PUBLICIDAD
Última actualización web: 04/12/2022

Determinantes psicológicos de la salud de los jóvenes.

Autor/autores: Carlos Manuel Sousa Albuquerque
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Psicología general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

En este estudio se evalúa la relación que diversas variables psicológicas (locus de controlo, coping y auto-concepto) tienen sobre determinadas variables de salud (estilo de vida, estado de salud y percepción general de salud) en jóvenes universitarios portugueses. La muestra es compuesta por 621 estudiantes (76, 58% mujeres) con edad media de 19. 91 años. Los resultados permiten concluir que las variables psicológicas están asociadas a las variables de salud y el sentido encontrado, de esta aso-ciação, apunta para que, en su generalidad, los estudiantes cuyas variables psicológicas presenten valores más positivos expresen, también, valores más positivos en las variables de salud en estudio; por otro lado, alerta para la necesidad de servicios de acompañamiento psicológico y de promoción de la salud destinados a los jóvenes que frecuenten la enseñanza superior. Se trata de un estudio ex post hecho retrospectivo.

Palabras clave: Auto-concepto, Coping, Estilo de vida, Estudiantes de la enseñanza superior, Locus de controlo de salud


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4265

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Determinantes Psicológicos de la Salud de los Jóvenes

(nº referencia/ticket 798450387)

Autores:
Carlos Manuel Sousa Albuquerque1
Ana Paula Soares de Matos2
Cristina Paula Ferreira O. Albuquerque3
António José Eugénio Oliveira1
1

Profesor ­ Escola Superior de Saúde de Viseu, Portugal
Profesora ­ Universidade de Coimbra, Portugal
3
Enfermera ­ hospital de São Teotónio de Viseu, Portugal
2

___________________
Dirección: Carlos Manuel de Sousa Albuquerque. Escola Superior de Saúde de Viseu. Rua D. João Crisóstomo Gomes de Almeida, nº102, 3500-843 Viseu, Portugal. E-Mail: cmalbuquerque@gmail. com

Resumen. En este estudio se evalúa la relación que diversas variables psicológicas (locus de controlo, coping y auto-concepto) tienen sobre determinadas variables de salud (estilo de vida, estado
de salud y percepción general de salud) en jóvenes universitarios portugueses. La muestra es compuesta por 621 estudiantes (76, 58% mujeres) con edad media de 19. 91 años. Los resultados permiten concluir que las variables psicológicas están asociadas a las variables de salud y el sentido encontrado, de esta asociación, apunta para que, en su generalidad, los estudiantes cuyas variables psicológicas presenten valores más positivos expresen, también, valores más positivos en las variables
de salud en estudio; por otro lado, alerta para la necesidad de servicios de acompañamiento psicológico y de promoción de la salud destinados a los jóvenes que frecuenten la enseñanza superior. Se
trata de un estudio ex post hecho retrospectivo. que frecuenten la enseñanza superior. Se trata de un
estudio ex post hecho retrospectivo.

Palabras Llave: estudiantes de la enseñanza superior; auto-concepto, locus de controlo de salud,
coping, estilo de vida, salud.

INTRODUCCIÓN
1

Actualmente, en la promoción de la salud, en la prevención y en la rehabilitación se considera
cada vez más la importancia de factores psicológicos (Matos, Simões, Carvalhosa, Reis y Canha,
2000; McIntyre y Soares, 2002). En estos contextos se realizan tratamientos para problemas psicológicos, intervenciones psicológicas para conseguir formas más funcionales de lidiar con problemas
de salud, se eliminan hábitos nocivos para la salud, se desarrollan comportamientos promotores de
salud y se interviene junto de los técnicos de salud y en el propio sistema de cuidados de salud (Matos, 1995; McIntyre, Soares y Silva, 1997; Ribeiro, 1998). Para tal es necesario poseer buenos conocimientos de las bases biológicas, sociales, cognitivas y emocionales de la salud y de la enfermedad
y del comportamiento; y tener en cuenta, entre otros aspectos, el estado de salud, los recursos, las
necesidades y las preferencias de los individuos. El objetivo de la psicología Clínica de la Salud es
comprender e intervenir en las interacciones que se establecen entre la persona, su estado de salud y
su ambiente (Belar y Park, 2001) y hacer la integración entre la investigación y la práctica.
Han sido desarrollados diversos modelos psicológicos generales de la salud y de la enfermedad,
la mayor parte de ellos basados en el modelo biopsicossocial desarrollado por Engel (y. g. , Belar,
Deardorff y Kelly, 1987; Belar y Park, 2001; Leigh y Reiser, 1980) y también en el modelo holístico (y. g. , Bliss, Baumam, Piper, Brint y Wright, 1985; Sobel, 1979; Stanway, 1982). Estos modelos
consideran la importancia de los dominios biológico o físico, afectivo, cognitivo, comportamental y
ambiental y han destacado el papel de diversas variables, como es el caso de características personales estables o trazos de personalidad, indicadores de funcionamiento psicológico y bienestar, acontecimientos traumáticos o indutores de stress, posición en la estructura social y características del
ambiente social e interpersonal, etc. (Kasl y Jones, 2001). Es consensual considerar que el comportamiento puede influen-ciar la salud y que modificar el comportamiento puede afectar la salud
(Schwartz, Brotman y Jilinskaia, 2001).
Destáquese que el concepto de salud es complejo y ha sido blanco de aceso debate, confrontándose perspectivas (biomédica y psicológica; negativa ­ salud como ausencia de enfermedad, y positiva ­ salud como un estadio de desarrollo). La definición más consensualmente endoso, aunque obviamente no redime de críticas, ha sido a de la Organización Mundial de Salud, que es bastante amplia, incluye la salud positiva y distingue tres dimensiones (física, mental y social). La adopción de
esta definición ha llevado al desarrollo y utilización en las investigaciones de medidas de estado de
salud amplias, genéricas y multidimensionales, (como el MOS 36 Ítem Short-Form Health Survey ­
SF-36, de Ware y Sherbourn, 1992; Nottingham Health Profile ­ NHP, de Hunt, McEwen y McKenna, 1986; y el Sickness Impact Profile ­ SIP, de Bergner et al. , 1976 (Furer, Konig-Zahan y
Tax, 2001). Este tipo de medidas más complejas habitualmente focam-se en las percepciones subjectivas del estado de salud y son consideradas más adecuadas que otras, más simples o objectivas,
como por ejemplo las medidas de un único ítem (una cuestión del siguiente tipo: `como es que eva 2

luaría su propia salud?` - Idler y Kasl, 1995) o el indicador epidemiológico de tasa de mortalidad
(Bowling, 1997; Ogden, 2001). La salud subjectiva o percibida puede ser definida como la experiencia que el individuo tiene de sus acontecimientos mentales físicos y sociales que son indutores de
sentimientos de bienestar (Hunt, 1988; in Bowling, 1997).
Como tuvimos la oportunidad de constatar, los conceptos y las medidas de salud han evolucionado desde los más simples y objetivos hasta a los más complejos y subjectivos. En el ámbito de la
psicología, hacemos este recorrido de la simplicidad para la complejidad, tendemos a tener una
perspectiva multi-dimensional y podemos comprender mejor la subjectividade del individuo en estudio (los significa-de los que da, sus emociones y comportamiento).
El coping y el estilo de vida también han sido muy estudiados en la psicología de la salud y en
la medicina comportamental, sobre todo su papel moderador y mediador en resultados de salud (Endler y Johnson, 2001; Snel y Twisk, 2001). El coping incluye componentes comportamentales,
emocionales y cognitivos que el individuo utiliza para disminuir la discrepancia percibida entre las
exi-gências situacionais y sus capacidades o cualificaciones (Lazarus y Folkman, 1984; Endler y
Johnson, 2001). El estilo de vida incluye una serie de comportamientos relacionados con la salud,
como el ejercicio físico, la dieta alimentar, el consumo de alcohol y tabaco, etc. Se ha destacado la
influencia del estilo de vida en el estado de salud, el valor preventivo de estilos de vida saludables y
la necesidad de que se conozcan mejor sus determinantes (Snel y Twisk, 2001).
Son diversos los factores que han sido asociados a la práctica de comportamientos relacionados
con la salud y al estado de salud, desde factores ambientales, culturales, sociales, económicos hasta
factores personales (y. g. , Matos et al. , 2000; McIntyre y Soares, 2002). Para que comprendamos estos factores y sus mecanismos de influencia han sido desarrollados varios modelos teóricos, que
ayudan también a percibir como las personas cambian sus comportamientos.
La teoría cognitivo-comportamental ha sido aplicada con éxito en el contexto de la salud y de la
enfermedad (mental y física). Comenzó por ser aplicada con bastante éxito en la salud y enfermedad
mental y más recientemente ha sido aplicada a la salud y enfermedad física, también con bastante
éxito. (y. g. , Bandura, 1986; Beck, 1976, 1985, 1987, 1991; Beck, Emery y Greenberg, 1985; Folkman y Lazarus, 1991; Lazarus y Folkman, 1984; Lazarus, 1999; Leventhal, 1984; Leventhal y Cleary, 1980; Leventhal, Prochaska y Hirshman, 1985; Meichenbaum, 1985; Miller y Rollnick, 1991;
White, 2001).
Jessor y colaboradores elaboraron un modelo específico denominado "teoría del comportamento-problema" que visa una mejor comprensión de los comportamientos disfuncionais de los adolescen-tes y adultos jóvenes y que comprende los comportamientos que ponen en riesgo la salud. Destacaron la importancia de los factores de riesgo y de los factores protectores y de la interacción de
los mismos con el estilo de vida en la promoción de la salud. A nivel de los atributos personales,
3

mencionaron la importancia de factores de riesgo como baja auto-estima y baja auto-eficacia, locus
de controlo externo y estraté-gias de coping inmaduras o inflexibles, y de factores protectores, como
buena auto-estima y auto-eficacia, locus de controlo interno y estrategias de coping eficaces (Jessor,
1984, 1991, 1993; Jessor, Donovan y Costa, 1990; Jessor, Donovan y Costa, 1991).
Los estudios han mostrado que un buen auto-concepto se relaciona con mejores resultados de
salud (Andrade, 1997; Burton, Sussman, Hansen, Jonhson y Flay, 1989; Duffy, 1988; Essex y
Klein, 1989; Jamison, Lewis y Burish, 1986; Leviner, Galili, Lowenthal y Sarna, 1991; Muhlenkamp y Sayles, 1986; Pender, Walker, Sechrist y Frank-Stromborg, 1990; Rutledge, 1987; Vaz Serra y Firmino, 1986; Vaz Serra, Matos y Gonçalves, 1986; Snow y Bruce, 2003).
Por su parte el locus de controlo también se ha revelado un importante predictor de resultados
de salud (Lau, 1982; Casey, Kingery, Bowen y Corbet, 1993; Waller y Bates, 1992; Steptoe y Wardle, 2001).
Las investigaciones tienen aún confirmado que el estilo de coping, expresamente el constructo
de Sentido Interno de Coherencia, desarrollado por Antonovsky (con sus tres dimensiones de conpreensibilidade, manejabilidade y significabilidade), se relaciona positivamente con el estado de salud (Antonovsky, 1987, 1990, 1992; Helada, 1990, 1994, 1996, 1997; Helada, Justo, Santos, Steptoe y Wardle, 1994; Johnson, 2004).
Faz a todas estas evidencias, parece así necesario e importante estudiar más en detalle no sólo
los efectos principales de un conjunto de variables psicológicas (auto-concepto, locus de controlo de
salud y sentido interno de coherencia) en la predicción del estilo de vida, estado de salud y percepción general de salud (variables de salud), como igualmente, tal como es referido por Baron y
Kenny (1986), considerar la posibilidad de las variables - estilo de vida y percepción general de salud - que puedan ejercer efectos de interacción en la relación entre las variables psicológicas y el estado de salud (variable dependiente), en una muestra de estudiantes universitarios portugueses. Destáquese que dada la confusión que, por veces, el concepto de efecto de interacción suscita, verificándose que es utilizado en diversos estudios con significados tan diversos como "efecto moderador", "efecto de ajus-tamento", "efecto de correlación" y efecto "de interacción" propiamente dicho, juzgamos ser importante lo definís, en el ámbito de este trabajo, de forma operacional. Así, la
utilización de la nomenclatura de efecto de interacción, en este estudio, se refiere al concepto tal
como es definido por Stevens (1996), o sea, al "efecto que una variable independiente he en una
drogadicta, no ser siempre el mismo, para todos los niveles de otra variable independiente" (p. 221).
En suma, el objetivo general del presente estudio "ex post hecho" (Montero y León, 2002), es
lo de buscar evaluar la relación entre un conjunto de variables psicológicas (locus de controlo, coping y auto-coneceito) y determinadas variables de salud (estilo de vida, percepción general de salud y estado de salud), en una muestra de estudiantes de la enseñanza superior portugués.
4

En la elaboración de este artículo se siguió la estructura propuesta por Bobenrieth (2002).
MÉTODO
MUESTRA

En la tabla 1 están representadas las características generales de la muestra, donde podremos
constatar que en el estudio participaron 621 estudiantes que frecuentan el Curso de Enfermería, con
una media de edades de 19. 91 años (Dp=2. 18) y con predominio del sexo femenino (un 76. 58%); se
verifica también que esta muestra es esencialmente constituida por estudiantes solteros (un
98. 04%), residentes en medio rural (un 52. 33%), en la franja etaria de los 18 a los 20 años (un
41. 55%) y que frecuentan el 1º año lec-tivo del respectivo curso (un 56. 84%).
Relativamente al grupo Socio-Económico , se verifica que la capa social más frecuente es la
IV, seguida de la III. Para esta estratificación utilizamos la clasificación de Sedas Nunes (1970), que
clasifica los individuos en 4 Capas Sociales, tiendo en cuenta el grado de instrucción y la profesión
del jefe de familia: Capa I - Superior; Capa II - media; Capa III - Inferior-Alta; Capa IV - InferiorBaja.
tabla 1 - Características generales de la muestra
Sexo
Homens
Mulheres

N=621

%

133
488

21. 42
78. 58

Estado Civil
Solteiro
Casado

609
12

98. 04
1. 93

Ano Lectivo
1º Ano
3º Ano

353
268

56. 84
43. 16

Área de Residência
Rural
Urbana

325
296

52. 33
47. 67

Camada Social
I
II
III
IV

33
157
205
226

5. 32
25. 28
33. 01
36. 39

Idade
grupo etário
16-18
18-20
20-22
22-24
24-26
26-28
28-30
30-32

29
258
241
48
25
14
5
1

4. 67
41. 55
38. 81
7. 73
4. 03
2. 25
0. 80
0. 16

PROCEDIMIENTOS

Los instrumentos de cosecha de datos fueron administrados en los tiempos lectivos de los estudiantes a quienes propusimos participar en el estudio; el tiempo necesario a su preenchimento fue
cerca de 60 minutos. Los instrumentos fueron administrados por uno de los autores del presente estudio y por una profesional de salud (enfermera) que colaboró en la cosecha de datos. Antes de la
administración de los instrumentos fue explicitado el objetivo del estudio (la relación de predicción
5

entre variables psicológicas y de salud en jóvenes universitarios) y el carácter voluntario y anónimo
de la participación, pudiendo los sujetos llenar o no los cuestionarios, no debiendo pero escribir el
nombre en ninguna de las partes del mismo. Los diversos cuestionarios que integraban los instrumentos de cosecha de datos fueron colocados en todas las órdenes y distribuidos al acaso por los sujetos, siendo que los devueltos, después de respectivo preenchimento, constituyeron un 95% de los
entregues

INSTRUMENTOS

Para evaluar las variables psicológicas fueron utilizados los siguientes instrumentos de autorespuesta:
- Sense of Coherence Questionaire (SOC) (Antonovsky, 1987; versión adaptada para la población
portuguesa por Helada, 1990). El SOC permite evaluar los recursos individuales de coping "" definidos por el autor como una aptitud interna, global, para percepcionar, interpretar y dar signifi-cado
a las experiencias stressantes de la vida, que posiciona el individuo en una orientación de salud, física y psicológica. Constituido por 29 ítems (en una escala de likert con 7 categorías de respuesta)
comprende tres factores/dimensiones principales, consideradas como formando parte del "sentido
interno de coherencia": compreensibilidade (11 ítems - y. g. , 'cuando habla con otras personas, tiene
el sentimiento de que ellas no lo comprenden?'); manejabilidade (10 ítems - y. g. , 'ya le aconte-ceu
que lo tengan desapontado personas con quienes usted contaba?'); y significabilidade (8 ítems y. g. , 'tiene el sentimiento de que no se interesa realmente por lo que se pasa a la su vuelta?'). El
SOC presenta buena consistencia interna. Los valores de alpha, para a escala total, han oscilado entre . 82 y . 95 (Antonovsky, 1987, 1993), valores ligeramente superiores a los presentados para la
versión portuguesa - entre . 79 y . 90 (Helada, 1996, 1997).
- inventario Clínico de Auto-Concepto (ICAC) (De Vaz Serra, 1986). Es un instrumento que evalúa
los aspectos emocionales y sociales del auto-concepto; es fiable (coeficiente de Spearman-Brown de
. 79 para una muestra de 920 individuos, y una correlación prueba-reteste de . 83, para un intervalo
de 4 semanas) y ha sido extensamente utilizado y validado (Vaz Serra, 1995). Los 20 ítems (en un
formato tipo likert con 5 categorías de respuesta) que lo constituyen están agrupados en cuatro factores: factor 1 - aceptación/rechazo (y. g, `soy una usualmente bien endoso por los otros'), factor 2 auto-eficacia (y. g. , `tengo por hábito desistir de mis tareas cuando encuentro dificul-dades'), factor
3 - madurez psicológica (y. g. , `suelo ser franco y expresar mis opi-niões'), y factor 4 - impulsivida de/actividad (y. g. , `soy una persona que gusto mucho de hacer lo que me apetece).
- inventario de Auto-Concepto Físico (IACF) (De Vaz Serra, 1988). El IACF tiene por objetivo medir los aspectos físicos del auto-concepto, mostrando tener una buena fiabilidad; su autor obtuvo un
coeficiente de Spearman-Brown de . 68, valor particularmente alto, considerando el cuantitativo de
la muestra - 760 individuos. Es compuesto por 40 ítems (en una escala de likert con 5 categorías de
respuesta) que se agrupan en cinco factores, con raíces latentes superiores la 1, que contribuyen con
un 61, 21% para el porcentaje cumulativo de la varianza, a saber: factor 1- las cuestiones que lo
constituyen revelan una dimensión traductora de buena o mala impresión física, producida en los
otros (y. g. , `me considero una personas físicamente atractiva'); factor 2- traduce facilidad o dificul6

tad en el contacto de los ojos, que tiene un innegable valor en el contexto de los mensajes no-verbales (y. g. , `cuando falo con otra persona, me cuesta mirarlo bien en los ojos'; factor 3- es traductor de
una buena o mala vitalidad física (y. g. , `me considero, de modo general, una persona con energía');
factor 4 - destaca la forma como el individuo habla, pelo que es otra dimensión rela-cionada con
comportamiento no-verbal (y. g. , `mi voz causa buena impresión en las otras personas'); factor 5 traduce la apreciación de la morfología corporal' (y. g. , `cuando me comparo con los otros reconozco que tengo usualmente una postura más rígida'), y factor 6 - los ítems que lo constituyen revelan
una dimensión traductora de satisfacción o insatisfacción sexual (y. g. , `me gustaba ser sexualmente
más activo que realmente soy').
- cuestionario "Lo que Pienso de la Salud" (OQPS) (De Ribeiro, 1993, 1994). Constituido por 14
ítems (seleccionados de las siguientes escalas: Health locus of Control Scale - Wallston B. S. , Wallston K. A. , Kaplan G. A. y Maides S. A. , 1976; Multidimensional Health locus of Control Scales Wallston y DeVellis, 1978, y Health -Specific locus of Control - Lau y Ware, 1981) permite efectuar la evaluación del locus de controlo de salud. En una muestra de 609 individuos portugueses,
que sirvió para su construcción, el autor obtuvo, para los dos factores que la inte-gram, los siguientes valores de consistencia interna, a saber: "locus de controlo" - que refleja el grado por lo cual el
individuo espera que determinados resultados relacionados con la salud sean contigentes con su
comportamiento o atribuidos a la suerte o acaso (y. g. , `si una persona tuviera cuidado con lo que
hace consigue evitar muchas enfermedades' - (alpha = . 75); y otros "poderosos" - que refleja el grado por lo cual el individuo espera que determinados resultados relacionados con la salud sean contigentes con acciones de otras personas (y. g. , `buscar el médico para hacer check-ups regulares es un
factor llave para mantenerse saludable') - (alpha = . 74).
Para medir las variables de salud fueron utilizados los siguientes instrumentos de auto-respuesta:
- Life-Style Assessment Questionnaire (LAQ) (Hettler, 1982; versión adaptada para la población
portuguesa por Ribeiro, 1993). Con la designación portuguesa de Mi "Estilo de Vida" (OMEV),
el inventario permite evaluar comportamientos de salud y de riesgo. Es compuesto por 27 ítems
(en una escala de likert con 5 categorías de respuesta) que se agrupan en diez factores, con raíces
latentes superiores la 1, que explican un 64, 20% de la varianza: el primero, caracteriza el cuidado
con la alimentación - nutrición (5 ítems); el segundo, la preocupación con el ambiente poluído polución (3 ítems); el tercero, con el ejercicio - ejercicio (3 ítems), el cuarto, el cuidado con las relaciones sexuales - sexual (3 ítems) ; el quinto, la prevención de las enfermedades - prevención (3
ítems); el sexto, el cuidado con las drogas semi-legales - drogas (2 ítems); el séptimo, la preocupación con las bebidas alcohólicas - alcohol (2 ítems); el octavo, la preocupación con el tabaco y
medicamentos - riesgo (2 ítems); el noveno, los cuidados con el transporte automóvil - auto (2
ítems); y el décimo, la protección de la salud - protección (2 ítems). El análisis de consistencia interna (alpha de Cronbach) para la versión portuguesa, reveló, para todos los factores, valores por
encima de los . 60.
- escala de Estado de Salud (EES) (De Albuquerque, 1999). Constituida por 19 ítems (en un que
sea-mato tipo likert con 5 categorías de respuesta) permite evaluar dimensiones de salud física y
psico-lógica. En una muestra de 948 individuos portugueses, que sirvió para su construcción, el
autor obtuvo elevados valores de consistencia interna en los tres factores que la integran, a saber:
7

salud física (alpha = . 78), salud psicológica (alpha = . 86) y desempeño del papel - evalúa la interferencia de la salud en las actividades diarias (escolares y no escolares) del sujeto - (alpha = . 85).
- General Health Perception Battery (GHPB) (Brook et al. , 1980; versión reconstruida y adaptada
para la población portuguesa por Ribeiro, 1993). La GHPB permite evaluar la percepción general
de salud. La versión portuguesa, con la designación de Mi "Salud" (AMS), es constituida por 18
ítems (en una escala de likert con 5 categorías de respuesta) que se agrupan en cuatro factores:
percepción de la salud actual (9 ítems), percepción de la salud pasada (3 ítems), preocupación con
la salud (4 ítems) y actitud para con la ida al médico (2 ítems). En este estudio la versión de la escala revela una buena consistencia interna, cuando se considera la totalidad de los ítems (alpha = .
80), en el res-peitante a los factores, los valores de la consistencia interna son sin embargo substancialmente inferiores, destacándose el factor percepción de la salud actual (alpha = . 71) con valores de alpha de Cronbach superiores a los factores preocupación con la salud (alpha = . 69), percepción de la salud pasada (alpha =. 66) y actitud para con la ida al médico (alpha = . 65).
RESULTADOS
Para el tratamiento estadístico se utilizó el programa STATISTICA 5. 1 y como pruebas fueron
apli-cadas análisis de regresión Múltiple para determinar, a partir de las variables psicológicas, el
conjunto con mayor capacidad preditiva del estado de salud, estilo de vida y percepción general de
salud de los sujetos inquiridos. Con la realización de este análisis, fue posible probar no sólo los
efectos principales (1), pero también los efectos de interacción. Se juzgó, así, poder conocer, de forma más fiable y deta-lhada, la contribución, para el resultado final, de cada variable por sí sólo y en
interacción con las restantes

(2)

. En este sentido, fueron aplicados análisis de regresión Múltiple

Paso a Paso (3), en que los totales de los instrumentos de evaluación "Mi Estilo de Vida", "Escala de
Estado de Salud" y Mi "Salud" fueron utilizados como variables dependientes y los factores/dimensiones de los instrumentos que evalúan las variables psicológicas como variables independientes. El
total de las escalas utilizadas para evaluar las variables psicológicas no fue introducido en el análisis
de regresión dada su alta correlación con los factores (multicolinearidade). En las tablas 2, 3, 4 y 5
son presentados los resultados de los análisis de regresión múltiple en función de las variables de
salud estudiadas. La orden de presentación de los resultados obedecerá a la siguiente secuencia - estilo de vida, percepción general de salud y finalmente estado de salud.
___________________
(1) Pedhazur y Schmelkin (1991) refieren que, en la práctica, "el estudio de los efectos principales es calculado para cada variable in dependiente considerada como si no existieran otras variables independientes" (p. 220); . (2) El estudio de los efectos de interacción
sólo se procesó en la predicción del Estado de Salud mientras variable drogadicta; . (3) `Stepwise' en lengua inglesa. El hecho de tra tarse de una regresión paso a paso significa que sólo permite la entrada en el modelo de las variables que contribuyen para un incre mento significativo de la varianza explicada (Dilon y Goldstein, 1984). O sea, siempre que, por el método Stepwise, entra una varia ble nueva en el modelo se analiza la significância de cada variable X , siendo eliminadas las variables que no tengan una capacidad
de explicación significativa; el proceso se repite hasta que las variables no introducidas en el modelo no tengan capacidad explicativa
significativa y cuando todas las que están en el modelo a hayan (Pestaña y Gageiro, 2003).

VARIABLES PSICOLÓGICAS Y ESTILO DE VIDA
8

En este análisis de regresión para variables correlacionadas entre sí, introducimos como variables independientes los factores de los instrumentos que evalúan el Sentido Interno de Coherencia
(SOC), el Auto-Concepto - Social y Emocional (ICAC), el Auto-Concepto Físico (IACF) y el locus de Controlo de Salud (OQPS); y como variable dependiente, el Estilo de Vida (Tabla 2). Los
valores totales de las escalas referentes a las variables psicológicas no fueron introducidos en los
análisis de regresión dada su alta correlación, con los factores, desaconsejar su utilización debido al
efecto de la multicolinearidade.
tabla 2 - análisis de regresión Múltiple Paso a Paso: las variables psicológicas en la predicción del estilo de vida

Incremento de R2

ß

Factor 3 - ICAC

. 058

. 172

Manejabilidade - SOC

. 026

. 130

Factor 1 - IACF

. 012

. 127

Factor 4 - ICAC

. 009

-. 117

Factor 2 - ICAC

. 007

. 095

Variáveis na equação

F(df, df)

R2 Ajustado

15. 57 (5, 615)

. 11

Los resultados de la regresión (Tabla 2) revelan que, la primera variable entrada es el factor 3
del ICAC - madurez psicológica. Esta primera variable es la que explica el mayor porcentaje de varianza del Estilo de Vida (un 5. 80%, p<. 001). En segundo lugar aparece el factor - manejabilidade del SOC, a explicar 2. 60% más (p<. 001) de la varianza, siguiéndose el factor 1 - buena o mala impresión física - del IACF con un 1. 20% (p<. 01), y el factor 4 del ICAC - impulsividade/actividad - a
explicar 0. 90% más (p<. 05). La contribución de este último factor es de sentido inverso (ß=-. 117),
lo que significa que cuánto mayor que sea la impulsividade/actividad, menores serán los valores del
Estilo de Vida. La otra variable a continuación, que aún contribuye con p significativa para la ecuación de regresión, es el factor 2 del ICAC - auto-eficacia - que aumenta en un 0. 70% la varianza explicada (p<. 05). Estas variables, en su conjunto, explican un total del 11. 24% de la varianza de la
variable de salud - "Estilo de Vida". Los datos evidenciam un modelo bien endoso de regresión
(F=15. 57, p<. 001) aunque con un valor explicativo reducido. Pestana y Gageiro (2003) refieren que
este valor es, en la regresión para variables correlacionadas entre sí, disminuido artificialmente pelo
que realisticamente le corresponderá un valor más elevado.
Estos resultados permiten concluir que, en este conjunto de variables, se verifica un predominio
de los factores del auto-concepto (social/emocional) en lo que respeta al valor preditivo del Estilo
de Vida de los Estudiantes que frecuentan el Curso de Enfermería. Añadimos aunque ningún factor
del cuestionario "Lo que Pienso de la Salud" (Locus de Controlo de Salud) entró en este modelo de
9

regresión, no mostrándose por eso significativamente preditivo del Estilo de Vida de los Estudiantes.
VARIBLES PSICOLÓGICAS Y PERCEPCIÓN GENERAL DE SALUD
En esta regresión (Tabla 3), apareció como primero preditor de la percepción General de Salud
el factor - manejabilidade - del SOC, que explica un 12. 10% (p<. 001) de la varianza; en segundo lugar, el factor 1 - aceptación/rechazo - del ICAC, que añade un 2. 00% (p<. 001) a la varianza explicada; después surgen dos factores del IACF, el factor 2 - facilidad o dificultad en el contacto con los
ojos - a explicar un 1. 00% (p<. 01) de la varianza y el factor 1 - buena o mala impresión física - que
acres-centa a la varianza un 0. 70% (p<. 05).
tabla 3 - análisis de regresión Múltiple Paso a Paso: las variables psicológicas en la predicción de la percepción general de salud

Variáveis na equação

Incremento de R2

ß

Manejabilidade - SOC

. 121

. 132

Factor 1 - ICAC

. 020

. 121

Factor 2 - IACF

. 010

. 092

Factor 1 - IACF

. 007

. 070

F(df, df)

R2 Ajustado

28. 64 (4, 616)

. 15

Aunque con un reducido valor explicativo (un 15. 68%), este modelo de regresión encontrado es
un modelo bien endoso (F=28. 64, p<. 001) y todas las variables que lo constituyen contribuyen de
forma positiva para el aumento de los índices de la percepción General de Salud.
Reportándonos de nuevo al análisis de los resultados del modelo de regresión encontrado para
la predicción de la percepción General de Salud, los mismos permiten concluir que los estudiantes
que no se sienten víctimas de los acontecimientos, que consideran tener una buena aceptación social, que tienen facilidad en el contacto visual y que juzgan causar buena impresión física en los otros,
tienden a evidencar una percepción General de Salud más elevada. Destacamos, tal como aconteció
en el estudio de la predicción del Estilo de Vida y del Estado de Salud, el hecho de ninguno de los
dos factores relativos al locus de Controlo de Salud haber entrado en el modelo y como tal no que
se hayan mostrado significativos en la predi-ção de la percepción General de Salud.
VARIBLES PSICOLÓGICAS Y ESTADO DE SALUD
Con El Estado de Salud como variable dependiente, 3 factores psicológicos entraron en la
equa-ção de regresión (Tabla 4). El factor manejabilidade del SOC entró en primer lugar y se mostró responsable por un 19. 90% de la varianza (p<. 001). El factor compreensibilidade del mismo cu10

estionario entró a continuación y contribuyó con 3. 60% más para la explicación de la varianza
(p<. 001). Se siguió después el factor significabilidade aún del mismo cuestionario con una contribución del 2. 40% (p<. 05) para explicar la varianza. Todos estos factores, con la particularidad de que
se constituyan como los tres factores del SOC, contribuyen para el aumento de los niveles del Estado de Salud de los Estu-antes. También estos resultados revelan un modelo bien endoso de regresión (F=50. 54, p<. 001) a pesar de su reducido valor explicativo (un 25, 83%).
tabla 4 - análisis de regresión Múltiple Paso a Paso: las variables psicológicas en la predicción del estado de salud

Incremento de R2

ß

Manejabilidade - SOC

. 199

. 267

Compreensibilidade- SOC

. 036

. 228

Significabilidade - SOC

. 024

. 109

Variáveis na equação

F(df, df)

R2 Ajustado

71. 62(3, 617)

. 25

Los resultados de esta ecuación de regresión permiten concluir que el Estado de Salud de los
Estu-antes del Curso de Enfermería es significativamente predicho sólo por los tres factores del
SOC. Estos contribuyen de forma positiva para el aumento de los índices relativos al Estado de Salud. Es decir, los estudiantes que perciben que existen recursos adecuados para hacer faz a la adversidad o a los estímulos que los bombardean, no sintiéndose por eso víctimas de los acontecimientos,
que esperan que los estímulos futuros sean previsibles o, por lo menos, tengan orden y sean explicables y que consideran los desafíos bienvenidos y no amenazas que deben ser evitadas, tienden a evidencar mejor Estado de Salud.
Nuestro modelo teórico de investigación colocaba la hipótesis de las variables Estilo de Vida y
percepción General de Que salud puedan tener un efecto moderador de la relación entre las variables psicológi-cas y el Estado de Salud. El análisis de regresión efectuada para el estudio de esta relación reveló que existían relaciones significativas entre los factores del SOC (manejabilidade, compreensibilidade y significabilidade), pero que el valor predictivo de los mismos era reducido. Faz a
la magnitud de estos resultados, una vez que la relación entre predictores y variable dependiente se
mostró más baja que sería de esperar, no estudiamos el efecto mediador. Estudiamos entonces el
efecto moderador, para además del efecto principal, de las variables Estilo de Vida y Percepción
General de Salud en el Estado de Salud, como sugieren Baron y Kenny (1986) y Holmebeck
(1997).
La cuestión que se colocaba era a de saber si serían los estudiantes con determinadas características psicológicas que, sobre todo a lo que presenten mejor Estilo de Vida y percepción General de
Saú-de, evidencarían un nivel de Estado de Salud más elevado. Pretendíamos entonces determinar
11

se existían interacciones significativas entre las variables. Para probar el papel de las variables de
interacción como preditoras del Estado de Salud de los estudiantes, realizamos un análisis de regresión Múltiple Paso a Paso con todas las variables de la anterior regresión Múltiple y con las va riables de interac-ção, resultantes de la interacción de cada uno de los factores de los instrumentos
que evalúan las variables psicológicas con la nota global del cuestionario que evalúa el Estilo de
Vida - "OMEV" - y la nota global del cuestionario que evalúa la percepción General de Salud "AMS".

INTERACCIÓN CON El ESTILO DE VIDA Y La PERCEPCIÓN GENERAL DE SALUD

Los resultados de la regresión múltiple llevada a efecto (Tabla 5) evidenciam un modelo bien
endoso de regresión (F=84. 81, p<. 001) en lo cual la primera variable entrada se refiere a la interacción del factor compreensibilidade del SOC con el índice de Total percepción General de Salud
(AMS). Esta primera variable de interacción es la que explica el mayor porcentaje de varianza del
Estado de Saú-de (un 29. 40%, p<. 001). En segundo lugar aparece la variable resultante de la interacción del factor signi-ficabilidade del SOC con el índice de Total percepción General de Salud
(AMS) a explicar 4. 80% más (p<. 001) de la varianza, siguiéndose otra variable de interacción - factor 4 (impulsividade/actividad) del ICAC con el índice de Total Estilo de Vida (OMEV) - con una
contribución de 0. 90% más (p<. 01). La última variable endoso por el modelo de regresión se refiere
no la una variable de interacción pero al factor 3 - madurez psicológica - del ICAC, que aumenta ligeramente, en un 0. 50%, la varianza explicada (p<. 05). Estas variables, en su conjunto, explican un
total del 35. 50% de la varianza de la variable de salud - "Estado de Salud".
tabla 5 - análisis de regresión Múltiple Paso a Paso: la interacción de las variables psicológicas con el estilo de vida y la percepción general de salud en la predicción del estado de salud

Incremento de R2

ß

Compreensibilidade * Total AMS

. 294

. 336

Significabilidade * Total AMS

. 048

. 294

Factor 4 - ICAC * Total OMEV

. 009

. 114

Factor 3 - ICAC

. 005

-. 074

Variáveis na equação

F(df, df)

R2 Ajustado

84. 81(4, 616)

. 35

La comparación de las dos regresiones múltiples efectuadas para el estudio de la predicción del
Estado de Salud revela que el porcentaje de varianza explicada por el modelo encontrado aumenta
(del 25. 83% para un 35. 50%) cuando se utilizan variables de interacción, y contribuye para reforzar
la idea de que la predicción del Estado de Salud es fuertemente influenciada por los factores del
12

SOC. Es decir, en su conjunto, los resultados sugieren que las dimensiones del SOC (manejabilidade, significabilidade y compreensibilidade), quiere consideradas aisladamente, con efectos aditivos,
quiere consideradas en interacción con La percepción General de Salud predicen, de forma positiva
y significativa, el Estado de Salud de los estudiantes del curso de enfermería.
Destacamos aunque la interacción del factor 4 - impulsividade/actividad - del ICAC con el índice de Total Estilo de Vida también se mostró con efectos aditivos significativos.
CONCLUSIONES
En síntesis, nuestra investigación confirmó gran parte de los resultados de la literatura, evidenciando que, genéricamente, las variables psicológicas predicen significativamente, y de forma positiva, las variables de salud, en una muestra de jóvenes estudiantes de la enseñanza superior, que frecuentan un curso en el área de la salud - Enfermería.
Especificando:
Estilo de Vida. Los resultados los permiten concluir que el auto-concepto (físico, emocional y
social) se presenta como el mejor preditor del estilo de vida. Para además de este dato, verificamos
que los factores del auto-concepto más importantes, por su valor preditivo, son la madurez psicológica, impulsividade/actividad (con una relación negativa), auto-eficacia y buena impresión física.
Estos resultados están de acuerdo con la mayor parte de los estudios vueltos (y. g. , Duffy, 1988; Burton et al. , 1989; Essex y Klein, 1989; Ribeiro, 1993; Snow y Bruce, 2003). Se verificó también, que
el locus de controlo de salud no se mostró preditivo del estilo de vida. Sin embargo, estos resultados
no están de acuerdo con otros estudios que constataron que esta variable es un importante predictor
de la adopción de comportamientos, de salud y de riesgo, conducentes a la salud (y. g. , Carlson y
Petti, 1989; Clark, 1982; Lau, 1982; Steptoe y Wardle, 2001).
percepción General de Salud. Los resultados obtenidos permiten afirmar que los estudiantes
que no se sienten víctimas de los acontecimientos (manejabilidade del SOC), que consideran tener
una buena acei-tação social, que tienen facilidad en el contacto visual y que juzgan causar buena
impresión física en los otros (auto-concepto), tienden a tener una percepción general de salud más
elevada. Datos que apoiam parcialmente esta constatación fueron obtenidos en estudios efectuados,
por ejemplo, por Ribeiro (1993) y Helada (1994) donde constataron que los individuos que presentaban mejor auto-concepto y auto-eficacia evidencaban una percepción general de salud más elevada y que el locus de controlo parecía no tener influencia en la predicción de la percepción general
de salud.
Estado de Salud. En el estudio de los "efectos principales" verificamos que el único preditor del
estado de salud se refería al sentido interno de coherencia. Sus tres factores - manejabilidade, con13

preensibilidade, significabilidade - contribuyen de forma positiva para el aumento de los niveles del
estado de salud. Se verifica, de este modo, que nuestros resultados son semejantes a los encontrados
en otros estudios (Antonovsky, 1990, 1992; Helada, 1996; Johnson, 2004). Helada (1996) en una
muestra de 114 adultos portugueses de ambos sexos con edades comprendidas entre los 19 y los 58
años, constató que, cuando comparados los grupos más o menos saludable (controlada la edad), el
grupo más saludable presentaba valores del sentido interno de coherencia significativamente más
elevados que en el grupo menos saludable.
Nuestros resultados del estudio de los "efectos de interacción" sugieren también que los factores del sentido interno de coherencia en interacción con la percepción general de salud y el factor 4
- impulsividade/actividad - del inventario Clínico de Auto-Concepto (Social/Emocional) en interacción con el índice de Total Estilo de Vida predicen de forma positiva el estado de salud de los estudiantes.
Relativamente a la magnitud de los efectos encontrados, el porcentaje de varianza explicada
por los diversos modelos que fuimos probando es habitualmente baja. De acuerdo con Myers (1995)
para conocerse lo que significa un valor aceptable de R2 , hay que tener en consideración la naturaleza del fenómeno en causa, así como las medidas utilizadas en su evaluación. Teniendo en consideración los dos aspectos mencionados, y no olvidando las cautelas teóricas y metodológicas que tuvimos en la evaluación de las variables en causa, descritas anteriormente, juzgamos que en la interpretación de los valores encontrados se deberá tener gabán en cuenta la naturaleza del "fenómeno"
estudiado: la salud "", que cómo tuvimos oportunidad de mencionar es "muy complejo y multifacetado". En este contexto, podremos afirmar que los valores encontrados, en los diversos modelos de
regresión, son aceptables.
Outra importante questou prende-se com a relevância futura dois resultados do presente estudo.
Hettler (1984, p. 1117) afirmava: "espera-se que vos estudantes persigam um bem-estar ótimo através do desenvolvimento de perícias. . . , em vez de se limitarem a viver as suas vidas tal como ou têm
feito as pessoas dás suas comunidades ou famílias durante geraçé, à espera que as coisas corram
mau e, entou, esperando que ou sistema de cuidados de saúde corrija ou problema".
A análise dá saúde e dás doenças nos jovens mostra que, nos países desembrulhados, ou compor-tamento está associado à principal causa de mortalidade - acidentes motorizados - (WHO, 1986),
e que vos comportamentos desembrulhados neste período de vida, sou fatores de risco com muito
peso vinte ânus mais tarde não desenvolvimento de determinadas doenças, por exemplo, doenças do
apa-relho circulatório e neoplasias (Ministério dá Saúde, 1997). En Portugal, al contrario de lo que
es común en los países desarrollados, el grupo populacional más instruído tiende, por ejemplo, a fumar más que los menos instruídos (Padua, 1993), llamando la atención para la importancia que puede tener la intervención sobre esta población.
14

Por las razones expuestas, se justifica la intervención intencional en el grupo de estudiantes de
la enseñanza superior, visando la promoción de la salud. Tal intervención constituye una inversión a
corto, medio y largo plazo. La prevención en la escuela es, hoy, un desafío cada vez más necesario
y con mayor oponer-tunidade. "Si las culturas son patrimonio heredado, ellas también son patrimonio reinventado, conse-quência de una reflexión critica que se hizo interveniente" (Playa, 1995). Estimular valores, desarrollar actitudes, suministrar las "herramientas" necesarias para la creación de
respuestas adecuadas, son aspectos educativos del desarrollo personal y social que la escuela protagoniza en el "saber ser" de cada uno.
Por otro lado, si es verdad que la información y la educación para la salud son necesarias, no es
menos verdad que, sólo por sí, no promueven los necesarios cambios de comportamientos ni la
adopción de estilos de visa saludables. De hecho, tal como refieren Teixeira y Leal (1994), no fumar, tener una alimentación equilibrada no abusando de sal ni de grasas, no consumir alcohol u
otras drogas, hacer ejercicio físico regular, adoptar comportamientos sexuales seguros o, aún, adoptar estrategias eficaces para lidiar con el stress exigen bastante más que la información/educación.
Se presupone, por lo tanto, una cada vez mayor participación, no sólo de los profesionales de salud,
pero también de los profesionales de la psicología.
En suma, pensamos que la influencia de variables psicológicas y de características personales
son determinantes en este proceso, por eso nos propusimos estudiarlas en la presente investigación.
Sin embargo, es importante referir que la muestra que estamos a tratar es mayoritariamente constituida por mujeres, pelo que este hecho nos lleva a encarar algunos de los resultados obtenidos como
preliminares, necesitando de confirmación en una muestra más equilibrada. Para además de este hecho, este estudio presenta otras limitaciones que presentamos de seguida:
­ No debemos olvidar tratarse de un estudio retrospectivo, que presenta las limitaciones inerentes a este tipo de procedimientos;
­ Parte de los estudios referencados se centra en muestras clínicas, pelo que la comparación
con los mismos debe ser hecha con algún cuidado;
­ Si por un lado el número de sujetos que constituye la muestra nos parece adecuado para los
análisis efectuados, por otro lado, consideramos ser una limitación del estudio el hecho de no incluir
estudiantes de otras áreas de formación, para además de la enfermería;
­ Y por fin, a pesar de términos hecho un esfuerzo para realizar un estudio integrador y compreen-sivo, se quedó-nos la impresión de términos observado sólo algunos pormenores, que juzgamos importantes, de un paisaje muy vasto y compleja que consiste en el conjunto de los posibles
factores y mecanismos que contribuyen para el completo solaz biopsicossocial.
En este sentido, los resultados obtenidos aconsejan la realización de estudios con metodología
15

del tipo experimental (o longitudinal y experimental) que, en un trabajo conjunto con los profesores,
se busca ensayar, por ejemplo, la promoción del sentido interno de coherencia o del anto-concepto
de los estudiantes y analizar los efectos ocurridos en los comportamientos de salud y de riesgo de
los mismos. Un estudio con este objetivo podría traer informaciones más incisivas y permitir detectar la osci "-lação" de los resultados en estos instrumentos, atribuida a la intervención, además de
representar un imponer-tante contribución en el acompañamiento a los profesores a a los propios
alumnos. A este propósito, será legítimo entender, por ejemplo, el desarrollo positivo del auto-concepto como una de las mayo-res tareas de la psicología y de la Educación (Richman et al. , 1985, cit.
in Veiga, 1995; Veiga, 1989; Dias, 2000), y considerar el papel de los profesores como capaz de un
importante impacto en el auto-concepto y en la adecuación comportamental de los alumnos (Purkey
et al. , 1984, cit. in Veiga, 1995; Dias, 2000).
Por último, y como orientación general, la futura investigación deberá interesarse más por el
apro-fundamento de los diversos constructos psicosociales y cognitivos que estuvieron en análisis
que por intentar demostrar la superioridad de determinado posicionamiento teórico en este campo.
Estos constructos pueden y deben ser investigados bajo varias perspectivas, por la riqueza informativa que comportan. Transcurrirían de ahí nuevos avances en la conceptualização de estos constructos fascinantes, nuevos datos diferencials, y tal vez una superior y más universal comprensión de la
persona humana y como tal de sus comportamientos relacionados con la salud ­ comportamientos
de salud y de riesgo.


REFERÊNCIAS
Albuquerque, C. M. (1999). Características psicológicas associadas à saúde em estudantes do ensino superior. Dissertação de Mestrado não publicada, Escola Superior de Altos Estudos, Coimbra, Portugal.
Andrade, M. C. (1997). Abordagem Psicossocial dos Comportamentos Orientados para a Saúde.
Dissertação de Mestrado. Universidade do Porto.
Antonovsky, A. (1987). Unraveling the mystery of health: how people manage stress and stay well.
San Francisco: Jossey-Bass Publishers.
Antonovsky, A. (1992

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar