MENU

PUBLICIDAD

Me Gusta   0 Comentar    0

Actualidad y Artículos | Coronavirus   Seguir 3

Noticia | 18/03/2021

«Es tremendo perder a alguien por el virus sin posibilidad de duelo»



0%

Ana María Angel Esteban, psicóloga y sexóloga.


Ana María Ángel Esteban dice que ya era psicóloga desde pequeña, cuando en el colegio sus amigas la buscaban para contarle sus problemas. Lleva ya 22 años de profesión, una reconocida experiencia en el campo de la psicología, la sexología y problemas de pareja. Es feliz con su trabajo: «No tengo que esforzarme en conectar, la empatía ya lo hace, y eso lo nota el paciente; es equivalente a la química, es una sensación indescriptible y después de unos minutos se establece una relación de confianza que o se siente o no se puede forzar».


¿Cuáles son los problemas más frecuentes ahora en su consulta?

Tratamos todo tipo de problemas del día a día, preocupaciones que pueden parecer absurdas a otras personas pero que suponen un verdadero muro de esfuerzo y miedo a quienes las sufren.


¿Por qué miedo?


En el fondo, la mayoría de los problemas surgen del miedo, ya sea real o imaginado, un miedo anticipado que te frena; un miedo aprendido, condicionado, ‘adaptativo’, pero que te hace consciente de la pérdida tan importante de libertad que supone y que te limita de forma fantasmagórica. miedo a hacer, a decir, a ser juzgado. Tenemos mentalmente todo un arsenal de autosabotaje.



¿Trata muchas depresiones?


Sobre todo depresiones por pérdidas familiares, muchísimo insomnio, obsesiones, muchas crisis de ansiedad por las restricciones por el virus, por la incertidumbre de cuándo se acabará, ansiedad por la falta de contacto social. Y angustia en general por no poder manifestarnos emocionalmente con abrazos, besos. . . algo que no puede suplirse con con videollamadas. Sentimos que estamos en un paréntesis de nuestra vida, parados, perdiéndonos cosas. Es difícil de explicar, y todos lo sentimos en mayor o menor medida.


¿Han aumentado los problemas de pareja en la pandemia?


Se han multiplicado las consultas por este tema, pero curiosamente en pandemia han disminuido los divorcios, quizá porque muchos se han resuelto con terapia y eso es gratificante. Problemas sexuales también, tanto en personas sin pareja estable como en parejas consolidadas. El aumento del consumo de pornografía ha sido tremendo, y he visto casos en la consulta de adicción al sexo. También ha sido curioso el aumento de bulimia, en personas «controladas» y que por ansiedad han desfogado con la comida.


¿Cuáles son las situaciones más duras que se ha encontrado?


En general, lo más duro, lo que a mí más me sensibiliza, son todos los temas relacionados con maltrato físico y psicológico. Someter y castigar (física o psicológicamente) a la persona que tanto te quiere es tremendo. El maltrato psicológico es devastador, te confunde, te hace sentir responsable, y existe además tal grado de dependencia emocional y de autoestima devastada, que es difícil identificarlo y salir de ahí. En cuanto a la pandemia, es terrible ver a personas que han perdido a sus parejas, a sus hijos, por el virus de forma inesperada y sin posibilidad de duelo. Es algo tremendo. A veces no puedo evitar las lágrimas. Antes hacía lo imposible por evitarlo, pero que tu psicóloga se emocione contigo es muy beneficioso.


¿Qué es lo más gratificante?


Ver los resultados en cada sesión, las caras de felicidad cuando te dicen «Ana, he podido», cuando van sitiéndose dueños y con control sobre su problema. Me siento feliz porque después de ser mis pacientes, muchos de ellos son ahora mis amigos. La conexión emocional que se establece en la consulta sigue permaneciendo con el paso de los años.


¿Trata también a niños?


Sí. Es importante que no tengan ningún deterioro cognitivo para verles yo, y que sea posible establecer una comunicación verbal. A partir de los 5 años es posible. Si son más pequeños debería verles un especialista en psicología infantil.


Muchos no distinguen bien entre el psicólogo y el psiquiatra.


Nos suelen confundir y no tenemos que ver; bueno, en algunos momentos podemos ser complementarios. Los psiquiatras trabajan con psicofármacos y los psicólogos no, aunque sí podemos recomendarlos. En ocasiones de malestar muy agudo, si nos encontramos con alguna psicopatía, es absolutamente necesaria la medicación, aunque luego se trabajen otros aspectos desde el punto de vista psicológico cuando esa persona esté más estable en sintomatología. Mucha gente dice que no va al psicólogo porque no está loco, y es un error. Los psicólogos tratamos normalmente todas esas «cosas» que ahora se han convertido en malestar: «no aguanto en la cola del super, me pongo nerviosa en los exámenes, no duermo, me estoy obsesionando con. . . , pierdo la erección, no disfruto sexualmente, tengo celos, me siento insegura y juzgada continuamente, no puedo hablar en público, tengo una amiga que continuamente me hace desprecios», por ejemplo. He de decir que siempre que se vaya al sexólogo es imprescindible que sea también psicólogo y con experiencia. Los problemas sexuales son los más fáciles de resolver, en muy poquitas sesiones y sin medicación ni aparatos.


¿Hay algún secreto para que una terapia psicológica sea más eficaz?


-Que te guste, que lo vivas, que seas sensible, empática, y que eso le llegue al paciente. Y la experiencia, por descontado. También es esencial el interés que ponga la persona que te pide ayuda. El resultado va a depender delas ganas que ponga el paciente en hacer o no lo que tú le recomiendas. Les digo que desde el inicio yo voy a ser su mejor amiga y la confianza en mí debe ser absoluta. Seremos un equipo para resolver. Les enseñaré cómo interpretar, cómo rechazar, cómo manejar el miedo, el sentimiento de culpa, y que vean la realidad y las relaciones lo más objetivamente posible.


Usted es personalmente quien cita a los pacientes, ¿verdad?


Sí. Me gusta saber antes de la sesión cuál es el problema, si es necesaria una cita urgente, si mejor antes visitar a otro especialista para descartar…Si alguien llama angustiado me gusta poder tranquilizarle en la medida que se pueda. Es muy importante ver si hay que adelantar a alguien, estar más tiempo con él. Me gusta el contacto directo aunque para mí suponga casi multiplicar el tiempo dedicada a la consulta. Siempre soy yo la que coge el teléfono. Desde que iniciamos el tratamiento me muestro accesible telefónicamente en casi cualquier momento. Y, por supuesto, por si alguien lo duda, todo lo que comentamos es totalmente privado, confidencial. Mi principal objetivo es resolver el problema del paciente, independientemente de que la pareja, o los padres, pregunten… siempre es una complicidad entre el paciente y yo.


 

Fuente: ABC
Url corta de esta página: http://psiqu.com/2-63993

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar


-Publicidad

Síguenos en las redes

desvenlafaxina antidepresivos
Publicidad

LIBRO RECOMENDADO

Suicidio Prevención

¡Novedad en libros! La visión actual del suicidio, científicamente fundamentada, es que, aunque ...

COMPRAR AQUÍ

VER MÁS LIBROS RECOMENDADOS
CFC

Actualización en el tratamiento de la dependencia a la cocaína

Inicio: 09/10/2024 |Precio: 120€

Ver curso