PUBLICIDAD-

Depresión e hipnosis.

Autor/autores: Claribel Suárez López
Fecha Publicación: 01/01/2003
Área temática: Bipolar, trastorno bipolar y trastornos relacionados .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

En la conferencia se hace referencia a la depresión y sus mecanismos cerebrales, la fisiología de la misma y los mecanismos bioquímicas del cerebro, Mas adelante se refiere a experiencias con hipnosis en pacientes deprimidos donde se ponen ejemplos claros sobre visualización imaginérica durante el trance hipnótico. Finalmente es combinada la hipnosis con las técnicas cognitivas conductuales.

Palabras clave: Depresión, Hipnosis, Técnicas cognitivas- conductuales


VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-2173

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

Depresión e hipnosis.

Claribel Suárez López.

Pofesora Asistente Dpto. Psicologia Médica.
Instituto Superior de Ciencias Médicas. Santiago de Cuba. Cuba

PALABRAS CLAVE: depresión, hipnosis, Tecnicas cognitivas- conductuales.

(KEYWORDS: Depression, Hypnosis, Behavioural- Cognitive technicians. )

[5/2/2003]


Resumen

En la conferencia se hace referencia a la depresión y sus mecanismos cerebrales, la fisiología de la misma y los mecanismos bioquímicas del cerebro, Mas adelante se refiere a experiencias con hipnosis en pacientes deprimidos donde se ponen ejemplos claros sobre visualización imaginérica durante el trance hipnótico. Finalmente es combinada la hipnosis con las técnicas cognitivas conductuales.

Abstract

In this speech, reference is made on depression and it cerebral mechanisms, the physiology of depression and the biochemical mechanisms of the brain , besides it refers to hypnosis experiences on depressed patients and clear examples are exposed about imaginary visualization , during the hypnotic trance. The ending is combined hypnosis with behavioural- cognitive technicians.

 



La depresión

La depresión es una terrible enfermedad psicosomática, la persona que la padece está inmersa en una gran tristeza y desánimo, existen en ella sentimientos de fracaso, se carece de esperanza y su futuro es negro.
Apenas tiene humor para decidir algo, su vida es plana, gris sin el color de los sentimientos placenteros. No desea vivir y a veces piensa en el suicidio como forma de salir, de evadir la realidad, se siente culpable, se ve inútil, incapaz y sin atractivo alguno, duerme poco, está continuamente cansado. Trabajar le cuesta mucho esfuerzo, presenta poco apetito y fácilmente se preocupa por cualquier problema físico. No tiene humor ni disposición para relacionarse con los demás. Se manifiesta en él un escaso interés por las relaciones sexuales, de las que apenas disfruta. Su preferencia es vivir metido en la cama, para pensar mejor y más en los sucesos trágicos que lo envuelven como nubes grises, densas y pesadas.
En la depresión aparece el estado depresivo de nivel neurótico y a nivel psicótico aparece el episodio Depresivo Bipolar y el episodio Depresivo Mayor,

La depresión. Mecanismos cerebrales.

En el cerebro existen unas sustancias químicas llamadas neurotansmisores que hacen el papel de "mensajeros entre las neuronas"; es a través de ellos que se transmite la información celular.

Hay muchos tipos de neurotransmisores, y cada uno tiene sus funciones. Los más relacionadosicon el problema que nos ocupa son los del grupo de las aminas: la serotonina, la dopamina, el GABA (ácido gamma aminobutírico). De la dopamina depende la sensación de bienestar y placer de la actividad normal y su déficit se relaciona con el estado depresivo. El GABA ó ácido gamma aminobutírico se relaciona no sólo con la depresión, sino también con los desórdenes de la ansiedad. Los bajos niveles de la serotonina producen la depresión y también aumentan la agresividad y la tendencia al suicidio y afectan la actividad motivacional y emocional. El déficit de adrenalina está relacionado con la falta de atención.

Cada actividad psicológica está instrumentada por una o varias clases de neurotransmisores y del nivel de funcionamiento de estos dependerá su grado de normalidad. De una deficitaria transmisión de serotonina, noredralina, el GABA y la dopamina se produce el síndrome o conjunto de conductas características de la depresión.

Fisiología.

La teoría neurobiológica de la depresión trata de explicar la misma a través de un déficit en el metabolismo de los neurotransmisores, para ello resume dos aspectos fundamentales:

a) La disminución de la biodisponibilidad de noradrenalina, serotonina y posiblemente dapomina a nivel de la sinápsis, que es detectada por los autoreceptores específicos alfa-2 presinápticos y 5-HT 1

b) Ante la imposibilidad de recuperar el flujo del neurotransmisor a nivel sináptico se presenta:Hipersensibilidad de los receptores postsinápticos, con el cual se espera que la escasa serotonina o noradrelina circulante produzca el mayor estímulo posible en estos receptores ácidos del neurotransmisor. Si el déficit de noradrenalina o serotonina persiste, el mecanismo compensatorio resulta insuficiente y aparecen los síntomas depresivos.

Pero en el hombre no sólo hay cerebro, sino también algo "misterioso", la psiquis, el yo psíquico, cuyo desarrollo depende del modo como cada persona ha realizado su vida, de los hábitos adquiridos, de los sistemas psíquicos de control aprendidos, del modo positivo o negativo de ver la vida, de cómo le han enseñado desde niño a mirar el mundo, de los modelos que ha imitado, de la cantidad de energía que puso en las distintas circunstancias, en fín de la propia filosofía de la vida de cada uno (Cano Vindel; Miguel Tobal 1999).

Tomando como punto de referencia estos planteamientos, estamos de acuerdo con García, V. (1998), pudiendo afirmar que la depresión es un estado de ánimo psíquico negativo, un comportamiento bioquímico aprendido y una natural condición deficiente de los componentes implicados en la neurotransmisión.

Puede resultar de un deficiente comportamiento bioquímico aprendido porque una conducta habitual reprimida impone tal ritmo de depresión a la actividad neuroquímica haciéndola que pase a ser "normal" o habitual tal actividad depresora.

 

 

El funcionamiento neurotransmisor se habitúa a la lentitud normalizándose en ese nuevo estado. La vulnerabilidad biológica puede ser incrementada por los traumas vitales o modulada por la personalidad del individuo.

De tal manera que podemos decir que tan importante es el factor neuroquímico como el estilo de vida (Ver memoria dependiente del estado). Si algún evento incide sobre nosotros y deprime la psiquis los mensajeros se deprimen, y por el contrario si los mensajeros por razones biológicas están deprimidos, la tendencia natural de la psiquis es deprimirse. Es decir que un déficit muy grave del proceso neurotransmisor arrastra a la psiquis a la depresión pero, la propia respuesta psíquica depresiva sirve para deprimir más el sistema neurotransmisor. Así va actuando uno sobre el otro proceso hasta meter al hombre en un gran pozo negro y, haciéndole vivir una vida completamente descolorida, invadido por una nube gris.

 

 

Experiencias en hipnosis con pacientes deprimidos

En estos casos es necesario activar la neurotransmisión que puede ser:

¨ Farmacológicamente
¨ Utilizando acupuntura, auriculocupuntura: para energéticamente activar la neurotransmisión. Shemmen, C7, H13, H14, , puntos de H en la oreja pues se responde a una deficiencia de H y C y el C atesora la mente.
¨ Simplemente con hipnosis en depresiones menores elevando su autoestima con formas de pensamiento y conductas liberadoras aprendidas.
¨ Puede utilizarse también la terapia floral.

Para ello se debe aprender a:

1. Identificar sus primeros síntomas depresivos y buscar la causa.

2. Ser capaz de ver esa nube gris que se acerca como su gran enemigo, que si le da paso cogerá fuerza y no podrá fácilmente salir de ella.

3. Crear mecanismos y nuevas habilidades para salir de la nube gris que se acerca, cambiando los pensamientos y conductas que hicieron que se instaurara la depresión.
Estas nuevas conductas, actitudes y pensamientos son objeto de estudio y aprendizaje con la ayuda del terapeuta.
Concibiendo al hombre holísticamente también podemos considerar la nutrición para incidir en la activación de la neurotransmisión: la ingestión de ciruelas, plátanos, chocolate y la evitación de carnes en exceso, favorecen de modo remoto la producción de serotonina.

El tratamiento con hipnosis se basa en la terapia cognitiva que se centra en el control de los pensamientos relacionados con las emociones y estados de ánimos negativos.

Con el propósito de elevar la autoestima de los pacientes se les infunde ánimo, para ello utilizó con mis pacientes algunos poemas entre ellos "tú puedes", "Tú eres el resultado de ti mismo" de Pablo Neruda; "La marioneta de trapo" de Gabriel García Márquez; Instrucciones para la vida, tomado del Mantra para la buena fortuna de Nepal y otros artículos. También las metáforas que lleven al paciente a ir más allá de su realidad siendo un hacedor de sus propios constructos terapéuticos. . Estas sugestiones indirectas son vitales para “forzar” al paciente e ir a su propia realidad y elevarse, abstraerse de ella y sacar las enseñanzas terapéuticas, pero sobre la base de la aceptación de su propia realidad y dirigido siempre este quehacer a la expulsión de los esquemas cognitivos que sirven de sustento a su cuadro depresivo en tanto pensamientos disfuncionales y esquemáticos .

Los poemas son leídos al paciente para lograr que este reflexione sobre ellos y a su vez eleve su autoestíma incidiendo en su pensamiento como retroalimentador del estado de ánimo.

Utilizó la visualización: Usted se ve con el ojo de la mente muy activo realizando todas las actividades que solia hacer, aquí se encuentra con su amigo secreto y ud le orienta qué debe hacer para sentirse como usted se siente ahora, porque ese amigo secreto tiene la misma situación por la que usted atravesó.

A través de la disociación se ponen en paralelo la mente consciente y la inconsciente, supuestamente él se siente feliz, contento y va a ayudar inconscientemente a ese amigo, que es él mismo; porque con quien conversará será con su yo interior e influirá en sus pensamientos, viene al caso aquello que dice que lo mucho repetido, terminarás creyéndolo.

También utilizo la visualización imaginérica de los órganos del cuerpo ligada a la Medicina Oriental que se basa en los canales energéticos del cuerpo.
Usted debe reconocer todos los órganos de su cuerpo mentalmente y debe ir captando como están sus energías.

 

 

Luego le pregunto cómo encontró cada órgano y le sugiero que él debe tratar de ir equilibrando su organismo en un nuevo recorrido que hará, es decir los órganos que presenten exceso de energía y los que presenten deficiencias, para ello cargará sus manos con la energía positiva de los árboles que se encuentren cerca.

 

 

Investigaciones en depresión

Se ha asociado la depresión a fenómenos, procesos, género y a determinadas patologías, pudiendo citar la relación que se establece entre depresión y estrés, depresión y género, la menopausia, se ha asociado a esta como fase del proceso vital de la mujer, se ha visto su relación con los antecedentes vasculares encefálicos, con la función tiroidea y con la neurotransmisión. Los neurotransmisores están involucrados en la depresión, es decir se ha dado importancia dentro de la investigación a la neurobiología de la depresión.

Mostrándose que no existe relación causa efecto entre los estresores sociales que involucran la calidad de vida, el estrés diario, las expectativas personales, la cultura, la postmodernidad, la crisis de valores, la escasez de oportunidades de trabajo, a la aparición de la sintomatología depresiva, consideramos oportuno señalar la existencia de una relación entre el estrés crónico y la enfermedad depresiva.

El estrés agudo causa reacciones de ajuste o trastornos de estrés postraumático, que pueden mostrar algún síntoma depresivo pero no alcanza a formar completamente el cuadro de la depresión.

Aunque esta no sea una relación causa efecto sino debido al aumento de la vulnerabilidad del individuo por su permanencia ante un estresor que perdura y que va disminuyendo su capacidad de adaptación limitando al individuo al nivel individual o laboral.

Se consideran extremadamente vulnerables las personas con rasgos de personalidad dependientes, rígidos, obsesivos y exigentes consigo mismos y obviamente aquellos que han sido víctimas de situaciones traumáticas en la infancia (violencia intrafamiliar, abuso sexual) o que poseen antecedentes de depresión en sus familiares.

Los síntomas depresivos son consecuencia de la interacción del contexto (medio ambiente), los estresores y el grado de vulnerabilidad biológica, psicológica y social del individuo

En el estado depresivo se ha observado un aumento de los niveles de cortisol, como se aprecia en el estrés crónico, esto permite explicar la existencia de síntomas compartidos por el estrés y la depresión

· Irritabilidad
· Aprehensión.
· Dificultad para relajarse.
· insomnio.

Estos síntomas aparecen como respuesta a una estimulación excesiva de los sistemas de sorotonina y noradelina y la incapacidad del sistema GABA-endorfinas para compensar la sobreestimulación del sistema nervioso autónomo y del sistema límbico.

Como mecanismo indirecto algunas personas acuden al alcohol o a las drogas para disminuir los síntomas del estrés crónico, cuyos efectos de sedación o estimulación del sistema nervioso central terminan por el desbalance a nivel de los neurotransmisores excitatorios (glucomato) o inhibitorios (GABA-endorfinas) y hacen más proclive al individuo a padecer la depresión, aún cuando por algún momento los síntomas depresivos puedan pasar inadvertidos por el abuso de alcohol y drogas.

Tomando en consideración estos elementos podemos plantear y sumarnos a la idea de Tellez, V, J, E. (1997) el cual plantea que la personalidad actuaría como un filtro y un modulador de la intensidad de los eventos vitales del individuo, que pueden estimular su predisposición genética a padecer la enfermedad depresiva (Tellez; V. J. E. 1997).

Respecto a la relación depresión y menopausia es de importancia señalar que al disminuir en esta fase los estrógenos, los cuales cumplen diferentes funciones bioquímicas a nivel del organismo femenino, inducen la producción de proteínas en las neuronas y se han descrito receptores específicos para los estrógenos en la hipófisis, el hipotálamo, la amígdala cerebral, el sistema límbico y la corteza frontal. Así mismo los estrógenos actúan sobre los sistemas de neurotransmisores cerebrales, como la serotonina, la noradrenalina, el GABA y los opioides cerebrales, responsables del tono afectivo.

 

 

A su vez los estrógenos disminuyen la monoaminooxidasa cerebral, enzima responsable del metabolismo de la serotonina y la noradrenalina, neurotransmisores cuyo déficit en la biodisponibilidad a nivel de la hendidura sináptica, parece explicar la aparición de síntomas depresivos.

Pudiendo considerarse que las depresiones en esta fase no sólo son resultado del desbalance estrogénico crónico, sino también debido a una alteración biomolecular multifactorial ya que en las depresiones moderadas o severas y en las reactivaciones de la enfermedad maniaco-depresiva sólo responden al tratamiento antidepresivo y no al tratamiento estrogénico.

En cuanto a depresión y género, se considera que es más frecuente en la mujer, aunque se diagnostica más tardíamente porque tiende a confundirse con el perfil psicológico de esta.

Se ha podido demostrar a través de investigaciones que las diferencias emocionales de la femeneidad parecen ser debidas a diferencias en la activación de áreas cerebrales específicas, diferentes a las que activa el hombre. Señalándose que las mujeres activan bilateralmente la corteza frontal inferior y orbital, en tanto los hombres activan la corteza frontal inferior y orbital izquierda.
Los resultados de esta investigación complementan los hallazgos clínicos que relacionan la enfermedad depresiva con una alteración del eje hipotálamo-hipófisis-suprarrenal, que explica en parte la alta frecuencia de episodios depresivos en el postparto, en la menopausia, en los períodos premenstruales y los originados por el uso de anticonceptivos.

Se señala en la bibliografía que a partir de la quinta década de la vida los llamados infartos cerebrales "silenciosos" constituyen una causa frecuente de síntomas depresivos. No menos frecuente se aprecia en la práctica clínica síntomas depresivos asociados a un mal funcionamiento del tiroides. El hipotiroidismo ha sido llamado "el gran simulador de la depresión" por su capacidad para mimetizar su sintomatología con el espectro depresivo.

 

 

El proceso cognitivo- conductual y la depresion . tratamiento combinado con hipnosis

Sobre las depresiones específicamente el análisis funcional de la depresión se puede realizar sobre los tres niveles de cognición: los eventos cognitivos, los procesos cognitivos y las estructuras o esquemas cognitivos (postulados silenciosos).

1. Los eventos cognitivos: la existencia de la llamada triada cognitiva (visión de uno mismo, del mundo exterior y de su futuro). De manera general la visión y sus actitudes, su proyección de y hacia estos aspectos por el paciente deprimido es negativo.

2. Los procesos cognitivos: son aquellos relacionados con el proceso de la información y causales de las distorsiones cognitivas. Evaluación de la realidad sobre la base de interpretaciones erróneas, las llamadas distorsiones cognitivas.

Si bien las distorsiones cognitivas son en teoría infinitas y varían según cada persona, en la práctica clínica se encuentran algunos patrones constantes y los más frecuentes encontrados son los mecanismos de: abstracción selectiva, la inferencia arbitraria, la personalización, la generalización, el pensamiento dicotónico, etc.

3. Los esquemas cognitivos: reglas o postulados básicos que organizan la toma y la organización de la información. Los procesos son comparables a los descritos por Piaget como asimilación de esquemas sensoriomotores.
El proceso cognitivo-conductual durante la depresión es como sigue:

· SUCESO-Algo ha sucedido, alguien hace algo (COMPORTAMIENTO) y uno se da cuenta de las graves consecuencias que esto tiene para él o algún ser querido.

· Entonces los SENTIMIENTOS que de ellos se derivan se manifiestan corporalmente (EMOCIONES).

· Las emociones hacen que surja y se desarrolle el ESTADO DE ANIMO correspondiente.

· El estado de ánimo hace que DESCIENDA EL UMBRAL DEL recuerdo. Es decir que cualquier estímulo se asocia al acontecimiento desagradable.

· El recuerdo pone en marcha el pensamiento.

· Surge el DIALOGO INTERIOR-RECURRENTE-CIRCULAR-OBSESIVO. El estado de ánimo que acompaña al recuerdo hace que piense una y otra vez sobre lo mismo.

· Intensificándose LA FUERZA DEL ESTADO DE ANIMO (que el pensamiento la ha alimentado).

· Al tener más fuerza el estado de ánimo DESCIENDE MAS EL UMBRAL DEL recuerdo, y el pensamiento se apodera día y noche de la mente de la persona que vive esta situación.

· Esto hace que la persona PERCIBA SU FUTURO NEGRO y vea su situación sin solución.

Entre los pensamientos disfuncionales que podemos encontrar en las personas depresivas se encuentran:

· El pensamiento polarizado o el principio de todo o nada: se catalogan a las personas o las cosas en categorías extremas, como buenas, o como malas, sin términos medios.
· La generalización excesiva.
· El filtro mental.
· El deber como una constante vital.
· El terror del adivino.

Tratamiento:

Al realizar el tratamiento combinado con hipnosis, éste debe basarse fundamentalmente en el CONTROL DE LOS PENSAMIENTOS que son los que provocan las EMOCIONES y con esto según plantea García, V. L, 1998, se deja de alimentar la hoguera del estado de ánimo.
En la terapia se utilizan dos procedimientos de control: el de la racionalización y el de parada y sustitución: dejar de pensar en el problema pensando en otras cosas o poniéndose a hacer algo que distraiga.
Practicando esto sistemáticamente se adquiere el hábito de dominio y control de la mente. Al bloquear los pensamientos que entristecen a la persona, dejamos sin razón de ser al estado de ánimo depresivo.

 

 

Bibliografía

1. Bermejo; M. A. hipnosis y modificación de conducta 2002: (1-13 ) España. Disponible en : URL: www.  psiquiatría. com
2. Cano V. AO; Tobal; J J M. "Ansiedad y estrés". 1999, 5 (2-3) 129-143.
Disponible : URL: www. psiquiatria. com
3. Tellez; V; J. E. R Neurobiología de la depresión. Revisiones neuropsiquiátricas. Febrero. 1997; (2): (3-12 )
4. E. De Rosa, F Linares. terapia cognitivo comportamental de los trastornos por ansiedad. Disponible: http: //www. psiquiatria. com
5. Interpsiquis 2002: ( 1-9 )
6. Garcia Vega, Luis , terapia comportamental y depresion, 1998:(1-12)

Comentarios/ Valoraciones de los usuarios



¡Se el primero en comentar!