PUBLICIDAD
Última actualización web: 17/05/2022

Fibromialgia: Su correlación con alexitimia, depresión y ansiedad.

Autor/autores: Alfredo Rodríguez del Álamo
Fecha Publicación: 01/03/2010
Área temática: Psiquiatría general .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

Objetivos. Estudiar la dimensiòn "alexitimia" como variable en pacientes con fibromialgia. Material y métodos. escala de alexitimia de Toronto 20 elementos (TAS-20) y escala Hamilton de Ansiedad-Depresión (HADS) aplicadas a 30 pacientes de 3 centros. media (X), desviación típica (DT), porcentaje de positivos (%), prueba de Kolmogorov-Smirnov, prueba t de Student con p<0. 05 e índice r de correlación lineal de Pearson. Resultados: El nivel de alexitimia de los pacientes se distribuye según una variable de distribución normal N con X=69. 33 y DT=8. 40 y su media es estadísticamente superior al de la población general, con un 80% de casos positivos. La alexitimia y la depresión correlacionan positiva y linealmente, r=+0. 72 y la alexitimia y la ansiedad asimismo muestran correlación r=+0. 58. Conclusiones: La fibromialgia se relaciona con alta alexitimia, moderada depresión y ligera ansiedad.

Palabras clave: Alexitimia, Ansiedad, Depresión, Fibromialgia

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-755

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

Alfredo Rodríguez del Álamo (1); Rosa Àlvarez Raña (1); Vìctor Argiz Vilar (2); Fuensanta Hilario
Vera (3).
(1) Clìnica Mèdica Sierra, Guadarrama, España.
(2) hospital Central de la Defensa Gòmez Ulla, Madrid, España.
(3) Centro de Valoraciòn Oña, Madrid, España.

RESUMEN:
Objetivos: Estudiar la dimensión "alexitimia" como variable en pacientes con fibromialgia.
Material y Métodos: escala de alexitimia de Toronto de 20 elementos (TAS-20) y escala de
Ansiedad-Depresiòn de Hamilton (HADS) aplicadas a 30 pacientes de centros clìnicos. media (X),
desviación típica (DT), porcentaje de positivos (%), prueba de Kolmogorov-Smirnov, prueba t de
Student con p<0. 05 e índice r de correlación lineal de Pearson.
Resultados: el nivel de alexitimia de los pacientes se distribuye según una variable de distribución
normal N con X=69. 33 y DT=8. 40 y su media es estadísticamente superior al de la población
general, con un 80% de casos positivos. La alexitimia y la depresiòn clínica muestran relación
directa y positiva, r=+0. 72 y la alexitimia y la ansiedad muestran asimismo relación r=+0. 58.
Conclusiónes: La fibromialgia correlaciona con alta alexitimia, moderada depresión y ligera ansiedad.
ABSTRACT:
Objectives: Assess "Alexithymia" as a personality variable in patients with fibromyalgia.
Material and Methods: Alexithymia Toronto Scale 20-ítems (TAS-20) and Hamilton AnxietyDepression Scale (HADS) applied to 30 subjects. Mean (X), standard deviation (SD), positive cases
percentage (%), Kolmogorov-Smirnov test, t-Student test accepting p<0. 05, and Pearson's
correlation index.
Results: Patients's alexithymia level is a normal variable with X=69. 33 and SD=8. 40, positive cases
80%, and it gets statiscally significant magnitude compared with general population. Alexithymia
and both depression and clinical anxiety showed a positive lineal correlation, r=+0. 72 and r=+0. 58.
Conclusions: Fibromyalgia shows increased alexithymia and depression-anxiety.

-111º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

Introducción
Según el Colegio Americano de Reumatología (1) la fibromialgia, también conocida como fibrositis,
fibromiositis, reumatismo hiperàlgico, trastorno por dolor crónico y otros términos afines, resulta ser
un trastorno no fácil de diagnosticar, con sintomatologías plural y variable según pacientes, etiología
aun sin elucidar y sin un tratamiento resolutivo y especifico científicamente validado. De hecho, se
discute si la fibromialgia es realmente una entidad nosológica por si misma, o si el término
representa meramente un síndrome que engloba, por agrupación de síntomas, a un variado número
de enfermedades con distinto origen (reumático, neurológico, autoinmune, psicofisiológico) (2).
Diferentes autores o bien catalogan directamente a las patologías afines a la fibromialgia como
enfermedades psicosomáticas, o bien aceptan que importantes factores psicosomáticos colaboran,
entre otros, en el surgimiento o en el mantenimiento de este topo de trastornos (3, 4).
El síntoma diana principal, sin el cual no puede realizarse el diagnóstico de fibromialgia (5), consiste
en dolores musculares o músculoesqueléticos persistentes, de intensidad variable según los días
pero de moderados a intensos. Tales dolores no pueden estar justificados médicamente por otra
dolencia clínicamente diagnosticada, y deben manifestarse al presionar levemente (hiperestesia) 11
de 18 puntos anatómicos clave ("puntos gatillo o sensibles") distribuidos por toda la superficie
corporal, tales como cuello, hombros, codos, zona lumbo-sacra, glúteos, rodillas, etc. Estos dolores
empeoran con el esfuerzo, el estrés psíquico, el frío, el clima húmedo, la falta de sueño, ciclo
menstrual y embarazo, y otros factores tal como alimentarios o consumo de ciertos fármacos.
Otros síntomas frecuentemente asociados en la fibromialgia son (6, 7): cansancio crónico no ligado
al esfuerzo, fasciculaciones (espasmos musculares), rigidez muscular sobre todo matutina, artritis,
cefaleas y migrañas, tensión mandibular, mala coordinación motora, baja energía (astenia),
trastornos del sueño (despertares frecuentes nocturnos, sueño no reparador, somnolencia residual
diurna, pesadillas), vértigos y mareos, enfermedad de Rynaud, hipersensibilidad a ciertos sonidos,
luces u olores en especial si son fuertes; picores y parestesias en brazos y piernas, intestino irritable
y meteorismo, urgencia miccional, etc. Asimismo la fibromialgia se asocia a trastornos psicológicos
tales como estados depresivos (tanto previos a la aparición del cuadro, como concurrentes con el
mismo), crisis de angustia, hipocondría (8), problemas laborales (por bajo rendimiento, bajas
frecuentes y despidos), problemas de pareja y rupturas matrimoniales, sentimientos de fracaso
personal y de no ser comprendido el paciente por nadie (9), apatía y abulia, problemas de la
concentración y de la memoria a corto plazo y de la memoria de trabajo, momentos de baja claridad
mental.
El paciente tarda en ser diagnosticado, como media, de cuatro a ocho años, después de un
peregrinar de especialista a especialista y de someterse a múltiples pruebas que dan resultados
negativos o inespecíficos. De hecho, no hay hoy día ninguna prueba de laboratorio o de radioimagen
que sea diagnostica y concluyente (10). Por ello el número real de personas con fibromialgia se
desconoce, ya que es un trastorno infradiagnosticado. Se estima (11) que su incidencia ronda el 46% de la población general, mayoritariamente mujeres (unas diez veces mas que hombres), adultas
(entre 25 y 55 años de edad, con media de 43 años), de clara tendencia a la cronicidad con periodos
de exacerbación de síntomas, llegando a ser la enfermedad invalidante para la realización de las
tareas cotidianas habituales domesticas o laborales en un 30-60% de los pacientes según autores.
Las causas de la fibromialgia no están bien elucidadas, y pueden ser variadas. En unos casos se
supone una contribución genética (12), ya que hay agrupamientos familiares de pacientes con
fibromialgia (13) y trastornos de espectro afín; pero lo mas frecuente son los casos esporádicos. Se
han descrito alteraciones neurológicas inespecíficas (14) talámicas, hipocámpicas y del lóbulo
frontal, así como de la bioquímica cerebral central y/o neuromuscular periférica que incluye cifras
anómalas de la serotonina y otras aminas cerebrales, la sustancia P, de la enzima COMT, del
aminoácido triptófano. Asimismo entre los factores predisponentes o causales se encuentran los
propios de los trastornos reumatoides y de los de origen autoinmune (15), tales como alteraciones
de los anticuerpos antipoliméricos. En ciertos pacientes aparece el síndrome fibromiálgico como una
respuesta inicial y que luego se hace crónica por alergia a vacunas, cosméticos, metales
-211º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

(odontológicos, implantes quirúrgicos, piercings), e incluso a alimentos o medicamentos (16). El
estrés psicológico y fisiológico se aduce que puede jugar un importante papel en algunos otros
casos, ya que la fibromialgia a veces surge de repente tras haber sufrido el paciente un disgusto, un
trauma, o un accidente o enfermedad (por ejemplo tras padecer infección viral o bacteriana). Sin
embargo, en un 30-50% de los casos no se puede encontrar ninguna anomalía que justifique,
siquiera lejanamente, la aparición de la fibromialgia en un paciente en concreto (17).
No existe un tratamiento resolutivo y especifico para la fibromialgia (18, 19, 20, 21). Los
medicamentos antiinflamatorios y los analgésicos solo son moderadamente eficaces. Se suelen
recetar variados coadyuvantes para el dolor y otros síntomas de la fibromialgia tales como triciclicos
(amitriptilina), serotoninèrgicos y afines (duloxetina, milnacipran), antiepilépticos (pregabalina,
gabapentina, clonacepam), relajantes musculares (ciclobenzaprina, benzodiacepinas), otros varios
(clometiazol, carbamacepina, citicolina, carnitina. . . ). La fitoterapia incluye el uso de extractos de
hipèrico y ginko biloba, con resultados leves en algunos casos y no bien contrastados
científicamente. Cierto número de pacientes parece que se beneficia en algún grado de terapias
complementarias tales como la acupuntura, la magnetoterapia, la estimulación transcranaeal, etc.
De forma sistemática se ha encontrado que el ejercicio moderado alivia los síntomas de la
fibromialgia, por lo que es inexcusable establecer un programa de actividades físicas ligeras diarias
(22, 23) tales como realizar paseos, natación, ejercicios aeróbicos, estiramientos de fisioterapia, taichi, yoga etc. El apoyo psicológico y de pareja es importante, ya que esta enfermedad es crónica y
no tiene cura, y todo el entrono familiar debe adaptarse a las limitaciones y necesidades del
paciente (24). El asociacionismo puede ser un valioso recurso para mejorar la calidad de vida del
paciente con fibromialgia, al aportar información comprensible sobre su enfermedad, ofrecer
terapias complementarias a precios accesibles, romper el aislamiento con los grupos de apoyo
mutuo (GAMA) y dar orientación psicosocial y sobre los posibles recursos institucionales (ayudas y
subvenciones estatales y comunitarias).
El presente trabajo se enmarca en el siguiente contexto: el de la valoración en pacientes ya
diagnosticados de fibromialgia, del grado de afectación emocional de una variable psicológica que se
ha venido relacionando clásicamente con los trastornos psicosomáticos: la alexitimia. Los objetivos
operativos de nuestra investigación son tres: 1- el estudio de la variable "alexitimia" en una muestra
de pacientes fibromiálgicos y comparar sus valores con los de la población general, 2- correlacionar
el nivel de alexitimia de este grupo con el grado de depresión y ansiedad clínica que muestran, y 3extraer conclusiones aplicables a la Psicosomática.
Material y método
Sujetos: La muestra corresponde a 30 pacientes diagnosticados clínicamente de fibromialgia,
obtenidos de las consultas de un hospital, una clínica privada y una asociación de enfermos.
Distribución por sexos: 28 (93%) son mujeres y 2 (7%) son varones. Edades: el rango de edad de
los sujetos abarca desde los 26 hasta los 55 años, media (sin meses) 36 años de edad, moda 33
años. Estado de la enfermedad: 7 pacientes muestran fibromialgia con síntomas moderados (23%),
14 con síntomas avanzados (47%), y 9 con síntomas invalidantes (30%). Tratamiento
psicofarmacológico: 23 personas (80%) estaban tomando algún tipo de antidepresivo, ansiolítico,
hipnótico o psicótropo (incluyendo anticomiciales).
Instrumentos de medida:
- escala de alexitimia de Toronto TAS-20 (25, 26), autoaplicada, 20 ítems, puntuación mínima
0 y máxima 100 puntos, distribución normal N con X=45 y DT=15 sobre población general
para validación de n=196, punto de corte en > 59.
- escala de ansiedad-depresión de Hamilton HADS (27), autoaplicada, 14 ítems, puntuación
mínima 0 y máxima 42 puntos escala total, máximas 21 puntos subescalas de depresión y de
ansiedad , punto de corte en > 8.
Estadísticos:
- media (X) y desviación típica (DT) de las puntuaciones obtenidas en el TAS-20. Proporción de
pacientes que dan positivo en la escala TAS-20.
-311º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

-

-

Prueba de Kolmogorov-Smirnov de ajuste a la curva normal, con p<0. 05.
Prueba "t" de Student con p<0. 05 de contraste unilateral, para comprobar: 1-si la media de
la variable "alexitimia" en nuestra muestra medida con la TAS-20 es significativamente
superior a la media de dicha variable en la población general.
Pruebas "r" de Pearson de correlación lineal entre las puntuaciones obtenidas en cada sujeto
con la TAS-20 y la HADS, para comprobar si hay relación entre aumento de alexitimia y
aumento de los niveles de depresión y de ansiedad clínica.

Resultados
El número de sujetos que sobrepasaron el punto de corte de la TAS-20 es de 24 personas, el 80%
de la muestra. Las medias y desviaciones típicas obtenidas en el TAS-20 son las siguientes:
X=69. 33 y DT=8. 40.
El resultado de la prueba de Kolmogorov-Smirnov, D, Wh para p<0. 05, 5. 70<5. 99, permite usar
estadísticos paramétricos al ajustarse los datos suficientemente a una distribución normal, N, a
pesar del bajo número de sujetos (n=30).
La prueba t de Student al comparar los resultados del TAS-20 obtenidos en nuestra muestra con los
datos normativos del cuestionario para un nivel de confianza de p<0. 05 indica que T>t ya que
9. 08>1. 653 por lo que se supera el nivel de significación estadística y se puede afirmar la diferencia
de medias entre ambas poblaciones, a favor de la muestra de pacientes fibromiálgicos. La
probabilidad de que un sujeto extraído al azar en nuestra muestra de pacientes sea más alextimico
que un sujeto extraído al azar de la población general es de 0. 9207.
El índice r de correlación de Pearson entre las puntuaciones de los 30 sujetos obtenidos en las
pruebas TAS-20 y HADS obtiene un valor de +0. 72 en la subescala de depresión, y de +0. 58 en la
subescala de ansiedad, indicando una moderada correlación lineal y positiva entre ambas pruebas,
sobre todo en el caso de alexitimia-depresión.
Comentarios
Se conoce como alexitimia a una dimensión de la personalidad que hace relación a las dificultades
para procesar cognitivamente las emociones (28, 29) y que se caracteriza básicamente por: 1) déficit
marcado en primero identificar y luego describir con palabras los propios sentimientos, 2) dificultad
para discriminar entre sentimientos y las sensaciones corporales que los acompañan, 3) pobreza de
vida mental y restricción de la imaginación y fantasía y 4) estilo de pensamiento orientado a los
eventos exteriores y concretos, con limitaciones para la introspección. Se ha descrito que la
alexitimia correlaciona con dificultades para la empatía (ponerse adecuadamente en la situación del
otro y entender lo que le está pasando), con comportamientos peculiares sin poderlos relacionar con
sus propias motivaciones emocionales subyacentes y con el establecimiento de relaciones sociales
estereotipadas bien de dependencia o bien de aislamiento (30, 31, 32).
De especial importancia es recalcar que diferentes autores han estudiado la alexitimia en relación
con numerosos trastornos psicosomáticos (33, 34) tales como asma, anorexia o bulimia,
hipertensión, colon irritable, cefaleas, etc. , y asimismo con la vulnerabilidad ante la ansiedad o la
depresión o con el incremento de la irritabilidad (35), y con el hecho de mostrar una capacidad
disminuida de la respuesta adaptativa ante situaciones estresantes. En este sentido, nuestro estudio
apunta a que un alto número de pacientes diagnosticados de fibromialgia (8 de cada 10) muestran
unos niveles de alexitimia estadísticamente superiores a los de la población general, pudiendo
sumarse por ello la fibromialgia a la lista de enfermedades potencialmente psicosomáticas. Sin
embargo a priori no se puede asegurar la dirección de la causalidad: si es que las personas
previamente mas alexitìmicas son tendentes, por su propia estructura de personalidad y sus
mecanismos de defensa psicobiològicos, a desarrollar màs enfermedades psicosomáticas (entre ellas
la fibromialgia), o es que si los pacientes ya fibromiàlgicos terminan desarrollando mas rasgos
alexitìmicos de personalidad debido al incremento de los estresores negativos sufridos durante esta
enfermedad (dolores continuos, limitaciones funcionales, incomprensión del medio familiar y social,
-411º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

ausencia de diagnostico claro, falta de remedios eficaces, cronicidad, etc).
Es relevante por ello señalar que la alexitimia puede ser primaria o secundaria (36, 37). La alexitimia
primaria se considera un rasgo estable de la personalidad, el sujeto siempre ha sido así desde niño,
y se relaciona etiológicamente o bien con déficits neurológicos tales como una insuficiente conexión
interhemisférica o alteraciones de los circuitos neuronales de feedback entre el neocortex frontal y el
sistema límbico (38), o bien con una falla en la educación emocional temprana del infante al haber
sido educado por una familia y un entorno propenso a la coartación de los sentimientos y a la
ausencia de aprendizaje básico de introspección emocional a nivel profundo. La alexitimia
secundaria, por su parte, se considera adquirida en un momento dado de la vida del sujeto, ya que
es reactiva a una situación estresante o traumática sobre la que la persona no tiene control, tal
como el haber sufrido una enfermedad grave, violación o secuestro, acciones de guerra,
inmigración, etc. (39), considerándose el incremento de la alexitimia secundaria una reacción
defensiva frente a los afectos negativos desbordantes del trauma sentidos como inmanejables (40).
Hay que apuntar que la alexitimia es así mismo modulada por factores socioculturales: la cultura
oriental (China, Japón) favorece la alexitimia frente a la cultura occidental (EE. UU, Europa) (41); los
hombres educados en modelos tradicionales sexistas son mas alexitímicos que las mujeres (42); y
hoy día van surgiendo datos que permiten inferir que la alexitimia es, cuanto menos parcialmente,
un valor familiar transmisible (43): los hijos de padres alexitímicos que sobrevaloran la alexitimia
muestran una personalidad mas acentuada en este rasgo que hijos de familias donde el control
emocional no se valora tanto.
Otro punto a desarrollar es el dato acerca de que en nuestra muestra aparece relación positiva entre
el nivel de alexitimia y el de depresión y ansiedad, en especial a mayor depresión también mayor
alexitimia. En éste sentido hacemos notar el alto porcentaje de pacientes que toman un
psicofármaco, el 80% del total de la muestra. La citada relación entre alexitimia y depresiónansiedad ha sido detectada en numerosos estudios (44, 45) aunque la relación causal tampoco es
fácil de dilucidar a priori en este caso: bien podría ser que la difícil situación de padecer fibromialgia
sea el motor tanto del incremento de la depresión ansiosa y de la alexitimia, o que haya unos
fundamentos neurobiológicos cerebrales comunes involucrados (covariación sin relación directa de
causa-efecto entre estas dos dimensiones), o bien podría ser que el incremento del malestar
psicológico (estrés, depresión, ansiedad) sea el que genere directamente el aumento del estado
alexitímico (46).
Al existir un aumento de la alexitimia en los pacientes fibromiálgicos, se puede considerar como
posible el incremento paralelo de una serie de fenómenos psicológicos (47) que se vinculan a la alta
alexitimia, pudiéndose citar los siguientes:
- Los pacientes podrían mostrar disminución de la empatía y aumento de la esquizoidìa, es decir que
no van a poder ponerse fácilmente en el lugar de su pareja o familia, no entenderán bien las
reacciones de ellos frente a su enfermedad y requerimientos, y tenderán a sentirse aislados y a
"atrincherarse" egocéntrica y airadamente frente a su propia familia, el estamento medico y otras
personas (48), con reacciones de desconfianza y victimismo a veces de tinte paranoide.
- Igualmente los fibromiàlgicos podrían ver disminuidas sus capacidades cognitivas para el
autocontrol racional de sus afectos, siendo más vulnerables al miedo, la ansiedad, la depresión, etc.
A su vez éstos estados afectivos no bien reconocidos ni integrados pueden fácilmente a enturbiar el
buen juicio e inhibir la claridad en la toma de decisiones (49, 50) en momentos clave de la
enfermedad, por ejemplo en lo tocante al futuro laboral.
- La impulsividad igualmente se puede ver incrementada (51) en los fibromiálgicos, aumentando
entonces los roces con el cónyuge e hijos, realizando comportamientos sin la demora adecuada para
la reflexión que a medio-largo plazo pueden ser negativos para sus propios intereses. En este
sentido, apuntamos la alta tasa de separaciones o divorcios entre estos pacientes.
Si se detecta en un paciente con fibromialgia un nivel alto de alexitimia, es por ello inexcusable una
-511º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

intervención terapéutica tanto a nivel farmacológico como psicológico individual o/y familiar
(52, 53, 54) ya que la disminución de la alexitimia de tipo secundaria redundaría en una previsible
optimización de los recursos mentales del paciente para enfrentarse al proceso crónico de su
enfermedad y evitar problemas personales y familiares.
Conclusiones
a- En nuestra muestra de pacientes con fibromialgia un alto número de ellos, el 80%, muestran
un nivel de alexitimia estadísticamente superior al de la población general.
b- Asimismo, los fibromiàlgicos màs alexitìmicos están màs deprimidos y ligeramente mas
ansiosos (correlación positiva lineal marcada entre las puntuaciones de alexitimia y
depresión, y sólo ligera entre alexitimia y ansiedad).
c- Nuestro estudio no permite dilucidar si la alexitimia incrementada en el grupo fibromiàlgico,
es de naturaleza primaria (anterior crónica) o secundaria (reactiva) o mixta.
d- Dado el alto grado de comorbilidad detectado en este y otros estudios, resulta recomendable
considerar como necesario el apoyo o/y terapia psicológica a los pacientes con fibromialgia
en las siguientes áreas: incremento de la alexitimia, trastornos afectivos y emocionales, y
otros problemas cognitivos y sociofamiliares.
Bibliografìa.
1- Wolfe F, Smythe HA, Yunus MB, Bennett RM, Bombardier C, Goldenberg DL, et alt. The
American College of Rheumatology 1990 criteria for the classification of fibromyalgia.
Report of the Multicenter Criteria Committee. Arthritis Rheum 1990; 33: 160-72.
2- Millea PJ, Halloway RL. Fibromyalgia. Am Fam Physician 2000; 1: 32-8.
3- Nemiah J, Sifneos PE. Psychosomatic ilness. Psychoterapy and Psychosomatics 1970; 18:
154-60.
4- Alexander F, French T, Pollock G. Psychosomatic specificity. Chicago: UCH Press; 1968.
5- Boulware DW, Schmid LD, Baron M. The fibromyalgia síndrome. Postgrad Med 1990; 87
(2): 211-4.
6- Reiffenberg D, Amundon L. Sìndrome de fibromialgia: una revisión. Am Fam Physician (ed
española) 1997; 4 (4): 195-202.
7- Yunus MB. Fibromyalgia syndrome. BMJ 1998; 298: 474-5.
8- Goldberg DL. Psychiatric and psychologic aspects of fibromyalgia syndrome. Rheum Dis
Clin North Am 1989; 15: 105-14.
9- Anderberg UM, Marteinsdottir I, Theorell T, von Knorring L. The impact of life events in
female patients with fibromyalgia. Eur Psychiatry 2000; 15 (5): 33-41.
10- Hench PK. Fibromyalgia, diagnosis and management. Rheum Dis Clin Norht Am 1989; 15:
115-34.
11- Collado A. fibromialgia, una enfermedad mas visible. Rev Soc Esp Dolor 2008; 8 (15):
517-20.
12- Buskila D, Sarzi P, Genetic aspects of fibromyalgia syndrome. Arthitis Rheum 2006; 8 (5):
218-20
13- Arnold LM, Hudson JL, Hess E. Family study of fibromyalgia. Arthritis Rheum 2004; 50
(3): 944-52.
14- russell IJ. Neurohormonal aspects of fibromyalgia syndrome. Rheum Dis Clin north Am
1989; 15: 149-67.
15- Caro X. Is there an immunologic component to the fibrositis syndrome? Rheum Dis Clin
North Am 1989; 15: 169-86.
16- Laylander JA. A nutrient/toxin interaction theory of the etiology and pathogenesis of
chronic pain-fatigue syndromes, part II. J Chronic Fatigue Syndrome 1999; 5 (1): 93126.
17- Reiffenberg D, Amundon L. Sìndrome de fibromialgia: una revisión. Am Fam Physician (ed
española) 1997; 4 (4): 195-202.
18- Villanueva VL, Valìa G, Cerdà V, Monsalve MJ, Bayona J, de Andrès J. Fibromialgia:
diagnòstico y tratamiento. El estado de la cuestión. Rev Soc Esp Dolor 2004; 11 (7):
430. 43.
-611º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

19- Calbrese L, Danao T, Camara E, Wilke W. Therapy of fibromyalgia and chronic fatigue
syndrome. Am Fam Physician 1992; 45: 1205-13.
20- Abeles M, Solitar BM, Pillinger MH. Update on fibromyalgia therapy. Am J Med 2008; 121:
555-61.
21- CSmythe HA. Studies on fibromyalgia: future directions. Br J Rheum 1995; 6: 143-50.
22- McCain GA, Bell D, Mai FM, Halliday P. A controlled study of the effects of a supervised
fitness training program on the manifestations of primary fibromyalgia. Arthritis Rheum
1988; 31: 1135-41.
23- Bennett RM, Clark S, Goldberg L, Nelson D, Bonafede RP, Porter J et alt. Aerobic fitness in
patients with fibrositis. Arthitis Rheum 1989; 32: 454-60.
24- Goldenberg DL. Multidisciplinary modalities in the treatment of fibromyalgia. J Clin
Psychiatry 2008; 69: 30-4.
25- Moral de la Rubia J, Retamales R. Estudio de validación de la escala de alexitimia de
Toronto TAS-20 en una muestra española. psicología. com [revista electrónica] 2000
Enero [citado 14 Agosto 2002]; 4 (1) [31 screens]. Disponible en: URL:
http://www. psiquiatria. com/psicología/vol4num1/art_4. htm
26- Pérez H, Cortés J, Ortíz S, Peña J, Ruiz J, Díaz A. Validación y estandarización de la
versión española de la escala Modificada de alexitimia de Toronto. Salud Mental 1997; 20
(3): 30-4.
27- Conde V, Valverde, JI. Escalas de evaluación para sintomatología psicopatológica en
trastornos angustiosos y depresivos. Madrid: Upjohn-Farma; 1984.
28- Otero J. Alexitimia: una revisión. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría
1999; 72: 587-96.
29- Taylor GJ, Bagby RM, Parker JD. The alexithymia construct. Psychotherapy and
Psychosomatics 1991; 32 (2): 153-64.
30- Otero J. hipótesis etiológicas sobre la alexitimia. Aperturas Piscoanalìticas [revista
electrónica] 2000 Abril [citado 1 Mayo 2000]; 4 [35 screens]. Disponible en: URL:
http://www. aperturas. org/4otero. html.
31- Páez D, Casullo MM. Cultura y alexitimia. Barcelona: Paidós; 2000.
32- Fernández VM. alexitimia. Elementos 1999; 35 (6): 25-7.
33- Von-Rad M. Alexithymia and symptom formation. Psychoterapy and Pychosomatics 1984;
42: 80-9.
34- Sifneos PE. The prevalence of alexithymic characteristics in psychosomatics patientes.
Psychoterapy and Psychosomatics 1973; 28: 255-62.
35- Sandin B, Chorot P, Santed MA, Jiménez P. Dimensiones de la alexitimia y estados
emocionales de ansiedad, depresión e ira. Psiquis 1996; 17 (1): 37-45.
36- Horton PC, Gewirtz H, Kreutter KJ. Alexithymia, state and trait. Psychoterapy and
Psychosomatics 1992; 58: 91-6.
37- Taylor GJ. Alexiythymia, state and trait. Psychoterapy and Psychosomatics 1993; 60:
211-2.
38- Houtveen JH, Bermond B, Elton MR. Alexithymia, a disruption in a cortical network. An
EEG power and coherence analysis. Journal of Psychophysiology 1997; 11 (2): 147-57.
39- Wise TN, Mann LS, Mitchel JD, Hryvniak M, Hill B. Secondary alexithymia: an empirical
validation. Comprehensive Psychiatry 1990; 31 (4): 284-8.
40- Myers LB. Alexithymia and repression: the role of defensiveness and trait anxiety.
Personality and Individual Differences 1995; 19 (4): 489-92.
41- Páez D, Casullo MM. Cultura y alexitimia. Barcelona: Paidós; 2000.
42- Fischer AR, Good GE. Men and psychoterapy: an investigation of alexithymia, intimacy
and masculine gender roles. Psychoterapy and Psychosomatics 1997; 34 (2): 160-70.
43- Espina A, Ortego MA, Ochoa I, Alemán A. alexitimia, familia y trastornos alimentarios.
Anales de psicología, 2001; 17 (1): 139-49.
44- Martínez-Sánchez F, Sánchez JA, Castillo JC, Gordillo E, Ortíz B. Rasgos alexitímicos en
pacientes de atención primaria. Psiquis 1997; 17 (1): 46-52.
45- Hendryx MS, Havilland MG, Shaw DG. Dimensions of alexithymia and their relationships
to anxiety and depression. Journal of Personality Assessment 1991; 56: 227-37.
46- Deary, I. J. , Scott, S. y Wilson, J. A. Alexithymia, neuroticism and medically unexplained
symptoms. Personality Individual Differences 1997; 22 (4): 551-64.
-711º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

FIBROMIALGIA: SU CORRELACIÓN CON alexitimia, DEPRESIÓN Y ANSIEDAD

47- Goldberg DL. Psychiatric and psychologic aspects of fibromyalgia syndrome. Rheum Dis
Clin North Am 1989; 15: 105-14.
48- Lesser IM, Ford CV, Friedman CTH, Alexithymia in somatising patients. gen Hosp
Psychiatry 1979; 1: 256-61.
49- Barenbaum H, Prince JD. Alexithymia and the interpretation of relevant information.
Emotion and Cognition 1994; 8 (3): 231-44.
50- García J, Garrido M, Rodríguez L. personalidad, procesos cognitivos y psicoterapia.
Madrid: Fundamentos; 1998.
51- Sandin B, Chorot P, Santed MA, Jiménez P. Dimensiones de la alexitimia y estados
emocionales de ansiedad, depresión e ira. Psiquis 1996; 17 (1): 37-45.
52- Freyberger H. Psychoterapeutic interventions in alexithymic patients. Psychoterapy and
Pychosomatics 1985; 44: 72-81.
53- Freyberger, H. Supportive psychotherapeutic techniques in primary and secondary
alexithymia, Psychotherapy and Psychosomatics 1977; 28: 180-90.
54- Taylor GJ. Alexithymia: concept, measurement and implications for treatment. Am J
Psychiatry 1984; 141 (6): 725-32.

-811º Congreso Virtual de psiquiatría. Interpsiquis 2010
www. interpsiquis. com - Febrero-Marzo 2010
Psiquiatria. com

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar