PUBLICIDAD
Última actualización web: 27/01/2023

Abordaje integral del trastorno bipolar.

Autor/autores: Patricia Vega Pérez
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Trastorno Bipolar .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El trastorno bipolar es una enfermedad que aparece con mayor frecuencia en la adolescencia, interfiriendo en el desarrollo social y laboral. La detección y tratamiento temprano son cruciales para mejorar el curso de la enfermedad. La estrategia terapéutica habitual es la farmacológica, además, se está investigando los posibles beneficios añadidos al combinarlo con el tratamiento psicológico. El objetivo es focalizar la atención terapéutica en el trastorno bipolar en las fases iniciales, y dar el mejor tratamiento farmacológico y psicológico desde el primer momento. Así podremos prevenir recaídas, que generan alteraciones en factores neurotróficos, y atrofias cerebrales que probablemente podrían ser evitadas.

OBJETIVOS Difundir la eficacia de los tratamientos farmacológicos y psicológicos en el tratamiento del trastorno bipolar de inicio temprano, y dar a conocer la metodología utilizada.

MATERIAL Y METODOS - Presentación de metodología de tratamiento psicológico: psicoeducación y tratamiento familiar. -Descripción del impacto del tratamiento familiar sobre la salud de la familia y del paciente. - Los módulos psicoeducativos se organizan en 12 sesiones para el paciente y 8 para los familiares. Cada una de ellas da información, y herramientas para afrontar la enfermedad desde el inicio.

RESULTADOS: La psicoeducación y el tratamiento familiar mejoran la sobrecarga familiar objetiva y subjetiva, y disminuyen las rehospitalizaciones en los pacientes.

CONCLUSIONES El tratamiento psicológico es eficaz para la mejora de los pacientes y sus familiares.

Palabras clave: trastorno, bipolar


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-466

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

ABORDAJE INTEGRAL DEL trastorno BIPOLAR


Ana María González-Pinto Arrillaga1, 2, Sara Barbeito Resa1, 2, Patricia Vega Pérez1, 2, 3
1. hospital Santiago Apóstol de Vitoria
2. Centro de Investigación Biomédic a en Red (CIBERSAM)
3. Osteba. Servicio de Evaluación de Tecnologías Sanitarias Gobierno Vasco.
PATRICIA. VEGAPEREZ@osakidetza. net

RESUMEN:

INTRODUCCIÓN: El trastorno bipolar es una enfermedad que aparece con mayor frecuencia en la
adolescencia, interfiriendo en el desarrollo social y laboral. La detección y tratamiento temprano son
cruciales para mejorar el curso de la enfermedad. La estrategia terapéutica habitual es la
farmacológica, además, se está investigando los posibles beneficios añadidos al combinarlo con el
tratamiento psicológico. El objetivo es focalizar la atención terapéutica en el trastorno bipolar en las
fases iniciales, y dar el mejor tratamiento farmacológico y psicológico desde el primer momento. Así
podremos prevenir recaídas, que generan alteraciones en factores neurotróficos, y atrofias
cerebrales que probablemente podrían ser evitadas.

OBJETIVOS: Difundir la eficacia de los tratamientos farmacológicos y psicológicos en el tratamiento
del trastorno bipolar de inicio temprano, y dar a conocer la metodología utilizada.

MATERIAL Y METODOS: - Presentación de metodología de tratamiento psicológico: psicoeducación y
tratamiento familiar. -Descripción del impacto del tratamiento familiar sobre la salud de la familia y
del paciente. - Los módulos psicoeducativos se organizan en 12 sesiones para el paciente y 8 para
los familiares. Cada una de ellas da información, y herramientas para afrontar la enfermedad desde el inicio.

RESULTADOS: La psicoeducación y el tratamiento familiar mejoran la sobrecarga familiar objetiva y
subjetiva, y disminuyen las rehospitalizaciones en los pacientes.

CONCLUSIONES: El tratamiento psicológico es eficaz para la mejora de los pacientes y sus
familiares.

Introducción
El trastorno bipolar es una enfermedad crónica que produce un deterioro funcional en los pacientes
que la padecen. La prevalencia, incluyendo trastorno bipolar i y II, oscila entre el 2-4% de la
población (Kessler et al. , 1994, 2005).

Los individuos bipolares se pasan deprimidos casi el 50% de su vida y el 11% con síntomas
maniacos o hipomaniacos (Post et al. , 2003). En el 2004, Hirschfeld, compara el impacto que tiene
el trastorno bipolar antes y después de un tratamiento adecuado, y observa que tras un tratamiento
adecuado, la carga experimentada disminuye considerablemente en todas las áreas evaluadas tras
el tratamiento: conflictos interpersonales, problemas maritales, funcionamiento académico y laboral,
dificultades económicas y abuso de alcohol o de sustancias.

El trastorno bipolar es una enfermedad que aparece con mayor frecuencia en la adolescencia,
interfiriendo en el desarrollo social y laboral de la persona que lo padece. La detección y tratamiento
temprano son cruciales para mejorar el curso de la enfermedad. La estrategia terapéutica habitual
es la farmacológica, además, se está investigando los posibles beneficios añadidos al combinarlo con
el tratamiento psicológico. El objetivo es focalizar la atención terapéutica en el trastorno bipolar en
las fases iniciales, y dar el mejor tratamiento farmacológico y psicológico desde el primer momento.

Así podremos prevenir recaídas, que generan alteraciones en factores neurotróficos, y atrofias
cerebrales que probablemente podrían ser evitadas y que empeoran la evolución de la persona que
padece el trastoro.

¿Por qué añadir un tratamiento psicológico?
El tratamiento farmacológico es básico y necesario para pacientes con trastorno bipolar, no
obstante, los tratamientos psicológicos, lo son de igual manera para mejorar el curso del trastorno
de una manera integral.

No debemos olvidar que el trastorno bipolar afecta y produce oscilaciones en el estado de ánimo del
paciente, pero esto produce una afectación en todos los niveles de la vida de la persona:


Problemas psicosociales.

Dificultades laborales.

resistencia al tratamiento.

Mala adhesión terapéutica.

Estilo de vida irregular (en muchas ocasiones).

Abuso de sustancias.


Problemas familiares y de pareja.

Vieta y su equipo (2005), sugieren que la combinación de psicofármacos y terapia psicológica es la
opción con mayor efectividad y que adicionalmente protege de las recaídas y de la recurrencia
característica de este trastorno.

En décadas anteriores, las investigaciones centraban sus esfuerzos en estudiar e investigar

ABORDAJE INTEGRAL DEL trastorno BIPOLAR

tratamientos farmacológicos y biológicos para esta enfermedad. En la actualidad, encontramos un
creciente interés por los tratamientos psicológicos para personas con trastorno bipolar, ya que se ha
visto que a pesar de la existencia de tratamientos farmacológicos bien establecidos, un porcentaje
importante de pacientes no mejora a pesar de su correcta adherencia. Diversos autores recalcan que
un porcentaje muy elevado de pacientes bipolares (30- 50%) (Colom et al. , 2000; Scott et al. ,
2005) abandona su medicación a pesar del consejo médico, lo que nos lleva a darnos cuenta de que
la mayor parte de pacientes también necesitan intervenciones psicosociales para mejorar los
patrones de adherencia al tratamiento

Influencia de la familia en el trastorno bipolar ¿Por qué añadir un tratamiento para
familiares?
En 1999, Perlick y su equipo menciona que el 93% de las familias de pacientes con trastorno bipolar
sufren sensación de carga relacionado con el trastorno del paciente.

La carga familiar se describe como la presencia de problemas, dificultades o acontecimientos
negativos que afectan a las vidas de las personas importantes para el paciente, como, por ejemplo,
los miembros de su hogar y/o su familia (Platt. , 1985). Dicha carga experimentada por los
cuidadores informales se puede dividir en dos tipos: la objetiva y la subjetiva. La primera se
caracteriza, según Fadden et al. , 1987, en una ruptura de la vida familiar observable. Incluye
separaciones, divorcios, estigmatización y problemas económicos. El segundo tipo incluye los
sentimientos personales derivados de la carga, del estrés, de la infelicidad y del propio trastorno
(Grad y Sainbury, 1963; Hoening y Hamilton, 1966, 1969; Platt, 1985; Fadden et al. , 1987).

Las expectativas de los cuidadores acerca de la capacidad de control de los síntomas por parte del
paciente, llevan a éstos a experimentar una mayor carga y conducen al paciente a un peor
pronóstico (Perlick et al. , 1999). Por tanto, hacer que los allegados entiendan que la conducta de su familiar está causada por la enfermedad y no por la personalidad del paciente lleva a una
disminución en la carga experimentada (Heru et al. , 2004). +

En el 2001, Perlick apunta que el grado de carga referido por los cuidadores del paciente bipolar
influye en el curso del trastorno del paciente, dependiendo de la fase en la que se encuentre.
Aunque hay pocos estudios con pacientes bipolares, también se ha investigado la influencia de la
emoción Expresada (EE) en la evolución del paciente.

Abordajes terapéuticos
psicoeducación individual
La psicoeducación tiene como objetivo la intervención desde un punto de vista teórico y práctico, se
ocupa de que las personas que la reciben comprendan la enfermedad, su curso y pronóstico,
enfatizando en aquellas variables que afectan a la misma, dando estrategias para hacer frente desde
una perspectiva cognitiva, conductual y emocional. Zaretsky et al. 2008, realizan un estudio
aleatorizado

en

el

que

compara

la

terapia

cognitivo

conductual,

que incluye

contenidos

psicoeducativos (13 sesiones) con un tratamiento psicoeducativo (7 sesiones) en una muestra de
pacientes bipolares (n=46) y concluye que los pacientes que reciben la terapia cognitivo conductual
experimentaron un 50% de días menos con sintomatología depresiva en un año de seguimiento y no
se les tuvo que subir la dosis de antidepresivos tanto como a los que únicamente recibieron
psicoeducación. Por lo que concluyen que la terapia cognitivo conductual con contenidos
psicoeducativos aporta beneficios añadidos comparando con el tratamiento psicoeducativo.

psicoeducación familiar
La psicoeducación en familias se ocupa de que las personas que la reciben comprendan la
enfermedad, su curso y pronóstico, enfatizando en aquellas variables que afectan a la misma, dando
estrategias para hacer frente desde una perspectiva cognitiva, conductual y emocional, se basa en la

hipótesis que la mejora de la información y de sus actitudes y conductas influirá favorablemente no
sólo en la reducción de sus propios síntomas de carga familiar, sino en la evolución favorable del
trastorno bipolar.

tratamiento integrado: fármacos + tratamiento individual+ tratamiento familiar

Cuando hablamos de tratamiento integral nos estamos refiriendo a la intervención con el paciente
desde una perspectiva biológica, psicológica y social. El tratamiento consiste en la aplicación de
estrategias desde una perspectiva multidisciplinar y enfocada en todas las áreas que conforman la
vida de la persona.

Es decir, trabajar de manera conjunta la parte biológica con el tratamiento farmacológico, la parte
individual con la psicoeducación enfocada en el paciente y la familiar con la psicoeducación centrada
en las personas que conviven con el afectado o que tienen una relación muy estrecha con el mismo.

Estudio realizado por el servicio de Investigación del hospital Santiago Apóstol (Vitoria)

Los estudios realizados anteriormente con psicoeducación de pacientes bipolares han contado con
muestras pequeñas, normalmente muchos de ellos han carecido de grupo control de comparación y
la muestra no ha sido aleatorizada a los grupos. Además nuestro estudio se realiza de una manera
en la que el evaluador es ciego al grupo de pertenencia. Además el presente estudio cuenta con otra
fortaleza que es que las sesiones psicoeducativas se han realizado de manera sistematizada, es
decir, creamos un manual de aplicación para garantizar que las sesiones son aplicadas de igual
manera en todos los grupos.

Objetivos

Difundir la eficacia de los tratamientos farmacológicos y psicológicos en el tratamiento del trastorno
bipolar de inicio temprano, y dar a conocer la metodología utilizada.

Método

El tratamiento propuesto consiste en un: ensayo clínico aleatorizado simple ciego en el que los
pacientes que hayan sufrido trastorno bipolar sean asignados de forma aleatoria a uno de los
siguientes grupos de tratamiento:

- grupo control: tratamiento farmacológico + sesiones periódicas con su psiquiatra (tratamiento
habitual).
- grupo de intervención: tratamiento habitual + intervención psicoeducativa grupal (12 sesiones) +
intervención psicoeducativa familiar (8 sesiones).

En ambos grupos se realizaron 2 evaluaciones en las que se utilizó un extenso protocolo. Una de
ellas en el momento de la inclusión en el estudio, común a todos los familiares y pacientes. En esta
primera se incluyeron las siguientes medidas de evaluación: datos demográficos, clínicos del familiar
y paciente como edad, estado civil, convivencia, trabajo, duración de la enfermedad, recaídas,
hospitalizaciones, intentos autolíticos, psicofármacos, se aplicó la escala autoaplicada de carga
familiar (ECF) (Reinares et al. , 2004)), escala pronóstica de Strauss-Carpenter (Strauss and
Carpenter. , 1972; 1974; 1974).
, escala Zarit de sobrecarga del cuidador (Zarit et al. , 1980) y consumo de sustancias.

La segunda evaluación se realizó a los cinco meses de la inclusión en el estudio tanto al grupo
control como el grupo experimental. Ambos grupos fueron evaluados con las mismas variables que

en las medidas pretratamiento, salvo el grupo experimental que se incluyó una encuesta tanto para
los familiares asistentes al grupo como para sus familiares diagnosticados de trastorno bipolar en la
que se les preguntaba de forma anónima sobre su opinión sobre la utilidad del tratamiento
realizado.

El programa de tratamiento
Tanto los temas elegidos como el formato de las sesiones y duración de las mismas fueron
seleccionadas a partir de una revisión de la literatura científica y los de principales manuales que
existen sobre psicoeducación familiar e individual, posteriormente fueron aplicados a nuestro ámbito
y puesto en común con nuestra experiencia profesional.

Las sesiones se presentaron siempre en el mismo orden y cada sesión tenía una duración de 90
minutos y eran realizadas una semana sí y otra no.

Programa de tratamiento psicoeducativo individual

Se realizaron 12 sesiones de intervención psicoeducativa en con orientación cognitivo conductual.

Programa de tratamiento psicoeducativo familiar

Se realizó un pack de 8 sesiones de intervención grupal psicoeducativa en con orientación cognitivo
conductual. Las sesiones se presentaban a la misma hora y el mismo día 2 veces al mes durante 4
meses.

El programa de psicoeducación impartido es el siguiente:

Sesión 1: Introducción. Presentación y normas del grupo. ¿Qué es la enfermedad bipolar? Factores
etiológicos y desencadenanes.
Sesión 2: Síntomas: manía, hipomanía, depresión y episodios mixtos. Adhesión farmacológica.
Riesgos asociados a la interrupción del tratamiento.
Sesión 3: Sustancias psicoactivas. Riesgos en el trastorno bipolar.
Detección precoz de nuevos episodios: señales de recaída. conducta familia favorecer adhesión.
Sesión 4: Especialización: pródromos de los pródromos o síntomas

precoces. Detección precoz

de episodios maníacos e hipomaníacos.
Detección precoz de episodios depresivos y mixtos.
Sesión 5: ¿Qué hacer cuando se detecta una nueva fase?.
Sesión 6: Normas y límites en la familia.
Sesión 7: El suicidio. ¿Cómo actuar?.
Sesión 8: Técnicas para el control de estrés familiar y del paciente.

Resultados psicoeducación familiar
Se reclutaron 46 familiares de personas con trastorno bipolar DSM-IV (APA, 1994), reclutados del
hospital Santiago Apóstol de Vitoria, de los Servicios extrahospitalarios de Álava en los años 20072009.
De forma aleatoria, 24 familiares fueron al grupo control y 22 al experimental.

Datos demográficos de los Familiares
En cuanto a los datos de toda la muestra de familiares objeto del estudio (46) en lo referente a la
edad se sitúa en 50. 55 con DT 12. 47. El 46% de los familiares eran hombres y el 54% mujeres. De
ellos el 64% convivían con el paciente y el 36% tenían un contacto frecuente con el mismo. El 42%
eran progenitores, el 28% eran las parejas, el 17% eran hermanos y el 13% representaban a otros
familiares. De los familiares, el 60% se encontraban casados, el 33% solteros y el 7% separados o
divorciados.

Datos demográficos y clínicos de los pacientes diagnosticados de trastorno bipolar
EL 72% eran hombres, siendo el 17% mujeres.
Edad media de los pacientes bipolares 48, 8 años, con una DT 17, 2.

Gráfico 1. Tiempo diagnóstico pacientes bipolares

8% 4%
0%

24%

Menos de 1 año
1-5 años
5-10 años

10-15 años
28%
En el Gráfico 2 señalaremos que el 60% de los pacientes se encuentran en el periodo crítico de la
15-20
años
enfermedad (primeros 5 años). De estos el 24% en el +20
primer
año del diagnóstico del trastorno
bipolar.

36%

Escalas
Los pacientes con trastorno bipolar mostraban los siguientes resultados:

tabla 1. Características clínicas basales muestra total y por grupos
Toda
muestra

Grupo
control

Grupo
experimental

No

20, 5%

25%

15, 8%

1-4

71, 7%

65%

78, 9%

7, 7%

10%

5, 3%

No

17, 5%

15%

20%

1-4

55%

50%

60%

Pretest

Recaídas
en año previo

F=0, 66 P=0, 42

4
o
más

Hospitalizaciones en año
previo

Estadísticos

F= 0, 45
P=0, 50

4
o
más

27, 5%

35%

20%

No

52, 8%

47, 1%

57, 9%

Consumo habitual
2 =0, 86,
P=0, 35

de tóxicos
en año previo

Si

47, 2%

52, 9%

42, 1%

En la tabla 3 podemos observar las características basales de todos los pacientes con trastorno
bipolar, en cuanto a recaídas, hospitalizaciones y consumo de tóxicos habitual, definido por el
consumo habitual durante el año previo a la inclusión en el estudio. Se puede observar que no
existen diferencias significativas entre los grupos.

Carga pretest y variables relacionadas con el paciente

tabla 2. Carga pretest y variables relacionadas con el paciente bipolar

Pretest

Carga subjetiva

Carga objetiva

B

P

B

P

Hospitalización año anterior

0, 146

0, 42

0, 371

0, 06*

Actividad Social año anterior del paciente

-0, 092

0, 05*

-0, 012

0, 83

*0, 05< p <0, 1
En relación con tabla 4 advertimos una tendencia de relación entre carga objetiva que muestran los
familiares en el momento basal y las hospitalizaciones que el familiar con trastorno bipolar haya
estado hospitalizado durante el año previo. Asimismo, encontramos una tendencia entre carga
subjetiva que muestran los familiares en el momento de inclusión en el estudio y la ausencia de
actividad social del familiar con trastorno bipolar.

Resultados intragrupo
Analizamos las cargas pre-pre y post-post:
Calculamos la diferencia entre pre-post y analizamos la variable diferencia para evaluar el cambio
que ha habido en cada grupo (para evitar el efecto de que al principio los experimentales tenían
valores mayores que los controles por lo que al final no había diferencias aunque bajaran bastante
las puntuaciones).

Carga objetiva

N

Media

DT.

Error típ. de
la media

CO

GC

20

0, 0467

0, 19340

, 04325

GE

21

-0, 0991

0, 24290

, 05300

N

Media

t= 2, 13, p= 0, 040

Carga subjetiva
DT.

Error típ. de
la media

CS

GC

20

0, 00

, 036

, 008

GE

21

-0, 13

, 239

, 052

t= 2, 38, p= 0, 027

Zarit
N

Media

DT

Error típ. de
la media

Zarit

GC

17

-, 2353

1, 03256

, 25043

GE

20

-6, 2500

12, 75632

2, 85240

t= 2, 10, p= 0, 049

Encontramos diferencias significativas al analizar al diferencia de evolución entre el grupo control y
grupo experimental, hallamos diferencias significativas en la carga objetiva (t= 2, 13, p= 0, 040),
subjetiva (t= 2, 38, p= 0, 027)y escala zarit de sobrecarga ( t= 2, 10, p= 0, 049) entre ambos grupos.

Strauss pre-test:

GC

GE

p
p= 0, 49

Hospitalización 5 meses

No

41, 2%

52, 9%

previos

Si

58, 8%

47, 1%

Trabajo 5 meses previos

Si

50%

25%

No

50%

75%

Actividad social 5 meses

Si

69, 2%

71, 4%

previos

No

30, 8%

28, 6%

Síntomas último mes

No

54, 5%

41, 7%

Si

45, 5%

58, 3%

Funcionamiento global 5

Bueno

81, 8%

66, 7%

meses previos

Malo

18, 2%

33, 3%

(X2= 0, 47)

p= 0, 40 (Fisher)

p= 1 (Fisher)

p= 0, 54

(X2= 0, 38)

p= 0, 64 (Fisher)

Al evaluar el momento basal no encontramos diferencias significativas entre los grupos control y
experimental, ni en hospitalizaciones, trabajo, actividad social y funcionamiento global.

Strauss post-test:

GC

GE

p
p= 0, 039 (Fisher)

Hospitalización

No

75%

100%

5 meses previos

Si

25%

0%

Trabajo

Si

54, 5%

66, 7%

5 meses previos

No

45, 5%

33, 3%

Actividad social

Si

57, 1%

75%

5 meses previos

No

42, 9%

25%

Síntomas último

No

50%

75%

mes

Si

50%

25%

Funcionamiento

Bueno

70%

81, 8%

global. 5 meses

Malo

30%

18, 2%

p= 0, 68 (Fisher)

p= 0, 43 (Fisher)

p= 0, 38 (Fisher)

p= 0, 64 (Fisher)

previos

Al analizar la evaluación post entre el grupo control y grupo experimental, encontramos diferencias
significativas en cuanto a las hospitalizaciones, hallando que en el grupo experimental no se dan
hospitalizaciones y en el control sí, el 25% tuvo ingresos durante los 5 meses previos a la
evaluación.

Resultados postest en toda la muestra

Áreas vida personas afectas por trastorno bipolar evaluación pre y post
tabla 3. Strauss Carpenter de pacientes con trastorno bipolar. Evaluación pre y post: grupo Control.

grupo Control

Hospitalización

Más 3 meses

Pre

Post

intervención

intervención

50%

28, 6%

P

0, 094
5 meses previos

No ingresados

50%

71, 4%

No capacitados

16, 7%

25%

16, 7%

12, 5%

En
Trabajo

paro,

pero

capacitados

0, 196
5 meses previos
Trabajo

media

16, 7%

62, 5%

Jornada completa

49, 9%

0%

No relaciones

16, 7%

Sólo en trabajo

16, 7%

12, 5%

Una vez semana

66, 6%

87, 5%

16, 7%

37, 5 %

jornada

Actividad social
5 meses previos

Continuados
Síntomas

severos

o

0, 085

0, 355

En alguna ocasión o
moderados
Moderados

en

alguna ocasión

Ligeros

12, 5%

33, 3%

25%

16, 7%

25%

33, 3%

37, 5%

66, 7%

37, 5%

mayoría

tiempo o moderados
muy

33, 3%

de

vez

en

cuando

No

signos

ni

síntomas
Trastorno
Funcionamiento Global
5 meses previos

importante
trastorno ligero
No hay trastorno

0, 202

25%

tabla 4. Strauss Carpenter de pacientes con trastorno bipolar. Evaluación pre y post: Grupo
Experimental.

grupo Experimental

Más 3 meses

Pre

Post

intervención

intervención

P

60%

Hospitalización
Ingresados menos 3 meses

20%

0, 016

5 meses previos

Trabajo

No ingresados

40%

80%

No capacitados

10%

13, 3%

En paro, pero capacitados

50%
0, 003

5 meses previos

Actividad social

Trabajo media jornada

20%

13, 3%

Jornada completa

20%

53, 3%

No relaciones

20 %

20%

Sólo en trabajo

16, 7%
0, 075

5 meses previos

Cada 2 semana

20%

20%

Una vez semana

60%

60 %

Continuados o severos

27, 3%

13, 3%

En alguna ocasión o moderados

45, 5%

20%

Síntomas:
último mes

Moderados en alguna ocasión

Ligeros mayoría tiempo o moderados
muy de vez en cuando

6, 7%.

27, 3%

0, 037

33, 3%

Funcionamiento

trastorno importante

9%

13, 3%

trastorno moderado

36, 4%

6, 7%

trastorno ligero

45, 5%

53, 3%

No hay trastorno

9%

26, 7%

global
5 meses previos

0, 061*

*0, 05< p <0, 1

En las Tablas 5 y 6 mostramos 5 áreas de la vida de los pacientes bipolares en la evaluación inicial y
a los 5 meses. En el grupo control podemos observar que las puntuaciones no son significativas. Es
decir, no encontramos un cambio en las mismas entre las 2 evaluaciones. Debemos señalar, que en
3 de estas áreas: hospitalización, trabajo y síntomas, de los pacientes cuyos familiares pertenecen
al grupo experimental si encontramos diferencias significativas. Asimismo podemos observar una
tendencia a la significación en el funcionamiento global.

Carga postest percibida por familiares (ECF) y variables relacionadas con el paciente
tabla 5. Carga familiar y variables relacionadas con el paciente. Postest.

Postest

Carga subjetiva

Carga objetiva

B

P

B

P

Hospitalización año anterior

0, 24

0, 304

0, 58

0, 03

Actividad Social año anterior

-0, 10

0, 08*

-0, 08

0, 31

*0, 05< p <0, 1
En relación a la tabla 7 se puede observar una relación significativa a que en la carga objetiva que
muestran los familiares en el momento de la evaluación post y las hospitalizaciones durante el año
anterior a la inclusión en el estudio. Asimismo, encontramos una tendencia entre carga subjetiva
que muestran los familiares en la evaluación a los 5 meses de la inclusión en el estudio y la ausencia

de actividad social del familiar con trastorno bipolar.

Resultados postest carga familiar: eficacia de la intervención psicoeducativa

Carga subjetiva Postest
tabla 6. Carga subjetiva grupo Control y grupo Experimental.

grupo experimental

N

Media

DT

Carga subjetiva pretest

22

1, 17

0, 36

Carga subjetiva postest

22

grupo control

N

Carga subjetiva pretest

24

Carga subjetiva postest

24

1, 02

Media

1, 03

1, 04

T

p

2, 69

0, 01

0, 28

DT

T

p

0, 16

0, 87

0, 29

0, 28

En la tabla 8. podemos observar los resultados de la evaluación basal y a los 5 meses del grupo
experimental y control en cuanto a la carga subjetiva y vemos como en el grupo de familiares a los
que se le aplica la psicoeducación se observa una reducción significativa de la misma, mientras que
en el grupo control no ocurre lo mismo.

Carga Objetiva Postest
tabla 7. Carga objetiva grupo Control y grupo Experimental.

grupo experimental

N

Media

DT

Carga objetiva pretest

22

0, 66

0, 44

Carga subjetiva postest

22

0, 55

0, 43

grupo control

N

Media

DT

Carga objetiva pretest

24

0, 66

0, 30

Carga objetiva postest

24

0, 70

t

P

2, 08

0, 049

t

P

-1, 07

0, 29

0, 31

En la tabla 9 podemos observar los resultados de la evaluación basal y a los 5 meses del grupo
experimental y control en cuanto a la carga objetiva y vemos como en el grupo de familiares a los
que se le aplica la psicoeducación se observa una reducción significativa de la misma, mientras que
en el grupo control no ocurre lo mismo.

escala Zarit de Sobrecarga del cuidador Postest
tabla 8. escala Zarit de sobrecarga del cuidador grupo Control y grupo Experimental.

grupo experimental

N

Media

DT

Zarit total pretest

22

47, 71

16, 82

Zarit total postest

22

41, 02

N

Media

DT

Zarit total pretest

24

41, 05

12, 50

24

P

2, 43

0, 02

t

P

0, 67

0, 50

18, 95

grupo control

Zarit total postest

t

41, 90

12, 97

En la tabla 10 podemos observar los resultados de la evaluación basal y a los 5 meses del grupo
experimental y control en cuanto a la Carga evaluada con la escala Zarit, observamos como en el
grupo de familiares a los que se le aplica la psicoeducación se observa una reducción significativa de
la misma, mientras que en el grupo control no ocurre lo mismo.

Conclusiones
- Los familiares de pacientes bipolares presentaron niveles de medios en referencia a la carga
experimentada por el trastorno que presentan sus familiares.
- El programa de intervención propuesto resultó útil a la hora de reducir esta carga.
- El tratamiento de familiares redujo la carga subjetiva que los familiares presentaron, esta carga
subjetiva se refiere a los sentimientos y emociones negativos como ansiedad y depresión
relacionados con el cuidado.
- La intervención en los familiares redujo la carga objetiva de los familiares, esta carga se refiere a
los efectos observables de la enfermedad que repercuten en la vida del cuidador, como por ejemplo,

economía, tiempo para relaciones sociales.
- La intervención rebajó la carga relacionada con el cuidado de los familiares, en áreas como la salud
física y psíquica propia, las actividades sociales y los recursos económicos, que son las áreas que se
encuentran incluidas en la escala Zarit.
- Los pacientes de los familiares que pertenecieron al grupo experimental, de intervención tuvo
menos hospitalizaciones y mejoraron la frecuencia de sus relaciones sociales, lo mismo ocurrió con
los síntomas, así mismo encontramos una mejoría del funcionamiento en general.

Recomendaciones
- La intervención de forma precoz y preventiva tratando de desarrollar habilidades, actitudes
correctas y positivas hacia la medicación puede llevar a la prevención de una peor evolución de la
enfermedad al mejorar la adherencia.
- El tratamiento precoz e integrado permitirá mejorar la calidad de vida de pacientes y familiares.
- El tratamiento psicológico es eficaz para la mejora de los pacientes y sus familiares.

Bibliografía
American Psychiatric Association (APA). 1994. Diagnostic and statistical

manual of mental disorder

(4ª. ed. ) (DSM- IV). Washington, DC.
Colom F, Vieta E, Martinez-Aran A, et al. 2000. Clinical factors associated
with

treatment non-compliance in euthymic bipolar patients. J Clin Psychiatry; 61(8):549­

55.
Fadden G, Bebbington P, Kuipers L. 1987. The burden of care: the impact of functional psychiatric
illness on the patient`s family. Brit J Psychiatry; 150, 285-292.
Grad J, Sainbury M. 1963. Mental illness and the family. Lancet; b; 1, 1.
Heru AM, Ryan CE. 2004. Burden, reward and family functioning of
caregivers

for relatives with mood disorders: 1-year follow-up. J

Affect

Disord; 83(2- 3):221-5.
Hirschfeld RM. 2004. Bipolar depression: the real challenge. Eur
Neuropsychopharmacol; 14 (Suppl 2):S83-8. Review.
Hoening J, Hamilton M. 1966. The schizophrenic patient in the community
and his effect on the household. Int J Soc Psychiatry; 12, 165-176.
Hoening J, Hamilton M. 1969. The Desegregation of the Mentally Ill.
Routledge and Keegan- Paul, London.
Kessler RC, McGonagle KA, Zhao S, et al. 1994. Lifetime and 12-month
prevalence of DSM-III-R psychiatric disorders in the United States.
Results from the National Comorbidity Survey. Arch gen Psychiatry;
51(1):8-19.

Kessler RC, Berglund P, Demler O, et al. 2005. Lifetime prevalence and ageof onset distributions of DSM-IV disorders in the National Comorbidity
Survey Replication. Arch gen Psychiatry; 62(7):768.
Perlick D, Clarkin JF, Sirey J, et al. 1999. Burden experienced by care-givers of persons with bipolar
affective disorder. Brit J Psychiatry; 175:56-62
Perlick DA, Rosenheck RR, Clarkin JF, et al. 2001. Impact of family burden and patient symptom
status on clinical outcome in bipolar affective

disorder. J Nerv Ment Dis; 189(1):31-7.

Platt S. 1985. Measuring the burden of psychiatric illness on the family: an evaluation of some rating
scales. Psychol Med; 15: 383-393.
Post RM, Denicoff KD, Leverich GS. 2003. Morbidity in 258 bipolar outpatients followed for 1 year
with daily prospective ratings on the

NIMH

life

chart

method.

J

Clin

Psychiatry;

64(6):680-90.
Reinares M, Vieta E, Colom F et al. 2004. Evaluación de la carga familiar: una propuesta de escala
autoaplicada derivada de la escala de

desempeño psicosocial. Rev psiquiatría Fac Med

Barna; 31(1):7-13.
Scott J, Colom F. 2005.

Psychosocial treatments for bipolar disorders. Psychiatr Clin North Am;

28(2):371-84. Review.
Strauss SJ, Carpenter WT. 1972. The prediction of outcome in schizophrenia: part I. Characteristics
of outcome. Arch gen Psychiatry; 27: 739-

746.

Strauss JS, Carpenter WT Jr. 1974. The prediction of outcome in schizophrenia. II. Relationships
between predictor and outcome
study of

variables: A

report from the WHO pilot international pilot

schizophrenia. Arch gen Psychiatry; 31:37-42.

Strauss JS, Carpenter WT Jr. 1974. Characteristic symptoms and outcome is schizophrenia.

Arch

gen Psychiatry; 30: 37-42.
Vieta E, PacchiarottiI, Scott J et al. 2005. Evidence- based Research on the

Efficacy of Psichologic

-2411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ABORDAJE INTEGRAL DEL trastorno BIPOLAR

Interventions in Bipolar Disorders: A Critical

Review. Curr Psychiatry Rep; 7(6): 449-55.

Zaretsky A, Lancee W, Miller C, et al. 2008. Is cognitive-behavioural therapy

more

effective

than psychoeducation in bipolar disorder?. Can J Psychiatry; 53(7):441-8.
Zarit SH, Reever KE, Bach-Peterson J. 1980. Relatives of the impaired elderly: correlates of feeling of
burden. Gerontologist; 20:649

-2511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar