PUBLICIDAD
Última actualización web: 18/08/2022

Emociones y asimetrías hemisféricas: análisis de los resultados obtenidos tras la administración intracarotídea de propofol.

Autor/autores: Isabel Martín-Monzón , Isabel Trujillo-Pozo , Antonia Gómez García , Fernando Rodríguez Fernández , Cosme Salas García
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Artículo original

RESUMEN

Introducción. La inyección intracarotídea de un barbitúrico de acción corta (propofol), se emplea en la evaluación prequirúrgica de los pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia (test de Wada o test de lateralización hemisférica del lenguaje y la memoria con propofol). Esta técnica constituye un interesante procedimiento para el estudio de las asimetrías hemisféricas en la organización de la conducta emocional. Los trabajos en este tema que emplean como anestésico propofol son inexistentes. Objetivo. Analizar la lateralización cerebral de expresiones emocionales tras anestesia transitoria de cada uno de los hemisferios cerebrales, empleando como anestésico propofol. Pacientes y métodos. Se evaluaron las respuestas emocionales y conductuales durante el test en 18 pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia (10 varones y 8 mujeres). Se empleó el método de registro de conductas. Las reacciones observadas se categorizaron en: 1. No expresión emocional; 2. Expresión emocional controlada; 3. No control inhibición respuesta verbal o conductual; 4. No control inhibición respuesta verbal y conductual. Posteriormente, se analizaron detalladamente las expresiones emocionales positivas y negativas observadas, así como las reacciones según género. Los resultados se analizaron estadísticamente con U de Mann-Whitney, p=0. 05. Resultados. Del total de reacciones emocionales, 59% se observaron tras la inactivación del hemisferio derecho y 22% tras el izquierdo, siendo estas diferencias estadísticamente significativas. La risa/desinhibición fue la expresión emocional más frecuente tras anestesia del hemisferio derecho. Conclusiones. Nuestros resultados muestran especialización hemisférica de la expresión emocional, sugiriendo lateralización del control de la inhibición en el hemisferio derecho.

Palabras clave: propofol


Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-940

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Martín-Monzón, Isabel; Trujillo-Pozo, Isabel; Gómez García, Antonia, Rodríguez Fernández,
Fernando y Salas García, Cosme

Laboratorio de psicobiología. Universidad de Sevilla.

isabelmartin@us. es

RESUMEN:

Introducción. La inyección intracarotídea de un barbitúrico de acción corta (propofol), se emplea en
la evaluación prequirúrgica de los pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia (test de Wada o test
de lateralización hemisférica del lenguaje y la memoria con propofol). Esta técnica constituye un
interesante procedimiento para el estudio de las asimetrías hemisféricas en la organización de la
conducta emocional. Los trabajos en este tema que emplean como anestésico propofol son
inexistentes.

Objetivo. Analizar la lateralización cerebral de expresiones emocionales tras anestesia transitoria de
cada uno de los hemisferios cerebrales, empleando como anestésico propofol.

Pacientes y métodos. Se evaluaron las respuestas emocionales y conductuales durante el test en 18
pacientes candidatos a cirugía de la epilepsia (10 varones y 8 mujeres). Se empleó el método de
registro de conductas. Las reacciones observadas se categorizaron en:

1. No expresión emocional;

2. Expresión emocional controlada;

3. No control inhibición respuesta verbal o conductual;

4. No control inhibición respuesta verbal y conductual. Posteriormente, se analizaron detalladamente
las expresiones emocionales positivas y negativas observadas, así como las reacciones según
-111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

género. Los resultados se analizaron estadísticamente con U de Mann-Whitney, p=0. 05.

Resultados. Del total de reacciones emocionales, 59% se observaron tras la inactivación del
hemisferio derecho y 22% tras el izquierdo, siendo estas diferencias estadísticamente significativas.
La risa/desinhibición fue la expresión emocional más frecuente tras anestesia del hemisferio
derecho.

Conclusiones. Nuestros resultados muestran especialización hemisférica de la expresión emocional,
sugiriendo lateralización del control de la inhibición en el hemisferio derecho.

-211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Introducción

Distintos trabajos han tratado de mostrar cuáles son las estructuras implicadas en la
conducta emocional. Los datos provenientes de la Neurociencia señalan una clara diferenciación en
la función de cada hemisferio cerebral relacionado con la conducta emocional. Tanto los datos
derivados de la investigación con sujetos normales como los procedentes de estudios que han
empleado pacientes con daño cerebral y técnicas de neuroimagen funcional en sujetos normales,
señalan al hemisferio derecho como el hemisferio vinculado al procesamiento emocional, aunque ello
no es exclusivo de este hemisferio. El hemisferio izquierdo también posee un papel fundamental en
relación con la expresión de emociones. El análisis de las emociones durante la realización de
técnicas especializadas en lateralización cerebral como es el "test de lateralización del lenguaje y la
memoria con propofol" (conocido inicialmente como test de amital sódico intracarotídeo o test de
Wada) nos proporciona evidencias de ello. Antes de comenzar a subrayar la relevancia del empleo
de esta prueba, resulta clarificador comentar los primeros resultados de las investigaciones sobre
esta temática.

Principales estudios y teorías sobre lateralización hemisférica emocional
Los resultados de las investigaciones destinadas a identificar el papel de cada hemisferio
cerebral en las emociones primarias son controvertidos. Las primeras experiencias se basaron en
descripciones clínicas de la expresión de la emoción en pacientes con daño cerebral o durante la
realización de procedimientos diagnósticos en pacientes con epilepsia resistente a tratamientos
farmacológicos que iban a ser sometidos a cirugía ablativa. Babinski (1), por ejemplo, encontró que
las lesiones del hemisferio derecho causaban indiferencia emocional o euforia. Terzian (2), utilizando
el test de amital sódico intracarotídeo, indujo euforia o manía cuando inyectaba el hemisferio
izquierdo, mientras que Goldstein (3), por el contrario, demostró que algunas lesiones del
hemisferio izquierdo causaban ansiedad, tristeza o agitación, conducta ésta que él llamó "reacción
catastrófica". Durante las décadas siguientes se han realizado importantes contribuciones al
conocimiento de la lateralización hemisférica de la emoción mediante el estudio de un importante
número de pacientes con trastornos afectivos (depresión y/o manía) secundarios a lesiones
cerebrales focales que afectaban a los hemisferios cerebrales (4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12) o a las
estructuras

de

la

fosa

posterior

(13,

14).

También

se

ha

obtenido

valiosa

información

complementaria del estudio realizado en pacientes con trastornos afectivos primarios (sin evidencia
de lesión macroscópica) mediante la utilización de técnicas de análisis volumétrico postmortem (15),
neuroimagen estructural (16, 17), y neuroimagen funcional en reposo (18, 19, 20) o aplicando
paradigmas de activación (autoinducida o farmacológica) de distintas emociones primarias (21, 22,
-311º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

23, 24, 25, 26, 27). Otros métodos de exploración (por ej. , electroencefalograma, resistencia
galvánica de la piel, movimientos laterales de los ojos, asimetrías de la expresión facial) y el estudio
de poblaciones altamente seleccionadas (estudios de visión taquitoscópica en pacientes con
comisurotomía) también han demostrado ser útiles para analizar la contribución de cada hemisferio
en la emoción. Finalmente, uno de los métodos más válidos para analizar la lateralización emocional
ha sido el test de Wada. A pesar de estas importantes contribuciones aún no hay consenso acerca
del papel que ejerce cada hemisferio cerebral en la expresión y recepción (comprensión) de las
emociones.
Los estudios hasta ahora realizados, dan importancia a la lateralización de la percepción
emocional (visual y auditiva), expresión (facial y prosódica) y experiencial. Principalmente, existen
cuatro modelos que analizan el procesamiento emocional desde una perspectiva diferente: hipótesis
del hemisferio derecho, hipótesis de la valencia, modelo de aproximación-retirada/evitación, y los
modelos de inhibición-activación conductual.
La hipótesis del hemisferio derecho (4, 5; 30, 31, 32, 33, 34, 35) consiste en uno de los
modelos surgidos, que postula que el hemisferio cerebral derecho tiene un papel esencial en la
regulación de todas las emociones primarias. En base al resultado de estudios neuropsicológicos y
distintos métodos complementarios, varios autores han sugerido que el hemisferio derecho controla
los componentes cognitivos de la emoción. En general, esta hipótesis enfatiza la dominancia de este
hemisferio en la percepción de la emoción, sea cual sea la valencia de la emoción (positiva o
negativa) o su modo de procesamiento (visual o auditivo). Tras el análisis de las investigaciones
realizadas en sujetos normales y pacientes con daño cerebral es relevante mencionar aquellos
aspectos de la emoción que han sido relacionadas con el hemisferio derecho. Los estudios de casos
con daño cerebral han revelado consistentemente que los pacientes con lesiones corticales derechas
demuestran dificultades en el reconocimiento de las emociones expresadas por el tono de la voz
(36, 37), en la identificación de expresiones faciales con distinto contenido emocional (38) y en la
habilidad de expresar emociones por medio de los movimientos faciales (35) o a través de los
contornos prosódicos de la voz (39). Por otra parte, la importancia del hemisferio cerebral derecho
en la mediación de la interacción interpersonal contribuye a la alta morbilidad neuropsiquiátrica que
conllevan las lesiones que afectan sus regiones límbicas y paralímbicas (40) (Figura 1).

-411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Figura 1. Ilustración de los mecanismos propuestos para explicar la lateralización de la
emoción.

Otros autores han sugerido que los trastornos emocionales secundarios a daño cerebral se
provocan por una disfunción de mecanismos intrahemisféricos (7). Por ejemplo, el daño en el
hemisferio izquierdo induce depresión y el daño en el hemisferio derecho manía por interrupción de
sistemas de neurotransmisores que ascienden desde los núcleos del tronco cerebral hasta distintas
áreas corticales y subcorticales implicadas en la regulación del estado de ánimo. Los trastornos
afectivos resultantes de tal disfunción son independientes de la actividad del hemisferio contralateral
(ver argumentos en 8 y 9). Además, dado que los hemisferios cerebrales contienen diferentes
concentraciones de neurotransmisores (7) y que presumiblemente modulan distintas funciones
conductuales, es lógico sugerir que las lesiones lateralizadas en uno u otro hemisferio induzcan
síndromes específicos con síntomas diferentes que dependen del hemisferio cerebral afectado (40).
Este fundamento, de dominancia de este hemisferio en la percepción de la emoción fue
también descrito por Smith y Bulman-Fleming (41), en lo cual se postulaba que el hemisferio
derecho sería superior al hemisferio izquierdo en el procesamiento de todas las emociones. Sin
-511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

embargo, Gainotti (4), Perria et al. (42), Sackeim et al. (43) y Terzian (44) citados en Reuter-Lorenz
et al. (45) estudiaron, en populaciones clínicas, la posibilidad del hemisferio izquierdo estar también
implicado en el procesamiento de emociones: el hemisferio izquierdo procesaría las emociones con
connotación emocional positiva y el hemisferio derecho procesaría las emociones con connotación
emocional negativa (46, 47, 48, 49), fuera cual fuera la modalidad del procesamiento (visual o
auditiva). Esta teoría se ha llamado la "hipótesis de la valencia". Dentro de esta hipótesis algunos
autores han planteado que aunque existe esta diferenciación hemisférica en función de la valencia
afectiva de los estímulos, el hemisferio derecho sería dominante para la percepción de las emociones
en general, con independencia de su valencia. Sin embargo, dado que las investigaciones realizadas
no son del todo concluyentes, apareciendo datos tanto a favor como en contra de esta hipótesis,
algunos autores (50, 51) cuestionan la dicotomía entre emoción positiva y negativa como base de la
asimetría

hemisférica,

proponiendo

en

su

lugar

las

dimensiones

de

aproximación

y

retirada/evitación.

Esta tercera hipótesis de "aproximación-retirada/evitación", sugiere que la aproximación
conductual (p. e. , emociones de felicidad o ira) estaría relacionada con la actividad de las regiones
cerebrales anteriores del hemisferio izquierdo, mientras que la retirada (p. e. , emociones de miedo o
asco) se encontraría asociada con las regiones anteriores del hemisferio derecho (50, 51).

Por otra parte, la literatura especializada en emoción sugiere la existencia de un cuarto
modelo teórico: "los modelos de inhibición-activación conductual". Recientemente, estudios
experimentales en este ámbito han sugerido que la actividad del lóbulo frontal izquierdo y derecho
puede reflejar la fuerza del sistema de aproximación o acercamiento, así como del sistema de
inhibición conductual (BAS ­ siglas en inglés de behavioral activation system - y BIS ­ siglas en
inglés de behavioral inhibition system ­ respectivamente; 52, 53, 54, 55, 56). A la luz de este
modelo, se ha sugerido la existencia de dos vías neuroanatómicas relacionadas con el sistema
emocional y motivacional que procesan información del BAS y del BIS. Se ha descrito al BAS como
sistema de aproximación o acercamiento de comportamiento, pero también es conocido como
sistema de activación, o sistema de facilitación (57). El BAS activa las conductas de acercamiento en
respuesta a señales de recompensa o no-castigo, o de manera más correcta, se activa por los
incentivos, o las señales condicionadas de la recompensa. Este tiene dos aspectos: a) sensibilidad a
los estímulos en el ambiente que se asocian a las recompensas primarias (comer, beber, copular,
etc. . . ), la cual llaman acercamiento, y b) el comportamiento instrumental que reduce la probabilidad
del castigo cuando hay señales en el ambiente que el castigo puede ocurrir, conocido en estudios de
-611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

laboratorio como evitación activa. El BAS es un sistema biológico motivacional, que activa el
comportamiento en presencia de señales de recompensa. El BAS representa el motor de la
conducta, y a nivel neural se ha relacionado con los bucles tálamo-corticales y con las rutas
dopaminérgicas ascendentes (57, 58, 43, 59). Según el estado actual de conocimientos, la
dopamina es el neurotransmisor más implicado en el funcionamiento del BAS. Este sistema se
conoce también como el centro de la recompensa. Por otra parte, el BIS organiza las respuestas a
las señales condicionadas del castigo (y frustración a la no recompensa). Sus efectos principales son
inhibición del comportamiento en curso, atención creciente y despertar creciente. Debido a que
estas reacciones son disminuidas por las drogas ansiolíticas, puede presumirse que su operación es
acompañada por el estado emocional llamado "ansiedad".

Se consideraron dos fenómenos de

laboratorio como manifestaciones del BIS, los cuales son a) evitación pasiva (reduciendo el riesgo al
castigo por inactividad y sumisión) y b) extinción (abandonando fácilmente los comportamientos que
no se recompensan). El BIS se ha relacionado con la serotonina, la noradrenalina, el sistema
septohipocámpico y el córtex orbitofrontal (40, 54, 55, 56, 41).

Las investigaciones relacionadas con emoción y motivación, se han concentrado en estos dos
de los sistemas generales, considerándolos sistemas de motivación base del comportamiento
humano.

De

hecho,

actualmente

se

les

considera

pieza

fundamental

para

entender

las

psicopatologías de origen emocional, destacando entre ellas la depresión o la ansiedad (e. g. , 60, 61,
62, 63, 64, 65, 19). En definitiva, el BAS, se cree que regula los motivos apetitivos y en el cual la
meta es moverse hacia algo deseado, y el BIS, la meta es evitar o alejarse de algo desagradable.
Ambos modelos son estudiados en el campo de la psiquiatría en mayor medida y no se relacionan
tanto con los fenómenos de lateralización emocional, fenómenos objeto de análisis en el presente
estudio.

Finalmente, tras una revisión de las principales teorías relacionadas con la especialización
cerebral, las teorías que se encuentran más intrínsecamente relacionadas con la especialización
emocional cerebral podemos sugerir que son: la hipótesis del hemisferio derecho y la hipótesis de la
valencia.

No obstante, para el estudio de la lateralización emocional, no sólo es importante

centrarse en los aspectos teóricos, sino que también es necesario apoyarse en resultados obtenidos
tras la observación clínica y análisis neuropsicológico en casos de pacientes con daño cerebral
localizado.

-711º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Estudio de la lateralización emocional empleando el "Test de lateralización hemisférica del
lenguaje y la memoria con propofol"
Los estudios de casos con daño cerebral localizado han sido esenciales para comprender el
papel que cada región del cerebro desempeña en el reconocimiento de emociones.
Generalmente, los estudios dirigidos a identificar la lateralización hemisférica de la emoción
en pacientes han sido realizados utilizando técnicas de neuroimagen estructural (Tomografía Axial
Computerizada o TAC, Resonancia Magnética Nuclear o RMN) y funcional (Tomografía por Emisión
de Positrones ­en inglés, Positron Emission Tomography

o PET-, Tomografía Computerizada por

Emisión de Fotones Individuales ­en inglés, single photon emission computed tomography, SPECT).
Es el caso de pacientes con trastornos anímicos "primarios" (sin evidencia de lesión estructural) y
"secundarios" a daño cerebral, pacientes con trauma cerebral, etc. . . No obstante, en casos de
epilepsia refractaria, debido al análisis clínico, radiológico y neuropsicológico exhaustivo que debe de
realizarse, con objeto de concluir si los pacientes pueden ser intervenidos quirúrgicamente o no para
mejorar su calidad de vida, se emplea una técnica adicional: el "test de lateralización del lenguaje y
la memoria con propofol".
El "test de lateralización del lenguaje y la memoria con propofol", es también conocido como
test de Wada o test de amital intracarotideo debido a la utilización en estos casos del anestésico
amital sódico. Se utiliza fundamentalmente con el objetivo de prevenir posibles alteraciones que
sobre el lenguaje o la memoria puedan producirse como consecuencia de la cirugía. Esta prueba fue
diseñada por Wada en 1949 para lateralizar el lenguaje en pacientes que iban a ser tratados con
terapia electroconvulsiva (67, 68). En el Instituto Neurológico de Montreal se utilizó posteriormente
para lateralizar el lenguaje en pacientes quirúrgicos (68) y más tarde se aplicó para prevenir los
riesgos de amnesia postquirúrgica (69). En años posteriores, se ha observado que esta prueba no
sólo aporta valiosa información sobre la lateralización mnésica verbal o visual y del lenguaje, sino
que también aporta información para la lateralización emocional. Existe gran heterogeneidad en la
aplicación del protocolo de esta prueba, variando casi en función del centro donde se aplica. El día
anterior a la prueba se suelen aplicar al paciente las mismas tareas, con ítems semejantes a los que
van a ser presentadas durante el "test de lateralización del lenguaje y la memoria con propofol", con
el objetivo de obtener una línea base en la ejecución de dichas tareas, y para que el paciente
conozca la dinámica del procedimiento. En la mayor parte de los centros, previo al test de
lateralización se realiza una arteriografía cerebral para valorar la vascularización, la existencia de
flujo interhemisférico y conocer la distribución del flujo de las distintas arterias cerebrales. Tras una
aproximación femoral mediante un catéter, se inyecta 9-10mg de propofol o 100-200 mg (según
-811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

protocolo y centros) de amobarbital durante unos 4 segundos, en solución salina o bacterioestática,
sobre una arteria carótida. Ambos fármacos anestésicos se suponen que inactivan la función de los
territorios irrigados por las distintas arterias cerebrales durante algunos minutos (tiempo variable en
función de cada paciente). Inmediatamente después de la arteriografía se comienza con el test
realizando la inyección sobre ambas carótidas en el mismo día pero con una separación de al menos
30 minutos. La inyección provocará una hemiparesia contralateral al hemisferio anestesiado, que
debe ser controlada por un neurólogo. Esta hemiparesia es la que indicará el tiempo de duración de
la acción del fármaco. Adicionalmente, debe registrarse la actividad eléctrica cerebral mediante EEG
de superficie y la actividad cardiaca, aunque estos requisitos varían en los distintos protocolos. El
papel del neuropsicólogo durante esta prueba es la llevar a cabo la estimulación del paciente y la
interpretación posterior de los resultados en colaboración con el neurólogo, neurorradiólogo y
neurofisiólogo.
Tras una revisión de la literatura, se han identificado diversos estudios que observan
reacciones emocionales empleando el procedimiento de lateralización hemisférica, destacando la
prevalencia de las reacciones de euforia/indiferencia tras anestesiar el hemisferio derecho, y las
reacciones catastrofistas tras anestesiar el izquierdo (70, 71, 43).
Por el contrario, autores como Ahern y otros (72), encontraron que cuando se inactivaba el
hemisferio izquierdo, los pacientes percibían su emoción como significativamente más negativa que
en condiciones basales. En este caso, no se apreciaron cambios significativos en el estado emocional
cuando se inactivó el hemisferio cerebral derecho. Estos hallazgos fueron interpretados como reflejo
de la implicación del hemisferio derecho en los afectos negativos más salientes y poderosos. Asi
mismo, en un estudio de Milner y Kolb (73, 74), se indica que no encontraron efectos en la
expresión emocional ni en la expresión facial resultante tras anestesiar cada uno de los hemisferios
cerebrales. Estos últimos resultados difieren de los obtenidos en investigaciones posteriores, donde
empleaban el anestésico propofol o amital sódico (70). Una explicación plausible a las diferencias
obtenidas entre los diferentes estudios sobre la especialización hemisférica de la emoción empleando
la técnica de inactivación hemisférica, puede ser las diferencias halladas entre los diversos estudios
en los protocolos experimentales empleados, el anestésico y la dosis, así como los periodos
temporales existentes entre la inactivación de un hemisferio cerebral y otro.
Es probable que estos resultados difieran entre sí por las diferentes variaciones de protocolos que se
empleaban en estos estudios. No obstante, actualmente se intenta homogeneizar la muestra de
datos que se posee tras realizar el test de lateralización del lenguaje y la memoria empleando en
todos los casos el mismo protocolo experimental, el mismo anestésico y los mismos periodos
temporales entre anestesia de un hemisferio y otro.
Por tanto, debido a la discrepancia observada entre tales investigaciones, el objetivo del
-911º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

presente estudio es explorar los efectos sobre las respuestas emocionales tras la anestesia
transitoria con un anestésico de acción corta (propofol) en cada uno de los hemisferios cerebrales
para poder dilucidar qué papel ejerce cada uno de los hemisferios en la expresión emocional.

Método

Sujetos

Un total de 18 pacientes con epilepsia refractaria fueron sometidos al "test de lateralización
del lenguaje y la memoria con propofol". Todos ellos fueron ingresados en el servicio de Neurología
de un hospital público andaluz, como candidatos para tratamiento quirúrgico de epilepsia refractaria
del lóbulo temporal medial. Para este estudio, cada uno de los casos clínicos fue categorizado como
paciente con foco epileptógeno en hemisferio derecho (n=11) o como paciente con foco
epileptógeno en hemisferio izquierdo (n=7). Los tipos de epilepsia refractaria que fueron registrados
en esta muestra fueron los siguientes: esclerosis mesial temporal izquierda [EMT] (n=10), esclerosis
mesial temporal derecha (n=4), tumor temporal izquierdo (n=1) y epilepsia extratemporal (n=3)
(Figura 2). Todos los pacientes demostraron dominancia del hemisferio izquierdo para el lenguaje.

Figura 2. Gráfica representativa del porcentaje de pacientes con diferentes tipologías de
epilepsia. Abreviaturas. EMT dcha: epilepsia medial temporal derecha; EMT izda: epilepsia medial
temporal izquierda.

La media de edad de los sujetos fue de 35. 5, siendo la media de años de escolarización de 8
años. 10 pacientes eran varones y 8 mujeres. Fueron excluídos de este estudio 2 casos, debido al
estado estuporoso de un paciente con esclerosis mesial temporal derecha por exceso de propofol y
-1011º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

debido a la interrupción del test a causa de padecer una crisis epiléptica generalizada un paciente
con epilepsia extratemporal tras ser anestesiado el hemisferio izquierdo.
Procedimiento

Se diseñó un estudio observacional, con el objeto de examinar y comparar las expresiones
emocionales observadas durante la inactivación temporal de cada uno de los hemisferios cerebrales
en pacientes con patologías epilépticas. En este estudio se analizaron únicamente las respuestas
emocionales espontáneas que eran observadas en cada paciente tras la anestesia del hemisferio
dominante y no dominante, durante el "test de lateralización hemisférica del lenguaje y la memoria
con propofol".
Previamente a la realización del test, se realizó una exhaustiva evaluación neuropsicológica y
clínica a la muestra de pacientes, con el objetivo de obtener datos sobre las características
cognitivas generales (lenguaje, memoria, atención, emoción, reconocimiento visual. . . ) y clínicas de
esta serie de pacientes. Se les realizó una detallada evaluación radiológica, empleando RM craneal
con secuencias potenciadas en T1, Difusión Protónica (DP)-T2, FLAIR, Spect Hmpao-intercrítico y
electroencefalografía (eeg) (Figura 3). El protocolo clínico a seguir durante la realización de la
prueba de propofol intracarotídeo consistió en primer lugar en monitorizar la frecuencia cardíaca,
presión arterial, SpO2, EEG y BIS de forma bilateral. Previo a la inyección del anestésico se realizaba
arteriografía a cada sujeto para determinar la vascularización cerebral. La inyección se realizó con
10 mgr de propofol durante 5 segundos en cada carótida interna mediante cateterización
transfemoral.

Figura 3. muestra de imágenes radiológicas de pacientes con epilepsia refractaria. A.
Spect Hmpao intercrítico. Imagen en sección horizontal. epilepsia medial temporal izquierda. B. RM
craneal. Imagen en sección coronal. epilepsia medial temporal derecha. Se observa hiperintensidad
en hipocampo derecho. C. RM craneal. Imagen en sección coronal. epilepsia extratemporal.
-1111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Durante la realización del test de inactivación temporal, se realizó una evaluación del
lenguaje y de la memoria, registrándose la actividad eléctrica cerebral mediante EEG de superficie y
la actividad cardiaca. Los datos fueron obtenidos durante los 10-15min de duración de inactivación
hemisférica de cada hemisferio cerebral. Durante este tiempo, se se les presentaba a los pacientes
una serie de objetos para denominar, palabras y frases para leer,

identificación de dibujos

verbalizables, así como se les presentaban una serie de dibujos no verbalizables, los cuales después
se les pediría que recordaran, una vez hubiera desaparecido el efecto de anestésico. En el protocolo
neuropsicológico que empleamos, se le presentaba a cada sujeto 17 ítems diferentes: 4 palabras, 4
dibujos concretos o verbalizables,

4 dibujos abstractos, 4 objetos comunes y 1 frase.

Continuamente, durante la presentación de estos estímulos se estaba valorando la expresión
emocional espontánea, así como la hemiparesia resultante de dicha inactivación funcional. La
función del profesional en neuropsicología fue de expresar en un documento todas las expresiones
emocionales observadas. Una vez desaparecido el efecto del anestésico propofol, quince minutos
tras la recuperación total del paciente se les pedía que expresaran su recuerdo sobre sus
sensaciones emocionales vividas durante la anestesia hemisférica, sobre la impresión subjetiva de
su propia emoción, es decir que trataran de identificar si el tipo de emoción experimentada fue de
valencia positiva o negativa. Así mismo se les pedía que recordaran (recuerdo libre) o identificaran
entre una serie de ítems (reconocimiento) las palabras, objetos y dibujos visualizados con
anterioridad.
Este estudio se centró en el estudio de los datos recogidos durante la inactivación temporal
del hemisferio derecho así como del izquierdo. Se evaluaron las expresiones emocionales,
empleando el método de registro de conductas. En un primer análisis, las respuestas observadas
durante el test de propofol intracarotídeo fueron categorizadas según la variable dependiente
magnitud de expresión emocional: 1. No expresión emocional; 2. Expresión emocional controlada;
3. No control inhibición respuesta verbal o conductual; 4. No control inhibición respuesta verbal y
conductual. Posteriormente, teniendo en cuenta los datos aportados por las categorías anteriores 2,
3 y 4 (relacionadas todas con la presencia de expresión emocional), se realizó un segundo análisis
más detallado, donde se tuvo en cuenta la variable dependiente: valencia expresión emocional,
identificándose el porcentaje de emociones positivas (risa/desinhibición) respecto al porcentaje de
las emociones negativas (llanto) halladas tras la anestesia de cada uno de los hemisferios
cerebrales. Finalmente, se analizó la prevalencia de cada una de estas expresiones emocionales
positivas o negativas en la muestra de sujetos varones vs sujetos mujeres. Los resultados se
analizaron estadísticamente mediante un análisis descriptivo empleando porcentajes y tablas de
contingencia, así como mediante U de Mann-Whitney, empleando un valor de significación menor
-1211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

de 0. 05. Todos los análisis estadísticos fueron realizados con el software estadístico SPSS versión
17. 00.

Resultados

De la muestra analizada, en 15 de los 18 pacientes que realizaron el test intracarotídeo de
lateralización hemisférica del lenguaje y la memoria, se registró algún tipo de expresión emocional.
En la Figura 4 se observa que el 83% de los casos expresaron alguna de las expresiones
emocionales categorizadas como: 2. Expresión emocional controlada; 3. No control inhibición
respuesta verbal o conductual; 4. No control inhibición respuesta verbal y conductual. De esta
muestra de sujetos con expresión emocional, el 73% mostraba respuestas sin control inhibitorio
verbales o conductuales, mientras que el 27% restante, expresó respuestas emocionales sin control
inhibitorio tanto verbales, como conductuales. Analizando la expresión emocional según hemisferio
inactivado, se observa que el 22% de las reacciones emocionales aparecieron en consecuencia de la
inactivación del hemisferio izquierdo, mientras que el 59% tras la inactivación del hemisferio
derecho. Estas diferencias fueron estadísticamente significativas (U=13, 5; p=0. 003).
En la Figura 5 se expresa el porcentaje de tipos de expresión emocional (según valencia)
observada en la muestra de pacientes con lesión en hemisferio derecho y en pacientes con lesión en
hemisferio izquierdo. Tras el análisis realizado se observa que el tipo de valencia de expresión
emocional más frecuente, independientemente de la localización del hemisferio inactivado fue la
positiva, categorizada como "risa/desinhibición". En concreto, se observa que del total de la muestra
analizada tras anestesiar el hemisferio derecho, el 60% de los pacientes reaccionaron con expresión
emocional positiva desinhibida o de risa, mientras que tras inactivar el hemisferio izquierdo, sólo el
20% de los pacientes mostraron reacciones emocionales positivas y el 10% reacciones de negativas
(llanto). La observación de "risa/desinhibición" tras inactivar secuencialmente ambos hemisferios se
produjo en 4 pacientes (22%), destacando una reacción desinhibida y de risa de mayor contenido
emocional tras anestesiar el hemisferio derecho frente a los mínimos esbozos de risa tras anestesiar
el hemisferio izquierdo.

-1311º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Figura 4. Categorización de respuestas observadas en la muestra de 18 pacientes
analizados. 1. No expresión emocional; 2. Expresión emocional controlada; 3. No control inhibición
respuesta verbal o conductual; 4. No control inhibición respuesta verbal y conductual. Abreviaturas.
Extratp: epilepsia extratemporal; EMT izda: epilepsia medial temporal izquierda; EMT dcha:
epilepsia medial temporal derecha.

Un resultado a resaltar de este estudio, es la observación de que mientras que la
"risa/desinhibición" aparecía frecuentemente tras anestesiar el hemisferio derecho, la "ausencia de
respuestas emocionales" y el "llanto" eran predominantes tras la inactivación de hemisferio
izquierdo (Figura 5).
Por otro lado, con objeto de controlar todos los resultados obtenidos, se realizó una
comparación de los datos registrados según tipo de epilepsia refractaria: EMT derecha, EMT
izquierda, extratemporal u otras. No se observaron diferencias estadísticamente significativas en las
reacciones emocionales entre los diferentes grupos de lesión (p=0. 000).

-1411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Figura 5. Comparación de la valencia en las expresiones emocionales halladas en pacientes con
inactivación temporal de hemisferio izquierdo (A) e inactivación temporal de hemisferio derecho
(B). Las expresiones emocionales fueron categorizadas en: risa/desinhibición; llanto. Adviértase que
risa/desinhibición se entiende como una "emoción positiva", mientras que llanto forma parte de la
categoría de "emoción negativa". La ausencia de reacción emocional aparece analizada en la
categoría: no respuesta.

Finalmente, se analizaron los datos según género de la muestra (n varones=10; n
mujeres=8). Para este análisis, se tuvieron en cuenta los datos emocionales obtenidos durante el
test de lateralización hemisférica del lenguaje y la memoria, así como los datos clínicos y
neuropsicológicos aportados en la fase preliminar a dicho test. De la totalidad de pacientes en los
que se observaron reacciones emocionales, 80% eran mujeres, mientras que 20% eran varones. Los
resultados muestran que el 25% de las mujeres que durante el test mostraron algún tipo de
reacción emocional (categorías 2, 3 y 4), poseían características de personalidad premórbidas que
se relacionaban en gran medida con la desinhibición mostrada durante el "test de lateralización
hemisférica del lenguaje y la memoria con propofol". Tanto las reacciones emocionales positivas
"desinhibición/risa", como negativas "llanto" se encontraban significativamente más presentes en
mujeres que en hombres (U =9; p=0. 002).

-1511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

Conclusiones

Los estudios existentes sobre las diferencias hemisféricas en la emoción son diversos
(estudios electroencefalográficos, radiológicos, de estimulación eléctrica, observacionales bajo el
test de Wada. . . ), y se encuentran repletos de alusiones e hipótesis acerca de la especialización
emocional. De nuestros resultados empleando el "test de lateralización hemisférica del lenguaje y la
memoria con propofol", se obtienen diversas evidencias: 1. El hemisferio cerebral derecho posee un
papel fundamental en el control de la emoción. Su inactivación temporal provoca desinhibición en
gran parte de la muestra analizada. 2. Queda claro que en ningún caso podemos afirmar que el
hemisferio derecho está especializado en la emoción y el izquierdo no; más bien

podemos

reconocer dos tipos de especialización: producción de emociones negativas en el hemisferio derecho
y especialización del hemisferio izquierdo para emociones positivas. 3. Las diferencias entre género
observadas son mínimas y deberían realizarse análisis aún más detallados de los casos. Es probable
que las características de personalidad de cada paciente influyan en los resultados. Además, como
conclusión adyacente, queda empíricamente comprobado que la localización de la lesión no afectaba
a la dirección de la respuesta emocional (positiva o negativa) de cada paciente.
Los datos obtenidos tras la evaluación emocional realizada en este estudio, presentan
importantes similitudes con los resultados obtenidos en los últimos estudios relevantes sobre la
lateralización hemisférica emocional, tras emplear una técnica de inactivación temporal hemisférica.
En estos estudios, se observaba que las reacciones emocionales de euforia/indiferencia eran más
prevalentes tras anestesiar el hemisferio derecho, y que las reacciones emocionales catastrofistas
aparecían mayoritariamente tras anestesiar el hemisferio izquierdo (70, 71, 43). Además de resaltar
la congruencia de nuestros resultados con algunos estudios anteriores, también hay que comentar
que existen también ciertas incongruencias con otros estudios que, empleando como anestésico el
amital sódico y siguiendo un procedimiento diferente al empleado en este presente estudio,
afirmaban no diferenciar las reacciones emocionales presentes tras inactivar sendos hemisferios
cerebrales (72). Las incongruencias de nuestros datos con estos estudios, proviene de las
diferencias en el anéstesico empleado, así como de la diferencia en el protocolo a utilizar. Así,
mientras que en nuestro estudio empleamos propofol para inactivar secuencialmente en el mismo
día a ambos hemisferios cerebrales, estudios más antiguos empleaban el anestésico amital sódico
para anestesiar en un primer día el hemisferio dominante y en un segundo día al hemisferio
contralateral (72).
Finalmente, en relación a las teorías sobre la lateralización hemisférica de la expresión
emocional, los datos de este estudio apoyan las diversas investigaciones que analizan la vinculación
de las emociones de carácter negativo con el hemisferio derecho y las emociones de carácter
-1611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

positivo con el izquierdo, principalmente la hipótesis de la valencia (50, 51). No obstante, a pesar de
que nuestros datos apoyen esta teoría, también apoyan la cuestión de que a pesar de que el
hemisferio derecho posea un papel dominante en la expresión de reacciones emocionales, el
hemisferio izquierdo también contribuye a este proceso. Es decir, parece ser que mientras que las
expresiones emocionales de valencia negativa como "llanto" pueden ser perturbadas por lesiones del
hemisferio derecho (inactivación), las expresiones emocionales positivas como "desinhibición/risas"
pueden ser afectadas por lesiones más ampliamente distribuídas, incluyendo el daño en el
hemisferio izquierdo.
Por tanto, de nuestro estudio se concluye que los dos hemisferios realizan diferentes
contribuciones a la expresión e interpretación de la emoción, porque procesan diferentes aspectos
de la información. Los datos aportados por este estudio, suponen una aportación para el avance en
la comprensión de la base neural de las reacciones y de los problemas emocionales.
Referencias

1.

Babinski, J. Reflexes de defense. Brain 1922; 45: 149-184.

2.

Terzian, H. Behavioural and EEG effects of intracarotid sodium amytal injection. Acta
Neurochirurgica 1965; 12: 230-239.

3.

Gainotti, G. Emotional behavior and hemisphere side of the lesion. Cortex 1972; 8: 41-55.

4.

Gainotti, G. Emotional disorders in relation to unilateral brain damage. En: T. E. Feinberg, M. J.
Farah (eds). Behavioral Neurology and Neuropsychology. Nueva York: McGraw Hill, 691-698;
1997.

5.

Starkstein S. E. , Robinson, R. G. Affective disorders and cerebrovascular disease. Br J
Psychiatry 1989; 154: 170-182.

6.

Robinson, R. G. , Starkstein, S. E. Current research in affective disorders following stroke. J.
Neuropsychiatry Clin. Neurosci. 1990; 2: 1-14.

7.

Starkstein, S. E. , Fedoroff, J. P. , Berthier, M. L. Manic-depressive and pure manic states after
brain lesions. Biol Psychiatry 1991a; 29: 149-158.

8.

Starkstein, S. E. , Bryer, J. B. , Berthier, M. L. Depression after stroke: the importance of
cerebral hemisphere asymmetries". J Neuropsychiatry Clin Neurosci 1991b; 3: 276-285.

9.

Berthier, M. L. Post-stroke rapid cycling bipolar affective disorder (letter). Br J Psychiatry
1992; 160- 283.

10.

Berthier, M. L. Kulisevsky, J. Fluoxetine-induced mania in a patient with post-stroke
depression. Br J Psychiatry 1993; 163: 698-699.
-17-

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉRICAS: ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS TRAS LA
ADMINISTRACIÓN INTRACAROTÍDEA DE PROPOFOL

11.

Berthier, M. L. , Kulisevsky, J. , Gironell, A. , Fernández Benitez, J. A. Poststroke bipolar affective
disorder: clinical subtypes, concurrent movement disorders, and anatomical correlates. J.
Neuropsych. Clin. Neurosc 1996; 8: 160-167.

12.

Starkstein, S. E. , Robinson, R. G. , Berthier, M. L. , Price, T. R. Depressive disorders following
posterior circulation as compared with middle cerebral artery infarcts. Brain 1988; 111: 375387.

13.

Kulisevsky, J. , Berthier, M. L. , Avila, A. Bipolar disorder and unilateral parkinsonism following
a brainstem infarction. Mov Disorders 1995; 10: 799-802.

14.

Baumann B. , Danos, P. , Krell, D. Reduced volume of limbic system-affiliated basal ganglia in
mood disorders: preliminary data from a postmortem study. J Neuropsychiat Clin Neurosci
1999; 11: 71-78.

15.

Aylward, E. H. , Roberts Twillie, J. V. , Barta, P. E. Basal ganglia volumes and white matter
hyperintensities in patients with bipolar disorder. Am J Psychiatry 1994; 151: 687-693.

16.

Soares, J. C. , Mann, J. Review article. The anatomy of mood disorders-review of structural
neuroimaging studies. Biol Psychiatry 1997; 41: 86-106.

17.

Migliorelli, R. , Starkstein, S. E. , Teson, A. , DeQuiros, G. , Vazquez, S, Leiguarda, R. , Robinson,
R. G. SPECT findings in patients with primary mania. J. Neuropsychiatry Clin. Neurosci 1993;
5: 379-383.

18.

Mayberg, H. S. , Lewis, P. J. , Regenold, W. Paralimbic hypoperfusion in unipolar depression. J
Nucl Med 1994; 35: 929-934.

19.

Ketter, T. A. , George, M. S. , Kimbrell, T. A. , Benson, B. E. Post, R. M. Functional brain imaging,
limbic function, and affective disorders. The Neuroscientist 1996; 2: 55-65.

20.

Pardo, J. V. , Pardo, P. J. , Raichle, M. E. Neural correlates of self-induced dysphoria. Am J
Psychiatry 1993; 150: 713-719.

21.

Mayberg, H. S. , Liotti, M. , Jerabek, P. A. Induced sadness: a PET model of depresssion
(abstract). Hum Brain Mapping 1995; Suppl 1: 396.

22.

George, M. S. , Ketter, T. A. , Parekh, P. I. , Horowitz, B. , Hercovitch, P. Post, R. M. Brain activity
during transient sadness and happiness in healthy women. Am. J. Psychiatry 1995; 152:
341-351.

23.

Schneider, F. , Gur, R. E. , Mozley, L. H. Mood effects on limbic blood flow correlate with
emotional self-rating: a PET study with oxygen-15 labeled water. Psychiatry Res
Neuroimaging 1995; 61: 265-283.

24.

Paradiso, S. , Robinson, R. G. , Andreasen, N. C. , Downhill, J. E. , Davidson, R. J. , Kirchner, P. T. ,
Watkins, G. L. , Boles Ponto, L. L. , Hichwa, R. D. Emotional activation of limbic circuitry in
elderly normal subjects in a PET study. Am. J. Psychiatry 1997; 154: 384-389.

25.

Lane, R. D. , Reiman, E. M. , Ahern, G. L. , Schwartz, G. E. , Davidson, R. J. Neuroanatomical
-18-

11º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

ASIMETRÍAS HEMISFÉ

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar