PUBLICIDAD
Última actualización web: 29/01/2022

El cine como herramienta ilustrativa en la enseñanza de los trastornos de la personalidad.

Autor/autores: María de los Ángeles López Ortega
Fecha Publicación: 01/03/2009
Área temática: Trastornos de la Personalidad .
Tipo de trabajo:  Conferencia

RESUMEN

El cine es considerado el séptimo arte. Es una forma excitante de expresión, de comunicación, de entretenimiento y también de aprendizaje. Sobre este último punto se expondrán algunos casos en los que algunas películas pueden ayudar a la comprensión de los trastornos de la personalidad. Los expertos en personalidad han encontrado que existen rasgos de personalidad, los cuales son pautas duraderas en la forma de percibir, relacionarse y pensar acerca del entorno y de uno mismo y que se hacen presentes en una los contextos sociales y personales. Solamente cuando los rasgos de personalidad son inflexibles y no permiten que el individuo se adapte a su contexto social, y cuando causan un deterioro funcional significativo o malestar subjetivo, puede diagnosticarse un trastorno de la personalidad.

Existen varios trastornos de la personalidad, en el aula resulta difícil que los alumnos vean en vivo y en directo casos clínicos, los libros son una fuente invaluable de información que ayudan a la descripción de casos clínicos, pero que necesitan que las personas que los leen vayan imaginando lo ahí descrito; así que resulta una buena idea hacer uso de películas como herramientas para ilustrar de manera visual las características que tienen las personas que padecen algún trastorno de la personalidad. En esta conferencia se describirán a diversos personajes de películas famosas que ilustrarán diversos trastornos de personalidad y que serán una herramienta invaluable en la enseñanza y aprendizaje tanto de psiquiatras como de psicoterapeutas.

Palabras clave: Cine, Personalidad, Trastornos de la personalidad

-----
Para más contenido siga a psiquiatria.com en: Twitter, Facebook y Linkedl.

VOLVER AL INDICE

Url corta de esta página: http://psiqu.com/1-4236

Contenido completo: Texto generado a partir de PDf original o archivos en html procedentes de compilaciones, puede contener errores de maquetación/interlineado, y omitir imágenes/tablas.

El cine como herramienta ilustrativa en la enseñanza de los trastornos de la
personalidad

Movies as an illustrative tool in teaching personality disorders
M. P. H. María de los Angeles López Ortega

Resumen
El cine es considerado el séptimo arte. Es una forma excitante de expresión, de
comunicación, de entretenimiento y también de aprendizaje.
Sobre este último punto se expondrán algunos casos en los que algunas películas pueden
ayudar a la comprensión de los trastornos de la personalidad.
Los expertos en personalidad han encontrado que existen rasgos de personalidad, los cuales
son pautas duraderas en la forma de percibir, relacionarse y pensar acerca del entorno y de
uno mismo y que se hacen presentes en los contextos sociales y personales.
Solamente cuando los rasgos de personalidad son inflexibles y no permiten que el individuo
se adapte a su contexto social, y cuando causan un deterioro funcional significativo o
malestar subjetivo, puede diagnosticarse un trastorno de la personalidad.
Existen varios trastornos de la personalidad, en el aula resulta difícil que los alumnos vean
en vivo y en directo casos clínicos, los libros son una fuente invaluable de información que
ayudan a la descripción de éstos, pero que necesitan que las personas que los leen vayan
imaginando lo ahí descrito; así que resulta una buena idea hacer uso de películas como
herramientas para ilustrar de manera visual las características que tienen las personas que
padecen algún trastorno de la personalidad.
En esta conferencia se describirán a diversos personajes de películas famosas que ilustrarán
diversos trastornos de personalidad y que serán una herramienta invaluable en la enseñanza
y aprendizaje tanto de psiquiatras como de psicoterapeutas.
Palabras clave: personalidad, cine, trastornos de la personalidad

Abstract
Cinema is considered as the seventh fine art. It is an exciting way of expression,
communication, entertainment and learning.
About this last point, there will be exposed some cases in which some films can help the
better comprehension of the personality disorders.
Experts in personality have found that there exist some personality traits, which are lasting
characteristics in the way of perceiving, having relations and thinking about the
environment and one self and that represent in the social and personal contexts.
1

Only when the personality traits are inflexible and do not permit that the person can adapt
to his social context, and when they cause a functional significant deterioration or
subjective discomfort, can it be diagnosed as a personality disorder.
There are several personality disorders that can be hard to be observed by the students in
the classroom in a direct way; books are an invaluable source of information that help the
description of the study of clinical cases, but they need that learners imagine while they
read the described situation. So it results a good idea to make use of movies as tools to
illustrate visually the features of the people who suffer a personality disorder.
In this lecture there will be described different characters of famous pictures that will show
diverse personality disorders that will be a priceless tool for psychiatrists and
psychotherapists in their apprenticeship.
Key words: personality, movies, personality disorders
El cine como herramienta
Para los psiquiatras, psicoterapeutas y psicólogos resulta primordial aprender acerca de los
trastornos de la personalidad; por lo general las herramientas que se utilizan en el salón de
clase para la enseñanza son los estudios de casos clínicos y la lectura de libros.
En esta conferencia se quiere proponer otra importante herramienta para facilitar el
aprendizaje de los trastornos de la personalidad: El cine.
El cine es muy eficaz para transmitir mensajes, pues construye realidades a través de la
escenografía y las actuaciones de los protagonistas, que exageran o simplifican nuestros
instintos, intuiciones y facultades para el manejo de conflictos; puede ser un medio muy
efectivo para sensibilizar los conocimientos que guardamos en nosotros para negociar y
mediar. El uso de simbolismo, la alegoría y la metáfora están presentes en el cine y parecen
ser herramientas suficientemente útiles para la enseñanza. Estas manifestaciones, al no
requerir de una excesiva elaboración intelectual, entran en nosotros más directamente. (1)
El cine es, entre todos, el medio de comunicación más integral que existe. Introduce sus
mensajes mediante imágenes, palabras, música y silencios. Aprovecha ese especial estado
psicofisiológico del espectador (estado físico y fascinación sensorial) que lo hace más
receptivo a sus comunicaciones. (2)
Recientemente la psicología ha utilizado la técnica conocida como "cine-debate" para
distintos fines que van desde la enseñanza hasta la terapia; para este fin se le conoce como
"cinematerapia", la cual se aplica a diversos temas de salud mental y el espectador valora
visualmente la interacción de los personajes en un ambiente determinado que lo va
envolviendo emocionalmente, lo que hace que más tarde el paciente pueda aplicar ese
aprendizaje en su vida diaria.

2

Este trabajo se enfocará en el cine-debate, el cual es una técnica de grupo que se vale de la
proyección un filme o un video determinado que posteriormente se discute con la ayuda de
un moderador, de preferencia un especialista en la materia. (3)
El cine-debate tiene varias etapas: En la primera fase (presentación) se pretende interesar a
los alumnos o al público mediante una breve orientación sobre la película (en este caso se
orienta brevemente acerca del trastorno de la personalidad), señalando algunos aspectos que
se deseen discutir más tarde. Después de ser proyectada, un moderador (el profesor) dirige
el debate, en el cual se integra la información ofrecida y el filme, canalizando los acuerdos,
desacuerdos, interrogantes, comentarios e inquietudes de la audiencia. (4)
No siempre es fácil diagnosticar algún tipo en específico de trastorno de la personalidad,
hay ocasiones en las que éstos se pueden confundir porque algunos trastornos tienen
características similares, también es posible que algún personaje de los expuestos en este
artículo, tenga más de algún tipo de trastorno. También es posible que cada estudiante tenga
una percepción diferente de los personajes: Cada película brinda un mensaje diferente y
para cada persona este mensaje puede iluminarlo de manera particular. Siendo una forma
artística, la obra no está terminada sin el espectador. (5) Por lo tanto es de vital importancia
terminar siempre con el debate para el enriquecimiento tanto a nivel intelectual como
personal con las percepciones que cada quien tuvo de los casos expuestos.
Los trastornos de la personalidad
El término personalidad se usa en muchas formas. Puede referirse a todo lo que se sabe
acerca de una persona o a lo que es único en alguien o lo típico de una persona. El
significado popular incluye rasgos como el atractivo social y la atracción de los demás.
Pero, desde un punto de vista científico, todos tienen una personalidad. Simplemente es
nuestra naturaleza psicológica individual. Para simplificar, se puede pensar en una
identidad personal del individuo. (6)
Los trastornos de la personalidad son problemas que el sujeto posee arraigados en su
carácter y que, por tanto, empieza a manifestar con claridad en su juventud o principio de la
adultez. No obstante, muchas veces existen antecedentes de dichos problemas o "rasgos
disfuncionales" del temperamento en la infancia. (7)
Los rasgos disfuncionales son aspectos del comportamiento, de la percepción de los demás,
del manejo ante la vida o de la autoestima (es decir, de los grandes ámbitos en los que nos
desenvolvemos todos con nuestro carácter) que provocan sufrimiento en uno mismo y/o en
los otros. Son "formas de ser" constantes, que no obedecen a un mal momento concreto
sino que están muy arraigadas en el individuo. (7)
Según los aspectos que estén generando sufrimiento se podrá hablar de un trastorno de la
personalidad o de otro, sabiendo que lo más normal es una mezcla entre diferentes tipos. (7)
En la práctica clínica psiquiátrica los términos carácter y personalidad se han usado en
forma intercambiable. (8) Para el propósito de esta discusión se podrá diagnosticar un

3

trastorno de la personalidad de acuerdo a la definición que da el Manual diagnóstico y
estadístico de los Trastornos Mentales IV, DSM-IV:
"A Un patrón permanente de experiencia interna y de comportamiento que se aparta
acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto. Este patrón se manifiesta en
dos (o más) de las áreas siguientes:
1. cognición (p. ej. , formas de percibir e interpretarse a uno mismo, a los demás y a
los acontecimientos)
2. afectividad (p. ej. , la gama, intensidad, labilidad y adecuación de la respuesta
emocional)
3. actividad interpersonal
4. control de los impulsos
B. Este patrón persistente es inflexible y se extiende a una amplia gama de
situaciones personales y sociales.
C. Este patrón persistente provoca malestar clínicamente significativo o deterioro
social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad del individuo.
D. El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se remonta al menos a la
adolescencia o al principio de la edad adulta.
E. El patrón persistente no es atribuible a una manifestación o a una consecuencia de
otro trastorno mental.
F. El patrón persistente no es debido a los efectos fisiológicos directos de una
sustancia (p. ej. , una droga, un medicamento) ni a una enfermedad médica (p. ej. ,
traumatismo craneal). " (9)
En este trabajo se abordarán los siguientes tipos de trastornos de la personalidad:
1. trastorno paranoide de la personalidad
2. trastorno esquizoide de la personalidad
3. trastorno esquizotípico de la personalidad
4. trastorno antisocial de la personalidad
5. trastorno límite de la personalidad
6. trastorno histriónico de la personalidad
7. trastorno narcisista de la personalidad
8. trastorno de la personalidad por evitación
9. trastorno de la personalidad por dependencia
10. trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad
Películas que ayudan a ilustrar los trastornos de la personalidad
trastorno paranoide de la personalidad
A las personas con este trastorno se les puede describir como sumamente desconfiadas,
creen que todo el mundo les quiere hacer daño, por lo que nunca bajan la guardia, siempre
están a la defensiva, todo el tiempo están buscando comprobar sus hipótesis de que
cualquier persona o cosa representa un peligro para ellas.
De acuerdo al DSM-IV para diagnosticar este trastorno se necesita:
4

A. Desconfianza y suspicacia general desde el inicio de la edad adulta, de forma que
las intenciones de los demás son interpretadas como maliciosas, que aparecen en
diversos contextos, como lo indican cuatro (o más) de los siguientes puntos:
1. sospecha, sin base suficiente, que los demás se van a aprovechar de ellos, les van a
hacer daño o les van a engañar
2. preocupación por dudas no justificadas acerca de la lealtad o la fidelidad de los
amigos y socios
3. reticencia a confiar en los demás por temor injustificado a que la información que
compartan vaya a ser utilizada en su contra
4. en las observaciones o los hechos más inocentes vislumbra significados ocultos
que son degradantes o amenazadores
5. alberga rencores durante mucho tiempo, por ejemplo, no olvida los insultos,
injurias o desprecios
6. percibe ataques a su persona o a su reputación que no son aparentes para los demás
y está predispuesto a reaccionar con ira o a contraatacar
7. sospecha repetida e injustificadamente que su cónyuge o su pareja le es infiel
B. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una
esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro
trastorno psicótico y no son debidas a los efectos fisiológicos directos de una
enfermedad médica. (9)
Para ejemplificar este trastorno se sugiere la película Te doy mis ojos, filme español del
2003 del director Icíar Bollaín. El personaje de Antonio interpretado por el actor Luis
Tosar, es al que se deberá prestar atención para comprender la personalidad paranoide, ya
que le hace la vida imposible a su pareja, llamada Pilar y a su hijo Juan. Hay varias escenas
impactantes que muestran como es un sujeto paranoico, una de ellas es en la que va
Antonio, Pilar y Juan en el coche; (debido a las palabras altisonantes en el diálogo original
entre los personajes sólo se va a parafrasear lo que dijeron) Antonio va quejándose de su
hermano, de cómo se siente explotado por éste a raíz de que le ayuda a construir un chalet y
cómo, según él, su hermano se aprovecha; entonces Antonio le pregunta a su esposa qué
piensa, y ésta le contesta, "Nada"; Antonio le pregunta en un tono más exaltado, "¡Cómo
que nada! ¿En qué estás pensando?", y Pilar le responde de nuevo, "Nada"; entonces
Antonio ya muy agresivo le dice, "¡Cómo que nada! ¡Pilar no me mientas! ¿Qué estás
pensando que soy un fracasado porque me va peor que a mi hermano?"; Pilar le contesta,
"No" y Antonio replica, "¿Cómo que no? ¿En qué estás pensando?" Pilar contesta, "Que no
estoy pensando en nada", a lo que Antonio responde parando el coche, "O me dices en que
estás pensando o no nos movemos en toda la noche". Unos segundos después Antonio
siente muchas ganas de golpear a su esposa y para evitarlo él se baja y patea y golpea el
coche varias veces, se nota el miedo y el terror de Pilar y Juan que aun se encuentran dentro
del carro.
En esta escena se aprecia que la actriz Laia Marull, quien interpreta a Pilar, hace una
extraordinaria actuación que nos permite visualizar que efectivamente la esposa no estaba
pensando nada, de hecho se veía muy cansada y el que está obsesionado con que todo el
mundo piensa mal y se quiere aprovechar de él es Antonio.

5

Los individuos paranoides viven en un estado de amargura y frustración constantes, del que
culpan a los demás por sus continuas agresiones -siempre según su distorsionado punto de
vista-. A medida que se sienten más solos, más hostiles y huraños se tornan, con lo que se
produce un círculo vicioso por el que todavía reprochan más a los otros su situación y, en
consecuencia, los demás se alejan en mayor medida. No sólo los paranoides están
frustrados afectivamente -sobre todo, por ser ellos tan hostiles y espantar a los demás-, sino
que también sienten rabia porque les gustaría destacar, despuntar mucho por encima de la
gente. Esto es debido a un proceso de desapego o desvinculación afectiva fruto de sentir a
los demás como enemigos: dicho de otra forma, sería como pensar que ellos no necesitan a
nadie porque valen mucho más, y que además se van a vengar de los otros por haberles
perjudicado tanto. (7)
Esta película contiene muchas otras escenas en las que Antonio interroga cada una de las
acciones de Pilar, hay mucha violencia doméstica y también se puede apreciar que a su vez
Antonio sufre con su forma de ser; no es feliz, hace intentos por cambiar pero no lo logra.
Walter Riso dice que una de las formas de reconocer a un paranoide es que éste tenderá a
menospreciar sus logros económicos y profesionales, para asegurarse de que no persiguen
su patrimonio; su repertorio está lleno de "por qués" (en la escena sugerida el repertorio
está lleno de, "¿qué piensas?") tratando de entender las motivaciones de los demás; estará
al pendiente de la actitud que toma su pareja hacia personas del sexo opuesto (coqueteos,
miradas, insinuaciones), para evaluar si es fiel o no. Asimismo, la persona que sea la pareja
del paranoide terminará sintiendo un vacío y tendrá la desagradable sensación de que dio
más de lo que recibió. (10)
trastorno esquizoide de la personalidad
A las personas esquizoides les gusta estar solas, les disgusta la compañía o la interacción
con los demás, estás desapegadas emocionalmente de las personas a su alrededor.
De acuerdo al DSM-IV para diagnosticar este trastorno se necesita:
A. Un patrón general de distanciamiento de las relaciones sociales y de restricción de
la expresión emocional en el plano interpersonal, que comienza al principio de la
edad adulta y se da en diversos contextos, como lo indican cuatro (o más) de los
siguientes puntos:
1. ni desea ni disfruta de las relaciones personales, incluido el formar parte de una
familia
2. escoge casi siempre actividades solitarias
3. tiene escaso o ningún interés en tener experiencias sexuales con otra persona
4. disfruta con pocas o ninguna actividad
5. no tiene amigos íntimos o personas de confianza, aparte de los familiares de primer
grado
6. se muestra indiferente a los halagos o las críticas de los demás
7. muestra frialdad emocional, distanciamiento o aplanamiento de la afectividad

6

B. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una
esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro
trastorno psicótico y no son debidas a los efectos fisiológicos directos de una
enfermedad médica. (9)
Para mostrar el trastorno esquizoide, se sugiere la película Pequeña Miss Sunshine/Little
Miss Sunshine, producción de los Estados Unidos de Norteamérica del 2006, dirigida por
Jonathan Dayton y Valerie Faris. El personaje a analizar se llama Dwayne, interpretado por
el actor Paul Dano, quien es una persona solitaria que ha hecho un voto de silencio hasta
que no logre entrar a la academia militar, ya que quiere ser piloto aviador. Ya lleva 9 meses
sin dirigirle la palabra a nadie y cuando le es estrictamente necesario comunicarse utiliza
una libreta para escribir sus opiniones o sus pensamientos. Una de sus notas dice que odia a
todos, su tío le pregunta que si a su familia también la odia y el subraya "a todos".
Considera que su familia es un infierno. Cuando su papá alaba su gran disciplina y
determinación con sus objetivos de no hablar hasta que logre entrar a la academia, se puede
apreciar que a Dwayne le importa poco el comentario (no lo halaga). Está distanciado de
los miembros de la familia, pasa todo su tiempo encerrado en su cuarto leyendo (Es un
admirador de Friedrich Nietzsche), muestra frialdad emocional, un ejemplo de esto es
cuando su hermana está feliz de que va a participar en un certamen de belleza infantil y los
demás miembros de la familia comparten la alegría de la hermana, Dwayne se comporta
frío y distante como si no le importara nada.
Walter Riso dice que el estilo esquizoide se hace más evidente cuando se le enfrenta a
temas como el amor, la amistad, la pasión, las fantasías y la compasión; es decir, aquellas
cuestiones donde el factor humano y la sensibilidad cobran más fuerza. Cuando una
persona se acerca más a un esquizoide, éste se alejará más, y cuando más amable sea una
persona con ellos, más distante será su comportamiento. Sus respuestas emocionales
tenderán a ser planas y poco expresivas. No disfrutará mucho de las relaciones íntimas; las
aceptará a regañadientes, siempre y cuando, no haya compromiso. Será una persona
solitaria con pocos amigos y una historia afectiva, sueños y vida interior muy pobre. (10)
Otra película para ilustrar este trastorno es Cómo suicidarse sin morir en el intento/Wilbur
wants to kill himself, coproducción danesa, ingles, sueca y francesa del 2002, del director
Lone Scherfig. Al principio de este filme el personaje de Wilbur, interpretado por el actor
Jamie Sives, intenta suicidarse y es internado en una clínica psiquiátrica en donde recibe
terapia grupal. Además de tener una evidente depresión, y un enorme vacío existencial,
Wilbur es un esquizoide que todo el tiempo demuestra como no le agrada la gente, es
incapaz de comprometerse, hace comentarios ofensivos a las personas y no le importa herir
sus sentimientos.
Estas personas alcanzan un cierto equilibrio en la medida en que están libres de interactuar
con los demás. El problema es que viven en una sociedad y esta manera de ser no es viable,
porque siempre se necesita un mínimo trato con otros seres humanos aunque sea
únicamente para desenvolverse de una manera adecuada. En situaciones en donde se hace
indispensable la interacción social es cuando el esquizoide sufre su problema -aunque él no
lo califique como tal-, porque su enorme frialdad y su apatía para interactuar son un
7

auténtico muro en su trato con los otros, que pueden reaccionar bien con extrañeza, por
considerar a estas personas raras o excéntricas, bien con comprensión o bien de una manera
agresiva. (7)
trastorno esquizotípico de la personalidad
A los individuos con este trastorno de la personalidad suelen ser etiquetados por los demás
como extraños o raros, no sólo en su manera de pensar o de sentir sino también en su forma
excéntrica de hablar, de vestir o comportarse frente a diferentes situaciones de la vida
común; tienden a presentar ideas, creencias o pensamientos raros, mágicos o excéntricos,
como las supersticiones, la clarividencia o la telepatía.
Los criterios de diagnóstico que sugiere el DSM-IV para este trastorno son:
A. Un patrón general de déficit sociales e interpersonales asociados a malestar agudo
y una capacidad reducida para las relaciones personales, así como distorsiones
cognoscitivas o perceptivas y excentricidades del comportamiento, que comienzan al
principio de la edad adulta y se dan en diversos contextos, como lo indican cinco (o
más) de los siguientes puntos:
1. ideas de referencia (excluidas las ideas delirantes de referencia)
2. creencias raras o pensamiento mágico que influye en el comportamiento y no es
consistente con las normas subculturales (p. ej. , superstición, creer en la clarividencia,
telepatía o "sexto sentido"; en niños y adolescentes, fantasías o preocupaciones
extrañas)
3. experiencias perceptivas inhabituales, incluidas las ilusiones corporales
4. pensamiento y lenguaje raros (p. ej. , vago, circunstancial, metafórico,
sobreelaborado o estereotipado)
5. suspicacia o ideación paranoide
6. afectividad inapropiada o restringida
7. comportamiento o apariencia raros, excéntricos o peculiares
8. falta de amigos íntimos o desconfianza aparte de los familiares de primer grado
9. ansiedad social excesiva que no disminuye con la familiarización y que tiende a
asociarse con los temores paranoides más que con juicios negativos sobre uno mismo
B. Estas características no aparecen exclusivamente en el transcurso de una
esquizofrenia, un trastorno del estado de ánimo con síntomas psicóticos u otro
trastorno psicótico o de un trastorno generalizado del desarrollo. (9)
Para mostrar este trastorno se sugiere la película El gran pez/Big Fish, filme de los Estados
Unidos de Norteamérica del 2003 del director Tim Burton. El personaje de Ed Bloom,
interpretado por Albert Finney (cuando el personaje es adulto mayor) y por Ewan
McGregor (cuando el personaje es joven), inventa una historia paralela de su vida en un
mundo mágico, donde conoce gigantes, realiza grandes pruebas de heroísmo y gracias a
esto se gana el corazón de la mujer con la que se quiere casar y en el transcurso de la vida
adulta sigue contando más historias fantasiosas que hace que su hijo ya no pueda distinguir
entre las historias reales de la familia y las que son producto de la imaginación de su padre.
Sin embargo al final de la película le hacen creer al espectador que es mejor que le cuenten

8

historias fantásticas a que conozca la verdad contada de una forma aburrida. En la película
en ningún momento le dan un tratamiento al personaje como si tuviera un trastorno de la
personalidad, sino como si tuviera un don de creatividad. Definitivamente Ed Bloom no es
una persona normal y es un buen ejemplo para ilustrar el trastorno esquizotípico de la
personalidad.
Las personas con este trastorno se comportan de una forma un poco extraña y tienen
creencias inusuales (extraterrestres, brujería, etc. ). En el caso de la película sugerida, el
personaje cree en un pez gigante que persigue durante varios años. Estas personas se
aficionan tan fuertemente a estas creencias que esto los aísla de las relaciones
interpersonales normales. (11) En la película se ve que el hijo estaba distanciado de su papá
(Ed Bloom) porque le desespera oír una y otra vez las historias fantasiosas que le cuenta.
trastorno antisocial de la personalidad
Las personas con personalidad antisocial (en otro tiempo llamada psicopática o
personalidad sociopática), la mayor parte de las cuales son hombres, muestran desprecio
insensible por los derechos y los sentimientos de los demás. Explotan a otros para obtener
beneficio material o gratificación personal (a diferencia de los narcisistas, que creen que
son mejores que los otros). Característicamente, tales personas expresan sus conflictos
impulsiva e irresponsablemente. Toleran mal la frustración y, en ocasiones, son hostiles o
violentas. A pesar de los problemas o el daño que causan a otros por su comportamiento
antisocial, típicamente no sienten remordimientos o culpabilidad. Al contrario, racionalizan
cínicamente su comportamiento o culpan a otros. Sus relaciones están llenas de
deshonestidades y de engaños. La frustración y el castigo raramente les ocasionan la
modificación de sus conductas. (12)
De acuerdo al DSM-IV los criterios para diagnosticar este trastorno con:
A. Un patrón general de desprecio y violación de los derechos de los demás que se presenta
desde la edad de 15 años, como lo indican tres (o más) de los siguientes ítems:
1. fracaso para adaptarse a las normas sociales en lo que respecta al comportamiento legal,
como lo indica el perpetrar repetidamente actos que son motivo de detención
2. deshonestidad, indicada por mentir repetidamente, utilizar un alias, estafar a otros para
obtener un beneficio personal o por placer
3. impulsividad o incapacidad para planificar el futuro
4. irritabilidad y agresividad, indicados por peleas físicas repetidas o agresiones
5. despreocupación imprudente por su seguridad o la de los demás
6. irresponsabilidad persistente, indicada por la incapacidad de mantener un trabajo con
constancia o de hacerse cargo de obligaciones económicas
7. falta de remordimientos, como lo indica la indiferencia o la justificación del haber
dañado, maltratado o robado a otros
B. El sujeto tiene al menos 18 años.
C. Existen pruebas de un trastorno disocial que comienza antes de la edad de 15 años.
D. El comportamiento antisocial no aparece exclusivamente en el transcurso de una
esquizofrenia o un episodio maníaco. (9)
9

Para el trastorno antisocial de la personalidad un buen ejemplo es Naranja Mecánica/A
clockwork orange, coproducción del Reino Unido y de los Estados Unidos de Norteamérica
de 1971, del aclamado director Stanley Kubrick, en el que el personaje de Alex,
interpretado por el actor Malcolm McDowell, es el protagonista, y reúne muchas de las
características del trastorno: es violento, disfruta del sufrimiento de los demás, no muestra
remordimientos hacia el sufrimiento que causa a las personas que agrede, es deshonesto
hasta con sus propios amigos, le gusta pelear. El principio de la película es lo que mejor
ilustra este trastorno, Alex y su banda se burlan y golpean salvajemente a un indigente,
después van a buscarle pleito a otra banda de salvajes muchachos y terminan en una
violenta pelea. Asaltan la casa habitación de un escritor y abusan sexualmente de una
mujer.
Cabe destacar que en todo momento se aprecia que tanto Alex como los muchachos de su
banda disfrutan de la violencia extrema, de la ultra-violencia como ellos mismos la llaman,
Al principio de la película, se nota que siempre están buscando emociones fuertes como
manejar temerariamente y huir de la policía, hacen uso de la mentira para engañar a sus
víctimas y luego abusar de ellas.
Las personas antisociales, necesitan emociones intensas para sentirse vivas y equilibradas:
les gusta oír música con los decibelios por las nubes, conducir rápido, probar distintos tipos
de drogas, practicar sexo duro o tirarse en paracaídas; si pudieran vivir en una montaña rusa
lo harían. No sólo tienen baja tolerancia a la frustración, que los lleva rápidamente a la
agresión, sino que también mantienen una baja tolerancia al aburrimiento, que los impulsa a
buscar conductas extremas para sentir más. (10)
Al personaje de Alex le gustaba mucho oír con muy alto volumen a Ludwig van Beethoven
y mientras golpea a sus víctimas canta y baila la canción "Singin' in the Rain".
Otra película que se sugiere para mostrar este trastorno es Sin Lugar para los débiles/No
country for old men; película de los Estados Unidos de Norteamérica del 2007, dirigida por
los hermanos Ethan Coen y Joel Coen. El personaje que tiene el trastorno de la
personalidad antisocial es Anton Chigurh, interpretado por el actor español Javier Bardem.
Anton comete una serie de homicidios violentamente sin mostrar el menor remordimiento,
es capaz de todo con tal de lograr lo que se propone, se muestra insensible hacia los demás.
En la brillante actuación de Javier Bardem se puede apreciar la cara de satisfacción del
personaje cuando mata violentamente a alguna de sus víctimas, nada lo detiene, va
dispuesto a todo. También se nota que aun cuando el personaje de Anton se lastima no
muestra que sufra con el dolor. Miente en repetidas ocasiones, pone en juego la vida de las
personas decidiendo en un volado si viven o mueren.
De acuerdo al psicólogo Walter Riso, los antisociales, más que valientes, son temerarios, no
evalúan el peligro real y convierten la audacia en una actitud irresponsable que pone en
peligro la integridad propia y la ajena; no procesa el miedo de manera adecuada: lo

10

ridiculiza o simplemente no lo detecta. Un antisocial se siente orgulloso de ser así y además
lo disfruta. (10)
Esta conducta temeraria se puede apreciar tanto en el personaje de Alex, como en el de
Anton Chigurh, quienes pueden poner en peligro sus propias vidas con tal de conseguir lo
que desean y seguir disfrutando de la violencia y el sufrimiento de los demás.
Otra película que sirve para mostrar el trastorno antisocial es Inocencia Interrumpida/Girl
Interrupted producción de los Estados Unidos de Norteamérica, de 1999, dirigida por
James Mangold. El personaje a analizar es el de Lisa Rowe, interpretada por Angelina
Jolie. Al regresar Lisa a un hospital psiquiátrico se puede apreciar que al principio los
custodios la llevan a fuerza, ella lucha por zafarse, una vez adentro se muestra de mejor
humor y empieza a saludar a sus antiguas compañeras internadas en el hospital, segundos
más tarde ve a la nueva interna (Susanna Kaysen, interpretada por Winona Ryder) y se
pone fuera de sí, se mete a la fuerza al cuarto de esta, la encierra y la arrincona
violentamente, haciéndole muchas preguntas que Susanna no puede contestar debido a que
se encuentra muy asustada y no sabe qué es lo que le pasa a Lisa, al fin interviene el
personal del hospital y la logran sacar de ahí. Durante la película se aprecia como Lisa
manipula a los demás, se escapa en repetidas ocasiones del hospital psiquiátrico, abusa
psicológicamente de sus compañeras del hospital. Hay otra escena en donde Lisa hace otra
entrada violenta en el hospital, roba un diario que llevaba Suzanna, en donde ésta escribía
sus sentimientos y de cómo es su vida en el hospital, y lo lee en voz alta para que las demás
pacientes se enteraran de los secretos de Suzanna.
También el personaje de Nicky Santoro (interpretado por el actor Joe Pesci) en la película
Casino/Casino, tiene el trastorno antisocial de la personalidad. Este filme es una
coproducción de los Estados Unidos de Norteamérica y de Francía, de 1995, dirigida por
Martin Scorsese. Nicky es un mafioso que es el brazo derecho de Sam 'Ace' Rothstein,
intepretado por Robert De Niro. Nicky se dedica a robar joyas y estafa a los clientes del
casino de Ace, no le importa maltratar la propiedad privada, no puede acatar las leyes,
siempre que tiene oportunidad viola las reglas, es temerario, no le importa involucrar a
terceras personas en sus negocios ilegales. Tiene problemas para controlar la ira, es
sumamente violento; hay una escena en donde se ve que un cliente de un casino tiene un
comportamiento grosero con el personaje de San "Ace" Rothstein cuando éste le pide
prestado un bolígrafo, entonces Nicky sale en defensa de éste y se lanza contra el cliente
encajándole la pluma fuente en el cuello varias veces y pateándolo hasta dejarlo
prácticamente muerto y sollozando. Cuando Nicky lo tiene en ese estado, ridiculiza a su
víctima, se burla y no muestra el menor remordimiento por lo que hizo. El mismo Ace
describe de la siguiente forma a Nicky: "No importa que tan grande pueda ser un tipo,
Nicky se enfrentaba a él. Si le das un puñetazo a Nicky, él viene con un bate. Si le das una
puñalada, él regresa con una pistola. Y si le das con una pistola, lo mejor será que lo
mates, porque él regresará una y otra vez hasta que uno de los dos termine muerto".

11

Trastorno Límite de la personalidad
Diversos autores utilizan el término borderline (límite) desde hace más de un siglo para dar
cuenta de un grupo de pacientes que se identifican básicamente por constituir una patología
de frontera o de borde entre la neurosis y la psicosis. La primera vez que aparece el término
borderline es en 1884. En ese año, Hughes designa así a los estados borderline de la locura.
Los define como "personas que pasaron toda su vida de uno a otro lado de la línea". El
trastorno de personalidad límite se incorporó al DSM en 1980. El trastorno de personalidad
límite se caracteriza por una hiperreactividad/impulsividad con rasgos del estado de ánimo,
más otros síntomas que afectan al pensamiento y a la percepción, el concepto de sí mismo,
las relaciones, etc. Involucra inestabilidad no sólo del humor, sino también de la percepción
de sí mismo, de los otros, de las relaciones, de la firmeza de la conducta, del autocontrol,
etc. (13)
Los criterios para diagnosticar este trastorno de acuerdo al DSM-IV son:
Un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, la autoimagen y la
efectividad, y una notable impulsividad, que comienzan al principio de la edad adulta y se
dan en diversos contextos, como lo indican cinco (o más) de los siguientes ítems:
1. esfuerzos frenéticos para evitar un abandono real o imaginado. Nota: No incluir los
comportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.
2. un patrón de relaciones interpersonales inestables e intensas caracterizado por la
alternancia entre los extremos de idealización y devaluación.
3. alteración de la identidad: autoimagen o sentido de sí mismo acusada y persistentemente
inestable.
4. impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo (p. ej. ,
gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida). Nota: No
incluir los comportamientos suicidas o de automutilación que se recogen en el Criterio 5.
5. comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de
automutilación.
6. inestabilidad afectiva debida a una notable reactividad del estado de ánimo (p. ej. ,
episodios de intensa disforia, irritabilidad o ansiedad, que suelen durar unas horas y rara
vez unos días)
7. sentimientos crónicos de vacío.
8. ira inapropiada e intensa o dificultades para controlar la ira (p. ej. , muestras frecuentes de
mal genio, enfado constante, peleas físicas recurrentes).
9. ideación paranoide transitoria relacionada con el estrés o síntomas disociativos graves.
(9)
Cabe aclarar que ha sido particularmente controvertido definir la frontera entre el trastorno
de personalidad límite y el trastorno bipolar, más aún cuando muchos autores dudan de la
existencia del diagnóstico "borderline" (límite). Jorge Luis Maggio publicó un estudio
llamado "Bipolaridad en el trastorno de personalidad límite" en el que afirma que en
pacientes con inestabilidad afectiva e impulsividad, a menudo es difícil determinar si estos
síntomas ocurren dentro del contexto de episodios concretos, si representan un patrón
estable de funcionamiento o son una combinación de ambos. Son difíciles de clasificar los
12

pacientes que tienen comportamientos de mala adaptación social persistente e inestable y
además síntomas afectivos intermitentes. Puede ser problemático hacer un diagnóstico en
evaluaciones transversales, porque los pacientes con ambos trastornos pueden presentar
síntomas similares en un momento dado. Algunos autores sugieren que muchos pacientes
diagnosticados como trastorno de personalidad Límite (BPD) son mejor descriptos como
trastorno Bipolar, que la clasificación bipolar es demasiado reducida, o que el BPD debería
ser considerado como una variante de los trastornos afectivos. Otros presentan evidencia
que confirma al BPD como un constructo válido. Parece haber suficiente evidencia para
considerar que el trastorno de personalidad Límite sea un diagnóstico válido. (13)
Para ilustrar este trastorno sugiero la película Atracción Fatal/Fatal Attraction, producción
de los Estados Unidos de Norteamérica de 1987, dirigida por Adrian Lyne. Este filme trata
de un hombre casado llamado Dan Gallagher, interpretado por el actor Michael Douglas,
que aprovecha la ausencia de su esposa durante algunos días para tener una aventura
extramarital de un fin de semana con Alex Forrest, interpretada por la actriz Glenn Close.
En esta escena se puede apreciar que esta mujer es muy impulsiva para tener relaciones
sexuales con este casi desconocido y se muestra muy seductora, haciéndole creer a Dan que
es la mujer perfecta. Después de ese fin de semana, al regresar la esposa de Dan a su hogar,
éste le dice a Alex que ya no la puede ver porque está casado, lo que provoca la ira de Alex,
transformándola en una mujer sin control de sus emociones, lo cual la hace bastante
peligrosa no sólo para Dan sino para su hija y esposa también. A partir de este momento el
personaje de Alex muestra una total inestabilidad afectiva, de la euforia se va a la
irritabilidad, y de ahí a la profunda tristeza. Hay una escena en la que secuestra por algunas
horas a la hija de Dan, a la cual lleva a un parque de diversiones, se sube con ella a la
montaña rusa y luego regresa a la niña a casa y tiernamente le pide un beso de despedida.
Más tarde se ve a Alex peleando a golpes con Dan, hasta el punto de casi matarlo con un
cuchillo de la cocina. Hay otra escena en la que Alex va a casa de los Gallagher a matar a la
esposa de Dan, después de un discurso ilógico, se automutila, haciendo unas cortadas en la
pierna y luego salta para intentar acuchillar a la esposa de Dan.
El personaje muestra un claro vacío existencial, idealiza al personaje de Dan (siente que no
vale ella nada sin el amor de éste, por eso hace hasta lo imposible por conseguirlo), tiene
serios problemas con el control de la ira, suele ser violenta y se deprime con facilidad.
La personalidad límite no tratará de esconder su manera de ser, por el contrario, se mostrará
abierta y descarada. Inmediatamente se notan las fluctuaciones emocionales, la necesidad
de agradar y algunos comportamientos paradójicos y contradictorios. La persona limítrofe
busca sexo y experiencias fuertes, así como compañeros o compañeras de carácter que le
sigan la corriente. (10)
Otra película que ya había sido mencionada antes, pero que también sirve para mostrar el
trastorno límite de la personalidad es Inocencia Interrumpida/Girl Interrupted producción
de los Estados Unidos de Norteamérica, de 1999, dirigida por James Mangold. En esta
ocasión el personaje a analizar es el de Susanna Kaysen, interpretada por Winona Ryder,
quien es una escritora que tiene que ser internada en una clínica psiquiátrica debido a un
intento de suicidio. Susanna se deprime con mucha facilidad, sus estados de ánimo son muy

13

inestables. Fuma mucho, le gusta tener relaciones sexuales ocasionales, se nota que detesta
y les guarda rencor a sus padres, a quienes los acusa de hipócritas, no sigue las normas
sociales (en la escena que muestra se graduación se ve que Susanna se queda dormida en
plena ceremonia y no escucha cuando la llaman para que recoja su premio en el pódium,
hay otra escena en donde están celebrando el cumpleaños de su papá y Susanna no se viste
apropiadamente para el evento, lo cual disgusta a su madre), también hay escenas en donde
se aprecia como se enoja con mucha facilidad. No hay nada en su vida que la llene (tiene un
estado crónico de vacío). Hay una escena en la que el psiquiatra de la clínica es quien le da
el diagnóstico acerca de su trastorno de personalidad y lo dice en frente de sus padres.
Una persona con estas características será impulsiva, emocionalmente inestable, paradójica,
caprichosa, insegura, autodestructiva y con tendencia a crear adiciones, entre otras
conductas disfuncionales. Su temperamento será imprevisible y caprichoso. (10)
Otro personaje con este trastorno de personalidad es el de Aileen Wuornos, interpretada por
Charlize Theron, en la película Monster Asesina en Serie/Monster, coproducción de los
Estados Unidos de Norteamérica y de Alemania, del 2003, dirigida por Patty Jenkins. Está
basada en un hecho real. Aileen es una prostituta, con un enorme vacío existencial que
quería ser una gran estrella de cine como Marilyn Monroe, y pensaba que algún día sería
descubierta, así que erróneamente se acostaba con cuanto hombre se le pusiera por enfrente,
pero para su desilusión todos la trataban como prostituta y pagaban por sus servicios en
lugar de amarla y volverla famosa como ella quería. Esta vida la lleva a tener pensamientos
suicidas y decide gastarse los últimos cinco dólares que tenía y luego se iba a matar, pero
entonces conoce por casualidad a Selby, una joven lesbiana que viene a darle sentido a su
vida, pero que también le causará muchos problemas. Un día Aileen es brutalmente
golpeada por un cliente que intenta tener una relación sádica con ella. Aileen logra liberarse
del amago en la que la tenía ese tipo y lo mata, a partir de ese momento Aileen decide ya no
dedicarse a la prostitución y quiere encontrar un trabajo decente, pero por desgracia su falta
de preparación académica, su falta de educación y su explosivo carácter no le permiten
conseguir empleo, así que no le queda más remedio que volver a dedicarse a la prostitución,
pero debido al trauma y a su trastorno límite de personalidad se convierte en una asesina en
serie. Hay una escena en la que Aileen va a pedir empleo, se presenta a la entrevista y
acaba perdiendo los estribos, llegando a insultar al entrevistador porque no consigue el
trabajo que ella quería como secretaria en un bufete jurídico (el entrevistador le explica que
para ser secretaria tiene que saber mecanografiar, saber de computación tener un título
universitario y que algunas hasta se especializan en derecho; obviamente Aileen no cubría
ninguno de los requisitos). Hay otra escena en la que se encuentran Aileen y Selby en un
restaurante, esta última fuma un cigarro y es reprendida por el gerente del establecimiento y
entonces Aileen se pone furiosa y tiene otro arranque incontrolable de ira y empuja e
insulta al señor.
El personaje de Aileen tiene varias de las características del trastorno límite de la
personalidad: es impulsiva, tiene problemas con el control de la ira, hace lo que sea con tal
de que su pareja (Selby) no la abandone, es adicta al cigarro, bebe mucho alcohol, es muy
inestable emocionalmente, gasta imprudentemente el dinero y lo único que le da sentido a
su vida es Selby.

14

Otra película útil para mostrar este trastorno es el de La guerra de los Roses/The war of the
Roses, producción de los Estados Unidos de Norteamérica, de 1989, dirigida por Danny De
Vitto El personaje a analizar es el de Barbara, intepretada por la actriz Kathleen Turner,
quien al principio de la película aparece en una subasta y se puede apreciar lo impulsiva
que es para gastar dinero al comprar una pieza de arte y ganársela a los demás. Más
adelante también se puede ver que es impulsiva para tener relaciones sexuales, se
encapricha con algo (en esta película con una casa y con su negocio de comida) y no
descansa hasta obtenerlo pase lo que pase. Después de ciertos años de matrimonio se
vuelve inestable en la relación con su esposo y pasa de idealizarlo a odiarlo y hasta desearle
la muerte. Tiene cambios bruscos en su estado de ánimo, no puede controlar su ira, es
violenta, llega a experimentar sentimientos de vacío, sobre todo en el momento en que se
desilusiona de su matrimonio y su única razón de vida es la casa por la cual lucha con uñas
y dientes hasta autodestruirse.
trastorno histriónico de la personalidad
Las personas con este trastorno son emotivas en exceso, les agrada llamar la atención,
siempre están al pendiente de su aspecto personal, hacen dramas por cualquier situación.
Los criterios para diagnosticar este trastorno de la personalidad de acuerdo al DSM-IV son:
Un patrón general de excesiva emotividad y una búsqueda de atención, que empiezan al
principio de la edad adulta y que se dan en diversos contextos, como lo indican cinco (o
más) de los siguientes ítems:
1. no se siente cómodo en las situaciones en las que no es el centro de la atención.
2. la interacción con los demás suele estar caracterizada por un comportamiento
sexualmente seductor o provocador.
3. muestra una expresión emocional superficial y rápidamente cambiante.
4. utiliza permanentemente el aspecto físico para llamar la atención sobre sí mismo.
5. tiene una forma de hablar excesivamente subjetiva y carente de matices.
6. muestra autodramatización, teatralidad y exagerada expresión emocional.
7. es sugestionable, por ejemplo, fácilmente influenciable por los demás o por las
circunstancias.
8. considera sus relaciones más íntimas de lo que son en realidad. (9)
Para ilustrar el trastorno de la personalidad histriónica, recomiendo la película Lo que el
viento se llevó/Gone with the wind, película de los Estados Unidos de Norteamérica, hecha
en 1939 y dirigida por Victor Fleming. El personaje de Scarlett O'Hara, interpretada por la
actriz Vivien Leigh, se muestra todo el tiempo seductora, es excesivamente emotiva, muy
cuidadosa de su a

Comentarios de los usuarios



No hay ningun comentario, se el primero en comentar