PUBLICIDAD
Última actualización web: 03/07/2022

Motivación y retención en tratamiento de adicción a la cocaína.

Autor/autores: Ernesto Lois Ibáñez
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Adicciones .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Algunos datos recientes sobre el consumo de cocaína en nuestro país son preocupantes teniendo en cuenta que España sigue copando, tras los Estados Unidos, las tasas más altas de abuso de cocaína y la prevalencia media de personas que lo ha probado aumentó en los dos últimos años un grado porcentual situándose en el 8%. También la edad de inicio al consumo se ha reducido y, en cambio, la percepción de riesgo, la conciencia de problema o la demanda para hacer un tratamiento de deshabituación no van parejos a la gravedad del problema. Además, sólo entre un 25% y un 35% de los consumidores se plantean iniciar un programa para cambiar su estilo de vida. Y de aquellos que se plantean un cambio, y lo hacen con la ayuda de un tratamiento, los seis primeros meses son cruciales, ya que es el tiempo en el que más abandonos se producen, acentuándose aún más este riesgo en las primeras semanas, durante el periodo en el que se evalúa al usuario.

El problema que nos encontramos los profesionales es como trabajar desde este primer momento con una persona que no reconoce tener un problema, quizás porque no tiene conciencia de él, con alguien que se muestra ambivalente a ese cambio, o con alguien al que le cuesta dar los primeros pasos. Si a esto le añadimos cierto deterioro neurológico, la ayuda se complica. Para ello, nos planteamos evaluar en una muestra de 208 usuarios que acudieron a un tratamiento para la adicción a la cocaína de Proyecto Hombre, su comportamiento según los estadios de motivación al cambio, -basados en el modelo transteórico de Proschaska y Di Clemente-. Asimismo, nos propusimos valorar ?en una muestra más reducida- como afecta el deterioro neuropsicológico con el que llegan al programa, a su adhesión a éste. Tratamos de analizar, por último, en qué medida estos dos factores, el estadio motivacional y el rendimiento neuropsicológico podrían relacionarse con el resultado final del tratamiento. Los resultados del trabajo mostraron datos relevantes y dieron valor notable a una de las tres variables sobre motivación con las que se trabajó a través del cuestionario SOCRATES.

De las aportaciones extraídas de la variable que evalúa el reconocimiento o conciencia de problema, observamos que de las personas que abandonan el programa antes de dos meses casi siete de cada diez (69, 5%) tienen una puntuación baja en reconocimiento. Un 43% de aquellos que llegaron en el estadio de acción finalizaron el tratamiento con el Alta terapéutica. Otro dato destacado nos revela que los dos primeros meses son especialmente críticos para los ?precontemplativos?, quienes dejan de acudir al centro en un porcentaje reseñable (22%), uno de cada cinco. Sí podemos concluir que los instrumentos que utilizamos para realizar la Evaluación nos pueden ayudar a enfocar el abordaje terapéutico de los usuarios para prevenir abandonos prematuros.

Palabras clave: Cocaína, Estadios del cambio, Evaluación, Motivación, Retención

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-498

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA
Ernesto Lois Ibáñez y Juan Antonio Álvarez García
(TAC Asturias, 2009)
elois66@hotmail. com
cocaína, Motivación, Evaluación, Estadios del cambio, Retención.
RESUMEN:
Algunos datos recientes sobre el consumo de cocaína en nuestro país son preocupantes teniendo en
cuenta que España sigue copando, tras los Estados Unidos, las tasas más altas de abuso de cocaína
y la prevalencia media de personas que lo ha probado aumentó en los dos últimos años un grado
porcentual situándose en el 8%. También la edad de inicio al consumo se ha reducido y, en cambio,
la percepción de riesgo, la conciencia de problema o la demanda para hacer un tratamiento de
deshabituación no van parejos a la gravedad del problema. Además, sólo entre un 25% y un 35%
de los consumidores se plantean iniciar un programa para cambiar su estilo de vida. Y de aquellos
que se plantean un cambio, y lo hacen con la ayuda de un tratamiento, los seis primeros meses son
cruciales, ya que es el tiempo en el que más abandonos se producen, acentuándose aún más este
riesgo en las primeras semanas, durante el periodo en el que se evalúa al usuario.
El problema que nos encontramos los profesionales es como trabajar desde este primer
momento con una persona que no reconoce tener un problema, quizás porque no tiene conciencia
de él, con alguien que se muestra ambivalente a ese cambio, o con alguien al que le cuesta dar los
primeros pasos. Si a esto le añadimos cierto deterioro neurológico, la ayuda se complica. Para ello,
nos planteamos evaluar en una muestra de 208 usuarios que acudieron a un tratamiento para la
adicción a la cocaína de Proyecto Hombre, su comportamiento según los estadios de motivación al
cambio, -basados en el modelo transteórico de Proschaska y Di Clemente-. Asimismo, nos
propusimos valorar ­en una muestra más reducida- como afecta el deterioro neuropsicológico con el
que llegan al programa, a su adhesión a éste. Tratamos de analizar, por último, en qué medida
estos dos factores, el estadio motivacional y el rendimiento neuropsicológico podrían relacionarse
con el resultado final del tratamiento.
Los resultados del trabajo mostraron datos relevantes y dieron valor notable a una de las tres
variables sobre motivación con las que se trabajó a través del cuestionario SOCRATES. De las
aportaciones extraídas de la variable que evalúa el reconocimiento o conciencia de problema,
observamos que de las personas que abandonan el programa antes de dos meses casi siete de cada
diez (69, 5%) tienen una puntuación baja en reconocimiento. Un 43% de aquellos que llegaron en el
estadio de acción finalizaron el tratamiento con el Alta terapéutica. Otro dato destacado nos revela
que los dos primeros meses son especialmente críticos para los "precontemplativos", quienes dejan
de acudir al centro en un porcentaje reseñable (22%), uno de cada cinco. Sí podemos concluir que
los instrumentos que utilizamos para realizar la Evaluación nos pueden ayudar a enfocar el abordaje
terapéutico de los usuarios para prevenir abandonos prematuros. .

-111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

INTRODUCCIÓN

El último informe de la Comisión Clínica de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional
sobre drogas publicado este año refleja que en el conjunto de la Unión Europea la cocaína es, tras el
cannabis, la droga ilegal de mayor consumo entre los adultos jóvenes. También es, la droga de
mayor tráfico en el mundo después de los derivados del cannabis y España sigue siendo uno de los
principales de los puntos de entrada, sino el primero. Estos datos han sido confirmados en el último
informe de Naciones Unidas, donde se muestra que nuestro país es el segundo con las tasas más
altas de abuso de cocaína, sólo superado por Estados Unidos (United Nations Office for Drugs and
Crime, 2005).
Cerca de 8 millones de jóvenes europeos de entre 15 y 34 años han probado cocaína en
alguna ocasión. La prevalencia media para esta frecuencia de consumo, -alguna vez a lo largo de la
vida-, se sitúa en Europa en el 5, 3 %. Sólo cinco países superan esta cifra, y entre ellos, se
encuentra España, cuyo porcentaje según la reciente Encuesta EDADES 2008 (PNSD), se eleva
hasta el 8%, el más alto desde el año 1995 en el que se iniciaron este tipo de muestras. Otro dato
preocupante más nos indica que la edad media del primer consumo de cocaína se situó el año
pasado en 20, 9 años, un adelanto de casi un año respecto a la edad de inicio registrada en 1999
(21, 8 años). Desde el año 1999, es también la droga ilegal más frecuentemente mencionada en las
urgencias hospitalarias relacionadas con el consumo de drogas.
Y como en Europa, las solicitudes de tratamiento por problemas causados por el consumo de
cocaína son las que registran el mayor aumento sobre el total de las recibidas. En el año 2005, la
cocaína era ya la responsable del 62, 1% de las solicitudes de admisión a tratamiento por primera
vez y del 46, 9% del total de las producidas en España.
Los consumidores minimizan los graves efectos de la cocaína sobre la salud porque no son
visibles en el corto plazo y porque, en general, cuando aparecen, la mayoría de las veces no se
atribuyen directamente al consumo de la droga. Además, se olvida con frecuencia que la cocaína se
consume por lo general en asociación con otras drogas, como alcohol, tabaco y cannabis, que
potencian los efectos de la primera. La frecuencia de los consumos, en gran número limitados a los
fines de semana, contribuyen también a considerar su uso como fácilmente controlable. La
percepción de riesgo y la conciencia de problema no alcanzan el nivel suficiente como para
demandar un tratamiento, que se acaba produciendo cuando ya ha generado numerosos conflictos
en la persona.
En concreto, el consumo de cocaína ha sido asociado con complicaciones médicas,
alteraciones en el funcionamiento cerebral, y consecuencias familiares, sociales, laborales, legales y
psicopatológicas que interfieren en la calidad de vida de los pacientes con adicción a esta sustancia
(Casete y Climent, 2008). A pesar del indudable avance en el conocimiento y en el tratamiento de
esta adicción, aún quedan muchas cuestiones abiertas tanto para explicar el desarrollo del trastorno
como para avanzar en el tratamiento eficaz del mismo. Las tasas de retención y abstinencia son
elevadas si se comparan con otros trastornos, pero en la clínica sigue siendo un actual foco de
interés y superación el desarrollar opciones terapéuticas eficaces para aquellos usuarios que acuden,
recaen o abandonan los tratamientos (García-Rodriguez, 2007). El abandono de los programas se da
principalmente en los primeros seis meses, y mayor aún en las semanas iniciales. Cuantas veces
hemos escuchado "es que no estaba suficientemente motivado". . .
-211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

JUSTIFICACIÓN

La perspectiva motivacional
Un cuarto de siglo después, el modelo transteórico del cambio de Prochaska y Di Clemente
sigue siendo una referencia principal a la hora de dar cuenta de los procesos de cambio que siguen
las personas que se deciden a iniciar un programa de tratamiento por adicción a las drogas. A través
de esta teoría se logró superar la concepción tradicional de carácter dicotómico que afirmaba que el
cambio se daba en un solo paso -del consumo adictivo a la abstinencia- y se avanzó hacia una visión
más procesual dividida en cinco etapas. Si en la actualidad este modelo mantiene su vigencia no es
sólo gracias a sus valiosos aportes a la comprensión de un fenómeno tan complejo, sino además al
mayor soporte empírico en el que se basa para describir, explicar y predecir la modificación de
conductas adictivas.
El modelo tiene un carácter tridimensional pues identifica tres aspectos del cambio en las
conductas adictivas: los estadios del cambio, esto es, la división temporal del proceso en etapas de
acuerdo a un criterio basado en la motivación de la persona a modificar su conducta; los procesos
del cambio, alusivos a las acciones realizadas por esa persona en proceso de cambio, y que
trasforman las cogniciones, los afectos, las conductas, las relaciones interpersonales; y los niveles
de cambio, consistentes en los problemas psicológicos de la persona susceptibles de ser tratados a
lo largo del tratamiento.
Una de las partes centrales del trabajo va a ser la dimensión temporal del modelo, aquella
que divide el proceso en etapas. De hecho, uno de los cuestionarios principales que vamos a utilizar
nos va a dar información sobre este campo, en el que podremos ver no sólo el grado de motivación,
sino en que etapa se sitúa el usuario al inicio del tratamiento. Sin embargo, no podemos renunciar a
las otras dos dimensiones del modelo, ya que de los resultados de la primera, podremos ayudar a
orientar y planificar a la persona sobre el trabajo a realizar y así, que nuestra intervención le ayude
a alcanzar un nivel motivacional óptimo. Por un lado, concretando que acciones podría realizar para
alcanzar sus objetivos en lo que tiene que ver con los procesos del cambio, y por otro, por lo que
respecta a los niveles del cambio, abordando los problemas de orden personal y psicológico que el
usuario quiera tratar de acuerdo a sus necesidades.
En el tratamiento de las adicciones la temporalidad vendría dada desde el momento en que
el sujeto no considera apenas necesario cambiar su conducta, -ya que no tiene conciencia de
problema, aunque se da el hecho contradictorio de acudir a un programa de tratamiento-, hasta el
momento en que el problema ya no existe. Los cinco estadios del cambio del modelo son:
precontemplación, contemplación, preparación o determinación, acción y mantenimiento. . .
·

Precontemplación. El usuario no considera necesario el cambio, pues no ve un problema que
lo haga necesario. El uso correcto del término implica que alguien sabe que tiene un
-3-

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

problema pero no es consciente de él. Suele ocurrir con aquellas personas que llegan al
centro presionadas por familia, por temas judiciales o de otra índole.
·

Contemplación. Aquí ya se percibe la necesidad de cambiar aunque todavía no se ha
realizado nada objetivo al respecto. Una vez que aparece una toma de conciencia del
problema, la persona entra en un periodo caracterizado por la ambivalencia, esto es,
considera y rechaza el cambio a la vez.

·

Determinación. La persona toma la decisión de ponerse en acción en un futuro próximo. Es
consciente de que está preparado para realizar conductas de cambio. No inicia una acción
efectiva pero es posible que muestre pequeños cambios de comportamiento.

·

Acción. Se hacen patentes significativos esfuerzos de cambio que le suponen al individuo un
considerable gasto de tiempo y energía. Esta etapa implica modificar comportamientos no
deseados y mantenerlos durante un tiempo considerable.

·

Mantenimiento. La persona trabaja para prevenir su recaída y consolidar los resultados
logrados durante la acción. No significa que el cambio haya terminado sino que continúa,
alejándose del comportamiento adictivo y comprometiéndose en sus nuevos hábitos de
conducta.
Pese a su evolución en el tiempo, su estructura no es lineal sino espiral, es decir, la mayoría

de las personas no siguen un proceso unidireccional de avance, pasando de una etapa a otra hasta
concluir el cambio deseado, sino que avanza algunos estadios, recae y retrocede a estadios
anteriores para luego avanzar a un estadio superior al logrado en el primer avance. De hecho, un
estudio realizado por los mismos autores en 1991 con pacientes adictos a la nicotina registró que,
en dos años, sólo el 5% avanzó en forma lineal sin recaer, mientras que el resto presentó un
promedio de entre tres y cuatro recaídas.
La recaída formaría parte del proceso de avance de un estadio a otro, a diferencia del modelo
dicotómico tradicional donde se consideraría un fracaso, un derrumbre total. Hay que contar con que
un número significativo de consumidores de cocaína recaen en algún momento del ciclo, aunque una
gran parte de ellos no abandona su intento, sino que reciclan a partir del estadio de contemplación y
se preparan para la actuación posterior. El patrón en espiral indica que la mayor parte de los
individuos aprenden de sus experiencias de recaída.
La motivación para el cambio es vital para el establecimiento de un programa adecuado de
tratamiento. En el T. A. C. (Tratamiento de adicción a la Cocaína) de Proyecto Hombre en Asturias
incorporamos a nuestro trabajo de Evaluación, -hace aproximadamente tres años-, el cuestionario
SOCRATES (States of Change Readiness and Treatment Eagerness Scale; Miller 1993), siguiendo la
línea de aplicación de nuevos instrumentos para evaluar la motivación al cambio con la que una
persona llega al centro demandando ayuda (La entrevista motivacional, Miller y Rollnick. 1999).
Similar al elaborado por los autores del modelo transteórico (URICA, Prochaska y Di Clemene,
1986), u otros sobre disposición al cambio (RCQ Rollnick et al, 1992), el cuestionario SOCRATES ­es
más específico para adicciones a drogas y alcohol-, nos permite valorar la motivación para el cambio
del usuario que desea realizar el tratamiento en ese momento y estimar en que estadio se
encuentra. La corrección del test nos facilita además interpretar los resultados no sólo de forma
cuantitativa sino también cualitativa, a través de las respuestas a los distintos ítems, lo que resulta
-411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

interesante desde el punto de vista clínico. Con esta idea, este estudio busca observar y conocer
hasta que punto es significativo el estadio de cambio en el que la persona llega al tratamiento y si
de esos datos pudiéramos llegar a predecir la evolución del mismo.
El valor de la retención
Tras la somera aproximación a la perspectiva motivacional, llegamos al segundo valor de
referencia planteado en esta parte teórica: la retención. Cabe recordar que Prochaska y Di Clemente
pusieron de manifiesto que el grado de éxito alcanzado al finalizar un tratamiento se relacionaba
directamente con el estadio motivacional en el que se encontraba el paciente (Jiménez, Vicens,
Moro, Cortés y Pascual, 2003).
Pero si importante es este factor, no lo es menos la retención, una de las principales causas
de fracaso terapéutico y uno de los mayores problemas con el que nos enfrentamos todos los
profesionales en el ámbito de las drogodependencias. Una de sus formas más graves es el abandono
prematuro del tratamiento. Aunque la intervención terapéutica algo ha avanzado, O'Malley,
Anderson y Lazare destacaban en 1972, que sólo el 3% de los heroinómanos que acudían a una
clínica psiquiátrica ambulatoria volvían a la segunda visita que se les había aconsejado.
En el tratamiento de la adicción a las drogas, se ha podido observar una tasa de abandonos
muy elevada, siendo dicho abandono casi un pre-requisito de la vuelta al consumo. Este hecho
justifica conceder una atención especial a este grave problema.
No en vano se presenta con unas tasas muy superiores en comparación con otro tipo de
trastornos (Swett y Noones, 1989; MacNair y Corazzini, 1994; Wierzbicki y Pekarik, 1993). Al mismo
tiempo, las tasas de abandonos en los tratamientos de adicción a la cocaína son superiores a los de
otras sustancias (Fishman, Reynolds, y Riedel, 1999; Veach, Remley, Kippers, y Sorg, 2000).
La eficacia de los tratamientos para la drogadicción está altamente correlacionada con la
retención, ya que el abandono prematuro del tratamiento se relaciona con una mayor probabilidad
de recaída, y el mantenimiento en el mismo, con un mejor pronóstico. Esta relación ha sido
confirmada en el tratamiento de varios tipos de adicciones, incluyendo la adicción a la cocaína
(Wells, Peterson, Gainey, Hawkins, y Catalano, 1994).

-511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

OBJETIVO PRINCIPAL
·

Evaluar el comportamiento de los estadios de motivación al cambio (Proschaska y Di
Clemente) medidos con el cuestionario SOCRATES en relación con la retención a un
tratamiento de adicción a la cocaína de Proyecto Hombre.

OBJETIVOS SECUNDARIOS
·

Describir los estadios del cambio de los usuarios al inicio de un tratamiento de adicción a la
cocaína.

·

Determinar como los estadios de motivación al cambio se relacionan con la retención al
tratamiento.

·

Valorar la utilidad del cuestionario SOCRATES en la Evaluación inicial al tratamiento.

-611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

METODOLOGIA

Descripción del tratamiento para la adicción a la cocaína de Proyecto Hombre
Asturias (TAC)
tratamiento de deshabituación para personas que demandan atención por su

adicción a

sustancias psicoestimulantes, fundamentalmente cocaína. La acción terapéutica se centra en el
objetivo de abstinencia de esta sustancia principal, incidiendo en cambios saludables del estilo de
vida, manteniendo y mejorando la integración social y laboral de la persona y dotándola de las
capacidades y habilidades necesarias para prevenir posibles recaídas.
El tratamiento se realiza en un marco ambulatorio, aunque se contempla excepcionalmente la
posibilidad de realizarlo de a través de un recurso residencial. Previo al inicio del programa adecuado
al perfil de cada usuario se desarrolla la Evaluación (Buenas Prácticas, Programas para el
tratamiento de cocainómanos en la Asociación Proyecto Hombre, 2009), una etapa que nos permite
objetivar la impresión diagnóstica con una batería de instrumentos en los que se recogen tanto
impresiones subjetivas como mediciones psicométricamente objetivas. Además, aporta información
relevante sobre el consumo y/o asociación de drogas y alcohol, que se ha manifestado en la
literatura como una variable fundamental en el curso de la rehabilitación.
La duración media de este tratamiento es de 18 meses, y se desarrolla en tres programas
independientes, en función del perfil de cada persona: programa ambulatorio, programa de apoyo y
programa CRA (Aproximación de Reforzamiento Comunitario).
·

PROGRAMA AMBULATORIO. Dirigido a personas mayores de 18 años, de ambos sexos, que,
o bien abusan de cocaína como forma exclusiva de consumo o bien lo hacen acompañada de
otros estimulantes (anfetaminas, speed. MDMA. . . ), u otras sustancias como alcohol o
cannabis. Se realizará en un marco ambulatorio para la totalidad de los usuarios,
contemplando excepcionalmente la posibilidad de realizarlo inicialmente a través de un
recurso residencial, siempre que el perfil o los apoyos sociales no se ajusten adecuadamente.
El trabajo grupal constituye un punto fuerte en la estructura metodológica del programa.
También lo son el acompañamiento y la orientación familiar, cuando ambos sean posibles.
El proceso terapéutico está estructurado en etapas o fases: Evaluación, fase A de integración
grupal, fase B de conocimiento y fase C de consolidación, con objetivos diferenciados y
evaluables, tanto por el usuario como por el equipo terapéutico. Durante el tiempo de
tratamiento, que finaliza con el Alta terapéutica, se realizaran analíticas de orina para
reforzar la abstinencia de cocaína y otras sustancias.
En los últimos dos años se ha trabajado en el programa con el consumo de alcohol
estableciendo un plan de bebida controlada para que los usuarios puedan poner en práctica,
con ayuda terapéutica, su consumo y prevenir así posibles recaídas (Trabajo con el consumo
de alcohol en el tratamiento para la adicción a la cocaína, Helí Alvarez, Juan A. Alvarez,
2008).
Objetivos del tratamiento:
1. Lograr que el usuario conozca el efecto adictivo de la cocaína, así como ayudarle a
controlar la conducta impulsiva que mantiene la dependencia e impide la abstinencia;
aprendiendo a identificar qué situaciones, pensamientos y estados emocionales pueden
prevenir o aproximarles al consumo.
-7-

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

2. Posibilitar los procesos de cambio a nivel comportamental, emocional y cognitivo que sean
necesarios para lograr la abstinencia con respecto a las drogas.
3. Reequilibrio del estilo de vida: fortalecer las estrategias globales de afrontamiento.
Promover cambios en el sujeto que progresivamente le acerquen a un mayor bienestar
biopsicosocial y a un estilo de vida más saludable.
·

PROGRAMA DE APOYO. Tiene los mismos objetivos que el programa ambulatorio aunque en
éste se incluyen los usuarios que, tras la primera fase de Evaluación se valore, en base a
circunstancias personales, laborales, psicológicas, de edad, etcétera, realizar un tratamiento
individual y adaptado en tiempo y objetivos a sus características particulares. Se realizarán
analíticas de orina para reforzar la abstinencia si se considera conveniente.
También en los casos que exista la posibilidad, se trabajara con la familia, amigos o pareja
que deseen acompañarlo en el proceso. Asimismo, el programa finalizará con el Alta
terapéutica, una vez cumplidos los objetivos planteados inicialmente.

·

PROGRAMA CRA (Aproximación de Reforzamiento Comunitario) (S. T. Higgins y A. Budney,
2006). Es un tratamiento para la adicción a la cocaína que ha tenido muy buenos resultados
en otros países donde se ha aplicado, sobre todo en Estados Unidos. La Universidad de
Oviedo junto con la Asociación Proyecto Hombre de España y avalado por el Plan Nacional
sobre drogas (Ministerio de Sanidad) ha desarrollado un proyecto para implantar esta terapia
en nuestro país.
En Proyecto Hombre Asturias se ha implementado desde hace tres años, de forma aleatoria,

a los usuarios que piden tratamiento para su adicción a la cocaína.
El objetivo fundamental del mismo es la abstinencia de la cocaína. Para ello, los usuarios han
de hacer cambios en el estilo de vida en cuatro áreas fundamentales: relaciones familiares,
actividades de ocio, relaciones sociales y área vocacional. La duración del mismo es de un año y al
usuario se le realizan análisis de orina para reforzar la abstinencia.
Una variedad del programa ha sido la unión del método de CRA más una terapia de
incentivos, donde los usuarios pueden ganar puntos canjeables por determinados reforzadores que
contribuyen a alcanzar los objetivos del programa, a cambio de mantenerse en el tratamiento sin
consumir cocaína. Las analíticas y las sesiones irán distanciándose en el tiempo a medida que va
discurriendo el tratamiento. (Secades-Villa, R; García-Rodríguez, O; Álvarez-Rodríguez, H; Rio
Rodríguez, A; Fernández Hermida,

J. R; Carballo, J. L; 2007)

Perfil de la población en el tratamiento para la adicción a la cocaína reflejada en
las Memorias de Proyecto Hombre Asturias de los años 2008 y 2009
Para la creación de este perfil se desglosan las Memorias de Proyecto Hombre Asturias
correspondientes a los dos últimos años, -2008 y 2009- que abarcan la práctica totalidad de los
casos utilizados en la muestra que ha sido objeto de estudio.
La edad media de esta población desciende respecto al año anterior (2008) y se sitúa en
-811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

30, 7 años. Se trata de un varón, nacido y residente en Asturias, con edad entre los 27 y 34 años,
soltero (60, 1%). De los que han tenido familia propia, algo más de un tercio ha roto con su pareja
(39, 8% de los que han tenido pareja). Tienen 3 hermanos y los que tienen o han tenido pareja son
padres de un hijo que vive con ellos o está a cargo de la madre.
Ha obtenido el graduado escolar (87, 4%) y ha abandonado los estudios a los 18, 1 años,
debido a que quería empezar a ganar dinero y no le gustaba estudiar. Por esta edad es consumidor
de alcohol y hachís. Comienza a trabajar a los 17, 5 años. Más de la mitad (57, 3%) mantiene la
actividad laboral cuando viene a iniciar su proceso de rehabilitación en nuestro centro. Su trabajo
principal se sitúa en el sector de la construcción en los varones, y la hostelería y el comercio en las
mujeres.
Empieza a consumir por estar en la "movida" y para pasarlo bien y no aburrirse, es decir, por
razones relacionadas con el ocio. Consume cocaína a los 19, 7 años y sus fuentes de ingreso
provienen de su sueldo durante toda la drogodependencia. Ha dependido de la cocaína unos 4, 4
años antes de iniciar el proceso de rehabilitación, consumiéndola de forma esnifada. No usa
jeringuilla para el consumo. Ha sido consumidor de cocaína, alcohol y hachís y en menor medida de
éxtasis y speed (cada vez son más policonsumidores).
Un 60, 5% nunca había intentado dejar las drogas con ayuda profesional anteriormente a esta
ocasión. Los motivos para empezar el tratamiento han sido los problemas familiares y querer
cambiar de vida.
No ha tenido problemas con la justicia antes de los 18 años y posteriormente uno de cada cinco
tiene juicios pendientes, un 35, 3% tiene antecedentes penales y un 26, 6% ha ingresado en prisión,
la mitad de ellos con carácter preventivo.
Muestra
La muestra de este estudio está compuesta por 208 usuarios que decidieron iniciar el
tratamiento para la adicción a la cocaína de Proyecto Hombre en Asturias entre enero de 2007 y
febrero de 2009. Del total, 189 son varones (90, 9%) y 19 mujeres (9, 1%). Los criterios de inclusión
fueron los siguientes:


Ser mayor de 20 años.



Cumplir los criterios diagnósticos para la dependencia/abuso a la cocaína según el DSM-IV.



Iniciar la fase de evaluación del TAC.

Como criterios de exclusión se establecieron:


Tener diagnosticada una patología psiquiátrica severa (trastorno bipolar, esquizofrenia).



Realizar el Programa de Apoyo.

El Programa de Apoyo se excluyó de la muestra por ser un tratamiento no estandarizado y de
mucha variabilidad temporal. En el proceso de recogida de la muestra se descartaron también
aquellos usuarios que fueron expulsados del tratamiento y aquellos que resultaron Alta Forzosa, bien
por un ingreso hospitalario de larga duración o bien por ingreso en un centro penitenciario.
-911º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

Instrumentos
Los dos instrumentos utilizados para el trabajo fueron el cuestionario SOCRATES V8 (Stages
Of Change Readiness And Treatment Eagerness Scale; Miller and Tonigan, 1996)

y el Test de

Palabras y Colores de Stroop (Golden, 1993).
·

SOCRATES. Se trata de un cuestionario de 19 ítems para valorar la motivación para el
cambio del usuario y el deseo de ir a un tratamiento. Está compuesto por tres factores:
reconocimiento, ambivalencia y primeros pasos. La corrección del test nos indica en que
momento se encuentra el usuario en cada uno de los tres factores. Su versión número 8 es
una reducción del original (40 ítems) y se ha desarrollado utilizando los enunciados que de
forma más significativa, marcan cada uno de los tres factores descritos

(Anexo I). Se les

explica y entrega a los usuarios para que lo hagan y luego se revisa con ellos.
Para correlacionar los resultados del SOCRATES con los estadios de motivación al cambio
elaboramos un cuadro de correspondencias que nos permitiera hacer un análisis comprensible sin
perder nunca de vista el modelo de Prochaska y Di Clemente. Los cinco valores (Muy bajo, Bajo,
Medio, Alto y Muy alto) en las puntuaciones que se otorgan a cada una de las tres variables
(reconocimiento, ambivalencia y primeros pasos) los hemos reducido a dos (Alto y Bajo). Para las
puntuaciones medias, en reconocimiento se distribuyó una para cada valor (32 bajo y 33 alto).
Respecto a las de ambivalencia (15) y Primeros Pasos (33), se consideraron valores altos ambos,
teniendo en cuenta que para llegar a esa puntuación el usuario tiene que contestar positivamente al
menos a 75% de las preguntas.
En la correlación con los estadios del cambio también realizamos una reducción a tres:
Precontemplación, Contemplación y Acción. La fase de Preparación para la acción, la hemos incluido
en la de Acción al considerar que más allá de la trascendencia de los cambios realizados hasta la
fecha, hay un reconocimiento claro del problema y se han resuelto las dudas al respecto. La etapa
de Mantenimiento formaría parte del proceso posterior, el propio tratamiento.
Precontemplativos serían todos aquellos con un reconocimiento del problema

bajo, salvo

aquellos que muestran dudas, -alta ambivalencia- y han iniciado cambios. Éstos serían considerados
Contemplativos. También pertenecerían a este rango los usuarios con un alto grado de
reconocimiento y

ambivalencia. El resto de las opciones, -todas con alto reconocimiento- se

consideraron estadio de Acción.

-1011º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

RESULTADOS

Perfil motivacional, estadios del cambio y retención.
El perfil motivacional descrito (gráfico 1) corresponde al total de los 208 usuarios que
integran la muestra, realizada con los cuestionarios que cubrieron durante las dos primeras semanas
del periodo inicial de Evaluación. Casi un tercio de ellos (30, 3%), llegaban al tratamiento en estadio
precontemplativo, esto es, sin un reconocimiento claro de problema con el consumo, sin dudas
respecto a ello y sin dar pasos significativos, -según su percepción-, salvo aquellos que acudieron
presionados por su familia o por alguna causa judicial, -por poner dos de los casos más comunes-, y
que pudieron efectuar algún cambio. Llegaron "contemplativos", en plena fase de duda y
ambivalencia, uno de cada cuatro usuarios (26, 9%). Por su parte, el porcentaje más numeroso
correspondió a aquellos usuarios que estaban en mayor o menor medida en fase de acción (42, 8%),
aquellos con un alto reconocimiento y conciencia de problema, y que habían iniciado ya cambios
significativos.

Gráfico 1
Más allá de la descripción de los estadios del cambio, cuando los ponemos en relación con la
retención y tratamos de determinar si resultan ser predictores de la adhesión al tratamiento, vemos
que aquellos que inician el programa en la etapa de acción son los que más posibilidades tienen de
continuar. Prácticamente la mitad de los casos (47, 5%) superan los seis meses de programa, donde
radica el mayor riesgo de abandono. Y además, al incorporar esta variable (más/menos de seis
meses) sólo en los que están en fase de acción se dan más casos de más de seis meses. Tanto en
aquellos que están en estadio de precontemplación como los que están en estadio de contemplación,
los que abandonan en los seis primeros meses superan a los que permanecen más tiempo (gráfico
2).

-1111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

Retención según estadio del cambio
50
45
40
35
30
25
20
15
10
5
0

47, 5
36, 5
29, 5

31, 8

31, 8
6ó+ meses
- 6 meses

23

precontempl

contempl

acción

Gráfico 2
En el porcentaje acumulado de meses en tratamiento según el estadio del cambio (gráfico 3),
la tendencia mayor de "precontemplativos" sobre los que se encuentran en estadio de acción sólo se
rompe en aquellos que permanecen un año o más, donde se invierte la tendencia.

% Acumulado de meses en tratamiento según estadio del cambio
70
60
50
40
30

ACCION

20

PRECONTEMPLA

10

Otro dato destacado del gráfico anterior nos revela que los dos primeros meses son especialmente

0

críticos para los "precontemplativos", quienes dejan de acudir al centro en un porcentaje

-2

-3

-4

-6

-8 -10 -12 12
ó+

significativo (22%), uno de cada cinco. Los estadios del cambio se muestran muy reveladores
correlacionándolos con la retención al programa cuando observamos el porcentaje de Altas
Voluntarias y Altas Terapéuticas del tratamiento en los dos últimos años. En aquellos usuarios que
inician la fase de Evaluación en el estadio
Gráficode3 precontemplación, el porcentaje de abandonos es muy
alto -roza el 74%-, mientras que sólo finaliza el programa con el Alta terapéutica una de cada
cuatro (26%) personas (gráfico 4).

tipo de Alta en estadio Precontemplativo
-1211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

26, 08

AT

AV

73, 9

Gráfico 4

Más alentadores son los porcentajes de los usuarios que ya se encuentran en un estadio de acción
cuando acuden al programa. Las cifras entre los que abandonan y los que finalizan ya no son tan
dispares y, aunque las Altas Voluntarias son más de la mitad (56, 9%), la proporción de Altas
Terapéuticas sube respecto a los "precontemplativos" hasta el 43% (gráfico 5).

tipo de Alta en estadio de Acción

43, 07
AT

AV

56, 9

Gráfico 5
La importancia del trabajo terapéutico que se desarrolle a partir de la fase de Evaluación con
aquellas personas que llegan en los primeros estadios de motivación al cambio queda patente al
observar los datos sobre las Altas Terapéuticas alcanzadas en los últimos dos años. Cerca de un
64% de los usuarios que permanecieron en el programa seis meses o más en los dos últimos años
alcanzaron el Alta terapéutica.
-1311º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

tipo de Alta en grupo de 6 ó + Meses

36, 14
AT

AV

63, 85

Utilidad del cuestionario SOCRATES en Evaluación.

Otro de los objetivos de este estudio era ver la utilidad de este test sobre estadios de
motivación al cambio durante la fase evaluatoria. Del cuestionario empleado, descartamos las
puntuaciones finales de las variables de ambivalencia y de Primeros Pasos, ya que no referían nada
relevante, no así con las puntuaciones de reconocimiento, las que nos indican el grado de
conciencia de problema con el que llega la persona que demanda tratamiento. La puntuación en
reconocimiento sí aportó datos a tener en cuenta en el arranque del proceso terapéutico. Del total
de los 208 usuarios de la muestra, aquellos que se encontraban en fase de Acción tuvieron una
media de 34 puntos (gráfico 7), lo que equivale a un grado medio de conciencia de problema (al
nivel considerado alto se llegaría con 35, un punto más. Por el contrario, los que se situaban en un
estadio previo de Precontemplación, puntuaron sólo 26, lo que equivaldría a un grado bajo (muy
bajo según el corrector del test) de reconocimiento de problema.

-1411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

Puntuación media en reconocimiento SOCRATES
35
30
25
20
ACCION
PRECONTEMPLA

15
10
5
0
Gráfico 7

Si analizamos la adhesión al tratamiento (gráfico 8), vemos que en las personas que no
llegaron a los seis meses de programa la puntuación en reconocimiento era porcentualmente más
baja (62%) que alta (37%). Por contra, en aquellos que avanzaron en el proceso terapéutico la
puntuación se invertía levemente en positivo (50, 8% alta y 49, 2% baja).

70

62, 4
Puntuación en Reconocimiento
relacionado con la retención
60
50
40

50, 8

49, 2
37, 6
6ó + meses

30

- 6 meses

20
10
0
reconoc +

reconoc -

Gráfico 8
Sobre la adhesión al tratamiento, hicimos una comparativa con la puntuación en
reconocimiento en tres periodos diferentes (dos, tres y seis meses o más). En aquellas personas
que más tiempo permanecieron realizando su proceso terapéutico (más de seis meses) los
porcentajes son similares y es donde se da mayor conciencia de problema. Si reducimos el tiempo a
la mitad, -tres meses-, la tendencia apunta hacia un reconocimiento de problema mucho menor.
-1511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

Pero es en los usuarios que no mantienen la asistencia más de dos meses donde los datos son más
indicativos ya que un 69, 5% de éstos tiene una puntuación baja en la variable reconocimiento. Y
sólo un 11% la puntúa alto (gráfico 9).

Permanencia en tratamiento según puntuación en Reconocimiento
70
60
50
40

6 ó + meses
- 3 meses
- 2 meses

30
20
10
0
Reconoc
alto

Reconoc
medio

Reconoc
bajo

Gráfico 9
Cabe destacar que en la muestra final del trabajo, no figuran aquellas personas que
abandonaron el tratamiento en las primeras semanas, antes incluso de poder realizar el
cuestionario, un hecho que podría ampliar los porcentajes.

-1611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

DISCUSIÓN

Los objetivos sociodemográficos del trabajo coinciden en términos generales con los descritos
por otros autores.
Respecto a los porcentajes en los estadios del cambio de los usuarios de la muestra llama la
atención que en el inicio del tratamiento el mayor número corresponda a aquellos en una fase de
acción (42, 8%). Si tenemos en cuenta que en nuestro trabajo se unificó Acción y Preparación para
la acción, los resultados son similares a otros trabajos en los que el porcentaje de sujetos en
estadios de Precontemplación y Contemplación es mayor que en el de las dos etapas siguientes
(Llinares et al, 2002; Albiach et al, 2000, Santos, et al, 1998; Albiach et al, 1996; Llinares et al
1996). Difieren en cambio de otros con (Santos Díez, P. y otros, 2001) donde Preparación y Acción
sobrepasan el 65%.
Consideramos que existe una relación entre la retención en un programa ambulatorio de
adicción a la cocaína y los estadios del cambio. Cabe recordar que ya Prochaska y Di Clemente
pusieron de manifiesto que el grado de éxito alcanzado al finalizar un tratamiento se relacionaba
directamente con el estadio motivacional en el que se encontraba el paciente (Jiménez, Vicens,
Moro, Cortés y Pascual, 2003). Pensamos que aquellas personas que inician el programa en una
etapa de Acción son los que más posibilidades tienen de continuar. Prácticamente la mitad de los
casos (47, 5%) superan los primeros seis meses de programa, donde radica el mayor riesgo de
abandono. Tanto en aquellos que están en un estadio de Precontemplación como los que están en
un estadio de Contemplación, los que abandonan en los seis primeros meses superan a los que
permanecen más de seis meses, hecho que no se da en una fase de Acción.
Vemos que los dos primeros meses son especialmente críticos para los usuarios que llegan en
una fase de Precontemplación, ya que uno de cada cinco deja de acudir al centro en antes de que
transcurran 60 días. Los estadios del cambio también se muestran muy reveladores en esta
correlación con la retención al programa cuando observamos el porcentaje de Altas Voluntarias y
Altas Terapéuticas del tratamiento en los dos últimos años. En aquellos usuarios que inician la fase
de Evaluación en un estadio de Precontemplación, el porcentaje de abandonos es muy alto -roza el
74%-, mientras que sólo finaliza el programa con el Alta terapéutica una de cada cuatro personas.
Por otra parte, una de las variables del cuestionario SOCRATES se muestra especialmente
reveladora a la hora de alertarnos sobre las personas que llegan al programa en un estadio
motivacional temprano caracterizado por la falta de conciencia de problema. De las puntuaciones
extraídas de la variable reconocimiento, que evalúa la conciencia de problema con el consumo que
tiene el usuario, observamos que siete de cada diez abandonan el programa antes de dos meses
cuando puntúan en grado bajo (entre 7/32 puntos). Esta variable, puede resultarnos una referencia
válida para enfocar con más eficacia el proceso inicial de evaluación.
Para ello consideramos adecuado el uso de la entrevista motivacional. Acordar las condiciones

-1711º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

de tratamiento con el usuario de manera que nos adecuemos al momento o estadio del cambio en el
que se encuentre, tratando de no presionar mucho en las primeras entrevistas y reforzando la
relación terapéutica en torno a metas compartidas.
A modo de conclusión, resumir que el interés práctico del trabajo nos puede facilitar detectar
de manera precoz aquellas personas con tendencia al abandono y así permitirnos una opción más
para ajustar con ellos los objetivos de su proceso y hacernos más eficaz todo el abordaje
terapéutico.

-1811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

MOTIVACIÓN Y RETENCIÓN EN UN tratamiento DE ADICCIÓN A LA COCAÍNA

ANEXOS

Nombre
o
identificación
___/___/______

del

paciente:__________________________

Fecha:

SOCRATES (Versión 8)
Estadios de motivación para el cambio y escala de deseo de ir a tratamiento
cuestionario DE USO PERSONAL DE DROGAS
(SOCRATES 8D)
Instrucciones: Por favor lee las siguientes afirmaciones atentamente. Cada una de ellas describe una
manera de cómo te podrías (o no podrías) sentir con tu consumo de drogas. Para cada afirmación,
redondea un número del 1 al 5 para indicar si estás o no de acuerdo en el momento actual con los
siguientes enunciados. Por favor redondea sólo un número por cada afirmación.
1: Totalmente en desacuerdo (NO!)
2: En desacuerdo (No)
3: Indeciso o inseguro (¿?)
4: De acuerdo (Sí)
5: Tota

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar