PUBLICIDAD-

INTERFERÓN Y TRASTORNOS DEL ÁNIMO

Autor/autores: Alberto Miranda Sivelo , Ana Fructuoso Castellar, Pilar Pérez Gutiérrez
Fecha Publicación:
Área temática: Depresión, Trastornos depresivos .
Tipo de trabajo:  Póster

- Complejo Asistencial Universitario de Palencia (Palencia) - Sanatorio de Usúrbil (Guipúzcoa)

RESUMEN

Introducción: El Interferón es una citoquina con amplias propiedades antivirales, cuyos usos aprobados en la actualidad son: la hepatitis viral crónica, algunas neoplasias y la esclerosis múltiple. Como efectos adversos del interferón se han descrito: psicosis, irritabilidad, manía, depresión y conductas suicidas.
Objetivos: Profundizar en el conocimiento de los trastornos neuropsiquiátricos asociados al uso del interferón de cara a implementar estrategias terapéuticas correctas.
Material y métodos: Realizamos una revisión bibliográfica extensa sobre el tema así como un análisis exhaustivo del caso objeto de estudio. Resultados: Presentamos el caso de una paciente de 35 años, ex consumidora de heroína, con hepatitis crónica por virus de la hepatitis C, en la que se inició pauta antiviral con interferón y ribavirina por el Servicio de Digestivo, se realizó previamente a la instauración del tratamiento interconsulta a psiquiatría, no objetivándose en ese momento alteraciones psicopatológicas. Sin embargo, a las 8 semanas, la paciente realizó un intento autolítico con ingesta masiva de ribavirina, por lo que, se retiró el interferón y se instauró tratamiento con escitalopram.
Discusión: Tras iniciar tratamiento con interferón apareció un cuadro depresivo que se resolvió tras la retirada de este fármaco y con el inicio del tratamiento antidepresivo. Se recomienda la evaluación psiquiátrica cuidadosa de pacientes que deben ser sometidos a tratamiento con interferón. Por otro lado, reflexionaremos sobre la posibilidad de haber instaurado tratamiento antidepresivo profiláctico por los antecedentes de consumo de tóxicos así como la conveniencia un programa psicoeducativo específico.

Palabras clave: Interferón, VHC, Conducta suicida


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7522

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

INTERFERÓN Y TRASTORNOS DEL ÁNIMO
Alberto Miranda Sivelo, Ana Fructuoso Castellar, Pilar Pérez Gutiérrez
albertomir76@gmail. com

RESUMEN
Introducción: El Interferón es una citoquina con amplias propiedades antivirales, cuyos usos
aprobados en la actualidad son: la hepatitis viral crónica, algunas neoplasias y la esclerosis
múltiple. Como efectos adversos del interferón se han descrito: psicosis, irritabilidad, manía,
depresión y conductas
suicidas.
Objetivos:
Profundizar en el conocimiento de los trastornos neuropsiquiátricos asociados al uso del interferón de cara a implementar
estrategias terapéuticas correctas. Material y métodos: Realizamos una revisión bibliográfica
extensa sobre el tema así como un análisis exhaustivodel caso objeto de estudio. Resultados:
Presentamos el caso de una paciente de 35 años, ex consumidora de heroína, con hepatitis
crónica por virus de la hepatitis C, en la que se inició pauta antiviral con interferón y ribavirina
por el Servicio de Digestivo, se realizó previamente a la instauración del tratamiento
interconsulta a psiquiatría, no objetivándose en ese momento alteraciones psicopatológicas. Sin
embargo, a las 8 semanas, la paciente realizó un intento autolítico con ingesta masiva de
ribavirina, por lo que, se retiró el interferón y se instauró tratamiento con escitalopram.
Discusión: Tras iniciar tratamiento con interferón apareció un cuadro depresivo que se resolvió
tras la retirada de este fármaco y con el inicio del tratamiento antidepresivo. Se recomienda la
evaluación psiquiátrica cuidadosa de pacientes que deben ser sometidos a tratamiento
con interferón. Por otro lado, reflexionaremos sobre la posibilidad de haber instaurado
tratamiento antidepresivo profiláctico por los antecedentes de consumo de tóxicos así como la
conveniencia un programa psicoeducativo específico.

INTRODUCCIÓN
El Interferón es una citoquina con amplias propiedades antivirales, cuyos usos aprobados en la
actualidad son: la hepatitis viral crónica, algunas neoplasias y la esclerosis múltiple (1). Los
síntomas neuropsiquiátricos secundarios al Interferón son frecuentes, la incidencia varía del 6%
a 70%. Como efectos adversos del interferón se han descrito: irritabilidad, ansiedad, insomnio,
fatiga, depresión, confusión, psicosis y conductas suicidas. La variabilidad en la incidencia se
debe a las diferencias en las dosis, la duración y las características de cada paciente. La
depresión, aparece con mayor frecuencia entre las semanas 6º y 22º, por lo que, es aconsejable
monitorizar el tratamiento con interferón durante las primeras 12 semanas. La ideación suicida
es poco frecuente (< 0, 2%), muy pocos casos de suicidio consumado durante el tratamiento. La
inflamación podría representar un mecanismo habitual en la patofisiología de los trastornos
neuropsiquiátricos.
Presentamos un caso de nuestra consulta en el cual existiría una implicación del sistema
inmunológico en el desarrollo de los síntomas depresivos, pretendemos profundizar en los
aspectos psiconeuroinmunológicos de la depresión y en sus implicaciones prácticas.

CASO CLÍNICO
Paciente de 35 años, ex consumidora de heroína, con hepatitis crónica por virus de la hepatitis
C, en la que se inició pauta antiviral con interferón- y ribavirina por el Servicio de Digestivo.
Previamente a la instauración del tratamiento con IFN-, se realizó interconsulta a psiquiatría, y
no se objetivaron alteraciones psicopatológicas en ese momento. Sin embargo, a las 8 semanas
del inicio del tratamiento, la paciente realizó un intento autolítico con ingesta masiva de
ribavirina. Presentaba apatía, ánimo deprimido, hiporexia, astenia intensa, falta de ilusión,
ansiedad ideíca y somática moderada, no síntomas psicóticos. Se realizó diagnóstico de episodio
depresivo mayor. De acuerdo con el Servicio de Digestivo se retiró el interferón y se instauró
tratamiento con escitalopram. La respuesta fue buena y el cuadro depresivo remitió a las pocas
semanas.

DISCUSIÓN
Tras iniciar tratamiento con IFN, apareció un cuadro depresivo que se resolvió tras la retirada
de este fármaco y con el inicio del tratamiento antidepresivo, por tanto:
Se recomienda la evaluación psiquiátrica cuidadosa de los pacientes que deben ser sometidos a
tratamiento con interferón2. Existen autores que recomiendan realizar tratamiento profiláctico
antidepresivo en aquellos pacientes con más riesgo debido a sus antecedentes personales
aunque en el momento de la evaluación no presenten psicopatología activa. Pensamos que en
este caso se podría haber planteado instaurar un tratamiento antidepresivo profiláctico por los
antecedentes de consumo de tóxicos, así como la conveniencia de un programa psicoeducativo
específico. Se ha observado en pacientes con depresión mayor un aumento de citocinas proinflamatorias que acceden al SNC e interaccionan con el metabolismo de los neurotransmisores
y la función neuroendocrina. Las alteraciones inmunes provocadas por las citocinas inducen
cambios en la sustancia blanca cerebral (neuroplasticidad) que se han asociado con la etiología
de la depresión3. La investigación en psiconeuroinmunología debe permitir identificar nuevas
vías fisiopatológicas que revelen dianas neurobiológicas para el desarrollo de nuevos fármacos.
Existiría un subgrupo de pacientes con trastorno depresivo resistente con inflamación
incrementada (biomarcadores inflamatorios elevados de forma basal) que
respondería al antagonismo de las citocinas. ello supondría dar los primeros pasos en la personalización de la
terapia antidepresiva: detección de biomarcadores inflamatorios que identificarían pacientes que
responderían únicamente a terapias con dianas de carácter inmune4.

CONCLUSIONES
1. La depresión inducida por el INF es común y muchas veces, se encuentra sin diagnosticar.

2. Los pacientes con depresión pueden ser tratados de forma segura y eficaz con IFN siempre
que su depresión esté controlada antes del tratamiento.

3. Los ISRS (citalopram) pueden ser la primera línea de tratamiento para aquellos que sufren
de depresión durante el tratamiento con IFN.

4. Parece beneficioso prolongar el tratamiento ADT, al menos, hasta 2-3 meses después de
haber finalizado el tratamiento con IFN, para evitar recaídas.

5. La ideación suicida es un efecto secundario al tratamiento con IFN que es necesario conocer
(interrogando al paciente durante las evaluaciones periódicas o empleando escalas
específicas de ideación autolítica en las visitas de control del tratamiento).

6. Sera necesaria la participación de un equipo multidisciplinar (psiquiatría, psicología,
enfermería, neurología, digestivo. . . ) para el manejo con éxito del paciente en tratamiento
con IFN.

7. Se ha observado en pacientes con depresión mayor un aumento de citocinas proinflamatorias que acceden al SNC e interaccionan con el metabolismo de los
neurotransmisores y la función neuroendocrina.

8. Las alteraciones inmunes provocadas por las citocinas inducen cambios en la sustancia
blanca cerebral (neuroplasticidad) que se han asociado con la etiología de la depresión.

9. La investigación en psiconeuroinmunología debe permitir identificar nuevas vías
fisiopatológicas que revelen dianas neurobiológicas para el desarrollo de nuevos fármacos.


BIBLIOGRAFÍA
1. Lucaciu LA, Dumitrascu DL. Depression and suicide ideation in chronic hepatitis C patients
untreated and treated with interferon: prevalence, prevention, and treatment. Ann Gastroenterol
2015; 28:440-7
2. Alian S, Masoudzadeh A, Khoddad T, Dadashian A, Ali Mohammadpour R. Depression in
hepatitis B and C,  and its correlation with hepatitis drugs consumption

(interfron/lamivodin/ribaverin). Iran J Psychiatry Behav Sci 2013; 7: 24-9
3. Miná VA, Lacerda-Pinheiro SF, Maia LC, Pinheiro RF Jr, Meireles CB, de Souza SI, Reis

AO, Bianco B, Rolim ML. The influence of inflammatory cytokines in physiopathology of suicidal
behavior. J Affect Disord 2014; 172: 219-230
4. Janelidze S, Ventorp F, Erhardt S, Hansson O, Minthon L, Flax J, Samuelsson M,

Traskman-Bendz L, Brundin L. Altered chemokine levels in the cerebrospinal fluid and plasma of
suicide attempters. Psychoneuroendocrinology 2013; 38: 853-62

17º Congreso Virtual de Psiquiatria. com. Interpsiquis
2016 interpsiquis. com - Febrero 2016
Psiquiatria. com

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!