Última actualización web: 26/02/2021

Folieu a deux. A propósito de un caso

Autor/autores: Maria Dolores Ruiz Velasco , Alba García Pérez, Jessica Roxanna Russo de León, Víctor Pérez Plaza, Nadia López Imbernón, Elena Moral Zafra, Joaquín Gil Sánchez, Modesto Jesús Sánchez Lopez
Fecha Publicación:
Área temática: Psicosis .
Tipo de trabajo:  Comunicación

Hospital General Universitario Reina Sofia

RESUMEN

INTRODUCCIÓN El trastorno de ideas delirante inducidas, trastorno psicótico compartido o folie à deux se caracteriza por síntomas psicóticos en 2 o más individuos con una relación cercana. La transmisión de un trastorno psiquiátrico es posible cuando un individuo domina al otro, han convivido estrechamente aislados y las ideas están dentro de la posibilidad. Existe tres grupos: 1-la folie simultánea, aparece al mismo tiempo en dos sujetos predispuestos por una causa común. 2-la folie impuesta, un enfermo “fuerza” a delirar a otro, el cual es más débil. La más frecuente. 3-la folie comunicada, un sujeto enferma de psicosis paranoide, cuyos síntomas arraigan en otro sujeto, que desarrolla una enfermedad autónoma, “locura inducida”.

CASO: Paciente de 32 años con trastorno delirante y TP mixto (rasgos paranoides y antosociales). Vive con su madre y su hermano mayor (síndome de Down). Padre fallecido. Familiares maternos con enfermedades mentales. El paciente refiere un delirio de perjuicio por parte de primos maternos: le amenazan con pegarle, arrojarle excremento. Le han golpeado varias veces, "Le han echado un castrador químico". Todo inicia cuando acusa a su primo de ser incapaz de tener hijos. La madre afirma que ella misma ha sido testigo.

DISCUSIÓN. Nuestro caso ocurre entre miembros de una misma familia, se observa cierto aislamiento social y en relaciones muy cercanas. El hijo es el que inicialmente tiene el delirio y lo trasmite a la madre con la que tiene una estrecha de relación de dependencia. La persona sumisa se gana el reconocimiento de la persona dominante adoptando sus síntomas psicóticos.

Palabras clave: ideas delirante inducidas, trastorno psicótico compartido, folie à deux

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7721

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

FOLIEU A DEUX. A PROPÓSITO DE UN CASO
María Dolores Ruiz Velasco, Alba García Pérez, Jessica Roxanna Russo de León, Víctor Pérez
Plaza, Nadia López Imbernón, Elena Moral Zafra, Joaquín Gil Sánchez, Modesto Jesús Sánchez
López, Marta Roca Carles, Fabian Pavez Reyes
mariaruizvelasco@gmail. com

RESUMEN
Los delirios compartidos han ido recibiendo diferentes nombres a lo largo de la historia de la
psiquiatría, siendo el término utilizado por Laségue y Falret, "folie á deux" el que ha trascendido,
el cual ya había sido propuesto por Hoffman, en 1899. La primera descripción de las locuras
inducidas fue la de Harvey, en 1651. Posteriormente fueron perfectamente analizadas por la
psiquiatría francesa de la segunda mitad del S. XIX. Esta entidad, en el DSM IV recibe el nombre
de "trastono psicótico compatido" y en el CIE10, "trastorno de ideas delirantes inducidas".

INTRODUCCIÓN
Es un trastorno raro en el que una persona sumisa recibe este diagnóstico cuando desarrolla
síntomas psicóticos durante una relación prolongada con otra persona que ya presentaba
síntomas similares previamente (paciente dominante, inductor o paciente primario). Existen
casos descritos con más personas implicadas (folie à trois, folie à quatre, . . . ). El síntoma
fundamental es la aceptación incuestionable de los delirios de otra persona que suelen ser de
tipo persecutorio o hipocondríaco.
Según el DSM IV-TR para hacer el diagnóstico de este síndrome se debe tener en cuenta estos
tres criterios:
-Se desarrolla una idea delirante en un sujeto en el contexto de una relación estrecha con
otra persona que ya tiene una idea delirante establecida.

-La idea delirante es parecida en su contenido a la de la persona que ya tenía la idea delirante.

-La alteración no se explica mejor por la presencia de otro trastorno psicótico o de un
trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos, y no es debida a los efectos
fisiológicos directos de alguna sustancia o a una enfermedad médica.

Debe hacerse un diagnóstico diferencial con el trastorno psicótico debido a una enfermedad
médica, el trastorno psicótico inducido por sustancias, el trastorno facticio y la simulación, al
igual que en el trastorno psicótico breve.
En la folie á deux deben distinguirse tres grupos:
1. La folie simultánea, en la que la psicosis aparece al mismo tiempo en dos sujetos igualmente
predispuestos y determinada por una causa común.

2. La folie impuesta, en la cual un enfermo "fuerza" a delirar a otro, el cual es intelectual o
moralmente débil. Es la más frecuente, se cuestiona si estos pacientes son delirantes o muy
impresionables

3. La folie comunicada, en la que un sujeto (inductor) enferma de psicosis paranoide, cuyos
síntomas arraigan en otro sujeto relacionado en el primero (inducido). Este segundo enfermo
desarrolla con posterioridad una enfermedad autónoma,  que evoluciona
independientemente del otro, aun después de la separación de ambos. Esa tercera forma es
la verdadera "locura inducida".

OBJETIVOS
Detectar casos de delirio compartido o follie a deux y como tratarlo mediante un caso.

CASO CLÍNICO
El motivo de consulta fue por derivación de su pisquiatra de referencia para valoración de ingreso
hospitalario. No antecedentes médico-quirúrgicos de interés. Como antecedentes psiquiátricos
tuvo primer contacto con la especialidad en ingreso el 16/07/2013 en HPRA con diagnóstico
episodio psicótico a estudio y trastorno de personalidad mixto (rasgos paranoides y
antosociales). Posteriormente breve seguimiento en CSM que luego ha abandonado. Un segundo
ingreso en diciembre 2014 de unos 16 días de evolución con alta 2/1/15 con posterior
seguimiento en CSM Este con su psiquiatra de referencia.
Su tratamiento crónico: Xeplion 250mg IM (última 4/3/15), Diazepam 5mg 0-0-1.
Situación Basal: Vive con su madre y su hermano mayor (que tiene síndrome de Down). El
menor de dos hermanos. Padre fallecido hace unos 16 años. Un ingreso en prisión de un año
desde 2008 al 2009 por robo. Tiene la ESO, parece ser que le expulsaron tanto del colegio como
del instituto. Ha trabajado durante cortos periodos de tiempo de camarero, repartidor, en un
almacén.
Antecedentes Familiares: Familiar de segundo grado con síndrome de Down. Familiar de primer
grado con depresión severa.
Según refiere también varios familiares por parte de la madre con síntomas psicóticos, aunque
sin seguimiento ni tratamiento psiquiátrico.
Hábitos tóxicos: Refiere consumo de cannabis 3-4 día hasta hace unos meses. Niega otros.
En la enfermedad actual: Paciente que acude con nota de su psiquiatra de referencia del día
5/3/15 en la que describe problemática social e ideación delirante de perjuicio para valoración
de urgencias. El paciente refiere un delirio de perjuicio por parte de un primo de parte materna
y sus familiares (hermanos de este): le amenazan con pegarle, arrojarle excremento y orina
para torturarles. Le han mandado a golpear unas cuatro o 5 veces, última vez hace unos 2 años
también "Le han echado un castrador químico para no tener hijos". Explica que todo inicia cuando
acusa a su primo de ser incapaz de tener hijos, "removiéndole la herida". Sus amigos y conocidos
hablan de él a sus espaldas. Explica que tiene gran sentimiento de culpa: por no haberse
cambiado de nombre antes para protegerse del daño que le causaba su primo y todas las cosas
le ha dicho. Ahora se llama Epifanio "El que despide billantez por su ilustración". Refiere ánimo
bajo, clinofilia e ideas de muerte que asocia a citaciones a juicio que le han estado llegando por
hurto que han ocurrido hace ya tiempo "que la justicia no olvida". Refiere consultar para mejorar
su estado anímico.

Exploración psicopatológica: Consciente y orientado en las tres esferas. Abordable y colaborador.
Contacto psicótico. Discurso no espontáneo centrado en estado ánimico e ideación delirante de
perjucio. Niega alteraciones sensoperceptivas aunque admite escuchar alguna vez que llaman
su nombre sin poder identificar quien. pensamiento disgregado con ideación delirante de
perjuicio de la cual no hace crítica. Ánimo bajo, abulia, y clinofilia: solo quiere estar en cama
con los ojos abiertos. Se muestra ambivalente entre la culpa y la rabia. Refiere ideas de muerte
pasivas por las que consulta. No auto ni heteroagresividad en el momento actual. Refiere
insomnio de conciliación de larga evolución. juicio de realidad alterado.
juicio clínico: trastorno delirante persistente.
El paciente acudirá a su próxima cita con su psiquiatra de refrencia. Continuará su tratamiento
con clozapina, venlafaxina y loracepam.

DISCUSIÓN
La folie impuesta, la forma más frecuentemente descrita, se presenta principalmente en grupos
socioeconómicos menos favorecidos, mayoritariamente en mujeres o en personas con
incapacidades físicas y en un 90% de los casos pertenecientes a una misma familia. A su vez
deben tener unión prolongada en el tiempo y casi siempre vida social muy limitada. La relación
que caracteriza a los miembros que comparten el delirio, aunque de dependencia, también puede
caracterizarse por ambivalencia, con sentimientos profundos de amor y odio. En ocasiones la
persona sumisa se gana el reconocimiento de la persona dominante adoptando los síntomas
psicóticos de ésta.
La persona que inicialmente tiene el delirio suele ser el miembro más activo (diagnosticado de
esquizofrenia o trastorno delirante crónico), con estrecha relación con los casos secundarios,
más pasivos. Nuestro caso es similar a los descritos en la literatura: ocurre entre miembros de
una misma familia, se observa cierto aislamiento social y en relaciones muy cercanas. El hijo es
el que inicialmente tiene el delirio y lo trasmite a la madre con la que tiene una estrecha de
relación de dependencia.
Es importante el tener en cuenta los factores responsables de que sea posible la transmisión de
las creencias. Con frecuencia se ha recurrido a la sugestión, y debemos preguntarnos que
factores influyen en que en esta relación este mecanismo funcione: en esta relación madre-hijo
la madre muy sugestionable por la preocupación que tiene por sus dos hijos, uno con Síndrome
de Down y el otro con el trastorno delirante y esa necesidad de protegerlos y buscar una
explicación.

Es bastante bueno el pronóstico para el receptor sumiso si es posible separarlo de la parte
dominante (aunque rara vez se consigue) ya que el delirio puede disminuir o desaparecer. Es
importante separar a la persona afectada de la fuente del delirio, utilizando antipsicóticos y
hospitalización si fuera preciso. Para prevenir la recurrencia del síndrome se debe utilizar terapia
familiar y apoyo social para modificar la dinámica de la familia. Nuestro paciente es tratado con
antipsicóticos y la madre reflexiona sobre lo sucedido mediante el uso solamente de psicoterapia.
Otros prefieren no separar a los implicados, y plantean la formación de nuevos vínculos.

BIBLIOGRAFÍA
1. Barcia Salorio D. Tratado de psiquiatría . Tomo 1:318.

2. Harold I. Kaplan, Benjamín J. Sadock. Tratado de Psiquiatria, 6ª edición, volumen2:964-977.

3. Vallejo Ruiloba, J. Introducción a la psicopatología y la psiquiatría, 4ªedición, páginas496499.

4. Manual del Residente de psiquiatría, página 1007.

5. DSM-IV, Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 1995. Masson. pag312314

17º Congreso Virtual de Psiquiatria. com. Interpsiquis
2016 interpsiquis. com - Febrero 2016
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana