PUBLICIDAD
Última actualización web: 02/07/2022

Tratamiento de la ansiedad a los exámenes.

Autor/autores: E. Dongil Collado
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psicología general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

La ansiedad ante los exámenes constituye un grave problema no sólo por el elevado porcentaje de estudiantes que la padecen, sino también porque puede ser un factor de riesgo para el desarrollo de algunos trastornos (ansiedad, alimentación, consumo de sustancias, etc. ). Un alto número de alumnos que sufren bajo rendimiento académico, no tienen problemas relacionados con el aprendizaje o con su capacidad intelectual, sino con los niveles extremos de ansiedad que presentan ante los exámenes.

En este trabajo se describen, los procesos cognitivos implicados en la ansiedad a los exámenes y su relación con el rendimiento, explicando los procesos cognitivos que pueden generar ansiedad (valoración y afrontamiento, atribuciones, expectativas, creencias irracionales, pensamientos automáticos, autoinstrucciones, autoeficacia percibida, etc. ), los procesos cognitivos que pueden verse alterados por dicha ansiedad (atención, memoria, concentración, percepción, pensamiento, evaluación de estímulos, toma de decisiones, etc. ) y la sintomatología que suelen presentar los estudiantes con este problema (pensamientos, sentimientos y conductas). Se incluyen también, las técnicas más eficaces para reducir la ansiedad y para detectar y modificar los procesos cognitivos desajustados o inadecuados, responsables del bajo rendimiento académico.

Palabras clave: Ansiedad a los exámenes, Bajo rendimiento académico, Procesos cognitivos

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4273

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Autor:
Esperanza Dongil Collado
Universidad de Valencia
Facultad de Psicología
Dpto. de personalidad, Evaluación y tratamiento Psicológico.
m. esperanza. dongil@uv. es
webs. ono. com/atencionpsicologica

Tratamiento de la ansiedad a los exámenes

La ansiedad ante los exámenes constituye un grave problema no sólo por el
elevado porcentaje de estudiantes que la padecen, sino también porque puede ser
un factor de riesgo para el desarrollo de algunos trastornos (ansiedad, alimentación,
consumo de sustancias, etc. ). Un alto número de alumnos que sufren bajo
rendimiento académico, no tienen problemas relacionados con el aprendizaje o con
su capacidad intelectual, sino con los niveles extremos de ansiedad que presentan
ante los exámenes. En este trabajo se describen, los procesos cognitivos
implicados en la ansiedad a los exámenes y su relación con el rendimiento,
explicando los procesos cognitivos que pueden generar ansiedad (valoración y
afrontamiento, atribuciones, expectativas, creencias irracionales, pensamientos
automáticos, autoinstrucciones, autoeficacia percibida, etc. ),
los procesos
cognitivos que pueden verse alterados por dicha ansiedad (atención, memoria,
concentración, percepción, pensamiento, evaluación de estímulos, toma de
decisiones, etc. ) y la sintomatología que suelen presentar los estudiantes con este
problema (pensamientos, sentimientos y conductas). Se incluyen también, las
técnicas más eficaces para reducir la ansiedad y para detectar y modificar los
procesos cognitivos desajustados o inadecuados, responsables del bajo
rendimiento académico.

Palabras clave: ansiedad a los exámenes, procesos cognitivos, bajo rendimiento
académico.
Keywords: test anxiety, cognitive processes, low achievement.

INTRODUCCIÓN

La ansiedad es una emoción natural que nos pone en alerta ante la posibilidad de
obtener un resultado negativo. Esta reacción de ansiedad en principio es buena,
puesto que nos ayuda a prepararnos, a poner en marcha los recursos, la energía
suficiente para actuar, para obtener un resultado positivo, como por ejemplo dar una
buena imagen o aprobar un examen. Sin embargo, el temor a la reacción de
ansiedad (a los síntomas que producen malestar psicológico) lleva a algunas
personas a evitar las situaciones ante las que previamente ha surgido dicha
reacción. Así, por ejemplo, algunas personas evitan hacer exámenes, o no pueden
presentarse a los exámenes, llegando a desarrollar reacciones de náusea, vómito,
diarrea, etc. , si intentan entrar al aula. Evitando las situaciones temidas, se
consigue que no surja la ansiedad; pero esta evitación hace que aumente el temor y
la inseguridad ante las mismas, de manera que cuando no podamos evitarlas,
cuando tengamos que volver a enfrentarnos a ellas, surgirán reacciones de
ansiedad más fuertes. De esta manera habremos desarrollado una fobia a tales
situaciones.
La ansiedad ante los exámenes constituye un grave problema no sólo por el
elevado porcentaje de estudiantes que la padecen sino también porque ejerce un
efecto muy negativo sobre el rendimiento. Sabemos que un número muy alto de
alumnos que sufren fracaso escolar no tienen problemas relacionados con el
aprendizaje o con su capacidad sino con los niveles extremos de ansiedad que
presentan ante los exámenes. En nuestro país, se estima que en enseñanza
primaria y secundaria, aproximadamente entre el 15-25% de los estudiantes
presentan niveles elevados de ansiedad ante los exámenes (Escalona y MiguelTobal, 1996).
Los efectos que la ansiedad tiene sobre el rendimiento son bastante claros y se
producen fundamentalmente ante determinadas condiciones: cuando las
instrucciones son amenazantes (p. e. de este examen depende tu futuro, si
suspendes tendrás que repetir. . . ); cuando hay presión de tiempo, sobre todo,
cuando el tiempo para su realización es corto; y cuando la tarea es compleja y
requiere de un alto nivel de concentración. Ante estas condiciones el estudiante
ansioso presentará una reducción considerable de su rendimiento. Como puede
apreciarse, estas son las características habituales de los exámenes en nuestro
país, lo que permite concluir que tal y como está establecido el sistema educativo
actual los sujetos ansiosos tienen serias dificultades para reflejar su nivel real de
preparación, por lo que mostrarán reducciones de gran magnitud en su rendimiento.

ESTRÉS Y ACTIVIDAD COGNITIVA

La ansiedad actúa sobre nuestros procesos cognitivos. El efecto puede ser positivo
o negativo, dependiendo de la cantidad de estrés. En una primera etapa (con
niveles moderados) produce una mejora del rendimiento:
­ La preocupación inicial nos pone en marcha.
­ La ansiedad está estrechamente relacionada con la atención,
inicialmente la ansiedad nos alerta.
­ Tenemos más capacidad para relacionar conceptos.
­ Aumenta la velocidad de procesamiento, pensamos más deprisa,
anticipamos, etc.
­ La activación fisiológica nos dota de más recursos.
­ Nuestra conducta es más ágil, más rápida.

EVALUACION DE LA ansiedad DE PRUEBA

Test Anxiety Inventory (TAI, Spielberger, 1980)
­ Total
­ Preocupación
­ Emocionalidad
inventario de Situaciones y Respuestas de ansiedad (ISRA, Miguel Tobal y
Cano Vindel, 1986, 1988)
­ F1: ansiedad de evaluación
­ S1: Situación de examen

SINTOMATOLOGIA

La sintomatología que manifiestan los estudiantes con este problema es muy
variada:
­

­

­
­

Respuestas cognitivas, tales como preocupación excesiva sobre su actuación y
las consecuencias de una mala ejecución, comparación con el resto de los
compañeros, pensamientos de autocrítica, falta de concentración, etc.
Respuestas fisiológicas: molestias gástricas, náuseas, vómitos, diarrea,
dificultad para conciliar el sueño, cefaleas, tensión muscular, temblores,
respiración rápida y superficial, etc.
Conductas observables o motoras: hiperactividad, movimientos repetitivos e
incluso, en determinados casos, la evitación del examen o del centro escolar
Estos síntomas tienden a incrementarse a medida que se aproxima el examen.
A ello hay que sumar el cambio que suele producirse en el estilo de vida de
muchos estudiantes, fundamentalmente universitarios, en época de exámenes

ya que tienden a aumentar el consumo de cafeína, tabaco, sustancias
psicoactivas, tranquilizantes, etc.

DIAGNOSTICO

El problema de la ansiedad a los exámenes no supone en sí un trastorno
mental, pero puede estar asociado a:





Trastornos de ansiedad
Trastornos de la alimentación
Trastornos relacionados con sustancias
trastorno adaptativo

PROBLEMA ACADÉMICO

El objeto de atención clínica es un problema académico que no se debe a un
trastorno mental. Un ejemplo es la existencia de un patrón gradual de fracaso o
la presencia de pocos logros significativos en una persona con una capacidad
intelectual adecuada en ausencia de un trastorno del aprendizaje o de la
comunicación o cualquier otro trastorno mental que pudiera explicar el
problema. No todos los exámenes afectan de la misma manera, las
consecuencias más severas se producen fundamentalmente ante determinadas
condiciones:




Cuando las instrucciones son amenazantes (p. e. de este examen depende tu
futuro, si suspendes tendrás que repetir. . . ).
Cuando hay presión de tiempo, sobre todo, cuando el tiempo para su
realización es corto.
Cuando la tarea es compleja y requiere de un alto nivel de concentración.

Ante estas condiciones el estudiante ansioso presentará una reducción
considerable de su rendimiento Sin embargo, la interpretación subjetiva y las
diferencias individuales juegan un papel fundamental.
Para explicar esta disminución del rendimiento en tareas difíciles se recurre a
los procesos cognitivos superiores, especialmente la atención. Las personas
que reaccionan con una fuerte reacción de ansiedad en situaciones de estrés,
generan muchas cogniciones o pensamientos negativos que interfieren sobre
la atención que el individuo debe prestar a la tarea que está realizando.
Para paliar este problema, en los últimos años se están desarrollando diversos
programas de intervención psicológica cuyo objetivo es que los estudiantes
aprendan técnicas para el control de la ansiedad ante los exámenes y que en
definitiva, mejoren su rendimiento.
Estos programas son de carácter grupal, lo que fomenta la motivación entre
sus participantes, e incluyen el aprendizaje de diversas técnicas psicológicas
como entrenamiento en relajación muscular y respiración abdominal, técnicas
de solución de problemas y autoinstrucciones, cambio en hábitos de vida. . .
Sobre las relaciones entre ansiedad y estrés con procesos cognitivos se han
estudiado también otros procesos cognitivos como la categorización, la
evaluación de estímulos, los juicios, la toma de decisiones y la solución de
problemas. Por lo general, las conclusiones que se extraen de estos estudios
es que cuando un individuo se encuentra sometido a una situación de estrés,
como por ejemplo, una situación de examen, o hablar en público (ansiedad de
evaluación), sufre un deterioro en su funcionamiento cognitivo normal, que
acarrea un peor rendimiento en dichas situaciones.
La ansiedad puede disminuir el rendimiento por varias vías, como son: (1) los
estudiantes más ansiosos pueden evitar la situación de estudio, para disminuir
el malestar que les produce la ansiedad; (2) los estudiantes con más ansiedad
pueden haber desarrollado peores hábitos de estudio, en cuanto a tiempo de
estudio, estructuración de la información, etc. ; (3) durante la situación de
examen, o a la hora de hablar en público, la ansiedad puede generar muchos
pensamientos negativos que interfieren sobre la atención; (4) la ansiedad
puede afectar a la memoria, disminuyendo el número de palabras que se
recuerdan o usan, de manera que no se puede recuperar algunas
informaciones almacenadas; (5) la ansiedad puede dificultar tareas de
pensamiento como la toma de decisiones, o la solución de problemas, creando
así dificultades para actuar correctamente en la situación que provoca el
estrés.

Existen programas de reducción de ansiedad ante los exámenes (Escalona y
Miguel-Tobal, 1996) que han demostrado su eficacia a la hora de reducir la
ansiedad y mejorar el rendimiento. La combinación de técnicas cognitivas de
reducción de ansiedad con relajación es muy eficaz a la hora de reducir los miedos,
pensamientos negativos, etc. , así como la activación fisiológica, los dos grandes
responsables de las alteraciones cognitivas que hacen disminuir el rendimiento en
tareas complejas.

Procesos cognitivos que pueden generar ansiedad y procesos cognitivos que
pueden verse alterados por la ansiedad
Procesos cognitivos que pueden
generar ansiedad:










valoración y afrontamiento
atribuciones
expectativas negativas
creencias irracionales
pensamientos automáticos
pensamientos deformados
autoinstrucciones
autoeficacia percibida
metacognición

Procesos cognitivos que pueden
verse alterados por la ansiedad:









atención
memoria
pensamiento
categorización
evaluación
de
estímulos
juicios
toma de decisiones
solución de problemas

Valorar de manera exagerada la amenaza que puede acarrear una determinada
situación de examen nos lleva a reaccionar con demasiada ansiedad ante dicho
examen, lo que puede provocar un mal rendimiento y, paradójicamente, un
incremento de la ansiedad ante dicha situación.
Tener un elevado nivel de ansiedad asusta a muchas personas, lo que puede
provocar más ansiedad. En cambio, una valoración de la situación de examen como
un desafío, puede ayudarnos a manejar la ansiedad. La reestructuración cognitiva
debe ir encaminada a producir una reinterpretación de la situación de examen:
desde la amenaza al desafío. Hay que tener en cuenta que una persona puede
tener buenos recursos y no valorarlos como tales. Por lo tanto, no sólo hay que
mejorar los recursos de afrontamiento, sino también su percepción o valoración.
El tipo de atribuciones que realizan las personas está relacionado con su nivel de
ansiedad. Los sujetos con alta ansiedad ante los exámenes, cuando aprueban,
hacen atribuciones externas ("aprobar no depende de uno mismo"), temporales
("esta vez he aprobado") e incontrolables ("he tenido suerte"); en cambio, hacen
atribuciones internas, permanentes e incontrolables cuando suspenden. Es decir,
tienden a pensar "este examen era muy fácil", si han aprobado; pero pensarán "soy
tonto", si suspenden. Por el contrario, un sujeto con baja ansiedad ante los
exámenes tiende a hacer atribuciones internas tanto para el éxito como para el
fracaso, si bien en el primer caso (cuando aprueba) las atribuciones son también
permanentes y controlables, mientras que en el segundo caso (cuando suspende)
serán controlables y temporales (esta vez).

Las diferencias de estilo atribucional entre estos dos tipos de individuos van a ser
responsables de la diferente experiencia que van a ir acumulando unos y otros. Así,
los sujetos con baja ansiedad ante los exámenes, por su estilo atribucional pueden
ir acumulando cada vez más seguridad ante la tarea de hacer exámenes; mientras
que el estilo atribucional observado en los sujetos con alta ansiedad ante los
exámenes les puede llevar a sentirse cada vez más ansiosos ante las situaciones
de evaluación.
En el marco del Master en Intervención en la ansiedad y el estrés de la Universidad
Complutense de Madrid se está llevando a cabo desde hace más de seis años un
programa de intervención para reducir la ansiedad ante los exámenes en escolares
de enseñanza secundaria y universitarios. Problema que se calcula afecta a uno de
cada cinco estudiantes. El programa se puede aplicar de manera individual o grupal
y consta de las siguientes fases: (1) una primera fase informativa; (2) una segunda
de entrenamiento en relajación muscular progresiva; (3) una tercera de
entrenamiento en auto-instrucciones; (4) una cuarta en la que se alternan
desensibilización sistemática y solución de problemas (bien una técnica, bien la
otra); y (5) una quinta sobre recomendaciones finales. Se desarrolla en 14-16
sesiones y se obtienen excelentes resultados (Escalona y Miguel-Tobal, 1996) con
disminuciones importantes del nivel de ansiedad, tanto en el ISRA (Miguel-Tobal y
Cano-Vindel, 1986) como en el TAI (Spielberger, 1980), así como incrementos
significativos en el rendimiento, evaluado éste por la nota media de las
calificaciones escolares.

PROGRAMA

fase 1. SESION INFORMATIVA
Explicación teórica de las bases de la ansiedad, sus manifestaciones así como las
situaciones potencialmente ansiógenas haciendo especial hincapié en las
situaciones de evaluación y más concreto, en la situación de examen así como
explicando la relación existente entre ansiedad de rendimiento.
FASE 2. ENTRENAMIENTO EN RELAJACIÓN MUSCULAR PROGRESIVA
La técnica empelada es la relajación muscular progresiva de Jacobso (1938), en la
versión abreviada por Wolpe (1973) dividida en cinco sesiones de periodicidad
semanal. Antes de iniciar el entrenamiento se explica a los participantes el objetivo
de la técnica así como los efectos que conseguirán con su entrenamiento,
enfatizando la importancia de la práctica diaria en casa.

FASE 3. ENTRENAMIENTO EN AUTOINSTRUCCIONES
Se aplica el entrenamiento de Meichembaum (1977). El objetivo fundamental es
informar a los participantes de la relación existente entre pensamiento y emoción y
aprender a identificar pensamientos negativos que puedan estar influeyendo en la
ansiedad ante los exámenes y a sustituirlos por pensamientos más positivos, todo
ello de cara a que aprendan a reinterpretar la situacón como amenzazante o
ansiógena. Aplicación en 3 sesiones.
FASE 4. DESENSIBILIZACIÓN SISTEMATICA
(Programa 1)
De cara a desensibilizar la situación de examen se aplica individualmente una
desensibilización sistemática realizando jerarquías específicas para cada
participante.
FASE 4. SOLUCION DE PROBLEMAS.
(Programa 2)
Entrenamiento de Goldfried y Goldfried (1980) dirigido al aprendizaje de estrategias
de afrontamiento para superar con éxito distintos problemas cotidianos. Se explica
la técnica y los distintos pasos para aprender a resolver problemas de forma eficaz,
relacionados fundamentalmente con el ámbito educativo.
FASE 5. RECOMENDACIONES FINALES
Expuestas en una sesión informativa en la que se exlican diversas patas a introducir
en su estilo de vida, que serían beneficiosas para afrontar adecuadamente el
examen; así mismo se realiza el respaso general de los aspetos más relevantes del
programa.

(Programa 1):
APLICACION: Grupal e Individual
CRITERIO DE SELECCION: Puntuación superior al centil 75 en F1 (ansiedad de
evaluación) del ISRA (Inventario de Situaciones y Respuestas de ansiedad, Miguel
Tobal y Cano Vindel, 1986, 1988).
NUMERO DE SESIONES: 16 sesiones.

(Programa 2):
APLICACION: Grupal
CRITERIO DE SELECCION: Puntuación superior al centil 75 en F1 (ansiedad de
evaluación) del ISRA (Inventario de Situaciones y Respuestas de ansiedad, Miguel
Tobal y Cano Vindel, 1986, 1988).
NUMERO DE SESIONES: 14 sesiones

Referencias
Escalona, A. & Miguel-Tobal, J. J. (1996). La ansiedad ante los exámenes: evolucion
histórica y aportaciones prácticas para su tratamiento. ansiedad y estrés, 2(2-3),
195-209

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar