PUBLICIDAD
Última actualización web: 28/01/2022

Intervención psicológica en una explosión de gas: Santa Coloma de Gramanet 2006.

Autor/autores: Estel Salomó
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Presentamos un resumen general de la asistencia psicológica en Santa Coloma de Gramanet (enero a julio de 2006) llevada a cabo por el Servicio de Emergencias del Colegio Oficial de Psicólogos de Barcelona, en una primera instancia integrados en los equipos del 061 i posteriormente en el Centre Civic del barri de Fondo. En enero de 2006 hubo una explosión con deflagración en una finca del barrio del Fondo de Santa Coloma de Gramanet a Barcelona.

El accidente provocó la muerte de una vecina i de un operario de Gas Natural, 24 heridos con diferentes grados de gravedad, vecinos/es i bomberos, la afectación de seis edificios, y el desalojo de 64 personas de sus viviendas (24 familias). El Col?legi Oficial de Psicolegs de Catalunya (COPC) participó desde el primer momento y durante les primeres semanas en el dispositivo de asistencia sanitaria a los afectados con un colectivo de 9 psicólogos/gas integrados en los equipos de emergencias medicas del 061. Posteriormente y a demanda del ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet y de la Conselleria de Benestar i Familia de la Generalitat de Catalunya, mediante el COPC, se puso en marcha un Servicio de asistencia psicológica a los afectados en el Centre Civic de Fondo. Presentaremos el proceso de la intervención psicológica llevada a cabo, así como las conclusiones sobre el efecto de la misma a corto plazo.

Palabras clave: explosión de gas

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4067

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

INTERVENCIÓN PSICOLÓGICA EN UNA EXPLOSIÓN DE GAS:
SANTA COLOMA DE GRAMANET 2006

Flor Bellver y Estel Salomó
Servei d'Atenció Psicològica en Emergències

(SAPE-Barcelona)

1. Introducción

El 12 de Enero de 2006, sobre les 06. 30 horas de la mañana, hubo una explosión
con deflagración en una finca del barrio del Fondo de Santa Coloma de
Gramanet en Barcelona.
El accidente provocó la muerte de una vecina y de un operario de Gas Natural, 24
heridos con diferentes grados de gravedad, vecinos/as y bomberos, la afectación de
seis edificios, y el desalojo de 64 personas de sus viviendas (24 familias).
Alrededor de 40 personas fueron acogidas en hoteles de Barcelona, Badalona y
Santa Coloma y el resto se desplazaron a domicilios de familiares y amigos.
El Col·legi Oficial de Psicolegs de Catalunya (COPC) participó desde el primer
momento y durante les primeras semanas en el dispositivo de asistencia sanitaria a
los afectados con un colectivo de 9 psicólogos/as integrados en los equipos de
emergencias medicas del 061.
Posteriormente y a demanda del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramanet y de
la Conselleria de Benestar i Familia de la Generalitat de Catalunya, mediante el
COPC, se puso en marcha un Servicio de asistencia psicológica a los afectados en el
Centro Cívico de Fondo.
Presentaremos el proceso de la intervención psicológica llevada a cabo, así como
las conclusiones sobre el efecto de la misma a corto plazo.
La intervención comenzó a primeros del mes de Abril con asistencias grupales, para
pasar después a visitas individuales, finalizando en el mes de Julio.
Las intervenciones domiciliarias comenzaron en el mes de Junio hasta el mes de
Septiembre.

1

2. Asistencia Psicológica Inmediata con el 061

El jueves 12 de Enero, el mismo día de la
explosión y desalojo en la Rambla del
Fondo y debido al acuerdo de
colaboración entre los equipos médicos
del SEM 061 y el Servicio de Atención
Psicológica en Emergencias (SAPE), se
activó la intervención para la inclusión de
los equipos de psicólogas/os en los
equipos de asistencia médica del SEM 061,
para ofrecer atención psicológica a los
afectados del siniestro desde el mismo día
del suceso. En la zona ya trabajaban Bomberos, Guardia Urbana, Policía Municipal,
Mossos d'esquadra, Policía Nacional y SEM 061.
Desde el COPC se activó a un primer equipo de 4 psicólogos del SAPE de Barcelona, que
se incluyó desde las 10, 30 h del jueves 12, en los equipos multidisciplinares del 061. Un
TTS (Técnico de Transporte Sanitario), un DUE (Diplomado enfermería UrgenciasEmergencias extrahospitalarias), un médico y un psicólogo, conformarían las unidades
de actuación en la emergencia.
El jueves 12 de Enero, la base central de actuaciones del 061 (y entre ellas las
psicológicas) se fijó en el Centro Cívico del Barrio de Fondo, en Santa Coloma de
Gramanet, en la sala de actos. El Centro Cívico era el punto de acogida de los
afectados, donde se concentraba la información y las gestiones administrativas.
También se centralizaba la coordinación de todos los servicios y dispositivos para la
crisis del barrio.
Desde el Centro Cívico, con el SEM 061 se realizaban desplazamientos a os centros
sanitarios, donde estaban muchas de las víctimas afectadas por la explosión, en
caso de demanda de asistencia médica o psicológica. Se intervenía tanto a las
personas que lo requerían como de forma preventiva, se asistía a las reuniones
donde la administración o los técnicos informaban a los vecinos/as sobre la
situación de sus viviendas y las previsiones al respecto. Los niveles de ansiedad de
los asistentes en estas situaciones eran significativos.
El viernes 13 de Enero, previendo que la situación de emergencia se alargara
algunos días y, dado que los escenarios de intervención eran más de uno (Tanatorio,
Centro Cívico, Zona 0, Hospitales, . . . ) se elaboró un procedimiento de intervención
regulado en dos turnos, de mañana (de 8 a 15 h. ) y de tarde (de 15 a 22 h. ) para los
equipos multidisciplinarios del SEM 061 de los que formaban parte 2 psicólogos/as
por turno, con el retén necesario para adaptarse a las necesidades de cada
momento.
El sábado 14 de Enero, se mantuvieron las mismas condiciones de trabajo y se
intervino en el Tanatorio para los funerales de la víctima mortal y en el Centro
Cívico.

2

El domingo 15 de Enero, la mayoría de las intervenciones se realizaron en la Zona
0, donde estaba previsto el derribo de las fincas contiguas a la finca afectada por la
deflagración y explosión de gas.
El lunes 16 de Enero, se mantuvo el turno de mañana con un psicólogo como
medida de prevención, y el dispositivo del SEM 061 quedó desactivado aquella
misma tarde.
Fueron 5 días consecutivos de intervención psicológica, más de 120 horas, dentro de los
equipos multidisciplinarios del SEM 061 en el dispositivo de emergencias activado por la
deflagración y explosión de gas en un edificio del Barrio de Fondo de Santa Coloma.
Participaron 9 psicólogas/os repartidos en turnos de mañana y tarde, realizando más de
45 asistencias a personas relacionadas con el siniestro. Se intervino en el Centro Cívico,
Centros de Salud y Hospitales, Tanatorios, en la calle y también vía telefónica. La
mayoría de actuaciones fueron motivadas por cuadros de ansiedad.
Por otro lado, a mediados del mes de Marzo se mantuvieron reuniones con el
Ayuntamiento de Santa Coloma y con el Departament de Benestar i Familia de la
Generalitat de Catalunya, para concretar la demanda al COPC de la disponibilidad
de psicólogas/os para trabajar grupal e individualmente con afectados, más allá de
la intervención de emergencias inicial.
La propuesta del modelo de intervención en crisis del COPC que se aceptó fue la
siguiente:

3

TABLA RESUMEN
LA ATENCIÓN PSICOLOGICA INTEGRADA EN LA GESTIÓN DE LA EMERGENCIA
MASIVA EN SANTA COLOMA DE GRAMANET (BCN)

CENTRO DE COORDINACIÓN ESTRATÈGICA: GABINETE DE CRISIS

Coordinación operacional


Búsqueda-rescate : Bomberos
Servicios médicos emergencias 061 - atención psicológica
Policía
Servicio de Emergencias Sociales Ayuntamiento de Santa Coloma
Servicios de asistencia técnicas, logística, compañías de
suministros. . . . . .

INTERVENCIÓN ZONA DE IMPACTO
(Fase de emergencia: Primeras horas)
Rescate victimas
Desalojo (150 persones)
Reagrupamiento afectados
desplazamiento fuera de la Zona de
impacto
Localización extraviados
Traslado heridos /víctimas mortales
Adecuación Centro de acogida

CENTRO ACOGIDA: CENTRO CÍVICO
Necesidades básicas y prácticas :
alojamiento, alimentación, higiene. . .
Necesidades médicas 061 :
Crónicos, recetas, medicamentos. . .
atención psicológica
Dispositivos de información
Alojamiento en Hoteles
Desplazados casas de familiares

ASISTÈNCIA PSICOLÒGICA INTEGRADA EN LOS
SERVICIOS DE EMERGENCIAS MÈDICS DEL 061
fase emergencia y estabilización: 5 días
Equipos 061 (TTS, DUE, Médico, Psicólogo*)
Assistència:

Centro de Acogida
Hospitales
Tanatorio
Zona de impacto

(*) En el dispositivo participan 9 psicólogas/os
integrados en los equipos del 061, en turnos de
mañana ( 8 a 15h) y tarde (15 a 22h).

4

3. Valoración de la Intervención Psicológica Inmediata

T

oda emergencia masiva comporta atender necesidades inmediatas y a corto

plazo de la población afectada. La capacidad de respuesta de manera eficaz, a
estas necesidades requiere de un modelo de gestión operativa y de organización
que permita activar sin dificultades a los profesionales necesarios.
Hay que valorar muy positivamente la disponibilidad, rapidez y eficacia de un
colectivo significativo de 9 psicólogas/os que reorganizaron sus agendas para dar
respuesta inmediata durante la fase de emergencia a Santa Coloma de Gramanet
durante 5 días.

EN LA fase AGUDA (de emergencia) con un convenio de colaboración con el
SEM 061
Más allá del dispositivo del SEM 061 EN LA fase DE TRANSICIÓN.
Como ha demostrado también esta experiencia, toda emergencia masiva
comportará cooperación y conexión con los diferentes estamentos de la
Administración (Generalitat, Ayuntamientos, provincia, ciudad, comunidad. . . )
para los momentos posteriores de la emergencia masiva.
En esta fase de transición, cuando los servicios de emergencia han finalizado
la intervención, se debe asumir la continuidad en la atención de las
necesidades psicológicas, tanto para la fase de transición como para la fase de
largo plazo, enlazando las intervenciones con afectados y también con los
recursos de la comunidad (Instituciones de Salud, Servicios Sociales, . . . . )
Intervención profesional ­ Necesidades de la población afectada
Una vez superada la fase propiamente de la emergencia, la tarea de los psicólogos/as se
transforma en una intervención más de tipo psicosocial. Las necesidades de los afectados
no eran tanto de atención farmacológica, como una intervención de ámbito de salud más
global.
Dado el hecho excepcional de este suceso, que se caracteriza por la existencia de víctimas
mortales y heridos muy graves, la intervención más adecuada vendrá condicionada por este
hecho y en los primeros momentos la prioridad será el acogimiento de los familiares de la
víctimas, la facilitación de trámites legales, el acompañamiento, la contención y
ventilación emocional y si es necesario, la habilitación de espacios y escenarios para la
facilitación de las manifestaciones de duelo, así como aspectos más concretos relacionados
con aspectos legales, de papeles, con funerarias, tanatorios, médicos forenses, etc. . .
Considerando que la intervención con las personas involucradas iba a tener un carácter
colectivo, era necesario repensar la intervención en función de una clasificación
pragmática (basada en las necesidades de los afectados) que contemplara:




fase aguda o de emergencia propiamente dicha
fase de transición
fase a largo plazo o seguimiento

5

4. Asistencia Psicológica Grupal e Individual a los afectados.
fase de transición

E

L objetivo de la intervención grupal era reducir, en los afectados de los grupos, las
consecuencias conductuales, psicológicas y fisiológicas que estas situaciones de crisis,
comportan. Mostrar cómo tener cuidado de la salud, gestionar los sentimientos intensos y
dolorosos. Ayudar a normalizar la experiencia mientras persista la situación de anormalidad
y facilitar el restablecimiento del equilibrio psicológico, focalizando sobre los recursos y las
fortalezas.
Este tipo de intervención es clave para acelerar la recuperación y evitar el estrés y las
reacciones anormales que inciden en la salud, la actividad laboral y la carrera profesional
de los afectados, es decir, tienen un carácter marcadamente profiláctico.
El objetivo de la intervención psicológico en el Centro Cívico en una segunda fase, que
llamaremos de transición, pretende llegar a identificar, comprender y gestionar las tareas
psicológicas planteadas por el incidente en el Barrio del Fondo y necesarias en casos de
pérdidas y de situaciones de amenaza, para conseguir una resolución adaptativa positiva y
perdurable.
Una vez aceptada por el Ayuntamiento de Santa Coloma y el Departament de Benestar i
Familia de la Generalitat de Catalunya, la propuesta de intervención, el COPC convocó a
dos psicólogas del SAPE para desarrollar a partir del 4 de Abril el apoyo psicológico grupal
y/o individual en el Centro Cívico del Barrio del Fondo de Santa Coloma, que desde el
primer momento del accidente fue el Punto de Encuentro y referencia para los
afectados/as.
Se pretendía realizar el servicio en instalaciones lo más próximas posibles a las personas
afectadas. Facilitando su asistencia regular, para formar grupos estables y cohesionados.
Para favorecer la estabilidad del servicio se estableció un período de tiempo del servicio de
entre 1 y 3 meses.
En coordinación con Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Coloma, así como
Benestar i Família de la Generalitat de Catalunya se acordó la realización de una primera
sesión informativa, para presentar el servicio, así como conocer de primera mano y dado el
tiempo transcurrido desde el accidente, cuáles eran las necesidades de los afectos/as, las
expectativas y en qué situación se encontraban. . .
Se realizaron dos sesiones grupales con una frecuencia semanal, de hora y media de
duración y tanto antes como después de la sesión, se ofrecía, por las mismas profesionales
que llevaban el grupo, asistencia individual.
Dado que mayoritariamente los afectados manifestaron la necesidad de recibir asistencia
individual y que la demanda desbordaba la capacidad real de tiempo disponible, se tomó la
decisión de incorporar otra psicóloga para ofrecer exclusivamente asistencias individuales;
el planteamiento inicial de acuerdo con las necesidades manifestadas por los afectados
era, 3 psicólogas, desde las 18. 00 h hasta las 21. 00 h, en visitas de 45 minutos, lo que
suponía un total de 12 posibles visitas semanales.
Paralelamente el equipo de psicólogas/os del SAPE se reunía de forma periódica para
realizar el seguimiento, conocer la logística del servicio, de los recursos puestas en marcha
por las administraciones, las relaciones con otros profesionales implicados en la asistencia
a los afectados, establecer aspectos más técnicos como métodos y procedimientos y
previsiones.
6

Se utilizó una ficha específica para ese servicio, tanto para grupos como para visitas
individuales, creadas a partir de las experiencias de las intervenciones en el Barrio del
Carmelo y usadas como modelos únicos de recogida de información de las intervenciones
(ver anexo 4).

4. 1. Evolución de las Intervenciones
En el momento de iniciar la intervención psicológica se disponía de un primer listado de
personas interesadas en recibir soporte psicológico a nivel grupal y/o individual. Esta criba
se realizó durante las primeras sesiones realizadas en el Centro Cívico.
Se habían inscrito alrededor de 30 personas en total. Esta cifra suponía aproximadamente
el 50% de las personas afectadas.
La primera sesión, fue sin embargo, la criba real de los participantes que se mantendrían
en los grupos. El 4 de Abril arrancó el Servicio en el Centro Cívico. A esa primera sesión
asistieron un total de 12 personas, un porcentaje del 18% del total de afectados, cifra muy
inferior a la previsión inicial de inscritos.
En esa sesión se trataron las expectativas de los usuarios y qué respuesta se les podía
ofrecer desde el servicio de apoyo psicológico. Muchos desistieron de asistir a la segunda
sesión, decepcionados por no recibir atención individual o familiar, tal y como esperaban.
De hecho, parecía que la primera información que se les facilitó desde la Administración,
no especificaba el hecho de recibir asistencia grupal. Las expectativas elaboradas por los
interesados en recibir asistencia a demanda, creó confusión y se convirtió en uno de los
factores que explicarían la gran demanda inicial. El tiempo transcurrido desde el accidente
(Enero) y la primera sesión de apoyo (Abril), provocó la necesidad entre los afectados de
exigir recibir atención individual, que muchos de ellos/as habían ya solicitado en las redes
de atención de servicios sanitarios y sociales, con respuestas diferentes.
Hay que comentar como atención diferenciada, la asistencia a una de las familias que
sufrió la muerte de una de sus hijas, así como la gravedad de afectación de la madre de la
familia, incluidos desde el primer día en el proyecto, pero pendientes del regreso a casa de
la madre, que continuaba ingresada en la Unidad de Grandes Quemados del hospital de
Vall d'Hebron.
Dado que el acuerdo con el Ayuntamiento de Santa Coloma contemplaba la actuación
durante 3 meses, se finalizó la intervención a finales del mes de Julio, que era cuando la
mayoría de usuarios/as iniciaban las vacaciones.

7

5. Valoración de la Intervención Psicológica durante la fase de
Transición
5. 1. Participantes en el servicio de asistencia psicológica
Participantes en el Servicio de Asistencia Psicológica

5. 2.
Evolución
de
la
asistencia.
Datos
20%
total afectats
total usuaris atenció
psicològica
80%

Cuantitativos

ABRIL
Asistencia Centro Cívico
Visitas:
Sesiones:

42
2

MAYO
Asistencia Centro Cívico
Visitas
Sesiones:

38
5

JUNIO
Asistencia Centro Cívico
Visitas
Sesiones:
Asistencia domiciliaria
Sesiones:

22
3
2

JULIO
Asistencia Centro Cívico
8

Visitas
Sesiones:
Asistencia domiciliaria
Sesiones:

31
4
4

AGOST O
Asistencia domiciliaria
Sesiones:

4

SEPTIEMBRE
Asistencia domiciliaria
Sesiones:

2

TOTAL
Asistencias Centro Cívico
Visitas
Sesiones:

133
14

Asistencias domiciliarias
Sesiones:

12

5. 3. Datos por tipos de asistencia psicológica de los afectados
SESIONES GRUPALES
CENTRO CIVICO FONDO:

Nº de sesiones:
3
Inicio grupo: 4 de Abril
Final grupo: 2 de Mayo

ASISTÈNCIAS INDIVIDUALES
CENTRO CIVICO FONDO

Nº de sesiones:
Inicio:
Final :

11
8 de Mayo
24 de Julio

ASISTÈNCIA DOMICILIÁRIA
Nº de sesiones:
Inicio:
Final:

12
19 de Junio
29 de Septiembre

Dado el carácter excepcional de gravedad de la afectación de una de las familias, se
decide dar asistencia domiciliaria desde que la afectada sale del hospital donde ha
estado ingresada 4 meses.

5. 4. Asistencias por sesión

9

5. 5. Asistentes por género

10

5. 6. Asistentes por edades
Mujeres

Se

Hombres

M

48 años

M

56, 4 años

Rango

7-74 años

Rango

39-78 años

<30 años

14, 3%

<30 años

0%

30-45 años

28, 6%

30-45 años

20%

45-65 años

42, 8%

45-65 años

40%

>65 años

14, 3%

>65 años

20%

observaron a lo largo del proceso asistencial una gran variabilidad en las respuestas
individuales y colectivas al estrés y que dependían muchos de los cambios e informaciones
que se iban produciendo a lo largo del proceso. Los diferentes momentos vividos por parte
de los afectados como el desalojo, la estancia en los hoteles, la organización de entrada en
los pisos para rescatar documentos, objetos y ropa acompañados por los bomberos, la
gestión de los escombros, diferentes momentos y procesos de información y negociación,
toma de decisiones, hasta las tareas de adaptación a la nueva realidad, realojamiento en
pisos provisionales, negociaciones con las empresas implicadas, con los estamentos, con las
compañías de suministros y seguros, etc. ­marcadas siempre por la incertidumbre- se
convirtieron en procesos con una fuerte carga de estrés.
El grado de afectación fue desigual, ya que es multicausal: factores que dependen de la
tipología del incidente (de larga duración), antecedentes personales y experiencias previas,
variables de personalidad, etc.
Por regla general el colectivo estaba configurado por personas sin antecedentes en salud
mental. Este grupo de afectados desde la aparición de los primeros síntomas psíquicos,
había recibido la instauración de tratamientos psicofarmacológicos por parte de su médico
de cabecera, principalmente para afrontar sintomatología ansiosa persistente (insomnio,
cefaleas tensionales, intrusiones mentales en forma de flashbacks, cambios de humor
repentinos, irritabilidad, miedo, . . . . )
Diversos factores explicarían la presencia y mantenimiento de esta sintomatología asociada
al estrés. Por un lado, la duración del proceso desadaptativo; las primeras estimaciones
hablan de un tiempo aproximado de dos a tres años antes de volver a sus nuevos
domicilios. En segundo lugar, el hecho de tener que negociar y reclamar ante los diferentes
estamentos, instituciones, empresas y la búsqueda de responsabilidades, las negociaciones
y reuniones con los abogados, empresas de seguros, arquitectos, aparejadores, etc. Hacía
que aparecieran de nuevo sensaciones, incertidumbres, generando un efecto de
sobreexposición que revictimizaba constantemente. Tres: los diferentes grados de
afectación entre los vecinos provocó en muchas ocasiones menor cohesión de la deseada.
Hemos pretendido realizar una evaluación de nuestra intervención a nivel psicosocial y
hemos implementado herramientas para monitorizar la efectividad de la intervención
psicológica. Lo hemos realizado a nivel intraindividual.

11

6. Resultados cuestionario de Experiencias Traumáticas ­ TQ-

S

e ha pretendido estandarizar la presencia de estrés mediante la pasación del
cuestionario de Experiencias Traumáticas (TQ) de J. R. T. Davidson, D. Hughes y D. G.
Blazer (1991) que mide la presencia de estrés agudo y de estrés postraumático (ver anexo
7). En concreto, permite un screening de los supuestos A - D del trastorno por Estrés
Postraumático (TEPT) del DSM-IV-TR (309. 81).
El cuestionario se pasó en dos ocasiones, una pre-intervención y la otra post-intervención,
para poder contrastar resultados.
El número de personas finalmente evaluadas con el TQ fue de 9, ya que se tuvieron que
eliminar aquellas con las que a pesar de tener los datos iniciales, no se pudo realizar
intervención psicológica. Siguiendo la siguiente distribución:
Evaluados
Hombres
Mujeres

n= 9
n= 4 (44. 4% )
n= 5 (55. 5%)

Edades

M: 48 años
Rango: 19-83 años

Agrupando los ítems del TQ en función de los criterios DSM para el TEPT, podríamos dar los
siguientes resultados:

12

6. 1. Criterio A
En el 100% de los casos, los sujetos afirmaron haber sentido que no estaban preparados
para afrontar un suceso como el que vivieron i para el 100% el suceso supuso "miedo,
espanto o vergüenza".
Sólo 1 participante (11%) declaró haber sufrido algún tipo de lesión física como
consecuencia del incidente y los otros 8 (88, 88%) llegaron a pensar que su vida corría
peligro.
Todos/as, el 100%, sintieron que no podían hacer nada para detener la situación.

13

6. 2. Criterio B
Por otro lado, antes de la intervención 7 de los 9 sujetos evaluados (77, 77%) manifestaban
sufrir pesadillas repetitivas en relación al suceso, mientras que después 3 de los 9 eran los
que manifestaban seguir teniéndolas. En el pre-test, 4 (44, 44%) aseguraron que en alguna
ocasión habían actuado como si se encontraran de nuevo en la misma situación, mientras
que en el post, la cifra bajaba a 2 sujetos (22, 22%)
El 77, 77% de los participantes decían tener imágenes dolorosas y recuerdos recurrentes
sobre el incidente en el pretest, mientras que después la cifra desciende a 5 personas. El
55, 55 % declaraban experimentar respuestas fisiológicas si se exponían al recuerdo
asociado al suceso (sudoración, temblores, palpitaciones, náuseas, respiración acelerada o
mareo), en el pre-test y la respuesta se mantiene en el post-test.
Los recuerdos sobre el hundimiento producían ansiedad, tristeza, irritabilidad, enfado o
temor en el 88, 88% de los casos al inicio, mientras que esta cifra pasa a ser del 77, 77%
después de la intervención

14

6. 3. Criterio C
Todos los afectados/as, el 100% de los que disponemos datos, hablaron del suceso con
familiares, vecinos, conocidos o profesionales sanitarios.
El 44, 44% declaró evitar hacer algo que les recodara el suceso al inicio, mientras que
después decían hacerlo el 22, 22% de las personas atendidas. El 55, 55% al inicio eludieron
pensamientos o sentimientos asociados al mismo, mientras que después responden que lo
hacen el 11, 11%. Además, 2 personas (22, 22%) al inicio manifiestan no poder recordar algún
aspecto importante del incidente, mientras que después pasa al 11, 11%.
Por otro lado, el 22, 22% de los participantes, revelaron que experimentaban menos
sentimientos hacia las personas por las que normalmente sentían afecto en la pasación
previa y esa cifra se mantuvo después. Al igual que en el pre-test, el 66, 66% aseguraba que
habían sufrido perdida de interés o placer en actividades que antes del suceso eran
importantes para ellos y el porcentaje se mantiene en el post-test.
Al inicio 1 afectado manifiesta (11, 11%) sentirse avergonzado de seguir aún vivo, mientras
que después la cifra aumenta a 2 (22, 22%).
Después del suceso, en el inicio un 55, 55% se sentían distanciados de la gente, mientras
que después lo declaran el 33, 33% y el 55, 55% se mostraba pesimista sobre el futuro
mientras que la cifra pasa a ser del 22, 22%, cuando esta no era su impresión antes de la
explosión.

15

6. 4. Criterio D
La mayoría de los participantes afirmaron tener síntomas persistentes de aumento de la
activación (arousal).
En el inicio 7 (78%) afirmaron estar nerviosos o fácilmente asustadizos; mientras que esta
cifra desciende hasta 5 (55, 55%). También en el pre-test, el 88, 88%, decía sentir como si
tuvieran que estar en alerta constante; mientras que esta cifra desciende al 66, 66%. El
88, 88% en el inicio declaraban tener dificultades para dormir, mientras que después lo
declaraban 5 (55, 55%). En lo que se refiere a problemas de concentración, en el inicio
manifiestan un 77, 77% que así sucede, mientras que después de la intervención lo
manifiestan un 55, 55%. Finalmente un 77, 77% al inicio declaran sentirse más irritables,
después lo hacen el 55, 55% de los evaluados.

16

6. 5. Conclusiones

E

n general podemos decir que en menor o mayor medida los síntomas que configuran los
diferentes criterios de evaluación del DSM para el TEPT han bajado, en la totalidad de
los evaluados, destacando en algunos, unas bajadas más significativas que otras.
Los porcentajes en los ítems correspondientes al Criterio A, no obstante, se mantiene en la
franja inferior al 71, 41%, lo que significa una gran identificación como víctima del suceso,
habiendo únicamente el 11% sufrido alguna lesión física.
Los pensamientos intrusivos, invasores y recurrentes, la reexperimentación persistente del
hecho traumático, recogidos en los Criterios B que son síntomas diferenciales del TEPT
respecto a los otros trastornos de ansiedad, están muy presentes en los sujetos evaluados
en el inicio, mientras que hay un claro descenso (por otra parte, esperado) en el post-test.
La mayor fluctuación de presencia de síntomas por criterio se da en los ítems
correspondientes al Criterio C del DSM, en conductas de evitación, evitar hacer algo que
les recordara el suceso, sentirse distanciados de la gente y pesimismo. Igual que hay
síntomas que persisten como la pérdida de interés y la disminución del afecto.
Los ítems del Criterio D del DSM para el TEPT, es decir, aquellos síntomas de ansiedad o el
aumento del nivel de activación (arousal); síntomas comunes, generales a todos los estados
de ansiedad, descienden después de la intervención, situándose alrededor del 50%.
Analizadas las respuestas al cuestionario TQ a nivel individual, el 100% de los afectados ha
mostrado síntomas de estrés agudo en un momento u otro del proceso, con diferentes
intensidad también, pero en menor grado sintomatología de estrés postraumático, que se ha ido
reduciendo a lo largo de la terapia.
Las personas que se ven involucradas en emergencias masivas tienen diferentes
necesidades a corto, medio y largo plazo. Estas necesidades tienden a estabilizarse con el
tiempo y a medida que vuelven a la normalidad, disminuye el nivel de respuesta y de ayuda
necesaria. No obstante, hay un porcentaje de afectados que podrían desarrollar trastornos
o problemas menores pero de carácter más o menos crónico.
Durante la intervención ha habido una reintegración a la vida cotidiana para la mayoría de
las personas atendidas, como volver al trabajo, continuar con actividades que hacían antes
del suceso, así como que con la llegada de los meses de verano, tener que planificar el
tiempo libre disponible, lo que ha favorecido una proyección a corto plazo de lo que
quieren realizar con planificación previa.
El Servicio de apoyo psicológico llevado a cabo por el SAPE de Barcelona concluyó la
intervención con la mayoría de afectados a finales del mes de Julio, mientras que se siguió
realizando intervención domiciliaria con la familia que lo requería.

7. Anexos
7. 1. Ficha de recogida de datos en las sesiones individuales
FICHA DE INTERVENCIÓN
060710. 1A-17
Fecha:
17

Escenario:
Lugar:

Descripción suceso

Hora de activación:
Inicio jornada:
Desplazamiento:
Final Jornada:
Nº profesionales
intervinientes:
Nº profesionales por
escenario:
Nº asistencias /turno:

18

7. 2. cuestionario de experiencias Traumáticas (TQ)

19

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar