PUBLICIDAD
Última actualización web: 08/08/2022

Sintomatología bulímica, impulsividad y carácter en población no clínica.

Autor/autores: F. J. Vaz Leal
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Objetivos: Analizar la relación entre la sintomatología bulímica y la impulsividad el temperamento y el carácter en población no clínica universitaria.

Método: Los comportamientos bulímicos fueron evaluados en una muestra de 69 estudiantes universitarias, utilizando el Bulimic Investigatory Test, Edinburgh (BITE). Los resultados fueron correlacionados con la impulsividad detectada en los probandos mediante el empleo de la "Impulsive Behaviours Scale Revised (IBS) y con datos procedentes del inventario sobre temperamento y carácter (TCI).

Resultados: Se ha encontrado una correlación positiva entre la puntuación del BITE y del IBS, y una correlación negativa entre la puntuación del BITE y la escala de autodirectividad (carácter) del TCI.

Conclusiones: Es interesante observar que ya en la población no clínica existe una relación entre ciertos comportamientos bulímicos e impulsividad, y también una relación entre éstos y el carácter, y de una forma más específica con presentar una baja autodirectividad (definida ésta última como personas inmaduras, débiles, frágiles, culpabilizadoras, irresponsables, poco fiables?). Así, habría que plantearse que quizás las personas con éstas características puedan presentar o desarrollar con mayor probabilidad bulimia nerviosa.

Palabras clave: bulimia

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2945

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Sintomatología bulímica, impulsividad y carácter en población no clínica.

Rodriguez Santos, L. ; Chavero Blanco, M. D. ; Vaz Leal, F. J.

Universidad de Extremadura.

 

Resumen

Objetivos: Analizar la relación entre la sintomatología bulímica y la impulsividad el temperamento y el carácter en población no clínica universitaria.

Método: Los comportamientos bulímicos fueron evaluados en una muestra de 69 estudiantes universitarias, utilizando el Bulimic Investigatory Test, Edinburgh (BITE). Los resultados fueron correlacionados con la impulsividad detectada en los probandos mediante el empleo de la \"Impulsive Behaviours Scale Revised (IBS) y con datos procedentes del inventario sobre temperamento y carácter (TCI).

Resultados: Se ha encontrado una correlación positiva entre la puntuación del BITE y del IBS, y una correlación negativa entre la puntuación del BITE y la escala de autodirectividad (carácter) del TCI.

Conclusiones: Es interesante observar que ya en la población no clínica existe una relación entre ciertos comportamientos bulímicos e impulsividad, y también una relación entre éstos y el carácter, y de una forma más específica con presentar una baja autodirectividad (definida ésta última como personas inmaduras, débiles, frágiles, culpabilizadoras, irresponsables, poco fiables…). Así, habría que plantearse que quizás las personas con éstas características puedan presentar o desarrollar con mayor probabilidad bulimia nerviosa.



Introducción

En los últimos años han aumentado los estudios dedicados a investigar las causas del desarrollo y mantenimiento de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Muchas de estas investigaciones se han realizado sobre la personalidad, temperamento y carácter que subyace a estos trastornos.

La comorbilidad entre trastornos de la conducta alimentaria y los trastornos de personalidad es frecuente. 1-3 La mayoría de los estudios reflejan que un alto porcentaje de pacientes anoréxicas presenta trastornos de la personalidad del grupo C, mientras que en pacientes bulímicas predominan los trastornos de la personalidad del grupo B, principalmente trastorno limite de la personalidad y trastorno histriónico. 4, 5 Estudios realizados siguiendo el modelo de personalidad de Cloninger en pacientes bulimicas han servido para investigar el temperamento y carácter relacionado con este trastorno alimentario, y los resultados constatan que las pacientes bulímicas se caracterizan por una constante búsqueda de novedad (novelty seeking), una alta evitación del daño (harm avoidance) y presentan una baja autodirectividad (self-directeedness), lo que podría estar relacionado con la comorbilidad de este trastorno con los trastornos de personalidad anteriormente nombrados. 3, 6-8 Otros resultados encontrados evidencian la posible relación que existe entre un diagnóstico de bulimia nerviosa y la existencia de conductas impulsivas (entendidas éstas como la imposibilidad para controlar los impulsos), y que podrían ser incluidas dentro de los conceptos de búsqueda de novedades o de extroversión o tal vez ser considerada como una dimensión independiente. 9-11

Por otro lado, existen estudios que confirman que los TCA no son clasificaciones categoriales que marca el DSM-IV, y se apoya la hipótesis de que existe un continuum para los TCA que irían desde la normalidad hasta la patología, y que defienden que entre población clínica y no clínica las diferencias que podríamos encontrar serían de tipo cuantitativo, no cualitativo, 12 por lo que nos encontraríamos un espectro de disfunciones cuyos extremos vendrían representados por una ingesta normal y por la bulimia nerviosa. 13, 14

En nuestro estudio pretendemos demostrar si tal como aparece en la teoría del continuum, en población no clínica aparecerían algunas de las características de temperamento y carácter similares a las de las pacientes, observando si estas características de personalidad e impulsividad están correlacionadas con la presencia en mayor o menor medida psicopatología bulímica. Esto sería de alta utilidad para aclarar si personalidad e impulsividad tienen algún papel como factor predisponente de la enfermedad o forman parte del propio cuadro bulímico.


Material y método

Sujetos:

La muestra fue seleccionada entre una población de estudiantes universitarias matriculadas en alguno de los cursos de la licenciatura de medicina durante el curso académico 2003-04 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura.

La elección exclusiva de mujeres deriva, por una parte, de la mayor prevalencia de esta enfermedad en la población femenina y, por otra parte, de las diferencias psicobiológicas y de temperamento encontradas en ambos sexos y que pueden afectar a los resultados de nuestro estudio.

La muestra seleccionada tenia una edad media de 20, 58 años (DE 1, 90; rango 18-28 años).

El peso medio de las pacientes fue de 59, 77 Kg (DE 8, 14; rango 47-68) siendo el índice de masa corporal medio (IMC) de 21, 66 kg/m2 ( DE 2, 34; rango 16, 26 -30, 10) .


<Procedimiento:

Se les pidió la participación en el estudio a todas las estudiantes que cursaban uno de los seis cursos de la Licenciatura de Medicina durante el curso académico 2003-04 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura. Se repartieron los protocolos, indicándoles que eran totalmente anónimos y que toda la información que aportaran sería confidencial, pero que tenían asignados un número por si estaban interesadas en conocer cuáles habían sido sus resultados. Una vez entregados y corregidos los protocolos, a las estudiantes que detectábamos que podría haber un problema alimentario, se les proponía que tuviesen una entrevista con alguna de las personas que participábamos en el estudio (psicólogos o psiquiatras).


Instrumentos de evaluación:

Bulimic Investigatory Test, Edinburgh (BITE): Para evaluar psicopatología bulímica, se utilizó el Bulimic Investigatory Test, Edinburgh (BITE), 15 Este instrumento de evaluación es un cuestionario breve autoinformado que consta de 33 ítems, que versan sobre síntomas bulímicos, conductas asociadas, y dieta, y que fue diseñado para detectar sujetos que presentaban síntomas bulímicos o individuos que se dan atracones. Nos ofrece tres tipos de puntuaciones; una puntuación total y dos subescalas. La subescala de síntomas evalúa el número y grado de los síntomas que están presentes y la subescala severidad proporciona un índice de gravedad del trastorno basado en la frecuencia con que se producen las conductas patológicas.


“Impulsive Behaviours Scale-Revised” (IBS) Con el fin de cuantificar la prevalencia de comportamientos impulsivos se utilizó la “Impulsive Behaviours Scale-Revised” (IBS). 16 Es una escala de tipo autoinforme que evalúa el grado en que una persona ha realizado 25 comportamientos impulsivos diferentes. La frecuencia de cada comportamiento se puntúa en una escala tipo Likert con 5 posibilidades. La suma de todas las puntuaciones tiene como resultado un índice global de comportamiento, de forma que a mayor puntuación, mayor nivel de impulsividad.


“Temperament and carácter Inventory” (TCI).  Para el estudio dimensional de la personalidad se utilizo el “Temperament and carácter Inventory” de Cloninger (TCI). 17

Este instrumento consta de 240 items dicotómicos (V o F) y mide la personalidad en base a dos dimensiones; temperamento (evitación del daño, búsqueda de novedad, dependencia de la recompensa y persistencia) y carácter (auto-dirección, cooperación y auto-trascendencia).


Análisis estadístico

Para el estudio descriptivo de la muestra, se analizó la media y desviación estándar. Las puntuaciones que se obtuvieron del BITE fueron correlacionadas (rho de Spearman) con cada una de las subescalas del TCI y con la puntuación total del IBS. A posteriori, se compararon dos grupos en relación a una variable cuantitativa para lo cuál se utilizó la prueba U de Mann-Whitney. El análisis estadístico se realizó utilizando el programa SPSS. 10. 0 para Windows.


Resultados

Las estudiantes tenían una media en la puntuación total del BITE de 5, 63 (DS 5, 33). A la vez, presentaban una puntuación media de 9, 14 (DS 3, 85) en la subescala de sintomatología y una media de 1, 81 (DS: 2, 97) en la subescala de severidad. De las 69 alumnas el 10, 68% puntuaron por encima del punto de corte del BITE.

Por otro lado, la puntuación media en la escala de comportamientos impulsivos fue de 1, 36 (DS: 0, 30) y las puntuaciones medias de las escalas del TCI fueron: búsqueda de novedades (media: 17, 84; DS: 4, 89), evitación del daño (media: 20, 49; DS: 5, 96), dependencia de recompensa (media: 17, 17; DS: 2, 83), persistencia (media: 4, 97; DS: 2, 02), autodirectividad (media: 27, 08; DS: 7, 22), cooperación (media: 33, 74; DS: 4, 46) y autotrascendencia (media: 14, 50; DS: 7, 30).

En la tabla I, se muestran las correlaciones (rho de Spearman) de las escalas del TCI con las puntuaciones del BITE (puntuación total, sintomatología y severidad).

Encontramos una correlación negativa entre la sintomatología bulímica y las puntuaciones en la escala de autodirectividad medida con el TCI, es decir las estudiantes que presentaban una mayor sintomatología bulímica (total) presentaban también una menor autodirectividad (r= -0, 332; p<=0, 01), encontrando resultados similares cuando se analizaron las dos subescalas del BITE, la subescala de síntomas (r= -0, 294; p<=0, 01) y la subescala de severidad (r= -0, 232; p<=0, 05). También aparece una correlación positiva entre la escala de persistencia del TCI y la escala de síntomas del BITE.

Por otro lado, aparece una correlación positiva entre la sintomatología bulímica y la puntuación global de la escala de comportamientos impulsivos, así cuanto más puntuaban en el BITE mayor era su puntación en el IBS.



Tabla I: correlación entre las puntuaciones del BITE y las puntuaciones de las escalas del TCI e IBS.


Presencia-ausencia de comportamientos bulímicos, su relación con la personalidad e impulsividad.  Al observar a posteriori, que 15 de las 69 estudiantes (10, 68%) puntuaron por encima del punto de corte del BITE, quisimos observar si aparecerían también diferencias con respecto a la personalidad y a la impulsividad entre éstas estudiantes y las que no presentaban psicopatología bulímica. Podemos observar en la tabla II, que las estudiantes que puntuaron por encima del punto de corte del BITE, presentaron una menor autodirectividad (z=-1, 88; p=0, 05) y una mayor impulsividad que las que estaban por debajo del punto de corte (z=-2, 54; p=0, 01). Así, encontramos que en población no clínica femenina, las estudiantes que presentan más psicopatología bulímica, presentan menos autodirectividad y más comportamientos impulsivos.

 




Discusión

Psicopatología bulímica y personalidad Los resultados del estudio indican que existe una correlación negativa entre psicopatología bulímica y autodirectividad en población no clínica, coincidiendo con estudios realizados con pacientes bulímicas. 3, 6-8 Por el contrario, y a partir de los estudios realizados en población clínica, esperábamos encontrar correlaciones positivas entre bulimia y evitación del daño, pero esto no ha sido así, aunque es interesante resaltar que aparecen medias superiores en estudiantes que puntuaban por encima del punto de corte en el BITE. Esto nos hace pensar que podría haber una línea de continuidad entre la población no clínica y la población clínica tal como defiende la teoría del continuum. Por otra parte, la relación encontrada entre la escala de síntomas bulímicos y persistencia es difícil de explicar, ya que ésta relación se encuentra normalmente en pacientes con anorexia nerviosa. En el estudio realizado a posteriori, los resultados confirman que en población no clínica aparecen diferencias significativas en la escala de autodirectividad en relación con conductas bulímicas, ya que aquellas estudiantes que mostraron una puntuación alta por encima del punto de corte del BITE presentaron valores mucho más bajos en autodirectividad, es decir éstas eran personas más inmaduras, débiles, frágiles, culpabilizadoras, irresponsables y tenían una menor habilidad para controlar, regular y adaptar la conducta ajustándola a la situación de acuerdo con sus propias metas y valores. Los valores obtenidos por las estudiantes que puntuaban por encima del punto de corte, se acercan mucho a los encontrados en estudios efectuados en población clínica, como el realizado por Díaz-Marsá y colaboradores. 4


Psicopatología bulímica e impulsividad Hemos encontrado que existe una correlación positiva entre las puntuaciones del BITE, es decir psicopatología bulímica y comportamientos impulsivos. Este resultado coincide, en parte, con el realizado por Peñas-LLedó y colaboradores10, en el que utilizando esta misma escala en población no clínica, encontraron que los items del IBS relacionados con auto-lesión y también con el mal uso de sustancias, correlacionaban de forma positiva con las puntuaciones del BITE. Estos resultados apoyarían el enfoque que plantean McClelland y colaboradores18 y Vaz-Leal y Peñas-Lledó19, en el sentido de que los comportamientos bulímicos constituyen tan sólo uno de los síntomas para el diagnóstico y en el que tendríamos que tener más factores en cuenta como sería la personalidad y la impulsividad.


Bibliografía

1. Bulik CM, Sullivan PF, Joyce PR, Carter FA. Temperament, character, and personality disorder in bulimia nervosa. J Nerv Ment Dis 1995; 183(9):593-8.

2. Bulik CM, Sullivan PF, Weltzin TE, Kaye WH. Temperament in eating disorders. Int J Eat Disord 1995; 17(3):251-61.

3. Tomotake M, Ohmori T. Personality profiles in patients with eating disorders. J Med Invest 2002; 49:87-96.

4. Díaz Marsá M, Carrasco JL, López-Ibor JJ, Sáiz J. Un estudio de la personalidad en los trastornos de la conducta alimentaria. Actas Luso Esp Neurol Psiquiatr Cienc Afines 1998; 26(5):288-96.

5. Rosenvinge JH, Martinussen M, Ostensen E. The comorbility of eating disorders and personality disorders: A meta-analytic review of studies published between 1983 and 1998. Eat Weight Disord 2000; 5:51-62.

6. Mulder RT, Joyce PR, Sullivan PF, Bulik CM, Carter FA. The relationship among three models of personality psychopathology: DSM-III-R personality disorder, TCI scores and DSQ defences. Psychol Med 1999; 29(4):943-51.

7. Díaz Marsá M, Carrasco JL, Prieto R, Saiz J. Personality profile of eating disorders. Actas Esp Psiquiatr 1999; 27:43-50.

8. Fassino S, Abbate-Daga G, Amianto F, Leombruni P, Boggio S, Rovera GG. Temperament and character profile of eating disorders: a controlled study with the Temperament and Character Inventory. Int J Eat Disord 2002; 32(4):412-25.

9. Díaz Marsá M, Carrasco JL, Saiz J. A study of temperament and personality in anorexia and bulimia nervosa. J Personal Disord 2000; 14(4):352-9.

10. Peñas E, Vaz FJ, Ramos IM, Waller G. Impulsive behaviors in bulimic patients: relation to general psychopathology. Int J Eat Disord. 2002 Jul; 32(1):98-102.

11. Wolfe BE, Jimerson DC, Levine JM. Impulsivity ratings in bulimia nervosa: relationship to binge eating behaviors. Int J Eat Disord 1994; 15(3):289-92.

12. Bourne SK, Bryant RA, Griffiths RA, Touyz SW, Beumont PJ. bulimia nervosa, restrained, and unrestrained eaters: a comparison of non-binge eating behavior. Int J Eat Disord 1998; 24(2):185-92.

13. Garfinkel PE, Kennedy SH, Kaplan AS. Views on classification and diagnosis of eating disorders. Can J Psychiatry 1995; 40(8):445-56.

14. Hay P, Fairburn C. The validity of the DSM-IV scheme for classifying bulimic eating disorders. Int J Eat Disord 1998; 23:7-15.

15. Henderson M, Freeman CP. A self-rating scale for bulimia. The 'BITE'. Br J Psychiatry 1987; 150:18-24.

16. Rossoto E, Yager J, Rorty M. Impulsive and self-harm behaviours among women with bulimia nervosa. Paper presented at the 6th International Conference on Eating Disorders, New York 1994.

17. Cloninger CR, Przybeck TR, Svrakic DM, Wetzel RD. The Temperament and Character Inventory (TCI): a guide to its development and use. St. Louis, MO:Center for Psychobiology of Personality. 1994.

18. McClelland L, Mynors-Wallis L, Fahy T, Treasure J. Sexual abuse, disordered personality and eating disorders. Br J Psychiatry Suppl 1991(10):63-8.

19. Vaz FJ, Peñas EM. personalidad límite y bulimia nerviosa: un estudio clínico. Revista de la Facultad de Medicina de Barcelona 1999; 25:10-18.



Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar