombre y la mujer llegan a conocerse

bien" (7). Sin embargo

prejuicios y prohibiciones que solo pueden servir para hacer la atmósfera más estimulante persisten
y en ocasiones proliferan. Se ha tratado de establecer pautas de comportamiento, crear normas que
pretenden alzarse como leyes que intentan excluir la sexualidad del ambiente laboral. "La sexualidad
es parte de la identidad de las personas y es imposible fingir que no existe solo porque se está
trabajando" (7)

La sexualidad resulta obvia, cotidiana y conocida, pese a su dificultad para identificarla y definirla en
el momento en que se trabaja "Es parte integral de toda personalidad y se expresa en todo lo que
una persona hace" (8). Es inherente a la condición humana, al genero de cada cual, es una
configuración de la personalidad y posee condicionamientos biológicos, psicológicos y sociales que se
explican y justifican en las características intrínsecas que se le atribuyen.
La sexualidad está presente en la forma de comportarnos, relacionarnos, sentir como hombre o
mujer, debe concebirse como la vivencia del cuerpo sexual en el contexto sociocultural concreto
donde nos desempeñamos. Es parte integral muy importante de la vida humana y eje de su
desarrollo.
La manera de caminar, la forma de saludar, nuestro vestuario, la manera de sentarse y los gestos al
hablar están pautados por nuestra sexualidad. La sexualidad humana cumple diferentes funciones:
la de formar pareja para construir familia; tener, criar y educar hijos, ligado ello a su carácter
reproductivo; proporciona el placer erótico, que se haya en la base de muchas expresiones y
comportamientos sexuales y no sólo en el placer de la excitación y el orgasmo, que son importantes,
sino en el placer de dar, recibir y comunicarse en una relación social positiva, que resulta
gratificación placentera para toda persona madura y preparada para la vida. La sexualidad sustenta el amor de la pareja, porque es el clímax de su aspiración y produce
relajación y recompensa espiritual y fisiológica. En la universidad de Toronto, Canadá, durante un
año se realizó el monitoreo de 216 hombres y mujeres, en quienes se constató el nivel de estrés de
sus respectivos trabajos y se relacionó con la cohesión marital, resultando que en quienes se
comprobó el apoyo en casa, los efectos del estrés no influyeron en su tensión y para los que en
iguales condiciones laborales carecieron de apoyo de la pareja, sufrieron un indeseado aumento de
tensión como consecuencia del estrés (9). Es por ello que resultan aconsejable los siete pecados
(10) que se recomiendan para que las relaciones matrimoniales de la pareja sean sanas y duraderas
y permitan que ambos participantes disfruten con igual intensidad el amor a través del disfrute del
sexo con profundidad, sin culpa, sintiendo al hacerlo orgullo, deseo, ira (que se convierte en
combustible para una sesión de entrega intensa), pureza, para disfrutar el sexo con toda
tranquilidad, avaricia, buscando satisfacción completa; gula para servirse raciones dobles y lujuria
para garantía de un erotismo consciente y una sexualidad cuidadosa; pecados éstos que bien
razonados con el erotismo fortalecen el amor y la relación de quienes como pareja; que sólo sería

tal cuando sea heterosexual, singular estable y reconocida socialmente por el amor que los une,
tienen la responsabilidad de constituir familia. En este sentido, una sexualidad sana y responsable
resulta indispensable y aconsejable que fuese determinada sólo por el amor, conducida con mutua
fidelidad y garantía de abstinencia extraconyugal. (AFA) en interés de la familia del futuro. Si como hemos expuesto al inicio, la atracción transita por la amistad, el respeto y el deseo para
llegar al amor, (2) el ambiente laboral resulta el más apropiado para que esa atracción aparezca ya
que la mujer emite señales constantes que incitan al compañero, como pueden ser el perfume, las
ropas a veces cortas o escotadas, los comentarios que hacen sobre necesidad de compañía, soledad
o ausencia de compromiso, el interés que ponen en la apariencia y el comportamiento del
compañero, los elogios a su desempeño eficiencia y la admiración de sus cualidades más notables.
Por su parte, el hombre se interesa por la elegante apariencia, la dulzura del trato y las bondades
del carácter y la profesionalidad de la compañera de trabajo dando con sus elogios y cumplidos
señales verbales a las que las mujeres son en extremo sensibles y que toman muy en serio, ya que
en su educación le han preparado para ser receptivas y seleccionar el hombre a través de la
valoración de esas precisas señales, (7) pues como dijo un gran escritor latinoamericano, el hombre
que conquista no es más que un cazador casado.
Esta atracción de las almas(2), surgida en la relación laboral profesional, ha dado lugar a infinidad
de parejas, en especial cuando las jornadas laborales son prolongadas, estresantes o nocturnas, que
determinan la aparición de necesidad de cooperación, ayuda, apoyo y relajación frente al sistema de
tensiones que crean. Las experiencias en el sector de la Salud Pública es rica en uniones de parejas
que han devenido ejemplos por mucho tiempo, en las que la función social de la unión se ha
cumplido de modo ejemplar, pues en este sector como en otros, dígase educación, cultura o
producción, son frecuentes estas relaciones como resultado de las condiciones que, como hemos
dicho, propician los puentes reconocidos a las pasiones del hombre y conducen a ese sentimiento
superior que lo justifica todo y simboliza el amor.
Las relaciones laborales y profesionales ofrecen pues, un marco apropiado para que surja la
atracción de las almas que conduce al amor, sobre todo por la cotidianidad de los contactos y el
carácter fraternal de comprensión y ayuda que resultan necesarios en esas relaciones profesionales,
propiciadoras de atracción sexual muy especialmente cuando la función requiere de largas jornadas
nocturnas. Nosotros realizamos encuestas entre profesionales y técnicos de diferentes perfiles profesionales
dentro de los sectores de la vida social y laboral de mayor desarrollo en nuestro medios y como
puede verse en las tablas que se adjuntan en el trabajo, los estudios y los contactos profesionales se
distribuyen los reconocimientos que los entrevistados ofrecen a sus relaciones previas con la pareja
al momento de ser consultados mediante encuestas, explicándose a nuestro parecer el estudio como
fuente de contactos por la similitud que este guarda con las relaciones de trabajo y por ser una
forma de preparación para la vida profesional y el propio desempeño laboral, de modo que lo
asimilamos a nuestros propósitos con las relaciones de trabajo. Comentarios subsiguientes intentan
explicar algo más estas razones y relaciones. La conducta femenina habitual en las relaciones laborales incluyen un complejo sistema de señales
que encierran un mensaje erotizante no inadvertido para los hombres ni tampoco inconsciente para
las mujeres, amen de la fuente de atracción física, inspiración del deseo sexual y

motivaciones

fisiológicas que en estas relaciones se generan. Es evidente que cada día la necesidad de una relación sexual placentera y plenamente satisfactoria
se hace mas necesaria como sostén del amor maduro que garantice la relación matrimonial de la
pareja, que sólo cumple la función que tiene asignada cuando es heterosexual, singular, reconocida
socialmente e inspirada en el amor reciproco, que sólo así seria garantía segura de la formación y
desarrollo armónico de la familia funcional capaz de cumplir su rol social como "célula fundamental
de la sociedad". Es erróneo, iluso e impensable cualquier pretensión de separar la formación de lees parejas de la
sexualidad y a ésta del amor, resultando por tanto el germen de la familia, célula básica en que
asiente el tejido social y fortalecer

las parejas de hoy sería la mejor forma de garantizar la

estabi9lidad y desarrollo de la sociedad contemporánea, que no puede renunciar al Amor, La
Fidelidad y la Abstinencia estraconyugal (AFA), fórmula mas segura de encontrar placer,
recompensa y felicidad en una sexualidad ética, segura y plenamente responsable que se justifique
sobre todo por su utilidad y función social. El amor de la pareja debe ser la garantía del bienestar biológico, social, psicológico y espiritual que
sustente su felicidad como objetivo prioritario de toda vida plenamente saludable


Bibliografía.

1- Kaplan, HI. And Sadock, BJ. Sinopsis del psiquiatra: Editorial Médica Panamericana. 8vo Ed.
Madrid España. 2001: 764-805.
2- Vesilchenko, F. C. Sexo patológico. Editorial Mir, Moscú. 1987. 265-269.
3- Facio Montejo, A. La igualdad substantiva: Um paradigma emergente em la Ciência Jurídica:
Sexologia y Sociedad. Año 14. No. 36 Abr. 2008: 24-39. ­
4- La Queur T. La Construcción del Sexo, Cuerpo y Gênero desde los Griegos hasta Freud.
Ediciones Cátedra. Valencia. Espana. 1994.
5- Weeks, Jefrey. El Malestar de la Sexualidade. Significados, mitos y sexualidades modernas.
Ed. Talasa. Madrid. 2003. ­
6- Plummer K. La Diversidad Sexual: Uma Perspectiva Sociológica: En: Sexualidad en la
sociedad contemporânea. Lecturas Antropológicas. Fundación Universidad. Madrid. Espana.
1991. 7- Selecciones de Readers Digest. La sexualidad en el puesto de trabajo. Abr 2002. 38-51.
8- Ministerio de Salud Pública: consejería en ITS y VIH-SIDA. Ciudad de La Habana. 2004. 3-72.
9- Bohemia. Ciudad de La Habana: año 97, Nº21. Oct 2005: 27. 10- Bohemia. Ciudad de La Habana. Año 96. Nº 10. mayo 2004: 76. -

ANEXOS:

tabla I.

PERSONAS ENCUESTADAS:

CARACTERÍSTICAS:
TOTALES:
Casados:

TOTALES:
150
106

MASCULINOS:

100%
70, 6%

75
59

FEMENINAS:

50%

75

50%

39, 3&

47

31, 3%

Divorciados:

44

19, 3%

16

10, 6%

28

18, 6%

Profesionales:

69

46, 0%

27

18, 0%

48

32, 0%

Técnicos:

81

54, 0%

48

32, 0%

27

18, 6%

44

29, 3%

22

14, 6%

Salud Publica:

66

44, 0%

Educación

38

25, 3%

21

14, 0%

17

11, 3%

Administración:

29

19, 3%

9

6, 0%

20

13, 3%

Economía

17

11, 3%

1

0, 6$

16

16, 6%

FUENTE: Encuestas.

tabla II. - tipo DE RELACION PRECEDENTE:

RELACIONES PREVIAS:

TOTALES:

MASCULINOS:

FEMENINAS:

Relaciones de trabajo:

56

37, 3 %

31

20, 6%

Relaciones de estudio:

43

28, 6%

21

14, 0%

22

14, 6%

Contactos profesionales:

32

21, 3%

19

13, 1%

13

8, 6%

ambiente festivo:
ambiente familiar:
TOTALES:

13

8, 6%

1

6

4, 0%

3

150

100%

75

0, 6%

25

12

2, 0%
50 %

16, 6%

3
75

8, 0%
2. 0%
50 %

FUENTE: Encuestas

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!