PUBLICIDAD
Última actualización web: 05/12/2022

La salud laboral en profesionales de enfermería de salud mental.

Autor/autores: Dolors Juvinyà Canal
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Enfermería .
Tipo de trabajo:  Comunicación

RESUMEN

En la actualidad existe documentación exhaustiva sobre los principales problemas de salud y factores de riesgo presentes en el ámbito laboral de los profesionales de enfermería.

Destacamos algunos: agentes biológicos, cargas musculoesqueléticas, pinchazos, cortes, caídas, trabajo en turnos y otros factores estresores.

Todos ellos se encuentran presentes en los distintos ámbitos donde pueden trabajar dichos profesionales, por tanto, los/as enfermeros/as de salud mental no se encuentran exentos/as. Algunos estudios han puesto de manifiesto los principales factores de estrés entre los profesionales de enfermería, entre los cuales cabe destacar: las relaciones profesionales, los conflictos de competencias, la muerte y el sufrimiento, la presión laboral, las habilidades profesionales y la comunicación intragrupal.

El conocimiento de estos factores, y de otros, en los problemas psicosociales consecuentes con el malestar laboral, es un punto esencial para plantear las alternativas de prevención más adecuadas a estas situaciones. Los profesionales de enfermería de salud mental, se enfrentan con distintas situaciones estresantes, además de las descritas, puesto que las características de su trabajo, difieren notablemente de otros ámbitos asistenciales. Incluso podemos afirmar que las principales escalas que miden el estrés entre profesionales, como la "Nursing Stress Scale", pueden no ser válidas puesto que los estresores presentes difieren de los generales. El conocimiento de los riesgos y la gestión efectiva de la salud y la seguridad, son la clave de la prevención y disminución de los riegos en el trabajo asistencial en salud mental.

Palabras clave: Enfermería de salud mental, Estrés, Factores de riesgo


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2087

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

La salud laboral en profesionales de enfermería de salud mental.

Dolors Juvinyà Canal; David Ballester Ferrando.

Departamento de Enfermería. Universitat de Girona.

PALABRAS CLAVE: factores de riesgo, estrés, Enfermería de salud mental.

(KEYWORDS: Factors of risk, Stress, Mental health nursing. )

[16/2/2003]


Resumen

En la actualidad existe documentación exhaustiva sobre los principales problemas de salud y factores de riesgo presentes en el ámbito laboral de los profesionales de enfermería. Destacamos algunos: agentes biológicos, cargas musculoesqueléticas, pinchazos, cortes, caídas, trabajo en turnos y otros factores estresores. Todos ellos se encuentran presentes en los distintos ámbitos donde pueden trabajar dichos profesionales, por tanto, los/as enfermeros/as de salud mental no se encuentran exentos/as.

Algunos estudios han puesto de manifiesto los principales factores de estrés entre los profesionales de enfermería, entre los cuales cabe destacar: las relaciones profesionales, los conflictos de competencias, la muerte y el sufrimiento, la presión laboral, las habilidades profesionales y la comunicación intragrupal. El conocimiento de estos factores, y de otros, en los problemas psicosociales consecuentes con el malestar laboral, es un punto esencial para plantear las alternativas de prevención más adecuadas a estas situaciones. Los profesionales de enfermería de salud mental, se enfrentan con distintas situaciones estresantes, además de las descritas, puesto que las características de su trabajo, difieren notablemente de otros ámbitos asistenciales. Incluso podemos afirmar que las principales escalas que miden el estrés entre profesionales, como la "Nursing Stress Scale", pueden no ser válidas puesto que los estresores presentes difieren de los generales. El conocimiento de los riesgos y la gestión efectiva de la salud y la seguridad, son la clave de la prevención y disminución de los riegos en el trabajo asistencial en salud mental.



Introducción

Durante los últimos 15 años, la salud laboral ha conseguido una relevancia importante en el ámbito sanitario. A pesar de esta afirmación, creemos que aun no se han cubierto de forma correcta, muchos aspectos relativos a los factores de riesgo en el trabajo de los profesionales sanitarios, y específicamente de las enfermeras y enfermeros que trabajan en el ámbito de la salud mental, así como tampoco se han diseñado, ni puesto en práctica medidas de promoción de la salud y de prevención de riesgos de salud generadas por la actividad asistencial.

Los trabajos publicados relativos a la salud laboral de profesionales sanitarios y específicamente de enfermeros/as han crecido de forma muy importante en estos últimos años, no así los relacionados con los profesionales de la salud mental, siendo escasos o prácticamente inexistentes.

Tenemos constancia de que se han realizado algunos estudios en este último contexto, pero que no se han publicado. Teniendo presente este contratiempo, entendemos que dentro de los tres grandes grupos de factores de riesgo posibles (físico-ambientales, biológicos y psíquicos), los riesgos pueden ser similares a los de otros profesionales de enfermería. Entre éstos destacamos los agentes biológicos, caídas, pinchazos, cargas musculoesqueléticas, cortes, agresiones, etc. Aunque hayamos comentado que pueden ser similares, puesto que no hemos hallado estudios que destaquen diferencias significativas, si que se debe de tener en cuenta cuales son las situaciones que entrañan mayor riesgo. Estas situaciones son: primeros ingresos, pacientes esquizofrénicos delirantes con alucinaciones y/o paranoides, personas con consumo de sustancias psicoactivas, pacientes en episodio maníaco, ancianos con demencia, etc. Estas situaciones generan también un mayor estrés laboral en las/los enfermeras/os de salud mental.

 

Los factores de riesgo físico-ambientales

Situamos aquí algunos factores específicos que pueden generar alteraciones de salud de los profesionales de enfermería de salud mental.

· Cargas musculoesqueléticas: quizás por las características de las unidades y por las competencias en el trabajo, haya un mayor riesgo a sufrir cargas entre el personal auxiliar psiquiátrico que entre los profesionales de enfermería de salud mental. Estas cargas se producen principalmente, ante la manipulación de pacientes en situaciones extremas como negativismo, estados catatónicos hipercinéticos, agresividad, agitación psicomotriz, etc.
· Cortes y pinchazos: no parece ser que exista un mayor número de este tipo de accidentes, aunque si que se deben tener en cuenta las situaciones de mayor riesgo, principalmente las anteriormente citadas.
· Caídas: no se destacan importantes diferencias específicas en el ámbito de la salud mental, y parecen ser más problemáticas del espacio y de las condiciones de éste que del ámbito de la salud mental.
· Agresiones: a pesar de que existe la sensación de que se producen más agresiones en este ámbito, éstas son parecidas o inferiores a otros servicios asistenciales como urgencias generales, unidades de atención a drogodependientes o centros de asistencia primaria.

Los factores de riesgo biológicos

· Agentes biológicos: entre estos cabe destacar el VIH y el bacilo de Koch. Sin duda alguna, el SIDA es una enfermedad muy presente entre las personas con trastornos mentales, sobre todo en las drogodependientes y algunos con trastornos mentales crónicos, generando una gran dificultad en el tratamiento de ambas enfermedades además de una falta de conciencia de los riesgos de contagio a otras personas. El incremento de patología dual aun complicará más esta situación. En cuanto a la tuberculosis, ha sido considerada por algunos como una enfermedad endémica de instituciones, de este modo los hospitales psiquiátricos han sido y son un espacio de alto riesgo y por ende, el riesgo de contagio es alto.

 

Los factores de riesgo psicológicos

La pregunta siempre presente de ¿existe una mayor probabilidad de tener una alteración psíquica entre los profesionales sanitarios, y por tanto las enfermeras, que trabajan en salud mental?, o lo que en términos mundanos se trasluce en ¿La locura se pega?. La respuesta es rápida y contundente “no existe un mayor riesgo y la “locura” no se pega”. Aunque deberíamos ser más cautos, analizar esta situación de forma profunda e introducir un término, el estrés laboral. Sin duda alguna no existe un trastorno mental que se transmita igual o de forma parecida a una infección, pero el hecho de trabajar en salud mental genera un estrés que puede desembocar con un trastorno mental, y debemos tenerlo en consideración.

Estrés laboral

Se entiende por estrés laboral, el estado de físico y psíquico generado por un agente agresivo que produce alteraciones orgánicas y anímicas en el trabajador. Este estrés viene generado, en algunas ocasiones, por un desequilibrio que puede ser:

· Entre las demandas del trabajo y las capacidades del trabajador.
· Entre las necesidades, aspiraciones y expectativas del trabajador y la imposibilidad de satisfacerlas.

La insatisfacción laboral es el punto principal de estrés y depende de variables como el contenido del trabajo, la organización del trabajo, el nivel retributivo, las posibilidades de promoción, el reconocimiento en el trabajo, las relaciones humanas en el trabajo (ascendentes, descendentes y entre iguales).

Entre los agentes estresantes también debemos especificar que los ambientales son importantes en el ámbito de enfermería de salud mental, siendo la iluminación inadecuada o artificial, el ruido ambiente como una televisión encendida de forma continua o las alarmas de habitaciones, la temperatura inadecuada ya sea inferior o superior a lo aconsejable, la contaminación ambiental como el humo del tabaco pueden generar malestar incluso a corto plazo.

Pero además de las situaciones estresantes descritas existen otras más específicas del campo de la salud mental que pocas veces son puestas de manifiesto:

· El hecho de tratar a personas con trastornos mentales que deterioran al individuo o que tienden a la cronicidad.
· El desgaste que supone la lucha continua para conseguir motivar a personas con trastornos mentales.
· El tener que mostrar seguridad ante situaciones complejas e incluso arriesgadas.
· La dificultad del acercamiento del paciente arisco.
· La dificultad del tratamiento psicológico.
· Las complicaciones psicopatológicas.
· El afrontamiento ante situaciones de crisis.
· La reivindicación y la lucha continua de nuestro rol autónomo y de nuestro espacio de trabajo.
· La inseguridad ante la resolución de conflictos.
· La frustración ante los pacientes con trastornos mentales.
· Las mayores cargas de trabajo y la alta medicalización de los pacientes.
· Una multitud de situaciones estresantes más.

 

Consecuencias del estrés laboral

Las consecuencias habituales del estrés laboral generan alteraciones como trastornos psicosomáticos (úlceras pépticas o colon irritable), alteraciones cardiovasculares (hipertensión, enfermedades coronarias), trastornos sexuales (impotencia, vaginismo), alteraciones dermatológicas (prúrito, alopecia, dermatitis), cefaleas, insomnio, enfermedades infecciosas por una menor inmunocompetencia, etc.

Por otra parte en el aspecto psicológico se pueden manifestar una mayor inseguridad, trastornos de ansiedad, depresión, mayor dificultad en la concentración y memoria, deterioro en la capacidad de juicio y razonamiento, mayor agresividad, incremento en el enfrentamiento con compañeros o superiores, absentismo laboral, desmotivación y falta de participación, aislamiento, abuso de drogas y alcohol, etc.
Es preciso destacar que estas situaciones generan además un peor clima de trabajo en el resto de compañeros/as, así como una peor atención a nuestros/as ususarios/as.

 

Conclusiones

El contacto directo y continuado con los/as usuarios/as produce un desgaste profesional, entre las enfermeras de salud mental, esta situación se encuentra más presente por las dificultades inherentes a la relación interpersonal e intrapersonal en esta especialidad.

El estrés laboral es, según algunos autores, un factor inherente al trabajo, aunque es función de todos, ser capaces de disminuirlo al máximo y prevenirlo en lo posible, aumentando los factores protectores e introduciendo los elementos correctores pertinentes.

Se hace imprescindible, por otra parte, buscar las causas ante el estrés laboral, y más aún cuando éstas pueden ser diferentes teniendo en cuenta las características de las unidades de trabajo en todas sus dimensiones, como corrobora Tylen y Ellison. De este modo debemos ser cautos en la universalización de escalas de estrés validadas en los profesionales de enfermería generalistas, puesto que las causas de las situaciones estresantes difieren en los profesionales de enfermería de salud mental. Por tanto escalas muy utilizadas como la “Nursing Stress Scale” y otras, podrían no ser válidas en nuestra población, enfermería de salud mental, puesto que no consideran otros estresores laborales más frecuentemente generadores de malestar en este ámbito.

Una vez abierto el aspecto relativo a la necesidad de una mayor investigación de la salud laboral en profesionales de enfermería de salud mental y las causas principales de estrés laboral, evitando la traslación de metodologías que infieran, sin tenerla en consideración, la situación de la enfermería generalista a la enfermería de salud mental. Es preciso hacer un énfasis especial en la promoción de la salud laboral, sobre todo desde el aspecto psicológico y de la prevención de los factores estresantes.

Sin duda alguna se ha producido una mejora importante en aspectos relacionados a la prevención de factores de riesgo físicos y biológicos pero, aunque parezca incongruente, son bastante inexistentes los aspectos preventivos de factores de riesgo psicológicos, tanto en la enfermería generalista como en la especialista de salud mental. Se da la paradoja de que no se cuida la salud mental de los profesionales que cuidan la salud mental de los otros, tanto individualmente como institucionalmente.

Es un reto que debemos enfocar rápida y coherentemente, nos va la salud mental de todos/as. Por esto es importante, como recoge la actual legislación de salud laboral, que las empresas elaboren el mapa de riesgos, es decir identificar los riesgos de los trabajadores desde su origen y proponer las estrategias más adecuadas para su eliminación y/o seguimiento y control.

 

Bibliografía

· Olmeda García MS, Morante Fernández, García Cabeza I. Burn-out en profesionales de Salud Mental. Anales de psiquiatría 1998; 2 (14): 48-55.
· Tyler PA, Ellison RN. Sources of stress and psychological wellbeing in high-dependency nursing. Adv nurs 1994: 19: 469-476.
· Aiken LH, Clarke SP, Sloane DM, Sochalski J, Silber JH. hospital nurse staffing and patient mortality, nurse burnout, and job dissatisfaction. JAMA 2002; 288 (16): 1987-1993.
· Muñoz París MJ, Pérez Ruiz IM, Granero Molina J. Inmunidad de enfermería a los efectos del Burnout. Metas de Enfermería 2002-03; 51: 6-9.
· Tomás Sábado J, Fernández Donaire L. estrés laboral en los profesionales de enfermería hospitalarios. Metas de Enfermería 2002; 45: 6-12.
· Cuevas Muñoz P, O’Ferrall González FC, Crespo Benítez J. Estudio comparativo de las relaciones entre el estrés laboral y la salud mental en enfermeros de un hospital comarcal. Enfermería Científica 1998; 194-195: 31-33.
· Escribá V, Mas R, Cárdenas M, Pérez S. Validación de la escala de estresores laborales en personal de enfermería: “the nursing stress scale”. Gaceta sanitaria 1999; 13: 191-200.

 

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar