PUBLICIDAD-

LA “TÉCNICA PASIVA” DE KARL LANDAUER. ¿ Un recurso “activo” para el tratamiento de las psicosis?

Autor/autores: Francisco Javier Montejo alonso
Fecha Publicación:
Área temática: Psicoterapias .
Tipo de trabajo:  Conferencia

Psicólogo de la CM y profesor del Master de Psicoterapia Psicoanalítica de la UCM. Doctor y Especialista en Psicología Clínica y Psicoterapeuta EuroPsy.

RESUMEN

Karl Landauer (1887-1945) fue un psicoanalista de la primera generación que ha pasado a la historia como fundador junto al sociólogo Max Horkheimer del Instituto Psicoanalítico de Frankfurt, cuna de la conocida “Escuela de Frankfurt”. Sin embargo su aportación investigadora más genuina tiene que ver con la investigación sobre las modificaciones técnicas del tratamiento psicoanalítico para el abordaje de los trastornos psicóticos, campo sobre el cual centró su ocupación clínica e investigadora desde sus primeros trabajos en 1913. En este trabajo nos centramos en una de sus más peculiares y desconocidas aportaciones: La técnica pasiva”. Desarrollada en 1924, al calor de las grandes discusiones técnicas iniciadas por la propuesta de la “técnica activa” de Ferenczi y de técnica de la repetición frente al recuerdo (Ferenczi y Rank, 1924), la “técnica pasiva” supuso uno de los primeros intentos de abordaje de las psicosis desde una perspectiva psicoanalítica, que si bien se encuadraba en la corriente crítica de las modificaciones técnicas “activas”, terminaba alineándose en una perspectiva cercana al centrar la terapéutica en las modificaciones precisas del papel del terapeuta. Revisaremos las características concretas de la propuesta técnica de Landauer, centrándonos especialmente en su manejo de la transferencia negativa, donde fue un precursor de su abordaje temprano como eje de la terapia, especialmente en el tratamiento de los trastornos narcisistas.

Palabras clave: Técnica Pasiva, Psicoterapia, Landauer, Ferenczi, Psicosis, Psicoanálisis, Historia.


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-7778

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

LA "TÉCNICA PASIVA" DE KARL LANDAUER (1924). ¿UN RECURSO "ACTIVO" PARA EL
tratamiento DE LAS PSICOSIS?
Francisco Javier Montejo Alonso
montejo. alonso@gmail. com
psicoanálisis, Landauer, Técnica psicoanalítica, psicosis, Técnica pasiva, transferencia negativa,
esquizofrenia.
Psychoanalysis, Landauer, Psychoanalytic technique, Psychosis, Passive technique, negative
transference, Schizophrenia.

RESUMEN
Karl Landauer (1887-1945) fue un psicoanalista de la primera generación que ha pasado a la
historia como fundador junto al sociólogo Max Horkheimer del Instituto Psicoanalítico de
Frankfurt, cuna de la conocida "Escuela de Frankfurt". Sin embargo su aportación
investigadora más genuina tiene que ver con la investigación sobre las modificaciones técnicas
del tratamiento psicoanalítico para el abordaje de los trastornos psicóticos, campo sobre el
cual centró su ocupación clínica e investigadora desde sus primeros trabajos en 1913. En este
trabajo nos centramos en una de sus más peculiares y desconocidas aportaciones: La técnica
pasiva". Desarrollada en 1924, al calor de las grandes discusiones técnicas iniciadas por la
propuesta de la "técnica activa" de Ferenczi y de técnica de la repetición frente al recuerdo
(Ferenczi y Rank, 1924), la "técnica pasiva" supuso uno de los primeros intentos de abordaje
de las psicosis desde una perspectiva psicoanalítica, que si bien se encuadraba en la corriente
crítica de las modificaciones técnicas "activas", terminaba alineándose en una perspectiva
cercana al centrar la terapéutica en las modificaciones precisas del papel del terapeuta.
Revisaremos las características concretas de la propuesta técnica de Landauer, centrándonos
especialmente en su manejo de la transferencia negativa, donde fue un precursor de su
abordaje temprano como eje de la terapia, especialmente en el tratamiento de los trastornos
narcisistas.

SUMMARY
Karl Landauer (1887-1945) was a psychoanalyst of the first generation that has passed into
history as the founder by the sociologist Max Horkheimer of the Frankfurt Psychoanalytic
Institute, home of the famous "Frankfurt School". However his contribution researcher most
genuine it has to do with research on modifications treatment techniques Psychoanalytic for
addressing disorders psychotics field on which focused its occupation clinical and research from
his first works in 1913. In this paper we focus in one of its most unique and unknown
contributions: The passive technique ". Developed in 1924, in the heat of the great discussions
techniques pioneered by the proposal of "technical active" Ferenczi and technique of repetition
against memory (Ferenczi and Rank, 1924), the "technical passive" represented one of the first
attempts to approach psychosis from a psychoanalytic perspective, that although framed in the
current critique of technical modifications "active", ended lining up in a close perspective by
focusing on modifications precise therapeutic role of the therapist. We review the specific
features of the proposed technique Landauer, focusing especially in his handling of the transfer
refusal, which was a precursor of his approach early as axis of therapy, especially in the
treatment of disorders narcissists.

INTRODUCCIÓN AL TEXTO
El texto que nos ocupa fue publicado en un momento crucial de la historia del psicoanálisis. Se
acababa de celebrar el VIII Congreso Psicoanalítico Internacional en Salzburgo y había quedado
desierto el premio convocado por Freud dos años antes para el mejor trabajo sobre la
interrelación entre la técnica y la teoría. En el anterior congreso Freud había presentado una
auténtica revolución teórica, El yo y el ello (Freud, 1923), que completaba prácticamente la
revisión del psicoanálisis anterior y completaba la conocida "segunda tópica". Con la apertura de
las primeras clínicas gratuitas en Berlín y Viena, la creación de un sistema formativo de
psicoanalistas y la constitución de la Editorial Internacional, parecía en marcha el proyecto de
una psicoterapia para las masas, propuesto medio lustro antes en Budapest (Montejo Alonso,
2003).
En aquellos momentos el gran reto era la técnica y la apuesta inicial de Freud, la "técnica activa"
de Ferenczi (Freud, 1918) no había respondido a las expectativas iniciales y además se había
convertido en uno de los ejes de las propuestas técnicas de Otto Rank derivadas de su teoría del
trauma del nacimiento (Rank, 1924). Aquello provocó una cruenta crisis en el seno del Comité
Secreto y en el movimiento psicoanalítico. La publicación del libro conjunto de Ferenczi y Rank
(1924), Metas para el desarrollo del psicoanálisis, proponía un giro técnico radical, centrando la
terapia en la repetición frente al recuerdo, y supuso la ruptura total del Comité y el comienzo
del alejamiento de Rank del movimiento psicoanalítico.
En Salzburgo se había realizado un simposio sobre técnica, dirigido por Ernst Jones (aliado del
vencedor de la crisis, Karl Abraham) en el cual no participaron ni Ferenczi1 ni Rank, y que fue

1

Aquél fue el único congreso psicoanalítico internacional en el que Ferenczi no presentó ningún escrito reseñable
(Montejo Alonso, 2009, 419).
muy crítico con sus propuestas en especial la ponencia de Franz Alexander (1925), entonces
profesor del Instituto de Berlín.
Relativamente ajeno al grueso del conflicto, Landauer aprovecha la situación para reabrir el
debate sobre el tratamiento de las psicosis con la publicación de La técnica pasiva (Landauer,
1924). Poco antes Robert Wälder (1924) había publicado un artículo cuestionando las posiciones
de Freud con respecto a la imposibilidad de establecer una transferencia de trabajo con los
psicóticos y proponiendo que era posible articular la libido narcisista y la libido objetal para
establecer una transferencia, lo que permitiría establecer una cura psicoanalítica. Y
anteriormente Herman Nunberg (1920 y 1921) había publicado varios tratamientos
psicoanalíticos de psicóticos. Este clima de apertura hacia el tratamiento psicoanalítico de la
psicosis impulso a Freud para escribir neurosis y psicosis (Freud, 1924) ese mismo año, texto
donde reafirma su escepticismo hacia las posibilidades del tratamiento psicoanalítico de la
psicosis, posición que mantendrá hasta el final de sus días en el Esquema del psicoanálisis
(Freud, 1938).
Conviene hacer una breve pausa y contextualizar la publicación de Landauer que nos ocupa en
el resto de su obra y en su devenir biográfico.

KARL LANDAUER (1887-1945)
Nacido en Munich en 1887, Karl Landauer completó su formación como neurólogo con la figura
más destacada de la psiquiatría de su tiempo: Emil Kraepelin. Insatisfecho con el nihilismo clínico
de la propuesta krepeliana, asistió al congreso psicoanalítico de Weimar en 1911 y al año
siguiente se trasladó a Viena, donde se analizó con Freud y se integró plenamente en el grupo
vienés. Fue aceptado como miembro pleno de la Asociación Psicoanalítica de Viena (WPV) con
una conferencia que el 10 diciembre de 1913, en pleno del debate que dió lugar a la
conceptualización del narcisismo (Montejo Alonso, 2014). Su conferencia se tituló Sobre la
psicología de la esquizofrenia, y se basó en la presentación de dos casos clínicos de
esquizofrenia, manteniéndose aún muy apegado a la terapéutica y nomenclatura de Bleuler y
Jung. Aquella presentación suscito un interesante debate en el que Freud sentenció la
imposibilidad de aplicar una terapia basada en la transferencia en la "demencia precoz"2
(Nunberg y Federn, 1983, 252).
Al año siguiente Landauer (1914) publicó un excelente trabajo, Cura espontanea de una
catatonia, citado elogiosamente por Freud (1915, 2095) en duelo y melancolía para ilustrar el
concepto de "identificación narcisista". Palomera (2015, 174), apoyándose en la correspondencia

2El término "esquizofrenia" había sido introducido por Bleuler en 1911. Freud nunca aceptó el nuevo término y prefirió
"demencia precoz" o mejor "parafrenia", para mantener una clara diferenciación con respecto a la paranoia. Sobre el
nacimiento del término y concepto de "esquizofrenia" consultar F. J. Montejo Alonso (2015).
entre Freud y Jones (Paskauskas, 1993), señala que hasta la aparición del trabajo de Landauer
aquel concepto solamente se aplicaba a la clínica de la histeria, y que Freud comenzó entonces
a distinguir entre "identificación histérica" e "identificación narcisista". Esta diferenciación se
mostraría fundamental desde un punto de vista clínico y permitió a Freud disponer de un punto
de apoyo de cara a una clínica diferencial de la psicosis, permitiéndole aislar y oponer, de un
lado, la esquizofrenia y la paranoia, y del otro, la neurosis histérica y la melancolía (Palomera,
2015, 175).
Durante la Gran Guerra (1914-1918) Landauer hizo amistad con Heinrich Meng, médico suizo
de militancia socialista y futuro psicoanalista, que fue fundamental para desarrollar su interés
hacia la educación y el compromiso social del psicoanálisis. Se casó y se instaló en Frankfurt
totalmente dedicado a la práctica psicoanalítica y con la intención de ocuparse en el futuro
especialmente de pacientes psicóticos (Rothe, 1995).
Además de su labor clínica y de investigación técnica, Landauer se convirtió en uno de los líderes
de la expansión psicoanalítica durante la década de los años veinte. En 1924 fue el organizador
del IX Congreso Psicoanalítico Internacional en Bad-Homburg y en 1926 creó el "Grupo de
trabajo de psicoanálisis del Sudoeste Alemán", en el cual reunió a Erich Fromm, Frieda Fromm Reichmann, Clara Happel y Heinrich Meng. El grupo se mantuvo en estrecho contacto con Georg
Groddeck y Sándor Ferenczi (Bocian, 2015a 152) y en 1929 fundó el Instituto Psicoanalítico de
Frankfurt, que se alojó en las instalaciones universitarias del Instituto de Investigación Social
fundado en 1923 por su amigo y analizado Max Horkheimer, el origen de la célebre "Escuela de
Frankfurt".

Al poco tiempo, en colaboración con la clínica universitaria de psiquiatría de la

universidad, abrieron una pequeña clínica psicoanalítica que dirigió Sigmund Fuchs3 (Montejo
Alonso, 2009, 386).
Con el ascenso del nazismo Landauer huyó primero a Suecia y luego a Ámsterdam, donde retomó
su práctica clínica y formativa. En Holanda coincidió con otros psicoanalistas exiliados como
Theodor Reik, August Wassermann y Fritz Perls, al cual supervisó. La llegada de todos ellos creó
intensas tensiones en la Sociedad Psicoanalítica Holandesa, parte de la cual rechazaba la
integración de los analistas exiliados en razón de la condición de "analistas no médicos", judíos
y sus vinculaciones socialistas.

Al final se produjo una vergonzosa escisión y se creó la
Asociación para el psicoanálisis en Holanda (Montejo Alonso, 2009, 400). Durante los años
siguientes Landauer se convirtió en la figura más prominente del psicoanálisis en los Países Bajos
y escribió algunos de sus trabajos más relevantes, especialmente su teoría sobre los afectos en
Las emociones y su desarrollo (Landauer, 1936a), donde exponía planteamientos cercanos a la
escuela de Budapest sentando las bases para la observación científica de bebés (Emde, 1988,
284). También fue de los primeros analistas en ocuparse de la deficiencia intelectual (Landauer,

3Conocido más adelante como S. H. Foulkes, uno de los creadores de la psicoterapia psicoanalítica de grupo.
1929 y 1939b) y de la influencia de la educación represiva familiar en la formación del carácter,
y sus implicaciones políticas y sociales (Landauer, 1936b y 1939a).
Tras el comienzo de la II Guerra Mundial sus colegas ya exiliados le insistieron en que
abandonará Holanda lo antes posible y se trasladara a EEUU, donde le ofrecieron un puesto el
Clínica Menniger, mientras que Fritz Perls le alentaba a trasladarse a Sudafrica. Pero Landauer
fue postergando la decisión hasta que fue demasiado tarde: en mayo de 1940 los alemanes
invadieron Holanda. Inhabilitado para ejercer su profesión vivió un tiempo en la clandestinidad
hasta que fue detenido y deportado al campo de concentración de Bergen-Belsen, el mismo
donde murió Anna Frank. Landauer y otro analista en formación, Jaques Tas, intentaron
establecer un servicio de asesoramiento para padres, niños y adolescentes e incluso continuaron
análisis de formación que realizaban sentados en sillas, una junto a la otra (Rothe, 1995).
Landauer murió de hambre en Bergen-Belsen el 27 de enero de 1945, dos meses antes de la
liberación del campo por el ejército británico.

LA TÉCNICA PASIVA. ANÁLISIS DE LA enfermedad NARCISISTA (LANDAUER, 1924)
El texto comienza con una suave crítica hacia los intentos de abreviar los análisis a través de las
técnicas activas, señalando el riesgo de la implicación del propio narcisismo del analista y la
dificultad de trabajar adecuadamente los procesos de regresión, aunque estos peligros no deben
hacernos abandonar el empeño por encontrar procedimientos técnicos que permitan acortar los
análisis sin renunciar a su rigurosidad.
Inmediatamente presenta un hallazgo clínico de suma importancia: a medida que las pulsiones
que se hacen conscientes pierden su fuerza, en un proceso inverso las pulsiones que permanecen
inconscientes y reprimidas se hacen más poderosas. Apoyándose en este hecho Landauer
propone situar el análisis de la transferencia negativa en un primer plano desde el comienzo del
análisis, para así debilitar las pulsiones agresivas e incrementar la transferencia positiva que
evita interpretar.
Landauer indica que esta manera de dirigir el tratamiento es especialmente interesante en el
tratamiento de la esquizofrenia donde propone lo siguiente, la idea central de su "técnica
pasiva": descuidar u omitir temporalmente la transferencia de objeto, positiva o negativa, lo
cual permitiría ir directamente a la identificación y la proyección.
Técnicamente esto se logra evitando la interpretación y tomando el analista una posición
diferente, de "secretario del alienado" (Palomera, 2015, 31), que es la posición que da nombre
a la técnica "pasiva". Landauer argumenta que esta manera de dirigir la cura lleva a la realidad
las pulsiones que se vieron forzadas a entrar en los dominios de lo fantasmático, abandonado la
realidad externa para "inscribirse" (Eintragung) en lo irreal. El paciente obtiene una ganancia,
un plus de placer, al dejar a un lado el objeto odiado a través de la identificación y el analista
puede sustraerse a dicha identificación logrando que se vea reforzada la débil transferencia
positiva que hasta entonces quedaba relegada en el mundo de la fantasía. De esta manera,
asegura Landauer, evitamos que el paciente psicótico de defienda de la transferencia de objeto
positiva a través del mecanismo de proyección. Textualmente define su técnica: "en lugar de
trabajar con la transferencia trabajamos con la inscripción" (Landauer, 1924, 177), en lugar de
transferir a un objeto se inscribe en él. Apoyándose en Freud (1913), Landauer afirma que
técnicamente la transferencia solo debe ser esclarecida cuando toma el valor de una resistencia.
Landauer propone que esta técnica es también oportuna en la cura de las neurosis obsesivas
donde:
(. . . ) uno es a menudo capaz de fortalecer la transferencia positiva por medio de una
aparente indiferencia; aunque uno debe ir tras las pulsiones negativas y con frecuencia
tras las proyecciones. Es bastante seguro sintonizar el apego del paciente hacia el médico
con la transferencia negativa, por lo menos en un nivel consciente. Bajo esta condiciones,
es lo más seguro que la transferencia positiva, permaneciendo sin debatir, crecerá y estará
mejor equipada para hacer una transferencia final sobre un objeto de amor real y
adecuado" (Landauer, 1924, 181).
El texto está salpicado continuamente de ejemplos clínicos y de propuestas de intervenciones
técnicas concretas4, para exponer la comprensión metapsicológica de su técnica (Landauer,
1924, 181):
El punto esencial es mi convicción general, ganada en mis análisis, de que el paciente
tiende a curarse a sí mismo al igual que se enfermó. Natura sanat, medicus curat: la única
tarea del médico es atender las tendencias curativas dentro del paciente. Ajustarse a la
realidad viene del paciente en sí mismo (. . . ) el paciente va hacia él médico impulsado por
sus sufrimiento5, que refleja sus movimientos, y actúa fuera cualquier cosa que lo afecta
con respecto al espejo que refleja sus movimientos ­el médico-, el paciente compara
siempre su imagen tópica con su yo ideal y justa una a otro hasta que sea capaz de dar
un paso adelante en la vida.
Landauer termina su trabajo reafirmando su posición diferente pero cercana a las propuestas de
Ferenczi y Rank (1924):

4Mostramos algunos ejemplos del agudo sentido clínico de Landauer (1924, 176 ): "Cuando, después de un corto tiempo,
el silencio se establece y por ejemplo, la mente del paciente está ocupada, hay dos preguntas que deben hacerse: "¿Qué
está usted ocultando?" y "¿Por qué callas?" La primera conduce en la mayoría de los casos a transferencias positivas,
la segunda a las negativas (. . . ) Especialmente en el caso de las psicosis con alucinaciones auditivas se hará uso del
dispositivo de expresarse a sí mismo en "términos alucinatorios", lo que significa hablarle al paciente en tercera persona
o impersonalmente en lugar de en primera o segunda persona".
5Cuando el filósofo Max Horkheimer pidió a Landauer le aceptara en análisis, este le respondió que no lo iniciarían salvo
que Horkheimer acudiera con algún síntoma, con algún sufrimiento psíquico.

Pudiera ser que entonces a pesar de mi conducta pasiva, yo sea activo en el sentido de
Ferenczi y Rank, y esto no solo en ese silencio significante y la actitud de laissez-faire que
a menudo se muestran más efectivas que numerosas palabras e intervenciones (. . . ) Así
que mi sugerencia en cierto modo puede ser percibida como un consejo específico relativo
a un método activo, y que la pasividad consciente encierre una mayor actividad"
(Landauer, 1924, 181).

RESONANCIAS DE LA "TÉCNICA PASIVA"
Aparentemente la propuesta técnica de Landauer no fue muy escuchada y quedó fuera de la
primera línea del debate técnico. Bychowski (1928), otro analista muy implicado en el
tratamiento de las psicosis, sostuvo que en el tratamiento de la esquizofrenia debían emplearse
los principios psicoanalíticos, aunque era esencial la introducción de las modificaciones de la
"técnica pasiva" de Landauer.
En 1932 el joven psiquiatra Jacques Lacan proponía prudentemente que el psicoanálisis era la
indicación terapéutica de elección para el tratamiento de las psicosis señalando especialmente
el riesgo que la transferencia positiva sobre el analista, aunque olvidaba por completo las
propuestas de Landauer (Lacan, 1932, 253-255).
Un año después Wilhelm Reich recuperó el descubrimiento clínico de Landauer y lo situó como
uno de los ejes de la técnica del "Análisis del carácter" (Reich, 1933):
Es asombroso que en la literatura psicoanalítica, "transferencia" se refiere siempre a
actividades positivas; fuera del artículo sobre "Passive Technik" de Landauer, el problema de
la transferencia negativa ha sido esencialmente descuidado (p. 39) (. . . ) Según mi
conocimiento, fue Landauer el primero en señalar que toda interpretación de una actitud
emocional transferida, hace disminuir en primer lugar su intensidad y aumentar la de la
tendencia opuesta (p. 115)
Varias décadas después, en los años cincuenta del pasado siglo, cuando previamente al
descubrimiento de los primeros fármacos antipsicóticos los psicoanalistas se esforzaban por
encontrar vías de tratamiento para la esquizofrenia, diversos autores volvieron a recuperar
algunas de las propuestas técnicas de Landauer (Wexler, 1951 y Boyer, 1966).
En los años setenta la recuperación del texto de Landauer en la célebre compilación de textos
clásicos sobre técnica psicoanalítica de Bergmann y Hartman (1976) reactualizó el interés sobre
sus propuestas técnicas.
Desde el ámbito lacaniano, Eric Laurent (1979) inició la recuperación de los textos olvidados de
los primeros discípulos de Freud y posteriormente Kaltenbeck (1988, 2006) recuperó el interés
concreto por la obra de Landauer. Recientemente Palomera (2015) analiza las implicaciones de
la "técnica pasiva" de Landauer señalando su interés con respecto al manejo de la letra en el
tratamiento de la psicosis, retomando los planteamientos de Lacan (1953, 1957 y 1959); y

Bocian (2015a y 2015b), desde la psicoterapia Gestalt, también se interesa por la "técnica
pasiva".

BIBLIOGRAFÍA
1. ALEXANDER, F. (1925): A metapsychological description of the process of cure. En Bergmann,
M. S. y Hartman, F. R. . (edits): The Evolution of Psychoanalytic Technique. Nueva York:
Columbia Univ. Press. 1976.
2. BYCHOWSKI, G. (1928): Über Psychotherapie der Schizophrenie. Nervenarzt, (1): 478-487.
3. BOCIAN, B. (2015a): Fritz Perls en Berlín; 1893-1933, expresionismo, psicoanálisis,
judaísmo. Santiago de Chile: Cuatro Vientos, 2015.
4. BOCIAN, B. (2015b): Karl landauer (1887-1945): uno psicoanalista di Francoforte quasi
dimenticato dalla psicoanalisi e dalla terapia della Gestalt. psicoterapia e Scienze Umane, 22:
37-58
5. BOYER, L. B. (1966): Desarrollo histórico de la terapia psicoanalítica de la esquizofrenia:
contribuciones de los discípulos de Freud. Revista de psicoanálisis de la As. Ps. de Buenos
Aires, 23 (2): 91-148.
6. EMDE, R. N. (1988): Development terminable and interminable. II. Recent Psychoanalytic
theory and therapeutic considerations. Int. J. Psycho-Anal. 1988, 69: 283-293.
7. FERENCZI, S. y RANK, O. (1924): Metas para el desarrollo del psicoanálisis. México: Epele,
2002.
8. FREUD, S. (1913): La iniciación del tratamiento. En Sigmund Freud. Obras Completas, t. V.
Madrid: Biblioteca Nueva, 1974.
9. FREUD, S. (1915): duelo y melancolía. En Sigmund Freud. Obras Completas, t. VI. Madrid:
Biblioteca Nueva, 1974.
10. FREUD, S. (1918 [1919]): Los caminos de la terapia psicoanalítica. En Sigmund Freud. Obras
Completas, t. VII. Madrid: Biblioteca Nueva, 1974.
11. FREUD, S. (1923): El Yo y el ello. En Sigmund Freud. Obras Completas, t. VII. Madrid:
Biblioteca Nueva, 1974.
12. FREUD, S. (1924): neurosis y psicosis. Obras completas, vol. XIX, Buenos Aires: Amorrortu,
2001.
13. FREUD, S. (1938): Esquema del psicoanálisis. En Sigmund Freud. Obras Completas, v. 23,
Buenos Aires: Amorrortu, 2001.
14. BERGMANN, M. S. y HARTMAN, F. R. (1976): The Evolution of Psychoanalytic Technique.
Nueva York: Columbia Univ. Press.
15. KALTENBECK, F. (1988): Karl Landauer, 1887-1945. ORNICAR? Revue du Champ Freudien,
43: 118-132.

XVIII Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com - febrero 2017. Psiquiatria. com

LA "TÉCNICA PASIVA" DE KARL LANDAUER (1924). ¿UN RECURSO "ACTIVO" PARA EL
tratamiento DE LAS PSICOSIS?

16. KALTENBECK, F. (2006): D'une rencontré manquée: raisons, symptoms, resorts. Filozofski
vestnik, 2006; 27 (2): 59:79.
17. LACAN, J. (1932): De la psicosis paranoica en su relación con la personalidad. México: Siglo
XXI, 1984.
18. LACAN, J. (1953): Función y campo de la palabra y del lenguaje en psicoanálisis. En J. Lacan
(1966): Escritos 1. Buenos Aires: Siglo XXI, 2001.
19. LACAN, J. (1957): La instancia de la letra en el inconsciente o la razón desde Freud. En J.
Lacan (1966): Escritos 1. Buenos Aires: Siglo XXI, 2001.
20. LACAN, J. (1959): De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis. En J.
Lacan (1966): Escritos II. México: Siglo XXI, 1985.
21. LANDAUER, K. (1914): Spontaneheilung einer Katatonie. En H. J. Rothe (ed): Karl Landauer.
Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt am Main: Fischer,
1991.
22. LANDAUER, K. (1924): "Passive" Technique: On the analysis of Narcissistic Illnesses. En
Bergmann, M. S. y Hartman, F. R. (edits): The Evolution of Psychoanalytic Technique. Nueva
York: Columbia Univ. Press. 1976.
23. LANDAUER, K. (1929): Zur psychosexuellen Genese der Dummheit. En H. J. Rothe (ed): Karl
Landauer. Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt am Main:
Fischer, 1991.
24. LANDAUER, K. (1936a): Die Affekte und Entwicklun. En H. J. Rothe (ed): Karl Landauer.
Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt am Main: Fischer,
1991. Gutachten aus den Erhebungen über Sexualmoral.
25. LANDAUER, K. (1936b): Gutachten aus den Erhebungen über Sexualmoral. En H. J. Rothe
(ed): Karl Landauer. Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt
am Main: Fischer, 1991.
26. LANDAUER, K. (1939a): Bermerkungen zur anal-erotischen Charakterbildung. En H. J. Rothe
(ed): Karl Landauer. Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt
am Main: Fischer, 1991.
27. LANDAUER, K. (1939b): Intelligenz und Dummheit. En H. J. Rothe (ed): Karl Landauer.
Theorie der Affekte und andere Schriften zur Ich-Organisation. Frankfurt am Main: Fischer,
1991.
28. LAURENT, E. (1979): La psychose chez les élèves de Freud. Lettres de L'EFP, 1979; 27: 150158.
29. MONTEJO ALONSO, F. J. (2003): Budapest 1918: psicoterapia para después de una guerra.
Frenia, vol. III, 2, 17-33.
30. MONTEJO ALONSO, F. J. (2009): El psicoanálisis 1919-1933: consolidación, expansión e
institucionalización. Tesis Doctoral UCM, Madrid. http://eprints. ucm. es/9764/1/T31452. pdf
XVIII Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com - febrero 2017. Psiquiatria. com

LA "TÉCNICA PASIVA" DE KARL LANDAUER (1924). ¿UN RECURSO "ACTIVO" PARA EL
tratamiento DE LAS PSICOSIS?

31. MOTEJO ALONSO, F. J. (2014): Fue un parto difícil. «Introducción del narcisismo» (Freud,
1914). Intersubjetivo, Vol. 14, 2: 167-195.
32. MONTEJO ALONSO, F. J. (2015): La "Dementia sejunctiva" en el nacimiento de la
"esquizofrenia". Otto Gross entre Kraëpelin, Freud y Bleuler. Intersubjetivo, Vol 15, 1 (En
prensa).
33. NUNBERG, H. (1920): Über den Katatonischen Anfall. IZP, VI, 1920.
34. NUNBERG, H. (1921): Der Verlauf des Libidokonfliktes in einem Falle von Schizophrenie. IZP,
VII: 301-346.
35. NUNBERG, H. y FEDERN, E. (edits. ) (1975): Minutes of the Viena Psychoanalytic
36. Society. N. Y. : Internacional Universities Press (vers. francesa: Les premiers psychanalystes.
Minutes de la Societé psychanalytique de Vienne. IV. 1912-1918,
37. París: Gallimard, 1983).
38. PALOMERA, V. (2015): Pioneros de la psicosis. Madrid: Gredos.
39. PASKAUSKAS, R. A. (edit) (1993): The complete correspondence of Sigmund Freud and
Ernest Jones, 1908-1939. (vers. cast. : Sigmund Freud-Ernest Jones. Correspondencia
completa, 1908-1939. Madrid: Síntesis, 2001).
40. RANK, O. (1924): El trauma del nacimiento. Barcelona: Paidos, 1991.
41. REICH, W. (1933): Charakteranalyse. Wien: Selbstverlag. (vers. cast. : análisis del
42. carácter. Barcelona: Paidos, 1980. traducción de la 3ª edición ampliada y reescrita por Reich
en 1949).
43. ROTHE (1995): Karl Landauer and the South West German Psychoanalytic Study Group.
Paper presented at the Congress Psychoanalysis in 20th Century Cultural Life at Reichenau
June 16-18, 1995. (Accesible en internet:
https://opus4. kobv. de/opus4Fromm/frontdoor/index/index/docId/26328
44. WÄLDER, R. (1924): Über Mechanismen und Beeinflussungsmöglichkeiten der psychosen,
IZP, X, 1924.
45. WEXLER, M. (1951): The Structural Problem in Schizophrenia. Therapeutic lmplications. Int.
J. Psycho-Anal. , 37: 157-66.

XVIII Congreso Virtual Internacional de Psiquiatría
www. interpsiquis. com - febrero 2017. Psiquiatria. com

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!