PUBLICIDAD

Última actualización web: 24/07/2021

Filiatría.

Autor/autores: Cesar Schwank
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La psiquiatría como especialidad emergente por la vinculación histórica entre la medicina y la filosofía está incluída dentro del Area de la Filosofía de la mente. Se incluye portando la culpa de ser responsable de encierros y represiones de enfermos justificados por la Ciencia médica. Hay casi tantos modelos aplicados como profesionales en actividad.

Uno de ellos fue Juan Carlos Betta que escribió un Manual de semiología útil para el diagnóstico y tratamiento de los diversos cuadros psicopatológicos. Tales desarrollos teóricos tienen antecedentes en el campo específico de la filosofía y no es asunto de mala praxis o fe tratar de reconstruir esos nexos simbólicos.

Palabras clave: Filiatría

-----
VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1985

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Filiatría.

Cesar Schwank.

Academia Med. Legal Rosario
Mendoza 618, C. P. : 2000
Rosario. Santa Fe
Argentina

 

Resumen

La psiquiatría como especialidad emergente por la vinculación histórica entre la medicina y la filosofía está incluída dentro del Area de la Filosofía de la mente. Se incluye portando la culpa de ser responsable de encierros y represiones de enfermos justificados por la Ciencia médica.

Hay casi tantos modelos aplicados como profesionales en actividad. Uno de ellos fue Juan Carlos Betta que escribió un Manual de semiología útil para el diagnóstico y tratamiento de los diversos cuadros psicopatológicos. Tales desarrollos teóricos tienen antecedentes en el campo específico de la filosofía y no es asunto de mala praxis o fe tratar de reconstruir esos nexos simbólicos.

Abstract

The psychiatry like emergent specialty for the historical linking between the medicine and the philosophy are included inside the Surface area he/she gives the Philosophy he/she gives the Mind. It is included carrying the blame he/she gives to be responsible for confinements and repressions he/she gives sick justified by the medical Science.

There are almost so many models applied as professionals in activity. One gives they were Juan Carlos Betta that wrote a Manual he/she gives useful semiología for the diagnosis and treatment gives the diverse squares psicopatológicos. Such theoretical developments have records in the specific field he/she gives the philosophy and it is not matter he/she gives bad practice or faith to try he/she gives to reconstruct those nexuses simbolic.



Introducción

En este trabajo tratarán los egos narradores de explicar algunas referencias filosóficas que dan origen y fundamento a la concepción psiquiátrica desarrollada por el profesor Juan Carlos Betta. No es una obra menor si se toma en consideración que ha servido como guía de estudio e instrumento intelectual de aplicación diagnóstica y terapéutica a varias generaciones de psiquiatras argentinos orientados en la senda de la comprensión fenomenológica o hermenéutica, referida al psiquismo normal y a cualquier versión psicopatológica.

No pertenece al afàn espirituoso, por designar de algún todo etéreo la función de analizar un texto, criticar la biografía del autor, sino tratar de leer entre líneas algunos signos filosóficos latentes y determinantes de las apariencias significativas destinadas a reflexionar sobre la mente humana, tarea en la cual desde Hesíodo en más los pensadores han "quemado" neuronas, buscando interpretar describir o ilustrar contenidos conceptuales y justificaciones históricas verosímiles facilitando u obstaculizando los variados territorios cognitivos, visitados por los curiosos de todas las épocas. Queda entonces expuesta el propósito que anima este introito como un intento de reflejar su carácter "turístico", de paso por complejas jurisdicciones literarias, suscribiendo para el caso un texto de Borges sobre "La supersticiosa ética del lector", (1) que en detrimento de sus cualidades estéticas restringidas por las exigencias morales, pierde el atractivo y la gracia del estilo y las Musas.

Eso es more psiquiatrica. La palabra Mores, por simple hábito de lector, además de aludir con su significado a las musas y las costumbres tiene deudas pendientes con las Morias, giro empleado por Erasmo de Rotterdam para redactar su "Encomium Moriae" traducido como "Elogio a la locura"; que "se hizo letra en el tiempo que tardó su caballo en unir Italia con Inglaterra, acompasando el galope con los recuerdos del amigo, Thomas More". (2) Cacofónico por cierto con el título del libro.


Hasta aquí avanzamos con la perífrasis que concluye en la demarcación de un gènero pertinente a la disciplina psiquiátrica, acotado por los esfuerzos descomunales análogos a los que emplea cazador persiguiendo una presa acorralada. En esta relación de sometido sometedor Foucault (3) apoya el relato histórico de prácticas institucionales envueltas por tanáticas pulsiones tendiendes a descargar legalmente, toda la culpa sobre la anormalidad, para justificar las acciones represivas y el encierro terapéutico. Los griegos disponían de la palabra aitía que significaba causalidad y culpabilidad reunidas por un mismo problema.
Para entender someramente los nexos filosóficos del texto que debiera acaparar nuestra atención analítica, se hace necesario antes de echar mano a la obra, el repaso didàctico dedicado a las ideas, los juicios, los argumentos y la elaboración del pensamiento, tan válido y aplicable a un sujeto normal como al supuesto desquiciado. El neologismo filiátrico ocupa un lugar obedeciendo tal vez no adecuadamente algunos de los conceptos del libro "Qué es la filosofía", donde se lee que "El filósofo es la idiosincracia de sus personajes conceptuales". Personajes tendientes a definir como expresión deseada que la verdadera labor filosófica consiste en inventar palabras de un modo diferente al modo en que lo hace el trabajo del publicista. (4)


Trazado mental mínimo

Betta define la ideación como "el mecanismo y trabajo mental mediante el cual se realiza el aporte de las ideas al campo de la conciencia, para la elaboración del pensamiento". (5)

Se supone que tales ideas movilizan el aparato psíquico, con la participación de la atención introvertida que rastrea datos en la memoria para dar respuesta a los reclamos que el pensamiento ejerce mediante el mecanismo asociativo. "Las ideas constituyen los elementos que el juicio y el raciocinio utilizan para cristalizar y dar curso al pensamiento". (6)

Luego de esta segunda premisa se va aclarando y cerrando el modelo expuesto semejante en su estilo al "Tractatus" de Wittgenstein, especulación en la cual, una vez que se entra no es fàcil salir.

"Estas ideas no aparecen en la conciencia de una manera arbitraria, sino de acuerdo con un orden y una finalidad determinados por el tema que forma el contenido del pensamiento", por tal motivo la "ideación es una actividad consciente y voluntaria". (7)

Acto seguido el profesor Betta se dedica al análisis  -conceptual de la idea, señalando que indica aquel conocimiento "puro y razonado que permite la comprensión de las cosas, los seres y de los hechos". (8 )

A su vez todas las ideas se ejecutan "mediante la relación cotejo y valoración con otras ideas afines antes adquiridas y que integran el caudal del conocimiento"(9) Al fin considera que toda idea presenta características personales para cada uno " a la manera de un sello impreso por la capacidad mental del individuo". (10)

Luego Carlos Betta menciona un capital ideativo representado "por el conjunto de ideas o conceptos adquiridos en el transcurso de la existencia". (11)
Ese capital tiene un orden jerárquico entre los polos extremos de las ideas concretas y las ideas abstractas.
-Las ideas concretas, originadas en el sensorio, se refieren al conocimiento del mundo objetivo, animado o inanimado, racional o irracional, mediante una imagen anímica sensoperceptiva del objeto percibido.

-Las ideas símbolos son señas o signos que hacen factible la representación de las ideas, porque son el soporte y la figura. La ideas evolucionan desde la individualización a la generalización de las cosas y objetos del mundo exterior. Los símbolos son visuales o auditivos. (El conocimiento avanza desde lo concreto a lo prelógico y lo abstracto).

-Las ideas mágicas son intermedias entre lo concreto y abstracto. Funcionan mediante un razonamiento analógico de equivalencia y conmutación de las características entre objetos cercanos, tendientes a lograr un fin propuesto.
-Las ideas abstractas, tienen mayor jerarquía, y surgen "en las fuentes del conocimiento universal y en las relaciones interhumanas" (12).

Los juicios dependen de un razonamiento deductivo, basado en el principio de no contradicción y de identidad, que por medio de substituciones simbòlicas (símbolo-palabra)construye nuevas ideas, alejadas de lo concreto.
-Ideas creencias; es el conocimiento aceptado como cierto o probable, sin una elaboración mental comprensiva.
Sometida a la crítica se convierte en creencia reflexiva, y si se acepta sin crítica mediante se la denomina creencia irreflexiva.

Ideas intuitivas; son aquellas que aparecen en la conciencia de modo súbito y evidente. Nacen de lo profundo de la psique, bajo el influjo de circunstancias especiales y estados afectivas.


Las deformaciones del sistema

La ideación puede darse en forma normal o alterada. Las alteraciones pueden ser cuanti y cualitativas.
Alteraciones cuantitativas: la ideación puede ser normal, acelerada o retardada.
La normalidad se da por una sucesión ordenada de aparición "que permite establecer su claridad y perfecta encadenación" (13).
Las alteraciones cualitativas: son las ideas delirantes, obsesivas, fijas, y sobrevaloradas.
Al final del trabajo mencionaremos el vínculo inmediato entre la sobrevaloración y el delirio. La sobrevaloración brota entre creencias religiosas, políticas, éticas, sociales o científicas y tiene un mecanismo cercano a la idea delirante hacia la cual suele a veces trasladar sus contenidos. Se trata de una "idea creada por un juicio parcialmente interferido por los estados afectivos pasionales, surgidos de las creencias y de los conceptos científicos, religiosos, políticos sociales". (14)
Hay que aclarar que esta ponencia no puede dar cuenta de las raíces históricas que ligan la patología mental al criterio degenerativo propuesto por Morel y que trajo aparejada una real interpretación ideológica e higiénica de índole social, presente en el marco Betta.


La impronta filosófica

Hay muchas fuentes filosóficas que anteceden este modelo oscòpico diagnóstico, terapéutico e higiénico, que implica una manera especial de comprender el funcionamiento de la mente humana.

Los inicios se encuentran dispersos en el tiempo y en distintos puntos de vista como la fenomenología de Husserl y el empirismo de Hume, fundador de la psicología asociacionista. "Hume opuso las impresiones (modelos perceptivos) a las ideas (copias de las anteriores de las cuales se distinguían por su débil intensidad) de modo que la idea simple era representativa de una impresión y no de una cosa. Las ideas complejas y el conocimiento se constituían por la acción de una fuerza de atracción, de asociación, en la que se reconocía una facultad mental cuya función le parecía a Hume muy superior a la de la razón: la imaginación. "(15)

Hume menciona la palabra Relación, para definir "la cualidad por la que se unen dos ideas en la imaginación, y además " la unión arbitraria de dos ideas en las fantasías". (16) . Dice que hay 7 principios de las relaciones filosóficas. La semejanza, la identidad, espacio-tiempo, cantidad y número, cualidad y grados, contrariedad, causas y efectos. Esta es la base del asociacionismo inglés. No hay que dejar a un lado la herencia de Hume al Positivismo lógico, por medio de la cual, los libros que no contienen ni "razonamientos abstractos con realación a una cantidad o a un número" ni "razonamientos fundados sobre la experiencia con relación a los hechos prácticos o a la existencia" deberían "ser arrojados a las llamas" porque con ellos sòlo se encuentran "sofismas e ilusiones", considerados en el siglo XX una muestra de sinsentidos y absurdos. (17).

La versión alemana del asociacionismo tiene como referente clave uno de los maestros indirectos de Freud, Helmholtz, que junto a Brücke, Dubois-Reymond y Ludwing se dedicaron a combatir el vitalismo adoptando la frase
" en el organismo no hay más fuerzas activas que las fuerzas físico-químicas comunes" (18). Helmholtz se encargó de medir la velocidad de transmisión del impulso nervioso ubicándolo entre los 50 y 100 metros por segundo, dando la sensación de que las facultades cerebrales llegarían a ser identificadas y controladas mediante la observación física del cuerpo. Apoyado en conceptos de Stuart Mill construyó los esquemas perceptivos y el modelo del esquema corporal.

Hay además una serie de presupuestos sobre los cuales se apoya el asociacionismo. Primero el empirismo, que toma al espíritu como una tábula rasa. El individualismo, porque considera al espíritu como ajeno y apartado de la sociedad y de las relaciones. El racionalismo que sostiene las tesis principales del empirismo, porque aceptar un punto de partida perceptivo desde una tabla en blanco es casi una formulación algebraica del razonamiento.

Por último el atomismo, descripto por Brentano y Bergson, que fragmenta la realidad psíquica en funciones diferentes: imágenes, ideas, representaciones, combinados por relaciones mecánicas. (19)

El gran hacedor de la psique Universal fue Freud que derivó la Tòpica del modelo Brückneano, mientras que la cuantificación económica, la energética y las pulsiones como también la cuestión onírica recuerdan deudas históricas no sólo con su "ídolo" Helmholtz, sino además con Fechner y Mach. (20)

Hasta aquí solucionamos el origen del mecanismo asociativo, tratando ahora de continuar con la forma de conocer proporcionada por Betta, que reviste un caracter consciente y voluntario, además de ser ordenada y jerárquica.
Si bien los cuatro puntos que subyacen al asociacionismo responden parcialmente a este problema, el tema de la conciencia, tiene resonancias éticas y lógicas con la conciencia moral del alemán Gewissen, traducida de la "syneidesis" bíblica y Bewusstsein, como conciencia psicológica, aparece a principios del siglo XIX, aunque desde antes existía el "bewusst sein" como ser consciente, que se empleaba en el siglo XVIII.

La relación de la conciencia con el conocimiento permite asociar ambas expresiones para aceptar que ser consciente es tener conocimiento de lo que ocurre, siendo la conciencia psicológica es en este sentido una "syneidesis" desacralizada.

La conciencia está vinculada al Yo cartesiano escindido entre ser y pensar.
Las ideas Bettianas provienen del mundo ideal de Platón, ignorando que las formas ideales concretas no eran percibidas por el hombre, salvo en un estado de trance contemplativo que permitía acceder a la Idea pura. Con el paso del tiempo esa Idea devino en introspección, epojé mediante, esforzada en eliminar el dualismo catersiano, para alcanzar a las cosas mismas en su esencialidad.
El contrapunto entre ideas concretas y abstractas es un viejo tema filosófico, no comparable al Bewusstsein-Unbewusstsein, ni al yo-no-yo, en una cadena infinita de opuestos. La oposición concreto abs-traído, es como la diferencia entre lo particular individual concreto y lo general universal abstracto. El exágono ideico abstracto encarado por Betta abarca las relaciones entre las ideas (símbolo-creencias) y las ideas (mágico- intuitivas).

Sobre la creencia pesa una homologación de fe y sobre la convicción una fuerza racional, que hizo un viraje desde el logos griego a la ratio industrial, y a veces hacia fantásticas exaltaciones yoicas procurando suministros narcicistas.

Tanto la creencia en un ente absoluto como la convicción de un físico nuclear en el universo de las partículas, padecen de una certeza cognitiva extendida sobre realidades intangibles, porque cuanto más se conoce el supuesto objetivo natural, la nave de los locos hace agua por todos lados mediante el caos, la indeterminación, el azar, la complejidad, apareciendo entonces con similar autoridad las dudas racionales e irracionales.

 

Si bien como fondo gestáltico está presente la idea platónica; el modo de uso deliberado de la palabra, como si fuese un instrumento de precisión, que ejerce la manipulación de substancias sutiles tales como la personalidad, mente, memoria, atención, hace suponer la presencia categorial de Aristóteles, (21) bien explicada por Benveniste(22). Las palabras aisladas expresan: sustancia, cuantidad, cualidad, relación, lugar, tiempo, situación, estado, acción y pasión. Se supone que las palabras ligadas desembocan en una teoría de la definición como el encuentro de los atributos esenciales de una cosa. (23).

Si bien esto es genérico difuso y complejo, sirve para entender el origen de las prácticas psiquiátricas como aquel encuentro médico-filosófico entre elementos mágicamente mezclados, que obedecen el mandato de atrapar esa mariposa llamada psique humana, con la red epistemológica dualista de ciencias naturales y saberes espirituales.

El recurso inevitable del tamiz categorial aristotélico introduce la posibilidad de manipular una inversión palabra-cosa por cosa-palabra, tema harto debatido sobre el Vörstellung, representación en Freud. Esa habilitación inical realista, favorece la libertad del positivismo, como acción desesperada por asir la cosa-en-sí, entre el uso indiscriminado de categorías impertinentes o la carga de fe inaudita puesta en ese significado, como principio explicativo. Ese es el meollo de la idea sobrevalorada, cotizando sobre la par, a favor del usuario.

La sobrevaloración es vecina al delirio, realidad privada que en alemán se lee Wanhsinn, como vacío de sentido, ( gótico: vans, falto, vacío, latín vanus), por extensión de apariencias cercano a la creatio ex nihilo de perfil paranoide idéntico y yuxtapuesto al tercero excluído. La sobrevaloración es más de lo mismo, más ego cerca del alter ego, que permite definir muchos planteos psiquiátricos como simples ejemplos dislocados. Para el caso que estamos tratando se comprende que hay un clara disposición hacia las cosas mismas materializadas en los pacientes rotos o fragmentados en su humana propuesta psicológica, que a su manera el increíble Borges trata de acotar citando a Geral Heard cuando dice que " La historia humana es biología acelerada psicológicamente", (25) donde vuelve a empezar el relato: había una vez un psiquiatra que no comprendió el acto de la creación ex-nihilo, de índole fili-átrica, surgido de un involuntario vínculo entre
los afectos y el cuidado.


Citas Bibliográficas

(1) "La supersticiosa ética del lector" pág, 57, en Discusión, JL Borges, Alianza, 1998.

(2) JUSTICIA A LA LOCURA, por Luis Camargo, Web de Internet.

(3) MICHEL FOUCAULT. "HISTORIA DE LA LOCURA EN LA EPOCA CLÁSICA I, II. "Breviarios FCE. 1972.

(4) DELEUZE, G. Y GUATTARI, F. " Qué es la filosofía". Anagrama. Argumentos. 1991.

(5) BETTA, JUAN CARLOS. "Manual de psiquiatría". cit. pág. 89.

(6) op. cit. pág 89.

(7) op. cit. pág. 89.

(8) op. cit. pág. 89.

(9) op. cit. pág. 89.

(10) op. cit. pág. 90

(11) op. cit. pág. 90

(12) op. cit. pág. 93

(13) op. cit. pág. 95.

(14) op. cit. pág. 108.

(15) cit. pág. 127. en "Génesis de los conceptos freudianos". Paul Bercherie. Paidos. 1983.

(16) cit. pág. 102 en "Tratado de la Naturaleza Humana" I de Hume David, Ediciones Orbis. Hyspamérica. 1984.

(17) cit. pág. 40 en "Historia de la Filosofía"Vol 10. La Filosofía del Siglo XX Siglo XXI Editores. 1981.

(18) cit. pág 168. op. cit. "Génesis. . . " de P. Bercherie.

(19) pág. 135, 136. op. cit. "Génesis de los . . . " Bercherie.

(20) págs. 143-183 de "Introducción a la epistemología freudiana" de Paul-Laurent Assoun. Editorial Siglo XXI. 1982.

(21) "Teoría", pág 338, de la Introducción a las categorías. en Obras completas de Aristóteles. Edit. Anaconda. Tomo III. Trad. Patricio de Azcárate. 1947.

(22) pág 63, "Categorías de pensamiento y categorías de lengua", en Problemas de Lingüística General I Emile Benveniste. SigloXXI editores. 6º Edición. 1985.

(23) Los Ultimos Analíticos. "Teoría de la Definición". , pág. 239. en Obras Completas de Aristóteles. Editorial Anaconda. TomoIV . Trd. Patricio de Azcárate. 1947.

(24)pág. 230, "Introducción a la psicopatología general" de Christian Scharfetter. Ediciones Morata. 1979.

(25) Pág. 211, op. cit. Discusión

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar