PUBLICIDAD
Última actualización web: 07/07/2022

¿TEPT o psicosis? Las apariencias engañan!

Autor/autores: Francisco Rosagro Escámez
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Trastornos infantiles y de la adolescencia .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La psicotraumatología explora e investiga de manera específica la forma que tienen los sistemas psíquicos y psicosociales de dañarse, herirse o lesionarse. Pretendemos desarrollar un caso clínico en el cual la paciente de 14 años con antecedentes familiares psiquiátricos sufre un TEPT al cambiar de ambiente a otro medio familiar donde persite el maltrato psicológico y uno de los miembros padece una enfermedad mental de espectro psicótico, favoreciendo la reagudización del TEPT, en esta ocasión manifestándose con simtomatología paranoide, obligándonos a plantearnos el diagnóstico diferencial de TEPT y otros trastornos del área ó espectro de la psicosis.

Palabras clave: Post-Traumatic Stress Disorders, Psicosis, Psychosis, PTSD, TEPT, Trastorno por estrés postraumático

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-535

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

RESUMEN:

La Psicotraumatología explora e investiga de manera específica la forma que tienen los sistemas
psíquicos y psicosociales de dañarse, herirse ó lesionarse.
A continuación presentamos un caso clínico donde una paciente con antecedentes familiares
psiquiátricos y que sufre TEPT al cambiar de ambiente a un medio familiar donde persiste el
maltrato psicológico y uno de los miembros padece una enfermedad mental del espectro psicótico
favorece la reagudización del TEPT, en esta ocasión manifestándose con sintomatología paranoide ,
lo que obliga al clínico a plantearse y realizar el diagnóstico diferencial de TEPT y otros trastornos
del área ó espectro de la psicosis.

CASO CLINICO:
Se trata de una paciente de 10 años de edad que consulta por trastornos de conducta.
Entre sus antecedentes familiares destacan: padre desconocido, madre con diagnóstico de
trastorno psicótico paranoide, ludopatía, ejercía la prostitución. Tiene una hermana menor, de 6
años sana. Un hermano fallecido al año de edad por insuficiencia respiratoria debido a fibrosis
quística.
Antecedentes personales: gestación no deseada, sin controles ginecológicos hasta el momento del
parto. Parto eutócico, peso al nacimiento: 3100 gramos. Atresia membranosa de coanas. No se
conocen datos de desarrollo psicomotor ni otros problemas previos de salud salvo displasia dentaria
por amelogénesis odontógena.
Fue tutelada por el Servicio del Menor por situación de desamparo junto a su hermana menor.
Ambas niñas recibían maltrato físico y emocional por parte de la madre y eran utilizadas
sexualmente. Fueron institucionalizadas en un Centro de Protección durante un año siendo ambas
posteriormente adoptadas por sus padres actuales.
enfermedad actual: la paciente presenta trastornos de comportamiento desde el momento de la
adopción hasta la actualidad con heteroagresividad verbal y física sobre todo en el ambiente familiar
y en relación al padre y a la hermana. También refieren que está aislada y que piensa que las
personas que la rodean están contra ella y la miran mal con el fin de perjudicarla, cuando pasea por
la calle cree que se ríen y hablan de ella. Su familia plantea la imposibilidad de control familiar
solicitando institucionalizarla en un centro.
A la exploración física la paciente tiene un aspecto tosco, macrosómico, con rasgos faciales
dismórficos.
A la exploración psicopatológica la paciente se muestra consciente y orientada en las tres esfera,
contacto afectivo inadecuado con aspecto embotado, se define a sí misma como nerviosa,
reconociendo que se comporta de forma agresiva en relación al padre sobre todo y lo justifica
porque el le pega y le trata mal, a veces le grita y otras pasa semanas sin hablarle.
Verbaliza ánimo triste sobre todo tras las discusiones con los padres.
Niega alucinaciones auditivas pero sí reconoce que a veces le miran mal y hablan mal, dice que eso
también le pasa a su madre y en ocasiones es la madre la que le dice a la niña: "esos nos miran mal
y hablan de nosotros".
Evolución y tratamiento:
En principio se realiza un primer diagnóstico de trastorno psicótico en la infancia iniciando
tratamiento con neurolépticos con revisiones posteriores en las que contrastaba la psicopatología
relatada por los padres que la veían cada vez peor con la evidenciado en la exploración donde no se
apreciaban síntomas psicóticos y sí sin embargo síntomas secundarios al tratamiento
psicofarmacológico (temblor fino distal, disquinesia lingual).
Acuden a servicios de urgencias de forma repetida relatando sintomatología grave y demandando
ingreso.
Contactamos con el tutor de su Instituto que nos proporciona información que no concuerda con la
aportada por sus padres adoptivos.
Finalmente contactamos con el Servicio de Protección al Menor de nuestra región que inician
seguimiento por familia de riesgo y sospecha de maltrato actual.

DISCUSION:
-211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

TEPT O psicosis. ¡LAS APARIENCIAS ENGAÑAN!

Podemos considerar como factores de riesgo destacables para sufrir TEPT ó reagudización del
mismo:
1. - Historia familiar de trastornos psiquiátricos:
En este caso tanto en su familia de origen como en la actual familia hay graves
enfermedades mentales:
- Madre biológica del espectro paranoide.
- Madre adoptiva: se nos muestra en consulta con clínica paranoide y delirante
favoreciendo e induciendo en nuestra paciente la clínica con que se nos presenta de
susceptibilidad e hipervigilancia.
2. - Exposición previa a eventos traumáticos y la reexposición actual que sufre la
paciente:
- Nuestra paciente era una niña maltratada por su madre biológica , por lo que
tuvieron que intervenir los servicios sociales.
- Actualmente persiste un maltrato psicológico en la paciente en su familia
adoptiva: tanto por su madre con su clínica paranoica que induce y fomenta
el delirio en nuestra paciente, como por su padre: que no le habla y la ignora,
haciéndole el vacio (1).
3. - Falta de apoyo familiar:
Tanto en su familia de origen como en la actual adoptiva destaca la gran
inestabilidad familiar.

Concebimos la clínica de embotamiento emocional de la paciente como el resultado de la evitación
continuada de lo traumático, que va produciendo frente al estímulo traumatizador alejamiento
progresivo afectivo.
Este alejamiento progresivo en la esfera afectiva va dando lugar a una hipoestesia sensitivosensorial que va aislando a la paciente, haciéndola cada vez mas retraída y esquiva (2).
Si esta evolución es severa puede constituir un factor de riesgo para las patologías "de la
distanciación" en la línea: esquizoide, esquizotípica, llegando incluso a esquizofrénicoParanoide (3).
La progresiva "esquizoidización" de nuestra joven paciente traumatizada, sería resultado de una
detracción paulatina de la realidad ( favorecida por su familia adoptiva) que le conduce al estadio de
fracaso juvenil asténico ( su mal rendimiento académico actual).
Esto lleva asociado un cuadro real de deprivación y retracción sensorial ( su padre adoptivo le hace
el vacio y no le habla) que sería la base del cuadro paranoide delirante posterior de nuestra
paciente.
El miedo actual de la paciente y sus experiencias psicóticas familiares previas ( madre biológica
psicótica) es lo que hace la clínica que se manifiesta y que queda expresada como clínica de la
esfera psicótica paranoide: hipervigilancia al medio, susceptibilidad, desconfianza, suspicacia, recelo.
Por lo tanto podemos obsevar en nuestra paciente un auténtico continuum de clínica que describe
toda la línea sintomatológica del síndrome del TEPT, evitativo, paranoide.
El TEPT es una patología compleja y paradójica, ya que por un lado da lugar a conductas de
evitación y detracción social, mientras que por otro lado fomenta (mayormente en situaciones de
reagudización de clínica ) la patología derivada del estado de hiperalerta (4).
Nuestra paciente esta siempre en guardia, como nos refiere su madre: "a la que salta", en constante
alerta en prevención a nuevas agresiones, ataques o maltrato severo.
La paciente desarrolla una actitud de prealerta ante una potencial agresión, como le ha sucedido ya
previamente, favorecida por el medio familiar actual, ya que su madre adoptiva le fomenta e induce
síntomas paranoides.
Esta actitud exagerada e incrementada de susceptibilidad pueda dar lugar a un paranoidismo franco,
llegando a ser en ocasiones el estado previo de un brote psicótico paraoide agudo.
-311º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

TEPT O psicosis. ¡LAS APARIENCIAS ENGAÑAN!

CONCLUSION:
Con frecuencia muchas personas con este tipo de cuadros son diagnosticadas en la clínica
psiquiátrica diaria como esquizofrénicos, siendo realmente una reagudización del TEPT.
Lo mas importante par diferenciar en la clínica la reagudización del TEPT con sintomatología
paranoide y lo que realmente sería una esquizofrenia es:
En la reagudización del TEPT con sintomatología paranoide (inducida en nuestra paciente) se
establece una conducta defensiva permanente ante la amenaza, pero conservando su capacidad
emocional de reacción .
En la esquizofrenia quedaría definitivamente aniquilada la capacidad de emocionarse, de resonancia
afectiva, ante el riesgo que representa el hecho de sentir (lo que denominamos actualmente como
síntoma negativo de la esquizofrenia.
En nuestra paciente no encontramos deterioro social ni escolar, mientras que la esquizofrenia si
hace proceso, con deterioro como resultado.

BIBLIOGRAFIA:
1. - Read J; et al. "Childhood trauma, psicosis and schizophrenia: a review of the literatura". Acta
Psychiatrica Scandinavica. Nov 2005, 112, 330-350.
2. - Orengo García F. conversión y anosognosia ¿Un mecanismo fisiopatológico común? Psiquis, año
XIII, vol. 12(1))), 11-26; 1991.
3. - Breslau N, Davis GC. Posttraumatic stress
Am J Psychiatry, 1987; 144:578-583.

disorder: the etiologic specifity of wartime stressors.

4. -Zlotnick C, Warshaw MG, Shea MT, Allsworth J, Pearlstein T, Keller MB. Chronicity in
posttraumatic stress disorder and predictors of course of comorbid PTSD in patients with ansiety
disorders. Journal of traumatic stress, 12, 89-100, 1999.

-411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar