PUBLICIDAD
Última actualización web: 06/12/2022

Diagnóstico comparativo basado en variables psicosociales con pacientes diagnosticados de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.

Autor/autores: Juan Francisco López Paz
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Esta investigación pretende comparar el grupo de pacientes con enfermedad de Crohn con aquellos diagnosticados con Colitis Ulcerosa atendiendo a variables psicosociales como el clima social, la motivación y la ansiedad (Moos et al. , 1984; Miguel & Cano, 1986; Pelechano, 1990) así como variables médicas (estado analítico y prescripción de fármacos). Esta comparativa se ha establecido conforme, a su vez, a una clasificación por grupos de edad, fundamentalmente, edad adulta y vejez. Se trata de un diseño experimental donde se contemplan dos grandes grupos de estudio, por un lado, el grupo clínico sometido a un tratamiento basado en la tensión y distensión muscular (método Jacobson) y, por otro, el grupo control.

La muestra de 156 pacientes ha sido recogida en centros hospitalarios del País Vasco con un muestreo aleatorio y estratificado por periodos de edad (entre juventud, mediana edad, presenectud, tercera y cuarta edad). Se realizaron las mediciones pre y postratamiento con estos pacientes. Los análisis estadísticos se han establecido en base a la t-Student y el análisis multivariante, obteniendo resultados favorables respecto a la intervención terapéutica y eminentemente dominante en los casos de Colitis Ulcerosa.

Palabras clave: crohn, colitis ulcerosa


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4112

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Diagnóstico comparativo basado en variables psicosociales con pacientes de
enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa

Diagnosis based on comparative psychosocial variables in patients
with Crohn´s Disease and Ulcerative Colitis
Dr. D. Juan Francisco López Paz
Universidad de Deusto (Vizcaya)

ABSTRACT
This research aims to compare the group of patients with Crohn´s Disease with those diagnoses with
Ulcerative Colitis in response to psychosocial variables as the social climate, the motivation and
anxiety (Moos et al. , 1984; Miguel & Cano, 1986; Pelechano, 1990) as well as medical variables
(state analytical and prescription drugs).
This coomparison has been set up in turn to a raking by age group, basically, adulthood and old age.
This is an experimental design which are two samples, on the one hand, the group subjected to a
clinical treatment based on tension and muscle relaxation (Jacobson method), and for the control
group.
The total sample of 156 patients had been taken into hospital in the Basque Country with a random
sampling and stratified by age periods (among youth, middle age, presenectud, third and fourth age).
Measurements were conducted before and after treatment with these patients.
Statistical analysis have been established on the basis of the t-student and multivariate analysis,
obtaining results favorable to the therapeutic intervention and eminently dominant in the cases of
ulcerative colitis.

RESUMEN
Esta investigación pretende comparar el grupo e pacientes con enfermedad de Crohn con aquellos
diagnosticados con Colitis Ulcerosa atendiendo a variables psicosociales como el clima social, la
motivación y la ansiedad (Moos et al. , 1984; Miguel & Cano, 1986; Pelechano, 1990) así como
variables médicas (estado analítico y prescripción de fármacos).

1

Esta comparativa se ha establecido conforme, a su vez, a una clasificación por grupos de edad,
fundamentalmente, edad adulta y vejez. Se trata de un diseño experimental donde se contemplan dos
grandes grupos de estudio, por un lado, el grupo clínico sometido a un tratamiento basado en la
tensión y distensión muscular (método Jacobson) y, por otro, el grupo control.
La muestra de 156 pacientes ha sido recogida en centros hospitalarios del País Vasco con un muestreo
aleatorio y estratificado por periodos de edad (entre juventud, mediana edad, presenectud, tercera y
cuarta edad). Se realizaron las mediciones pre y postratamiento con estos pacientes.
Los análisis estadísticos se han establecido en base a la t-Student y el análisis multivariante,
obteniendo resultados favorables respecto a la intervención terapéutica y eminentemente
dominante en los casos de Colitis Ulcerosa.

1. Introducción
En las patologías Colitis Ulcerosa y enfermedad de Crohn, denominadas como Enfermedad
Inflamatoria Intestinal, se constata un comienzo gradual y una duración indefinida que, a menudo,
causa gran sufrimiento. Cualquier enfermedad crónica es, habitualmente, el resultado directo del
estilo de vida que se adopta - qué y cuánto se come, bebe y fuma, cómo y cuánto ejercicio físico se
practica, cómo se enfrenta con estresores de vida (Burish, T. y Bradley, L. . 1983).
" Dos tercios tenían que cambiar sus trabajos rutinarios, el 85
por ciento tenía problemas con sus vidas sociales cuando los
síntomas eran severos, y la mitad de los pacientes presentaron
generalmente irritabilidad con sus familias llegando a ser un
problema durante una crisis " (Mallet, S. , Lennard-Jones, J. y
Gilm, E. , 1978, p. 620).
Este tipo de enfermedad puede ser entendida como cualquier proceso de alteración que es
progresivo, permanente y recurrente.
No obstante, " estos pacientes con enfermedad Inflamatoria
Intestinal experimentan daño funcional moderado más en lo
social y psicológico que en la dimensión física " (Drossman, D. ,
Patrick, D. , Mitchell, C. , Zagami, E. y Appelbaum, M. , 1989,
p. 1385).

2

La incidencia de esta enfermedad, y más concretamente de la enfermedad de Crohn, crece
progresivamente en las dos últimas décadas. Afecta, fundamentalmente en países de Europa y
Norteamérica, de 5 a 7 personas por cada 100000 habitantes con una edad de comienzo entre los 20 y 30
años (Zuckerman, M. y Briones, D. , 1989; Künsebeck, et al. , 1990; Maunder et al. , 1997; Rodees, et al.
2007).
Es un tipo de enfermedad con una etiología y evolución multifactorial poco estudiada en el ámbito
psicológico, a pesar de su desconocimiento y progresiva incidencia en países industrializados como el
nuestro (Schwarz, S. y Blanchard, E. , 1991; Smith, G. et al. , 2002).
A pesar de que la literatura respecto a la enfermedad Inflamatoria Intestinal es contradictoria,
sobre todo, en la relación de factores psicológicos y emocionales a dicha enfermedad, conviene hacer
un desglose de aquellos factores que pueden ser determinantes en la misma. Estos pueden ser,
fundamentalmente, de cuatro tipos: etiológicos, recurrentes, consecuentes y de adhesión al tratamiento.
La conexión de factores emocionales y psicológicos con la enfermedad Inflamatoria Intestinal origina
una controversia utilizada durante muchos años. Parte de la misma se centra en si un cierto tipo de
personalidad precede la ocurrencia de esta enfermedad o si, por el contrario, ésta contribuye al
desarrollo de ciertos rasgos de personalidad.
Murray es uno de los primeros profesionales del cuidado de la salud que sugiere una relación entre rasgos
de personalidad, trastornos emocionales, y el desarrollo de esta enfermedad (Murray, 1930 en HivelyPetillo, M. , 1985).
Algunos autores como Sperling, en las décadas de los 60 y 70 (siglo XX) dentro de un gran debate,
consideran que la Colitis Ulcerosa tiene claros orígenes psicosomáticos, mientras que otros como
Mendeloff y Feldman sostienen que es una condición puramente fisiológica (Zuckerman, M. y
Briones, D. , op. cit. ).
La investigación clínica en trastornos crónicos parece cambiar en las últimas décadas. Se pasa de un
punto de vista puramente fisiológico de las enfermedades - considerando especialmente los datos
exactos de laboratorio y diseños experimentales de acercamientos altamente formalizados - a otro de
carácter holístico que abarca el informe del enfermo como sujeto con sentimientos y emociones
enmarcados en su vida diaria y bienestar. Esto refleja una mayor sensibilización hacia los aspectos
psicosociales de enfermedad.

3

La corriente resultante de estas últimas décadas viene plasmada por aquellos que creen,
concretamente, que la enfermedad Inflamatoria Intestinal tiene una etiología multifactorial y los
aspectos emocionales están en parte implicados (Hornsby, L. , 1970; Murray, J. , 1984; Smith, G. Et
al. , 2002).
Aún así, y sin ánimo de desmarcarse de la perspectiva anteriormente mencionada, surge otro punto de
vista de carácter indeterminado en el que se acentúan los factores psicológicos en conexión con
físicos y sociales, estableciendo relaciones pero sin dirección. No se habla en ningún momento de
causa y efecto sino de simple correlación (Whitehead, W. y Schuster, M. , 1982; Riley, S. , Mani, V. ,
Goodman, M. y Lucas, S. , 1990; Searle, A. y Bennett, P. , 2001; Little, S. et al. , 2006).
En consecuencia, podemos destacar cuatro grandes y destacadas perspectivas, entre otras, relativas
a las patologías de Crohn y Colitis Ulcerosa: en primer lugar, la perspectiva psicosomática que se
fundamenta en la estrecha relación entre alteraciones psíquicas y la actividad de enfermedad.
Esta perspectiva cuenta, entre otros, con autores como Sullivan, Engel, Murria, Paulley, Hislop,
Groen. En segundo lugar, la fisiológica con autores como Wright, Kadish, Mendeloff, Siegal,
Brignola, Asakura, Feldman, y cuya base se refiere a la medición de actividad de enfermedad
apoyada por datos clínicos y de laboratorio. En tercer lugar, la perspectiva multifactorial
sustentada por Lipton, Whybrow, Mitchell, Kane, Drossman, Verhoef, Sutherland; esta corriente
mantiene que la etiología de estas enfermedades sugiere una interacción de múltiples factores como
genéticos, infecciosos, ambientales, inmunológicos. Y, finalmente, la perspectiva indeterminada
que reconoce que parecen establecerse conexiones, correlaciones entre diversos factores como
físicos, psicológicos, sociales.
Estas grandes perspectivas, sin duda, siguen actualmente vigentes aunque con distintos grados de
apoyo y seguimiento científico, coadyuvado por la calidad, número y contribuciones de los
distintos estudios.

2. Patologías crónicas y enfoque de investigación

En el campo médico se ha investigado, aproximadamente durante un siglo, en el caso de la Colitis
Ulcerosa y, unas seis décadas en la enfermedad de Crohn, y se reconoce que aún falta mucho por
investigar y descubrir sobre las mismas.

4

Se ha pasado, por consiguiente, de una concepción de medicina tradicional en la que se entiende la
salud como algo a conservar y recuperar, a una nueva concepción en la que la salud es algo a
desarrollar y mejorar, la psicología de la Salud. Es decir, mientras en la medicina tradicional la
enfermedad se ataja de forma invasiva mediante procedimientos físicos y químicos, con la nueva
disciplina la intervención es no invasiva, actuando, fundamentalmente, sobre los hábitos de conducta
de los sujetos.
Reig (1985) define esta disciplina como:
" Campo multi-interdisciplinario promovido principalmente por
psicólogos y médicos, que se proponen como objetivo básico
el progreso e integración de los conocimientos y técnicas de
las ciencias biomédicas, conductuales y otras disciplinas
relacionadas para lograr, primero, comprender, tratar y
rehabilitar los procesos de enfermedad, y segundo, promover
y mantener o intensificar la salud " (op. cit. , p. 7).
En consecuencia, la Medicina Comportamental es un conjunto integrado de conocimientos
biopsicosociales relacionado con la salud y la enfermedad físicas.
El principal desafío de esta disciplina es la enfermedad crónica (génesis y mantenimiento), muy
influido por los factores conductuales y el estilo de vida de las personas. De ahí que deba darse una
mútua y estrecha colaboración entre la psicología y la Medicina.
El enfoque cognitivo-conductual reconoce el papel crítico de creencias implícitas, valores,
expectativas y autoconcepto en determinados comportamientos. Es la realización de conductas y
estilos de vida lo que contribuye a la salud y enfermedad favoreciendo la evolución de la disciplina,
Medicina Comportamental. Esta disciplina incorpora a los tratamientos médicos convencionales las
estrategias cognitivo-conductuales comúnmente utilizadas en la terapia de conducta.
En suma, la continua interacción entre el individuo y su entorno influye sobre lo que él piensa, siente,
hace y, consecuentemente, su relativa salud o enfermedad.
El común denominador a través de este tipo de acercamiento parece ser, por un lado, el interés en
el origen y modificación de cogniciones, sentimientos del enfermo, así como también de conductas

5

y, por otro, el compromiso manifiesto para el uso de procedimientos de terapia de conducta
destinados a promover el cambio de ese comportamiento no deseado. De ahí que el terapeuta se
preocupe de la contribución de cogniciones, afectos y patrones de conducta al mantenimiento de
problemas psicológicos y físicos.
Los terapeutas bajo la concepción de la modificación cognitivo-conductual generalmente han
adoptado un punto de vista de cambio que Bandura ha denominado "determinismo recíproco"
(Meichenbaum, D. , 1977; Bandura, A. , 1978), presentado por autores con diferentes bases teóricas
(Klein, G. , 1970; Wachtel, P. , 1977; Drossman, D. , 1999; Gathchel, R. y Oordt, M. , 2003).
Este punto de vista sostiene que el cambio conductual es un reflejo de las relaciones íntimas entre
las estructuras cognitivas del paciente (esquemas, creencias), los procesos cognitivos
(pensamientos automáticos, diálogo interno, imágenes), las conductas interpersonales, y las
consecuencias interpersonales e intrapersonales.
Las terapias cognitivo-conductuales enfatizan que el afecto y cognición son más eficazmente
modificables a través de cambios en la conducta (Mahoney, M. , 1979; Bandura, 1983).
Es el componente educacional de la terapia cognitivo-conductual aquel que orienta en ese intento
por ayudar a este enfermo crónico a reconceptualizar sus problemas, cambiar lo que cree de sí
mismo referido a la presentación de problemas o reacciones de estrés inicial, y comenzar a señalar
el camino hacia estrategias concretas de intervención.
Desde aquí se contempla la perspectiva cognitivo-conductual, y concretamente un primer paso de
raiz conductista, a partir de la intervención (entrenamiento) en relajación propuesta para los
enfermos crónicos de la muestra de esta investigación. De tal forma que la hipótesis general de la
misma es que los enfermos con estas patologías, con el entrenamiento psicológico en relajación,
mejorarán su estado en cuanto a aspectos psicosociales como la motivación y el clima familiar
frente a los no tratados psicológicamente.
Tanto desde el punto de vista médico como psicológico, los profesionales deben unir sus esfuerzos
y coordinarse para ir logrando datos más clarificadores y concluyentes, de manera que a medio
plazo podamos llevar a cabo mejores y más eficaces intervenciones multidisciplinares
(acercamiento interdisciplinar) (Gallagher, R. , McCann, W. , Jerman, A. , Hughes, J. , Langelier, R.
y Stewart, F. , 1990; Blumberg, R. , 2001).

6

El propio enfermo, y más aún el que padece esta enfermedad inflamatoria, debe percibir esa
colaboración entre los distintos profesionales médicos, psicólogos, enfermeras, en nuestro caso, del
ámbito hospitalario.
En la actualidad, los estudios que se están llevando a cabo continúan relacionando importantes
variables (acontecimientos vitales, afrontamiento) no sólo con su etiología sino también con su
evolución y recurrencia (Duffy, L. y otros, 1991; Gerson, M. , Greca, G. y Nathan-Virga, S. , 1993;
Rhodes, A. et al. , 2007).
En el caso de esta investigación, pretendemos valorar el perfil diagnóstico de ambas enfermedades,
Colitis Ulcerosa y Crohn, atendiendo especialmente a variables psicosociales como, entre otras, el
clima social, la motivación; y constatar posibles diferencias entre las mismas y con respecto a la etapa
evolutiva en consonancia con una intervención específica bajo la perspectiva cognitivo-conductual. Se
trata, en definitiva, de conocer y reconocer estas patologías crónicas como disfunciones que afectan a
importantes parámetros para la calidad de vida del propio paciente.

3. Método

de investigación

El objetivo fundamental de la metodología a desarrollar para este estudio experimental es detectar el
posible efecto de una determinada variable que se manipula - variable independiente (entrenamiento
en relajación) sobre variables dependientes como la ansiedad, clima social y motivación. Será
importante destacar entre la enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, así como diferenciar entre
adultos y mayores.
Entre las hipótesis que conforman el estudio se pueden destacan: una primera hipótesis relativa a
que los enfermos diagnosticados de enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, tras el entrenamiento
psicológico en relajación, presentarán un mejor clima familiar que los no tratados
psicológicamente. Una segunda hipótesis que contempla que los enfermos diagnosticados de
enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa, tras el entrenamiento psicológico en relajación,
presentarán un nivel más alto de motivación de ejecución que los no tratados psicológicamente.
Comprobamos que el entrenamiento no parece haber influído en los distintos niveles de ansiedad
respecto al rendimiento. Una tercera hipótesis relativa a que estos enfermos, tras dicho
entrenamiento, presentarán un nivel más bajo de ansiedad que los no tratados psicológicamente.
Una cuarta hipótesis que se refiere a, tras el entrenamiento, la mejora de su estado físico respecto
al grupo control. Una quinta hipótesis donde se destaca la mejora del nivel de ansiedad, sobre todo
7

en su componente cognitivo, para aquellos pacientes que se sometan al tratamiento en relajación. Y
finalmente, una sexta hipótesis que contempla demostrar la mejora en el nivel de ansiedad de los
mayores de 60 años sometidos al tratamiento psicológico.
Para ello, siguiendo un muestreo estratificado, debemos mantener constantes los efectos de otras
variables que pueden afectar al experimento - variables extrañas (sexo, edad, estado civil, nivel
sociocultural), evitando un sesgo en sus resultados finales.
Esta investigación de carácter propiamente experimental se lleva a cabo en el hospital de
Galdácano (Vizcaya) con sujetos adultos de edades comprendidas entre los 55 y 77 años, en
idéntica proporción en relación a la variable sexo. Estos son diagnosticados de Enfermedad
Inflamatoria Intestinal y, más específicamente, de enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa.
Aquellos sujetos que presentan un carácter inespecífico son excluídos de dicha investigación.
Los sujetos son incluídos en esta investigación de forma aleatoria, conforme a una citación médica
previa, en Consultas Externas de Digestivo del mencionado hospital.
Todos ellos tienen iguales oportunidades de ser asignados a cualquiera de los dos grupos de la
investigación. Se distribuye a los sujetos en un número de 72 para el grupo clínico (aquellos que
son sometidos a un entrenamiento individual en relajación y su correspondiente tratamiento médico
farmacológico), y otros 84 sujetos para el grupo control (sujetos sometidos única y exclusivamente
a su correspondiente tratamiento médico farmacológico).

Muestra

grupo Clínico

grupo Control

Totales

< 65 años

38

43

81

> 65 años

34

41

75

Totales
72
84
156
tabla 1. 1: Desglose de la muestra de investigación, atendiendo al tipo de grupo y la franja
de
edad (< y > 60 años)

8

El conjunto global de los sujetos, que cubre el intervalo de edad anteriormente mencionado,
presenta una media de 68 años. Y su estado civil, en una mayoría del 70%, se define como casado.
Asimismo, los niveles socioculturales más destacados de la muestra son, por un lado, obreros con
estudios primarios o sin ellos (66%) y sujetos con estudios de bachillerato en cuadros técnicos
bajos (13%).
Por otro lado, la evolución de la enfermedad en esta muestra se presenta muy repartida en el
intervalo de 0 a 20 años, con destacados picos en los 2 y 3 años (respectivamente, 18% y 15%).
Así como el dato sobre el tiempo transcurrido desde el último brote que oscila entre 1 y 120 meses,
también muy repartido, con 2 meses como el dato más repetido (13%). Y, el 36, 7% de la muestra
ha sido intervenido quirúrgicamente en relación a la enfermedad, al menos, una vez.
Solamente, el 13% se encuentra en situación de brote al comienzo de esta investigación.
En cuanto a la variable independiente, ésta es el entrenamiento en relajación que se aplica
únicamente al grupo de tratamiento. Esta variable va a definir el cambio obtenido o simplemente
esperado en el grupo de tratamiento en relación con el grupo control. Este entrenamiento se basa
en la relajación Progresiva de Jacobson (Jacobson, E. 1974).
Jacobson demostró que después del entrenamiento en relajación se produce un descenso de la tasa
del pulso y de la presión sanguinea. Una serie de estudios, al principio de los años sesenta revelan
una reducción de la conducta de la piel y de la tasa respiratoria como consecuencia de los
procedimientos de la relajación muscular de Wolpe (Bernstein, D. y Borkovec, T. , 1983; Masson,
S. , 1985).
Los procedimientos de Wolpe son similares a los de Jacobson en cuanto a tensar y relajar los
grupos de músculos para conseguir la relajación profunda. Sin embargo, el terapeuta en este caso
dirige todos los aspectos del procedimiento a través de instrucciones verbales presentadas durante
las sesiones de entrenamiento.
Jacobson, en su caso, enseña a los sujetos una relajación sistemática. Dispone primero una serie de
ejercicios preeliminares que enseñaban al enfermo lo que significa tensión muscular. Después, ésta
ha de pasar desde la tensión a la relajación, lo cual con el tiempo, se realiza automáticamente (para
Jacobson la ausencia de la capacidad vivencial es la manifestación psíquica del estado de
relajación) (Jacobson, E. , 1938 en Vallejo , M. , 1987).

9

El entrenamiento en relajación según Jacobson está dividido en seis fases que se llevan a efecto
en diez sesiones. Estas fases son las que corresponden con distintos grupos de músculos:
brazos, piernas, respiración, frente, ojos y, músculos y órganos de fonación.
En cada una de las sesiones de entrenamiento el sujeto va recibiendo instrucciones, sobre los
distintos ejercicios, de forma verbal; en caso de no entender alguna de las instrucciones, puede
preguntar o solicitar aclaración. Se distinguen dos estados importantes: tensión y relajación
muscular.
La medición de la relajación se lleva a cabo con el aparato de biofeedback
(relaxómetro que indica la resistencia de la piel - codificado de 0 a 10 MegaOhm). Esta se
realiza constantemente, tomando nota en cuatro momentos: al comenzar la sesión, tras el primer
bloque de ejercicios, tras el segundo bloque de ejercicios y al final de la sesión (Carrobles, J.
y Godoy, J. , 1987; Villanueva, C. , 1988).
Las variables dependientes son todas aquellas, por un lado, incluídas en las pruebas
psicológicas aplicadas a cada sujeto de la muestra y, por otro lado, las relativas a la
prescripción de fármacos y, fundamentalmente, a la analítica.
En el caso de las variables incluídas en las pruebas psicológicas destacamos la ansiedad
(medido con el inventario de Situaciones y Respuestas de ansiedad - I. S. R. A. (Miguel Tobal,
J. & Cano Vindel, A. , 1986)), motivación (medido con el cuestionario de Motivación y
ansiedad de Ejecución - M. A. E. (Pelechano, 1990)), clima social familiar (medido con la
escala de Clima Social en la Familia - F. E. S. (Moos, R. , Moos, S. & Trickett, E. , 1984)) y
temores (medido con el cuestionario de Temores de Wolpe, J. , 1981)).
El inventario de Situaciones y Respuestas de ansiedad (I. S. R. A. ) presenta una tipificación
realizada con muestras de hombres y mujeres extraídas tanto de la población normal como de la
clínica. Estos autores plantean, a través de tres inventarios, la evaluación de respuestas
cognitivas, fisiológicas y motoras de ansiedad ante situaciones de la vida cotidiana.
El cuestionario de Motivación y ansiedad de Ejecución (M. A. E. ) entiende, de algún modo, la
existencia de procesos teleológicos en la conducta del organismo y, más aún, de afirmar que el
concepto de teleología ocupa un lugar central a la hora de poder comprender la conducta
observable del sujeto. Fundamentalmente, se trata de la motivación que impulsa al ser humano
a lograr metas, realizar tareas, a ser efectivo al máximo en el trabajo que está realizando,
independientemente de sus aptitudes específicas para ello.

10

La escala de Clima Social Familiar (F. E. S. ) viene a ser un fenómeno de producción, impregnación
de actitudes y valores propios de la sociedad que se va ejerciendo en el hombre a través del
comportamiento y control (auto y hetero). En esta escala se evalúa y describe las relaciones
interpersonales entre los miembros de la misma, los aspectos del desarrollo que tienen mayor
importancia en ella y su estructura básica.
Por otro lado, las variables relativas al estado analítico incluyen el Hierro, Velocidad de
Sedimentación Globular, Proteina C Reactiva, Alfa-1 Antitripsina, Albúmina, Leucocitos y
Plaquetas. Y, las relativas a la prescripción de la dosis de fármacos incluyen el Acido 5Aminosalicílico, Salazopiridina y Esteroides.
Cada uno de estos índices presenta unos límites de normalidad que, respecto a la enfermedad
que nos ocupa, se indican a continuación:
Hierro : < 40 microg. /dl.
Velocidad de Sedimentación Globular : > 20 mm. /1ª hora
Proteína C Reactiva : > 8 mg. /l.
Alfa - 1 Antitripsina : > 320 mg. /100 ml.
Albúmina : < 3. 5 g. /dl.
Leucocitos : > 10, 8 x 1000/mm3.
Plaquetas : > 450 x 1000/mm3.
Y, la Prescripción de la Dosis de Fármacos se refiere a la receta de una cantidad
determinada de medicamento o agente terapéutico por el médico especialista. Los fármacos
aparecidos en esta investigación son los siguientes: Acido 5-Aminosalicílico (5-ASA),
Salazopiridina y Esteroides (Corticosteroides).
El estudio de los datos obtenidos, conforme a un diseño unifactorial con medidas pre y
postratamiento, se explica con la diferencia de medias. Pero, al contemplar un análisis paramétrico,
previamente, se averigua si cumple las siguientes condiciones: ajuste de datos muestrales con una
distribución normal teórica (prueba de Kolmogorov- Smirnov), no existencia de diferencias
significativas entre las varianzas de ambos grupos (prueba de Levene) e independencia de las
puntuaciones de las variables independiente y dependientes (Prueba de rachas Wald-Wolfowitz
"Runs") (Shaughnessy, J. y Zechmeister, E. , 1990; Martín, M. y Delgado, M. , 1993; Rosenstrauch,
P. , 2005).

11

PRUEBAS

VARIABLES
EXPERIMENTALES

KOLMOGOROVSMIRNOV

CLIMA FAMILIAR

n. s.

n. s.

<. 001

MOTIVACIÓN DE
EJECUCIÓN

n. s.

n. s.

<. 001

ANSIEDAD

n. s.

n. s.

<. 05

ESTADO
ANALÍTICO

n. s.

n. s.

n. s.
salvo Albúmina

WALD-WOLFOWITZ

LEVENE

tabla 2. 1: Cuadro-resumen de resultados de significatividad de las condiciones básicas para la
aplicación de las pruebas paramétricas.
Los resultados de la prueba de Rachas Wald-Wolfowitz son significativos, por consiguiente,
utilizamos la prueba no paramétrica de Kruskal-Wallis que se basa en la agrupación de los datos de
las distintas variables en un único grupo. Y, en las distintas variables se constata la no existencia de
diferencias significativas entre las medias, es decir, podemos concluir que ambas muestras se
presentan en las mismas condiciones en la situación de pretratamiento.
Presentamos los resultados relativos al &-Cronbach y constatamos que para las tres variables
psicológicas dependientes se obtienen altos niveles de consistencia interna.

N:
Pruebas

<65 años

Porcentaje %

&- Cronbach

Componentes

aplicadas

>65 años

Clima Familiar
Motivación de

156: 81 / 75

51, 9 % / 48, 1 %

0, 645 / 0, 684

10

Ejecución

156: 81 / 75

51, 9 % / 48, 1%

0, 711 / 0, 663

6

Ansiedad
156: 81 / 75
51, 9% / 48, 1%
0, 792 / 0, 739
tabla 2. 2: Porcentajes y consistencia interna relativa a las variables dependientes.

3

Todos estos procedimientos estadísticos los realizamos con el Statistical Package for Social
Sciences (SPSS, versión 14).
4. Resultados

12

Una vez determinadas las condiciones previas necesarias para un análisis paramétrico, aplicamos,
por un lado, la diferencia de medias (T de Student) para estudiar la igualdad o desigualdad de las
puntuaciones medias de cada una de las variables y sus correspondientes subescalas, después del
tratamiento, a fin de comprobar los efectos de la variable independiente sobre las distintas
variables dependientes (Alvárez Cáceres, R. , 1994); y, por otro lado, aplicamos el análisis
multivariante (manova) a fin de analizar primeramente el nivel de significatividad relativo a la
variable dependiente de ansiedad (plano cognitivo, fisiológico y motor) entre menores y mayores
de 60 años y entre los sometidos y no sometidos al entrenamiento psicológico en relajación; y,
posteriormente, ciñéndonos al grupo clínico el nivel de significatividad entre los enfermos de
Crohn y los de Colitis Ulcerosa en el grupo de mayores de 60 años. En el caso de la variable Clima
Familiar constatamos que es significativa la diferencia de medias, entre los grupos control y
clínico, debido al entrenamiento en relajación salvo en las subescalas expresividad, intelectualcultural, moralidad-religiosidad y organización. En las subescalas en que existe una diferencia de
medias significativa, confirmamos ésta a favor del grupo clínico. Es decir, aparece una mejora del
Clima a excepción de la subescala conflicto cuyo efecto es, evidentemente, el contrario.

CLIMA SOCIAL
FAMILIAR

GL

_
X (Control)

_
X (Clínico)

SD

SIGNIFICATIVIDAD1

COHESIÓN

155

7, 233

8, 266

1, 884

<. 01

EXPRESIVIDAD

155

5, 833

6, 400

1, 832

n. s.

CONFLICTO

155

2, 500

1, 466

1, 866

<. 01

AUTONOMÍA

155

4, 900

6, 566

1, 845

<. 001

ACTUACIÓN

155

5, 800

6, 933

2, 649

<. 05

INT. -CULTURAL

155

4, 733

5, 433

2, 409

n. s.

SOC. -RECREAT.

155

4, 333

5, 533

2, 265

<. 01

MOR. -RELIGIOS.

155

4, 633

4, 600

2, 399

n. s.

ORGANIZACIÓN

155

6, 800

6, 866

3, 107

n. s.

CONTROL

155

3, 300

4, 400

2, 369

<. 05

tabla 3. 1: t de Student en la variable Clima Social con grupos control y tratamiento.

1

Se trata de los términos de probabilidad y Significación. Cuando la probabilidad es menor que . 05
siempre lo indicamos con estos números dependiendo del caso <. 05, <. 01, <. 001, pero si es mayor que
. 05, es decir, no significativo. Por tanto, estamos interpretando con un intervalo de confianza del 95%.
13

En el caso de la variable Motivación de Ejecución constatamos que, únicamente, es
significativa la diferencia de medias entre ambos grupos en las subescalas Autoexigencia
Laboral y Motivación positiva hacia la acción. En el resto de subescalas, la diferencia no es
significativa.
No obstante, en todas las subescalas de esta variable aparece una media superior en el grupo
tratamiento que, evidentemente, ha sido sometido al entrenamiento en relajación.

MOTIVACIÓN
DE EJECUCIÓN
ANSIEDAD
FACILITADORA
DEL
RENDIMIENTO
ANSIEDAD
INHIBIDORA DEL
RENDIMIENTO
AUTOEXIGENCIA
LABORAL
INDIFERENCIA
LABORAL
Y
SEPARACIÓN
MUNDO PRIVADO
Y LABORAL
MOTIVACIÓN
POSITIVA HACIA
LA ACCIÓN
TENDENCIA
A
SOBRECARGA DE
TRABAJO

GL

_
X (Control)

155

7, 133

155

_
X (Clínico)

SD

SIGNIFICATIVIDAD

8, 433

4, 886

n. s.

8, 766

10, 066

3, 505

n. s.

155

11, 500

13, 000

2, 751

<. 01

155

4, 600

5, 200

3, 729

n. s.

155

5, 600

7, 166

3, 711

<. 05

155

4, 900

5, 933

3, 978

n. s.

tabla 3. 2: t de Student en la variable Motivación de Ejecución con grupos control y tratamiento.

En el caso de la variable ansiedad, constatamos que es en el nivel fisiológico donde aparece
una diferencia significativa de medias entre ambos grupos experimentales a favor del que ha sido
sometido a entrenamiento en relajación.
El grupo tratamiento, en los niveles cognitivo y motor, presenta una media inferior a la del
grupo control aunque ésta no es significativa.

14

ANSIEDAD

GL

_
X (Control)

_
X (Clínico)

SD

SIGNIFICATIVIDAD

COGNITIVO

155

89, 733

77, 566

46, 917

n. s.

FISIOLÓGICO

155

53, 100

36, 233

36, 502

<. 05

MOTOR

155

44, 300

40, 233

47, 082

n. s.

tabla 3. 3: t de Student en la variable ansiedad con grupos control y tratamiento.

En el caso de la variable Estado Analítico comprobamos que no existen diferencias
significativas entre las medias de ambos grupos experimentales salvo en la subescala Hierro que
resulta ser a favor del grupo tratamiento. Incluso, la diferencia es mínima en algunas de las
subescalas como Albúmina, Leucocitos y Velocidad de Sedimentación Globular.

GL

_
X (Control)

_
X (Clínico)

SD

SIGNIFICATIVIDAD

ALBÚMINA

155

4, 516

4, 506

1, 686

n. s.

ALFA-1
ANTITRIPSINA

155

225, 900

231, 700

82, 888

n. s.

HIERRO

155

60, 366

74, 700

32, 124

<. 05

LEUCOCITOS

155

8, 743

8, 766

3, 323

PROTEINA C
REACTIVA

155

7, 550

4, 130

10, 752

n. s.

PLAQUETAS

155

309, 033

285, 866

132, 02

n. s.

VELOCIDAD DE
SEDIMENTACIÓN
GLOBULAR

155

15, 966

15, 166

19, 873

n. s.

VARIABLES
MÉDICAS:
ESTADO ANALÍTICO

n. s.

tabla 3. 4: t de Student en las variables médicas, Estado Analítico, con grupo control y grupo
tratamiento.

15

En definitiva, confirmamos que existe diferencia de medias entre ambos grupos, control y
tratamiento aunque, como indicaremos más adelante, sólo son significativas en la mayoría de
sus subescalas aquellas variables como Clima Familiar y ansiedad.
En un segundo momento, utilizamos el análisis multivariante atendiendo, por un lado, a los
grupos de edad menores y mayores de 60 años, el tipo de grupo experimental (clínico y
control), el tipo de patología (Crohn y Colitis Ulcerosa) y los componentes o planos de
ansiedad (cognitivo, fisiológico y motor). Tratamos de hallar posibles niveles de
significatividad intragrupo e intergrupo, por ejemplo, entre situaciones de pre y postratamiento
comparando grupo clínico y grupo control, entre los diagnosticados de enfermedad de Crohn y
Colitis Ulcerosa, . . .
A continuación presentamos algunos de los cuadros relativos a datos que puedan dar luz
respecto a las dos últimas hipótesis de investigación (hipótesis quinta y sexta).

grupo Clínico:

Suma de Cuadrados

Pre ­ Post

tipo III

Gl

F

Significación

3, 882 / 4, 079

0, 007

< 60 años:
ansiedad cognitiva

0, 537 / 0, 572

ansiedad fisiológica

0, 879 / 0, 961

5, 077 / 6, 117

0, 019

ansiedad motora
G. Clínico:

1, 267 / 1, 296

11, 003 / 11, 338

0, 006

ansiedad cognitiva

0, 479 / 0, 481

4, 031 / 4, 172

0, 025

ansiedad fisiológica

0, 799 / 0, 872

5, 882 / 5, 971

0, 001

ansiedad motora
< 60 años & G.

1, 357 / 1, 503

6, 589 / 6, 613

0, 036

1

1

Clínico:
ansiedad cognitiva

0, 886 / 0, 939

4, 332 / 4, 421

0, 016

ansiedad fisiológica

0, 233 / 0, 248

1

4, 689 / 4, 871

0, 002

ansiedad motora

1, 045 / 1, 136

7, 331 / 7, 382

0, 007

tabla 4. 1: análisis multivariante relativo al grupo clínico de menores de 60 años y con la
variable ansiedad (mediciones pre y postratamiento).
Atendiendo a la tabla 4. 1, comprobamos que para el grupo clínico de colectivo de menores de 60
años resultan significativos todos los parámetros de ansiedad atendiendo a la situación previa y
posterior al tratamiento. Este nivel de significatividad se alcanza tanto cuando se analiza
exclusivamente la variable edad (< 60 años) o la variable tipo de grupo (clínico) y,
especialmente, cuando se cruzan ambas variables.

16

Grupo Clínico:

Suma de Cuadrados

Pre- Post

tipo III

Gl

F

Significación

ansiedad cognitiva

0, 342 / 0, 410

1

4, 218 / 4, 403

0, 115

ansiedad fisiológica

1, 211 / 1, 279

6, 355 / 6, 451

0, 039

ansiedad motora
G. Clínico:

0, 766 / 0, 815

10, 557 / 11, 329

0, 006

ansiedad cognitiva

0, 812 / 0, 762

8, 442 / 8, 317

0, 073

ansiedad fisiológica

3, 411 / 3, 512

6, 751 / 6, 832

0, 034

ansiedad motora
> 60 años & G. Clínico:

1, 017 / 1, 139

6, 431 / 6, 571

0, 027

ansiedad cognitiva

0, 965 / 0, 903

3, 571 / 3, 121

0, 086

ansiedad fisiológica

1, 017 / 1, 126

4, 128 / 4, 219

0, 012

ansiedad motora

1, 654 / 1, 671

8, 127 / 8, 326

0, 009

> 60 años:

1

1

tabla 4. 2: análisis multivariante relativo al grupo clínico de mayores de 60 años y con la
variable ansiedad (mediciones pre y postratamiento).
En el caso de la tabla 4. 2, constatamos igualmente que aparecen distintos niveles de
significatividad pero con algunas peculiaridades. Es claro que en los planos de ansiedad fisiológica
y motora siempre resulta significativa tanto cuando se presentan aisladamente la variable edad (>
60 años) y la variable grupo (clínico) como cuando se cruzan ambas variables; no así sucede
respecto al componente cognitivo de la ansiedad.

grupo Control:

Suma de Cuadrados

Pre ­ Post

tipo III

Gl

F

Significación

3, 297 / 3, 207

0, 159

6, 592 / 6, 471

0, 344

< 60 años:
ansiedad cognitiva

0, 978 / 0, 861

ansiedad fisiológica

1, 129 / 1, 106

ansiedad motora
G. Control:

1, 967 / 1, 951

12, 031 / 11, 897

0, 461

ansiedad cognitiva

0, 421 / 0, 417

4, 001 / 3, 971

0, 227

ansiedad fisiológica

0, 865 / 0, 851

5, 357 / 5, 013

0, 549

ansiedad motora
<60 años & G. Control:

0, 843 / 0, 812

10, 244 / 10, 092

0, 211

ansiedad cognitiva

0, 626 / 0, 607

2, 978 / 2, 834

0, 329

6, 233 / 6, 091

0, 561

9, 459 / 9, 312

0, 397

ansiedad fisiológica

1, 027 / 1, 013

ansiedad motora

1, 798 / 1, 761

1

1

1

tabla 4. 3: análisis multivariante relativo al grupo control de menores de 60 años y con la variable
ansiedad (mediciones pre y postratamiento).

La información se torna muy distinta cuando nos acercamos a las tablas 4. 3 y 4. 4. En relación a la
tabla 4. 3 comprobamos el grupo control (situación previa y posterior) no logra obtener datos que
conlleven niveles de significatividad en ningún de los parámetros de la ansiedad tanto al analizar
17

separadamente el grupo de edad (< 60 años) y el tipo de grupo (control) como al cruzar ambas
variables.

grupo Control:

Suma de Cuadrados

Pre-Post

tipo III

Gl

F

Significación

3, 029 / 2, 976

0, 412

6, 433 / 6, 329

0, 376

9, 039 / 8, 938

0, 623

4, 233 / 4, 217

0, 167

5, 229 / 5, 162

0, 089

11, 017 / 10, 932

0, 517

5, 079 / 4, 961

0, 236

> 60 años:
ansiedad cognitiva

1, 013 / 0, 938

ansiedad fisiológica

1, 198 / 1, 132

ansiedad motora
G. Control:

2, 312 / 2, 206

ansiedad cognitiva

0, 762 / 0, 751

ansiedad fisiológica

0, 431 / 0, 427

ansiedad motora
>60 años &

1

1

1, 351 / 1, 314
G.

Control:
ansiedad cognitiva

1, 455 / 1, 409

1

ansiedad fisiológica

1, 872 / 1, 839

4, 899 / 4, 883

0, 175

ansiedad motora

1, 877 / 1, 816

10, 877 / 10, 605

0, 631

tabla 4. 4: análisis multivariante relativo al grupo control de mayores de 60 años y con la
variable ansiedad (mediciones pre y postratamiento).

Y, en el caso de la tabla 4. 4. , al realizar los respectivos análisis estadísticos con respecto al grupo
control y los mayores de 60 años nos encontramos nuevamente con niveles de no significatividad.
Esta información se repite de nuevo tanto cuando se presentan aislamente las variables de edad
(> 60 años) y tipología de grupo (control) como cuando se cruzan.
A continuación, en las siguientes tablas nos ceñiremos exclusivamente al grupo clínico tratando de
recabar información relativa a la respuesta lograda en los grupo de pacientes mayores de 60 años
diagnosticados de enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa tras el entrenamiento en relajación y
con respecto a la variable dependiente de ansiedad en sus tres planos.

grupo Clínico:

Suma de Cuadrados

Pre-Post

tipo III

Gl

F

Significación

> 60 años:
ansiedad cognitiva

18

0, 342 / 0, 410

4, 218 / 4, 403

0, 115

ansiedad fisiológica

1, 211 / 1, 279

6, 355 / 6, 451

0, 039

ansiedad motora
E. Crohn:

0, 766 / 0, 815

1

10, 557 / 11, 329

0, 006

ansiedad cognitiva

0, 829 / 0, 917

7, 734 / 7, 821

0, 098

ansiedad fisiológica

2, 139 / 2, 112

6, 539 / 6, 371

0, 003

ansiedad motora
> 60 años & E. Crohn:

0, 761 / 0, 811

6, 329 / 6, 312

0, 031

ansiedad cognitiva

0, 834 / 0, 886

3, 361 / 3, 417

0, 437

ansiedad fisiológica

0, 956 / 1, 013

3, 957 / 4, 012

0, 129

ansiedad motora

1, 512 / 1, 392

7, 639 / 7, 428

0, 036

1

1

tabla 4. 5: análisis multivariante relativo al grupo clínico de mayores de 60 años con Enfermedad
de Crohn y con la variable ansiedad (mediciones pre y postratamiento).
Se puede entresacar de la tabla 4. 5 relativa al grupo clínico que presenta niveles de significatividad
en los planos fisiológico y motor cuando se presentan aisladamente las variables de edad (> 60
años) y tipo de enfermedad (Crohn); no es significativa la ansiedad cognitiva. Y, en cambio, al
cruzar ambas variables únicamente resulta significativa la ansiedad motora.

grupo Clínico:

Suma de Cuadrados

Pre-Post

tipo III

Gl

F

Significación

ansiedad cognitiva

0, 342 / 0, 410

1

4, 218 / 4, 403

0, 115

ansiedad fisiológica

1, 211 / 1, 279

6, 355 / 6, 451

0, 039

ansiedad motora
Colitis Ulcerosa:

0, 766 / 0, 815

10, 557 / 11, 329

0, 006

ansiedad cognitiva

0, 693 / 0, 701

8, 329 / 8, 358

0, 049

ansiedad fisiológica

2, 397 / 2, 239

6, 691 / 6, 587

0, 011

ansiedad motora
> 60 años & C. Ulcerosa:

0, 946 / 0, 937

5, 879 / 5, 792

0, 042

ansiedad cognitiva

0, 937 / 0, 861

3, 491 / 3, 361

0, 038

ansiedad fisiológica

0, 877 / 0, 793

3, 721 / 3, 706

0, 016

ansiedad motora

1, 493 / 1, 276

7, 381 / 7, 192

0, 007

> 60 años:

1

1

tabla 4. 6: análisis multivariante relativo al grupo clínico de mayores de 60 años con Colitis
Ulcerosa y con la variable ansiedad (mediciones pre y postratamiento).
En el caso de los pacientes mayores de 60 años diagnosticados de Colitis Ulcerosa (tabla 4. 6)
constatamos que al atender exclusivamente el



No hay ningun comentario, se el primero en comentar