PUBLICIDAD
Última actualización web: 18/08/2022

Soledad camino para el encuentro con uno mismo.

Autor/autores: Aguirre Yolanda M. Vélez de León
Fecha Publicación: 01/03/2005
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El miedo a la soledad, hace de las personas fácil presa de la mercadotecnia en nuestra cultura. Puede llevarles a encontrar refugio en la comida -anorexia, bulimia, sobre peso-, alcohol, droga, trabajo, sexo, necesidad de éxito. Estamos en una época, -contradictoriamente hablando- de la alimentación balanceada, de los productos Light, de lo 110% natural, del agua embotellada, de las cremas que te ?hacen joven? para pretender actuar libremente como tales. La vida la podemos prolongar, pero no evitar su sentido profundo, que es el de la soledad y encuentro con uno mismo.

La mercadotecnia globalizada oferta ?lo bonito?; ?lo deseable?; ?lo easy?; ?lo divertido?. Lo que parece empujar y llevar a mucha gente a vivir más hacia fuera de sí mismo -para estar in- con los requerimientos estereotipados sociales, que a pretender resolver, bajo la toma de conciencia, el propio sentido de vida. Responsabilidad sobre la propia salud mental y física. Estas se miran, se dejan más en manos de los expertos como forma de huida ante la auto responsabilidad. Se pretende y exige de ellos resuelvan todo. Hasta el propio sentido de vida. Explicación posible actual de las codependencias. ?Mientras estoy en lo mío? -adicciones- que el experto resuelva ?eso que también es mío? pero que me incomoda mirar. La pretensión de ausencia de soledad en la vida, genera más angustia que el enfrentarla. Enfrentar la soledad existencial, es la posibilidad de no sentirnos solos, abandonados. ello crea, al interior, confianza en sí mismo, autodisciplina para vivir la vida.

Palabras clave: Soledad


Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2951

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Soledad camino para el encuentro con uno mismo.

Eduardo Herrasti; Aguirre Yolanda M. Vélez de León.

 

Resumen

El miedo a la soledad, hace de las personas fácil presa de la mercadotecnia en nuestra cultura. Puede llevarles a encontrar refugio en la comida -anorexia, bulimia, sobre peso-, alcohol, droga, trabajo, sexo, necesidad de éxito. Estamos en una época, -contradictoriamente hablando- de la alimentación balanceada, de los productos Light, de lo 110% natural, del agua embotellada, de las cremas que te “hacen joven” para pretender actuar libremente como tales. La vida la podemos prolongar, pero no evitar su sentido profundo, que es el de la soledad y encuentro con uno mismo. La mercadotecnia globalizada oferta “lo bonito”; “lo deseable”; “lo easy”; “lo divertido”. Lo que parece empujar y llevar a mucha gente a vivir más hacia fuera de sí mismo -para estar in- con los requerimientos estereotipados sociales, que a pretender resolver, bajo la toma de conciencia, el propio sentido de vida. Responsabilidad sobre la propia salud mental y física. Estas se miran, se dejan más en manos de los expertos como forma de huida ante la auto responsabilidad. Se pretende y exige de ellos resuelvan todo. Hasta el propio sentido de vida. Explicación posible actual de las codependencias. “Mientras estoy en lo mío” -adicciones- que el experto resuelva “eso que también es mío” pero que me incomoda mirar. La pretensión de ausencia de soledad en la vida, genera más angustia que el enfrentarla. Enfrentar la soledad existencial, es la posibilidad de no sentirnos solos, abandonados. ello crea, al interior, confianza en sí mismo, autodisciplina para vivir la vida.



Cada cultura tiene sus propios mitos y creencias. En la globalización, los estereotipos de los países se copian y comparten alimentaria e ideológicamente de manera rápida.

¿La obesidad es transcultural?

Se presentan algunos de los resultados obtenidos mediante la intervención psicoterapéutica y alimentaria con 74 pacientes, vinculados con obesidad y ansiedad, donde se ha postulado como constructo, la posibilidad de trabajar, a partir de la investigación, con un grupo control el tema de la soledad.

La hipótesis lleva a creer que puede ayudarse a que los pacientes obesos logren bajar a un peso de normal, si se trabaja conjuntamente a la técnica alimentaria una terapia dirigida al abordaje de la soledad como temática específica dentro del mismo tratamiento alimentario.

Se postula que el paciente pueda estar utilizando su propio cuerpo – el sobre peso - como una forma para verse protegido ante sí mismo de enfrentarse a la soledad. (La soledad se entiende como un aspecto existencial y no sólo como aislamiento social. )

Otra de las hipótesis con que se trabaja, es la de que el paciente a través de su adicción a la comida, auto impide su avance a un estado mayor de conciencia sobre su propia realidad (obesa) no encarada por temor sentido a la soledad.

Pretendemos hablar durante la investigación y el trato con los pacientes, de que las adicciones, emocionalmente hablando, tienen como fondo una soledad no resuelta, (las adicciones obstaculizan la autodefinición. )

La adicción aleja de la posibilidad del contacto personal (consigo mismo) ya que representa la fijación hacia un objeto o una situación externa. – El alimento – y - la problemática con el alimento (hábitos alimenticios. ).

El estar retornando a la posibilidad de bajar de peso, y las situaciones que se presentan (reportan los pacientes) por parte del paciente como obstáculo para ello, nos ha hecho creer, que aunado o no, a factores fisiológicos derivados de sustancias por los consumos elevados de carbohidratos, la dependencia a ellos está vinculada igual o mayormente a una dependencia y adición emocional no resuelta, que se ha apareado, como satisfactor inmediato, con el consumo de azúcares como medio para encontrar un alivio “pronto” a la angustia producida en la circunstancia específica y, que lleva a la necesidad obsesiva de comer.

Lo anotado en el párrafo anterior lo referimos como causa directa de no adherencia terapéutica, dado que el bienestar reconocido por la baja en los kilogramos, no está identificada, directamente, como bienestar integral. Postulamos que el bienestar físico obtenido lleva, inconscientemente, al paciente a intentar psicológicamente “resolver” conflictos internos más arraigados, que cuando no pueden ser manejados, se presenta la ingesta alimentaria como forma directa para escapar del contacto personal. El paciente alimentario, prefiere llenarse de culpa, para tener una justificación a la razón por la cual no pudo llevar la dieta como fue diseñada originalmente de común acuerdo.

La expresión libertad psíquica se vinculada con la posibilidad de una manifestación auto regulada que denota avance en el proceso de individualidad, y la autonomía de decisión. Las adicciones y dependencias, como las entendemos psicoterapéuticamente y alimentariamente, denotan una disminución de la posibilidad de decisión. El paciente acude al especialista para que lo ayude a regresar a su peso normal y a la psicoterapia como vía para lograr la expresión plena de sí mismo.

Asociamos adicción emocional, con la adicción alimentaria. “El placer que otorga el comer”. Y que ambas, aunque otorgan placer inmediato. No logran el alivio permanente. Lo que hace sentir al paciente incómodo ante sí mismo y frente a los demás. (Individualmente y en sociedad) Postulamos que la adicción involucra una soledad existencial no resulta. Téngase o no conciencia clara de ello.

El (bienestar) “arreglo” emocional como el (bienestar) “arreglo” físico, corresponden a una manifestación propia de individualidad. El ser visto por sí mismo (introspección) y el ser visto por los demás (integración social. ) La individualidad es un aspecto dinámico sobre el cual hay que estar trabajando de manera continua. La individualidad (salud mental) se logra en cada acto consciente (es una responsabilidad personal. ) El peso normal (salud física) se logra en cada bocado alimenticio conciente. Estos dos pilares como parte de un bienestar integral liberan de ataduras y codependencias individuales y sociales. Al trabajar estas dos líneas de manera integral con el paciente se ha tratado de romper con la “adicción” “ser víctima”, para llevar al paciente a comprender que es él quien se cura, “quien se libera de sus adicciones” pretendiendo reforzar la adhesión consciente al tratamiento, tras identificar los puntos específicos con que se trabajará en las sesiones inmediatas.

Las adicciones y las dependencias se interponen para el encuentro de la persona consigo misma. Al no darse cuenta de ello el paciente emocional - alimentario piensa que en la consulta se le quitarán como si se arrancaran, a manera de desprender una etiqueta, sus adicciones resolviendo así, y de manera pronta, su vida emocional y su hábito alimentario.

En el trabajo directo con el paciente se le invita constantemente a que se autoadhiera a su propio tratamiento, entendiendo, cada vez, de forma más explicativa, que él no podrá liberar sus conflictos emocionales y sus trastornos de alimentación, si él no decide cambiar la postura dependiente adoptada por él mismo.

Otro aspecto que se trabaja con el paciente, es el de lograr un estado de armonía (homeostasis) que sólo puede darse, si se conquista como un ser libre interiormente. Los términos sugestivos empleados son: Autoayuda, autodisciplina; autoconvencimiento como vías para lograr una mejor manifestación personal, autónoma. Pensamos que esta conciencia de uno mismo, es la que se mira borrada, de alguna manera, por la mercadotecnia globalizada que parece favorecer más la búsqueda de situaciones externas que, las del contacto reflexivo personal. (Hay ansiedad por lograr éxito. )


La culpa psicológica (no ser quien se es; no enfrentar lo que hay que enfrentar; no compartir lo que hay que compartir) pensamos se resuelve (como recompensa) a través de los trastornos alimentarios. Dicho de otra manera: Los trastornos alimentarios “resuelven” una culpa. Por ello es que hay repetición, compulsión, obsesión, para tornar a la Þ angustia. Para alejarla, se come repetidamente (tener hambre todo el tiempo) compulsivamente (no hay saciedad) obsesivamente (pensar todo el tiempo en comer. ) Por ello es, que el impacto del azúcar, los pasteles y chocolates tienen impacto de bienestar inmediato en el organismo. “Hay placer inmediato” “el paciente se siente bien rápidamente, ubicándose en una situación que califica de placentera. (huye inmediatamente del sufrimiento, de lo displacentero -de la angustia- como en cualquier otra adicción, sintiendo un alivio que declina tan rápido, como el efecto de la insulina. Azúcar en la sangre.

“Si tengo miedo a la soledad, al encuentro conmigo mismo, quiero zafarme, salirme de allí rápidamente, para alejar el estado de angustia”. El azúcar es una vía rápida para el organismo, pero no para el mundo emocional. Este es un círculo vicioso que se pretende resolver mediante la compulsión a la repetición. “No pude dejar de comer” “No pude seguir la dieta” “No puede resistirme”. Entonces como. Siento alivio inmediato, y culpa rápida. Vuelvo a comer, sintiendo no se tiene la capacidad, la fuerza suficiente para cambiar ese patrón. Hecho que debilita la voluntad y la confianza en sí mismo. “No importa que coma” “Ya miraré que hago después”.

No preguntamos, cuál es, en estos pacientes, la situación que ha bloqueado la introspección. Si existen elementos que puedan asociarse de manera directa (aprendizaje) como origen. En la respuesta de acuerdo a las variables anotadas en el cuadro 1. hay una incidencia del 86. 49% en cuanto a mención de soledad. Las causales como estado de ánimo asociado (angustia – enojo – tristeza -) se relacionan en el primer caso (angustia) en una incidencia de 28. 38% El enojo en un 17. 57% La tristeza 22. 97% El dulce directamente como azúcar se ingirió en un 52. 70% como respuesta directa y el alcohol en un 24. 32% En el cuadro se detallan los datos. O si la introspección es una habilidad propia. O si se conjugan ambas situaciones. Y, en qué medida.



Cuadro

Para el trabajo hecho hasta ahora, como para el trabajo a realizar postulamos, como principio de intervención, que: el concepto SOLEDAD es un concepto introyectado (vivencia existencial) que no es manejado fácilmente por estos pacientes. Debido, quizá, como resultado de actitudes sobre protectoras de los progenitores. Donde no se enseñó a manejar la frustración, y darle, como posibilidad inmediata, una respuesta directa-personal. “Se les resolvió desde el exterior la frustración”, aprendiendo a obtener el satisfactor desde el exterior (en este caso alimento). E incapacitándolos desde aquél momento, para preguntarse, mediante autoanálisis, el origen de su ansiedad y sobrepeso. Aspecto de individualidad no integrado.

Ciertamente la soledad conlleva el reto de la individualización. Vernos a nosotros mismos como entes individuales. Tener integrado un concepto de sí mismo. “Yo soy Yo”. “Yo soy yo con mi cuerpo”. Aprecio hacia uno mismo. Auto aceptación. proceso personal, que aunque influenciado por esquemas generales culturales, siempre requerirá de repuesta propia. Mirarse uno así mismo como la persona que se es. Al fin y al cabo, nuestra gran compañera a lo largo de la vida es la soledad. Entendida como el tener vida propia.

¿Enfrenta el obseso su soledad?

Por los resultados recapitulados se cree que no de manera abierta, directa.


Conclusión

La pregunta que nos hemos formulado es: “si estos pacientes dentro de la clínica alimentaria trabajaran conjuntamente con un enfoque psicológico sobre la soledad, utilizando la dieta como algo meramente aleatorio, a qué ritmo bajarían de peso”.

La pregunta que nos hemos formulado es: Si se trabajara con estos pacientes obesos en la clínica alimentaria con un programa psicológico conjunto sobre la soledad, utilizando la dieta como elemento aleatorio solamente, ¿a qué ritmo bajarían de peso?

Cada cultura tiene sus propios mitos y creencias. También sus costumbres alimenticias. En la globalización, los estereotipos alimentarios de otros países (adecuados e inadecuados) se copian también rápidamente.


Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar