PUBLICIDAD
Última actualización web: 04/12/2022

Entre recuerdos y olvidos. Trabajando con el PEMYR (Programa de Estimulación de Memoria y Reminiscencia).

Autor/autores: Virginia G. de Viguera
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Psicogeriatría y Trastornos Mentales Orgánicos .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

En este trabajo se presentan los resultados de la aplicación del P. E. M. Y. R ( Programa de Estimulación de memoria y Reminiscencia) en 6 grupos de Adultos Mayores en la Ciudad de La Plata Argentina, durante el año lectivo 2002. Partiendo de los objetivos y Fundamentación del Programa, se hace rápidamente referencia a la metodología de trabajo para comentar luego la evaluación realizada al terminar el 1er y 2do cuatrimestre de este año.

A la luz de los resultados logrados , muy favorables por cierto se proyectan nuevas aplicaciones. Al agregar algunas viñetas que hablan de las expectativas y evaluaciones de los alumnos, ponemos de manifiesto la motivación despertada, fundamental en el Programa y las modificaciones logradas.

Palabras clave: Adultos mayores, Envejecimiento, Memoria, PEMYR, Reminiscencia


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2149

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Entre recuerdos y olvidos. Trabajando con el PEMYR (Programa de Estimulación de memoria y Reminiscencia).

Virginia G. de Viguera.

Medica psiquiatra. Psicoterapeuta de Adultos Mayores.
Directora de la Revista de Psicogerontologia Tiempo.  www. psiconet. com/tiempo

PALABRAS CLAVE: PEMYR, memoria, reminiscencia, Adultos Mayores, Envejecimiento.

 

Resumen

En este trabajo se presentan los resultados de la aplicación del P. E. M. Y. R ( Programa de Estimulación de memoria y Reminiscencia) en 6 grupos de Adultos Mayores en la Ciudad de La Plata Argentina, durante el año lectivo 2002. Partiendo de los objetivos y Fundamentación del Programa, se hace rápidamente referencia a la metodología de trabajo para comentar luego la evaluación realizada al terminar el 1er y 2do cuatrimestre de este año. A la luz de los resultados logrados , muy favorables por cierto se proyectan nuevas aplicaciones. Al agregar algunas viñetas que hablan de las expectativas y evaluaciones de los alumnos, ponemos de manifiesto la motivación despertada, fundamental en el Programa y las modificaciones logradas.



El PEMYR, ( Programa de Estimulación de memoria y Reminiscencia), está diseñado para su aplicación en el envejecimiento normal. No es un programa de rehabilitación , aunque puede ser adaptado, sino de estimulación y entrenamiento de las funciones cognitivas en el Adulto Mayor, que presente o no trastornos en su memoria.

La necesidad de un programa que entrene la memoria surge frente al aumento de la esperanza de vida y el deseo de vivir esos años con mayor plenitud y salud. Despierta gran ansiedad la aparición de fallos en la memoria, los olvidos benignos, también llamados pérdidas de la memoria asociadas a la edad. . Se asocia frecuentemente este trastorno cognitivo a los encontrados en las demencias y en especial a la enfermedad de Alzheimer.

En otras partes del país y del mundo se están implementando talleres de memoria pero sin duda cada población presenta sus propias características por lo que la ejercitación utilizada debe adecuarse a ella.

En la temática de la memoria como en tantos otros problemas que se le atribuyen al envejecimiento a través de prejuicios muy instalados todavía en el imaginario social (que ya no se puede aprender, que la memoria se deteriora, que la pasividad es el estado natural de los mayores), se trata de desaprender esos prejuicios y demostrar que no son tales sino problemas que acarrea la falta de hábitos y de estimulación.

Se decía en el Proyecto del PEMYR que partiamos de algunas premisas básicas y nos fijamos objetivos muy concretos (ver Proyecto en Revista Tiempo Nº 9 y 10 ). El PEMYR consta de dos módulos, desarrollados cada uno en un cuatrimestre. memoria y reminiscencia.

En el módulo dedicado a memoria se trabaja sobre la memoria reciente y los olvidos cotidianos. ( olvidos de nombres, de teléfonos, de direcciones, de lugares en donde se dejaron objetos, de cosas a realizar, etc). Se estimula y entrena la atención, la memoria visual, la auditiva, la tactil, la olfativa y gustativa, la imaginación, la lecto-escritura etc)

Solamente menciono en este trabajo algunas de las premisas y de los objetivos planteados en dicho Proyecto.

. La memoria es una función importantísima porque somos a través de ella, sin memoria no hay identidad, no hay historia, ni personal ni social memoria y olvido no son peculiaridades del envejecimimneto, se recuerda y se olvida durante toda la vida, pero toma singular especificidad en el envejecer , no solo por las connotaciones que adquieren los fallos de memoria sino por la posibilidad de su entrenamiento.

. Estudios recientes muestran que el entrenamiento es posible y distintos programas de estimulación han sido puestos en práctica ya no solo como medios de rehabilitación sino en función del envejecimiento normal que es este nuestro objetivo.

. Partimos también de la base de que la memoria es una facultad compleja y que compromete varias funciones cognitivas y no cognitivas ( atención, concentración, percepción, lenguaje, sensorio, afectividad, ) y que además se realiza a través de etapas. Recogemos la información y la almacenamos para luego poder recordarla.

. El trastorno de las funciones cognitivas es normal en el envejecimiento y no lleva implícito una incapacidad sino un lento declive.

. Se puede seguir aprendiendo durante toda la vida , lo que significa que el cerebro responde a través de las neuronas que compensan con nuevas sinapsis la muerte de algunas de ellas. Hablamos de la plasticidad del sistema nervioso.

. Los factores que interactúan en los trastornos de memoria son varios y no están reducidos a los biológicos: intervienen los emocionales, los sociales, culturales, educacionales, la historia personal .

En relación al Módulo de Reminiscencia:

- El recordar ha estado siempre teñido por el prejuicio. Se sabe ahora que la reminiscencia como función psíquica es saludable porque a través de su puesta en marcha se logra integrar el pasado al presente. Se fortalece así la identidad y la autoestima, se trasmite experiencias a las nuevas generaciones y se mantiene la memoria colectiva.

- Vemos como de vital importancia el trabajo grupal para este entrenamiento, ya que el estar entre pares que confluyen en la preocupación por una problemática y el efecto en si del grupo como sostenedor emocional, al ser fuente de nuevos vínculos afectivos, lugar de solidaridades , fortalece la autoestima de los envejescentes y sin duda se constituye en un factor de éxito en la tarea.

En cuanto a los objetivos del Programa mencionaremos solamente :

- El principal objetivo es estimular y mantener la capacidad funcional de los procesos cognitivos, a través de un entrenamiento de las distintas funciones , ya que en el envejecimiento se perfila una disminución de los mismos.
- Brindar información teórica acerca de dichos procesos para borrar los prejuicios acerca del deterioro de la funciones y alejar el fantasma de la enfermedad de Alzheimer o de otras demencias , vinculadas con trastornos de la memoria.
- Poner a disposición ejercitaciones que los participantes luego aplicarán, y pondrán en práctica regularmente.
- Elaborar una guía de ejercitaciones aplicables a sujetos que consideramos sanos, esto es con los fallos propios del envejecer pero sin patologías de deterioro demencial o secuelar. Se hace necesario tambien implementar programas de entrenamiento específicos para cada población.


Si bien la base de las ejercitaciones es la misma: entrenar atención, concentración, memoria, lenguaje oral y escrito, recuerdos, cálculo; la forma y contenidos de esta ejercitación varía según quienes sean los depositarios del programa.
Las principales características de los destinatarios del Programa son:

- Adultos mayores, esto es personas que están transitando la etapa del envejecimiento y que cuentan entre 55 y 85 años.
- Los participantes son auto convocados por su elección e interés.
- Consecuentemente con el punto anterior concurren con muy buena disposición, actitud importante para el desarrollo del Programa.
- No presentan serios problemas psiquiátricos o muy graves secuelas neurológicas.
- El nivel socio-cultural es medio.

Como trabajamos?

· Se hace una corta encuesta abierta acerca de si tienen problemas de memoria actual o remota y que tipos de fallos registran. Auto percepción del problema.
· Se elaboran ejercicios específicos y recomendaciones para practicar diariamente, rescatando la importancia de la imaginación y de una buena disposición frente a la información . ( Crucigramas, juegos de memoria, de atención, de asociación de números, listas de palabras, elaboración de pequeñas reflexiones , relatos de recuerdos cortos, asociar recuerdos con olores, sabores, colores, apertura a las reminiscencias, poder resignificar y elaborar situaciones mas o menos conflictivas que quedaron bajo el manto del olvido).
· Se estimula la lectura, la escritura y la reflexión diarias, con la idea de formar hábitos.
· Los trabajos se hacen en los hogares, individual o en pequeños grupos pero se comentan en la clase.
· Los grupos son de 20 a 25 participantes en cada grupo aunque algunas veces llegan a 30 por la gran demanda existente. .
· La frecuencia es de 1 vez por semana con 1 hora y 30’ de duración y durante 8 meses.
· Una primera clase introductoria informa acerca del programa y sus contenidos y de la forma de trabajo a realizar.
· La parte teórica se desarrolla a través de cinco temas:

1-Los Adultos Mayores y los prejuicios.

2-La memoria , funciones , etapas.

3- Los olvidos, características.

4- reminiscencia y sus funciones.

5 -La importancia de la actividad tanto motriz como intelectual, como parte del auto-cuidado.

· Desde el primer día se comienza con las ejercitaciones, intercalando la parte teórica a lo largo del programa.
· Dos clases finales se destinan a la evaluación del trabajo.

La evaluación que hacemos al terminar el ciclo lectivo 2002 en el que se trabajó con 6 grupos es fuertemente positiva tanto en relación a la aceptación del Programa con su ritmo de ejercitación y concurrencia; como en los efectos que el Programa produjo cumpliéndose así con los objetivos propuestos. Esto se constató tanto en la evaluación que se hizo a través de las participaciones en clase, como en la realización de los ejercicios que se requerían semanalmente. Además y esto es muy importante , fue muy significativa la evaluación que los propios participantes hicieron de la tarea realizada.

Los ejercicios sobre reminiscencia fueron muy movilizadores y tomados en general con alegria. Hubo sin embargo quienes no realizaron ese módulo por temor a recordar.
Los recuerdos fueron estimulados a través de consignas como:

v Los primeros juegos y canciones de la infancia.
v Recuerdos de la primera casa o del primer barrio.
v Los primeros dias de la escuela primaria.
v Encontrar fotos que disparen recuerdos y hacer con ellas un trabajo.
v Algún recuerdo agradable. Otro vergonzante. Alguno doloroso.
v Ejercicios varios de imaginación.
v Ejercicios varios de asociación.

Se puso en evidencia lo que veíamos al tomar la parte de recuerdos y olvidos en las clases teóricas. ¡Cuantos recuerdos encubren los olvidos!! Al decir de Benedetti “ El olvido está lleno de memoria”

Se reflejó además la importancia que tiene el resignificar los hechos del pasado y el refuerzo de la identidad y la auto-estima a través de la reminiscencia. Todos manifestaban que les habia producido un verdadero encanto el encontrarse con recuerdos de su infancia y su juventud y poder mirarlos desde el presente. Surgieron además una serie de hechos , personajes, historias, características de la gente y de los lugares, comunes a muchos de ellos y que podian compartir. Esto produjo alegria, risas, acercamiento afectivo intragrupal. La posibilidad de intercambiar incluso recuerdos en cierta medida dolorosos, encontró un lugar propicio y contenedor, con el alivio consiguiente.

Adjuntamos algunos recortes de:

1-expectativas al comenzar el Taller y
2-algunas opiniones de las evaluaciones finales.


Algunas expectativas de los alumnos al iniciar el Programa

“Mis expectativas al iniciar este Seminario, es recobrar la memoria, que noto que se va desapareciendo poco a poco, sobretodo fechas, nombres de artistas , de cosas, de familiares, amigos. . . . . . me lo recomendaron especialmente amigos que el anño pasado lo cursaron. . . ” I. S. 72 años. M.

“ reforzar la memoria sobre todo en lo referente a fijación, olvidos de nombres, actividades, aunque lo soluciono anotando todo lo posible. Agilizar la mente, aprendiendo a utilizar nuevas neuronas. . . . ” I. F. 78 años. V.

“ intentar mejorar mi memoria, aprender como lograrlo. . . ” R. M. 62 años. M.

“ recuperar mas la memoria, que para mi es fundamental, porque a veces al no recordar ciertas cosas , me preocupa y mucho. Por conociminetos generales relativos a como ejercitar la misma y conocer y tratar a nuevas personas. . . . ” C. V. 70 años. M.

“ asimilar experiencias de los otros, poder superar las molestias físicas y no renunciar a la curiosidad. . . . ” R. S. 73 años. M.

“ . . . en el deseo de mejorar siempre más en la vida, . . . ejercitar mis facultades dormidas o aquietadas, beneficiando mi salud y mi estado de ánimo, al sentirme más viva y pudiendo , a la vez, ser útil a otro, al pasar mis vivencias. ” D. A. 70 años. M.

“ Recuperar la memoria perdida. “ C. C. 60 años. M.

“ Poder incentivar más la memoria para cuando leo o cuando estoy en una conversación. Además me gusta formar grupos de trabajo y me interesan los temas que se van a desarrollar. ” L. B. 57 años- M.

“ adquirir técnicas que me ayuden a mejorar mi atención y memoria. ” L. P. 64 años. M.


En cuanto a las evaluaciones al terminar el curso

· “El Programa del P. E. M. Y. R, me ha dejado buenos resultados. Con esto no quiero decir que ya no olvido nada. . . . no, no es esto, pero sí me ha enseñado a pensar más, a disfrutar a lo mejor de una manera más positiva de un programa de radio o de TV, porque lo escucho mejor, trato de captar mas dichos programas, sin dejar que mi mente se pierda en otros pensamientos. Muchas veces la radio y la TV, solo servían para sentirme menos sola. También aprovecho y aprecio más la lectura de un libro. . . cuando hago esto recuerdo lo escuchado en clase. . . . . yo diría que hubo en mi un “avivamiento”, un tratar de vivir más. Yo espero con impaciencia las tardes de los lunes. . . . me ha ayudado a trabajar mi mente, al leer con mas detenimiento un libro o un diario y a escribir, cosa que es algo que había dejado de hacer. Yo me sentí muy cómoda y muy beneficiada “ . A. C. 89 años.

* “ He notado un mejoramiento en mi memoria en general, además el compartir con pares las fallas en la atención, olvidos, etc y ver que son similares tranquiliza. . . El grupo me resultó agradable y solidario, me sentí integrada y el hecho de compartir un café después de la clase contribuyo a afianzar la relación entre todas al igual que el trabajo solidario propuesto. . . ” C.

 

· “ yo noté cambios y muy buenos: en primer lugar salí de mi retraimiento, me obligó a poner atención en el programa porque me interesaba, despertó la mente con los ejercicios. . .
yo inicié el Programa sin saber de que se trataba, me trajo una amiga que me veía mal por mi duelo reciente. Fue una panacea, una maravilla. Creó en mi expectativas sobre que pasaría la próxima clase y cada clase fue una sorpresa. . . . me sirvió mucho el compartir con el grupo y darme cuenta que todos a esta altura hemos tenido pérdidas de todo tipo y enfermedades y al hablarlo logré reaccionar poco a poco. . . ”
M E.

· “ noté cambios fundamentales, tengo tiempo para mi mente, hago ágil mi pensamiento, dedico a mi tarea horas y lo hago con placer, me gusta escribir, cosa que no hacía . . . me he encontrado a mi misma. Nunca pensé que el Programa me iba a resultar tan hermoso. Fui por curiosidad por estar en un grupo pero encontré a todos con una humanidad a flor de piel, todos cuentan sus alegrías, sus recuerdos. . . . sus trabajos. . . mis expectativas se cumplieron en todo sentido. Al hacer comentarios con mis amigas quisiera que todas pudieran hacerlo. ” E . S de M.

· “Pese a que he asistido poco tiempo, solo en el 2do cuatrimestre, me gustó. Me ha permitido conocer personas muy agradables, con problemas semejantes y con ganas de continuar positivamente. Me sentí integrada rápidamente con un recibimiento muy cálido” G. P.

· “ el programa me ayudó a superar mi falta de atención y a actualizar conocimientos un poco olvidados, además contribuyó a despertar el interés sobre temas diversos propios del Programa. Mis expectativas fueron cubiertas ampliamente, al mantenerme activa, en la búsqueda y acopio de elementos de trabajo. . .
trabaje en compañía de mi esposo, consultando lo necesario. El grupo fue muy cordial y ameno. . . en síntesis ha sido maravilloso. ” N. A.

· El hecho de participar en un grupo donde todos tenemos los mismos problemas de olvidos me ayudo a entender que el envejecimiento no es una enfermedad. Me estimuló para prestar mas atención como base para recordar y eso cambió el humor porque ya un olvido no fue algo trágico sino algo natural. . . . el entrenamiento con ejercicios me ha ayudado bastante. . . ” E. M.

· “Noté cambios en el humor en un sentido favorable. Más notorio fue la estimulación del hábito de la escritura, bastante abandonado, lo que me resulta muy útil. Similarmente me sucede con la imaginación y la reflexión. Las expectativas fueron superadas, por los resultados que observé en mi mismo. . . me sentí integrado en el grupo y muy cómodo. “ J. C.

· El P. E. M. Y. R. cumple una gran función, la de recordarnos que pese a la edad que vamos teniendo podemos realizar y emprender cosas nuevas. Una de las cosas que más me estimuló fue la atención. Muchas veces uno pasa por la vida sin prestar atención alrededor y sin reparar en tantas cosas bellas que a veces pasan junto a uno y uno no se da cuenta. Me estimuló también la lectura. O.

· El desarrollo del P. E. M. Y. R. despierta en mí inquietudes que antes no tenía, tomar interes por ciertas cosas e informarme sobre lo que no recuerdo o me es dudoso. M.

· Mi interés fue creciendo a medida que transcurrian las clases. Al salir de una etapa plena de amor, rodeada de afecto por casi 60 años, de mirarme en sus ojos y saberne querida, el abandono duele. Pero! Siempre los hay. Por eso para mí especialmente este curso fue como un remanzo, una espera del día de clase, compartir con el grupo tan sincero, tan vital, porque todos en esta etapa queremos recordar, vivir los momentos de felicidad, y hablar de ellos. Tal vez se guardan cosas en nuestra memoria que al escuchar a los recuerdos de nuestros amigos esos recuerdos fluyen y parece que al compartirlos se hacen más hermosos, más cálidos, y tal vez más queridos. E.

· Comprobé que los adultos mayores podemos aprender y cambiar si existen incentivos sociales. Me ha permitido encontrar nuevas gratificaciones y realizar tareas que antes eran impensadas, lo que me llevó a dejar algunos ratos de T. V. para volcarme a actividades que aumentan mi capacidad intelectual. Ch.

· El curso me ayudó a comprender que la vejez solo existe en el anecdotario social. Aparecen prejuicios que no permiten que el A. M. continue creando y viviendo su edad cronológica sin grandes inconvenientes y seguir insertado en la sociedad. El A. M. debe continuar produciendo intelectualmente o profesionalmente con las limitaciones lógicas, con una actitud positiva. La pasividad, no es autoexclusión. Es erroneo pensar que estamos obligados a replegarnos en nosotros mismos, somos productivos, solo es consecuencia del sistema , de la sociedad en que vivimos. Somos activos en intercambios de aprendizaje, en grupos alternativos y en utilizar el tiempo en nosotros mismos con total libertad. (B)

B. define el espacio del taller como un disparador en si mismo de sus felices años escolares: "Me trae reminiscencias de la época escolar, évoca mi orgullo y mi eterna responsabilidad. Por momentos me abruma porque no lo concibo solamente como un ejercicio para recordar. No puedo asistir sin mis tareas completas, y cuando las hago pongo el mismo empeño que en mi infancia y adolescencia.

Al respecto del tema de las reminiscencias B. también nos dice: " El ejercicio que contó con mi aceptación más amplia fue el de reminiscencia. En él encontré la oportunidad de consignar en orden y emoción mis recuerdos más queridos y profundos. Fue un desafio a mi emotividad pues sacar a relucir y exponer públicamente mis emociones más puras, mis sentimientos más íntimos, me costó, pues soy muy pudorosa al respecto, pero acepté realizarlo porque era mi obligación con el curso y mi responsabilidad por concurrir. "


Sabemos de la importancia de la ejercitación dentro del programa del P. E. M. Y. R. y se observa la evolución del grupo en las producciones semanales. Parece una constante grupal la sorpresa de encontrarse en poco tiempo resolviendo ejercicios que al principio resultaban un tanto dificultosos. También el haber podido a partir de los mismos encontrarse con distitas temáticas que han despertado intereses, que han propiciado retomar hábitos como el de la lectura, o de la escritura.

· De inmediato me atrapó la temática, las reflexiones y la ejercitación semanal. Soy integramente práctica, activa, inquieta y dar respuesta a lo solicitado en el cuaderno fue un desafío y un entretenimiento extra. No es que me sobre tiempo, siempre estoy escasa de el, pero era una ocupación diferente a la que le dí lugar aún a costa de sueño y descanso. Primero, no fui jamás aficionada a los crucigramas. En mi concepto eran una pérdida de tiempo, llevaban a la pasividad física, no tenían objetivo práctico, salvo la satisfacción de resolverlos. El tener que solucionarlos me abrió un campo nuevo de pensamiento en relación a la M. , la reflexión, el examen de conocimientos. B.

· Los ejercicios me parecieron muy accesibles y entretenidos anque haya que consultar el diccionario o algún otro libro para completarlos, lo cual me obliga a informarme y a ocuparme en momentos claves. M.

· Los ejecicios fueron muy fáciles y además de repasar conocimientos, me enteré de hechos y acontecimientos en la vida de personajes que tenía olvidados como que Edison en 50 años obtuvo 1033 patentes de inventos o que en Bagdad se encuentra la universidad más antigua del mundo, etc. La única tarea dificil fue la del crucigrama final, aunque acostumbraba a resolverlos, el crear un ejecicio yo misma me fue imposible y recurrí a la ayuda de una amiga. E.

· Debo admitir que no encontré un significativo aumento en la memoria de hechos recientes, pero si me ayudó a utilizar bien el tiempo libre. Me ayudó a aumentar mi actitud frente a mi misma aunque debo reconocer que mi autoestima no era negativa" Ch.

· Noté muchos cambios en mi, poder sacar a luz muchos de mis recuerdos. . traerlas a la memoria. sin angustias, ni culpas, al contrario, recreando mi infancia, mis padres, episodios que tenía olvidados. Además comprobar que puedo trabajar en los temas dados sin dificultad y concentrarme cada vez más. ()

· El concurrir al taller me obligó a salir del encierro voluntario y a compartir un momento grato con todos los presentes. E.

. Cuando se inició el curso hacía poco tiempo que había fallecido mi esposo y abandonado el ejercicio de la docencia. Fue muy importante para mí encontrar un lugar con gente amena, con tareas a realizar que me resultaron muy entretenidas, que me hacía esperar con ansias los días del curso y esa misma noche resolver las tareas. E.


Lugares en donde se implementó el Pemyr durante 2002

· El Pemyr se aplicó , en los siguientes lugares:
1- en el PEPAM ( Programa de Educación Permanente de Adultos Mayores) dep. de la Facultad de Humanidades de la UNLP. En su sede de La Plata y en la de City Bell. ( sede Rotary Club).
· En el Centro de Jubilados Médicos de La Plata.
· En la Asociacion de Jubilados de la Caja de Ingenieros de La Plata.


Bibliografía

Memoria.

Acuña M y ot. Talleres de Activación cerebral y entrenamisnto de la memoria.
Paidós. 1997.

Andrés H. olvido benigno y deterioro. Nov. 1998. Cuadernos de gerontología.
N·12.

Belsky J. Procesos cognitivos: memoria y creatividad. Cap 6 del libro: Psicología
del envejecimiento. Edit. Masson.

Boget Llcia y ot. No me acuerdo. Trastornos de la memoria. Edit. Oceano.
España. 2000.

Karp D. A. A. M. I ( Aged Associated Memory Impairment) Aspectos psicológicos
agregados) Revista Tiempo. Nº 1. setiembre de 1998. Argentina.

Korovsky y Karp. Trastornos de la memoria en el anciano. En Psicogerontología. Edit.
Roca Viva. Uruguay. 1998.

Montenegro y ot. El Método UNAM: una intervención cognitiva desde el ámbito
sanitario. Artículo en Revista Psiquiatria. com ( fuente
Interpsiquis/2002)

Oliverio A. La memoria. El arte de recordar. Alianza Editorial. Madrid. 2000.
Programa Gradior.  www. intras. es

Torres M y ot. Algunos cambios cognitivos en el envejecimiento: atención, aprendizaje
y memoria. El lenguaje. Cap. 2 del libro : Envejecimiento normal y
patológico. Promolibro. Barcelona.

Risiga Magalí memoria y Envejecimiento. Posibilidades de la estimulación Cognitiva.
En terapia Ocupacional/ Avances. Internet.

Reminiscencia.

AARP. The Power of Memories. Creative Uses of Reminiscence.
1992. American Association of Retidred Persons.

Freud S. Recordar, repetir y reelaborar. En Obras Completas. T. XII. Amorrortu. Bs. As. 1990.

Freud S. Recuerdos infantiles y recuerdos encubridores.
En Obras Completas. T. 3. Biblioteca Nueva.
Madrid. 1972.

García Pintos El círculo de la vejez. Cap. 8. Ed. Almagesto.
Bs. As. 1993.

Gastrón L. Aportes metodológicos. La reminiscencia. Una función para hacer
Andrés H. Historia. Rev. Arg. de Clínica Psicol. N°2. 1993.

Haas Eberhard Conmemorar y Recordar. Rev. de Psicoan. N°1. 1991. Bs. As.

Haight y ot. The Art and Science of Reminiscing. Ed. Taylor & Francis. 1995.

Laforest J. Introducción a la gerontología. Ed. Herder 1991. Bs. As. cap. 4.

Moreno J. reminiscencia y repetición. Rev. de Psicoan. N°3. 1987. Bs. As.

Rabain J. F. Remémoration: mode d’emploi. Rev. franc. Psychanal, 4/199.

Rolla E. senescencia. Ed. Galerna. 1991. Bs. As.

Salvarezza L. Psicogeriatría. Paidós. 1988. Bs. As.

McMahon y ot. La reminiscencia en la vejez: una respuesta adaptativa. en "Procesos psicológicos en el envejecimiento". Levin y Kahama (comp. ). (F).

Viguera V. Reminiscencia: soporte de identidad en los Adultos Mayores.
Revista Tiempo Nº 3. 1999.  www. psiconet. com/tiempo

Viguera V. PEMYR . Programa de Estimulacion de memoria y reminiscencia.
En Rev. Tiempo www. psiconet. com/tiempo
Nº 8 y 9.

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar