Última actualización web: 30/11/2020

El pensamiento mágico y la psiquiatría.

Autor/autores: Fernando García de Haro
Fecha Publicación: 01/01/2002
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo: 

RESUMEN

La psiquiatría es una disciplina agónica en el sentido griego de la palabra, que lucha por salir del estadio mágico para instituirse como disciplina plenamente racional.

Durante la conferencia se van a analizar los componentes mágicos/no racionales que sirven de fundamento a algunas de las doctrinas más usadas por los psiquiatras, tanto para la interpretación teórica como para la práctica terapeútica. Para ello se establecen criterios nítidos de diferenciación entre el pensamiento mágico y el pensamiento racional. Se aborda el mito de que la mente es inestudiable mediante el método científico/racional y se estudia los componentes mágicos de disciplinas como el psicoanálisis, y sobre todo del psicoanálisis de Lacan, que se base en el rechazo de la racionalidad.
La psicología y la psiquiatría han salido con mucha dificultad del terreno de las interpretaciones mágico/religiosas. Hasta hace bien poco, casi todas las enfermedades mentales se las catalogaba como enfermedades del espíritu, y se las atribuía a influencias demoniacas o de espíritus malignos. Y todavía continuamos confundiendo la noción de alma o espíritu como la de mente. El alma es un concepto religioso, completamente cerrado y elaborado que no admite modificaciones. No requiere justificaciones racionales ni pruebas objetivas; es un objeto de creencia.

Por su parte, el concepto de mente es científico/racional. No está cerrado, admite toda clase de modificaciones que vayan descubriendo la investigación y no requiere un acto de fe, sino que es una realidad objetiva que se nos va presentado al estudiarnos a nosotros mismos.

El concepto de alma pertenece a un orden de pensamiento muy distinto que el que sustenta al de mente. Pero ambos órdenes están estrechamente interconectados en la mente humana, sobre todo cuando se hace referencia a un tema tan importante afectivamente y que constituye el núcleo de nuestras preocupaciones básicas, como son el sentido de la vida y la supervivencia después de la muerte. Por muy racional y científico que se sea, estas preguntas están latentes en todos nosotros y las respuestas religiosas que hemos aprendido están siempre presentes e influyen en nuestros conceptos, a veces sin que seamos conscientes de ello, y de la manera más sutil.

En esta conferencia vamos a intentar ver cómo los conceptos mágicos/religiosos están presentes, y a veces de una manera descarada, en muchas corrientes psiquiátricas actuales. Y para ello vamos a empezar haciendo una distinción entre las distintas maneras o modos de trabajo del cerebro, o si se quiere expresar de otra forma, entre los diferentes órdenes de pensamiento.

El cerebro humano tiene tres formas fundamentales de trabajar: 1ª. Modo animal; utilizando la información psíquica acumulada a lo largo de la evolución y contenida en los genes, los instintos y la afectividad. 2ª. Modo mágico/analógico, que comprende a su vez el modo onírico y el mágico/religioso, que explicaremos a continuación, y 3ª. El modo racional.

-----

Este archivo no está actualmente disponible para su descarga.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-1760

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar
psiquiatria.com - Portal número 1 en salud mental en lengua castellana