PUBLICIDAD
Última actualización web: 19/01/2022

La búsqueda del bienestar psicológico. Su vinculación con las estrategias de afrontamiento.

Autor/autores: Roxana Marsollier
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El presente estudio parte del análisis del bienestar psicológico o su contracara, el desgaste profesional. Ambas variables son consideradas dependientes en esta investigación y sujetas a la intervención de otros procesos psicosociales conexos. En esta comunicación, pondremos el acento en la vinculación entre el bienestar psicológico (Ryff, 1989; Veenhoven, 1994, Casullo, 2000, 2002) y las estrategias de afrontamiento (Lazarus & Folkman, 1986; Frydenberg & Lewis, 1991, 1994, 1997; Leiter, 1991; Lazarus, 2000). Entendemos que el bienestar psicológico no es simplemente la ausencia de malestar o desgaste, sino que se constituye en una disposición relativamente estable a juzgar la vida en términos favorables (Casullo, 2002). Por esta razón, el fortalecimiento del bienestar a través del desarrollo de estrategias de Afrontamiento, permitiría una mayor capacidad de resistencia ante las situaciones psicológicamente desgastantes.

Analizamos por un lado, de qué modo las estrategias de afrontamiento utilizadas por los sujetos impactan en un mayor nivel de bienestar psicológico. Por otra parte, cómo influye esta dinámica en un cuadro más complejo que vincula el desgaste profesional y el bienestar psicológico como dos extremos entre los que oscila la psicología de sujetos expuestos cotidianamente a los estresores del mundo laboral. Trabajamos con empleados de distinta situación laboral de la Administración Pública del Gobierno de Mendoza, República Argentina. Utilizamos un diseño metodológico que contempla una instancia cuantitativa y otra cualitativa, de carácter complementario. Los resultados constituyen un aporte desde una mirada positiva y comprehensiva de los alcances del bienestar psicológico en el escenario laboral.

Palabras clave: bienestar psicológico

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4064

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Congreso virtual de Psiquiatría
Interpsiquis 2009
1 al 28 de febrero

La búsqueda del bienestar psicológico. Su vinculación con las
estrategias de afrontamiento.

Resumen
El presente estudio parte del análisis del bienestar psicológico o su contracara, el
desgaste profesional. Ambas variables son consideradas dependientes en esta
investigación y sujetas a la intervención de otros procesos psicosociales conexos. En esta
comunicación, pondremos el acento en la vinculación entre el bienestar psicológico
(Veenhoven, 1994;

Casullo, 2002) y las Estrategias de Afrontamiento (Lazarus &

Folkman, 1986; Frydenberg & Lewis, 1991, 1994, 1997; Leiter, 1991; Lazarus, 2000).
Entendemos que el bienestar psicológico no es simplemente la ausencia de malestar o
desgaste, sino que se constituye en una disposición relativamente estable a juzgar la vida
en términos favorables (Casullo, 2002). Por esta razón, el fortalecimiento del bienestar a
través del desarrollo de estrategias de afrontamiento, permitiría una mayor capacidad de
resistencia ante las situaciones psicológicamente desgastantes. Analizamos por un lado,
de qué modo las estrategias de afrontamiento utilizadas por los sujetos impactan en un
mayor nivel de bienestar psicológico. Por otra parte, cómo influye esta dinámica en un
cuadro más complejo que vincula el desgaste profesional y el bienestar psicológico como
dos extremos entre los que oscila la psicología de sujetos expuestos cotidianamente a los
estresores del mundo laboral. Trabajamos con empleados de distinta situación laboral de
la Administración Pública del Gobierno de Mendoza, República Argentina. Utilizamos un
diseño metodológico que contempla una instancia cuantitativa y otra cualitativa, de
carácter complementario. Los resultados constituyen un aporte desde una mirada positiva
y comprehensiva de los alcances del bienestar psicológico en el escenario laboral.

Introducción

La presente investigación se basa en el análisis del bienestar psicológico o su contracara,
el desgaste profesional. Ambas variables fueron consideradas dependientes en este
estudio y sujetas a la intervención de otros procesos psicosociales conexos. En esta
comunicación, pondremos el acento en la vinculación entre el bienestar psicológico (Ryff,
1989;

Veenhoven, 1994;

Casullo, 2000, 2002) y la influencia de las Estrategias de

Afrontamiento (Lazarus & Folkman, 1986; Frydenberg & Lewis, 1996; Lazarus, 2000).
Muchos estudios ponen el acento en una u otra variable ­ bienestar o desgaste ­ pero
aquí están unidas formando parte de un mismo análisis pues el objetivo es analizar cómo
impactan otros factores intervinientes tales como el estilo de afrontamiento, la resiliencia o
las estrategias de afrontamiento en la psicología del invidividuo, generando uno u otro.
Bienestar y desgaste pueden ser considerados como dos extremos entre los que oscila el
desenvolvimiento profesional del sujeto en el mundo laboral y responden a su vez, a dos
enfoques diferentes de la psicología como ciencia.
El enfoque más tradicional de la psicología está centrado en el abordaje a partir de una
problemática (por ejemplo, estrés, burnout, enfermedades psicosomáticas, etc. ). La
segunda perspectiva, parte de una psicología positiva, desde la búsqueda de la felicidad y
el bienestar de los sujetos. (Seligman & Csikszentmihalyi, 2000).
La psicología positiva muestra su alta incidencia en el buen ajuste y rendimiento
profesional, englobando diversas características o capacidades personales positivas
frente al burnout: . estrategias de afrontamiento (Lazarus & Folkman, 1984); autoestima
(Grotberg, 2006), felicidad (Frydenberg & Lewis, 1997, Csikszentmihalyi, 1999), resiliencia
(Henderson & Milstein, 2003), entre otras.
En la presente comunicación veremos desde esta perspectiva positiva, de qué modo
repercuten las estrategias de afrontamiento sobre el bienestar psicológico, en la población
estudiada.

Marco conceptual
A continuación exponemos brevemente un marco teórico general para los principales
factores abordados en esta comunicación, es decir, bienestar psicológico y estrategias de
afrontamiento.

El bienestar psicológico
El concepto de bienestar psicológico no es tan sencillo de explicar. Según Casullo (2002)
la mayoría de las investigaciones sobre bienestar psicológico no han tenido un marco
teórico claro que las respalde. Incluso, aún no hay consenso en su definición. No
obstante, debemos tener en claro que el bienestar psicológico no es simplemente la
ausencia del malestar o de trastornos psicológicos. Para Veenhoven (1995) el bienestar
psicológico es una disposición biopsicológica natural. Esto significa que así como el
estado natural biológico del organismo es la salud, en el área psicológica esa disposición
la constituye el bienestar psicológico.
Para Veenhoven (1991; citado por Casullo, 2002) el bienestar psicológico puede definirse
como el grado en el que un individuo juzga globalmente su vida en términos favorables.
Por su parte, Casullo comenta que en la literatura sobre el tema, se señala al bienestar
psicológico como un constructo triárquico. Esto significa que refleja la evaluación personal
que hace el sujeto de tres componentes: a) los estados emocionales (positivos ­
negativos), b) el componente cognitivo (procesamiento de información que las personas
realizan acerca de cómo les fue o les está yendo en su vida) y c) las relaciones vinculares
entre ambos componentes.
Los estados emocionales no sólo incluyen el afecto positivo sino también el afecto
negativo, siendo ambas experiencias afectivas independientes una de la otra. Esto
significa que tener una alta dosis de afectividad positiva no implica una baja dosis de
afectividad negativa.
Para Diener (1994), el bienestar psicológico posee componentes estables y cambiantes al
mismo tiempo. Las emociones son los componentes cambiantes, ya que pueden hacer
oscilar al sujeto en la apreciación y evaluación global de su situación inmediata, pero se
trata de una apreciación relativamente estable. No obstante, el componente cognitivo es
más estable, se mantiene más en el tiempo y es el resultado del balance que hace el
sujeto en función de la información que posee sobre cómo le está yendo y cómo le fue en

su vida. Veenhoven (1994) sostiene que el componente cognitivo es la satisfacción con la
vida que representa la discrepancia percibida entre sus aspiraciones y sus logros, cuyo
amplio rango evaluativo va desde la sensación de realización personal hasta la
experiencia de fracaso o frustración.
En términos generales, el abordaje conceptual del bienestar psicológico ha sido bastante
difuso, dando lugar al uso indistinto de conceptos tales como bienestar subjetivo, salud
mental o felicidad, entre otros.
En base a las dimensiones del bienestar psicológico propuestas por Riff, Casullo (2002)
verifica en sus investigaciones, que en la población adulta se dan las siguientes:


control de situaciones: Tener una sensación de control y de autocompetencia.
Quienes poseen control de las situaciones tratan de crear o moldear contextos



para adecuarlos a sus propias necesidades e intereses.
Aceptación de sí mismo: es el grado en que una persona se siente satisfecha
con sus atributos personales. Chávez Uribe (2006) sostiene que este es un rasgo



central de la salud mental, ya que refleja una autoestima alta y se acepta como es.
Vínculos psicosociales: Implica la capacidad de establecer buenos vínculos con
los demás. Tener calidez, confianza en los demás y capacidad empática y



afectiva.
Autonomía: Poder tomar decisiones de modo independiente, confiar en el propio



juicio.
Proyectos: tener metas y proyectos en la vida. Asumir valores y desafíos.
Considerar que la vida tiene significados.

Las estrategias de afrontamiento
Los estudios sobre el afrontamiento han sido realizados en distintos ámbitos,
fundamentalmente en los relacionados con la medicina y la enfermería. Además, hay
varios estudios que analizan la presunta relación entre el bienestar y el afrontamiento.
Los sujetos se enfrentan diariamente en el mundo del trabajo a diversas situaciones que
resultan estresantes y que exigen de ellos pensar y actuar con rapidez para resolverlas.
Estos pensamientos y actos que los sujetos realizan para lograr adaptarse a las
situaciones conflictivas son las denominadas estrategias de afrontamiento, las cuales
serán más o menos generales o específicas, según lo amerite la situación.

El afrontamiento puede ser definido como un esfuerzo para reducir o mitigar los efectos
aversivos del estrés, estos esfuerzos pueden ser psicológicos o conductuales. (Everly,
1989, citado por Fernández Abascal, 2000)
Las prestigiosas investigaciones realizadas por Frydenberg & Lewis (1996) permitieron
identificar dieciocho estrategias generales de afrontamiento que son puestas en escena
por los sujetos ante situaciones desgastantes. Es necesario recordarlas: buscar apoyo
social (As), concentrarse en resolver el problema (Rp), esforzarse y tener éxito (Es),
preocuparse (Pr), invertir en amigos íntimos (Ai), buscar pertenencia (Pe), hacerse
ilusiones (Hi), falta de afrontamiento o no-afrontamiento (Na), reducción de la tensión (Rt),
acción social (So), ignorar el problema (Ip), autoinculparse (Cu), reservarlo para sí (Re),
buscar apoyo espiritual (Ae), fijarse en lo positivo (Po), buscar ayuda profesional (Ap),
buscar diversiones relajantes (Dr) y distracción física (Fi).
Para Lazarus (2000), las estrategias de afrontamiento deben ser flexibles y permitir al
sujeto adaptarse a las necesidades de la situación. Hay un grupo de estrategias que
están centradas en la acción concreta, necesaria para restablecer el equilibrio con el
entorno. Por otra parte, existen estrategias centradas en la emoción, donde además del
lidiar con el problema, el sujeto tiene que resolver los estados emocionales que éste y su
relación con los demás le provocan.

Metodología
Trabajamos con una población de sujetos que se desempeñan en el Estado, y
específicamente con la totalidad de empleados de un Ministerio del Gobierno de
Mendoza, República Argentina. (N=100)
Utilizamos un diseño metodológico integral que contempla una parte cuantitativa y otra
cualitativa. En la parte cuantitativa utilizamos como técnica de relevamiento una encuesta
semiestructurada que además de proporcionar datos socio demográficos aporta
indicadores que permitieron medir satisfacción laboral, posicionamiento y las variables
independientes centrales del estudio, asociadas según la teoría a logro profesional. Esta
encuesta fue aplicada a todos los empleados de planta y contratados, incluidos los que
ocupan puestos jerarquizados en la pirámide organizacional. Además, se aplicaron test
específicos para medir las variables psicosociales dependientes e intervinientes
consideradas en la investigación. Nos centraremos en especial en el análisis de los test

Escala de Bienestar Psicológico (BIEPS - A

de Casullo, 2002) y Escalas de

Afrontamiento (ACS de Frydenberg & Lewis, 1995).
La escala de Bienestar Psicológico permite recoger las autopercepciones en relación al
bienestar psicológico en la población adulta. Es una escala tipo Likert que evalúa una
dimensión global del bienestar y por otra parte, permite realizar un análisis por
dimensiones. La escala cuenta con cuatro dimensiones específicas:
a) Control de Situaciones alude a la sensación de control y autocompetencia.
b) Vínculos psicosociales hace referencia a la calidad de las relaciones personales.
c) La tercera dimensión es la de Proyectos e indica la presencia de metas y
propósitos en la vida.
d) Aceptación de sí mismo es la dimensión que evalúa el sentimiento de bienestar
consigo mismo.
El cuestionario de Estrategias de Afrontamiento es un inventario de autoinforme
compuesto de 80 elementos, 79 de tipo cerrado y uno final abierto, que permite evaluar
con fiabilidad 18 estrategias de afrontamiento diferentes que se han identificado
conceptual y empíricamente. (Frydenberg & Lewis, 1995).
Por su parte, trabajamos la parte cualitativa a partir de entrevistas en profundidad, análisis
lexicométricos y asociación libre de palabras; técnicas que permitieron profundizar la raíz
de la problemática, proporcionando información complementaria al relevamiento
cuantitativo.

Resultados
Una primera lectura de los datos proporcionados por la escala de Bienestar Psicológico
(Casullo, 2002) nos indica que un 26% de los sujetos se encuentra en un nivel muy alto
de bienestar psicológico, el 32% en un nivel alto, un 22% en una situación promedio y el
20% restante en niveles bajos o muy bajos de bienestar. (Cf. Anexo, tabla 1. )

La vinculación entre estas dos variables ­ bienestar psicológico y afrontamiento ­
muestra altos niveles de correlación positiva. Es decir, cuando los niveles de bienestar
psicológico aumentan, también se incrementa el uso de trece estrategias de
afrontamiento. Las estrategias que correlacionan más fuertemente son Preocuparse (Pr);

Invertir en amigos íntimos (Ai); Esforzarse y tener éxito (Es); Concentrarse en resolver el
problema (Rp) y Fijarse en lo positivo (Po), con valores que indican una fuerte correlación
positiva con un nivel de significancia del 0. 01 (99% de confianza) Cf. Anexo, Tablas 2 y 3
Los resultados obtenidos son congruentes con estudios anteriores. (González Barrón et.
al. , 2002; Figueroa et. al. , 2005; Aparicio et. al. , 2007)

Conclusión
Evidentemente, la visión del bienestar psicológico nos permite realizar una mirada distinta
al mundo laboral. Más allá de las dificultades o problemas a los que se enfrenten los
trabajadores, puede abordarse la realidad desde una perspectiva positiva, enseñándole a
potenciar y utilizar aquellas estrategias y recursos de que dispone. De aquí la gran
importancia de derivar los resultados de este estudio a los decisores a fin de que se
generen programas de formación continua, los cuales pueden ser abordados
conjuntamente por el Estado y la Universidad, destinados no solamente a aquellos que
padecen algún tipo de desgaste (estrés o burnout), sino que favorezcan el desarrollo de
estrategias de afrontamiento y conductas resilientes. Sin duda, creemos que esto
impactaría positivamente en el logro profesional de los sujetos.

Bibliografía

APARICIO, M. (Dir. ), MARSOLLIER, R. , GALAGUZA C. & AGUIRRE, J. (2007) Burnout y
bienestar psicológico en el mundo de trabajo. Un estudio de los factores
psicosociales conexos. El malestar en lo cotidiano. Diferentes miradas en Salud
Mental, Buenos Aires, Argentina. pp. 607/609.
CASULLO, M. y otros (2002) Evaluación del bienestar psicológico en Iberoamérica.
Buenos Aires/Barcelona/México: Paidós
CHAVEZ URIBE, A. (2006) Bienestar Psicológico y su influencia en el rendimiento
académico de estudiantes de nivel medio superior. Tesis de Maestría, Facultad de
psicología, Universidad de Colima, Colombia
DIENER, E. (1994) Assessing subjective well-being: Progress and opportunities. Social
Indicators Research, 31, 103-157.
FERNÁNDEZ ABASCAL, E. y otros. (2000) Estudio sobre la escala de estilos y
estrategias de afrontamiento (E3A). Revista Electrónica de Motivación y emoción, 3,
4.
FIGUEROA, M. I. , CONTINI, N. ; LANCUZA, A. B. , LEVÍN, M. & ESTÉVEZ SUEDAN, A.
(2005) Las estrategias de afrontamiento y su relación con el nivel de bienestar
psicológico. Un estudio con adolescentes de nivel socioeconómico bajo de Tucumán
(Argentina) Anales de psicología, 21, 1, 66-72
FRYDENBERG, E. y LEWIS, R. (1996). Manual: ACS. Escalas de Afrontamiento para
Adolescentes. Adaptado por J. Pereña y N. Seisdedos. Madrid. TEA (Orig. 1993).
GONZALEZ BARRÓN, R. , MONTOYA CASTILLA, I. , CASULLO, M. & BERNABÉU
VERDÚ, J. (2002) Relación entre estilos y estrategias de afrontamiento y bienestar
psicológico en adolescentes. Universidad de Valencia. Psicothema, 14, 2, 363-368.
LAZARUS, R. S. y FOLKMAN, S. (1984). Stress, appraisal and coping. New York:
Springer.
LAZARUS, R. S. (2000). pasión y Razón. La comprensión de nuestras emociones.
Barcelona: Paidós.
SELIGMAN, M. & CSIKSZENTMIHALYI, M. (2000). Positive psychology: An introduction.
American Psychologist. 55, 1, 5-14
VENHOOVEN, R. (1994) El estudio de la satisfacción con la vida. Intervención
Psicosocial, 9, 87-11.

Anexo
tabla 1: Nivel de bienestar psicológico
Frecuencia
Válidos

Muy Bajo

Porcentaje

Porcentaje acumulado

5

5. 0

5. 0

Bajo

15

15. 0

20. 0

Promedio

22

22. 0

42. 0

Alto

32

32. 0

74. 0

Muy alto

26

26. 0

100. 0

tabla 2: Síntesis de correlaciones entre BP ­ Estrategias de Afrontamiento

BP
total

As

Rp

Es

Pr

Ai

Pe

Hi

Na

Rt

, 549(**)

, 744(**)

, 795(**)

, 689(**)

, 638(**)

, 732(**)

, 543(**)

, 147

, 247(*)

Sig. (bilateral)

, 000

, 000

, 000

, 000

, 000

, 000

, 000

, 145

, 013

N

100

100

100

100

100

100

100

100

100

correlación de
Pearson

* La correlación es significante al nivel 0, 05 (bilateral).
** La correlación es significativa al nivel 0, 01 (bilateral).

tabla 3: Síntesis de correlaciones entre BP ­ Estrategias de Afrontamiento (continuación)

BP
total

So

Ip

Cu

Re

Ae

Po

Ap

Dr

Fi

, 354(**)

, 056

, 201(*)

, 237(*)

, 504(**)

, 717(**)

, 413(**)

, 409(**)

, 451(**)

Sig.
(bilateral)

, 000

, 581

, 045

, 017

, 000

, 000

, 000

, 000

, 000

N

100

100

100

100

100

100

100

100

100

Correlación
de Pearson

* La correlación es significante al nivel 0, 05 (bilateral).
** La correlación es significativa al nivel 0, 01 (bilateral).
Fuente Tablas 1, 2 y 3: Encuesta sobre Educación y Trabajo
aplicada a empleados en la Administración Pública de Mendoza, 2007

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar