PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/01/2023

Un taller de prevención para los trastornos de la conducta alimentaria en la comunidad valenciana.

Autor/autores: Reyes Moliner
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

En la actualidad, resulta evidente que nos encontramos inmersos en una sociedad y en una cultura en las que existe una creciente preocupación por la apariencia física. Esto está dando lugar a un incremento desorbitado de los problemas relacionados con la insatisfacción de la imagen corporal y, de forma más concreta y derivados de esa insatisfacción, de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). Según estudios epidemiológicos, los TCA constituyen un problema de gran relevancia social, que afecta especialmente a mujeres jóvenes y adolescentes de países desarrollados o en vías de desarrollo (Peláez, Labrador y Raich, 2005). Todo esto pone en evidencia la necesidad de intervenir, por una parte, con la intención de prevenir la aparición de los TCA, generando programas de prevención primaria. Y por otra, intervenir con la intención de detectarlos precozmente de manera que podamos garantizar, en mayor medida, el éxito terapéutico.

En este sentido, el objetivo del trabajo se centra en desarrollar y poner a prueba un taller de prevención de trastornos alimentarios en chicas, con edades comprendidas entre los 12 y 15 años, escolarizadas en la Comunidad Valenciana. Tras la aplicación del taller, los resultados nos indican que éste parece ser efectivo ya que las puntuaciones de los instrumentos empleados (EAT-26, CIMEC y MBSRQ-AS) disminuyen después del mismo, al compararlas con las puntuaciones del pre-test y con las obtenidas por el grupo control. Además, estos cambios en las medidas se mantienen estables pasados 6 meses de la aplicación del taller.

Palabras clave: imagen corporal, conducta alimentaria, aperiencia física, trastorno


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-605

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA EN
LA COMUNIDAD VALENCIANA

Jorquera, M. ; Baños, R. M. ; Botella, C. ; Guillén, V. ; Moliner, R. y Marco, J. H.
mjorquera@previsl. com

prevención primaria, Trastornos alimentarios, Datos epidemiológicos
Primary prevention, Eating disorders, Epidemiology data

RESUMEN:

En la actualidad, resulta evidente que nos encontramos inmersos en una sociedad y en una cultura
en las que existe una creciente preocupación por la apariencia física. Esto está dando lugar a un
incremento desorbitado de los problemas relacionados con la insatisfacción de la imagen corporal y,
de forma más concreta y derivados de esa insatisfacción, de los trastornos de la conducta
alimentaria (TCA). Según estudios epidemiológicos, los TCA constituyen un problema de gran
relevancia social, que afecta especialmente a mujeres jóvenes y adolescentes de países
desarrollados o en vías de desarrollo (Peláez, Labrador y Raich, 2005).

Todo esto pone en evidencia la necesidad de intervenir, por una parte, con la intención de prevenir
la aparición de los TCA, generando programas de prevención primaria. Y por otra, intervenir con la
intención de detectarlos precozmente de manera que podamos garantizar, en mayor medida, el
éxito terapéutico.

En este sentido, el objetivo del trabajo se centra en desarrollar y poner a prueba un taller de
prevención de trastornos alimentarios en chicas, con edades comprendidas entre los 12 y 15 años,
escolarizadas en la Comunidad Valenciana.

Tras la aplicación del taller, los resultados nos indican que éste parece ser efectivo ya que las
puntuaciones de los instrumentos empleados (EAT-26, CIMEC y MBSRQ-AS) disminuyen después del
mismo, al compararlas con las puntuaciones del pre-test y con las obtenidas por el grupo control.
Además, estos cambios en las medidas se mantienen estables pasados 6 meses de la aplicación del
taller.

ABSTRACT:

Nowadays, something obvious is that we are immersed in a culture and in a society where there is a
great preoccupation about body appearance. Because of this, an exaggerated increase of the
problems related with body image satisfaction is happening, and concretely and derived of this insatisfaction, an increase of the eating disorders (ED). According to epidemiological studies, ED are a
problem with a great social relevance that concern, specially, teenagers and young women from
developed countries (Peláez, Labrador y Raich, 2005).

All of this makes evidence the need of make interventions in order to, on the one hand, prevent the
incidence of ED, developing primary prevention programs. And, on the other hand, act in order to
detect them early.

In this way, the aim of this study is develop and test a primary prevention program of eating
disorders in a female sample, with ages between 12 and 15 years, from Valencia Community.

After of the administration of the program, results indicate that the program seems effective
because the scores of the questionnaires employed (EAT-26; CIMEC and MBSRQ-AS) get better after
the program, and are better too compared to the scores of control group. Besides, this improvement
is kept 6 months later from the administration of the program.


INTRODUCCIÓN

El deseo por adelgazar o por mantenerse delgado se ha convertido en uno de los valores clave
de nuestra cultura (Gismero, 1996). Según estudios epidemiológicos, los TCA constituyen un
problema de gran relevancia social, que afecta especialmente a mujeres jóvenes y adolescentes de
países desarrollados o en vías de desarrollo (Peláez, Labrador y Raich, 2005). En esta población se
ha producido un incremento de dos a cinco veces en las cifras de prevalencia de TCA a lo largo de
las tres últimas décadas, aceptándose un porcentaje de 0. 5-1% de anorexia Nerviosa (AN), de 13% de bulimia Nerviosa (BN) y de aproximadamente un 3% de Trastornos de la Conducta
Alimentaria no Especificado (TCANE), según el protocolo de los TCA del Instituto Nacional de la
Salud (Insalud, 1995), la Asociación Americana de psiquiatría (DSM-IV-TR; APA, 2000) y revisiones
recientes de estudios epidemiológicos de TCA (Hoek, 2003; Peláez, Labrador y Raich, 2007). Estas
fuentes y otras también recientes (Rodríguez, Beato y Belmonte, 2005)
establecen una ratio de prevalencia de TCA de uno a diez en varones respecto a mujeres.
Tal y como indica Rosa Calvo en su libro "Anorexia y bulimia. Guía para padres, educadores y
terapeutas" (2002), "los países occidentales ya no pueden cerrar los ojos al fuerte incremento de la
prevalencia de los trastornos alimentarios, a los efectos devastadores en la salud de quienes los
padecen, a su tasa de cronicidad y a los costes sanitarios que implican sus tratamientos" (p. 361).
Es evidente que nos encontramos ante un problema de salud grave, que no distingue entre sexo, ni
edad, ni condición social. La idealización de la delgadez se ha infiltrado en personas de cualquier
edad y, desde luego, no podemos negar la influencia que los medios de comunicación están
ejerciendo en esa idealización con su culto a la delgadez y la emisión de publicidad insidiosa,
proponiendo un cuerpo anormalmente delgado al que se le atribuye, cuando se consigue, la virtud
de proporcionar todo lo que la sociedad anhela: belleza, éxito y control (Calvo, 2002).
Todo esto pone en evidencia la necesidad de intervenir, por una parte, con la intención de
prevenir la aparición de los TCA, generando programas de prevención primaria que favorezcan la
reducción de la vulnerabilidad de la población, ante los posibles factores de riesgo. De esta forma
podremos influir en la incidencia de los TCA, disminuyendo su tasa de aparición. Y por otra parte,
intervenir con la intención de detectarlos precozmente de manera que podamos garantizar, en
mayor medida, el éxito terapéutico al disminuir el tiempo entre el diagnóstico y el inicio del
tratamiento.
Precisamente, este es el objetivo que se persigue en el presente trabajo, esto es, desarrollar un
taller destinado a contribuir a la prevención de los TCA en la Comunidad Valenciana, así como en
valorar la eficacia del mismo: en qué medida genera actitudes positivas en las adolescentes ante la
alimentación y ante su apariencia física y, en qué medida nos proporciona información sobre los

posibles factores socio - culturales que influyen en el desarrollo de dichas alteraciones.

2. UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA
EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Como ya hemos indicado previamente, es evidente y está más que justificada la necesidad de
poner en marcha recursos y esfuerzos dirigidos a rededucir la, cada vez mayor, tasa de incidencia
de las alteraciones de la conducta alimentaria.
Tras realizar una amplia revisión de estudios que han llevado a cabo la prevención primaria,
tanto en España (Villena y Castillo ­ Carballo, 1997; Ruiz-Lázaro, 2000; Maganto, del Río y Roiz,
2002; Rojo, Ruiz, Hernández y Vila, 2003 ­ 2004; Solano, Oliveros y Moreno, 2004; Raich, Sánchez
y López, 2008) como fuera de nuestro país (ver revisión realizada por Stewart, 2000 y Stice, Shaw y
Martin, 2007), comprobamos que son muy diferentes los resultados obtenidos con las diferentes
intervenciones, variando desde aquéllas que no producen ningún tipo de efecto, a aquéllas que
producen efectos significativos en todos los resultados. Asimismo, podemos identificar algunas
variables que podrían contribuir a aumentar la magnitud de los efectos de la intervención. Variables
que enumeramos a continuación:
Nivel de riesgo de los participantes. A nivel general, los programas selectivos permiten a los
sujetos de alto riesgo obtener efectos de intervención más significativos y notables. Teóricamente, el
malestar subjetivo que caracteriza a los sujetos de alto riesgo motiva a estos participantes a
involucrarse de una forma más efectiva en programas de prevención.
Formato

del

programa.

Los

efectos

de

intervención

más

intensos

se

observaron,

fundamentalmente, en programas de tipo interactivo y no tanto en los didácticos. Investigadores
dedicados a la prevención en otras áreas de salud también han llegado a la conclusión de que las
intervenciones psicoeducativas son menos efectivas que las intervenciones que involucran
activamente a los participantes y les enseñan nuevas habilidades (Clarke, Hawkins, Murphy y
Sheeber, 1993; Larimer y Cronce, 2002). De acuerdo con Stice y Shaw (2004), parece ser que un
formato interactivo ayuda a asegurar que los participantes se involucren con los materiales y
contenidos del programa, lo que probablemente facilita la adquisición de conceptos y habilidades, y
motiva cambios de comportamiento y actitud.
Edad de los participantes. Por otra parte, los efectos de intervención más intensos se observaron
con muestras en las que la edad media de los participantes estaba alrededor de los 15 años. Quizá,
este efecto pueda deberse al hecho de que, a esas edades, los participantes se encuentran en el
período de mayor riesgo de aparición de la patología alimentaria y, por ese motivo, se sienten más
motivados para involucrarse en la intervención (Stice y Shaw, 2004).
Sexo de los participantes. Los efectos de la intervención también parecen ser mayores en las
muestras femeninas. Quizás esto esté justificado por el hecho de que, las alteraciones de la
conducta alimentaria son más frecuentes en mujeres (Hoek, 2003; Peláez, Labrador y Raich, 2005)
y, precisamente, sea este el motivo por el que se sientan más motivadas a comprometerse de una
forma más efectiva en la intervención (Stice y Shaw, 2004).
Número de sesiones. También hemos podido comprobar que, en general, los programas breves
son menos efectivos que los programas más largos con múltiples sesiones. Parece ser que estos
efectos pueden deberse al hecho de que, la existencia de diferentes sesiones, permite

a los

participantes reflexionar sobre los materiales de la intervención entre sesiones y aumentar, así, la
interiorización de los principios de los programas.
Contenido de los programas. En general, los programas psicoeducativos resultaron menos
efectivos; fueron los programas centrados en factores socioculturales y en estrés los que mejores
efectos provocaron.

Empleo de instrumentos validados. Es posible que los programas de prevención que empleen
medidas empíricamente validadas den resultados más óptimos, quizás, porque esas pruebas son
más sensibles de cara a detectar los efectos de la intervención.
Intentando tener en cuenta las recomendaciones propuestas en el estudio meta-analítico
realizado por Stice et al, (2007) en el que revisan alrededor de 80 estudios (publicados y no
publicados) dirigidos a la prevención de los TCA, elaboramos un taller preventivo dirigido a alumnas
de la E. S. O. , padres y profesores que cumplía los siguientes requisitos:
a) Brevedad, puesto que se trataba de un taller de dos sesiones cada una, por grupo de alumnos (N
aproximado a 15 alumnas por grupo) y 90 minutos para la charla dirigida a padres y profesores.
b) Bajo coste económico para los colegios, ya que sólo tienen que proporcionar las instalaciones.
c) Fácil realización, pues es llevado a cabo por profesionales del equipo clínico de PREVI,
especializados en la evaluación y el tratamiento de los trastornos alimentarios.
d) Buena aceptación. Se trata de un taller diseñado con animaciones, ameno, coloquial y didáctico y
que usa procedimientos variados (coloquios, vídeo, diapositivas).
e) No provocar daño o rechazo en ninguno de los asistentes, cuidando la selección de imágenes,
formas y contenidos. Evitamos información que se ha demostrado, puede ser perjudicial, como por
ejemplo, dar información sobre qué es un trastorno alimentario, cómo se inicia, formas inadecuadas
de perder peso, personajes conocidos que lo han padecido, etc.
f) Específico (chicas de 12 a 16 años). Tanto la literatura como la propia experiencia clínica nos
muestra que la población de mayor riesgo son las chicas y, además, hasta ahora nos habíamos
"olvidado" de las chicas prepúberes, siendo precisamente a esta edad cuando empiezan o están a
punto de iniciarse todos los cambios físicos y psicológicos asociados al desarrollo sexual y evolutivo
de la persona. Asimismo, parece ser que la prevención resulta más eficaz cuando nos dirigimos a
una población más selecta (Stice y Shaw, 2004, Stice et al. , 2007).
g) Interactivo: Además de los diferentes coloquios que se llevan a cabo con el contenido de las
diapositivas, se han incluido una serie de actividades que requieren la implicación y participación
-511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA EN
LA COMUNIDAD VALENCIANA
activa por parte de las alumnas.
h) Multisesión: El taller consta de dos sesiones de una hora de duración cada uno, que se imparten
de manera semanal.
A continuación, pasamos a describir de manera detallada los objetivos y el contenido del taller.
Sesión 1: La publicidad y el estereotipo de belleza.
· Objetivos:
1. Desarrollar una conciencia crítica que lleve a los adolescentes a oponer resistencia a los
factores culturales que promueven las dietas, la preocupación por el peso o la silueta y la
inseguridad respecto a la apariencia.
2. Mostrar las manipulaciones que los publicistas y las industrias del adelgazamiento realizan para
favorecer la venta de los productos.
3. reflexionar sobre la evolución histórica de los cánones de belleza y despertar el espíritu crítico
ante el ideal de belleza imperante en cada momento histórico y el actual.
4. reflexionar sobre el cambio de los criterios estéticos en relación al cuerpo de la mujer, cambio
promovido por motivos puramente económicos que, como consecuencia, generan frustración en
muchas personas.
5. Proporcionar un modelo estético corporal más adecuado frente al culto a la delgadez.
6. Aprender a aceptar las diferencias relacionadas con la apariencia física.
7. Aumentar la aceptación de la propia imagen corporal.
· Dinámicas:
a) Vídeo "¿Cómo ves la publicidad?" (Vídeo "El reto de la libertad") (Delegación del Gobierno para
el Plan Nacional sobre drogas. Unión Europea. Acción familiar. Ediciones Encuentro, S. A. , 1997).
b) Debate sobre el contenido del vídeo
c) Diapositivas sobre los siguientes contenidos:
Valores que se transmiten a través de la publicidad
Canon de belleza en función de la época y la cultura
análisis del canon de belleza actual
Medios promovidos por la publicidad para alcanzar ese ideal de belleza
Posibles consecuencias: cirugía estética, TCA, "vigorexia"
e) Dibujo de figura humana "ideal" (Tomado de "Guía práctica. prevención de los trastornos de la
conducta alimentaria ­grupo ZARIMA prevención).
f) Tarea para casa: buscar

recortes de revistas sobre anuncios publicitarios en los que aparezca una

persona mostrando ropa, perfumes, alimentos, detergentes, etc. para traerlos el próximo día.
Sesión 2: Sentido crítico

·Objetivos:

1. análisis sobre anuncios publicitarios.
2. Reflexión sobre estereotipos sociales de belleza.
3. Fomentar la aceptación y el respeto por las diferencias físicas individuales.
4. Potenciar otros valores personales, distintos de los estéticos o corporales en la valoración de sí
mismos y de los demás.
5. Desmitificar creencias erróneas sobre la posibilidad de perfección corporal, mostrando y
reflexionando acerca de imágenes sobre diferentes modelos profesionales en la vida real
comparándolas con imágenes publicitarias de esas mismas modelos.
6. Aceptar la diversidad de tamaños y formas corporales como características físicas individuales
de cada ser humano.
· Dinámicas:
a) análisis de fotografías (Tomada del programa de prevención llevado a cabo por Anne Stewart,
2000)
b) Diapositivas sobre los siguientes contenidos:
Papel de las modelos
Adolescentes: blanco fácil
Importancia de la diversidad
c) Debate sobre el contenido de las diapositivas
d) Evaluación post-taller
· Evaluación:
Evaluación previa al taller:
-

EAT-26 (Eating Attitudes Test) "Cuestionario de las actitudes hacia la comida" (Garner y

Garfinkel, 1979).
-

MBSRQ-AS (Multidimensional Body ­ Self Relations Questionnaire) (Brown, Cash y Mikulka,

1990; Cash, 2004)
-

CIMEC el "Cuestionario de Influencia del modelo Estético Corporal" (Toro, Salamero y

Martínez, 1994)
Evaluación posterior al taller:
-

EAT-26 (Eating Attitudes Test) "Cuestionario de las actitudes hacia la comida" (Garner y

Garfinkel, 1979).
-

MBSRQ-AS (Multidimensional Body ­ Self Relations Questionnaire) (Cash, 2000).

-

CIMEC el "Cuestionario de Influencia del modelo Estético Corporal" (Toro, Salamero y

Martínez, 1994).
-

"Cuestionario de recuerdo": Se trata de un autoinforme de 16 ítems, valorados en una escala

Likert de 0 a 4 (0 significa totalmente en desacuerdo y 4 totalmente de acuerdo) realizado por
nuestro equipo, dirigido a evaluar en qué medida los participantes han aprendido los diferentes
contenidos trabajados.
-

"Ponnos nota": Un pequeño autoinforme, desarrollado también por nuestro equipo, con 9

ítems a valorar en una escala Likert de 0 a 10 (0 significa nada de acuerdo y 10 totalmente de
acuerdo) destinado a valorar por parte de los participantes la utilidad del taller, y 4 preguntas
abiertas para que los alumnos realicen sus propias aportaciones en cuanto a posibles modificaciones
que harían.
Se trata de instrumentos meramente informativos, para obtener feed-back por parte de los
alumnos.
Charlas para padres y profesores:
· Objetivos de la charla:
1. Proporcionar un conocimiento básico sobre los trastornos alimentarios, las posibles causas que
los provocan y las consecuencias psicológicas de los mismos.
2. Aprender a reconocer los signos de un trastorno alimentario.
3. Pautas de actuación en caso de sospechar la presencia de la alteración o signos de la misma.
4. Pautas para prevenir su aparición.
· Contenido:
1.

¿Qué son los trastornos alimentarios?

anorexia nerviosa
bulimia nerviosa
2.

Consecuencias psicológicas:

Emocionales
Cognitivas
Conductuales
3. ¿Por qué se producen?

Factores predisponentes, precipitantes y mantenedores

4. ¿Cómo detectarlos?

5. ¿Qué hacer una vez detectados?

6. ¿Cómo prevenirlos?

Actitudes para prevenir en casa.

2. 1.

OBJETIVOS E HIPÓTESIS

El objetivo general que nos planteamos consistió en elaborar, aplicar y evaluar la eficacia de un
programa de prevención de los trastornos alimentarios dirigido a adolescentes escolarizados de la
Comunidad Valenciana.
Este objetivo general se puede concretar en los siguientes objetivos específicos:
1. Elaborar el taller de prevención de los TCA centrado en la influencia que puede ejercer la
publicidad y el mundo de la moda, en el desarrollo de una imagen corporal basada en la delgadez y
las posibles consecuencias de esta imagen corporal a nivel cognitivo, emocional y comportamental.

2. Aplicar el taller en población de riesgo para el desarrollo de estas alteraciones de la imagen
corporal y, subsecuentemente, el desarrollo de posibles alteraciones de la conducta alimentaria:
chicas adolescentes con edades comprendidas entre 12 y 16 años de la Comunidad Valenciana.

3. Valorar la eficacia del taller de cara a modificar actitudes y creencias respecto al cuerpo, el
peso, la comida y la propia imagen corporal, así como la capacidad del mismo para reducir la
influencia que la publicidad puede ejercer en las adolescentes de cara a "imponer" un modelo
estético de belleza centrado en la delgadez.

4. Evaluar las actitudes que las adolescentes puedan tener hacia la alimentación, así como las
suposiciones o creencias respecto a su imagen corporal y la influencia de los factores socioculturales en el desarrollo de un modelo estético corporal concreto. Para ello:

Analizar la estabilidad temporal de las medidas pasados seis meses de la aplicación del taller.

Las hipótesis que nos planteamos fueron las siguientes:

1. Las alumnas que participen en el taller de prevención lograrán modificar sus actitudes y
conductas hacia la alimentación mostrando una puntuación menor en el EAT-26 tras la aplicación del
taller.

2. Las alumnas que participen en el taller mostrarán, tras la aplicación del mismo, unas
actitudes más adecuadas respecto a su imagen corporal, presentando puntuaciones más
satisfactorias en los diferentes componentes del MBSRQ-AS.

3. Tras la aplicación del taller, las chicas mostrarán sentirse menos incitadas a adelgazar y / o
utilizar productos de dietética y / o belleza, promovidos por la publicidad, presentando puntuaciones
menores en el CIMEC.

4. Las alumnas que participen en el taller mostrarán menores puntuaciones en las tres medidas
de evaluación empleadas tras la aplicación del mismo, en comparación con las chicas que forman
parte del grupo control.

5. Estos resultados se mantendrán estables a lo largo del tiempo, tras una segunda evaluación
realizada a los 6 meses después del taller.

2. 2. MÉTODO:
2. 2. 1. muestra.
La muestra está compuesta por un total de 1856 participantes reclutadas de la población
general, de los cuales, 894 sujetos formaron parte del grupo experimental, mientras que las 962
restantes constituyeron el grupo control. Todas las participantes eran mujeres con edades
comprendidas entre 12 y 16 años (grupo experimental media = 13. 7, DT =1. 2; grupo control Media
= 13. 8, DT = 1. 2).

Las participantes eran estudiantes escolarizadas en la Educación Secundaria Obligatoria. El taller
se aplicó en 14 colegios, fundamentalmente concertados, de la provincia de Valencia.
Respecto al grupo control, también eran estudiantes escolarizadas en la Educación Secundaria
Obligatoria, procedentes de la provincia de Valencia (85. 7%) y de Castellón (14. 3%). Igualmente
preferimos que los alumnos procediesen, en la medida de lo posible, de colegios concertados para
que fuesen lo más semejantes posible a los participantes del grupo experimental. Para una
descripción más detallada de la muestra véase la tabla1.
tabla 1: Descripción del grupo experimental y control.
Condición

N

media Edad

Mín. edad

Máx. edad

tipo colegio

%

Público

3. 8

Privado

5. 7

Concertado

90. 5

Público

20

Privado

6. 9

Concertado

73. 1

(DT)

Experimental

Control

Total

894

962

13. 7 (1. 2)

13. 8 (1. 2)

12

12

16

16

1856

2. 2. 2. Procedimiento.
El procedimiento que se siguió para reclutar la muestra consistió en contactar, vía correo postal,
con los diferentes colegios concertados de la provincia de Valencia. En ese correo se les enviaba una
carta de presentación del Centro PREVI y una propuesta del taller y su contenido, así como la oferta
gratuita de aplicar el taller a las chicas de 1º a 4º de la ESO. Una vez identificados los colegios
interesados en la participación voluntaria, contactábamos telefónicamente, bien con el director del
colegio, bien con el coordinador del departamento de orientación, para explicarles el modo en que
se realizaría el taller.

Por otra parte y, a través del correo electrónico, se les envió los cuestionarios que empleamos
para la evaluación del taller. Las instrucciones que se les dieron fueron las siguientes:
- A las alumnas no se les informará del contenido del taller, ni que éste va dirigido a la prevención de
los TCA. En su lugar se les dirá que se trata de un taller sobre la publicidad. La finalidad era no
sesgar sus respuestas al rellenar los cuestionarios.

- Tres días antes de la aplicación del taller, se realizará el primer pase de los cuestionarios.

- Una semana después de finalizada la segunda sesión del taller, se realizará el segundo pase de los
mismos cuestionarios.

- A los 6 meses de realizado el taller, volveríamos a contactar con el colegio para hacer un tercer
pase, con intención de contar con un seguimiento y comprobar si los resultados del taller se
mantienen.

- Una vez tuviésemos corregidos los cuestionarios (pedimos un plazo de dos semanas) nos
comprometíamos a contactar con el colegio para facilitar el resultado de los mismos. De manera que
si detectábamos algún dato llamativo (puntuaciones por encima de la puntuación de corte en los
diferentes cuestionarios), el orientador del colegio estaría al corriente y, si lo considera,
comunicárselo a los padres.

- Igualmente solicitamos que la sala donde se iba a realizar el taller estuviese preparada y las
alumnas en ella, de manera que pudiésemos contar con todo el tiempo que disponíamos para el
desarrollo del taller.

Asimismo, informamos de la necesidad de contar con un grupo que no participase en el taller,
para poder comprobar si los resultados que obtuviésemos fuesen el efecto del propio taller o el
efecto de otras variables, como la deseabilidad social de las propias alumnas, o el propio azar. Para
las chicas que formaran parte del grupo control, realizaríamos el taller al año siguiente, si así lo
deseaban. No obstante, ellas también completarían los cuestionarios en dos pases, con una distancia
temporal del primero al segundo de dos semanas. De esta forma, serían los propios profesores
quienes decidiesen en qué cursos se hacía el taller, y cuáles formarían parte del grupo control. De
igual forma, a los colegios que no desearon participar en el taller, se les ofreció la posibilidad de que
los alumnos (en este caso chicos y chicas) completasen los cuestionarios, de manera que se pudiera
intervenir en el colegio a modo de "detección precoz de TCA".

Figura 2: Procedimiento

CARTA AL COLEGIO

LLAMADA TELEFÓNICA

VISITA

GRUPO
EXPERIMENTAL

PRE-TEST

GRUPO
CONTROL

PRE-TEST

TALLER

POST-TEST

POST-TEST

Pasada 1
semana

Pasadas 2*
semanas

FW 6 MESES

* El tiempo de aplicación del post-test es el mismo que en el grupo experimental, pero en este caso
-1211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA EN
LA COMUNIDAD VALENCIANA
se indican dos semanas porque el taller tiene una duración de dos sesiones, por ello en el grupo
control han de pasar dos semanas para la segunda evaluación.

2. 2. 3. Instrumentos.
Se aplicaron los siguientes cuestionarios.
2. 2. 3. 1. cuestionario Multidimensional sobre las relaciones con el propio cuerpo ­ Escalas
de Apariencia (MBSRQ-AS, Brown, Cash y Mikulka, 1990; Cash, 2004)
El MBSRQ-AS (Multidimensional Body ­ Self Relations Questionnaire) evalúa diferentes aspectos
actitudinales referidos al constructo de la imagen corporal, como son el componente evaluativo,
cognitivo y comportamental. Consta de 34 ítems que se valoran en una escala tipo Likert de 5
puntos. Está formado por 5 subescalas cada una de las cuales se puede emplear de forma
independiente al resto del instrumento. Las subescalas con sus respectivos índices de fiabilidad son:
"Evaluación de la apariencia" que contiene ítems referentes a sentimientos sobre el atractivo físico,
y satisfacción/insatisfacción con la propia apariencia. Altas puntuaciones en la escala reflejan
sentimientos positivos y alta satisfacción con la apariencia. El índice de Cronbach para hombres y
mujeres

es de . 88. "Orientación de la apariencia" incluye ítems que reflejan sentimientos de

preocupación por la apariencia. Altas puntuaciones indican

que la apariencia ocupa un lugar

importante en cómo la persona se ve, presta atención a su apariencia y lleva a cabo conductas para
mejorar la apariencia. El índice de Cronbach para hombres es de . 88 y para mujeres de . 85.
"Preocupación por el sobrepeso" evalúa un constructo que refleja ansiedad por la gordura, vigilancia
del peso, dieta y alimentación restrictiva. El índice de Cronbach para hombres es de . 73 y para
mujeres de . 76. "Autoclasificación del peso" hace referencia a cómo la persona percibe y etiqueta su
propio peso, desde el infrapeso hasta el sobrepeso. El índice de Cronbach para hombres es de . 70
y para mujeres de . 89. Finalmente, "Satisfacción corporal" es similar a la subescala "Evaluación de
la apariencia" a excepción de que la de "satisfacción corporal" valora esta satisfacción pero
refiriéndose a aspectos muy discretos de la apariencia. A mayor puntuación en la subescala, mayor
número de áreas corporales con las que la persona está satisfecha. El índice de Cronbach para
hombres es de . 77 y para mujeres de . 73. El MBSRQ se ha empleado de manera extensiva y exitosa
para la investigación de la imagen corporal (Cash, Ancis y Strachan, 1997; Cash y Roy, 1999).

2. 2. 3. 2. Test de Actitudes hacia la Comida (EAT, Garner y Garfinkel, 1979; Garner,
Olmsted, Bohr y Garfinkel, 1982)
El "Test de Actitudes hacia la Comida" (Eating Attitudes Test) evalúa un amplio rango de
actitudes y comportamientos relacionados con la anorexia nerviosa. Cada ítem se puntúa en una
escala tipo Likert de 6 alternativas

de respuesta, que van desde nunca hasta siempre. La

puntuación total del cuestionario nos indica gravedad de los síntomas pero no necesariamente indica
un diagnóstico de anorexia nerviosa. La versión inicial consta de 40 ítems y ha mostrado buenas
propiedades psicométricas de validez y fiabilidad, además de una adecuada sensibilidad y
especificidad para el cribado de los TCA, permitiendo discriminar entre un "caso" de TCA y la
población normal. A partir del EAT-40, se desarrolló una versión breve de 26 ítems (la empleada en
nuestro estudio), la cual presenta una correlación de . 98 con el cuestionario EAT - 40.

La versión de 26 ítems consta de 3 escalas: "Dieta" (Dieting), que recoge las conductas de evitación
de alimentos que engorden y la preocupación por la delgadez. Esta subescala está compuesta de 13
ítems. "Bulimia y preocupación por la comida" (Bulimia and food preoccupation), compuesta por 6
ítems que hacen referencia a conductas bulímicas (atracones y vómitos) y pensamientos acerca de
la comida; y "Control oral" (Oral control), compuesta de 6 ítems relacionados con el autocontrol
acerca de la ingesta y la presión por parte de los otros para ganar peso. Al igual que en el EAT-40,
los ítems están compuestos por afirmaciones que indican la frecuencia con la que la persona realiza
conductas o presenta actitudes relacionadas con los TCA. En esta versión breve, los ítems también
se valoran a través de una escala tipo Likert de 6 alternativas de respuesta donde, en el caso de los
ítems inversos (el nº 1 y el nº 25) las puntuaciones serían "nunca" = 3, "casi nunca" = 2, "algunas
veces" = 1, "bastantes veces" = 0, "casi siempre" = 0 y "siempre" = 0. Por otra parte, para los
ítems no inversos, las puntuaciones en la escala Likert serían "nunca" = 0, "casi nunca" = 0,
"algunas veces" = 0, "bastantes veces" = 1, "casi siempre" = 2 y "siempre" = 3.

2. 2. 3. 3. cuestionario de Influencia del modelo Estético Corporal (CIMEC, Toro, Salamero y
Martínez, 1994)
El CIMEC es el principal instrumento que se encarga de evaluar la relación entre el individuo y la
cultura. No evalúa la imagen corporal en el mismo sentido que otros cuestionarios (véase, Body
Areas Satisfaccion Scale (BASS), Cash, 1991;

Body Image Automatic Thoughts Questionnaire

(BIATQ) Cash, Lewis, Keeton, 1987; Body Attitud Test (BAT) Probst, Vandereycken, Van Coppenolle
y Vanderlinden, 1995), sino que analiza este constructo desde la relación individuo ­ cultura. Es
decir, mide el impacto que determinados productos sociales (como puedan ser revistas, películas o
anuncios), tienen en las actitudes y valoraciones que las mujeres desarrollan sobre su cuerpo. El
cuestionario, compuesto inicialmente por 40 ítems, ha mostrado una buena capacidad para
discriminar entre pacientes anoréxicas y controles y cuenta con una sensibilidad del 81. 4% y una
especificidad del 55. 9% (Toro et al. , 1994). Un análisis más detallado mostró que estas diferencias
significativas se mostraban en 26 ítems, lo cual ha dado lugar a la versión CIMEC-26, que presenta
una mayor capacidad para discriminar entre grupos de pacientes y grupos normales (Toro et al. ,
1994). El análisis factorial de los ítems del CIMEC-26 diferenció 5 factores: "Preocupación por la
imagen corporal", formado por 8 ítems que hacen referencia a la ansiedad que experimenta la
persona cuando se enfrenta a situaciones en las que se puede cuestionar su propio cuerpo, o
situaciones en las que la persona siente envidia de modelos sociales de delgadez. Este factor
también incluye ítems referentes a la práctica de dieta por parte de la persona. El factor 2
denominado "Influencia de los anuncios", formado por 8 ítems que reflejan el interés despertado por
anuncios sobre productos para adelgazar. El tercer factor, "Influencia de los mensajes verbales" está
compuesto de 3 ítems que hacen referencia al interés despertado por artículos, reportajes, libros y
conversaciones relacionadas con el adelgazamiento. El factor cuatro denominado "Influencia de los
modelos sociales", formado por 4 ítems que reflejan el interés despertado por el cuerpo de actrices y
modelos. Y el último factor, "Influencia de las situaciones sociales", compuesto de 3 ítems que hacen
referencia a la presión social subjetiva experimentada en situaciones que implican comer y la
aceptación social atribuida a la delgadez. Asimismo, el CIMEC-26 presenta una aceptable
consistencia interna tanto en población clínica como en población normal con una sensibilidad del
83. 1 % y una especificad de 66. 4 % establecidos para un valor de corte de 16/17 puntos (Toro et
al. , 1994).

3. ANÁLISIS DE LOS DATOS Y RESULTADOS
3. 1. análisis realizados con el total de la muestra (Experimental y control)
3. 1. 1. Diferencias en función de la edad en los instrumentos.
Nos planteamos tratar de analizar si existen diferencias en las puntuaciones pre- test del EAT26, el CIMEC y las subescalas del MBSRQ-AS en función de la edad.
La hipótesis de partida fue que, las chicas de mayor edad (15 ­ 16 años) puntuarán más alto en las
tres medidas (EAT-26, CIMEC y subescalas del MBSRQ-AS).
Para poner a prueba esta hipótesis calculamos un ANOVA de un factor (edad), siendo las
variables dependientes las puntuaciones pre-test de cada uno de los instrumentos de la muestra en
su totalidad (grupo experimental y grupo control).
Los resultados nos indicaron que existen diferencias significativas en la mayoría de las variables
consideradas: "Dieta" F (2, 1853) = 3. 164*, p < . 05; CIMEC total F (2, 1853) = 32. 162*, p < . 05;
"Preocupación IC" F (2, 1853) = 18. 705*, p < . 05; "Influencia anuncios" F (2, 1853) = 12. 115*, p
< . 05; "Influencia mensajes" F (2, 1853) = 18. 269*, p < . 05; "Influencia modelos sociales" F (2,
1853) = 23. 530*, p < . 05, "Evaluación de la apariencia" F (2, 1853) = 7. 630*, p < . 05,
"Orientación de la apariencia" F (2, 1853) = 3. 399*, p < . 05, "Satisfacción corporal" F (2, 1853) =
24. 834*, p < . 05, "Preocupación por el sobrepeso" F (2, 1853) = 19. 015*, p < . 05 y
"Autoclasificación del peso" F (2, 1853) = 5. 704*, p < . 05. Las diferencias encontradas nos han
indicado que, las participantes más jóvenes (12 ­ 13 años) presentan mejor puntuación en las
subescalas que valoran actitudes positivas (Evaluación de la apariencia y Satisfacción corporal) y
menores puntuaciones en las restantes medidas, las cuales evalúan actitudes negativas respecto a
la imagen corporal (demás subescalas del MBSRQ-AS), conductas relacionadas con los trastornos
alimentarios (subescala "Dieta" del EAT-26, ya que el resto no mostraron diferencias significativas) e
influencias de los diferentes agentes sociales evaluados a través del CIMEC, en la elaboración del
propio modelo estético corporal. El resultado totalmente contrario observamos en las chicas de
mayor edad (15 ­ 16 años). Ver tabla 2.
tabla 2: Medias (DT) de los instrumentos y subescalas en función de la edad.
Medida

Edad

N

media (DT)

EAT-26

12-13

814

8. 25 (9. 1)

14

490

8. 2 (9)

15-16

552

9 (9. 8)

12-13

814

4. 4 (5. 8)*

14

490

4. 7 (6. 1)*

15-16

552

5. 2 (6. 2)*

12-13

814

. 9 (1. 8)

14

490

. 91 (1. 6)

15-16

552

1. 1 (2. 1)

12-13

814

2. 9 (3. 3)

14

490

2. 5 (3. 2)

15-16

552

2. 7 (3. 5)

12-13

814

18. 7 (13)*

14

490

22. 1 (13. 3)*

15-16

552

24. 5 (14)*

Preocupación

12-13

814

4. 3 (4)*

IC

14

490

5 (4. 1)*

15-16

552

5. 6 (4. 2)*

Influencia

12-13

814

2. 1 (3)*

Anuncios

14

490

2. 6 (3. 2)*

15-16

552

3 (3. 3)*

Influencia

12-13

814

1. 3 (1. 5)*

Mensajes

14

490

1. 5 (1. 6)*

15-16

552

1. 8 (1. 7)*

Influencia

12-13

814

2. 3 (1. 7)*

Modelos

14

490

2. 7 (1. 6)*

Sociales

15-16

552

3 (1. 8)*

Influencia

12-13

814

1. 84 (1. 4)

Situaciones

14

490

1. 83 (1. 4)

Sociales

15-16

552

1. 9 (1. 4)

·

·

·

Dieta

Bulimia

Control oral

CIMEC

·

·

·

·

·

* p < . 05

tabla 2: Medias (DT) MBSRQ-AS en función de la edad (continuación)
Medida

Edad

N

media (DT)

MBSRQ-AS
·

·

·

·

·

Evaluación

12-13

814

3. 2 (. 74)*

Apariencia

14

490

3. 1 (. 76)*

15-16

552

3. 07 (. 8)*

Orientación

12-13

814

3. 8 (. 6)*

Apariencia

14

490

3. 9 (. 6)*

15-16

552

3. 8 (. 6)*

Satisfacción

12-13

814

3. 5 (. 74)*

corporal

14

490

3. 4 (. 7)*

15-16

552

3. 2 (. 72)*

Preocupación

12-13

814

2. 3 (. 9)*

sobrepeso

14

490

2. 4 (. 94)*

15-16

552

2. 7 (1)*

Autoclasificación

12-13

814

3. 1 (. 6)*

peso

14

490

3. 2 (. 92)*

15-16

552

3. 2 (. 65)*

* p < . 05

3. 2. análisis de la eficacia del taller
Para explicar con mayor claridad los análisis realizados y los resultados obtenidos, nos
centraremos en cada una de las hipótesis propuestas.
1. Las alumnas que participen en el taller lograrán modificar sus actitudes y conductas hacia la
alimentación mostrando una puntuación menor en el EAT-26 tras el mismo.
2. Asimismo, tras el taller las participantes mostrarán unas actitudes más adecuadas respecto a su
imagen corporal, presentando puntuaciones más satisfactorias en los diferentes componentes del
MBSRQ-AS.

3. Y, finalmente, tras su participación en el taller, las chicas mostrarán sentirse menos incitadas a
adelgazar y / o utilizar productos de dietética y / o belleza, promovidos por la publicidad,
presentando puntuaciones menores en el CIMEC.
Para comprobar estas hipótesis aplicamos una prueba t para muestras relacionadas, empleando
como variables dependientes tanto la puntuación total de cada uno de los instrumentos, como la
puntuación en cada una de las subescalas.

Con relación el EAT-26, los resultados nos indicaron que, efectivamente, las medidas cambian
de manera significativa tras el taller, tanto en la puntuación total como en las subescalas, siendo
-1711º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA EN
LA COMUNIDAD VALENCIANA
menores en el segundo pase (Ver tabla 3 y gráfico 1): EAT-26 total: t (889) = 9. 827*, Dieta: t
(889) = 10. 435*, bulimia y preocupación por la comida: t (889) = 5. 278*, Control oral: t (889) =
6. 975*. *Significativo con p < . 05
Respecto a las subescalas del MBSRQ-AS, resultaron significativas las puntuaciones obtenidas
en las subescalas "Orientación de la apariencia" t (854) = 4. 811*, p < . 05, siendo menor en el posttest; "Satisfacción corporal" t (853) = -3. 341*, p < . 05, con una puntuación más alta en el post-test
y en la subescala "Preocupación por el sobrepeso" t (855) = 3. 730*, p < . 05, siendo menor en el
post-test. Las dos subescalas restantes (Evaluación de la apariencia y Autoclasificación del peso) no
muestran diferencias significativas. Ver tabla 3 y gráfico 2.
Por último y con relación al CIMEC, en este caso todas las puntuaciones resultaron
significativas, siendo menores en este segundo pase (ver tabla 3 y gráfico 3): CIMEC total: t (889)
= 11. 994*, preocupación IC: t (889) = 6. 256*, Influencia anuncios: t (889) = 8. 2*, Influencia
mensajes verbales: t (889) = 9. 291*, Influencia modelos sociales: t (889) = 3. 199*, Influencia
situaciones sociales: t (889) = 7. 271*. * Significativo con p < . 05.

tabla 3: Medias (DT) de los instrumentos (grupo experimental).
N

PRE

POST

t

EAT-26

890

8. 41 (9. 5)

6. 5 (8. 4)

9. 827*

·

Dieta

890

4. 8 (6. 3)

3. 4 (5. 3)

10. 435*

·

Bulimia

890

. 91 (1. 8)

. 63 (1. 6)

5. 278*

·

Control oral

890

2. 7 (3. 2)

2. 1 (3. 1)

6. 975*

MBSRQ-AS
·

Evaluación apariencia

856

3. 15 (. 75)

3. 18 (. 71)

-1. 538

·

orientación apariencia

855

3. 85 (. 6)

3. 78 (. 6)

4. 811*

·

Satisfacción corporal

854

3. 4 (. 73)

3. 5 (. 71)

-3. 341*

·

preocupación sobrepeso

856

2. 47 (. 94)

2. 38 (. 93)

3. 730*

·

Autoclasificación peso

856

3. 12 (. 61)

3. 13 (. 61)

-. 760

890

20. 5 (13. 3)

17. 3 (13. 4)

11. 994*

CIMEC total
·

preocupación IC

890

4. 65 (4. 1)

4 (4)

6. 256*

·

Influencia anuncios

890

2. 3 (3)

1. 7 (2. 7)

8. 200*

·

Influencia mensajes verbales

890

1. 4 (1. 6)

1 (1. 5)

9. 291*

·

Influencia modelos sociales

890

2. 4 (1. 7)

2. 3 (1. 9)

3. 199*

·

Influencia situaciones sociales

890

2. 4 (1. 7)

2. 3 (1. 9)

7. 271*

*Significativo con p < . 05

-1811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

UN TALLER DE PREVENCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE LA conducta ALIMENTARIA EN
LA COMUNIDAD VALENCIANA
Gráfico 1: Medias de las puntuaciones pre y post del EAT y subescalas (grupo
experimental)

10
8
6

PRE
POST

4
POST
PRE

2
0
EAT-26

Dieta

Bulimia

Control
oral

Gráfico 2: Medias de las puntuaciones pre y post de subescalas del MBSRQ-AS (grupo
experimental).

4
3, 5
3
2, 5
POST
2
Evaluación

Orientación

Satisfacción

Preocupación
sobrepeso

Autoclasificación
peso

PRE

PRE
POST

Gráfico 3: Medias de las puntuaciones pre y post del CIMEC y subescalas (grupo
experimental).

6
4
21
19

2

Preocupación

I. Anuncios

I. Mensajes

I. Modelos

I. Situaciones

IC

POST

0

PRE

17

POST

15

CIMEC

PRE

3. 2. 1. Cambios en las medidas en función de la edad en el grupo experimental.
Al comprobar que la mayoría de las puntuaciones de los instrumentos se reducían tras el taller,
tratamos de analizar si estos cambios estaban influenciados por la variable edad, esto es, qué grupo
(en función de la edad) se beneficiaba más del taller. En este sentido realizamos, un Anova de
medidas repetidas, siendo el factor ínter-sujeto la edad. Para esta variable realizamos tres grupos:
1: 12 ­ 13 años, 2: 14 años, 3: 15 ­ 16 años.
Los resultados nos indicaron que, con relación a la puntuación del EAT-26, sí existen
diferencias significativas en función del momento F (1, 889) = 87. 548*, p < . 05, siendo menores las
puntuaciones en el post-test, pero no se observó ningún otro efecto. Ver tabla 4 y gráfico 4a.
Respecto a la puntuación del CIMEC, los resultados nos indicaron que sí que existen diferencias
significativas en función del momento F (1, 889) = 141. 238*, p < . 05, observando menores
puntuaciones en el post-test, de la edad F (2, 888) = 14. 475*, p < . 05, siendo las chicas más
mayores (15 ­ 16 años) las que más alto puntúan en ambos momentos, y también se observó un
efecto momento x edad F (2, 888) = 2. 552*, p < . 05, siendo también las chicas más mayores las
que más cambian sus puntuaciones tras el taller. Ver tabla 4 y gráfico 4b.
Finalmente y con relación a las subescalas del MBSRQ-AS, los resultados nos indicaron que: en
la subescala "Evaluación de la apariencia" no se observa ningún efecto. En la de "Orientación de la
apariencia" sólo se observa un efecto momento, siendo menor la puntuación en el segundo pase F
(1, 854) = 26. 614*, p < . 05; en la subescala "Satisfacción corporal" observamos un efecto
momento, siendo mayores en el post-test F (1, 853) = 11. 754*, p < . 05, y un efecto edad siendo
las más jóvenes (12 ­ 13 años) las más satisfechas F (2, 852) = 16. 382*, p < . 05. En la subescala
"Preocupación por el sobrepeso" observamos un efecto momento F (1, 855) = 10. 952*, p < . 05,
siendo menores en el post-test y un efecto edad F (2, 854) = 16. 962*, p < . 05, siendo las de más
edad las que más se preocupan en ambos pases. Finalmente, respecto a la subescala
"Autoclasificación del peso", únicamente encontramos un efecto edad F (2, 854) = 5. 299*, p < . 05,
siendo también, en este caso, las de más edad (15 ­ 16 años) las que más puntúan. Ver tabla 4 y
gráfico 4c.

tabla 4: Medias (DT) de las puntuaciones pre y pos-test del EAT y CIMEC en función de la
edad (grupo experimental).
Medida

grupo edad

EAT-26

CIMEC

N

PRE

POST

12 ­ 13

409

8. 4 (9. 6)

6. 5 (8. 4)

14

217

7. 4 (9)

5. 7 (7. 9)

15 - 16

564

9. 2 (9. 8)

7. 2 (8. 8)

12 ­ 13

409

18. 1 (13. 1)

15. 4 (12. 8)

14

217

20. 6 (12. 7)

17. 6 (13. 4)

15 - 16

564

24. 1 (13. 3)

20 (13. 7)

Gráfico 4a: Medias de las puntuaciones pre y post del EAT-26 en función de la edad (grupo
experimental).

12-13 años

11

15-16 años

9

14 ños
15-16 años

14 ños

7
12-13 años
5
EAT Pre

EAT Post

Gráfico 4b: Medias de las puntuaciones pre y post del CIMEC en función de la edad (grupo
experimental).

12-13 años
25
23
21
19
17
15

15-16 años
14 años

14 años
15-16 años

12-13 años
CIMEC Pre

CIMEC Post

tabla<

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar