PUBLICIDAD
Última actualización web: 10/08/2022

Psicoterapia de grupo en el campo de las adicciones : un modelo ambulatorio para su abordaje en Cuba.

Autor/autores: Carlos Rubalcaba
Fecha Publicación: 01/01/2004
Área temática: Tratamientos .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Se aborda una estrategia de alternativas psicoterapéuticas para el manejo de la psicoterapia grupal del paciente poliadicto, proponiendo un enfoque integrado (cognitivo-conductual, humanista, neopsicoanalítico, transaccional, e interactivo), siguiendo las corrientes contemporáneas de la psicoterapia de grupo, así como se hace un breve esbozo de la intervención familiar, todo en el marco del trabajo en nuestro centro. Se expone también cómo pueden ser utilizadas nuevas redes de apoyo social para obtener una rehabilitación efectiva.

Palabras clave: Apoyo social, Poliadictos, Psicoterapéutico, Psicoterapia de grupo, Terapia familiar

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2513

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Psicoterapia de grupo en el campo de las adicciones : un modelo ambulatorio para su abordaje en Cuba.

(Group psychotherapy in addictions: An outpatient model to work in Cuba. )

Mario Colli Alonso *; Carlos Rubalcaba**.

* psicólogo, terapeuta de grupo, Profesor-Coordinador de Adicciones, Departamento de Psicología- Servicio de Adicciones, hospital Psiquiátrico de La Habana.

** psiquiatra, Vicedirector Tratamientos Ambulatorios, Servicio de Adicciones hospital Psiquiátrico de La Habana.

Correspondencia: M. Sc. Mario Colli Alonso. Departamento de Psicología-Servicio de Adicciones, hospital Psiquiátrico de La Habana, Calle Boyeros, entre Avenida 26 y Calzada del Cerro, Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba.

PALABRAS CLAVE: Psicoterapéutico, Poliadictos, psicoterapia de grupo, terapia familiar, apoyo social.

(KEYWORDS: Psychotherapeutic, Polydrug addict, Group psychotherapy, Family therapy, Social Support. )

 

Resumen

Se aborda una estrategia de alternativas psicoterapéuticas para el manejo de la psicoterapia grupal del paciente poliadicto, proponiendo un enfoque integrado (cognitivo-conductual, humanista, neopsicoanalítico, transaccional, e interactivo), siguiendo las corrientes contemporáneas de la psicoterapia de grupo, así como se hace un breve esbozo de la intervención familiar, todo en el marco del trabajo en nuestro centro. Se expone también cómo pueden ser utilizadas nuevas redes de apoyo social para obtener una rehabilitación efectiva.

Abstract

A model of psychotherapeutic strategies for the management of outpatient multiple addict in Group Psychotherapy is presented. A comprehensive approach (cognitive-behavioral, humanist, neopsychoanalist, transactional, and interactional is proposed. It is explained in short –term goals; comments are made based on the current theories about group psychotherapy. A brief outline of family intervention, within the systemic theory of family therapy, is presented, reaching important conclusions about the work with polydrug addict outpatient in our hospital. We expose too how to work with the new network of Social Support to get an effective rehabilitation.



Introducción

Reporta Vannicelli (1995), que sobre las últimas 4 décadas la psicoterapia de grupo ha ido ganando terreno e incrementándose su aceptación en la modalidad de consumidores de sustancias, recogiéndose además que la descripción de técnicas de grupo para estos apareció en la literatura por vez primera en 1946 en McCarthy (Vannicelli, 1995), para miembros de familia de consumidores en 1959 por Igershimer(Vannicelli, 1995), y para adultos hijos de alcohólicos en 1980 por Dietler (Vannicelli, 1995). Existe dentro de la vasta literatura de terapia de grupo de alcohólicos contribuciones en este campo de consumidores colaterales o codependientes (Vannicelli, 1987; 1995) y adultos hijos de alcohólicos (ACOAS) (Brown, 1988; Vannicelli, 1995), así como también existe una vasta literatura que defiende la terapia de grupo en alcohólicos y/o otros adictos, ya sea en forma de grupo de discusión, de orientación psicodinámica, cognitivo-conductual, o interaccional (Mullan, 1963; Bogani, 1984; Sierra, 1978; Mathiasen, Davenport, 1988; Vannicelli, 1982; 1987; 1995; Cartwright, 1987; Cooper, 1987; Golden, Halliday, Khantzian, Mc Auliffe, 1995; Khantzian, 1989; Clerici, 1993; Hernández, 1989; Zaldívar, 1998; Martínez y Fernández. , 1996; Cuadrado, 1998; Monrás et all, 2000; Bersani, Ferreti, Peroni, Clerici, 2003; Milesi, A. , Bertrando, P. , Peroni, D. , Clerici, M. , 2003), a lo cual se suman todos aquellos estudios que han combinado la terapia de grupo con otros métodos en alcohólicos y demostrado su eficacia (Al fano, Thurstin, 1989; González Menéndez et all, 1995), por las técnicas empleadas en los mismos, incluso algunos estudios comparten la idea de la combinación de los tratamientos institucionales con el manejo de las teorías de los Alcohólicos Anónimos (Brown, 1985; Cooper, 1987; Alfano, Thurstin, 1989), inclusive existiendo estudios que también reportan a los grupos de doble A. A. y N. A. como efectivos para ciertos tipos de personas, y los alcohólicos que fueron atendidos en estos grupos se reportaron con promedios bajísimos de patologías.

Para una mejor compresión de nuestro trabajo expondremos la clasificación de Yamasaki de 1992, y la de Schuckit de 1995 para poliadictos que cita Halsband(2001), ya que ilustra muy bien el fenómeno de las Poliadicciones, que ha sido común también a nosotros aquí y que identifica al paciente con el cual hemos trabajado.

Yamasaki (1992, cit en Halsband, 2001):

Grupo 1: Consumidores de alcohol exclusivamente.

Grupo 2: alcohol mas drogas Legales, como ansiolíticos e hipnóticos.

Grupo 3: alcohol mas otras sustancias, como Anfetaminas y solventes.

Schuckit (1995, cit en Halsband, 2001):

Grupo 1: Dependientes de una droga. Usan otras solo cuando estas son accesibles.

Grupo 2: Dependiente de una droga, que usan otras cuando la sustancia primaria no es accesible.

Grupo 3: Los que prefieren una droga pero usan otras para combatir los efectos colaterales de la primera.

Grupo 4: Los que abusan de diferentes drogas en diferentes momentos del día, por ejemplo: estimulantes por la mañana, ansiolíticos por las tardes e hipnóticos por la noche.

Grupo 5: Los que no tienen preferencia por una droga y consumen la que les es accesible. Si bien para establecer la de mayor o menor gravedad son necesarias otras especificaciones como tipo, dosis, frecuencia y vías de administración de las drogas utilizadas, patologías psiquiátricas asociadas.

Todos estos tipos de pacientes poliadictos han sido atendidos en nuestros grupos, y para ellos desarrollamos un dispositivo grupal que expondremos a continuación.


Desarrollo

Una vez expuestas estas breves condiciones para pasar al grupo, propondremos un pequeño esquema que pudiera servir de guía al terapeuta de grupo con alcohólicos y/o poliadictos. Es el resultado de nuestra experiencia durante casi diez años y es un enfoque totalmente integrado de la psicoterapia de grupo siguiendo fundamentalmente el enfoque de las corrientes norteamericanas que funden la teoría de la dinámica del grupo pequeño, teniendo en cuenta toda la experiencia acumulada por los autores anteriores. A pesar de que en manera alguna pensamos que esta es la última palabra, entendemos puede ser efectivo para otro terapeuta, al igual que ha sido a nosotros.

El esquema es el que sigue :

 


Tabla No 1: Objetivos a corto plazo:



Tabla No 2: Objetivos a largo plazo.

( * ) A pesar de que los Factores Curativos no son planteados por la escuela de Yalom como técnicas, y que para nosotros también son mecanismos terapéuticos o factores curativos de grupo, que estando presentes en casi todos los grupos de terapia (incluyendo los grupos terapéuticos de Doble A. A. y N. A. ), benefician a los pacientes, también pueden simultáneamente ser manejados por los terapeutas de grupo como técnicas, por ello los hemos expuesto en esta tabla, dentro de las técnicas a utilizar para los objetivos a largo plazo. Ahora bien debe decirse que existen unos que operan a corto plazo, mientras que otros operan a largo plazo, lo cual ha sido recogido en la literatura del tema, y también por nosotros en nuestra experiencia en nuestro país(Colli y Zaldívar, 2002).


Características de nuestros grupos

1)Nuestros grupos son grupos abiertos, pues la patología de las Adicciones dice que son enfermedades incurables, que son propensas a recaídas(Marlatt y Gordon, 1985), por lo cual entendemos el grupo debe ser abierto, pues en caso de recaída el paciente tiene su grupo donde recibir ayuda.

2)Son grupos grandes, lo cual expresa que se han efectuado a lo largo de años, con 30-35 personas en cada sesión . El grupo pequeño reproduce la familia y el grupo grande a la sociedad, como ha enfatizado la literatura sobre el grupo grande (Lawrence, 1993; Klein, 1993; Agazarian, Carter, 1993; Carr, 1993; Rodríguez, 1988).

3)Son grupos de psicoterapia para la rehabilitación de alcohólicos y/o poliadictos a largo término (Vannicelli, 1982; 1995). Pocos especialistas hablan de la “rehabilitación del alcohólico y/o poliadicto, se habla más de la psicoterapia, del tratamiento del alcohólico y/o poliadicto, pero nunca debe olvidarse que es un proceso de psicoterapia que tiene como meta principal la rehabilitación de las funciones cognitivas, afectivas, y psicosociales del paciente (Ceccanti, Balducci, Attilia, Romeo, 1999), lo cual no termina con el logro de la abstinencia total de la bebida, sino con la transformación profunda de la personalidad alterada.

4)El tipo de grupo terapéutico es esencialmente el de grupo de discusión (Bogani, 1978; Avila Espada; 1993), ya que tiene como objeto centro el estímulo del aprendizaje a través de la discusión de los temas referidos y básicos de alcoholismo y otras Adicciones.

5)Nuestra técnica es diversa, contiene elementos de análisis Transaccional (Berne, 1992; Steiner, 1992; 1972), de grupos didácticos y de A. T. Gestáltico, también de técnicas interactivas siguiendo el modelo de Yalom (Yalom, 1986; Vinogradov y Yalom, 1990; Vannicelli, 1982; 1987; 1995; Flores, 1997), a lo que hemos incorporado en los últimos tiempos ejercicios de terapia Gestalt como La fantasía Dirigida en grupo (Castanedo, 1997), y ejercicios de Psicodrama( Zuretti, 1995; Bustos, 1997; Boria, 2000).

6)El grupo es de tipo mixto, o sea pacientes y familiares. Esto ha sido planteado por varios autores(Bogani, 1984; Tizón y Recasens, 1994; Martínez et all, 1996 ) y tiene la ventaja de que permite la dinámica de la familia con el paciente en el grupo.

7)Tipo de internamiento del grupo ( outpatient- inpatient ):
Parte de la clasificación de Yalom- Vinogradov (1990), para los grupos de pacientes ingresados( inpatient ) o ambulatorios (outpatient), la cual es como sigue:

 

 




Dentro de los grupos orientados conductual y educacionalmente estos autores (Vinogradov -Yalom, 1990), han incluido los siguientes grupos:

1)Grupos de desórdenes del comer .
2) Grupos de abuso de substancias .
3) Grupos de problemas médicos (coronarios, asmáticos, otros. ).

 

Nosotros entendemos que nuestros grupos clasifican como grupos ambulatorios ( outpatient )de abuso de substancias, en este caso Poliadicciones.

Explicación del modelo y la interacción de las técnicas que lo integran.

La esencia de nuestro modelo parte, como ya se expuso, de la idea de grupo interaccional (Yalom, 1986; Vinogradov y Yalom, 1990) y más exactamente de Vannicelli (1982; 1987; 1995) y de Flores(1997), quienes han hecho un desarrollo personal del modelo dinámico- interaccional partiendo de la obra de Yalom, pero aplicado exactamente a alcohólicos y poliadictos, los cuales no es posible pasar por alto en cuanto a terapia de grupo en poliadictos se refiere.

Nuestra base teórica que ha sido resumida en las Tablas 1 y 2, y que será comentada aquí sólo en sus elementos centrales, integra también el análisis Transaccional aplicado al grupo, particularmente siguiendo la obra de Steiner quien desarrolló la teoría de Berne aplicándola a los alcohólicos (1972; 1979; 1992). Un grupo de Poliadicciones puede iniciarse con técnicas participativas de grupo, partiendo siempre de las necesidades del auditorio de poliadictos, una de las cuales, que es casi obligatoria, es que el terapeuta ayude al paciente que se inicia en el grupo a diagnosticarse como adicto(Ver Agenda Grupal, tabla 3), para lo cual la ayuda del grupo es fundamental, porque es este quien realmente lo va a hacer . Es importante señalar que en la Primera Etapa en los primeros tres meses de grupo, se van proponer los llamados Objetivos a Corto plazo, donde va a intervenir grandemente la terapia cognitiva(Ent. Asertivo, terapia Racional Emotiva), la cual es de gran valor en esta Primera Etapa, porque crea las bases de una futura abstinencia total, el paciente conoce lo irreversible de su enfermedad, y cómo cuidarse de las situaciones de peligro que se le van a presentar.

En esta Primera Etapa el A. T. aplicado al grupo le explica al paciente sus "juegos patológicos" dentro de la familia, a través del triángulo de Karpman, y como recuperar la función del adulto responsable, y dejar atrás la del niño irresponsable. Intervienen en esta etapa otras técnicas, elementos como la Aceptación Incondicional del paciente por el terapeuta y por el grupo(Rogers, 1961; Rogers, 1982), el análisis de sus resistencias para el cambio, etc, teniendo un valor fundamental las técnicas para romper resistencias en el paciente de la terapia Breve de Davanloo(1992).

En una Segunda Etapa se proponen, posterior a los primeros tres meses, los Objetivos a Largo plazo, siendo el objetivo central el Mantenimiento de Abstinencia y Cambio Terapéutico con sus seis subobjetivos(Ver tabla No 2), jugando aquí un papel fundamental los Factores Curativos de grupo, los cuales ya habían comenzado a operar. Es importante en esta etapa la explicación y comprensión del modelo de prevención y tratamiento de Recaídas de Marlatt- Gordon (1985), el cual al impartirlo al grupo en Sección Didáctica(Ver tabla no 3)provee al paciente de un arsenal técnico para la abstinencia total. Estamos trabajando también con la enseñanza del modelo Transteórico de Prochaska y Diclemente en grupo, para que los pacientes conozcan las etapas de cambio por las que pasan ellos, lo cual viabiliza aún más el cambio. (Velicer, W. , Prochaska, J. O. , Norman, G. J. & Redding, C. A. , 1998; Prochaska, J. O. , Diclemente, C. , Norcross, J. , 1992; Diclemente, C. , Prochaska, J. O. , 1998).

 

Descripción general de las dinámicas del grupo terapéutico

En las dinámicas comienzan a ocurrir confesiones catárticas de pacientes que se ven impelidos a contar su historia personal para sentirse mejor, esto es lo que señala Bogani (1984) como "grupos catárticos ", también debe desculpabilizar a los pacientes a partir de que ellos son enfermos y no antisociales, ni degenerados.

En el transcurso del tiempo comienzan los fenómenos de grupo y se produce el fenómeno del líder del grupo, el cual tiende a hacer catarsis entre los primeros, actúa como facilitador, comenta eficazmente las películas proyectadas y hace críticas agudas en caso de recaídas. Este líder es quien brinda un modelo, para el para él y por él, y no para no perder la esposa y/o hijos. La información promueve el aprendizaje Interpersonal grupal (factor curativo), ya que los nuevos miembros se verán reflejados en su conducta y en su patobiografía, cuando este la exponga al grupo.

Los Factores Curativos de grupo, piedra angular del modelo dinámico- interaccional de Yalom(1986; 2000 ), que ya mencionamos, se producen desde el inicio del grupo operando inicialmente el Altruismo, el aprendizaje Interpersonal, la Cohesión, la identificación, entre los más importantes. En estos momentos ya tenemos un trabajo con el cuestionario de Yalom sobre Factores Curativos de grupo, ejemplo de la investigación aplicada a la clínica de grupo de alcohólicos (Colli y Zaldívar, 2002 ) que ha recogido los Factores Curativos más importantes en esos pacientes como los mencionados, lo cual nos ha dado la posibilidad de confeccionar toda una serie de estrategias psicoterapéuticas para los alcohólicos y/o poliadictos .

Muchas esposas que acuden a los grupos con el paciente, gustan de intervenir en estas dinámicas y se convierten en un factor potencial de la ayuda terapéutica. Debe esclarecerse al paciente que su cambio es necesario "para él y por él ", y no para no perder la esposa o hijos. La información cognitiva sobrela enfermedad es imprescindible en el grupo, ya que ésta propicia al paciente la desculpabilización y traza las metas del futuro adicto abstinente: la abstinencia total y el cambio terapéutico, lo cual es difícil de aceptar inicialmente, porque es recibido como pérdida .

El grupo de Poliadicciones en nuestro medio facilita el desarrollo de Factores Curativos como el Altruismo, la Comprensión de sí Mismo, Revalidación de la Familia, el aprendizaje Interpersonal(Insumo), la Cohesión grupal, como los cinco más relevantes(Colli y Zaldívar, 2002), y algo muy importante, potencia el cambio a partir del dolor, y sólo a partir de este. Si el paciente alcohólico y/o poliadicto no sufre una o varias pérdidas, a partir de su estado, no se producirá cambio alguno sin este sufrimiento.

Temas especiales de estos grupos de alcohólicos y/o poliadictos:

Ahora bien la aplicación de las técnicas parte del contenido de los temas de discusión en grupo, los cuales como ha señalado Bogani para los alcohólicos (1984 ), deben ser los que siguen:
a )Concepto de alcohólico, b) Concepto de vicio, c) Crítica de las normas de consumo habituales, d)Trastornos de la personalidad, e)Mecanismos de actuación del alcohol, f) Repercusiones en el medio familiar, g) deterioro social y laboral, h) pérdida del prestigio personal y su rol, i) Desmontaje de los prejuicios, j) Desmitificación de los supuestos valores del alcohol, k) Aprender a convivir con el alcohol, l) autas de reinserción laboral, m)Análisis de recaídas, n)Abstinencia total y de por vida, o)Factores pronósticos. Concidimos con este autor en general, pero esta es su experiencia personal, nosotros también deseamos agregar:

a) Conceptos de alcohólico, alcoholismo, adicto, Adicciones, tolerancia, Dependencia, d) Sexo y alcohol, e) Abstinencia total, f) Afrontamiento social de la enfermedad (¿ Debo declarar públicamente mi alcoholismo y/o mis Adicciones legales?), g) Búsqueda de la pareja nueva, h) prevención y tratamiento de Recaídas, i)Tiempo de estadía en el grupo de terapia. El penúltimo último aspecto es una ampliación del propuesto por Bogani (1984), y se basa en el modelo de prevención y tratamiento de recaídas de Marlatt y Gordon, el cual es ya desde hace tiempo conocido en la literatura del tema ( Marlatt y Gordon, 1985; Minguez, M. C. ; Becoña, E. ;
997).

Duración del grupo y tiempo del grupo.

Una de las características de nuestros grupos es ser abiertos, como ya expresamos, ya que el alcohólico y/o poliadicto puede tener recaídas que le regresen al grupo antes de lo esperado, pero no obstante estamos de acuerdo con Hernández. Boado (1989), en que la intervención en Poliadicciones debe llevarse a cabo por niveles, es decir en forma escalonada, y que un primer nivel debe corresponderse con una abstinencia de tres meses, ante la cual podrá pasar al nivel 2 el cual tendrá otros requerimientos, y el cual durará 9 cuando este nivel se cumpla el alcohólico llevará un año de abstinencia, y estará en condiciones de pasar a un tercero que durará un año. Según esta autora cada nivel tiene objetivos determinados, que aquí no expondremos y lo cual abordaremos en un trabajo posterior sobre una guía para el trabajo grupal con el paciente poliadicto. Al respecto sólo queremos agregar que coincidimos con este autor en la duración del primer nivel, pero pensamos debe reducirse a 6 meses, ya que en nuestra experiencia debe estimularse al paciente con un pase de nivel so pena de que este abandone definitivamente el grupo, antes que termine el tiempo de duración del nivel, lo cual debe evitarse. Ahora bien ocupa un espacio especial aquí el tema de la Agenda Grupal(Yalom, 2000), la cual para nosotros tiene el siguiente orden:

 


Tabla No 3


La Sección de terapia Familiar dentro del grupo de pacientes alcohólicos y/o poliadictos.

En mis grupos se llevan a cabo las secciones con las familiares de los pacientes alcohólicos y/o poliadictos, lo cual permite al terapeuta interactuar con los mismos, brindando información cognitiva sobre la enfermedad, disminuye el estrés familiar en la familia en crisis, y permite modificar las interacciones ante la queja familiar, lo cual ocurre en el sentido estratégico de la terapia Familiar Sistémica. Este formato de terapia Familiar Sistémica ha sido tomado por nosotros de un terapeuta sistémico que ha aplicado el sistema de Minuchin (1975) a las familias afectadas por enfermedad física y/o deficiencia (Ríos, 1991), el cual nos propone un esquema útil de intervención centrado en el control y superación de los patrones de interacción que Minuchin identificó en la familia psicosomática:

a) Controlar la cohesión o forma extrema de proximidad e intensidad de las interacciones y emociones de la familia a partir del hecho enfermedad-deficiencia .

b) Controlar la presencia de la sobreprotección o excesiva preocupación por el bienestar del enfermo.

c) Eliminar y disminuir la rigidez que mantiene el status quo y que les hace sentirse más vulnerables de lo esperado.

d) Ayudarles a eliminar la falta de resolución de conflictos que les conduce a conductas cargadas de mecanismos de evitación, negación de la realidad y desviación del conflicto.

A lo cual nosotros, siguiendo a Minuchin, agregaríamos:

e) El terapeuta está obligado en este grupo a hacer un llamado de confianza de los familiares hacia el paciente, el cual ha perdido esta casi totalmente o totalmente, ya que muchos pacientes sufren mucho esta pérdida de confianza y se puede volver un elemento vulnerable en la rehabilitación del paciente.

f) El terapeuta debe hacer un llamado al cambio de interacción agresiva hacia el paciente por parte del sistema, ya que este continuum agresivo tiende a mantenerse producto del resentimiento que existe de parte del sistema al paciente.

g) La esposa del paciente debe definir su posición en cuanto al paciente y no continuar con él so pretexto condicional de que este se va a rehabilitar, lo cual tiende a ser vivenciado como una obligación (la abstinencia ) y no como una concientización.


Las redes de apoyo social : es imposible la rehabilitación de poliadictos sin tener en cuenta su red de apoyo social

Para introducirnos al tema de las Redes e apoyo social, debemos expresar que existen enfoques que comparten la idea de que los pacientes pueden alternar las terapias grupales con los Grupos de Autoyuda(Cooper, 1987; Brown, 1988; Alfano y Thurstin, 1989; Brown, 1988; 1995; Gallanter, 1997), y de que esto es evidentemente provechoso, pero también existen modelos, y terapeutas en específico, que comparten la idea, de la integración de las técnicas grupales con las filosofías de Doble A. A. y N. A. , en una misma sesión como es el caso del modelo Minesota, que surge en los E. U. A. , como una integración hace unos años, y que en la actualidad mantiene su existencia(Owen, 2000), sobre lo cual debemos decir que no estamos de acuerdo, ya que pensamos que si bien se beneficia el paciente poliadicto con unas y otras, estas no deben mezclarse en una misma sesión, ya que la psicoterapia profesional está muy bien definida en lo que a terapias grupales se refiere a nivel mundial, y tiene técnicas muy efectivas, con una sólida experiencia. Sólo a partir de aquí es que podemos exponer nuestro punto de vista, que combina las terapias grupales con la Red de apoyo social, y para ello veremos algunos conceptos básicos que hemos tomado de Navarro Góngora(1991), autor que ha trabajado sobre el tema en adictos:

1)Definición de Apoyo Social:

El apoyo social consiste en información o consejo verbal y/o no verbal, ayudas tangibles o acciones que son realizadas por personas íntimas o por su presencia y que tienen un efecto emocional o conductual benéfico en quien lo recibe´´(Gottlieb, 1983, cit. en Navarro Góngora, 1991).

2)Sistema de Apoyo :

Al conjunto de personas que prestan el apoyo lo denominamos sistema de apoyo. La literatura suele distinguir dos tipos : informal y profesional . El primero surge de forma más o menos espontánea de las personas que rodean a quien tiene el problema ; el segundo es proporcionado por expertos al servicio de instituciones (médicos, psicólogos, asistentes sociales, etc) (Navarro Góngora, 1994).

3)Red Social :

El conjunto de personas que ofrecen apoyo social a una dada lo denominaremos red social; otros autores como Pattison(1977, cit. en Navarro Gongora, 1994)lo denomina sistema psicosocial. En todos lo casos se alude a un grupo que guarda con una persona dada algún tipo de relación, lo que quiere decir que en ocasiones se intercambiarán cosas positivas o negativas.

Estas zonas según Pattison(1977, cit. en Navarro Gongora, 1991; 1994) son las que siguen:

1)Zona Personal: familia nuclear y amigos muy íntimos.
2)Zona Intima: buenos amigos.
3)Zona Efectiva: amigos menos valorados, reemplazan a los de la zona personal cuando desaparecen .
4)Zona Nominal: conocidos estratégicamente situados en la sociedad(médicos, abogados, etc. )
5)Zona Extensa: oferta de servicios que una comunidad se da a sí misma.

Las cinco zonas definen el potencial de recursos sociales conque disponemos para intervenir con adictos y en realidad con cualquier problema, o sea se podría utilizar una sola zona (como se hace con la terapia familiar), varias de ellas o todas. A estas cinco zonas este autor piensa debe agregarse como primera zona la Intervención Médico-Psicológica, a partir de la cual se deben estructurar las demás.

En forma de diagrama se vería así:

 


Modelo de intervencion psicosocial orientado en redes


Ahora bien el profesional en el campo de las Adicciones tiene varias funciones especiales que deben exponerse, pero sólo a partir del cambio de funciones en que el terapeuta de grupo deja de ser sólo esto como se ve a continuación:

 




Funciones del profesional en los modelos de intervencion en redes sociales, según Navarro Góngora (1991)

1) El (o ella)es quien pone en marcha el proceso que delegará la función de cambio en el grupo social y quien controla el desarrollo del proceso (seguimiento). Además también es su función que el proceso de delegación de cambio, y del tratamiento en general, atraviesen las etapas que tienen que atravesar.

2) Ejerce una supervisión y asesoramiento: entendiendo por tal ayudar a resolver los problemas puntuales que le grupo no sabe o requiere información especializada para resolver.

3) El profesional necesita conocer el resultado del programa de tratamiento para evaluar la eficacia de la intervención y para obtener un feed-back de aspectos puntuales del programa.

4) Finalmente el profesional se convierte en un estructurador social, un operador del campo de las Adicciones o Drogodependencias, organiza grupos sociales en relación con determinadas metas y deja que por sí mismos encuentren cómo cumplimentar las meta.

Pensamos que el terapeuta de adictos, devenido operador en Adicciones, tiene a la vez la posibilidad de organizar la parte social de adaptación del poliadicto, y que la parte más importante de esta función es la creación de nuevas redes de apoyo social. Sin embargo una vez organizadas estas nuevas redes el trabajo aún no ha terminado, ya que debe tratar de que exista una asistencia del paciente al grupo durante tiempo indefinido. La interacción psicoterapia de grupo-nuevas redes sociales es básica, y la piedra angular de toda la rehabilitación. Los denominados Grupos de Autoayuda como Alcohólicos Anónimos, Al- Anon, Narcóticos Anónimos La Cruz Azul(Martínez, 1996), entre los más conocidos, pueden ser utilizados en combinación con los grupos terapéuticos institucionales, aunque haya diferencias de filosofía terapéutica, ya que unos son conducidos por profesionales y los otros no, no obstante pueden ser muy provechosos y no necesariamente caer en contradicciones, porque se complementan, y producen los mismos Factores Curativos(Flores, 1997) siendo esto también reconocido por los propios pacientes adictos, y pueden fortalecer mucho la condición de abstinencia en los poliadictos, y evitar las recaídas en estos. Este modelo colaborativo ha sido muy bien expuesto y fundamentado en la literatura profesional por Stephanie Brown(1988; 1995). Debemos señalar que existe un modelo muy serio desarrollado por Gallanter (1997) en E. U. A. , el cual ha demostrado su eficacia(Gallanter, et all, 2002), con el cual sin embargo diferimos en dos aspectos muy interesantes:

1)Gallanter plantea que debe de incluirse la familia como elemento de la red, y que debe decírseles que son parte del equipo terapéutico. No coincidimos con esto ya que la familia, partiendo de la posición de la terapia Familiar Sistémica, es parte, o la productora de la de la patología del paciente, debe decírseles que son parte de la terapia por ello, y que deben estar en terapia , ya que se benefician al unísono del paciente.

2)El sistema de Gallanter plantea que el paciente debe escoger el mismo su red de apoyo social, es decir las personas que van a ser parte de la red. Partiendo de nuevo del enfoque de la terapia Familiar, debemos decir que el paciente puede estar muy dañado y muy negativo con respecto a los miembros de la familia a los que ha dañado y que tienen resentimiento hacia él, y que si le permitimos que el escoja, ninguno de ellos va a ser escogido probablemente. Los miembros deben ser citados y a partir de su daño o afectación trabajar con ellos, dentro del grupo. Por supuesto también son aceptados los amigos y conocidos del paciente como parte de su red .

Sin embargo debemos reconocer que :

1)El enfoque de Gallanter es uno de los pocos enfoques que pone más énfasis en la rehabilitación del paciente a través de la Red de apoyo social, o terapia de Red (Network Therapy)como el le llama,

2)Incluye en esta elementos como los Grupos de autoyuda de A. A. y de N. A. , lo cual hay enfoques que aún se resisten a hacer.

3)Atribuye una gran importancia a los grupos psicoeducativos, o terapias grupales de tipo educativas y cognitivo- conductuales en la rehabilitación del adicto, coincidiendo totalmente esto con nuestro enfoque grupal.

4)Tiene un programa con pasos y objetivos que debe ser revisado por cualquier experto que se dedique al trabajo con adictos, porque puede ser adaptado a cualquier cultura.

 

Conclusiones

1) La terapia cognitiva constituye una piedra angular en la rehabilitación del paciente alcohólico y/o poliadicto, ya que informar al paciente sobre su enfermedad es condición "sine qua non" para el éxito del tratamiento.

2) La proposición de estrategias psicoterapéuticas combinadas, de varias escuelas terapéuticas, es un elemento fortalecedor en el tratamiento.

3) La psicoterapia puede ayudar, pero no debemos olvidar que el tratamiento psicofarmacológico es elemental, sobre todo ante la presencia del síndrome de abstinencia.

4) El psicólogo juega un papel fundamental en la rehabilitación del paciente poliadicto, pues conduce la rehabilitacion a largo término, pero su interacción con el equipo de rehabilitación, fundamentalmente con el psiquiatra del equipo, es fundamental.

5) Consideramos el grupo de psicoterapia de importancia capital en el tratamiento del paciente poliadicto, ya que funciona como un laboratorio terapéutico a partir del cual se condicionan los cambios personales.

6)Consideramos que la sección dedicada a la terapia familiar es básica para el paciente poliadicto y sus familiares.

7) Nunca debe aceptarse una guía de intervención como algo esquemático e invariable, sino en constante transformación y cambio de acuerdo a las necesidades del grupo y del terapeuta de ese grupo

8) Los Factores Curativos en el grupo juegan un papel doble: educativo y terapéutico.

9)Las Redes de apoyo social juegan un papel decisivo también en la rehabilitación de los poliadictos, sin el desarrollo de estas no es posible la misma.


Referencias bibliográficas

Alfano, A. ; Thurstin, A. (1989) Program evaluation Research in ongoing Alcoholism Treatment : A Summary of Tuscalosa VA Project . International Journal of the Addictions, 24 ( 4 ), pp. 303-314.

Agazarian, I. ; Carter, F. B. (1993)Discussions on the large group . Group, Vol 1, N 4, pp. 210-234.

Avila Espada, A. (1993) La contribución del grupo a la psicología Clínica y Comunitaria. (El grupo psicoanalítico y sus modalidades técnicas en la psicología Clínica y comunitaria ). Manual de psicoterapia de grupo Analítico–Vincular. Madrid: Quipú. Ed.

Berne, E. (1985 )Qué dice usted después de decir hola ?. Ed Grijalbo.

Baltazar, M. L. (1995)Tratamento farmacológico e psicoterápico do alcoolismo e otras drogas. En Temas. Teoria e pratica do psiquiatra. Sao Paulo Vol. 15 no. 50, pp. 183-197.

Bersani, N. , Ferret, D. , Paroni, D. , Clerici, M. (2003)Psicoterapia di Gruppo in un constesto rezidenziale di Doppia Diagnosi. En Lungo il Confine, a cura di Antonio Mosti, Massimo Clerici. Ed. Franco Angeli, Milano, 288-300.

Bogani, E. (1984) psicoterapia de grupo en el alcoholismo. En Drogalcohol, Vol I X , año num 2. pp. 65-77.

Boria, G. (2000)El psicodrama Clásico. Metodología de Acción para una existencia creadora . Ed. Itaca.

Brown, S. (1988)Treating the Alcoholic. Ed. Wiley and Son, New York.

Brown, S. (1995) Treating the Alcoholic. Ed. Jossey Bass Publishers, San Francisco.

Burdon, A. ; Ryan, W. (1963) Group therapy as primary treatment in an outpatient setting. Current Psychiatric Therapies. Vol III . Masserman, J. Ed.

Bustos, D. (1997)Actualizaciones en psicodrama. Ed. Momento, Buenos Aires.

Carr, W. (1993) Some consequences of conceiving society as a large group. Group, Vol 17, No 4, 235-244.

Cartwright, A(1987)Group work with Substance Abusers : basic issues and future research . Brithish Journal of Addiction, 82, 951-953.

Castanedo, C. (1997)Grupos de encuentro en terapia Gestalt. Ed. Herder, Barcelona.

Ceccanti, M. ; Balducci, G. ; Attilia, M. L. ; Romeo, M. (1999) diagnóstico, aproximación terapéutica, y rehabilitación del alcohólico. En Adicciones, Sección Europea, Vol 11, No 4, pp. 363-372.

Clerici, M. (1993)Tossicodipendenze e Psicopatologia. Parte II Un modello di monitoraggio per il trattamento integrato (ambulatoriale e residenziale) del tossicodipendente da oppiacei. Ed. Franco Angeli, Milano.

Colli, M. y Zaldívar, D. (2002) Factores Curativos en psicoterapia de grupo : su evaluación y análisis en un grupo de alcohólicos rehabilitados. En Adicciones, Sección Latinoamericana, Vol 14, no 3, pp. 291-391.

Cooper, D. (1987)The role of Group Psychotherapy in the Treatment of Substance Abusers . American Journal of Psychotherapy, Vol XLI, No 1, January, pp. 55-67.

Cuadrado, P. (1998) Evolución de la dependencia alcohólica en tratamiento. Factores predictivos en un seguimiento de 5 a 7 años. Adicciones, Vol. 10, Num. 4, pp. 335-341.

Davanloo, H. (1992) psicoterapia Breve. DOR. Sl. Ediciones, España.

Diclemente, C. ; Prochaska, J. O. (1998)Toward a Cromprehensive, Transtheoretical Model of Change. Stages of Change and Addictive Behaviors. En Treating Addictive Behaviors, 2ed, editado por Miller y Heather. Plenum Press, New York.

Echeburúa, E. y de Corral, Paz. (1986) Predicción de la recaída en las conductas adictivas : estrategias de intervención . En Drogalcohol, Vol XI, Num 1, pp. 27-33

Fariñas, E. ; Lorenzo, A. ; González, C. (1986) Temas básicos referentes a la familia en los grupos de discusión de alcohólicos. Clínica y análisis Grupal, Año 10 Abril / Junio 86, pp. 209-220.

Flores, P. (1997) Group Psychotherapy with Addicted Populations. The Haworth Press, New York.

Gallanter, M. (1997)Network Therapy for Substance Abuse. Therapist´s Training Manual. ebook. American Psychiatric Association.

Gallanter, M. , Dermatis, H. , Keller, D. , Trujillo, M. (2002)Network Therapy for Cocaine Abuse : Use of Family and Peer Supports. American Journal on Addictions 11 : 161-166.

García -Estrada , A . y García, R. (1985) Tendencias actuales en el tratamiento de la dependencia alcohólica. En Drogalcohol, Vol X Núm 1. pp. 9-14.


Golden, S. ; Halliday, K. ; Khantzian, E. ; Mculiffe, W. (1995) terapia de grupo dinámica para pacientes adictos a sustancias : Reconceptuación . En psicoterapia de grupo en la práctica clínica, Alonso, A. y Swiller, H. Comp. Ed. Manual Moderno, México.

González Menéndez, R. (1992)El alcoholismo. Su atención específica. Ed. ECIMED. La Habana.

González Menéndez, R. ; Goicolea, S. (1995)El dependiente alcohólico primario cinco años después de su primer ingreso . Rev. Esp. de Drogodependencia 20
(2 ), pp. 133-140.

Griefen, M. ; Vannicelli, V. ; Canning, D. (1985):Treatment contracts in long-term groups with alcoholics patients: a group case study . Group, Vol 9, Num 3, Fall.

Halsband, S. (2001) Aspectos farmacológicos de las politoxicomanias. En Eradic ciones, No 8, INTERNET.

Hernández Boado, M . (1989) Estructuración de un centro asistencial para rehabilitación de enfermos y enfermas alcohólicos . En Rev. Española de Drogodependencia , Vol 14 (4) , pp. 249-255.

Klein, E. (1993):Large groups in treatment and training sittings. Group, Vol 17, No 4, 198-209.

Masseo de Castro, H. ; Silva da, W. M. (1993)Avaliacao do programa de atencao ao alcoolista no municipio de Carapicuiba . Temas, Sao Paulo, 46:141-175.

Marlatt, G. y Gordon, J. (1985) Relapse Prevention. Ed. Guilford Press, Washington.

Martínez, A. (1996)Grupos de Autoyuda. En 30 años de alcohol y Otras drogas en Asturias. Editado por J. Bobes, P. González. Quirós, P. G. Portilla. 109-114.

Martínez, A. y Fernández, J. (1996)Grupos de psicoterapia Extrahospitalaria. En 30 años de alcohol y Otras drogas en Asturias. Editado por J. Bobes, P. González. Quirós, P. G. Portilla, pp. 115-122.

Milesi, A. , Bertrando, P. , Peroni, D. , Clerici, M. (2003)Linee guide per il trattamento dei pazienti con disturbi da uso di sustanze in comorbiditá psichiátrica. En Lungo il Confine, a cura di Antonio Mosti, Massimo Clerici. Ed. Franco Angeli, Milano, pp. 60-74

Minguez, M. C. ; Becoña, E. (1997)El proceso de recaída y sus causas en exfuma dores. En Adicciones, Vol. 9, No 3. pp. 405-435.

Minuchin , S. ; Baker , L. ; Liebman, R. ; Milman, R. (1975) Un modelo conceptual de la enfermedad psicosomática en niños. Organización de la familia y terapia familiar. Trad . de archives of general psychiatry. Vol 32.

Monrás, M. ; Gual, A. ; Freixa, N. (1998) Situaciones especiales de la terapia grupal para el paciente alcohólico : el paciente reacio a iniciar tratamiento. En Adicciones, Vol 10, Num 1, pp. 33-41.

Monrás, M. ; Freixa, N. ; et all. (2000) Eficacia de la terapia de grupo para alcohólicos . Resultados de un ensayo clínico controlado. Medicina Clínica, Vol. 115, N 4, pp. 126-131.

Mullan, H. (1963) Group Psychotherapy with the alcoholic. Current Psychiatric Therapies. Vol III . Masserman , J . Ed .

 

Navarro Góngora, J. (1994 ) Intervenciones en redes sociales de adictos. Revista de psicoterapia, vol. 5, nº 18-19, 99-117.

Navarro Góngora, J. (1991) Intervención en grupos sociales. Rev. de Psicotera pia, nº 6-7: 139-158 .

Owen, P. (2000)Minnesota Model : Description of Counseling Approach. En Approaches to Drug Abuse Counseling. National Institute on Drug Abuse(NIDA).

Prochaska, J. O. ; Diclemente, C ; Norcross, J. C. (1992)In Search of How People Change. Applications to Addictive Behaviors. En American Psychologist, Vol 47, No 9, pp. 1102-1114.

Ríos, J. A. (1994) El Sistema Familiar afectado por la enfermedad y la deficiencia física . En orientación y terapia Familiar . En Familias Afectadas por Enfermeda des o Deficiencias. Fundación MAPFRE MEDICINA.

Riso, W. (1995) terapia cognitiva y depresión : la perspectiva del procesamiento de la información. En depresión . Avances recientes de la cognición y el procesamiento de la información . Centro de Estudios Avanzados en psicología Clínica.

Rodríguez, R. (1988) psicoterapia de grandes grupos. En psicoterapia . Ed. Cien cias Médicas, La Habana.

Rogers, C. (1961)Tornarse Pessoa. Ed. Moraes, Lisboa.

Rogers, C. (1982)Terapia, personalidad, y relaciones interpersonales. Ed. Nueva Visión. , Buenos Aires.

Steiner, C . (1971) Games Alcoholics Play. Ed. Ballantine Books, New York.

Steiner, C. (1979) alcoholismo : una aplicación práctica del análisis de transacción. Tercera Edición , Editorial V Siglos, México, D. F.


Steiner, C . (1992) Los Guiones que vivimos. Ed Kairós, Barcelona.

Sierra, E. ( 1978) Estudio observacional sobre grupos de discusión en enfermos alcohólicos . En Drogalcohol, Vol III núm. 4 pp. 193-203.

Tizón, J. L. , Recasens, J. M. (1994)Experiencias grupales en atención Primaria de Salud. En Aportaciones de la psicoterapia de grupo a la atención Primaria. En Avila Espada, A. y García, A. comp. Madrid : Quipú ediciones/S. E. G. P. A.

 

Vannicelli, M. (1995) Group Psychotherapy with Substance Abusers and Family members . En Psychotherapy and Substance Abuse, A practitioners' s Handbook . Ed A. Washton, pp. 337-335.

Vannicelli, M. (1982)Group Psychotherapy with alcoholics : special techniques. Journal of Studies on alcohol, 40, 457-471.

Vannicelli, M. (1987)Treatment of Alcoholic Couples in Outpatient Group Therapy. Group, Vol 11, Num 4, Winter.

Velicer, W. F. ; Prochaska, J. O. ; Fava, J. L. (1998): Detailed Overview of the Trans theoretical Model. Smoking cessation and stress management : Applications of the Transtheoretical Model of Behavior change. homeostasis, 38, pp. 216-233.

Vinogradov, S. y Yalom, I. (1990)Concise Guide of Group Psychotherapy. Ed Am. Psychiatric Press Inc. , New York.

Yalom, I. D. (1986) teoría y Práctica de la psicoterapia de grupo. Ed. Fondo de Cultura Económica, México .

Yalom, I. D. (2000)Terapia Existencial y terapia de grupo. Ed. Paidós, Buenos Aires.

Zaldívar, D. (1998) La terapia Grupal Combinada como alternativa en el tratamiento del alcohólico. Revista Cubana de psicología, Vol 15, No. 1, pp. 29-37.

Zuretti, M. (1995)El Hombre en los Grupos. Ed. Lumen-Hormé.







Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar