PUBLICIDAD-

Tratamiento psicoterapéutico de personas con síntomas somáticos desde un enfoque gestáltico.

Autor/autores: Analia S. Diaz Carmiellutti
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

A lo largo del tiempo las personas han ido internalizando una visión desintegrada entre cuerpo y psiquismo que fue mostrada por el mismo quehacer profesional. Tal problemática originó la motivación a investigar en una línea de psicología que proponga trabajar con la persona de un modo integrado. El trabajo de investigación consiste en confirmar los beneficios que produce la psicoterapia gestáltica en pacientes con síntomas somáticos. Las hipótesis que lo sustentan son: A través de la psicoterapia gestáltica. A)- el paciente logra una autopercepción integrada entre el sí mismo psicológico y el cuerpo. B)- el paciente enfrenta su conflictiva de manera más madura. C)- el síntoma somático disminuye o desaparece. La Unidad de análisis fue investigada a modo de triangulación en la que se incluyó: cuasi experimento conceptual y un estudio de casos. La muestra se seleccionó con personas que presentaran características variadas consistentes en diferencias de edad, sexo, estado civil, tipo de síntoma o enfermedad y que hubieran realizado un trabajo psicoterapéutico gestáltico.

A partir del estudio realizado se concluye que: Los pacientes lograron una resensibilización del sí mismo y una reposesión de su cuerpo permitiendo una visión integrada de cuerpo, psiquismo y espíritu. Las personas han adquirido e intensificado conductas de autoapoyo, que se ven reflejadas en el desarrollo de la autonomía, potenciales, autenticidad, autoaceptación y abandono de conductas dependientes. En algunos individuos se produjo la extinción del síntoma y en otros la disminución casi total. La elección de la temática ?Tratamiento psicoterapéutico de personas con síntomas somáticos desde un Enfoque Gestáltico? se originó en la percepción de la gran cantidad de personas que presentan perturbaciones en la totalidad de su ser, es decir problemas psíquicos y espirituales con su manifestación orgánica. En nuestra sociedad la gente se inclina comúnmente a percibir al síntoma corporal como invasor y al órgano afectado como extraño al cuerpo, buscando eliminar el síntoma La medicina, al trabajar solo con el plano corporal se limita a restaurar y perfeccionar el cuerpo humano con cirugías, prótesis, tratamientos farmacológicos, etc. La persona obtiene una apariencia de completud aunque en el plano psíquico no haya cambiado. Algo similar sucede con algunos tratamientos psicoterapéuticos que centran su atención en los procesos psíquicos como único eje de trabajo. A lo largo del tiempo las personas han ido internalizando una visión desintegrada entre cuerpo y psiquismo que fue mostrada por el mismo quehacer profesional. La problemática planteada origina la motivación a investigar en una línea en psicología que proponga trabajar con la persona de un modo integrado. Es por ello que se abordó la Visión Holística de la persona desde el enfoque particular expuesto por el Dr. Deepack Chopra.

Palabras clave: Psicosomático, Síntomas somáticos, Somatización, Tratamiento psicoterapéutico gestáltico


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2098

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Tratamiento psicoterapéutico de personas con síntomas somáticos desde un enfoque gestáltico.

Analia S. Diaz Carmiellutti; Gladys E. de los Rios.

Escuela de Psicologia. Facultad de Filosofia y Humanidades.
Universidad Católica de Cuyo.

PALABRAS CLAVE: psicosomático- síntomas somáticos-somatización-tratamiento psicoterapéutico gestáltico

 

Resumen

A lo largo del tiempo las personas han ido internalizando una visión desintegrada entre cuerpo y psiquismo que fue mostrada por el mismo quehacer profesional. Tal problemática originó la motivación a investigar en una línea de psicología que proponga trabajar con la persona de un modo integrado. El trabajo de investigación consiste en confirmar los beneficios que produce la psicoterapia gestáltica en pacientes con síntomas somáticos. Las hipótesis que lo sustentan son: A través de la psicoterapia gestáltica.

A)- el paciente logra una autopercepción integrada entre el sí mismo psicológico y el cuerpo. B)- el paciente enfrenta su conflictiva de manera más madura. C)- el síntoma somático disminuye o desaparece.

La Unidad de análisis fue investigada a modo de triangulación en la que se incluyó: cuasi  experimento conceptual y un estudio de casos.

La muestra se seleccionó con personas que presentaran características variadas consistentes en diferencias de edad, sexo, estado civil, tipo de síntoma o enfermedad y que hubieran realizado un trabajo psicoterapéutico gestáltico.

A partir del estudio realizado se concluye que:

Los pacientes lograron una resensibilización del sí mismo y una reposesión de su cuerpo permitiendo una visión integrada de cuerpo, psiquismo y espíritu. Las personas han adquirido e intensificado conductas de autoapoyo, que se ven reflejadas en el desarrollo de la autonomía, potenciales, autenticidad, autoaceptación y abandono de conductas dependientes. En algunos individuos se produjo la extinción del síntoma y en otros la disminución casi total.



La elección de la temática “Tratamiento psicoterapéutico de personas con síntomas somáticos desde un Enfoque Gestáltico” se originó en la percepción de la gran cantidad de personas que presentan perturbaciones en la totalidad de su ser, es decir problemas psíquicos y espirituales con su manifestación orgánica.

En nuestra sociedad la gente se inclina comúnmente a percibir al síntoma corporal como invasor y al órgano afectado como extraño al cuerpo, buscando eliminar el síntoma

La medicina, al trabajar solo con el plano corporal se limita a restaurar y perfeccionar el cuerpo humano con cirugías, prótesis, tratamientos farmacológicos, etc. La persona obtiene una apariencia de completud aunque en el plano psíquico no haya cambiado.

Algo similar sucede con algunos tratamientos psicoterapéuticos que centran su atención en los procesos psíquicos como único eje de trabajo.

A lo largo del tiempo las personas han ido internalizando una visión desintegrada entre cuerpo y psiquismo que fue mostrada por el mismo quehacer profesional.

La problemática planteada origina la motivación a investigar en una línea en psicología que proponga trabajar con la persona de un modo integrado. Es por ello que se abordó la Visión Holística de la persona desde el enfoque particular expuesto por el Dr. Deepack Chopra .


Quien establece una relación entre psiquismo - cuerpo , y la transformación de lo inmaterial en material

Para explicar el pasaje de un aspecto psíquico hacia un síntoma corporal, Deepak Chopra considera que es necesario sustentarse en la Ley de Einstein, quién no derrocó la Ley de Newton sino que preservó intactas sus creencias y las expandió.

Newton en su Ley explica el funcionamiento de la naturaleza en términos de cuerpos sólidos, movimientos rectilíneos y constantes fijas que norman todos los acontecimientos físicos.


Quien establece una relación entre psiquismo - cuerpo , y la transformación de lo inmaterial en material

Para explicar el pasaje de un aspecto psíquico hacia un síntoma corporal, Deepak Chopra considera que es necesario sustentarse en la Ley de Einstein, quién no derrocó la Ley de Newton sino que preservó intactas sus creencias y las expandió.

Newton en su Ley explica el funcionamiento de la naturaleza en términos de cuerpos sólidos, movimientos rectilíneos y constantes fijas que norman todos los acontecimientos físicos.

 




A y B (causa y efecto) están conectados mediante una línea recta, lo
que significa que se unen lógicamente en el mundo de los sentidos.
Una causa material produce un efecto material.
Esta teoría rectilínea no permite explicar la conexión entre un pensamiento inmaterial y un objeto material.

Einstein completó esta teoría y formuló la transformación de la energía en materia. La concepción Holística del hombre tiene como fundamento esta última Ley, la cual explica la cooperación entre mente (inmaterial) y cuerpo (materia) a partir de un salto cuántico.

 




Tanto la mente como el cuerpo se hallan por encima de la línea, es decir en el plano de lo tangible.

A es una situación mental o pensamiento, mientras que las otras letras: B, C, D, etc; son procesos físicos que siguen a A.

Si una persona experimenta miedo u hostilidad (A), las letras (B, C, D, etc) representan señales a sus glándulas y producen diferentes modificaciones somáticas como por ejemplo elevación de la presión sanguínea.

Se puede explicar la existencia de un cuerpo cuántico paralelo al físico. Debido a que cuerpo y mente están unidos, cualquier insatisfacción se expresa físicamente, puesto que todos los pensamientos se convierten en sustancias químicas.

Cuando una persona está deprimida, la tristeza u otras emociones perturbadoras (tensión continua, ira, hostilidad), son trasmitidas a cada célula produciendo dolor y debilitamiento del sistema inmunológico que desencadena un doble riesgo de contraer enfermedades como asma, dolores de cabeza, vulnerabilidad a las infecciones virales, etc.

Cuando una persona es feliz, las sustancias químicas del cerebro viajan por todo el cuerpo comunicando “la felicidad” a todas las células, al recibir este mensaje las células registran “la felicidad”, esto significa que comienzan a funcionar de manera mas efectiva modificando sus propios procesos químicos.


Para Chopra Deepack “Todos los cambios físicos que ocurren en el cuerpo pueden conectarse mediante una cadena lógica de causa, excepto el espacio que se encuentra inmediatamente después de A. Este es el punto en que ocurre la transformación inicial de un pensamiento en materia y es necesario que ocurra, de lo contrario no sucederá ninguno de los eventos restantes. En algún punto de esta alineación debe haber una desviación. En este punto la concatenación se rompe porque la mente no toca la materia por encima de la línea”.

 

Este paso es producido por la “ inteligencia interior” que fluye por todo el cuerpo. Esta inteligencia esta en todas partes y en ninguna a la vez, es decir que no es localizable en lugar específico. Se encarga de diversas funciones como: la digestión, la respiración, el metabolismo, combate infecciones, renueva células, purifica la sangre de toxinas etc.

Una de sus funciones es la de “curar”, con la capacidad de elaborar “medicamentos”, así produce diuréticos, analgésicos, tranquilizantes, somníferos, antibióticos, etc. , propios del organismo. La “inteligencia” proporciona las dosis justas, las administra a tiempo y sus efectos secundarios son mínimos o inexistentes.

Esta visión que integra al hombre como un todo es uno de los fundamentos teóricos en el que se basa la psicoterapia Gestalt.

Es por ello que se ha enfocado la presente investigación desde el punto de vista de la psicoterapia Gestáltica, puesto que la misma brinda un eficaz sustento teórico y práctico para el logro de la integración de la persona y de la recuperación de su salud.

Dicho enfoque es fenomenológico – descriptivo , no interpretativo por lo que el objetivo del trabajo consiste en mostrar los posibles beneficios que produce la psicoterapia mencionada en personas con padecimientos físicos, contribuyendo al logro de una visión holística del hombre, al integrar los síntomas somáticos en la persona como un todo.

La Gestalt entiende la interrelación cuerpo  psiquismo – espíritu, de manera simultánea o circular, por lo que no se utilizará aquí el concepto “psicosomático”, ya que remite más a una relación lineal.

El concepto mencionado supone una lesión orgánica real desencadenada por un factor psicológico.

Desde la perspectiva del presente estudio se incluye dentro del concepto “síntoma somático”, todo síntoma corporal, exista o no lesión orgánica, pudiendo llegar a ser funcional y abarcando los diversos trastornos con padecimientos físicos nombrados en los manuales de psicodiagnóstico.


Como la psicoterapia Gestaltica sustenta un modelo holistico de la persona y no del síntoma aislado a continuación se dan a conocer las personas investigadas:

Paciente 1: Sexo femenino, edad 35 años, estado civil casada, síntoma somático contractura muscular, dolor de columna y taquicardia. La psicoterapia fue alternada en años, y todavía continúa.

Paciente 2 : Sexo masculino, edad 49 años, estado civil casado, síntoma somático: dolor muscular especialmente en los hombros y parálisis en los brazos, sueño, dolor de cabeza y cuello, decaimiento. La terapia duró aproximadamente dos meses, puesto que el paciente la abandonó cuando los síntomas físicos desaparecieron.

Paciente 3: Sexo femenino, edad 23 años, estado civil soltera, síntoma somático: alergia, estornudo con hinchazón de boca y ojos, problemas de aumento de peso. Tiempo de terapia un año y siete meses y todavía continúa.

Paciente 4: Sexo femenino, edad 42 años, estado civil casada, síntoma somático: colitis ulcerosa. Tiempo de tratamiento seis meses, habiendo concluido.

 

A partir de la teoría expuesta previamente se sustenta la hipótesis general que afirma que:

“La psicoterapia Gestáltica trabaja de forma integral con los pacientes que presentan síntomas somáticos buscando desarrollar madurez, capacidad de autopercepción y posibilitando de ésta forma la disminución o desaparición de los síntomas corporales”.


De dicha hipótesis se desprenden 3 supuestos particulares:

A)- A través de la psicoterapia gestáltica el paciente logra una autopercepción integrada entre el sí mismo psicológico y el cuerpo.

Aunque la persona es un todo, muchas veces llega a vivir la experiencia de sí mismo como si estuviera constituido por partes separadas. En tal fragmentación el yo por lo general se identifica con el funcionamiento mental, producción de recuerdos, pensamientos, etc. y las experiencias corporales que le resultan perturbadoras, como por ejemplo un síntoma físico, son percibidos como fuera de sí mismo.

Cuando una persona está expuesta continuamente a situaciones vitales estresantes o que provocan angustia, como una forma de negar estas situaciones porque no las puede controlar, al rebasar su límite de adaptación las expresa a nivel físico, esto provoca la separación entre mente y cuerpo.

Siguiendo a Kepner James: “ La enfermedad es el resultado de la escisión del sí mismo en partes y de la mala identificación de la parte con el todo. Solo puede ser curada por una terapia que vea la persona como un todo y que no identifique a su vez el problema como si ocurriera solo en una parte”.


B)- A través de la psicoterapia gestáltica el paciente enfrenta su conflictiva de manera más madura.

Cuando la persona no ha alcanzado un grado de madurez suficiente como para lograr un equilibrio que le permita resolver de manera adecuada las situaciones problemáticas de la vida diaria o adaptarse a nuevos acontecimientos, recurre a manejos estereotipados, recursos infantiles que lo llevan a alcanzar un equilibrio muy precario a nivel psíquico expresándose a nivel corporal a través de un síntoma.

La psicoterapia gestalt pretende que el individuo en su relación con el ambiente necesita reorganizarse de manera constante para tener una vida sana, éste es un proceso de adaptaciones creadoras llamado madurez.


C)- A través de la psicoterapia gestáltica el síntoma somático disminuye o desaparece.

Dice Schnake Adriana “El que tiene la clave definitiva de su propia enfermedad es el enfermo y esta clave está tan escondida para él como para quienes quieren tratarlo. La persona, la parte de la persona que cree padecer la enfermedad, no sabe que es ahí donde está el verdadero mensaje que no fue escuchado. Como el ser humano generalmente se enoja con aquella parte del cuerpo que le muestra limitación o le molesta de alguna manera, no le habla y mucho menos la escucha”.

 

El enfoque holístico de la enfermedad, puede conectar a la persona con mensajes que no pudo encontrar en el afuera, para ello utiliza el diálogo consigo mismo y lo hace tomar conciencia de que el órgano o la parte enferma habla de muchos modos y que solo si se entiende el mensaje de la enfermedad se puede operar un cambio donde desaparecen o disminuyen síntomas o signos y la enfermedad se retira luego de cumplir con su objetivo.


AUTOPERCEPCION.

Lowen Alexander define autopercepción “como una función de la sensibilidad. Es la suma de todas las sensaciones al mismo tiempo.

A través de la autoconciencia una persona sabe quien es. Es conciente de lo que sucede en todas las partes de su cuerpo, en otras palabras está en contacto consigo mismo” .

La autopercepción es una experiencia interior, única e intransferible, resultante de la captación de uno mismo, implica el “darse cuenta” ante lo que le está sucediendo a la persona.


Incluye:

A)- Las sensaciones internas, se componen de:

La captación de las propias necesidades y tendencias.

El registro de las diferentes sensaciones corporales: exteroceptivas, interoceptivas, propioceptivas, etc.
La captación de las reacciones afectivas.

Las diferentes sensaciones le comunican a la persona el estado actual en el que se encuentra el organismo, sus sentimientos, carencias y necesidades. Si la persona pierde esta capacidad de sensación, pierde el contacto con sus necesidades y con su propia identidad.

B)- Las sensaciones relacionadas con el entorno, hacen referencia a:
Vista, Oído, Olfato, Gusto, Tacto.

Por medio de los sentidos la persona puede cimentarse en la realidad del entorno y a partir de allí organizar la relación con el ambiente.

El proceso de captación de necesidades y contacto con el entorno en busca de una resolución de ellas se denomina “Ciclo de la experiencia, ciclo de contacto, o ciclo de autorregulación”.

En la medida en que las propias sensaciones son registradas por la persona, llegan a ser experimentadas como una necesidad urgente que surge en el individuo, ésta se transforma en figura frente a los contenidos del fondo. Al entrar en contacto con el entorno el sujeto busca los medios para darle respuesta, satisfaciendo la falta que surge, lo que permite el logro de la autorregulación, desencadenando el cierre de la figura, puesto que la misma, al ser colmada, retrocede al fondo, dándole paso a la aparición de una nueva figura o necesidad de interés que atravesará nuevamente el mismo ciclo de la experiencia.


Polaridades del sí mismo

Las personas se perciben y describen a sí mismas adjudicándose un conjunto de cualidades o características, así se forman una imagen de sí; pero en cada imagen se encuentra implícita una cualidad o característica opuesta.

Esta percepción se da en forma de polaridades.

Cada persona posee cualidades opuestas: dureza- suavidad, torpeza- gracia, bondad- crueldad, características femeninas y masculinas etc.

Las cualidades polares de las que el individuo es conciente son aquellas con las que se identifica, las cuales organizan su comportamiento, se las puede denominar “autoimagen”.

El grado de percepción y conciencia de las diferentes polaridades es variable, y guarda relación con el desarrollo del estado de salud o enfermedad de la persona:

Hay sujetos que no pueden registrar determinas necesidades que derivan de sus polaridades, lo que conduce a un gran esfuerzo para poder evitar su manifestación, tanto a nivel de la conciencia como al nivel del comportamiento.

Por ejemplo en la paciente 3 se pudo observar que antes de psicoterapia bloqueaba sus aspectos agresivos y no los podía manifestar:

“. . . no podía enojarme. . . no podía expresar mis sentimientos, me los comía. . . ”


Distorsión de la percepción

Cuando el ser humano está expuesto a estímulos perturbadores que no puede evitar, "como sensaciones incómodas o de dolor, necesidades que no pueden ser satisfechas", intenta enfrentarlos alterando la percepción de estos estímulos, disminuyendo la atención, la función de percepción de los órganos.

En estos casos la capacidad de autopercepción queda bloqueada, impidiendo experimentar las sensaciones, produciéndose en algunas áreas puntos ciegos, es decir puntos con los que la persona ha perdido contacto.

Las regiones corporales o aspectos emocionales que no son sentidos, representan aquellas funciones negadas, partes alienadas del sí mismo.
Así, la persona satisface las necesidades basada en lo que cree que puede necesitar, independientemente de lo que realmente necesita.

Las experiencias que no fueron completadas se denominan figuras inconclusas. La figura que no ha quedado cerrada siempre busca la forma de ser resuelta, pudiendo desencadenar síntomas somáticos.


El sí mismo negado

Una premisa fundamental del enfoque gestáltico para la terapia corporal: es que el sí mismo o yo es tanto corporal como mental.

Cuando la persona niega aspectos del sí mismo, como necesidades, emociones, capacidades y conductas, o intenta deshacerse de ellos, se enfrenta a un propósito imposible, porque la existencia de todos estos aspectos es fundamental para mantener la integridad de la totalidad de la persona.

En gran medida se mantiene la existencia de estos aspectos negados del sí mismo relacionados con las funciones corporales.

Siguiendo a Kepner “Al convertir el sí mismo corporal en eso y al relegar el yo o sí mismo identificado a la mente, nuestro cuerpo en cierto sentido se vuelve el sí mismo negado”.

Se puede observar en la paciente 1 quien afirmaba antes de psicoterapia:

“Los síntomas no son míos, no es enfermedad, cuando aparece la ansiedad, se producen nervios y esto repercute en mi cuerpo”.

 

El objetivo de la psicoterapia gestáltica: “Percepción Holística”

La psicoterapia tiene como meta la resensibilización del sí mismo.

Cuando llega el paciente a terapia tiene conciencia de algunas partes de su cuerpo y niega otras que le están causando problemas. Esto dificulta un trabajo integrado desde el inicio de la terapia, es por ello que este enfoque comienza a trabajar con la necesidad de experimentar el sí mismo, como si estuviera constituido por partes, es decir busca desarrollar la conciencia de las partes para luego integrar esta experiencia de la persona en un todo, respetando los tiempos del paciente para este logro final.

Lo cual se ve reflejado en el siguiente relato de la paciente 3:

“Aprendí . . . . . . a poder decir lo que sentía. . . Estoy en una etapa donde estoy sacando muchos enojos de antes, de cosas que han pasado y no me había dado cuentar; y descubrí que era algo positivo. Después he dicho cosas delicadas y que me molestan de las personas y no me volvieron los estornudos. . . Ahora puedo expresar lo que me molesta, después siento paz por respetar lo que pienso, por respetarme a mi misma. . . ”.

La psicóloga de la paciente mencionada comentó:

“En un momento al estar bien consigo misma, pudo estar bien con su cuerpo”.


El trabajo estratificado ayuda a crear un puente entre el proceso corporal y el sentido de sí mismo. Con el tiempo las sesiones van asumiendo un carácter más integrado en el que se combinan los aspectos corporales con los temas vitales del individuo.
Para que tal proceso conduzca al ser humano a la meta de la integración es necesario:

1. Que la persona tenga un grado suficiente, aunque sea limitado, de conciencia de las sensaciones corporales, ya que esta brinda una información esencial para el conocimiento de sí mismo.

2. Cierto grado de conciencia de la relación que existe entre el sí mismo y los problemas vitales que influyen en sus aspectos psicológicos, es decir, un darse cuenta de cómo es la persona y cómo se relaciona con el ambiente.

3.  Conciencia además,  de la necesaria conexión entre los procesos corporales y los problemas psicológicos  emociones , para un funcionamiento armónico.



CUADRO Nª 1: INDICADORES DE PERCEPCIÓN.

Observando el cuadro Nº 1 se puede deducir que los pacientes antes de psicoterapia poseían conciencia de las sensaciones corporales y de la relación entre el sí mismo y problemas vitales, sin embargo todos mostraron una visión desintegrada del cuerpo, psiquismo y espíritu.



CUADRO Nª 2: INDICADORES DE PERCEPCIÓN.

El cuadro Nº 2 refleja que los pacientes 1, 3 y 4 a partir de psicoterapia, alcanzaron una mayor conciencia de la conexión entre los procesos corporales y los problemas psicológicos, y que han adquirido una visión integrada del cuerpo, psiquismo y espíritu. Lo que supone una percepción holística.

El pac. 2 ha logrado un mínimo de integración que le permitió recuperarse del síntoma. Pero no pudo terminar el proceso de integración que necesitaba debido a que abandonó la psicoterapia en cuanto el síntoma desapareció.

Se puede concluir que los investigados en general han desarrollado una buena identificación entre el cuerpo y el sí mismo que se puede reflejar en :

-Una equilibrada expresión corporal de los sentimientos sin que tengan que aislarlos o manifestarlos en su grado extremo.

-Buen contacto y relación con los demás, percibiendo los límites propios y ajenos.

Otro factor importante es que a partir de psicoterapia la mayoría adquirió:

-Una mayor conciencia de la conexión entre los procesos corporales y los procesos psicológicos.

-Una visión integrada del cuerpo, psiquismo y espíritu.

Como consecuencia de lo previamente mencionado cada paciente ha logrado una resensibilización del sí mismo y una reposesión de su cuerpo.


MADUREZ.

Fritz Perls define la madurez como el pasaje de una persona de un estado en el que requiere apoyo ambiental, es decir en el que se relaciona con el entorno de manera dependiente, a un estado de autoapoyo en el que el individuo desarrolla conductas autónomas, es lo que J. Bucay define como autodependencia.

En oposición a la MADUREZ la persona Inmadura puede manifestar diferentes tipos de dependencia:

1- Dependencia intelectual: se da en aquellas personas que tienen una visión de sí misma muy pobre, creen que no pueden pensar, que no son inteligentes, por esto delegan la capacidad de pensar a otros, a quienes les atribuyen lo que a ellos les falta.

2- Dependencia afectiva: se presenta en individuos que temen perder el amor de los demás y quedar en soledad. Necesitan continuamente que los demás les confirmen que son buenos, valiosos, que se los ama.

3- Dependencia moral: se da en sujetos que de manera permanente dudan acerca de que si lo que hacen o dicen está bien o mal. Necesitan de los demás para que les digan si corresponde o no aquello que realizan o van a llevar a cabo.

4- Dependencia física: Se manifiesta cuando la persona delega en otras la satisfacción de las necesidades básicas propias para el cuidado corporal. Dicha dependencia se incrementa frente a la presencia de la persona que gratifica, tornándose un vinculo patológico reforzador.

5- Codependencia: esta es una forma intensa de dependencia que se torna enfermiza. En la personalidad del individuo se encuentra arraigada la idea de que no puede subsistir sin el otro. Así, se va desarrollando un tipo de vínculo patológico que es vivido como salvación en la medida en que la persona se siente protegida para no enfrentar sola el mundo, pero simultáneamente es también percibido como un calvario, puesto que implica estar sometido a una falta de libertad de la que no se puede liberar.


La madurez: objetivo de la psicoterapia gestáltica

La psicoterapia gestáltica pretende ayudar al paciente a que abandone las conductas de dependencia, y pueda liberarse de las adicciones que haya desarrollado hacia otras personas. Dicho enfoque busca que la persona asuma una actitud autodependiente, lo que implica además darse cuenta que no se es autosuficiente.

El paciente debiera comprender que también en determinados momentos necesita de otros, pero que debe no obstante responsabilizarse y hacerse cargo de sí mismo, apropiándose y siendo el protagonista de su propia vida.


La terapia gestalt busca que el paciente logre:

A)- “Darse cuenta” de :

Quién es y cuánto valor posee: es decir que la persona pueda sentirse valiosa y querible, que desarrolle una imagen positiva de sí misma, lo cual fortalece la identidad y la autoestima.

Qué y cómo es el mundo en el que vive su aquí y ahora: es decir que pueda percibir el mundo como una realidad posible, amable, donde hay un espacio para vivir.

Lo que hace y cómo lo hace (autorresponsabilidad).

La relación con las demás personas: puesto que la condición del ser humano es la de un “ser” que “es-con-los-otros”, un ser relacional. La salida del egocentrismo, estado particular de la infancia o de la inmadurez, permite el crecimiento en la solidaridad, que es el verdadero ámbito del encuentro humano.

La importancia de dedicarse un espacio para la vida interior: esto hace referencia a un tiempo para encontrarse con lo más hondo de sí mismo.

La necesidad de una coherencia entre el pensar, sentir y actuar.
La importancia del desarrollo de una actitud optimista frente a la vida: de revitalizar la existencia a través de la programación de metas a lograr, fundamentadas en valores. Comprometerse en la elaboración de un proyecto vital que le otorgue sentido a la propia existencia. Que pueda descubrir que la vida vale la pena de ser vivida, aún cuando implique esfuerzos, lo que le permite comprender el sentido, el por qué y el hacia qué de su existencia.

La necesidad de asumir la responsabilidad de ser una persona autoconciente y libre.

La importancia de elegir responsablemente frente a las diferentes alternativas, sin delegar la función a otros.


B ) –Desarrollar, entre otras cosas:

Seguridad y confianza en sí mismo.
Esto se observa en el paciente 2 que explicitó:
“Con la terapia pude afianzar la confianza, lo noté en el ánimo, en las ganas de hacer las cosas, de salir adelante. La seguridad. No dudo si me va a salir bien o mal, se que me va a salir bien”.


Capacidad de resolución de problemas y conflictos.
La paciente 4 explicitó al respecto:
“. . . Antes solía quedarme callada ante un problema, antes las actitudes valientes no las tenía. . . a lo mejor pensaba que podía hacer algo, pero no lo intentaba. . . Ahora no me da miedo hablar con la gente, ya no me achico, sigo adelante y enfrento los problemas con otra actitud, y estoy más tranquila ante ellos”.


Una actitud activa y responsable
En la paciente 3 se observó esta actitud que le permitió aprender a observar sus conductas y a experimentar otras nuevas:
“Ahora me pregunto: ¿qué quiero?, ¿esto me hace crecer?, ¿me permite ser mejor persona cada día?. Ahora no me demoro tanto porque me respondo esto. . . Me pregunto ¿yo que pienso?. . . . lo completo con los demás y les pregunto y me pregunto: ¿qué quiero o qué pienso yo?. Y también que les parece a los demás”.



Cuadro Nº 3: LOGROS EN LA MADUREZ A PARTIR DE LA psicoterapia.

El siguiente cuadro refleja los indicadores que permiten evaluar un mayor desarrollo y crecimiento de madurez adquirido en los pacientes 1, 3, 4 y se vuelve a repetir el incremento irregular en el paciente 2, como resultado de una terapia incompleta.

Los pacientes han desarrollado durante el proceso terapéutico la intensificación de conductas autónomas, la valorización del sí mismo, la capacidad de asumir un rol activo y responsable. Han alcanzado un equilibrio y coherencia entre el pensar, sentir y actuar. La mayoría de los pacientes han descubierto y desarrollado sus propias potencialidades, retomando actividades sociales pendientes y emprendiendo nuevas tareas.

 

Estos logros permitieron el abandono de conductas dependientes, a nivel intelectual, afectivo, moral, físico y la codependencia con su medio, puesto que estas conductas ya no son necesarias debido a la percepción real de sí y del entorno.

Los investigados han conseguido reevaluar y modificar conceptos mal aprendidos, como el de puesta de límites asociado al sinónimo de agresión, permitiendo su manifestación sin producirles angustia.

 

SÍNTOMAS SOMÁTICOS.

El enfoque gestáltico no se centra en el síntoma o signo de forma aislada, sino que tiene en cuenta el todo, estableciéndose una correlación entre lo psíquico y lo corporal, de tal manera que todo lo que ocurre en el plano mental repercute en el organismo produciendo en ocasiones síntomas somáticos.

Las manifestaciones orgánicas anómalas no se originan desde una causalidad lineal -causa efecto-, sino desde una circularidad, donde la relación mente- cuerpo se dan simultáneamente.

Castanedo Secadas Caledonio afirma que (1997, pág 82) “El síntoma puede definirse como un signo evidente de una Gestalten incompleta, o de un conjunto de Gestalten inacabadas”.

Cuando las necesidades no son registradas, y por tanto no reconocidas, tales carencias originan gestalten incompletas, es decir que al quedar abiertas las situaciones, continuamente llaman la atención buscando un cierre, impidiendo que puedan formarse nuevas gestalten, así las configuraciones incompletas que se estructuraron generan la patología.
Aunque el cuerpo manifiesta la afección somática, es erróneo afirmar que es aquel quien se encuentra enfermo, puesto que la enfermedad es un estado del ser humano en su totalidad.
La distinción entre lo somático y lo psíquico puede hacer referencia a lo sumo al plano en que se manifiesta el síntoma, pero no sirve para ubicar la enfermedad.


El síntoma como una estructura corporal adaptativa

Los procesos organísmicos de adaptación y ajuste que en un primer momento eran transitorios como reacción frente a determinadas circunstancias, se transforman en estructuras fijas cuando son utilizadas habitualmente, porque el ambiente por sus características requiere continuamente las mismas respuestas, o porque se ha desarrollado el sentido del sí mismo con cierta rigidez.

Por ejemplo, frente a una situación de tensión o miedo, la persona somatiza como una forma de adaptarse al medio, al vivir expuesto continuamente al mismo estímulo que genera la tensión, el síntoma se cronifica.

Esto se observa en la paciente 4 que relató:

“. . . Cada vez que me ponía nerviosa, que esperaba los resultados de mi hija enferma (durante años) no tiraba sangre pero tenía colitis. En ese momento no me daba cuenta que me venía cuando me ponía nerviosa. . . Empezó con sangre cuando la última vez fui a Buenos Aires para llevar a control a mi hija. . . Luego la frecuencia fue de todos los días, me daba 5 a 6 veces al día, en la noche también durante 3 meses, cada vez me daba más y más. . . Los dolores parecían de parto y yo ya no podía dormir”.


El mensaje del síntoma

La pérdida del equilibrio interno se manifiesta en el cuerpo en forma de síntoma, que es la expresión de un proceso invisible y con su señal pretende interrumpir nuestro proceder habitual, avisarnos de una anomalía y obligarnos a hacer una indagación.

De esta manera el cuerpo va manifestando los déficits, fantasías y necesidades del organismo, que la persona no quiere ver. El lenguaje del cuerpo se va expresando a través de un síntoma que le impide a su dueño engañarse.

Así, al vivenciar el cuerpo de manera diferente, el sujeto puede transformar el sentido de su enfermedad y comienza a comprenderla ya no como un adversario, sino como portadora de un mensaje.

Para entender el mensaje que envía el cuerpo es necesario prestarle atención y establecer una comunicación con éste para aumentar el darse cuenta y de esta forma disminuir o curar el síntoma.

Algunos ejemplos en los que se ve reflejado claramente el trabajo psicoterapéutico en relación al darse cuenta del mensaje del síntoma, se puede distinguir :
-en el discurso de la psicóloga de la paciente 4:

“Se dio cuenta de que podría tratarse de algo psicológico, porque aunque haciendo la dieta y tomando los medicamentos que le dio el médico seguía perdiendo sangre, y se llegó a preguntar qué pasaba. . . El instrumento que utilicé para la ampliación del darse cuenta fue un cuaderno de anotaciones con las sensaciones y sentimientos ligados a los hechos que tenía en el día. . . Al final del proceso pudo darse cuenta que lo que le pasa, es el temor de perder a su hija . . . Pudo manejar mejor sus afectos; se curó así de la colitis ulcerosa. . . Un avance muy importante fue que en los 18 años por primera vez se dejó de hacer cargo de la enfermedad de su hija y le dijo al esposo que la acompañara a la hija, ella siempre había acompañado a la hija a Bs. As. a la revisación médica”.


-En la paciente 3, se observa que a partir de psicoterapia ha logrado un aprendizaje importante en la forma de vivenciar su cuerpo y al comprender lo que éste “le comunica” ha podido reposeer las partes de su persona que ella rechazaba. La paciente expresó:

“Trabajé el estornudo, aprendí a respirar, tratar de relajarme, tranquilizarme y poder decir lo que sentía. . . El síntoma empezó a disminuir al empezar a conectarme con mi cuerpo. . . Pude controlar mi alergia y manejarla. . . Ahora me siento bien con mi cuerpo, ya no tengo la misma obsesión con el peso, ahora es normal con todo lo que como. . . ”.


El objetivo terapéutico: “Restablecimiento de la salud”

Si se parte de la idea que el síntoma es producto de una gestalt no cerrada, el objetivo de esta terapia sería completar las situaciones inconclusas para lograr la autorregulación del organismo
Para ello se busca que la necesidad dominante se convierta en figura y a través del propio contacto consigo mismo y el entorno, pueda satisfacer las necesidades, es decir cerrarlas para que no ejerzan más influencia, abriéndose así la posibilidad de crear nuevas Gestalten. Este proceso manifiesta el pasaje a un estado de salud.

Lo último puede visualizarse en el trabajo psicoterapéutico de los siguientes paciente:
-paciente 2:
“Luego de la terapia fui normalmente retomando mi vida sin dolores. . . Ahora gracias a Dios trabajo bien, me muevo bien, me siento bien. . . Uno empieza a valorar más la vida, la ve de otra manera. . . siempre tuve fe de salir adelante”.

- paciente 1:
“Los síntomas fueron disminuyendo en frecuencia y cantidad, eso dependía también de mi , que no dejaba que me vinieran, ahora me siento bien, hace mucho que no los tengo. ”


A partir del análisis de los factores que intervienen en la aparición del síntoma, se puede observar el estado de gravedad en el que se encontraban los pacientes antes de iniciar la psicoterapia. Se puede evidenciar también que en la mayoría de los entrevistados, el síntoma aparecía diariamente produciendo dolores intensos creando la necesidad de tratamiento farmacológico.

La anomalía en general les impedía realizar sus tareas, esto los llevaba a vivenciar el síntoma como invasor de sus vidas.

Algunos factores desencadenantes en la aparición del síntoma son las diferentes situaciones problemáticas, presentándose los problemas familiares como el mayor detonante.



CUADRO Nº 4: FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA APARICIÓN DEL SÍNTOMA.

 


CUADRO Nº 5: FACTORES QUE INTERVIENEN EN LA APARICIÓN DEL SÍNTOMA.

Observando el cuadro Nº 5 se puede deducir respecto a la frecuencia del síntoma que en dos pacientes desapareció la afección somática posteriormente a la psicoterapia, y en el resto disminuyó casi en su totalidad.

La mayoría de los sujetos se da cuenta del mensaje que su cuerpo les envía, en cada situación particular, y al comprender el significado del mismo, este queda casi eliminado, restableciendo de esta forma la armonía mente cuerpo previamente interrumpida.

Un factor determinante en el proceso de recuperación de los pacientes es la aceptación clara y conciente de su cuerpo tal cual es, con sus posibilidades y limitaciones acorde a la realidad que envuelve a cada individuo.


CONCLUSIÓN FINAL.

La enfermedad le brinda al paciente la posibilidad de producir un cambio. El darse cuenta de aquellos aspectos que favorecen la presencia de algún síntoma, lleva a la mayoría de las personas a una mejor armonía de la relación consigo mismo y con su entorno.

Cuando el individuo elude el compromiso con la curación, porque considera que es un tema que le compete al especialista, no hace más que enajenarse de sí mismo, haciéndose cómplice de la deshumanización y división del ser humano.

La persona es cuerpo, mente y espíritu integrado en relación con otros y con el ambiente circundante. Perder de vista esta concepción totalizante del ser humano va en detrimento del abordaje en el ámbito de la salud.

Es posible un enfoque holístico de la enfermedad que permita explorar y acercarse al sujeto desde otra perspectiva, sin que le quite su libertad y su protagonismo.

La meta que se propone la psicoterapia gestáltica es colaborar con los pacientes para que puedan obtener un mayor conocimiento de sí mismos. De esta manera posibilitar a las personas que puedan develar aspectos propios desconocidos y permitirles que alcancen una verdadera utilización de su inteligencia organísmica para que no lleven su cuerpo al médico, dejándolo en manos de un extraño, sin hacerse responsables de ellos mismos. Que se preocupen en cambio por entender y darle un sentido a lo que les toca vivir y de esta forma descubrir una existencia más auténtica.

Dentro del grupo de los casos estudiados se identifican rasgos distintivos con relación a los efectos que produjo la psicoterapia gestáltica en ellos, lo que fue descripto con anterioridad en cada capítulo.

Se ha corroborado en la mayoría de los entrevistados, un cambio en cuanto a la autopercepción, adquiriendo una visión holística de su persona, descubriendo y comprendiendo la relación entre su ser espiritual, psíquico, social y corporal.

Lo previamente mencionado cobra importancia principalmente a partir del logro en los sujetos de la capacidad de vivenciar sus propias emociones y la comprensión de las necesidades que les demanda su ser, dándoles una respuesta acorde a la realidad en el aquí y ahora.

La psicoterapia ha favorecido en cada investigado el desarrollo de una actitud de autoayuda para reposeer su propio cuerpo, devolviéndole el conocimiento de sí que permanecía velado. La integración entre el sí mismo y el cuerpo se evidencia en todos los casos.
La situación planteada anteriormente lleva a los pacientes a una visión auténtica que les ha permitido reconocer los límites propios y ajenos.

Por otro lado hubo en estas personas un incremento de la madurez, que se refleja en la autonomía, adquisición de un rol más activo y responsable que les posibilitó hacerle frente a situaciones que anteriormente les generaban conflicto, pudiendo ahora enfrentarlas con una actitud más plástica, haciendo uso de nuevos recursos creativos, desarrollando así verdaderas conductas de autoapoyo.

El síntoma se extinguió en dos pacientes, obteniendo una recuperación total, en los restantes ha disminuido de manera significativa, apareciendo en ocasiones en donde los sujetos pueden reconocer el mensaje que implica en ese momento y de esta manera controlarlo.

En los entrevistados se cumplió el objetivo de la psicoterapia gestáltica, que tiene en cuenta a la totalidad personaambiente, es decir no solo abarcó al individuo promoviendo cambios en él, sino también originó una modificación favorable en el entorno permitiendo mayor plasticidad en los vínculos.

Ante estas situaciones de grandes transformaciones todos los pacientes pudieron adquirir armonía entre el pensar, sentir y actuar, conectándose con su propia ESENCIA.








Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!